cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Una querella amenaza a las agencias de rating en España

Una decena de abogados llevará ante la Audiencia Nacional a Moody’s, Standard and Poor’s y Fitch.

Sostienen que su “conflicto de intereses” perjudicó al erario público y a los ahorradores

PERE RUSIÑOL MADRID 21/02/2011 06:00

Los máximos ejecutivos de Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s, en Washington, en abril de 2009. bloombeRG

Los máximos ejecutivos de Fitch, Moody’s y Standard & Poor’s, en Washington, en abril de 2009. bloombeRG

Una decena de abogados ultima una querella criminal contra las grandes agencias de calificación por intentar, de forma reiterada, “alterar los precios en los mercados” en beneficio propio y de sus clientes con un grave perjuicio económico para el erario público y los pequeños ahorradores.
 
La querella se presentará muy probablemente esta misma semana en la Audiencia Nacional, por la vía de la acusación popular y con el impulso de varias organizaciones, y trata de replicar en Europa iniciativas emprendidas en EEUU por la propia Fiscalía.

Todos los informes oficiales de radiografía de la crisis, incluyendo los recientes del Congreso de EEUU y del FMI, señalan el papel clave de las agencias de rating en el origen del crash, pese a lo cual nunca han tenido que rendir cuentas.

Y ello pese a que las agencias de calificación y entre ellas, particularmente las tres grandes (Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch, contra las que se dirige la querella criminal) otorgaron la máxima calificación a productos financieros basura.

Posteriormente, por el contrario, degradaron las notas de la deuda pública, entre ellas la española, lo que ha contribuido a agravar los problemas financieros de muchos países y de sus empresas.

Antes del estallido de esta crisis, cualquier intento de denunciar a las agencias de rating fracasó en EEUU porque sus informes se consideraban “opiniones” y contaban, por tanto, con la máxima protección de la Primera Enmienda, que garantiza la libertad de expresión de forma más rotunda que en España.

Pero, incluso en ese país, esta consideración está en suspenso en la medida en que las principales querellas presentadas tras la crisis en California, en Ohio y en Connecticut siguen vivas pese a que alguna llegó a los tribunales ya en 2008.

La investigación del Congreso de EEUU, que acaba de publicar sus conclusiones tras casi dos años de trabajo, ha puesto de manifiesto, a través de emails entre empleados de las agencias, que algunas calificaciones se cocinaban de acuerdo con el cliente y en contra, por tanto, de los pequeños inversores que compraban los productos confiados por las excelentes notas asignadas.

Casi 50 folios

El equipo de abogados que dirigen Gonzalo Boye y Jaume Assens ha incorporado todas estas averiguaciones en su querella, de casi 50 folios y centrada en los efectos en España. A juicio de estos abogados, que cuentan con la ayuda de catedráticos de Economía y que ejercerán la acusación popular en nombre de la Unión por las Libertades Civiles y el Observatorio de los Derechos Económicos y Sociales, el “conflicto de intereses” que han puesto de manifiesto todos los informes elaborados tras la crisis están tipificados en los artículos 284 y 285 del Código Penal español.

Estos artículos persiguen la alteración artificial de los precios a partir de la difusión de información engañosa o haciendo uso de información privilegiada y prevén penas de multa e incluso de prisión: entre seis meses y cuatro años.

Los querellantes sostienen que la crisis permite objetivar el conflicto de intereses gracias a las investigaciones emprendidas incluyendo la citada del Congreso de Estados Unidos y los test de estrés a los bancos.

Ello ha facilitado conocer, por ejemplo, que los principales compradores de deuda pública son a su vez los principales clientes de las agencias y, por tanto, beneficiarios de que los estados tengan que pagar un interés mayor para colocar su deuda en los mercados.

“El concepto indeterminado de mercado a los efectos de los actos aquí descritos tienen nombre, apellidos y razón social y, por tanto, son sujetos a los que se les deben exigir sus correspondientes responsabilidades”, concluye la querella que va a presentarse.

Un negocio muy rentable y al alza

En los años anteriores a la crisis, los resultados de las agencias de rating fueron extraordinarios por la enorme cantidad de productos financieros nuevos que puntuaron. 

El estallido de la crisis apenas les ha afectado, como muestran los resultados presentados a principios de febrero: los beneficios de Moody’s crecieron el 35% en el último cuarto de 2010, mientras que los de S&P subieron el 12%.

El grueso de ingresos procede de los mismos a quienes califican. El coste anual de una empresa por ser calificada puede llegar a 600.000 euros.

En la práctica, se trata de un oligopolio: Moody’s, S&P y Fitch (todas anglosajonas) copan el 80% del mercado. 

Indicios de manipulación

PÚBLICO 21/02/2011 01:43 Actualizado: 21/02/2011 01:44

Artículos 284 y 285: Las vías que abre el Código Penal en España

La querella se centra en dos artículos del Código Penal: el 284 y el 285. El 284 persigue “intentar alterar los precios que hubieran de resultar de la libre concurrencia”.

La reforma recientemente aprobada, impulsada por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, incluye la difusión de “noticias o rumores sobre personas o empresas en que a sabiendas se ofrecieren datos económicos total o parcialmente falsos con el fin de alterar o preservar el precio de cotización de un valor o instrumento financiero”, así como a través de información privilegiada.

El artículo 285 se aplica a quien use “información relevante” a la que haya tenido “acceso reservado con ocasión del ejercicio de su actividad profesional o empresarial” que le genere beneficios superiores a los 600.000 euros.

Coste de la deuda: La pesadilla de las subastas tras la degradación

La querella recorre exhaustivamente las últimas emisiones de deuda española, en 2009 y 2010, y subraya el sobrecoste que el Ministerio que dirige Elena Salgado tuvo que pagar para colocar deuda española tras las sucesivas rebajas de calificación de las agencias de rating.

Por ejemplo: los bonos españoles a tres años pasaron del 2,03% al 3,39% entre abril y junio de 2010 -tras sendas rebajas de S&P y Fitch- y del 2,5% al 3,8% entre octubre y diciembre del mismo año, justo tras la rebaja de Moody’s. Las diferencias suponen decenas de millones de euros, que en la querella se califican de “manipulación de precios”.

Difusión de informes: El momento elegido “no es inocuo”

La querella subraya que el momento en que las agencias lanzan sus informes “no es inocuo”, sino que buscan influir.

Los querellantes sostienen que la rebaja que S&P hizo de la deuda española en abril de 2010 se comunicó “apenas tres minutos antes del cierre del IBEX y a diez del cierre de la subasta”, lo que a su juicio “exige una investigación en toda regla debido a las alteraciones que generó”.

“En apenas diez minutos el IBEX se desplomó el 2,99%”, afirman. Y piden que se aclare si los clientes de S&P se beneficiaron de la caída.

Varios fiscales de EEUU abrieron el camino

California, Ohio y Connecticut investigan desde 2008

P. RUSIÑOL MADRID 21/02/2011 06:00

El fiscal de Connecticut presenta su querella.bloombeRG

El fiscal de Connecticut presenta su querella.bloombeRG

La querella que esta semana se presentará en la Audiencia Nacional es pionera en la UE sólo un jubilado alemán inició un pleito el pasado verano contra Standard and Poor’s, pero bebe en parte de iniciativas análogas que en EEUU han liderado fiscales.

Las agencias calificadoras están pendientes de al menos tres casos importantes en EEUU: en California, en Ohio y en Connecticut.

En el primer caso, Calpers fondo de pensiones de funcionarios se querelló contra las tres grandes por los 1.000 millones de dólares perdidos en inversiones con máxima calificación.

Los otros dos fueron impulsados por fiscales con el objetivo de recuperar dinero público gastado a su juicio de más como consecuencia de la acción de las calificadoras, una línea argumental muy parecida a la querella española.

Dos demandas se basan en el perjuicio provocado a las arcas públicas

Tradicionalmente, las agencias han esquivado pleitos en EEUU al considerarse que sus informes son en realidad “opiniones” que gozan de la máxima protección que la Primera Enmienda garantiza a la libertad de expresión. Esta ha sido siempre la línea de defensa de las calificadoras, pero su aplicación parece menos mecánica tras la crisis.

El pasado mayo, el juez californiano que asumió la querella de Calpers dio luz verde a la instrucción, aunque en diciembre subrayó que las opiniones gozan de protección especial e instó a los querellantes a probar que los informes no son “opinión”. Pero el caso sigue vivo.

También sigue vivo en Ohio y en Connecticut, pese a que los fiscales que los impulsaron ya no están en sus puestos. El de Connecticut, Richard Blumenthal, se convirtió en senador demócrata el pasado noviembre.

Y el de Ohio, Richard Cordray, acaba de incorporarse a la Administración de Obama para poner en marcha una oficina de protección al consumidor específica para productos financieros.

Un jubilado inició en verano un pleito en Alemania tras perder sus ahorros

Cuando el pasado verano los tribunales desestimaron la pretensión de las agencias de trasladar la causa de Connecticut a Nueva York, el entonces fiscal lo consideró una victoria. E insistió:

“Las agencias han dado sistemática e intencionadamente peor calificación a los bonos públicoscomparado con los de empresas con peor ratio de impago”, lo que a su juicio costó un dineral al Estado.

En Europa, sólo existe el precedente del jubilado alemán Jörgen Hillebrand, que el pasado julio inició un pleito contra S&P en Baja Sajonia: perdió 30.000 euros en un producto de Lehman Brothers comprado porque tenía la calificación de seguro

21 febrero, 2011 - Posted by | AGENCIAS de CALIFICACION, ECONOMIA, NOTICIAS |

2 comentarios »

  1. Si te sientes representado en esta querella, puedes firmar en este enlace y difundirlo:

    http://actuable.es/peticiones/apoyo-querella-contra-agencias-calificacion-moody-s

    Comentario por Eugenio | 24 febrero, 2011 | Responder

  2. CONGRATULATIONS !!!
    WE DID THE SAME IN GREECE, ON APRIL 2010.
    HAVE A LOOK AT http://www.stopspeculators.gr.
    Dr. Kiriakos Tobras

    Comentario por KIRIAKOS TOBRAS | 2 marzo, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s