cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Gadafi ofrece a los rebeldes reunirse en el Congreso del Pueblo para dimitir

Gadafi ofrece a los rebeldes reunirse en el Congreso del Pueblo para dimitir

gadafi-libia.jpg

Muamar el Gadafi. Foto: Archivo.

El líder libio, Muamar Gadafi, ha ofrecido este lunes a los rebeldes que exigen su dimisión y que controlan varias zonas del país reunirse en el Congreso General del Pueblo -órgano legislativo libio- para preparar el camino para presentar su dimisión con ciertas garantías, según ha informado la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

La cadena de televisión, que ha difundido la noticia en un flash en el rótulo inferior durante su retransmisión, ha asegurado que el mandatario libio ha propuesto reunirse en el Congreso General del Pueblo al consejo interino con sede en la ciudad de Benghazi, en el este del país, el denominado Consejo Nacional Libio, que preside el ex ministro de Justicia Mustafá Abdel Jalil.

El órgano de representación de los rebeldes, según la cadena de televisón qatarí, no ha aceptado la propuesta de reunión planteada por el mandatario libio para estudiar su renuncia.

meneame
Anuncios

7 marzo, 2011 Posted by | libia | , | Deja un comentario

Estados Unidos: “Armar a los rebeldes libios es una opción pero sería ilegal”

Estados Unidos: “Armar a los rebeldes libios es una opción pero sería ilegal”

Europa Press | 7/03/2011 – 22:45

obama_mirando_cielo.jpg

El presidente de EEUU, Barack Obama.Foto: Archivo

La Casa Blanca ha afirmado que armar a los rebeldes libios es una de las opciones que baraja EEUU, pero el Departamento de Estado dijo después que el embargo sobre armas para Libia aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU lo impediría.

Tanto el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, como su homólogo en el Departamento de Estado, Philip Crowley, fueron preguntados hoy en sus respectivas ruedas de prensa diarias sobre la información que publicó el diario británico The Independent y según la cual EEUU habría pedido a Arabia Saudí que preste ayuda militar a los rebeldes libios y evitar así involucrarse directamente en el conflicto.

“El tema de armar, suministrar armas, es una de las opciones del amplio rango que está siendo considerado”, ha afirmado Carney, quien, no obstante, ha recalcado que “sería prematuro enviar unas cuantas armas a un apartado de correos en el este de Libia”.

Ninguna opción eliminada

“La opción de proveer asistencia militar está sobre la mesa porque ninguna opción ha sido eliminada” de la misma, ha agregado, aunque también recordó que la aplicación del embargo total de armas para Libia aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU es debatido actualmente.

Las declaraciones de Carney han llevado poco después a confusión cuando su colega en el Departamento de Estado ha asegurado que la resolución de la ONU significa que “es una violación para cualquier país proveer armas a cualquiera en Libia”.

“Sería ilegal para EEUU hacerlo”, ha agregado Crowley. Preguntado si entonces esa opción queda descartada, el portavoz ha afirmado, “bueno, no es una opción legal”.

“Yo entiendo que la ONU ha impuesto un embargo de armas a Libia. No es al Gobierno de Libia. Es a Libia”, ha subrayado.

Ahora mismo, EEUU se centra en la situación humanitaria, pero seguirá consultando todas las opciones posibles con sus socios de la comunidad internacional, ha destacado.

Mensaje ambiguo

“Pero ahora mismo, basado en la resolución actual del Consejo de Seguridad, eso no incluiría armar a ningún grupo rebelde en Libia”, ha reiterado el portavoz.

Preguntado por el mensaje ambiguo que transmite el Gobierno de EEUU, Crowley ha señalado que una resolución puede ser enmendada, según la situación en Libia y de las consultas.

“Fui preguntado si armaríamos a los rebeldes ahora. Y la respuesta es que, actualmente, basándonos en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, eso no está permitido“, ha insistido.

Obama advierte a lo seguidores de Gadafi de que responderán por sus actos

Efe | 7/03/2011 – 18:06

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha advertido hoy a los seguidores del líder libio Muamar el Gadafi de que responderán por sus actos y el uso de la violencia contra los rebeldes, y ha reconocido que la opción militar está aún bajo estudio.

“Quiero decir a los que están con él, de que depende de ellos tomar la decisión sobre cómo quieren operar de aquí en adelante”, ha señalado Obama al reunirse con la primera ministra de Australia, Julia Gillard, al tiempo que ha asegurado que la opción militar está todavía siendo considerada por los aliados de la OTAN.

El presidente de EEUU ha afirmado que ambos mandatarios comparten la “muy firme convicción” de que la violencia que está siendo perpetrada por el Gobierno del coronel “es inaceptable”.

Obama ha recalcado que en este mismo momento la OTAN está efectuando consultas en Bruselas en torno a un amplio rango de posibles medidas, lo queincluye “potenciales opciones militares” para responder a la violencia en Libia.

Ayuda humanitaria

El mandatario estadounidense ha explicado además que ha autorizado una ayuda humanitaria adicional de 15 millones de dólares que será entregada a organizaciones presentes en Libia.

La ayuda estadounidense y los esfuerzos humanitarios serán coordinados con la ONU con el fin de proporcionar a los afectados lo que necesitan y asegurar que se pueda responder a cualquier emergencia adicional que pueda surgir.

Obama ha reiterado además que tanto EEUU como el Gobierno de Australia defienden decididamente la democracia y los derechos humanos y por eso apoyan a los libios en un momento de “injustificable violencia” y eliminación constante de los ideales democráticos en Libia.

La amenaza de la OTAN

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha reclamado este lunes a Libia una transición hacia la democracia y ha advertido al régimen de Muamar al Gadafi de que habrá una reacción internacional si continúa usando la violencia.

“Si Gadafi y sus fuerzas militares siguen atacando sistemáticamente a la población, no puedo imaginar que la comunidad internacional se quede mirando”, ha dicho Rasmussen sobre una posible intervención en el país nortea

 

Rusia descarta la intervención militar: la crisis la deben resolver “los propios libios”

Europa Press | Afp | 7/03/2011 –

medvedev_mano.jpg

El presidente ruso, Dmitry Medvedev.Foto: Archivo.

Rusia está en contra de cualquier intervención militar extranjera en Libia, según ha señalado este lunes el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, citado por la agencia RIA Novosti.

“No vemos una intervención extranjera, mucho menos militar, como un medio para resolver la crisis en Libia”, ha afirmado el ministro, para quien “los libios deben resolver sus problemas ellos mismos”.

Por su parte, la administración del presidente estadounidense Barack Obama examina “todas las opciones”, incluso militares, en la crisis libia y ha reiterado su llamamiento a la salida del coronel Gadafi.

El influyente senador republicano John McCain, así como el senador demócrata John Kerry, se han pronunciado a favor de la instauración de una zona de exclusión aérea en Libia para reducir el margen de maniobra del régimen de Gadafi.

 

7 marzo, 2011 Posted by | libia | , | Deja un comentario

Las cajas cotizarán entre un 40 y un 50% por debajo de su valor en libros

Las cajas cotizarán entre un 40 y un 50% por debajo de su valor en libros

Virginia Martínez
7:01 – 7/03/2011
inversores.jpg

La reestructuración que está llevando a cabo el sector financiero, principalmente las cajas de ahorros, está haciendo que las firmas de inversión adviertan a los inversores de que la banca cotiza por debajo de su precio de liquidación y que la salida a bolsa de las cajas, se hará con un descuento sobre lo que cotizan los bancos que podría llevarlas a colocarse a un precio entre un 40 y un 50% inferior al de su valor en libros.

La violencia desatada en Oriente Medio ha provocado abultados descensos en los mercados que han dejado grandes oportunidades para los inversores.

La bolsa española se dejó un 3% en los últimos días. La segunda mayor caída semanal en lo que va de ejercicio que ha vuelto a situar a todos los bancos cotizados del Ibex 35, salvo BBVA, por debajo del valor de sus activos o, lo que es lo mismo, del precio al que se liquidaría su negocio.

Una situación que supone un buen indicador de la incertidumbre que existe en el mercado en relación a esta actividad y un aviso para las cajas.

El proceso de reestructuración del sistema financiero, en donde las cajas están recapitalizándose para convertirse en bancos, y la situación en la que se encuentran las entidades cotizadas lleva a pensar que también ellas cotizarían por debajo del precio de los activos.

Lo que demuestra que para los inversores sería más atractivo hacerse con los títulos para luego liquidar el negocio y beneficiarse de la venta por separado.

Sabadell y Popular, los peores

El precio en libros es, según los expertos, el suelo mínimo de la cotización de la compañía. Pero la realidad en estos momentos es muy distinta.

Los bancos presentes en el Ibex 35 son un buen ejemplo, ya que BBVA es la única entidad que lo cumple al cotizar a 1,06 veces el valor de sus activos.

Desde Renta 4 aseguran que el riesgo soberano, la falta de visibilidad del negocio en España, la presión en márgenes, las dificultades para financiarse en el mercado mayorista, las elevadas provisiones, morosidad, la nueva normativa de Basilea y la reforma de las cajas son algunas de las razones que dificultan que los inversores recuperen la confianza en el sector y que explican que los bancos estén cotizando por debajo de esos niveles.

Y, por todo ello, es la banca mediana del indicador la más penalizada.

EspecialmenteSabadell, que está cotizando a 0,68 veces su precio de liquidación. PopularBankintertampoco se salvan al cotizar en estos momentos a 0,74 y 0,88 veces, respectivamente, su valor en libros.

La radiografía de los grandes bancos españoles –Santander BBVA-, en cambio, refleja cierta mejoría con respecto a los de menor capitalización.

A pesar de ello, el banco que preside Emilio Botín no consigue tampoco desligarse totalmente de los anteriores al cotizar a 0,9 veces su precio en libros, mientras que BBVA se mantiene, aunque mínimamente, por encima del baremo.

El capital riesgo español no prevé entrar en el accionariado de las cajas

Efecom
5/03/2011 – 10:49
cajas.JPG

El capital riesgo español no se ve entrando en el accionariado de las cajas porque no suele invertir en el sector financiero, pero admite que le pueden interesar ciertas participaciones industriales de estas entidades financieras.

En una entrevista, la presidenta de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), Maite Ballester, explicó que sería posible que algún fondo extranjero especializado en el sector financiero entrara en el accionariado de las cajas, pero no los fondos miembros de ASCRI y que habitualmente operan en España.

La mayoría de los fondos españoles, por decisión de los partícipes, tiene “prohibido” en sus “estatutos invertir en servicios financieros o inmobiliario”, explicó la máxima responsable de la patronal española.

Sin embargo, destacó que hay varios fondos internacionales con experiencia en reestructurar entidades y puso como ejemplo algunos americanos que han invertido grandes sumas de dinero en la banca regional estadounidense.

También podría interesarse algún fondo soberano, añadió.

A juicio de Ballester, en el caso de los fondos españoles, lo que resultaría más interesante sería adquirir a las cajas de ahorros participaciones industriales “significativas”.

Si no puede ser así, considera que algún fondo estudiaría la compra de una participación minoritaria, siempre que se ofreciera un precio con un descuento atractivo y hubiera unas perspectivas interesantes de rentabilidad.

Las cajas necesitan 43.000 millones de capital adicional, según BoA Merrill Lynch

Europa Press
4/03/2011 – 20:07

Las cajas de ahorros necesitan unos 43.000 millones de euros de capital adicional, según un cálculo de Bank of America Merrill Lynch que contrasta con el hueco de capital inferior a 20.000 millones de euros identificado por el Gobierno español

En un informe que analiza el impacto en los países de la Eurozona sobre la previsible subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) en abril, la firma resalta que las cajas tienen una “merma potencial” de capital que más que duplica a la estimada por el Ejecutivo.

Según Bank of América Merrill Lynch, que analiza lanorma de reforzamiento del sistema financiero, la percepción del mercado sobre las necesidades de capital del sistema financiero español es más relevante que la eventual capacidad del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF) de contribuir el proceso de recapitalización.

El Gobierno español ha elevado las exigencias de capital a las entidades financieras hasta el 8%, mientras que para aquellas que no cuenten con inversores privados en la quinta parte de su capital o dependan excesivamente de la financiación mayorista, el requisito se amplía al 10%.

Barclays: La banca necesita el doble de capital de lo que calcula el Gobierno

Europa Press
22/02/2011 – 17:18
  • Retrasar la salida a bolsa hace dudar de la capacidad para superar los ‘stress test’

Las necesidades actuales de recapitalización del sector financiero español se elevan a 46.000 millones de euros, según los cálculos de Barclays Capital. Esta cifra duplica de largo los 20.000 millones de hueco de capital identificado por el Gobierno para cumplir con las nuevas exigencias.

La entidad ha publicado un informe en el que analiza la norma de reforzamiento del sistema financiero, aprobada el pasado viernes en el Consejo de Ministros para disipar las dudas sobre la economía española y su sistema financiero. En su opinión, “la recapitalización de las cajas va más lenta de lo esperado”.

La firma de análisis opina que el Gobierno español ha diluido en el decreto ley las exigencias que anunció en la presentación del proyecto de norma, ya que ha dilatado el plazo para permitir que las entidades salgan a bolsa hasta marzo de 2012 y ha ampliado el concepto de capital.

Ampliar el periodo para que las cajas puedan salir al parqué hasta el primer trimestre de 2012 “retrasa la capitalización del sector y suscita dudas respecto a su capacidad de superar las pruebas de resistencia del próximo mes de junio”, sostiene.

Además, el Gobierno español ha establecido una definición flexible de capital “para permitir a las cajas de ahorros cumplir con el nuevo requerimiento”, y no queda claro si las participaciones industriales se tomarán en cuenta para minorar el capital, agrega Barclays Capital.

En este sentido, especifica que la definición del capital contenida en el decreto no sigue las directrices de la regulación internacional de Basilea III, tal y como se anunció inicialmente, por los ingredientes que pueden formar parte del mismo.

Aunque Barclays considera que el decreto ley “es un paso claro en la buena dirección”, resalta que las necesidades de capital son más del doble de las identificadas por el Gobierno y que en su mayoría deberán cubrirse con fondos públicos.

CIBERNOTICIAS EXPRESS

Esta noticia de diciembre tiene plena vigencia. Mientras la banca no consiga capitalizarse España está en peligro de ser rescatada y seguiremos en las mismas sin crecer la economía y subiendo las cifras de paro.

UBS cree que los bancos españoles necesitan hasta 120.000 millones para recapitalizarse

elEconomista
13/12/2010 – 6:00

MADRID. La banca española necesita entre 70.000 y 120.000 millones de euros para reforzar sus niveles de capital y de provisiones para afrontar pérdidas, según se desprende de un informe de estrategia de UBS sobre España y Portugal. La firma de análisis indica que “aunque las preocupaciones sobre la deuda soberana española se han suavizado, persistirán hasta que el sector financiero reconstruya sus colchones contra impagos y fortalezca el capital”.

Concretamente, UBS cifra estas necesidades de capitalización para contar con provisiones que permitan cubrir eventuales impagos entre el 50 y el 60 por ciento de los activos problemáticos y recomienda elevar el nivel de capital básico core capital hasta el 10 por ciento.

En teoría, el Gobierno y el mercado deberían ser capaces de afrontar estas necesidades de recursos, considera la firma, si bien puntualiza que en la práctica todo dependerá de los niveles y disponibilidad de liquidez en los mercados.

A su parecer, la recapitalización del sector bancario es un tema clave para despejar las dudas sobre la capacidad de España de afrontar los pagos de su deuda, ya que ayudaría a recuperar la confianza.

 

 

 

7 marzo, 2011 Posted by | BANCA, ECONOMIA, ECONOMIA, NOTICIAS | , | Deja un comentario

La vivienda en España sigue más de un 40% sobrevalorada, según ‘The Economist’

La vivienda en España sigue más de un 40% sobrevalorada, según ‘The Economist’

Europa Press
7/03/2011 – 14:23
Viviendabilletes.jpg

A pesar de los ajustes sufridos a raíz de la crisis, que han lastrado la compraventa de vivienda en los últimos tres años,  el precio de los pisos en España aún está un 43,7% sobrevalorado.

Así lo constata el semanarioThe Economist en su índice de precios.

La venta de vivienda subió un 5,9% en 2010, tras tres años a la baja.

En una comparativa entre el coste de las viviendas y la renta media por alquiler, el semanario británico descarta que el precio de los inmuebles haya tocado fondo en España con la caída del 3,5% en 2010, que se acentuó hasta el 6,3% en los últimos tres meses de ese año.

Para The Economist, el precio de la vivienda en España no sólo no se ha contraído desde 1997, sino que estima que éste se ha disparado un 157% en los últimos 14 años.

Aún así, el mercado inmobiliario en España escapa de liderar la sobrevaloración de la vivienda en el mundo, ya que Australia cuenta con precios ‘inflados’ en un 56,4% y Hong Kong, en un 53,7%.

Según The Economist, Italia estaría cerca de realizar el ajuste, al contar con un precio ‘inflado’ un 8,7%, al igual que Suiza (5,5%) y China (12,9%).

Sin embargo, Japón tiene infravaloradas sus viviendas en 35,2%, mientras que Alemania y Estados Unidos mantienen sus pisos con precios un 12,2% y un 7,7% por debajo de su valor.

El Ministerio de Fomento ha dado a conocer  hoy que en 2010 se vendieron un total de 491.000 viviendas, lo que representa un incremento del 5,9% respecto a un año antes, empujado por la supresión de la deducción a partir de 2011.

La venta de viviendas crece un 5,9% en 2010 tras tres años de caídas

Europa Press / EFE
7/03/2011 – 9:47
Viviendasube.jpgLa venta de viviendas aumentó el 5,9 % en 2010 respecto al año anterior, con 491.000 operaciones, cifra que rompe la tendencia a la baja experimentada en los últimos tres años, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Fomento.

La tendencia negativa de ventas se inició en 2007, con caídas del 12,4%. En 2008 los descensos fueron del 32,6% y en 2009 del 17,8%.

El impulso de las ventas en el año 2010 ha estado marcado por el aumento del IVA (del 7 al 8 %) a partir de julio y por la desaparición de la desgravación por compra de vivienda habitual para las rentas superiores a 24.000 euros, a finales del año.

Sólo en el cuarto trimestre de 2010 se vendieron un total de 150.268 viviendas, lo que representa un incremento del 14,2% frente al mismo periodo de 2009.

En cuanto a la tipología de las viviendas vendidas en 2010, 199.803 corresponden a obra nueva, lo que representa el 40,7% del total de las transacciones y 291.528, el 59,3%, a vivienda usada.

En los últimos doce mees, se han producido aumentos en la compraventa de viviendas en once comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, mientras que otras seis regiones continúan presentando tasas de variación interanual negativas.

País Vasco y Cataluña lideran las subidas

En este sentido, destaca País Vasco, con un crecimiento de las ventas del 30% interanual, mientras que en el extremo opuesto se sitúa Murcia, con un descenso del 16,3% en términos interanuales.

También con incrementos de dos dígitos se encuentran las comunidades de Cataluña (15,9%), Ceuta y Melilla (15,6%), Baleares (14,5%) y Castilla y León (12,2%). Por el contrario, los mayores descensos además de Murcia se registran en Navarra (-12,3%), La Rioja (-10,4%) y Extremadura (-6,7%).

En valores absolutos, destaca Andalucía, con más de 88.000 transacciones, seguida de Comunidad Valenciana, Cataluña y Comunidad de Madrid, con más de 60.000 cada una. Entre las cuatro, totalizan 281.000 transacciones, el 57,2% de las ventas totales en España.

Por provincias, destaca el crecimiento interanual de Álava, con un aumento de las ventas del 41% interanual. En el otro extremo, Cuenca registra un descenso del 21% en el año.

Los extranjeros compran un 20%

Respecto a la nacionalidad del comprador, durante 2010 se realizaron un total de 29.615 compras por extranjeros residentes en España, lo que representa un incremento del 20,8% frente a 2009. Por provincias, destaca Alicante, con 7.204 transacciones realizadas por este colectivo, el 24,3% del total.

La estadística de transacciones del Ministerio de Fomento se realiza a través de los datos facilitados por el Colegio del Notariado y recogen el número de viviendas objeto de compraventas formalizadas en escritura pública en oficina notarial.

El sector de la vivienda duda del último aumento en la venta de pisos

María Vicente
23:30 – 5/03/2011

comprar_casa.jpg

El cambio de tendencia en la venta de viviendas, que ha crecido en 2010 tras varios años de descensos consecutivos, se pone en duda por parte del sector que ve el aumento como algo transitorio motivado por un “efecto llamada” ante modificaciones fiscales.

A falta de los datos del Ministerio de Fomento, que publicará el próximo lunes su estadística de transmisiones de inmuebles, el Instituto Nacional de Estadística y el Colegio de Registradores de la Propiedad coinciden en arrojar más de 440.000 operaciones en 2010.

Los expertos auguran una caída en 2011

Esta cifra supone un aumento cercano al 5 %respecto al año anterior, un repunte -frente al desplome que ha vivido el sector desde 2006- que podría ser coyuntural, dado que los expertos coinciden en que las ventas volverán a caer en 2011.

El alto nivel de desempleo, las dificultades de acceso al crédito y los posibles incrementos de los tipos de interés dificultarán la recuperación de las ventas de vivienda, tal y como asegura el Colegio de Registradores de la Propiedad.

El número de viviendas vendidas el pasado año (445.885 inmuebles) contrastó con el máximo de más de un millón alcanzado en 2006, momento en el que comenzó el ciclo bajista del sector hasta tocar suelo en 2009.

Las modificaciones fiscales

No obstante, los registradores albergan dudas respecto al cambio de tendencia, ya que 2010 ha estado marcado por modificaciones fiscales que han afectado al mercado de la vivienda y que han creado lo que los expertos denominan el “efecto anticipo”.

Se trata de un impulso de las transacciones de inmuebles ante el aumento del IVA que graba la compra (del 7 al 8 %) efectuado el pasado julio, así como de la eliminación de la deducción por compra de vivienda habitual para las rentas superiores a 24.000 euros, que entró en vigor el 1 de enero de 2011.

Una vez comiencen a conocerse los datos de ventas de los primeros meses del año, se podrá constatar si esta supuesta mejoría supone un “simple periodo coyuntural”,que puede derivar en nuevos descensos durante 2011, o si se trata de una “verdadera recuperación”.

Según el Colegio de Registradores, todo dependerá del ajuste que experimenten los precios y de la recuperación económica, factores que podrían jugar un papel dinamizador en 2011.

Los datos publicados por el Colegio de Registradores coinciden con las 441.368 operaciones contabilizadas por el Instituto Nacional de Estadística, el 6,8 % más, un aumento calificado como “ficticio” por los expertos consultados por Efe, que auguran un descenso de las ventas durante el presente ejercicio.

Los últimos datos que maneja el secretario general del grupo que aúna a las principales inmobiliarias (G-14), Pedro Pérez, sitúan la cifra de ventas a cierre de 2011 cerca de las 400.000, dado que los primeros meses del año han sido “desastrosos”, “los peores de los últimos diez años”.

A la espera de la creación de empleo

A juicio de Pérez, se podrá hablar de recuperación sostenida cuando se reactive el empleo y se facilite la financiación a promotores y particulares, una vez deje de discriminarse el crédito para la compra de viviendas en manos de inmobiliarias, de las que están en poder de los bancos.

El presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), Jose Manuel Galindo, cree que “habrá un ajuste” a partir de febrero, dado que hasta entonces aún estarán registrándose operaciones realizadas en 2010.

El jefe de estudios del portal inmobiliario idealista.com, Fernando Encinar, consideró que todo apunta a que en 2011 los datos de transacciones “volverán a estancarse a no ser que se produzca un ajuste rápido en los precios”. EFECOM

 

TODO SOBRE LAS HIPOTECAS

SEGÚN IDEALISTA.COM

El precio de la vivienda usada baja un 1,1% en febrero

27 comentariosEl precio de la vivienda usada en España bajó un 1,1% en febrero. Con este descenso el precio ha quedado situado en 2.232 euros el metro cuadrado según el último índice de precios del portal inmobiliario idealista.com.

SE PODRÍAN SUMAR EN BREVE CINCO CAJAS MÁS

La Sociedad Pública de Alquiler gestiona más de 8.000 pisos

13 comentariosSantander, La Caixa, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), Bancaja y Caja Madrid son las únicas entidades que han confiado en la SPA.

CIFRA TOTAL DE 91.662 VISADOS

Los visados para construir viviendas caen un 17,3% en 2010

14 comentariosLos visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España se fueron 91.662 en 2010.

EL G14 LO ACHACA A LOS CAMBIOS FISCALES

La venta de viviendas sube un 7% en 2010 tras dos años de caídas

99 comentariosLa compraventa de viviendas en España descendió un 1,7% en diciembre.

LOS PRECIOS BAJAN UN 5%

El fin de la desgravación acelera la caída de la vivienda en 2011

97 comentariosEl precio de la vivienda descendió un 5% en enero en relación a igual mes de 2010, según Tinsa.

SUBEN UN 24,1% RESPECTO A OCTUBRE

Los visados para construir caen un 16% en noviembre

19 comentariosLos visados concedidos para la construcción de viviendas nuevas descendieron un 16% en noviembre.

Hipoteca de una pareja

comprar_casa.jpg

18 años para pagar

Las parejas españolas tardan una media de 18 años en pagar la hipoteca de un piso de 70 metros cuadrados.. Lea aquí la noticia

SEGÚN EL INSTITUTO JUAN DE MARIANA

La recapitalización de las cajas retrasará el ajuste inmobiliario

47 comentariosEl precio de la vivienda en España sigue estando sobrevalorado un 24%.

32.746 OPERACIONES

La compraventa de viviendas baja el 6,2% en noviembre

34 comentariosEn noviembre, se realizaron un total de 32.746 operaciones de compraventa de viviendas.

REUNIÓN MINISTERIAL

Blanco, de gira para promover la inversión inmobiliaria

73 comentariosEl ministro, José Blanco, muestra su preocupación por la caída espectacular de las ventas de pisos, principalmente a extranjeros.

SEGÚN FOMENTO

El precio de la vivienda bajó un 3,5% en el cuarto trimestre

55 comentariosEl precio de la vivienda en España registró en el cuarto trimestre de 2010 un descenso del 3,5%.

 

7 marzo, 2011 Posted by | ECONOMIA, HIPOTECAS | , | 1 comentario

La atención está en Libia, la importancia geoestratégica en Bahrein

La atención está en Libia, la importancia geoestratégica en Bahrein
No es en Libia donde se está jugando el futuro del mundo árabe tal y como hoy le conocemos, sino en Bahrein, la mecha que puede prender las revueltas en todo el Golfo Pérsico.
Alberto Cruz | ATTAC | Hoy a las 21:26
www.kaosenlared.net/noticia/atencion-esta-libia-importancia-geoestrategica-bahrein

Una vez más jugando el juego de la burguesía: que si Gadafi es bueno, que si es malo, que si ya no controla el país, que si hay que ocupar el país, que si se le apoya desde América Latina, que si hay que criticarle…

Con una habilidad pasmosa, la burguesía ha desenfocado las revueltas que se están produciendo en el mundo árabe: en Egipto y Túnez la clase media que impulsó las revueltas, con el apoyo del Ejército, no duda en atacar a quienes quieren ir más allá de meras reformas cosméticas para que todo siga igual y ellos tengan su parcelita de poder para evitar su progresivo empobrecimiento; en Marruecos y Jordania siguen las movilizaciones, ya con críticas a las respectivas monarquías (algo novedoso) pero se han vuelto inexistentes.

Apenas algún suelto entre la maraña de crónicas desde las “zonas liberadas” de los “enviados especiales” a Libia.

Pero no es aquí donde se está jugando el futuro del mundo árabe tal y como hoy le conocemos, sino en Bahrein, la mecha que puede prender las revueltas en todo el Golfo Pérsico.

La importancia geoestratégica de lo que sucede en este pequeño país es de tal calado que si triunfa la revuelta en marcha afectará a Kuwait y a Arabia Saudita. En el primer país ya ha comenzado a haber manifestaciones.

En los tres países hay shiíes, mayoría absoluta de la población (70%) de Bahrein y minorías significativas en los otros dos (con alrededor de un 30% en Kuwait y algo menos del 20% en Arabia, pero en este país asentados en la zona más rica de petróleo –de ahí sale el 10% del petróleo que consume diariamente en mundo- que está, además, muy cercana a Bahrein).

A lo largo de los tiempos, han sido los shiíes marginados política, económicamente y vistos como una especie de “quinta columna” de la revolución islámica que se inició en Irán en 1979. Ni siquiera con la tímida reforma constitucional de 2001 y la reactivación del Parlamento los shííes bahriníes salieron de la exclusión y se les impidió con argucias legales establecer una mayoría política, por lo que el control se mantuvo en anos suníes.

Fue, en realidad, una farsa que consolidaba constitucionalmente el poder en manos de las élites suníes puesto que quedaba en manos de la monarquía nombrar un consejo consultivo que puede bloquear a los candidatos electorales y se manipularon los distritos electorales hasta reducir al mínimo la representación shií en el Parlamento. Los partidos no son legales, sólo pueden presentarse a las elecciones como “sociedades políticas”.

Si hay preocupación en Occidente por el petróleo, imaginemos lo que sucedería con un cambio en la correlación de fuerzas en el “granero negro” del Golfo.

Por no hablar de dos cosas: la primera, del penoso lugar en que quedará el despliegue militar estadounidense en la zona, donde tiene no solo la sede central de la V Flota (Bahrein), desde la que salieron los bombarderos y misiles que asolaron Bagdad antes de la invasión de 2003, sino prácticamente el mando militar (en Kuwait) de las tropas de ocupación de Irak y en Afganistán; la segunda, del reforzamiento de la influencia de Irán en la zona y, por extensión, en todo Oriente Próximo.

Este es el talón de Aquiles de la estrategia que está adoptando la Administración Obama con las revueltas en el mundo árabe: apoyarlas para que no se le vayan de las manos y puedan ser utilizadas, como lo han venido siendo los presidentes depuestos, en su campaña contra Irán.

De ahí esos llamados a la “moderación” en la respuesta a los manifestantes, al “evitar la violencia”, lo cual, en caso de Bahrein, se tradujo en que de inmediato las fuerzas militares (Ejército y Policía) de la monarquía dejaron de masacrar a los que poco antes había desalojado a sangre y fuego de la Plaza de la Perla (llamada por los manifestantes “Plaza de los Mártires” en homenaje a los muertos causados por la represión).

No hace falta recordar la bravucona intervención del jefe del Ejército en televisión asegurando que se utilizaría toda la fuerza necesaria para evitar “los desórdenes” tras sacar los tanques a la calle para reprimir la revuelta a los tres días de iniciada. Bahrein es el único país árabe en crisis que ha sido visitado dos veces por altos responsables, políticos y militares, estadounidenses en estos días (1). El último, por ahora, el Secretario de Estado para Asuntos del Cercano Oriente, Jeffrey Feltman.

Tanto EE UU como Arabia Saudita sienten un frío que recorre su espina dorsal y ambos están en una posición difícil. No pueden alentar la represión ni tampoco invadir el país, como se está planteando con insistencia respecto a Libia.

Esa simple idea desataría la furia entre los shiíes hasta extremos incontrolables. Desde luego, los bahriníes han tenido mucho cuidado en no hacer ostentación de su creencia religiosa en las protestas. Al igual que en Egipto, el uso de la bandera nacional evidencia un sentimiento de país y no de fe religiosa que reduce el margen de maniobra a los partidarios de “las fronteras de sangre” y del enfrentamiento interreligioso suní-shií.

Nada más lejos de la realidad que un intento por parte de los manifestantes de crear algún tipo de wilayat al-faqih, Estado shií, puesto en Bahrein hay una importante organización de izquierda, Waad, integrada casi en su totalidad por shiíes. Por lo tanto, no tiene ningún sentido hacer caso de aseveraciones como la de Mike Mullen, Jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA de EEUU cuando acusa, sin nombrarlo, a Irán de “incitar los disturbios en Bahrein” (2).

Arabia Saudita en jaque

Esa ha sido la gran justificación de la monarquía de Bahrein en los últimos años, hasta el extremo de pedir a EE UU el bombardeo de Irán como pusieron de manifiesto los documentos revelados por Wikileaks.

La monarquía ha pretendido contraatacar la revuelta popular convocando a sus partidarios (21 de febrero) en la mezquita suní Al-Khalifa, con lo que vuelve a ponerse encima de la mesa el sectarismo que sustenta este régimen.

Además, si en Libia se habla de mercenarios que apoyan a Gadafi, lo mismo hay que decir de Bahrein, con mercenarios salafistas –muchos de ellos saudíes- utilizados por el Ministerio del Interior para reprimir las protestas en los primeros días. Hay tribus que tienen la doble nacionalidad, bahriní-saudita y es en ellos en quienes se ha asentado la seguridad del régimen monárquico hasta la fecha.

Los intereses de los saudíes en Bahrein son históricos, hasta el extremo de haber construido un puente que une los dos países (Bahrein es una isla) y por el que cada fin se semana se trasladan miles de hombres de negocios saudíes para desfogarse en el “liberal” (respecto a Arabia Saudita) Bahrein.

Pero ese puente –que se comenzó a construir en 1981, dos años después del triunfo de la revolución islámica de Irán- no tiene una función lúdica, sino de control militar. Tiene la suficiente anchura como para que pase en poco tiempo toda una división mecanizada con la que reforzar al Ejército de Bahrein cuando sea necesario. Ya se hizo en 1990, cuando una oleada de bombas afectó al centro comercial y financiero de Manama, la capital.

Por lo tanto, no es una hipótesis descabellada la intervención saudita si las manifestaciones adquieren un carácter más drástico.

Si con las movilizaciones de Egipto la bolsa de valores saudita cayó una media del 6% diario (3), una crisis similar en Bahrein sería devastadora para la economía de un país que, rico, se encuentra en una parálisis política por la enfermedad de la gerontocracia, en pleno proceso de sucesión, y la falta de respuesta a lo que está sucediendo en la zona y que se traduce, sin concesiones, en una progresiva pérdida de su influencia.

Y Arabia Saudita es la gran pieza en esta partida de ajedrez que se está jugando: el equivalente al jaque al rey. Con el alfil jordano anulado y la dama egipcia amenazada y con sus movimientos restringidos a las casillas cercanas, la pérdida de la torre bahriní implica el mate al rey saudita.

De momento, y a la espera de cómo evolucionan las protestas, tanto EE UU como Arabia Saudita han incentivado a la monarquía de Bahrein a hacer concesiones, modestas, pero concesiones a la mayoría de su población como la liberación de algunos presos políticos y el nombramiento de un príncipe heredero para negociar con los manifestantes, al tiempo que ha habido un cambio de cinco ministros (Vivienda, Trabajo, Salud, Electricidad y Agua y Presidencia, es decir, todos ministerios sociales, lo que pone de manifiesto la depauperización en que vive la mayoría de la población) y se reduce un 25% la tasa de interés en préstamos para la vivienda.

Insuficiente para las demandas shiíes, que ya están pidiendo ni más ni menos que la desaparición de la monarquía.

No lo van a lograr si no incrementan y radicalizan sus acciones -y el domingo 27 de febrero se inició un camino en esa dirección con el bloqueo de la sede de Gobierno (4), en protesta por una reunión del Parlamento que consideran ilegal puesto que al haberse retirado el bloque parlamentario shíi no hay quórum suficiente para ningún debate ni reunión al tiempo que el gobierno reforzaba la seguridad policial de las embajadas de los países del Golfo-, pero sí conseguirán más concesiones políticas de lo que les gustaría tanto a la monarquía como a sus patrocinadores saudíes y estadounidenses.

En cualquier caso, eso ya será visto como un triunfo que va a envalentonar a los shíies tanto en Kuwait como en Arabia, con la consiguiente merma de la influencia política de EEUU y del Consejo de Cooperación del Golfo (Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Qatar).

El que el 17 de febrero, un día después de la matanza de manifestantes, los ministros de Asuntos Exteriores del CCG se reuniesen en Manama deja bien claro que no se va a dejar caer al régimen de Bahrein, con tal alto porcentaje de población shií.

Para ellos, eso sería como dar por perdido el golfo y dejarlo en manos de Irán en unos momentos en los que este país festeja lo que considera “un nuevo despertar islámico y un Nuevo Oriente Medio” con la aparición de nuevos actores menos serviles a los intereses occidentales.

Desde ese momento, la cadena Al Jazeera ha comenzado a ofrecer una cobertura más sectaria de lo que ocurre en Bahrein, en contraposición a su abierta postura de simpatía con las revueltas en los otros países árabes. Eso parece haber abierto unan fisura entre los manifestantes bahriníes, con los más moderados del Al-Wefaq (Movimiento para el Acuerdo Nacional) apostando ahora por una “monarquía constitucional” al estilo británico.

Sin embargo, dentro del CCG hay un país, Qatar, que desde el triunfo de Hizbulá contra Israel en la guerra del verano de 2006 está jugando fuerte para convertirse en un puente entre ellos e Irán. Qatar puede jugar un papel geoestratégico importante: buscar un acercamiento a Irán y ejercer una influencia moderadora entre los shíies del Golfo.

Las fuerzas del “cambio” en Libia

En esta convulsa situación el imperialismo sólo respira en Libia. Aquí sí se puede afirmar de manera abierta que están triunfando las huestes pro-imperialistas.

El denominado Frente Nacional para la Salvación de Libia, a quien se considera el protagonista de la rebelión (siendo muy significativo que se exhiba la bandera monárquica) es una creación de la CIA y de Arabia Saudita en los años 70 del siglo pasado (5) y la Unión Constitucional Libia es una organización monárquica. Ambas forman parte de la denominada Conferencia Nacional de Oposición Libia.

¿Quiere decir eso que Gadafi es “bueno” y un referente anti-imperialista? En absoluto.

Sus histrionismos y devaneos prooccidentales son suficientemente conocidos aunque ahora haya sido abandonado por Occidente y tratado como un paria. Y

a había sido denunciado hace tiempo dentro del mundo árabe por el Frente de la Resistencia (especialmente Hizbulá) por estos hechos y por su papel en la desaparición de uno de los principales dirigentes shiíes, Musa Sadr, hace treinta años y del que ahora se cuenta que podría estar vivo y en una cárcel libia.

Es entendible el apoyo que recibe desde América Latina, más con el corazón que con la cabeza. Pero si se defiende el derecho a la autodeterminación de los pueblos habrá que ser consecuentes, entendiendo que la postura es apoyar el derecho del pueblo libio a gestionar sus propios asuntos, sin injerencias de la OTAN o cualquier otra potencia imperialista-.

El hecho que el Consejo de Seguridad de la ONU haya votado por unanimidad una serie de sanciones a personalidades y haya abierto la puerta de la Corte Penal Internacional (sobre la que habría mucho que hablar) no quiere decir gran cosa: la resistencia de Turquía, Rusia y China ha impedido que se aprobase la declaración de unas “zonas de exclusión aérea” como las que sirvieron de premisa para la invasión de Irak y que habían sido reclamadas por la Conferencia Nacional de Oposición Libia.

Habrá un derrumbe del régimen pero no tan pronto como los imperialistas desearían y, por ahora, no será posible una intervención extranjera al menos de forma abierta.

Sí habrá un reconocimiento a un “gobierno provisional” al estilo de Túnez y Egipto, es decir, formado por personalidades hasta ahora del régimen y en el que tendrá cabida la CNOL. Y si en estos dos países se mantienen intactas las líneas económicas neoliberales desarrolladas tanto por Ben Ali como por Mubarak, en Libia, que también existen con Gadafi, se acelerarán. La CNOL ya hablaba en 1994 de una privatización completa de la economía libia (6).

Notas:

(1) Al-Quds Al-Arabi, 25 de febrero de 2011.

(2) Asia Times, 24 de febrero de 2011.

(3) Alberto Cruz, “Egipto: la revuelta de la clase media (y el comienzo de una nueva lucha)”, http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1079

(4) Al Jazeera, 27 de febrero de 2011.

(5) Jeffrey Richelson, “The US intelligence community”, Westview Press, 2008.

(6) “Libyans Debate Post-Qaddafi Era”,http://www.wrmea.com/backissues/0194/9401050.htm

Alberto Cruz es periodista, politólogo y escritor.

http://www.attac.es/la-atencion-esta-en-libia-la-importancia-geoestrategica-en-bahrein/

7 marzo, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, revueltas islam | , | 2 comentarios

No hay mal que cien años dure…

No hay mal que cien años dure…
El teatro del servilismo a la verdad única es latente, como patente la unanimidad de criterio en torno a los temas citados. Libertad de expresión uniformada. Disidencia prohibida.
Carlos Tena | Para Kaos en la Red | 6-3-2011 a las 15:37 | 786 lecturas | 8 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/no-hay-mal-que-cien-anos-dure

Existen unas más que curiosas coincidencias en la práctica totalidad de los servicios informativos españoles (permítanme que utilice el gentilicio en esta ocasión), ya sean radiofónicos, impresos, reproducidos por Internet o televisuales.

Parece como si los ejércitos, empresarios y políticos – estos últimos dilectos hijos que luego pasarán a los consejos de Administración – se hubieran puesto de acuerdo en imponer al mundo una nueva religión, que nada tiene que ver con lo espiritual, sino todo lo contrario.

He tenido que soportar en casa ajena (la educación para la ciudadanía obliga a aceptarlo) varios servicios informativos, donde se reprodujeron ese tipo de concomitancias sospechosas. En temas como las revueltas árabes, Cuba y Sortu, claman al cielo.

Por un lado, la pusilanimidad de cuantos corresponsales hablaron desde Libia: todos en territorio controlado por los rebeldes. Ni un solo en Trípoli; ni uno ha sido capaz de entrevistar (comoLe Journal du Dimanche ayer mismo en Francia) al hoy satanizado Gadafi, como en su día lo fue Sadam Hussein, para que el condenado sin proceso pudiera defenderse.

Ni un comentario positivo, aunque la suerte esté echada, sobre la iniciativa del AlbaHugo Chávez, dando ejemplo de ejercicio democrático: diálogo, antes que invasión y muerte de más inocentes.

Por si fuera poca la subjetividad en los comentarios de quienes hablaban en directo, utilizando todo tipo de insultos contra el presidente libio y su ejército (al que definieron como mercenario), las entradillas a las crónicas eran de libro… de cocina, que no de estilo. El teatro del servilismo a la verdad única es latente, como patente la unanimidad de criterio en torno a los temas citados. Libertad de expresión uniformada. Disidencia prohibida.

Lo de Sortu, hiede. No en vano, Rubalcaba sonríe y tutea a los periodistas presentes en las ruedas de prensa, en las que nadie osa formular una sola pregunta que pudiera herir la susceptibilidad del monaguillo de Interior. Con lo hermoso que resulta un ministro en aprietos… Cuando salta el tema vasco, todas las cadenas se visten de Intereconomía.

Una tal Mamen, en la Sexta, hablando de la sugerencia formulada por varios dirigentes de dos partidos democráticos (la ley que ilegalizó a Herri Batasuna sigue siendo ilícita) comoAralarEusko Alkartasuna, para que en esta etapa no se detuviera a más ciudadanos vascos, saltó de la butaca diciendo: “¡Lo que nos faltaba ¡ ahora resulta que…¡”, y continuó  su labor convencida de que es periodista.

Ricardo Corazón de León no debió ser un rey demócrata.

Me da en la nariz que los nuevos Caballeros de la Tabla Redonda tampoco están por la labor; pero mientras a los auténticos puedo al menos concederles el beneficio de la duda, en tanto en cuanto su Santo Grial, ya fuese de madera o piedra, cristal o barro cocido, resultó el único motivo que les movió a lanzarse hacia las tierras santas, a los del siglo XXI no podemos permitírselo, porque su Cáliz Sagrado se ubica en los pozos petrolíferos, porque están dispuestos a masacrar a los infieles de hoy, que no son sionistas, sino los llamados anti sistema, emigrantes, votantes de Chávez, cubanas/os revolucionarios, vascos/as independentistas y árabes de toda condición.

Todos ellos son, sencillamente, terroristas.

El gobierno de Israel, cuando comenzaron las revueltas (sigo negándome a llamarlas revoluciones), pagadas o protegidas desde el exterior, acusó al ejecutivo iraní, que presideMahmoud Ahmadinejad , y a Hezbolá (Partido de Dios; en este caso, de Alá) de dirigir tales asonadas contra los llamados dictadores de aquella zona.

Nada que objetar a la hora de derrocar a un sátrapa. Yo si pudiera haría lo mismo en Arabia Saudita, Kuwait, Omán, Qatar, Honduras, Chequia, Eslovaquia, USA, España, Italia, etc., donde la palabra democracia no sirve de mucho, excepto para que millones de incautos crean que es el Santo Grial deCameron, Berlusconi, Sarkozy, Merkel, RajoyZapatero. Sigo con el tema de las revueltas.

El diario Yediot Aharonot (uno de los tres más importantes en Israel), publicaba hace días que el país “sigue con preocupación los intentos de Irán, Hezbolá y otras hermandades musulmanes cercanas al islamismo radical por derribar gobiernos, ya que se sospecha que están detrás de la escena, contribuyendo con millones de euros a lo que parecen (según las cadenas de televisión occidentales) levantamientos democráticos contra regímenes despóticos de la zona“.

Curiosa coincidencia, en esta ocasión, porque tanto Gadafi como el diario israelí apuntan en la misma dirección, a la hora de identificar a los presuntos mentores de dichas revueltas populares.

Más coincidencias.

Las cadenas españolas, en su conjunto, cierran filas a la hora de conceder veinte minutos a Libia, pero diez segundos a los levantamientos populares y protestas generalizadas en varios estados de los USA, como Wisconsin, dada la actuación de su gobernador Scott Walker, eliminando beneficios sociales a trabajadores y jubilados.

A la hora de la reivindicación, como de la represión de los uniformados contra los manifestantes, para las cadenas españolas lo primero es expresión prístina de la libertad; lo segundo, cuando hay carreras, golpes y heridos, se resume con la frase “la policía se vio obligada a dispersar”, mientras que idénticos casos en Venezuela, Ecuador o Bolivia, como en Irán o Libia (Trípoli) se saldarían con la expresión “los agentes masacraron a la población que demandaba pacíficamente sus derechos”.

El pasado 3 de Marzo, cuando se cumplían 35 años del asesinato de 5 trabajadores en Vitoria, a manos de la policía de Fraga Iribarne y Martín Villa, esas cadenas callaron en pelotón.

Ni un solo segundo tampoco, para comentar el interrogatorio al que fue sometido el soldadoBradley Manning, desnudo durante horas, maltratado y humillado por sus superiores, como prólogo a la condena (tal vez pena capital) por revelar los crímenes del ejército USA en Irak, merced a la entrega a Wikileaks de documentos de las propias fuerzas armadas, en los que se mostraban asesinatos similares al de José Couso, bombardeos indiscriminados, torturas, etc., impunes hasta hoy.

Ni un solo minuto para entrevistar a los miembros del Grupo Internacional de Contacto, sobre su oferta de diálogo abierto para lograr la paz en el País Vasco, como antaño se logró en Irlanda del Norte. No hay micrófonos a la hora de que alguien pueda disentir de lo que se quiere imponer, por la fuerza y la amenaza.

Y como guinda al pastel de sangre, confusión, invasión y robo del petróleo árabe allá donde se encuentre, la noticia más relevante de las últimas semanas la acaba de provocar una encuesta realizada en Francia.

Según un sondeo encargado al Instituto Harris Interactivepara el diario Le ParisienMarine Le Pen (hija de Jean Marie, que fuera líder del Frente Nacional), hoy presidenta de ese partido,  se halla en cabeza de las intenciones de voto para la primera vuelta de la elecciones presidenciales, con un 23 %, por delante de Nicolás SarkozyMartine Aubry (actual presidente y candidata socialista, respectivamente), ambos con el 21 %. Parece que el espíritu de Vichy no ha desaparecido.

Queda claro. En el país de la Revolución, de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano, como en España, Italia, Alemania o Gran Bretaña, la sociedad no perdona a quienes, en nombre de una falsa democracia, utilizan las mismas armas del III Reich. Para millones de votantes, no hacen falta dirigentes de extrema derecha disfrazados de demócratas a la hora de hacer política. Que sean los propios talibanes quienes mantengan el estado del terror. Fuera caretas, que ganamos.

Resulta más explícito, eficaz y barato, que aquellos que confían en la supremacía de la raza aria, la xenofobia, el clasismo, la violencia, el desprecio al diálogo y demás características de un honrado ciudadano de derechas, en este caso una mujer, dirijan los destinos de un país.

Si Marine Le Pen triunfara en las elecciones presidenciales francesas en esa primera vuelta, el efecto que causaría en España sería desastroso para Zapatero.

No está en mi ánimo alegrarme por tal posibilidad, aunque reniegue del leonés y su mediocridad permanente.

Pero dado que tampoco pertenezco a la familia de aquellos que se conforman con el menor mal posible, puedo vaticinar alto y claro, que en las próximas elecciones generales no ganará el PP, sino que perderá el PSOE, por las mismas razones que Felipe X, Señor del Gal, fue expulsado de la Moncloa por un genocida como José Mª Aznar.

Y en este caso no habrá pinza a la que echar las culpas de la debacle, porque IU estará obligada a pedir el voto para ella misma, si no quiere terminar como Santiago Carrillo: en brazos del puño, la rosa, la mentira, la impostura, la manipulación, la corrupción, la compra de intelectuales y el abrazo del Borbón.

Y luego dicen que no hay mal que dure cien años…

7 marzo, 2011 Posted by | COMUNICACIÓN, MEDIOS | , | Deja un comentario

España busca el aval árabe y africano para una intervención militar en Libia

España busca el aval árabe y africano para una intervención militar en Libia

El Gobierno cree que una operación solo occidental podría ser contraproducente

MIGUEL GONZÁLEZ – MADRID – 07/03/2011

Ambos intervendrán el próximo viernes en Bruselas en la cumbre extraordinaria en la que la UE debe pronunciarse ante el drama de Libia, que se hunde en el abismo de la guerra civil a pocas millas de las costas europeas.

Un día antes, los ministros de Defensa de la OTAN analizarán un amplio menú de planes militares entre los que podrán elegir uno. O tal vez, no elijan ninguno.

  • El presidente discute con Cameron cómo frenar los crímenes de Gadafi

De todos los líderes europeos, Cameron es quien con mayor contundencia se ha pronunciado en favor de una intervención militar que impida a Gadafi proseguir la carnicería.

Según fuentes diplomáticas, un buque de guerra británico se dirige ya hacia el Mediterráneo central para unirse a la flota estadounidense y realizar una exhibición de fuerza ante Gadafi.

Es poco probable, sin embargo, que la mera contemplación del músculo sea suficiente para disuadirle, si él no cree que hay voluntad política de usarlo.

Zapatero, según fuentes gubernamentales, apoya una intervención militar y está dispuesto a que España participe en la misma.

Pero cree que, jurídicamente, es imprescindible una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que la legitime; y, políticamente, debe contar con el aval de la Liga Árabe o la Unión Africana.

“Una intervención exclusivamente americana o europea podría resultar contraproducente.

Gadafi tendría muy fácil agitar los fantasmas del colonialismo y hacer creer que Occidente quiere robarle el petróleo”, sostienen en La Moncloa.

Por eso, la opción preferida es que el protagonismo corresponda a países árabes o africanos, aunque con apoyo europeo, como en Darfur (Sudán).

Si no es técnicamente posible -pues no todos los países disponen de medios para imponer una zona de exclusión aérea; es decir, para impedir que Gadafi utilice sus aviones y helicópteros contra los rebeldes- bastaría con un llamamiento de la Liga Árabe o la Unión Africana (UA).

Pero aún esto es muy problemático.

Aunque la Liga Árabe ha suspendido a Libia y su secretario general, Amr Musa, ha sugerido que su organización podría aplicar una zona de exclusión aérea en cooperación con la Unión Africana, la mayoría de los países árabes son alérgicos a cualquier intervención militar.

Y tampoco parece que derrocar a un dictador entusiasme a la UA, cuyo presidente de turno es el ecuatoguineano Teodoro Obiang.

Fuentes diplomáticas reconocen que la comunidad internacional está divida. En la UE, la audacia de Cameron contrasta con la resistencia de Nicolas Sarkozy y la cautela de Angela Merkel.

En la OTAN, también se opone a la opción militar el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. Zapatero estuvo a punto de hacer escala en Ankara, a su regreso del golfo Pérsico, para entrevistarse con él, pero no fue posible y ya se busca fecha para una cita.

El presidente español no quiere desaprovechar su sintonía con Erdogan, copadrino de la Alianza de Civilizaciones, cuando es un referente el islamismo moderado turco.

Ni siquiera el Ejecutivo español ha hablado con una sola voz.

Las ministras de Defensa, Carme Chacón, y de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, han realizado declaraciones disonantes.

Mientras la primera dijo el pasado jueves que España desea que la ONU apruebe “de forma rápida cualquier intervención que, con fines claramente humanitarios, pudiera llevarse a cabo ahora mismo”, la segunda subrayó ese mismo día que la comunidad internacional ha respondido “con mucha contundencia” y cualquier nueva medida debería estudiarse “detenidamente”.

Zapatero se limitó en Túnez a remitirse al Consejo de Seguridad de la ONU, mientras que el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba alentó el viernes las supuestas discrepancias al responder que la posición española había sido explicada por Zapatero y Jiménez, obviando a Chacón.

Al margen de la zona de exclusión aérea, los planes en preparación van desde el bloqueo naval de Libia -para hacer cumplir el embargo de armas y evitar el tránsito de terroristas-, hasta una operación civil europea de apoyo a los refugiados en las fronteras de Egipto y Túnez.

Mientras no se entre en territorio libio ni siquiera haría falta el permiso de la ONU.

Si la OTAN sitúa su flota frente a Libia, como sugirió Chacón, una fragata o un petrolero españoles formarán parte de la misma. Y si despliega sus aviones AWACS de vigilancia, también llevarán tripulantes españoles.

Zapatero apoya las reformas sin castigar a los autócratas

M. G. – Madrid – 07/03/2011

  • “España no tiene apenas intereses económicos en este país, así que puedo hablaros con toda libertad”, les dijo Zapatero a los representantes de la sociedad civil tunecina el pasado miércoles.

La frase también vale a la inversa: España tiene fuertes intereses en Catar y Emiratos Árabes Unidos -dos monarquías petroleras en las que Zapatero cosechó la pasada semana miles de millones en contratos e inversiones-, así que no puede expresarse libremente.

  • El contraste entre la visita a Túnez y la gira por el golfo Pérsico parece una muestra de cinismo político.

Fuentes de La Moncloa lo niegan de plano. La visita a Catar y Emiratos estaba planeada desde hace meses, mientras que la de Túnez se improvisó en apoyo a la frágil transición. “Es verdad que no hay ninguna democracia en el Golfo, pero no todos los regímenes son iguales.

En Catar o Emiratos se respetan los derechos humanos y el primero alberga un medio de comunicación perfectamente homologable a los occidentales, como Al Jazeera”, alegan.

Catar o Emiratos no son tan represivos como Arabia Saudí, pero con esta última aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros un acuerdo de cooperación policial. La amenaza de Al Qaeda o la lucha contra la inmigración ilegal sirven aún de excusa para colaborar con regímenes autocráticos.

Reorientar los fondos

La ola de revueltas en el mundo árabe está obligando a la diplomacia española, y a la europea, a revisar sus relaciones con esa región.

El viaje de Zapatero a Túnez es un primer paso. “Se trata de respaldar las reformas con apoyo político, técnico y económico”.

España ha prometido créditos por 300 millones, en tres años, pero se trata de comprometer al conjunto de la UE.

“Los fondos europeos deben reorientarse para que sirvan a la construcción del Estado de derecho, con programas de fortalecimiento de las instituciones”, explican las mismas fuentes.

Hay que concluir cuanto antes el acuerdo de asociación privilegiada de la UE con Túnez y ampliar los créditos del Banco Europeo de Inversiones (BID), que prevé dedicar hasta 6.000 millones a la región de aquí a 2013.

España no suscribe, sin embargo, la idea de David Cameron de condicionar la concesión de fondos europeos a la aprobación de reformas.

Y a la verificación de su cumplimiento. “Debemos premiar a quienes emprendan reformas, pero no castigar a quienes no las hagan. Lo contrario sería una injerencia”, sostienen las fuentes consultadas.

Las diplomacias de Londres y París respaldan el liderazgo rebelde

Varios diplomáticos británicos, desplazados hasta Bengasi junto a agentes especiales, fueron detenidos el viernes por rebeldes libios.- Este domingo, la delegación dejó el país tras ser puestos en libertad

W. OPPENHEIMER / A. JIMÉNEZ BARCA – Londres / París – 06/03/2011

Londres y París coincidieron ayer en sus intentos por reforzar por vía diplomática a la oposición de Libia, aunque con métodos muy distintos.

Francia optó por un sistema tradicional: emitir un comunicado dando la bienvenida a la creación del Consejo Nacional Libio, que agrupa a la oposición a Gadafi en el este del país.

El Gobierno británico decidió enviar a Bengasi a una delegación diplomática de bajo nivel para contactar con la oposición.

El problema es que viajaban escoltados por un comando armado de las fuerzas especiales (SAS) yfueron detenidos el viernes.La delegación dejó hoy el país tras ser puestos en libertad.

  • Los movimientos de la diplomacia francesa suponen un intento de París por recuperar la iniciativa en la región después de su criticada pasividad en el levantamiento popular de Túnez, que acabó con el presidente Ben Ali y se convirtió en catapulta de las revueltas primero en Egipto, luego en Bahréin y después en Libia.

“Francia saluda la creación del Consejo Nacional Libio y ofrece su apoyo a los principios que lo animan y a los objetivos que se ha fijado”, reza el texto del Quay d’Orsay. París se felicita también de “la voluntad de unidad que ha presidido la instauración del Consejo Nacional y anima a sus responsables y a los movimientos que lo componen a perseguir sus acciones en ese espíritu”, añade el texto, que condena el uso de la fuerza contra civiles y pide un acuerdo político que permita el cese de la violencia y el establecimiento de un Gobierno democrático “que responda a las aspiraciones del pueblo libio”.

El Consejo Nacional libio puso en marcha el sábado un comité de crisis para acelerar la toma de decisiones, encabezado por el intelectual Mahmud Jebril. Omar Hariri, que participó en el golpe que llevó al poder a Gadafi y luego fue encarcelado, es responsable de las cuestiones militares. Ali Essaui, que el mes pasado dimitió como embajador de Libia en India, es el encargado de relaciones exteriores.

El paso francés es exactamente el tipo de apoyo que los rebeldes esperan de los países que desean la caída de Gadafi. La estrategia británica, en cambio, por buenas que puedan ser sus intenciones, es rechazada porque la presencia de soldados extranjeros en territorio libio puede ser utilizada por la propaganda de Gadafi contra los rebeldes.

Según el diario The Sunday Times, una unidad de las SAS compuesta por ocho hombres armados y el diplomático al que protegían fueron detenidos en territorio rebelde cerca de Bengasi. Iban armados pero vestían ropas de civil. Según el diario, intentaban contactar con la oposición para preparar el viaje de un diplomático de más alto nivel.

Según un enviado especial de la BBC en Bengasi, testigos del incidente afirman que el comando llegó el viernes por la noche en helicóptero y que seis hombres vestidos con monos de color negro descendieron del aparato y se encontraron con otros dos hombres. Al descubrirse que en sus bolsas llevaban armas, municiones, explosivos, mapas y pasaportes de al menos cuatro diferentes nacionalidades, los ocho fueron detenidos y llevados a un cuartel militar en Bengasi controlado por los rebeldes.

Ni el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, ni su colega de Defensa, Liam Fox, quisieron confirmar o desmentir si habían sido detenidos soldados británicos con el argumento de que nunca comentan cuestiones relacionadas con las fuerzas especiales. Hague se ha limitado de que el equipo británico había logrado salir de Libia tras “experimentar algunas dificultades”, y que Londres planea, “de acuerdo con la oposición libia” enviar otros representantes para fortalecer el diálogo.

La presencia de fuerzas extranjeras en Libia es especialmente delicada porque incluso los opositores a Gadafi se oponen a su presencia. Los rebeldes quieren que las potencias occidentales les ayuden mediante la presión diplomática, la entrega de armas y la creación de un bloqueo aéreo y de telecomunicaciones que dificulte posibles ataques de las fuerzas leales al líder libio.

La detención del comando coincide con las noticias de que los Black Watch, un batallón del Regimiento Real de Escocia, está en estado de alerta permanente en una base de la RAF en Wiltshire para poder desplazarse a Libia en 24 horas si es necesario, aunque el ministro de Defensa ha negado que haya planes para un despliegue militar. Al igual que otros países, Londres ha utilizado sus soldados para repatriar a compatriotas atrapados en Libia. Un grupo de las fuerzas especiales holandesas ha sido aparentemente capturado por tropas de Gafadi en una operación de ese estilo.

Por otra parte, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, en visita oficial en El Cairo, aseguró ayer que, si los combates en Libia se vuelven aún más sangrientos “habrá que prepararse para reaccionar”. Y añadió: “Por eso hemos aceptado la programación de una zona de exclusión aérea en Libia”. Juppé, descartó, eso sí, una intervención militar terrestre de Occidente: “Tendría efectos negativos. Podría acarrear rechazo en la opinión pública y los pueblos árabes”.

7 marzo, 2011 Posted by | libia | | Deja un comentario

Ahora o nunca

Ahora o nunca

Los líderes europeos tienen tres semanas de plazo para alcanzar un pacto que salve de la catástrofe a la moneda única

ANDREU MISSÉ 06/03/2011

  • Las próximas tres semanas vuelven a ser decisivas para el euro.

Otra vez el todo o nada y con las alertas explícitas de los mercados.

Entre la cumbre del próximo día 11 y la del 24 y 25 de marzo, la UE se juega el futuro de la moneda única.

Los líderes europeos deberán alcanzar contra reloj un “pacto global” sobre varias propuestas para asegurar la estabilidad del euro.

Se trata, sustancialmente, de lograr una solución permanente que sustituya los parches urgentes e improvisados que se adoptaron para afrontar las crisis de Grecia e Irlanda y evitar la catástrofe de la moneda única.

La solución mágica se llama gobierno económico de la UE. En realidad es la vieja asignatura pendiente del euro. La pata coja del principal proyecto europeo. La política económica que precisa la divisa europea para compensar y reforzar la política monetaria del BCE.

Es el gobierno económico que ya habían exigido, sin éxito, el entones presidente de la Comisión Europea, Jacques Delors, y otros políticos, sobre todo franceses, hace veinte años, cuando se puso en marcha la Unión Económica y Monetaria en Maastricht.

  • UE (Unión Europea)

    Se trata de lograr un pacto permanente que sustituya los actuales parches

En realidad, es la pata coja del proyecto europeo que ya exigió Delors

El pacto franco alemán cambia el marco para gestar acuerdos en la UE

El debate alemán condiciona las decisiones que deben tomar los 27

La necesidad de un gobierno económico volvió repentinamente al primer plano a raíz de la crisis de la deuda a finales de 2009. Durante el último año se han puesto en marcha multitud de iniciativas por parte de la Comisión Europea y del nuevo directorio francoalemán que se solapan entre sí, cuando no torpedean el proyecto, especialmente por parte de Berlín.

El Pacto Global, o el cajón de sastre en que se han incluido todos los asuntos pendientes, implica como mínimo un acuerdo sobre cinco elementos estrechamente vinculados entre sí:

a) Las seis medidas legislativas para reforzar el gobierno económico de la UE propuestas por la Comisión Europea;

b) el Pacto de Competitividad, planteado recientemente por Alemania y Francia, dulcificado después por Herman van Rompuy y José Manuel Barroso;

c)las reformas para reforzar y flexibilizar el transitorio Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y para constituir el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE) de carácter permanente a partir de junio de 2013;

d) la reforma del Tratado para legalizar ese mecanismo; y

e) la renegociación de la ayuda a Irlanda.

Y como primer resultado de todo ello despejar el futuro de Portugal, como ya advirtió la semana pasada expresamente la agencia de calificación Standard & Poor’s. “El acuerdo deberá ser sobre todo el paquete”, ha advertido también el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker.

El debate, centrado sobre todo en los asuntos presupuestarios y financieros, ha dejado completamente “en un segundo plano la cuestión del empleo y el paro”, como ha señalado la eurodiputada socialista Pervenche Berès. Mientras, 23 millones de europeos siguen en las filas del paro.

El giro hacia la derecha de los principales líderes europeos ha quedado bien patente en el comentario de un político tan moderado y respetado como Delors, para quien el reciente Pacto Anual sobre el Crecimiento presentado por el presidente de la Comisión José Manuel Barroso, “es el documento más reaccionario jamás producido por la Comisión”.

Pero el haber limitado los debates a los asuntos fiscales, financieros y sobre competitividad tampoco ha simplificado los problemas. La secuencia de cómo se han ido generando y solapando las distintas, cambiantes y contradictorias iniciativas sobre el gobierno económico y el Pacto de Competitividad es lo que está creando más desasosiego e incertidumbre en medios comunitarios y en muchos países.

Primero fue la propuesta presentada por el comisario de asuntos económicos y monetarios, Olli Rehn, para reforzar el gobierno económico de la UE en mayo y junio pasados, que cristalizó después en seis propuestas legislativas en septiembre.

El objetivo era reforzar la disciplina presupuestaria con sanciones más duras y crear un nuevo sistema de vigilancia sobre los desequilibrios macroeconómicos y diferencias de competitividad también sometidas a posibles multas.

A estas propuestas se sumó el llamado semestre europeo, que ya se ha puesto formalmente en marcha en enero y trata de acordar entre los Estados los criterios ex ante para la elaboración de los presupuestos nacionales.

La filosofía dominante es que los males del euro no se deben a un defecto inicial de construcción de la Unión Económica y Monetaria, que carece de una política económica común, sino a los malos hábitos de los derrochadores países del Sur junto con Irlanda.

Paralelamente, el Consejo Europeo encomendó a Van Rompuy la creación de un grupo especial (task force) para tratar acerca de lo mismo, “la gobernanza económica europea”, pero desde una perspectiva gubernamental que en los tiempos que corren es la perspectiva de Berlín. Integraron la task force los 27 ministros de Economía, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, Rehn y Juncker.

Este grupo de trabajo incluyó la necesidad de crear un mecanismo de ayuda permanente con condiciones muy estrictas para “reducir el riesgo moral” y la participación “del sector privado”. Es decir, que los bancos acreedores asuman parte de las pérdidas, que era una de las exigencias de Berlín.

En la práctica, la task force ha sido el instrumento de la canciller alemana, Ángela Merkel, para imponer sus criterios. Los trabajos del grupo especial se vieron muy influenciados por los documentos de Berlín, cuyo Gobierno fue el que envió el mayor número de propuestas que fueron decisivas para elaborar las conclusiones.

A pesar de todo, la resolución final no fue del agrado de Trichet, quien censuró la exigencia de que los bancos debían sufragar parte de los costes de la crisis de deuda de un país y encontró insuficiente el automatismo de las sanciones.

La expresión pública de estas discrepancias provocó un fuerte enfrentamiento entre Trichet y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, lo que revela otra grieta inquietante en la cúpula de la Unión.

No obstante, las discrepancias entre la Comisión y el eje coyuntural Berlín-París se agrandaron pronto peligrosamente.

El pasado 19 de octubre tanto la Comisión Europea como la task force sufrieron una seria desautorización a través de la llamada Declaración de Deauville, en la que Merkel y Sarkozy trazaron la línea a seguir tanto en materia de gobernanza económica como en la de reducir las diferencias de competitividad.

El texto francoalemán subrayó la necesidad de aplicar sanciones automáticas a los países infractores del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y de reformar el Tratado para que los inversores asumieran parte de las pérdidas en el caso de una crisis de deuda y se pudiera suspender el derecho de voto en los Consejos a los Estados con violaciones graves de las reglas.

No obstante, la suspensión del voto de los Estados, que implicaría una reforma profunda del Tratado, logró ser temporalmente aparcada gracias a los buenos oficios de Van Rompuy.

La suspensión del voto, las sanciones más automáticas y las duras condiciones para acceder a los fondos de rescate forman parte de las gesticulaciones de Berlín para justificar ante su electorado el aumento de las contribuciones alemanas a los distintos mecanismos de ayuda a los países con dificultades.

El informe elaborado por el European Economic Advisory Group (EEAG) y CESifo, dirigido por Hans-Werner Sinn, contabiliza todos los compromisos de ayudas de Alemania en los distintos fondos a los que ha contribuido desde el inicio de la crisis.

En total los compromisos de Berlín ascienden a 218.500 millones de euros. Sinn lo suma todo. Los compromisos a los dos fondos europeos ya constituidos, al Fondo Monetario Internacional (FMI), las ayudas específicas a Grecia y la parte que le corresponde a las compras de bonos por parte del BCE a Irlanda, Grecia y Portugal.

El futuro europeo se juega de manera decisiva en Alemania, un país en el que su contribución financiera a la Unión es analizada con lupa de manera cada vez más exigente y cuyo debate está condicionando las decisiones que deberán tomarse los próximos días.

Lo cierto es que la declaración de Deauville marcó un antes y un después en la toma de decisiones en la UE. “La crisis”, señala Benedicta Marzinotto, investigadora de Bruegel, “ha contribuido a cambiar la toma de decisiones en la gobernanza europea”. “Durante los últimos días”, precisa, “hemos sido testigos de una councilization (mayor peso del Consejo) en las decisiones que se tuvieron que tomar en el plazo más breve de tiempo posible y que no se pudieron dejar al clásico método comunitario por el tiempo que precisaba”.

Este desplazamiento de competencias, en detrimento de la Comisión, se agravó de nuevo el pasado febrero con la presentación del Pacto de Competitividad promovido en realidad por Berlín, aunque luego apareciera como una propuesta franco-alemana. Fue una iniciativa que descolocó a todo el mundo.

A la Comisión, al Parlamento Europeo y a muchos analistas. Algunas propuestas categóricas del Pacto de Competitividad [ver ficha adjunta], como la prohibición de la indexación automática de los salarios con la inflación, los aumentos de la edad de jubilación para garantizar la sostenibilidad de las pensiones o la inclusión en las Constituciones de límites a la deuda pública merecieron muy poca consideración por parte de varios Estados en el Consejo Europeo del pasado 4 de febrero.

“El Pacto de Competitividad franco-alemana”, señala Marzinotto, “es lo que ha creado más confusión sobre el nivel en el que debería tener lugar la coordinación económica”. La economista de Bruegel señala que las posteriores modificaciones introducidas en el pacto por la Comisión Europea y Van Rompuy “descartan las medidas más conflictivas contenidas en ese acuerdo (como la indexación salarial, la armonización fiscal de la base del impuesto de sociedades y los límites constitucionales a la deuda) y esclarecen un poco los temores de los pequeños Estados y de los países que no pertenecen al euro de que la coordinación de la política económica sea impuesta sobre ellos directamente por otros Gobiernos”.

El propio Van Rompuy trató de quitar hierro al malestar creado por la iniciativa imprevista de Berlín y París en una conferencia en Allianz-CER el pasado miércoles. “Por ejemplo”, precisó Van Rompuy, “el objetivo de la indexación salarial preocuparía solo a tres o cuatro países y por la manera que en ellos opera no es necesariamente un problema, mientras que parece importante examinar la evolución de los salarios en los 17 Estados miembros del euro”.

Igualmente, diluyó las exigencias referidas a la edad de jubilación. “En lugar de fijar un número arbitrario que podría no afectar a todos los países, como 67 años, tiene mucho más sentido en general vincular la edad de retiro a la esperanza de vida”.

Pero la alarma por la deriva que supone el Pacto de Competitividad en favor del método intergubernamental (acuerdos entre los Estados sin participación del Parlamento) a costa del método comunitario (la Comisión tiene la iniciativa legal, tras atender los intereses generales, que luego es aprobada generalmente en codecisión por el Consejo y el Parlamento) ya estaba lanzada.

La respuesta más articulada contra la iniciativa de Merkel y Sarkozy la han liderado los liberales, encabezados por uno de los europeístas más insignes de la arena pública comunitaria, el ex primer ministro belga, Guy Verhofstadt.

El líder liberal en el Parlamento Europeo planteó el pasado jueves su alternativa: una “ley comunitaria para la gobernanza y la convergencia en la Unión”.

Verhofstadt subraya que “la crisis de la deuda soberana ha demostrado que una unión monetaria sin una unión económica simplemente no puede funcionar”.

Critica frontalmente el Pacto de Competitividad porque se limita a solo seis medidas específicas. En su opinión, “la gobernanza económica es mucho más compleja que esto”.

Pone el ejemplo de la sostenibilidad del sistema de pensiones, que “no está solo determinada por la edad de retiro que propone el pacto, sino por los años y las cantidades con que se ha contribuido, la esperanza de vida y el llamado segundo pilar (fondos administrados por el sector privado)”.

En este sentido destaca que el sistema de pensiones de Holanda es muchísimo más sostenible que el alemán a pesar de tener una edad de retiro más baja, según un estudio del Australian Centre for Financial Studies.

Según la propuesta de los liberales, “el Pacto de Competitividad no logrará sus objetivos simplemente porque el método intergubernamental no funciona”. En cambio, asegura que el método comunitario “ha funcionado eficientemente en mercado interior y de competencia”.

Verhofstadt asegura que si la política de competencia estuviera en manos del Consejo, es decir, decidida por los representantes de los Estados, “ninguna empresa habría sido multada nunca”.

La ley comunitaria para la gobernanza y la convergencia de la Unión propone establecer unos niveles máximos y mínimos para los componentes clave que afectan al desarrollo económico y social, dando la conveniente flexibilidad a cada Estado.

Las áreas a las que se aplicarían estos criterios son salarios, productividad, costes laborales unitarios, pensiones, movilidad laboral y protección de los trabajadores, base común del impuesto de sociedades y cambiar tasas del trabajo al consumo, investigación y desarrollo e inversión en infraestructuras.

En cualquier caso, los debates sobre la organización del gobierno económico de la UE y la revisión del Tratado para reforzar los fondos de rescate deberán contar con el Parlamento Europeo, que espera jugar un papel clave, con sus nuevas competencias del Tratado de Lisboa.

De momento, ya se han presentado más de 1.700 enmiendas a las seis iniciativas legales presentadas por la Comisión Europea sobre el gobierno económico. Fuentes comunitarias dudan mucho de que el paquete pueda ser aprobado durante el primer semestre de este año como estaba previsto.

Por su parte, los parlamentarios implicados en los debates sobre el gobierno económico han advertido en un comunicado oficial que los debates sobre un potencial Pacto de Competitividad entre el presidente del Consejo Europeo y el de la Comisión Europea “claramente se solapan con el paquete de gobernanza económica, especialmente con el nuevo marco del procedimiento por desequilibrios macroeconómicos”.

En la citada declaración “urgen a la Comisión Europea, al Consejo y al Consejo Europeo a tener en cuenta la posición del Parlamento Europeo y a implicarle en los debates de manera transparente”.

Elmar Brok, eurodiputado cristianodemócrata alemán y uno de los ponentes que debe dar la opinión sobre la reforma del Tratado, advirtió esta semana que la Eurocámara hará valer sus poderes a la hora de examinar las propuestas de revisión de la máxima norma europea.

Pervenche Berès se ha referido también a que “hay una gran confusión porque estamos a la vez concernidos por la Estrategia 2020, por el paquete de gobierno económico en el que el Parlamento Europeo ha invertido ampliamente, la revisión del Tratado sobre el Mecanismo Europeo de Estabilidad financiera”. La eurodiputada refleja también la contradicción que mientras la Comisión lanza el Semestre Europeo, Merkel y Sarkozy ponen en marcha el Pacto por la Competitividad.

Demasiados conflictos sobre la mesa para resolverlos en solo tres semanas con un nivel mínimamente satisfactorio. Los mercados estarán atentos a las decisiones de los líderes.

Moody’s hunde la nota de Grecia y reaviva las tensiones sobre Portugal

La agencia vuelve a recortar la calificación de la deuda de Atenas hasta el mismo nivel que Bielorrusia.- El castigo sobre los bonos portugueses a cinco años aumenta con fuerza

EL PAÍS 07/03/2011

  • Grecia, cuya deuda está ya situada al nivel de bono basura por las agencias de calificación tras solicitar el rescate de la UE y el FMI, ha recibido hoy un nuevo varapalo por parte de una de las tres sociedades que dominan este mercado.

Así, si hasta ahora invertir en sus títulos solo era factible para inversores con apetito al riesgo, ahora ha quedado vetada a los adictos a la adrenalina, o esta es la conclusión a la que llega Moody’s, que ha vuelto a recortar su nota de solvencia. La noticia, además, ha afectado de forma directa a Portugal y, en menor medida, al resto de los llamados países periféricos del euro y con mayores problemas de déficit y deuda como España, Italia o Bélgica.

  • La agencia explica en un comunicado que ha recortado en tres escalones la calificación de la deuda del Estado griego por las dudas sobre sus planes de ajuste desde Ba1 a B1, la misma que otorga a países como Bielorrusia o Bolivia.

Además, la ha dejado en perspectiva negativa, por lo que es posible que vuelva a sacar la tijera a medio plazo.

Al mismo tiempo que reconoce los significativos progresos en materia de consolidación fiscal y reformas estructurales, Moody’s advierte a renglón seguido de que el Ejecutivo heleno aún se enfrenta a desafíos “muy importantes”.

Sobre todo en lo referente a incrementar la recaudación y aumentar la eficiencia del ahorro, asegura la agencia, que no descarta el riesgo de que se vea obligado a reestructurar su deuda. Sobre este punto, Moody’s destaca la incertidumbre que se cierne sobre el nuevo mecanismo de ayuda a partir de 2013 y las implicaciones que tendrá para los acreedores.

“Sin embargo, las declaraciones públicas de los representantes de la UE sugieren que cualquier apoyo adicional a partir de 2013 estará condicionado a una evaluación de la solvencia, cuyo resultado en este momento sería incierto, por lo que si se considerara insolvente a Grecia es posible que los acreedores tuvieran que asumir algunas pérdidas”, señala.

La noticia ha caído muy mal en Atenas, ya que para el Gobierno griego es “completamente injustificada”.

Según ha declarado el Ministerio de Finanzas a través de un comunicado, que mañana precisamente tiene previsto acudir al mercado a financiarse mediante la emisión de letras, la decisión “no refleja una evaluación objetiva y equilibrada de la situación que afronta Grecia”.

“La dimensión de la rebaja y el momento son incomprensibles y alzan diversas dudas”, insiste.

Además, asegura que “no afecta de ninguna manera la financiación de la República de Grecia debido a que continúa sacando fondos del mecanismo de ayuda financiera”, añade la nota ministerial. La rentabilidad que los inversores reclaman a su títulos a 10 años está en el 12,069%, siete puntos básicos sobre su nivel del viernes.

La decisión de Moody’s tampoco ha sentado muy bien en los mercados de deuda, que han abierto con la resaca del anuncio del BCE de que probablemente subirá los tipos de interés en abril.

El anuncio del instituto emisor se traduce de manera general en que los operadores exigen mayores rentabilidades a sus inversiones para enjugar el recorte de valor que supone el encarecimiento del dinero.

La combinación de esta tendencia con el recrudecimiento de los temores sobre las finanzas de los periféricos ha aumentado de forma diferenciada el castigo contra Portugal, señalada como la próxima posible víctima de una crisis que, además de Grecia en mayo, también se ha llevado ya por delante a Irlanda en noviembre.

En una muestra de la alta probabilidad que los inversores dan al rescate de Portugal, el correctivo se está centrando en mayor medida sobre sus bonos a cinco años, cuya rentabilidad ha subido más de 20 puntos básicos hoy hasta superar el 7,3% y equipararse con los tipos exigidos a sus títulos a 10 años, que subían en unos 10 hasta el 7,390%.

Por lo que respecta a España, aunque también aumentaba la presión en su contra, lo hacía en menor medida con un incremente de cinco puntos básicos en los tipos de sus bonos a 10 años hasta el 5,397% (12.45).

Así, la prima de riesgo, que es el sobreprecio sobre los bonos a 10 años alemanes, de referencia, subía levemente con respecto al cierre del viernes y se movía en torno a los 211 puntos básicos.

También empeoraba la situación de Bélgica, con un alza de 5 puntos en sus tipos hasta el 4,312%, o Italia, que veía aumentar la rentabilidad exigida para entrar en sus bonos a 10 años en 2 puntos básicos hasta el 4,8%.

Crecimiento, desequilibrios y extrema derecha

A. M. 06/03/2011

  • Los desequilibrios que padecen las economías periféricas, especialmente las burbujas inmobiliarias de España e Irlanda, se explican en buena medida por el gran flujo de capitales que recibieron de Alemania en busca de una mayor rentabilidad.

Es otra manera de ver los desequilibrios que padece la UE. Entre 2002 y 2009, las familias, empresas y el Gobierno alemán lograron ahorrar más de 1,6 billones de euros.

Sin embargo, de esta cantidad disponible para invertir en edificios, bienes de equipo e infraestructuras públicas sólo un tercio (562.000 millones) se quedó en Alemania, mientras que los dos tercios restantes (1,05 billones) se exportaron a otros países, según el estudio de European Economic Advisory Group y CESifo, sobre la economía europea en 2011.

Una parte importante de ese dinero se canalizó especialmente hacia a Grecia, España, Portugal e Irlanda, generando un desequilibrio por cuenta corriente de hasta 200.000 millones anuales.

  • La creación de un mercado de capitales único permitió a países como España obtener, por primera vez, créditos a tipo fijo con 20 años de amortización.

Estos flujos dinero favorecieron un fuerte crecimiento económico de hasta el 105% en Irlanda; 55,6% en Grecia, 50,2% en España y 29,5% en Portugal, entre 1995 y 2009. En el mismo periodo el crecimiento alemán fue del 16,2% [ver gráficos en página 6].

Una de las consecuencias más dañinas de esos flujos fue el repunte de los precios en general, los inmobiliarios en particular y, como consecuencia, los salariales.

Así durante el mismo periodo los precios crecieron un 67% en Grecia; un 57% en España y un 48% en Portugal mientras que en Alemania lo hicieron solo un 12%. En relación con los países periféricos, los precios alemanes se depreciaron un 28%. Esto explica también el potencial exportador alemán.

El director del informe, Hans Werner Sinn, sugiere que los desequilibrios generados por estos flujos han “supuesto una mala localización de recursos” en todas partes.

Alemania no invirtió lo necesario para mantener el crecimiento adecuado mientras que los países periféricos vivieron por encima de sus posibilidades y ahora se encuentran en serias dificultades para devolver lo que les prestaron a manos llenas en plena euforia. Las causas de los desequilibrios en Europa tienen al menos dos caras.

El resultado ha sido una caída del crecimiento del conjunto de la UE y un fuerte giro hacia la derecha. Vítor Constancio, vicepresidente del BCE, cita un trabajo de M. Bruckner y H. P. Gruner, que sostienen que “una caída del crecimiento en un punto porcentual implica el aumento también de un punto de los votos hacia la extrema derecha”.

Quizá, por eso, los socialistas europeos, como la izquierda, en general, principales víctimas políticas de la crisis económica, han puesto el acento en reforzar el crecimiento y el empleo.

Proponen una estrategia para crear 8,5 millones de empleos en la UE hasta 2015. Y advierten que si se piensa “solo en la austeridad” aún se perderán 600.000 empleos más en los próximos cuatro años.

Más unión económica

06/03/2011

  • Casi un año después de su aparición, la crisis de la deuda pública en la eurozona sigue denunciando la asimetría existente entre las economías que comparten moneda.

La unión monetaria es completa, pero la unión económica está apenas enunciada y revela sus carencias; entre otros aspectos, a través de un insuficiente grado de coordinación fiscal.

Ese pecado original con el que nació la unión monetaria no solo no se ha reducido en estos doce años, sino que ha agudizado su significación y trascendencia. La particularización en la eurozona de la crisis de los mercados de deuda soberana es, en gran medida, una consecuencia de la ausencia de gobernación económica en el seno del área monetaria común.

La falta de respuesta diligente y con la contundencia necesaria a los movimientos en esos mercados, no siempre eficientes en sus mecanismos de fijación de precios, está suponiendo graves pérdidas de bienestar para los ciudadanos de la eurozona.

    La constitución de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (FEEF) no está resultando suficientemente disuasoria para contrarrestar esas presiones vendedoras, no siempre fundamentadas.

Se necesita una mayor dotación y una más amplia versatilidad operativa: la primera es necesaria para disuadir movimientos especulativos penalizadores de la deuda pública de países sin un excesivo deterioro de las finanzas públicas.

La flexibilidad es necesaria para, además de ayudar a los Tesoros, destinar esos fondos a la eventual compra de bonos públicos en el mercado secundario, con el fin de impedir repuntes en los tipos de interés.

Uno de los países que probablemente se beneficiaria de una decisión tal sería España.

Nuestra deuda pública es inferior al promedio europeo, pero se asume que si Portugal acaba siendo objeto de rescate será difícil conseguir la diferenciación suficiente.

El problema es la presunción cada día más extendida de que, en ausencia de crecimiento económico y reducción del paro, la deuda privada, la mantenida con el sistema bancario, puede acabar haciéndose pública.

Por eso es necesario articular un mecanismo de coordinación entre los países suficientemente creíble para los operadores en los mercados de bonos.

La disposición de las autoridades alemanas a respaldar mecanismos de apoyo a los Gobiernos amenazados es ahora más importante que la precipitada sucesión de ofertas reformistas, no siempre suficientemente maduradas y en muchos casos penalizadoras del crecimiento económico.

Para una mayor eficacia de esos mecanismos defensivos es necesario acelerar la transición a mayores niveles de gobierno común en la eurozona. La propuesta del Pacto de Competitividad de las autoridades alemanas va en esa dirección.

No es una solución concreta y puntual a la crisis de la deuda, pero sí es la condición de la sociedad alemana, no solo de su Gobierno, a la aportación de fondos o avales públicos alemanes para la solución de problema común.

Ese pacto, si se articula correctamente, no solo no debería generar cautelas asociadas a la pérdida de soberanía nacional, sino que debería contemplarse como el primer paso hacia la completa unión económica.

Objetar esos compromisos de convergencia real, de productividad y competitividad, sería equivalente a volver a dar pábulo a la fragmentación o segmentación de la eurozona. –

Prevención y resolución de crisis

S. FERNÁNDEZ DE LIS y SARA BALIÑA 06/03/2011

  • En las próximas semanas, se producirán varias reuniones en torno a la crisis de la eurozona sobre las que se han creado bastantes expectativas.

Se hablará de prevención de crisis, el llamado Pacto por la Competitividad, y de resolución de crisis, los paquetes de ayuda articulados en torno al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, por sus siglas en inglés) y el futuro Mecanismo de Estabilización Europea (EMS, por sus siglas en inglés).

  • Contrariamente a algunas críticas, según las cuales los dirigentes europeos deberían concentrarse exclusivamente en lo urgente, la resolución de la crisis actual, ambos aspectos están interrelacionados.

En la medida en que Europa comience a avanzar, aunque a tientas, hacia elementos de unión fiscal, que implica que unos ciudadanos europeos ayuden a otros en dificultades, es razonable que aquellos exijan mecanismos preventivos, que limiten los riesgos de repetición de estos problemas en el futuro. Lo que no tendría sentido es mejorar la prevención sin resolver los problemas inmediatos, porque está en juego la supervivencia del euro.

Pero eso parece ser precisamente lo que preconizan los círculos ultraortodoxos alemanes.

El Pacto de Competitividad, propuesto por Francia y Alemania, y sobre el que parece ser que la Comisión Europea prepara una versión light, tras la reacción negativa de varios países europeos, incluye:

– Mecanismos de monitorización de los diferenciales de competitividad y medidas para facilitar la movilidad laboral, que en general no son controvertidos.

– Una mínima armonización del impuesto de sociedades, razonable si se avanza hacia una mayor integración fiscal.

– Un ajuste de la edad de jubilación según la sostenibilidad de los sistemas de pensiones. Es ineludible avanzar en esta dirección, y es injusto pedir a los ciudadanos alemanes que contribuyan al mantenimiento de los prejubilados griegos.

– La abolición de los sistemas de indiciación salarial, de manera que los salarios se fijen en función de la productividad. A pesar de la polémica desatada en España, nuestro problema sigue estando más bien en el ámbito de la negociación colectiva, donde es necesaria una descentralización considerable.

– La inclusión de enmiendas constitucionales de equilibrio presupuestario en todos los países de la UE, o de la Eurozona.

Las reglas fiscales autoimpuestas son más democráticas y potencialmente más eficaces que un sistema de sanciones como el del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), aunque sea difícil lograr un equilibrio entre la flexibilidad, que permita políticas anticíclicas, y la credibilidad y las garantías de cumplimiento.

El debate actual sobre el techo de la deuda en el Senado estadounidense ilustra los peligros de este tipo de legislación.

– El establecimiento de un mecanismo de resolución de las crisis bancarias. Quizá la enseñanza más importante de esta crisis es que es necesario un marco para que los bancos puedan quebrar sin que ello arrastre al resto de la economía. Los reguladores en Basilea y Bruselas llevan meses trabajando en ello.

En fin, las propuestas del Pacto de Competitividad son, en general, razonables, siempre y cuando supongan avanzar hacia una unión fiscal que equilibre la unión monetaria.

Ahora bien, no olvidemos que se trata de un quid pro quo, donde tanto los países del centro como los de la periferia deben ceder. Y el otro pilar del acuerdo, los mecanismos de resolución de crisis, parece estar, a pesar de su mayor urgencia, menos maduro.

Los paquetes de rescate a Grecia e Irlanda no han sido eficaces -de ahí las reticencias de Portugal a solicitar uno similar-, porque han proporcionado un alivio temporal de liquidez sin restablecer la sostenibilidad de la deuda. La expectativa de flexibilización del EFSF constituyó un revulsivo para los mercados de deuda a principios de año.

Pero, una vez más, parece que Europa se olvida de las decisiones heroicas cuando se aleja del abismo.

En las últimas semanas han llegado señales preocupantes desde Alemania, donde el lobby ortodoxo se opone con vehemencia a una flexibilización de los mecanismos existentes.

Entre las medidas consideradas están la ampliación del tamaño del Fondo; la reducción de los costes financieros del rescate; las compras de deuda en el mercado secundario (que aliviarían al BCE de una tarea que le resulta incómoda); la concesión de líneas de crédito a los Gobiernos, y el préstamo directamente a bancos.

Ideas sensatas que permitirían afrontar la crisis con un arsenal más amplio y adecuado que los paquetes clásicos del FMI aplicados a Grecia e Irlanda.

Además, Europa debe afrontar la clara contradicción entre propugnar que los acreedores privados experimenten quitas en las crisis de deuda soberana (tal como se ha anunciado para el nuevo ESM que empezará a funcionar en 2013, anuncio que fue el detonante de la grave crisis desatada a finales del pasado mes de octubre) y resistirse a que los bonistas senior experimenten pérdidas en las crisis bancarias.

El caso de Irlanda ha puesto de manifiesto esta contradicción de manera flagrante.

El riesgo de una reestructuración de la deuda soberana para evitar una quita de deuda bancaria es, de acuerdo con el refranero castellano, “hacer un pan como unas tortas”.

Santiago Fernández de LisSara Baliña son profesores de la Escuela de Finanzas Aplicadas (Afi).

 

7 marzo, 2011 Posted by | ECONOMIA, NOTICIAS | , | Deja un comentario