cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Especial NUEVA RUMASA 26 febrero 2011

La opinión de los lectores: “La culpa de la posible pérdida es del inversor, no de Nueva Rumasa”

elEconomista.es
25/02/2011 – 15:49

nuevarumasa-int.jpg

Los problemas económicos de Nueva Rumasa se han convertido en un quebradero de cabeza para unos 5.000 inversores, que decidieron comprar 140 millones de euros en deuda de la empresa.

Los lectores de elEconomista.es han opinado sobre el caso, y hay argumentos de todos los tipos: a favor de la compañía, contra los inversores incluso hay afectados que aseguran haber cobrado hasta el momento los intereses prometidos.

“Compramos pagarés y hasta el momento hemos cobrado religiosamente, incluso un día antes del pacto”, asegura J. López, que no desvela la inversión realizada en la compañía.

En la misma línea, otros usuario anónimos comentaban el pasado 23 de marzo: “a todos los foreros os diré que soy bonista y en el día de ayer he recibido el ingreso del 10% de los intereses correspondientes al último trimestre”.

¿Quién tiene la culpa?

Pero el debate sobre la situación de los inversores atrapados se ha centrado en la búsqueda de culpables.

Los argumentos han sido variados.

Hay quien opina que las personas que se “arriesgaron” con Nueva Rumasa deben asumir su culpa y el dinero perdido.

“La culpa de la posible pérdida es del inversor, no de Rumasa. Ya está bien de echarle el muerto a la empresa”, comenta Pedro.

“En mi opinión, el Estado hizo lo que debía de hacer mediante la Comisión Nacional de Mercados de Valores.

Simplemente había que leer, nada más, no hace falta tener estudios superiores para imaginar que la emisión de pagarés por parte de Nueva Rumasa no era clara”, apunta un usuario que utiliza el seudónimo de GestiBolsa. ”

Además, es que hasta en los propios anuncios de televisión, radio y prensa escrita se admitía que dicha emisión no estaba regulada por la CNMV, es como jugar un partido de fútbol sin árbitro, no hace falta ser Maradona para imaginar que el resultado final del partido no será legal”, añade.

Chesco, sin embargo, defiende la postura de los inversores:

“Es licito querer ganar dinero y cuanto más mejor, por la tanto no me gusta que haya gente que se ria de la gente que le ha salido mal. eso si a aprender para otra vez”.

Ataques y defensas para Nueva Rumasa

Varios usuarios cargan contra la compañía de la familia Ruiz-Mateos con palabras como “engaño” o estafa”.

Pero también hay quien les defiende. Alice Cooper opina que “todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, por lo que considera que “ya está bien de hablar de robo, estafa, timo, y descalificaciones de todo tipo”.

Un lector anónimo considera que “hay que apoyar a los pocos empresarios que en este país intentan generar puestos de trabajo”, y añade que “sería mejor ayudar a los empresarios que asumen riesgos como esta familia, en lugar de regalar el dinero a bancos que no generan empleo sino que sólo especulan pero no generan riqueza”.

En lo que sí que parece haber consenso entre los lectores de elEconomista.es en que el estado tiene que cubrir las posibles pérdidas de los inversores de Nueva Rumasa.

“Lo siento por los que metieron ahí su dinero.

Pero no será porque no estaban advertidos.

Espero que ahora no vengan a llorarle al resto de los españoles y que se haga cargo el Estado por su error”, dice Rot.

Anticorrupción investigaba los pagarés de Nueva Rumasa desde marzo de 2010

Efe / Europa Press
25/02/2011 – 13:37

La Fiscalía Anticorrupción abrió diligencias en marzo de 2010 para investigar los pagarés de Nueva Rumasa ante las sospechas de que estas emisiones de deuda entre particulares pudieran suponer una estafa o conllevar la comisión de otros potenciales delitos. El juez cita a administradores concursales por una posible caída rápida de Rumasa.

Según informaron a Efe fuentes cercanas,Anticorrupción solicitó ayuda a la Policía para averiguar cuál ha sido el destino del dinero procedente de los pagarés, que suscribieron cerca de 5.000 inversores.

La investigación, que corre a cargo de los fiscales Alejandro Luzón y Juan Pavía, fue motivada por una denuncia presentada por la Agencia Tributaria a raíz de las advertencias emitidas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El regulador busátil avisó en reiteradas ocasiones de que Nueva Rumasa no había constituido ninguna garantía que avalara la devolución de las inversiones ni el rendimiento prometido.

Por ahora, sólo los pagarés

La Fiscalía Anticorrupción investiga si el dinero ha haber sido desviado para otros fines distintos a los anunciados por la compañía, es decir, la compra de empresas.

Lo que han descartado otras fuentes consultada por Europa Press ha sido la apertura de una investigación general sobre el entramado de 160 sociedades que tiene el grupo, algunas de ellas radicadas en paraísos fiscales, tal y como se hizo en los años 80 y que derivó en la expropiación de Rumasa por el Gobierno español el 23 de febrero de 1983.

Según explicaron, el hecho de que las sociedades estén inscritas en territorio offshore no constituye en un principio delito de blanqueo de capitales.

Nueva Rumasa no sabe nada

Fuentes de Nueva Rumasa consultadas por Europa Press, calificaron el inicio de esta investigación de “absurda” y “ridícula”, porque los inversores que decidieron acudir a los pagarés “sabían perfectamente lo que estaban comprando”. “¿Qué engaño puede haber aquí?”, se preguntaron.

Asimismo, además de señalar que han conocido estos hechos “por la prensa”, afirmaron que todavía “nadie” les ha comunicado nada al respecto de la investigación de la Fiscalía. “Es ridículo, nadie nos ha dicho nada”, insistieron.

El grupo de José María Ruiz-Mateos sostuvo que la primera emisión de pagarés, iniciada el 23 de febrero de 2009 y con la que captó más de 70 millones de euros, había permitido la adquisición de siete compañías: Quesería Menorquina, Cadysa (que opera la marca Manzanilla Bajo de Guía y Manzanilla Sanluqueña) y cinco hoteles, de los que dos estaban radicados en Mallorca, otros dos en La Palma y uno en Tenerife. 

La primera emisión de pagarés fue realizada por Carcesa, mientras que en la segunda actuó como emisor Hibramer; en la tercera, Maspalomas Hoteles, y en la cuarta, la sociedad José María Ruiz-Mateos, antes de que se suspendiera por la entrada en vigor de la nueva ley que obligaba a la intervención de intermediarios autorizados por la CNMV en cualquier operación de deuda.

Nueva Rumasa intentó hacer cada vez más atractivas sus emisiones pagando un interés mayor o asegurando supuestamente la devolución de los ahorros. La tercera emisión, que contaba con una rentabilidad del 8% a un año, como en el caso de la primera, estaba garantizada en teoría con “un tesoro de incalculable valor”, que eran las existencias del brandy “Conde de Garvey”, tasadas en 1.200 millones de euros.

La preocupación de los inversores particulares se ha disparado desde que el pasado 17 de febrero el grupo propiedad de José María Ruiz-Mateos anunció que había pedido el “preconcurso de acreedores” para once sociedades (la última conocida ha sido Cacaolat, que se suma a Carcesa, Clesa, Garvey, Hotasa, Dhul, Elgorriaga, Hibramer, Trapa, Quesería Menorquina y el equipo de fútbol del Rayo Vallecano).

Desde entones, se ha sucedido el vencimiento de decenas de pagarés que conllevaban el pago de intereses, sin que hayan sido atendidos por las empresas emisoras.

El juez cita administradores concursales por una posible caída rápida de Rumasa

X. Gil Pecharromán / J. Romera
25/02/2011 – 6:01

ruiz-mateos-rprensa.JPG

El juzgado de lo mercantil número 6 de Madrid, encargado del preconcurso de Clesa, ha empezado a citar en los últimos días a distintos administradores concursales ante el temor de que haya una caída precipitada de Nueva Rumasa.

Según han confirmado fuentes judiciales aelEconomista, el juez Francisco Javier Vaquer Martín, el mismo que está encargado del concurso de acreedores de Afinsa, considera que, salvo que una firma externa entrara en la compañía, existen muy pocas posibilidades de que la familia Ruiz-Mateos logre sacar adelante por sí sola al conglomerado empresarial.

Los proveedores han cortado el suministro, la actividad en las fábricas está prácticamente paralizada y lo peor es que ni la banca ni la Tesorería General de la Seguridad se fían y pretenden seguir la vía judicial y solicitar más embargos preventivos.

Algunas fuentes apuntan incluso que el propio juez se habría planteado en los últimos días la posibilidad de declarar un concurso necesario de forma adelantada, sin esperar al plazo de cuatro meses que tiene Nueva Rumasa para intentar llegar a un acuerdo con los acreedores, aunque el proceso sería muy complejo y todo indica que su intención, al menos por ahora, es esperar al desarrollo de los acontecimientos.

Más allá de los administradores concursales a los que se está citando, el posible concurso de acreedores de las sociedades de Nueva Rumasa ha provocado también que algunos de ellos se dirijan a los juzgados para ofrecer sus servicios. Y es que se trata de un bocado muy apetitoso del que nadie se quiere quedar fuera.

Preconcurso de ‘Cacaolat’

Hay que tener en cuenta que, al margen de Clesa, Nueva Rumasa ha solicitado también el preconcurso para otras nueve sociedades más y UGT lo ha instado asimismo para Cacaolat. Todos estos procesos se están administrando en juzgados distintos y dispersos por cinco comunidades autónomas, por lo que no tendría demasiado sentido instar el concurso de una sola sociedad y dejar que el resto siguiera negociando.

Nueva Rumasa acumula una deuda financiera de 713 millones de euros, a los que habría que sumar al menos otros 45 millones más pendientes de pago a la Tesorería General de la Seguridad Social.

La familia Ruiz-Mateos insiste en que tiene patrimonio de sobra para hacer frente a los pagos y que va a responder ante los inversores- que han dejado de cobrar ya los intereses de los pagarés, pero sus cifras no están auditadas y el entramado empresarial que han creado en paraísos fiscales imposibilita conocer los datos reales.

En 2009 valoraron su patrimonio en 3.000 millones de cara a la colocación de los pagarés, pero tan sólo unos meses después lo elevaban ya a 6.000 millones.

Nueva Rumasa tiene sus esperanzas puestas en este momento en dos posibles vías de salida. La primera de ellas es que el fondo de inversión Oaktree acabe entrando en su capital. La firma la encabeza en España Carlos Gila, un experto en reestructuraciones financieras que, entre otras compañías, consiguió sacar adelante La Seda.

Las condiciones del fondo

Oaktree ve con buenos ojos la operación, sobre todo por las sinergias que tendría con otra de sus participadas, Panrico, y está ultimando una due dilligence o auditoría de los activos.

En principio, y a pesar de que haría falta una importante inyección de dinero -Ruiz-Mateos habla de hasta 500 millones de euros-, el principal escollo radica en que su desembarco sólo se llevará a cabo si tienen el control absoluto sobre la gestión, al margen de la participación que pudieran quedarse.

Su intención es hacer una propuesta en los próximos días con una serie de condiciones, entre las que estaría además la de crear un grupo consolidado, algo que podría complicarse, al menos en un principio, si las empresas se ven forzadas a presentar el concurso de acreedores.

Por si acaso, los Ruiz-Mateos están tanteando también otras opciones. Sin descartar a otros posibles fondos, y ante su crítica situación financierahan ofrecido sus dos principales marcas -Cacaolat y Dhul- a Lactalis, tal y como adelantó ayer elEconomista. El gigante lácteo francés ha invertido en el último año más de 700 millones en la compra de Puleva y Forlasa, pero ve con buenos ojos la operación y está dispuesto a estudiarla.

Los trabajadores de Nueva Rumasa se concentran en Madrid para pedir una solución

Efe
24/02/2011 – 19:52
nuevarumasa-trabajadores.jpg 

Los trabajadores de Clesa Madrid y helados Royne en la Puerta del Sol.Foto: EFE

Un grupo de trabajadores de Nueva Rumasa en Madrid -100 según la policía y 400 según fuentes sindicales- se han concentrado hoy en la Puerta del Sol para protestar por la actual situación de la compañía y pedir la intervención del Gobierno regional.

Bajo el lema “Nueva Rumasa no paga a los trabajadores de Clesa” y “Nueva Rumasa no paga a los trabajadores de Royne”, los empleados de la compañía hicieron público el descontento con la dirección de estas empresas, convocados por los sindicatos.

Al grito de “Nueva Rumasa, nueva estafa”, los presentes centraron sus críticas en la figura de José María Ruiz-Mateos (padre) y coreaban la vuelta del ex ministro Miguel Boyer, que dirigía la cartera de Economía cuando se produjo la expropiación de la antigua Rumasa.

El secretario de Empleo de la Federación Agroalimentaria de UGT-Madrid, Luis Serrano, ha explicado que han acudido a la convocatoria “la plantilla de Royne al completo y el turno de mañana de Clesa”.

Los centros están “paralizados”

Según ha detallado Serrano, Nueva Rumasa cuenta con 570 trabajadores en la Comunidad de Madrid, con 173 empleados en la planta de helados Royne en Leganés y 397 en la planta de Clesa de Herrera Oria.

Paralelamente, los secretarios de las federaciones agroalimentarias de UGT y CC.OO. en Madrid, Alonso Juguera y Luis Lunar, mantenían una reunión con miembros de la Consejería de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, para abordar la situación de estos centros de producción, que según denuncian, se encuentran “prácticamente” paralizados.

Nueva Rumasa ha empezado ya a dejar de pagar a sus inversores particulares

Europa Press / EFE
22/02/2011 – 19:38 Actualizado: 22:00 – 22/02/11

Nueva Rumasa ha empezado a dejar de devolver el dinero de sus inversores, que en algunos casos cuentan ya con pagarés vencidos el pasado 20 de febrero y que no han sido atendidos, según fuentes jurídicas consultadas hoy por Efe.

Los despachos de abogados que prestan asesoramiento a los afectados sostienen que la colocación de los pagarés de las empresas del grupo se hizo prácticamente “a la carta”, ya que los importes y las fechas de vencimiento son muy diferentes.

“Existe una diversidad de cifras en los pagarés, que vandesde 540 euros a 53.240 euros, que hace suponer que estos títulos eran específicos para cada inversor”, explica José Luis Climent, responsable del departamento de Derecho Penal del despacho catalán Jausas.

“Algunos inversores tienen documentada su inversión en un solo título, mientras que otros cuentan con varios títulos“, añade Santiago Viciano, letrado de V Abogados, creado a raíz de la dispersión del despacho Pérez de la Cruz.

Pagarés no atendidos

Climent ha detectado ocho casos en los que los inversores habían recibido pagarés con vencimiento trimestral a partir del 20 de febrero, que no han sido atendidos, aunque la mayoría de los títulos tienen vencimiento en los próximos meses.

Viciano también constata el impago de algunos pagarés y añade que esa situación se podría generalizar en los próximos meses debido al procedimiento para renegociar deuda al que se han acogido diez empresas de Nueva Rumasa.

Según los datos proporcionados por el grupo de la familia Ruiz-Mateos, cerca de 5.000 particulares acudieron a las emisiones de pagarés que hicieron empresas como Carcesa o Hibramer, por un importe total de 140 millones de euros.

Posibles acciones penales

El propietario del grupo, José María Ruiz-Mateos, aseguró el pasado 17 de febrero que “si no pudiera satisfacer las obligaciones de los que confiaron en nosotros y careciera de fe en Dios, me pegaría un tiro”.

Hasta el momento, los despachos de abogados Jausas, V Abogados, Martínez-Echevarría, Pérez y Ferrero Abogados y IURE han creado grupos específicos para atender a los inversores de pagarés de Nueva Rumasa.

Jausas se ha decantado por estudiar la posibilidad de acciones penales, aunque José Luis Climent insiste en que “se deben confirmar los indicios existentes de un posible engañosobre el destino de las inversiones antes de que haya una investigación penal”.

Otros expertos señalan la posibilidad de analizar demandas de responsabilidad patrimonial contra el Estado, aunque desde otros despachos recuerdan que, en el caso de Nueva Rumasa, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) advirtió hasta siete veces de los riesgos.

En negociaciones con fondos extranjeros

Por su parte, Nueva Rumasa está negociando con varios fondos inversores extranjeros la entrada en su capital tras solicitar el ‘preconcurso’ para diez de sus empresas, entre ellas Clesa, Garvey, Hotasa o Dhul.

El consejero delegado del grupo, José María Ruiz-Mateos Rivero, avanzó en rueda de prensa la semana pasada que Nueva Rumasa mantiene conversaciones “muy avanzadas” con un grupo inversor extranjero que prevé tomar una participación minoritaria aún por determinar e inyectar capital en el grupo, con una aportación total que inicialmente cifran hasta en 500 millones de euros.

No obstante, las mismas fuentes, han afirmado que todos los fondos con los que está teniendo conversaciones son “confidenciales”.

Oaktree Capital es uno de los fondos de inversión extranjeros que están estudiando entrar en el capital de Nueva Rumasa, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la operación.

Este fondo estadounidense, especialista en empresas en crisis, ha recibido la llamada de la familia Ruiz-Mateos para tratar de reestructurar las sociedades con el objetivo de salvar Nueva Rumasa, que cuenta con un pasivo cercano a los 700 millones de euros.

Para salvar las empresas en situación ‘preconcursal’ se necesita una intervención rápida -antes del plazo de tres meses-, aunque tampoco se descarta la posibilidad de que las sociedades entren en concurso de acreedores y se trate entonces de sanearlas dentro del proceso de insolvencia.

Nueva Rumasa ofrece Cacaolat y Dhul a la francesa Lactalis

Javier Romera
7:01 – 24/02/2011
Cacaolat.JPG

Lactalis podría convertirse en un caballero blanco para Nueva Rumasa.

La familia Ruiz-Mateos ha ofrecido al gigante lácteo francés la adquisición de sus dos marcas más emblemáticas -Cacaolat y Dhul- para intentar sanear sus cuentas y afrontar el pago de la deuda con los bancos, la Seguridad Social, los acreedores comerciales y los bonistas, que supera con creces los 800 millones de euros.

El consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos (hijo), confirmó ayer a elEconomista que “estamos estudiando todas las opciones posibles y es cierto que, en esta línea, además de estar hablando con tres fondos de inversión que han mostrado su interés, nos hemos reunido también con Lactalis”,aunque la negociación es todavía incipiente y no hay aún nada concretado.

Lactalis ha declinado, sin embargo, hacer ningún tipo de valoración al respecto, aunque todo indica que si el precio es ajustado puede ser una buena oportunidad para la empresa.

La multinacional francesa se ha convertido en el último año en la gran protagonista del mercado lácteo español al cerrar la adquisición de Puleva y Forlasa, el fabricante de los quesos El Ventero y Gran Capitán, por un total de casi 750 millones de euros.

Con estas operaciones, se ha consolidado como el segundo productor de leche por detrás tan sólo de Central Lechera Asturiana -es dueño ya además de Puleva de Lauki, Lactel y President- y ha consolidado su liderazgo en el conjunto del sector de los quesos, donde en los últimos años ya había adquirido Flor de Esgueva, en curados, y Mama Louise, en blandos.

A finales del año pasado adquirió también la totalidad de los activos de la división de nutrición y leches infantiles de Nutrition & Santé, que opera bajo la marca Sanutri.

La principal pega, el embargo

Para Nueva Rumasa, la venta de Dhul y Cacaolat podría suponer un importante balón de oxígeno, aunque implicaría quedarse también sin sus dos marcas más importantes, las únicas además que despiertan un cierto interés en el mercado.

El principal inconveniente con el que se encuentra la familia Ruiz-Mateos para poder vender estos activos radica en que la marca Cacaolat podría serle embargada y que hay abiertos procedimientos de embargo contra instalaciones propiedad de Dhul, todo ello al margen de la elevada deuda contraída con los ganaderos.

Según las primeras estimaciones realizadas por el sindicato agrario Coag, Nueva Rumasa debe alrededor de 7,5 millones de euros a 520 ganaderos españoles. Coag detalla que cerca de la mitad de los productores afectados se encuentran en Galicia y el resto se reparten, principalmente, entre Castilla-La Mancha, Aragón, Castilla y León y Menorca.

A ellos se suman 200 productores de caprino, que se han visto afectados por el impago de materia prima por parte de Rumasa, que compra unos 200 millones de litros de leche al año.

Los inversores que vendan la deuda de Nueva Rumasa podrían recuperar un 25%

Europa Press
23/02/2011 – 18:29
nuevarumasa-int.jpg

Unos 40 inversores que han adquirido pagarés y participaciones emitidas por Nueva Rumasa están dispuestos a desprenderse de deuda por valor de 12 millones de euros y han comenzado a buscar eventuales compradores que quieran asumir sus suscripciones, según han indicado a Europa Press fuentes de Mercadeuda, empresa que se dedica a poner en contacto a vendedores y compradores de deuda de diferentes sociedades.

Rumasa ofreció como aval la misma finca hasta a tres acreedores distintos.

Las mismas fuentes pronostican que en el caso de Nueva Rumasa será difícil que las partes logren un acuerdo de compraventa, ya que “los vendedores intentarán recuperar un porcentaje importante de la inversión y los compradores apuntarán a comprar la deuda al 25%“.

“Todo dependerá del precio, pero creemos que no alcanzarán un acuerdo”, subrayan desde Mercadeuda, que a partir del próximo 15 de marzo pondrá en contacto a compradores y vendedores de deuda mediante una plataforma en Internet, tanto para el grupo de la familia Ruiz-Mateos como para otras empresas.

En concreto, uno de estos inversores pretende deshacerse de bonos por un total de nueve millones de euros, la cuantía mayor de todas, mientras que el resto busca compradores para importes de entre 50.000 euros y 100.000 euros.

Las mismas fuentes explicaron que en tres días, tras conocerse que Nueva Rumasa ha solicitado el ‘preconcurso’ para diez de sus empresas, se han puesto en contacto con Mercadeuda un total de 40 pequeños inversores interesados en poner a la venta su deuda.

26 febrero, 2011 - Posted by | ECONOMIA, rumasa, RUMASA |

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: