cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Manifiesto contra los babosos.

Manifiesto contra los babosos.

Es lo que tienen las nuevas tecnologías: uno acaba por enterarse de todo.

Nada escapa a la cámara oculta, ni al teléfono móvil que todo lo oye. Tarde o temprano todo se sabe.

De ahí que el bueno de Il follatoreesté en el candelero por obra y gracia de su agitada vida sexual.

Y vaya por delante que la vida sexual de nadie no nos interesa en absoluto o al menos no debiera interesarnos, pero tratándose de un primer ministro,

aunque en este caso sea de otro país y debido a aquello de las barbas de tu vecino pero sobre todo a la galería de personajes que habitan el nuestro,

pues eso; que el peligro de contagio es más real que la peste financiera irlandesa tan temida por estos lares, más por cacareada por los agoreros de la extrema derecha, que por el hecho objetivo en sí.

Y es que en esta estafa continuada y continuada y continuada… y no sabemos dónde, cuándo y cómo terminará;

lo único real o al menos aparentemente real son los miles de parados que ha generado esta nueva coyuntura donde los mismos continúan ganando y ganando más.

Y vemos día a día cómo los logros de tres generaciones se envuelven en una bandera del color del dinero y se echan a la basura donde serán triturados y olvidados y repudiados por las nuevas generaciones.

Los rojos ya no tienen cabida en este mundo donde los pobres y desheredados van ocupando día a día más espacio

y poco a poco nos vamos acostumbrando a sus harapos del mismo modo que nos acostumbramos

a las borracheras del ministro, los polvos del juez, la chulería del banquero, el chantaje del jefe

y, hasta el olor del coño de la nueva musa televisiva que por obra y gracia de la telebasura acaba sentada en nuestra mesa como uno más de los nuestros.

Veo trabajadores que rebajan sus salarios y están contentos. Veo a las hordas clamando por un cambio de gobierno como si en ello estuviera la piedra filosofal.

Leo la prensa y solo encuentro propaganda y mentiras sobre un bienestar que no existe. Veo el fútbol y en ello el reflejo de una vida donde las injusticias son ley y orden. Veo culpables que nunca han estado en prisión.

Veo rencor para ocultar la memoria: la derecha se ha salido con la suya. Con el tiempo las nuevas generaciones denostarán nuestro pasado y alabarán su presente y su futuro aunque no sean libres, excepto para comprar.

Y veo cómo las matemáticas se cargan de razón y como dijera Arquímedes no engañan.

Y si no, hagan la cuenta de los años trabajados, pero sobre todo hagan la cuenta a partir de los cincuenta cuando la inmensa mayoría de los trabajadores han sido amortizados, ganan demasiado dinero y son despedidos o jubilados de forma anticipada.

Hagan la cuenta y comparen su pensioncita, no con la de un ex presidente, que les dará un mal; con la de un desgraciado que ha currado cuarenta años.

Y si a ello le añadimos los que nunca llegarán a cumplir los previstos 67 años, cabe pensar que alguien nos está engañando.

Los que leímos a Aldous Huxley en la juventud tenemos motivos más que fundados para estar muy cabreados.

22 enero, 2011 - Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, NOTICIAS ALTERNATIVAS | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: