cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

¿ Está EEUU en quiebra?

Estados Unidos se asemeja a General Motors antes de la quiebra

elEconomista/ Nueva York
25/02/2011 – 22:20
EEUU-mano.jpg

Antes de las apocalípticas predicciones de Meredith Whitney, Nouriel Roubini y otros pesimistas durante la crisis subprime, Mary Meeker, ex analista de Morgan Stanley, era considerada como la reina de Internet, debido a la precisión con la que pronosticó la burbuja tecnológica.

Ahora, liberada de sus obligaciones en la banca de inversión, y en su nuevo cargo de socia en la firma de capital privado, Kleiner Perkins, Meeker ha elaborado una minuciosa radiografía de la situación económica de EEUU.

Hoy se ha conocido que el Producto Interior Bruto (PIB) norteamericano creció un 2,8% en el cuarto trimestre de 2010, en lugar de un 3,2%. Citigroup considera que en 2050, EEUU quedará relegado al tercer puesto de la economía mundial, por detrás de India y China.

Ahora Kenner, en su estudio, titulado como USA Inc, examina las cuentas del país como si fuera una compañía.

Es curioso como las 463 páginas del análisis toman la misma estructura del 10-K, es decir, el informe anual que las compañías norteamericanas que cotizan en bolsa deben presentar a la Comisión de Mercados y Valores (SEC) anualmente.

Incluso, el documento viene acompañado de un escrito, similar a la carta que normalmente el CEO de una compañía escribe a sus inversores anualmente, en el que han participado George Schultz, Paul Volcker, Michael Bloomberg, Richard Ravitch y John Doerr.

“Bajo los estándares del corporate norteamericano, las cuentas de USA inc (la compañía imaginaria que engloba a todo el país) son bastante desesperanzadoras”, asegura.

El veredicto de Keener no es nada esperanzador, de hecho compara la economía norteamericana con el mismo rumbo que tomó General Motors antes de tener que someterse a una quiebra supervisada por el gobierno norteamericano. La diferencia, según Keener, es que GM “ha tomado su medicina y ha comenzado a implementar con éxito su reforma”.

La revista Bloomberg BusinessWeek se hace eco del informe y se pregunta si un inversor estaría dispuesto a invertir en una compañía que perdió el año pasado 2 billones de dólares y cuyo valor total es de menos 44 billones de dólares (millones de millones).

Conclusiones más relevantes

Entre los datos más llamativos del estudio sorprende, por ejemplo, que “la extensión de las ayudas a los desempleados costará 34.000 millones de dólares durante los dos próximos años“.

Además, los niveles de deuda serán tres veces mayores en 2030. Cinco años antes, los intereses sobre esta deuda y los costes de la seguridad social, ayudas al desempleo y los programas sanitarios como el Medicaid, sobrepasarán los ingresos del país.

“No existe ninguna fórmula rápida para corregir el déficit de EEUU”, señala también el análisis. “Subir los impuestos podría ayudar pero la solución real está en recortar los gastos”, añade.

Entre las opciones más efectivas planteadas en el documento se encuentran el aumentar la edad de jubilación hasta lo 73 años o recortar los beneficios de la seguridad social un 12%, además de realizar profundas reformas en los progamas sanitarios.

Vamos a ver si Obama, los demócratas y los republicanos toman en cuenta algunos de estos consejos. Hasta el momento, el nivel máximo de deuda en EEUU está a punto de tocar techo y, de no haber una extensión, el impago podría estar asegurado.

Bajo estas circunstancias, Moody’s advertía esta semana que de darse dicha situación se vería obligado a revisar la calificación de la deuda norteamericana. Tampoco hay que olvidar que en el presupuesto presentado por el presidente, el déficit de 2011 alcanzará un nuevo récord de $1.645 billones, y la deuda con garantía pública de los próximos diez años será de casi el doble, subiendo 7.2 billones de dólares.

El 12% de los bancos de Estados Unidos todavía corre el riesgo de quebrar

elEconomista/ Nueva York
23/02/2011 – 18:08

EEUU-mano.jpg

En torno al 12% de los bancos de Estados Unidos todavía corre el riesgo de quebrar pese a la mejora experimentada por la salud del sector en el país.

Según la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), un total de 884 entidades de las 7.657 registradas en la agencia federal se encuentran en la lista de “compañías con problemas”.

La cifra ha sumado 24 nuevos bancos desde su último informe publicado el pasado mes de septiembre, cuando se registraron 860 con problemas financieros.

En lo que va de año, la FDIC, liderada por Sheila Bair, ha tenido que intervenir un total de 22 compañías bancarias, dos más que el año pasado por estas mismas fechas.

Sin embargo, las cuentas de la industria en general registraron una subida durante el último trimestre de 2010, cuando experimentaron beneficios por valor de 21.700 millones de dólares.

Así, el sector bancario registró su cuarto trimestre consecutivo de beneficios, algo que demuestra que la crisis financiera de 2008 ya ha quedado atrás.

Aún así, estos niveles todavía están por debajo de las cifras registradas antes de la crisis. “2010 ha supuesto un año clave para recuperar la senda de la recuperación”, aseguró en un comunicado Blair.

Según la FDIC, el 62% de los bancos registró una mejora de sus resultados durante su cuarto trimestre fiscal de 2010.

Aún así, la agencia tuvo que revisar a la baja sus números para 2009 después de que Bank of America decidiera revisar 8 trimestres de sus cuentas fiscales para reflejar una provisión de 20.300 millones de dólares causada por el deterioro de sus tarjetas de crédito y las nuevas regulaciones que se avecinan para este negocio.

En estas circunstancias, en 2009 la industria bancaria registró unas pérdidas de 10.600 millones de dólares, frente al beneficio de 12.500 millones de dólares previamente anunciado, antes de las acciones llevadas a cabo por Bank of America. S

in embargo, en el tercer trimestre de 2010, el beneficio del sector fue de 24.700 millones de dólares, muy por encima de los 14.500 millones de dólares estimados con anterioridad.

¿Cuáles son las próximas compañías que acabarán en quiebra en Estados Unidos?

elEconomista | Nueva York
17/02/2011 – 22:42

EEUU-dolar.jpg

Tras la bancarrota de la cadena de librerías Borders, algo que muchos analistas ya daban por sentado desde hace algún tiempo, las quinielas sobre las compañías que podrían correr la misma suerte no cesan en la red.

La consultora Governance Metrics ya señaló el año pasado en su lista de empresas en peligro que Borders tenía un 13,6% de posibilidades de ser víctima de una tormenta financiera.

La profecía se ha cumplido después de que la librería liderase dicho ranking y esta semana confirmase su sentencia de muerte.

Aún así, el portal Business Insider, utilizando los datos facilitados por la misma consultora, ha elaborado un listado actualizado de entidades en peligro de pasar por un tribunal de bancarrotas.

Buena parte de estas compañías cuentan con una capitalización de mercado que supera los 200 millones de dólares y algunas de ellas también tienen nombres muy conocidos dentro de sus respectivas industrias.

En estos momentos, American Apparel, una compañía textil muy conocida en EEUU por la polémica suscitada por sus anuncios, cuenta con un 16,17% de posibilidades de sufrir presiones de riesgo financiero que podrían llevarla de cabeza a la suspensión de pagos.

Con una capitalización de mercado de sólo 79 millones de dólares, la entidad sustituyó a su director financiero hace tan solo a comienzos de mes y recibió una extensión de uno de sus principales acreedores, Lion Capital.

De todas formas, muchos medios de comunicación aseguran que la reestructuración de su deuda es inminente.

Más compañías con problemas

Muy de cerca le sigue GLV Inc, una empresa canadiense especializada en tratamientos de filtrado de agua con una capitalización de mercado de 375 millones de dólares.

Durante su último trimestre fiscal, la empresa presentó una pérdida aproximada de 0,9 millones de dólares y según Governance Metrics su porcentaje de estrés se sitúa en el 15,96%. En el tercer puesto aparece La Seda de Barcelona S.A., con un precio de mercado de 304 millones de dólares y un 15,78 por ciento de acabar siendo pasto de los concursos de acreedores.

En el cuarto puesto, con una capitalización de mercado de 961 millones de dólares, está TP Oil & Gas Corporation. Esta compañía estadounidense de exploración y explotación de crudo y gas en el Mar del Norte y en el Golfo de México cuenta con riesgo de sufrir problemas financieros del 10,98%.

Entre otras empresas que componen esta lista se encuentran Canadian Satellite Radio Holding, Amylin Pharmaceuticals, Inc (con una capitalización de mercado de 2.280 millones de dólares) o Cheniere Energy Inc, una empresa energética estadounidense.

En la quiniela también se incluyen nombres conocidos como la discográfica Warner Music, con un 8,78% de probabilidad de acabar en cerrando. Con un precio de mercado de 916 millones de dólares, Moody’s ya amenaza con una rebaja de calificación de su rating.

EEUU acumula más de 930 entidades bancarias con posibilidad de quiebra

elEconomista / Nueva York
31/01/2011 – 17:21

EEUU-bandera-dolares.jpg

Mientras la atención de medio mundo sigue centrada en las cajas de ahorros españolas, aquí en Estados Unidos, la lista de bancos comunitarios en problemas no hace más que aumentar.

Según la lista extraoficial que realiza semanalmente el portal Calculated Risk, en estos momentos un total de 932 entidades, con más de 430.000 millones de dólares en activos corren algún tipo de riesgo de ser intervenidas.

Desde que esta lista de entidades bancarias con problemas debutara el 7 de agosto de 2009, el número de compañías que han pasado por sus páginas se ha incrementado notablemente.

En su primera edición, el total de bancos en riesgo alcanzaba las 389 instituciones con activos por valor de 276.300 millones de dólares.

Del número total de bancos registrados por aquel entonces, alrededor de un 30% llegaron a quebrar, un porcentaje muy por encima del 12% que maneja el ranking oficial de la Corporación de Seguros de Depósito (FDIC, por sus siglas en inglés).

De hecho, el número de activos perdidos alcanzó lo 161.000 millones de dólares, o casi el 59% de los 276.300 millones de dólares de la lista original.

157 entidades en 2010

Si echamos cuentas, hasta el pasado 31 de diciembre de 2010 un total de 1.296 instituciones bancarias han formado parte de la lista en algún momento y 216, es decir un 16,7%, tuvieron que ser intervenidas.

Además y desafortunadamente, del total de compañías que han desaparecido de la lista desde su creación sólo el 14,4%, alrededor de 43, consiguieron ser rehabilitadas.

Según la lista oficial de la FDIC, liderada por Sheila Bair, durante 2010 un total de 157 mordieron el polvo, el mayor nivel desde 1992, cuando la agencia tuvo que echar el cierre a 181 entidades.

En 2009, el número de bancos intervenidos o quebrados fue de 140 mientras que un año antes, el número tan sólo alcanzó los 25. En 2007 sólo tres bancos fueron intervenido mientras que en 2005 y 2006 no se registró ningún tipo de acción de esta naturaleza.

En lo que llevamos de 2011, la FDIC ya ha intervenido un total de once bancos, con un coste total de 1.200 millones de dólares. Y su lista oficial de bancos con problemas asciende hasta las 860 entidades.

De hecho, el 10% de los bancos asegurados por la FDIC forman parte de su lista negra, algo que hace indicar que los problemas bancarios a este lado del Atlántico tienen pocas vistas de comenzar a mejorar, al menos a corto plazo.

Cabe recordar que la agencia respalda en estos momentos cerca de 5,4 billones de dólares en activos bancarios.

Un centenar de bancos rescatados en EEUU corren peligro de quiebra, según WSJ

Efe
27/12/2010 – 20:46

EEUU-dolar.jpg

Alrededor de cien entidades bancarias que recibieron ayudas del Gobierno estadounidense durante la crisis financiera corren el peligro de entrar en situación de quiebra, según un estudio elaborado y difundido hoy por The Wall Street Journal.

A partir de un análisis de los resultados financieros relativos al tercer trimestre de los bancos que recibieron fondos del plan de rescate -conocido como Programa de Alivio de Activos Depreciados o TARP en inglés-, el diario afirma que un total de 98 entidades se encuentran en condiciones “delicadas” y la continuidad de sus negocios “peligra”.

Esos bancos reflejan “erosión de sus niveles de capital, un cúmulo de préstamos de alto riesgo y advertencias de las entidades reguladoras”, según el diario, que afirma que esas instituciones recibieron un total de 4.200 millones de dólares del programa de ayuda aprobado en 2008 durante el mandato del presidente George W. Bush.

Plagadas de préstamos

Ese plan fue avalado por el Congreso de Estados Unidos para inyectar capital a las entidades financieras cuya solvencia estaba en peligro por su elevada acumulación de activos “tóxicos”, como las hipotecas de alto riesgo.

La mayor parte del casi centenar de entidades que se encuentran en peligro de entrar en situación de quiebra son de tamaño reducido y están “plagadas de préstamos caprichosos de los que puede que no se recuperen”, según el diario.

La media de inyecciones que esas entidades recibieron del Gobierno estadounidense fue de 10 millones de dólares cada una, mientras que su promedio de activos hacia septiembre de este año era de 439 millones cada una, detalla el rotativo.

Estado lamentable

Todas ellas acumulan problemas como un ratio de recursos propios de calidad (“Tier 1”) inferior al 6% que se considera mínimo para un banco “bien capitalizado”, más del 10% de sus créditos son “préstamos no productivos” (que acumulan varios meses de impagos) o las autoridades les han reclamado que aumenten su capital.

El estudio afirma que a pesar de que el plan de rescate estaba dirigido a bancos con buena salud financiera, “el alcance de los problemas que tienen hoy en día estas instituciones sugiere que un buen número de ellas se encontraban en un estado lamentable desde el principio”.

Ese mismo diario realizó un estudio similar en el segundo trimestre de este año en el que detectó a 86 entidades en situación “delicada”, aunque hasta ahora sólo han sido siete los bancos que han entrado en bancarrota desde que se implementó el plan de ayuda hace dos años.

A mediados de este mes el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, defendió el éxito del programa de rescate financiero y afirmó que “se situará como uno de los programas de respuesta a una crisis más efectivos jamás puesto en marcha”

¿Está Estados Unidos en quiebra?

elEconomista.es
15:26 – 11/08/2010
LaurenceKotlikoff.JPG

Laurence Kotlikoff, profesor de la Universidad de Boston. Foto: archivo

¿Es una locura pensar que Estados Unidos en bancarrota? El economista Laurence J. Kotlikoff, profesor de la Universidad de Boston, así lo asegura en una pieza de opinión que publica Bloomberg.

Según el académico, la situación es clara:EEUU está en bancarrota y ni gastar más ni bajar los impuestos ayudarán al país a pagar sus deudas.

Las principales críticas de Kotlikoff apuntan al sistema impositivo, a la seguridad social, al sistema financiero y al sistema de pensiones, que son un “completo desorden”.

La parte positiva sería precisamente eso, ya que se pueden rediseñar para que sigan funcionando a un coste mucho más bajo, lo que ayudaría a revitalizar la economía de la primera potencia del mundo.

Las cuentas y el FMI

El profesor recuerda el último informe del FMI, en el que se apuntaba que Estados Unidos necesitaba un ajuste presupuestario mayor para estabilizar el ratio deuda/PIB.

Indagando más a fondo en el informe, explica Kotlikoff,el FMI “ha pronunciado realmente que EEUU está en bancarrota”, ya que el organismo dice que para acabar con la “brecha fiscal”, EEUU necesita un ajuste anual permanente de alrededor del 14% del PIB.

La brecha fiscal (fiscal gap), como la define él, es el valor actual de la diferencia entre el gasto proyectado y los ingresos proyectados en el futuro.

Para poner en perspectiva esta cifra del 14%, hay que tener en cuenta que actualmente los ingresos federales ascienden al 14,9% del PIB, por lo que para acabar con esta brecha, desde el punto de vista de los ingresos, el Gobierno tendría que duplicar los impuestos, explica el académico.

Esta subida de impuestos supondría que Estados Unidos tendría un superávit del 5% del PIB este año, en lugar del 9% de déficit.

Por lo tanto, Kotlikoff nos advierte de que lo que realmente le está diciendo el FMI al Gobierno de EEUU es que necesita tener un enorme superávit ahora y durante muchos años para poder afrontar todos los gastos que tiene previsto. O lo que es lo mismo, cuanto más tarde en ajustar sus cuentas, más doloroso será el ajuste.

Ante estos números, el profesor se pregunta si el FMI está loco, y la respuesta que da es “no, ha hecho sus deberes”.

Y recuerda que la oficina presupuestaria del Congreso también lo ha hecho en sus últimas previsiones, que muestran un problema todavía mayor.

Según los datos de esta oficina, la brecha fiscal que calcula Kotlikoff asciende a 202 billones, más de 15 veces la deuda oficial.

La discrepancia llega por lo que los economistas llaman el problema del etiquetado.

Durante muchos años, el Congreso ha denominado la mayoría de las deudas del Estado como “no oficiales” para mantenerlas fuera de los libros.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?

Según Kotlikoff, la respuesta es simple. En Estados Unidos hay 78 millones de baby boomers (nacidos desde después de la Segunda Guerra Mundial hasta los 60), que cuando se jubilen tendrán los beneficios de la Seguridad Social y otros programas, y que, de media, serían superiores a la renta per cápita.

Los costes anuales ascenderán a un total de unos 4 billones de dólares de hoy y que, a pesar de que en 20 años la economía será más grande, no lo será lo suficiente como para afrontar estos gastos, asegura Kotlikoff.

Esto es lo que pasa cuando se lleva a cabo un esquema Ponzi durante 60 años seguidos, cogiendo cada vez más recursos de los jóvenes para darselos a los mayores con la promesa de que la siguiente generación pagará, explica el profesor.

Tres opciones, todas malas

Pero esto tendrá que parar, y según Kotlikoff lo hará una manera muy desagradable. La primera posibilidad sería un recorte masivo de los beneficios de los jubilados. La segunda posibilidad sería una astronómica subida de impuestos que dejaría a los jóvenes sin apenas incentivos para trabajar y ahorrar. La tercera es simplemente que el gobierno imprima enormes cantidades de dinero, enumera.

Según el académico, lo más probable es que veamos una combinación de las tres opciones, con un incremento de la pobreza, los impuestos, los intereses y los precios. Es una cuesta abajo horrible, reconoce, pero asegura que es en la que se encuentra el país.

Kotlikoff concluye: “Sé realista (…). Nuestra país está quebrado y no se puede permitir más ‘soluciones’ sin dolor en las que gane todo el mundo”.

 

 

 

26 febrero, 2011 - Posted by | ECONOMIA, EDITORIAL, NOTICIAS | ,

1 comentario »

  1. EEUU SE MERECE LO PEOR SI ESTA EN QUIEBRA NO ENTIENDO?
    EL DOLAR TENDRIA QUE DEVALURSE RAPIDISIMO,AL INSTANTE QUE EL NEGRITO DIO LA CONFERENCIA DE PRENSA
    TENDRIA QUE PASAR ESTO,EN ARGENTINA NO SE HACE PRENSA DE ESTO DEBIDO A QUE HAY INTERESES CREADOS
    RESPECTO AL DOLAR QUE PASA?,VAMOS QUE QUIEBREN Y QUE SE DEVALUE EL DOLAR !!!!!

    Comentario por jose | 28 julio, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: