cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Doce ideas para intentar remontar

Voces representativas de la pluralidad de l iozquierda comparten sus recetas con Público

PUBLICO Madrid 09/01/2011 09:46 Actualizado: 09/01/2011 16:58

Inés Sabanés, diputada de IU en la Asamblea de Madrid.

Inés Sabanés, diputada de IU en la Asamblea de Madrid.

01. Carlos Mulas

Director de la Fundación Ideas (PSOE). Profesor de economía en la Universidad Complutense.

El director del laboratorio de ideas del PSOE, Carlos Mulas-Granados, considera que la izquierda tiene que ser “valiente” y reconocer que en el nuevo marco de la globalización “no es viable regresar a las esencias de la socialdemocracia tradicional”.

“Necesitamos ofrecer un socialismo innovador y moderno, que se plasme en un nuevo contrato social de derechos pero también de deberes”, explica este economista ascendente en el PSOE.

“Ofrecer un socialismo innovador y moderno, de derechos pero también de deberes”El valor de la igualdad juega un papel esencial en la propuesta de este nuevo relato, pero no sólo en su concepción filosófica, sino también como oportunidad económica: “La igualdad es un motor de crecimiento y el intento de conquistarla abre muchos nuevos sectores económicos que generarán empleo y crecimiento”.

02. Ludolfo Paramio

Investigador del CSIC y del Ortega y Gasset. Autor de La socialdemocracia y ex asesor de Zapatero.

“La izquierda tiene un problema de credibilidad, en parte porque en la década de 1990 se impuso la visión de Tony Blair de dar prioridad a las oportunidades individuales por encima de las solidaridades colectivas”, apunta Ludolfo Paramio, uno de los intelectuales más respetados en el PSOE, que dirigió el gabinete de análisis de José Luis Rodríguez Zapatero en La Moncloa entre 2004 y 2008. Y añade: “Blair tenía partes buenas, pero no se trata sólo de aumentar los ascensores, sino de subir el suelo”.

“Encontrar un relato creíble de salida de la crisis manteniendo el modelo social”

Ahora, prosigue, “hay que reconstruir el barco en alta mar” y para ello urge “encontrar un relato creíble de salida de la crisis manteniendo el modelo social”. Para ello cree básico “encontrar liderazgos capaces de contar, por ejemplo, que la izquierda puede reducir el déficit sin heridas sociales”.

03. Ignacio Urquizu

Profesor de sociología de la UCM. Dirige un curso sobre la socialdemocracia en el siglo XXI.

A juicio de este joven e influyente sociólogo, la gran tarea de la izquierda es “replantear el Estado del bienestar”. Y no solo como consecuencia de la crisis económica, sino “por los grandes cambios sociales de las últimas décadas”.

“Replantear el Estado del Bienestar dando prioridad a las políticas que aporten igualdad”“Debería ponerse el foco en las grandes desigualdades, que afectan sobre todo a niños, mujeres y ancianos, y dar prioridad a las políticas que aporten igualdad”. Ello implica, advierte, asumir que “no todo el dinero público genera igualdad” y pone como ejemplo el gasto universitario, que en su opinión en realidad genera desigualdad porque los más pobres apenas se benefician de esta gran inversión del Estado.Urquizu también juzga prioritario “que los ciudadanos y los parlamentos recuperen el poder político que han ido acumulando los expertos”.

04. Inés Sabanés

Fundación europa de los ciudadanos (IU). Diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid.

Entre los esfuerzos “titánticos” que la izquierda debe realizar si quiere recuperarse, destaca, en opinión de la presidenta del principal ‘think-tank’ de IU, “revisar en profundidad los métodos y formas de los partidos tradicionales”. Con un fin: “introducir la radicalidad democrática”.

“Revisar los métodos de los partidos para introducir radicalidad democrática”Sabanés considera que ello es básico para volver a conectar con los ciudadanos y sumar “a todos los que defienden una alternativa a la hegemonía del pensamiento conservador y sus valores”.

La receta de la diputada de IU en Madrid supone una visión de la izquierda “menos dogmática e identitaria”, que se centre en construir “redes” alrededor de distintas causas que no exijan un compromiso con una cosmovisión cerrada y global. “Hoy tejer es más importante que los grandes discursos”.

05. Vicenç Navarro

Catedrático de la Pompeu Fabra. Autor de El subdesarrollo social de España.

El catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra y profesor de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University (EEUU) es quizá una de las mayores autoridades universitarias del mundo socialdemócrata. Y en su opinión habría que empezar por desandar parte de lo andado últimamente: “La razón más importante de la crisis de la socialdemocracia en Europa (incluyendo España) es la incorporación de las propuestas liberales que han alienado a sus bases electorales”.

“Desprenderse de los elementos liberales que han alienado a sus bases electorales”A su juicio, “la enorme influencia de los poderes económico y financiero limita los espacios de la socialdemocracia.” “Cumplir sus compromisos les llevaría a unas políticas de enfrentamiento que ni siquiera consideran”, concluye.

06. Matt Browne

Asesor electoral del partido laborista. Investigador del Center for American Progress (EEUU).

No es que una de las figuras emergentes de la izquierda anglosajona —asesor electoral del laborismo y referente del principal think-tank demócrata en EEUU— niegue la magnitud de los retos a que deben enfrentarse los progresistas para recuperar influencia. Ni mucho menos. Pero, según Matt Browne, el punto de partida pasa por un cambio de mentalidad: “Hay que recuperar la autoestima y la mentalidad de ganadores. Esto es una parte importante del problema: a los electores no les gustan los perdedores”.

A su juicio, este giro no debería ser difícil porque la izquierda “tiene las mejores políticas y las más eficientes, también para salir de la crisis”. Browne considera básico que la izquierda sea “honesta” y asuma que hay que hacer reformas.

07. Enrique Santiago

 Secretario de Refundación de IU. Abogado especializado en derechos humanos.

El dirigente de IU que coordina el proyecto para refundar la formación política y abrirla a nuevos sectores considera prioritario “recuperar la capacidad de incidencia de los sistemas democráticos porque no sólo se está desmontando el Estado del bienestar, sino el Estado mismo”.

Por ello, urge “reconstruir un internacionalismo que genere espacios supranacionales más amplios en la UE y en el mundo”. “Un proyecto de izquierdas no puede sobrevivir en un solo país de la Unión porque las fuerzas para desmantelar el Estado del bienestar están totalmente coordinadas”.

Esta situación excepcional justifica en su opinión la construcción de coaliciones —no necesariamente orgánicas— que reúna a todos los interesados en “darle la vuelta a las políticas liberales”.

08. Reyes Montiel

Presidenta de la fundación Equo.  Ex diputada de IU en la Asamblea de Madrid.

“Dejar atrás los dogmas del siglo XIX y empezar a mirar al siglo XXI”

“Las explicaciones enlatadas ya no sirven. La izquierda ha perdido pie en explicar qué pasa y si no se entiende qué pasa, no puede ofrecer soluciones”, opina la ex diputada de IU en Madrid, que acaba de incorporarse al nuevo proyecto ecologista de Juan López de Uralde.
Esta premisa exige ponerlo todo en cuestión: las formas de los partidos, los análisis, las propuestas… “Es básico dejar atrás los dogmas del siglo XIX y empezar a mirar al siglo XXI”, recalca Montiel, irónica: “Ya no sirve eso de que son las 5 de la tarde porque lo dice el comité central”.

“La sociedad tiene que ver que la izquierda es útil y demasiadas veces parecemos marcianos”, añade la ex diputada, que defiende que el discurso ecológico debe pasar a ser un elemento central de la propuesta.

 

09. Sami Naïr

Catedrático de la universidad de parís 8 . Ex eurodiputado socialista
y ex asesor de Lionel Jospin.

“Plantearse qué significa ser de izquierdas y ello exige entender el mundo”“Lo fundamental, hoy, es plantearse y definir qué significa ser de izquierdas”, sostiene uno de los intelectuales más respetados de la izquierda europea. Podría parecer algo demasiado teórico, pero el catedrático insiste: la crisis de la izquierda no arranca ahora, sino con la “contrarrevolución de Reagan y Thatcher”, cuando “se quedó sin discurso de emancipación y se limitó a tener estrategias para conquistar el poder”.

Naïr, que está preparando un libro sobre cómo está decepcionando la izquierda, cree que si no hay discurso, el resto es accesorio: “Quizá gane alguna elección, pero a los seis meses ya hará las políticas de sus adversarios”. A corto plazo, el catedrático sugiere apostar por un plan neokeynesiano que a su juicio sólo es viable a escala europea.

10. Josep Fontana

Catedrático emérito de la UPF. Historiador de referencia del siglo XIX y XX en España.

Josep Fontana avisa que conviene “revisar cómo y por qué los elementos de una democracia formal conquistada con tanto esfuerzo y con tanta lucha han llegado a corromperse hasta el punto de alejar progresivamente la práctica política de las aspiraciones y necesidades de la mayoría”.

“Revisar a fondo la democracia para que sea realmente reoresentativa”“Que esta mayoría pueda acabar votando, como está sucediendo regularmente, a aquellos políticos que se proponen despojarle de sus derechos sociales en provecho de los beneficios empresariales indica que hay que revisar a fondo los mecanismos del sistema para descubrir cómo se ha apartado de sus objetivos y ver el modo de repararlo con el propósito de establecer una democracia realmente participativa”. Simultáneamente, la prioridad debe ser oponerse “al brutal avance de la desigualdad”.

11. Jaime Pastor

Profesor de ciencia política de la UNED. Dirigente de Izquierda Anticapitalista.

“Tejer espacios de encuentro mestizo de todas las resistencias al neoliberalismo”

“El gran reto de todas las izquierdas es cómo romper el sentido común dominante del TINA [‘There Is No Alternative’]”, admite uno de los referentes de los movimientos sociales más alternativos. Si no se logra, añade citando al filósofo esloveno Slavoj Zizek, se mantendrá “el permanente estado de excepción económico y social”. Por ello es tan urgente en su opinión “tejer espacios de encuentro mestizo de todas las resistencias al neoliberalismo”.

“No hablo de fusiones, sino de alianzas de geometría variable y muy horizontales que, empezando por lo local, vayan buscando propuestas comunes”, subraya Pastor, quien recalca que hay que prestar atención a los “laboratorios” que han surgido en América Latina.

 

12. James K. Galbraith

Economista de la Universidad de Texas. Entrevista: Pere Rusiñol

James K. Galbraith, estadounidense de 58 años, es uno de los más renombrados economistas “heterodoxos” en EEUU. Heterodoxo es ya una etiqueta que, incluso en la América de Barack Obama, se aplica también a la tradición keynesiana que tanto tuvo que ver en la construcción del Estado del bienestar. Uno de sus más lúcidos exponentes fue John Kenneth Galbraith, colaborador de John F. Kennedy y uno de los grandes economistas del siglo XX, cuya estela sigue ahora su hijo James, formado en Harvard, Yale y Cambridge, y profesor de la Universidad de Texas, que atiende a Público por teléfono desde EEUU.

¿Qué tendría que hacer la izquierda para recuperar el poder en a UE?

 Me temo que tardará muchísimo en hacerlo, suponiendo que lo logre.

Si Obama sigue al frente de la primera potencia, ¿por qué no puede conseguirse algo parecido en la UE?

Obama despertó una gran ilusión en el mundo progresista, que se ha ido transformando en una gran desilusión. Le quedan muy pocos elementos progresistas. Pero incluso si Obama fuera lo que creíamos, el problema de Europa sigue siendo profundo: la derecha tiene una gran presencia en las instituciones de la UE y particularmente en los elementos clave, como el Banco Central. El margen es muy estrecho.

Pero las elecciones permiten alterar la situación actual, que es consecuencia de que en la gran mayoría de países gobierna la derecha.

El problema es que toda la política gira alrededor de las elecciones y estas tienen pocas consecuencias de calado. La gente vota, pero nada cambia, salvo en cuestiones muy menores. No hay margen para modificar lo importante.

¿Y qué es lo importante?

Reducir el poder económico y político del sector financiero, que empuja para desmantelar el Estado del bienestar. El Estado debería poder controlar a los poderes económicos,pero es el sistema financiero el que controla el Estado.

“Urge reducir el poder del mundo financiero”¿Cómo puede intentarse en un solo país en la era de la globalización?

Toda la izquierda debería estar pensando en cómo lograr este objetivo en los tiempos actuales. Y no sólo la izquierda: me atrevería a decir que la gente de buena voluntad. Pero, al mismo tiempo, la globalización no debe ser una excusa para no hacer nada: algunos países han hecho cosas interesantes, sobre todo en América Latina, donde ha avanzado la democracia. ¿Cómo se ha conseguido? Volvemos a lo mismo: parando los pies al poder financiero y siendo persistentes en el compromiso para la mejora social.

Pero con la situación de asedio que atraviesa la UE, ¿es realmente factible?

Se puede ser todo lo gradualista que se quiera, pero con un rumbo claro: si se quiere salir de la crisis y avanzar en la democracia, necesariamente hay que reducir el poder de los bancos. Hoy, los bancos mandan más que los gobiernos. Si no lo cambiamos, ni se saldrá de la crisis ni se recuperará la izquierda.

 

Anuncios

10 enero, 2011 - Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, ECONOMIA, Sin categoría | , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: