cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Especial Libia.- 8 marzo.-El temor a la derrota inquieta a Bengasi

El temor a la derrota inquieta a Bengasi

Los bombardeos y el avance terrestre de las fuerzas de Gadafi rebajan la euforia en las filas opositoras.- La falta de suministros es notoria en las ciudades sublevadas

JUAN MIGUEL MUÑOZ | Bengasi (Enviado Especial) 08/03/2011

El devenir de la guerra en Libia es imprevisible y puede enfangarse por un sinfín de circunstancias políticas y militares.

Pero los acontecimientos desde el domingo han suscitado evidente temor entre los 670.000 vecinos de Bengasi, la capital de la revuelta en la oriental región de Cirenaica, porque la aviación y los soldados de Muamar el Gadafi lograron frenar el avance rebelde.

Inquieta sobremanera a los dirigentes políticos de la insurgencia que el dictador ordene el bombardeo de instalaciones petroleras de un país que exportaba 1,7 millones de barriles de crudo al día y que vive sumido en el caos.

  • Los sublevados imploran la ayuda militar de las potencias

Decenas de familias huyen de las zonas de combates hacia la capital cirenaica

Los cazas libios bombardearon ayer por segunda vez las inmediaciones del puerto petrolífero de Ras Lanuf, en el este del país y bajo precario control de los rebeldes.

“Había un avión, disparó dos cohetes y no hubo muertos”, indicó Mojtar Dobrug, un combatiente rebelde que fue testigo del bombardeo, a la agencia Reuters. La aviación también atacó las inmediaciones de puestos de control de los sublevados en Ajdabiya, más cerca de Bengasi.

Mientras se intensifican los ataques aéreos, los buques petroleros apenas pueden atracar para cargar sus depósitos; los alimentos llegan a Libia oriental por la frontera con Egipto, pero cierta escasez de productos es notoria porque el país ha paralizado casi toda actividad económica; los bancos apenas funcionan y las colas para extraer dinero son cotidianas.

Aunque la zona dominada por los insurrectos y el Consejo Nacional cuenta con tres grandes puertos (Bengasi, Tobruk y Darna), los cargueros no arriban a sus muelles. Las autoridades en Bengasi claman por un reconocimiento inmediato y formal de su legitimidad. Aún sin éxito.

“Occidente tiene que moverse o este lunático hará algo en los campos petrolíferos.

Es como un lobo herido. Si los países occidentales no lanzan ataques aéreos contra las tropas de Gadafi puede dejar los pozos inoperativos durante mucho tiempo”, declaraba a este diario Mustafá Gheriani, portavoz del Consejo Nacional libio, un Gobierno provisional que está desbordado por la situación.

“Si la comunidad internacional no establece una zona de exclusión aérea, Gadafi no va a rendirse”, añadió Gheriani, que admitió la imposibilidad de reabrir el aeropuerto de Bengasi porque no hay compañía dispuesta hacerse cargo de los seguros aéreos.

El domingo, los militares y mercenarios de Gadafi detuvieron el ímpetu de los 17.000 insurrectos que luchan en la zona de Ras Lanuf y Bin Jauad, a unos 400 kilómetros de Bengasi y a 600 de Trípoli.

Y esa noche grupos de jóvenes discutían dos alternativas: o partir al frente o permanecer para defender Bengasi. Los insurgentes son todo voluntad. Pero la anarquía es también una de sus señas de identidad.

Ni tienen táctica, ni jefes que pongan orden, ni potencia de fuego frente a unos uniformados que dominan a su antojo el espacio aéreo. Así que la guerra se empantanó ayer en las cercanías de Ras Lanuf, sede de enormes instalaciones petroleras.

Las terminales de esta pequeña ciudad y de la cercana Brega fueron cerradas. Anoche, decenas de familias abandonaron estos pueblos para buscar refugio en Bengasi. La euforia inicial de una rápida victoria sobre las fuerzas del dictador comienza a desvanecerse.

Pero en Bengasi, la capital de los rebeldes -en el extremo occidental del país-, la situación también es de incertidumbre. La euforia por una victoria temprana se ha evaporado. El Consejo Nacional que dirige la ciudad desde la estampida de los militares se encuentra en una encrucijada. No sabe si reforzar el frente rebelde con el envío de más hombres o atrincherarse en la ciudad ante los rumores crecientes de que Gadafi prepara un golpe.

Y la situación para los sublevados al este, la zona del país donde primero y con más fuerza cuajó la insurrección, tampoco es boyante. En Misrata, situada a 200 kilómetros al este de Trípoli, el mando rebelde mantiene a duras penas su control, pero el castigo de las brigadas que dirige Jamis Gadafi, hijo del sátrapa, ha dejado mella. Un médico del hospital de esa ciudad ha asegurado a EL PAÍS que los combates han dejado 23 muertos.

La población vive con angustia la ofensiva de Gadafi, que al igual que en Zauiya, ha empleado artillería, cohetes y fuego de mortero. Más al oeste, en la ciudad petrolífera de Ras Lanuf, los habitantes también tienen miedo porque consideran que el Ejército libio no ha dicho aún su última palabra.

Tras 41 años de abusos, brutal represión, y arbitrariedades -Gadafi mandó arrancar hace años un gran árbol en una plaza de Bengasi porque era un símbolo de esta ciudad siempre rebelde-, nadie acaba de fiarse.

En esta capital todas las puertas metálicas de los comercios son verdes, el color de la todavía bandera del país, el color de la revolución que derrocó al rey Idris en 1969. Solo unos pocos se han atrevido a añadir las bandas roja y negra a esas puertas para convertirlas en la enseña que hacen ondear los insurrectos.

Pero el sátrapa también da muestras de nerviosismo. Ayer amenazó con desatar una avalancha de inmigración de africanos hacia Europa y su hijo Saadi advirtió de una horrible guerra si su padre abandona el poder.

Nadie intuye qué se propone con la iniciativa que planteó ayer. Yadallah Azous al Talhi -ex primer ministro en los años ochenta y una personalidad que goza de respeto en el Consejo Nacional- ofreció un diálogo nacional para poner fin al derramamiento de sangre. ¿Se puede interpretar esta iniciativa como una señal de debilidad o desesperación? Con el dictador libio es de ilusos aventurar respuestas.

Pero tenía que saber Gadafi que la respuesta iba a ser la que fue. Solo se negociará, afirmó el Consejo Nacional, sobre la base de que el tirano abandona el poder. De momento, se niega a arrojar la toalla.

El déspota tunecino Zine el Abidine Ben Ali aguantó 29 días tras iniciarse las protestas. Mubarak soportó la presión 18 días desde la manifestación del 25 de enero. Gadafi ya resiste tres semanas. Aunque su aislamiento -incluso la Liga Árabe respaldó ayer la zona de exclusión aérea- es creciente en todos los planos.

Esta noche, la cadena de televisión Al Yazera y dos periódicos árabes informaron de algunos de los acuerdos a los que Gadafi habría intentado llegar con los revolucionarios, algo que el Consejo Nacional libio rechazó de plano por considerar que sería una salida que ofendería a las víctimas de la represión desatada por el dirigente, según han señalado fuentes del bloque opositor.

Según estos medios, en la negociación Gadafi pretendía negociar su salida a cambio de que se le garantizara la seguridad a él y a su familia así como también que no sería juzgado -una medida solicitada por el Consejo General de la ONU a la Corte Penal Internacional de La Haya-.

Inmigrantes africanos citados por Reuters aseguran que son perseguidos por los uniformados de Gadafi para obligarlos a combatir. Son recompensados con cientos de dólares.

Si este reclutamiento forzoso es cierto, puede deducirse que el dictador afronta un problema: su capacidad de fuego es infinitamente mayor, pero carece de los suficientes soldados y mercenarios para luchar en todos los frentes en un país tan enorme -1,8 millones de kilómetros cuadrados- como despoblado: poco más de seis millones de habitantes, de los que dos eran trabajadores extranjeros. La situación de los insurrectos es la opuesta: sobran hombres, pero su armamento es escuálido.

Gheriani trató de quitar hierro a la volátil coyuntura. “Hemos extraído lecciones de la revolución egipcia. También ellos lograron ciertas reivindicaciones, y después se tomaron un respiro. Gadafi desplaza sus tropas de una ciudad a otra. Tiene tanques y aviones, pero no suficientes soldados en tierra. Nuestra gente está preocupada porque los milicianos apenas tienen entrenamiento”.

Gadafi compara su represión con la guerra de Israel contra Gaza

AGENCIAS – París – 08/03/2011

  • Muamar el Gadafi afirmó ayer que Libia es un factor clave en la seguridad regional y mundial al servir de contención tanto a la red terrorista Al Qaeda como a la inmigración subsahariana.

Y comparó su represión con la actuación de Israel contra los palestinos en la guerra de Gaza en 2009: “Incluso los israelíes cuando entraron en Gaza lo hicieron con tanques para luchar contra los extremistas [de Hamás]”. Estas declaraciones, en una entrevista a la cadena de televisión France 24, pueden interpretarse como una advertencia frente a las sanciones y las iniciativas diplomáticas internacionales.

  • “Libia desempeña un papel fundamental en la paz regional y mundial”, declaró el líder libio.

“Somos un socio importante de Occidente en la lucha contra Al Qaeda”.

Y también “en la seguridad en el Mediterráneo”. “Hay millones de negros”, aseguró, “esperando para cruzar a Europa, a Francia o a Italia”.

Gadafi recordó que “Libia tiene buenas relaciones con EE UU, con la UE y con los países africanos”, y aseguró que el Consejo de Seguridad de la ONU, que hace diez días aprobó sanciones contra el régimen por la represión de las protestas, “no ha tenido en cuenta a Al Qaeda”. Negó que haya habido matanzas de civiles.

“Tenemos pequeñas células armadas que nos están combatiendo”, dijo. “Nosotros no usamos la fuerza al principio. Como mucho ha habido 150-200 muertos”.

El problema, añadió, es que “el mundo tiene una visión distorsionada” del conflicto por una cobertura de prensa en la que “persiste el colonialismo”. Los medios, declaró, han tergiversado las protestas y han soslayado “el amplio apoyo” que tiene su Gobierno.

Gadafi aseguró que la Unión Africana (UA) había enviado un equipo de investigación para comprobar que lo que se publica en el extranjero “es 100% falso”. (Un portavoz de la UA dijo ayer que la misión estaba en vías de preparación).

En cuanto a la posibilidad de que Francia o Reino Unido reconozcan al Gobierno opositor constituido en Bengasi, replicó: “Es ridículo. Sería una injerencia en los asuntos internos”.

Y rechazó la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez. “Lo que necesitamos es librarnos de esos grupos armados”.

MIL TUNECINOS LLEGAN A SICILIA EN UNA NOCHE

08/03/2011

  • Más de mil inmigrantes llegaron a bordo de 10 barcos a la isla siciliana de Lampedusa durante la madrugada del domingo. Los inmigrantes, la mayoría tunecinos -suman 7.000 los llegados desde la huida de Zine el Abidine Ben Ali- aprovecharon el buen tiempo. Las autoridades italianas les trasladarán en avión a centros de internamiento en la península.

El doble juego de Italia

El tratado de amistad con Trípoli, firmado en 2008 y que sigue vigente, prohíbe a Roma ceder sus bases para un ataque contra el régimen de Gadafi

MIGUEL MORA – Roma – 08/03/2011

  • El Gobierno italiano lleva semanas haciendo acrobacias verbales y diplomáticas en torno a la crisis libia.

El conflicto que desangra a su excolonia plantea tanto a Roma como a sus empresas dilemas de difícil solución.

El Tratado de Amistad, Sociedad y Cooperación firmado en Bengasi en 2008 por Silvio Berlusconi y el coronel Gadafi prohíbe a Italia inmiscuirse en los asuntos internos libios e incluso ofrecer sus bases a terceros para intervenir contra el régimen.

Además, la cláusula 20 del turbio acuerdo, que sigue vigente, obliga a Roma a compartir sus planes militares con Trípoli.

  • El pacto nació para proteger negocios y frenar la inmigración, según un diputado

Atrapado en esas contradicciones, el ministro de Exteriores, Franco Frattini, aseguró ayer que es “difícil imaginar” que aviones italianos lleguen a actuar para frenar el baño de sangre. Aunque añadió que, “por lealtad euroatlántica”, Roma “no podrá negar el uso de sus bases militares y su apoyo logístico” si la comunidad internacional los necesita.

Según explicó, Italia ha comunicado a sus aliados que sus bases están disponibles “siempre que haya un cuadro de legitimidad internacional, una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y una resolución de la OTAN”.

Tanto Frattini como su colega de Defensa, Ignazio La Russa, han reiterado que el tratado con Libia está “suspendido de hecho” porque “ya no hay contraparte”. Pero se firmó entre Italia y la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista, es decir, el Gobierno de Gadafi. Y el artículo 80 de la Constitución italiana afirma que solo el Parlamento puede abolir los tratados internacionales.

El diputado del Partido Democrático Lapo Pistelli comenta que su partido ha depositado una moción en el Senado para exigir al Gobierno que el Parlamento anule el tratado porque “Libia viola los derechos humanos y eso ha cambiado las reglas del juego”.

El Gobierno no ha movido ficha, aunque el artículo 4 del tratado afirma que “las partes se abstendrán de cualquier forma de injerencia directa o indirecta en los asuntos internos o externos que afecten a la jurisdicción de la otra parte, ateniéndose al espíritu de buena vecindad”.

El apartado 2 añade que “Italia no usará ni permitirá el uso de sus territorios en cualquier acto hostil contra Libia”.

Cuando fue ratificado por el Parlamento, en 2009, un puñado de diputados afirmó que el tratado era ilegal porque no respetaba el derecho de asilo de los emigrantes y vulneraba los pactos de Italia con la OTAN.

Seis diputados de los Radicales presentaron 6.200 enmiendas. Fueron rechazadas con el consenso del centroderecha y el centroizquierda. Solo los Radicales, los democristianos, Italia de los Valores y unos cuantos parlamentarios del PD votaron contra la ratificación.

Según Furio Colombo, diputado del PD y uno de los grandes críticos del tratado, “Italia sigue hoy vinculada a ese pacto y no puede intervenir para evitar las matanzas ni permitir a sus aliados que usen las bases o su territorio nacional para frenar a Gadafi.

En puridad, estaría obligada incluso a ofrecer a Libia las armas y secretos que comparte con sus socios de la OTAN”.

El artículo 20 afirma que “las dos partes se comprometen a desarrollar su colaboración en el sector de la Defensa (…), y acuerdos específicos que regulen el intercambio de misiones, de información militar y de maniobras conjuntas”.

El polémico pacto zanjó el conflicto colonial sin compensar a los italianos que perdieron sus posesiones en Libia, pero Roma prometió pagar a Trípoli 3.600 millones de euros en 20 años como daños por la ocupación.

Las cifras resuenan hoy como un sangriento sarcasmo. Entre 2009 y 2010, Italia pagó al régimen de Gadafi 468,5 millones de euros; en 2011 debería pagar 250 millones más.

Ambas partes decidieron además forjar una “amplia alianza industrial en el sector de la defensa y las industrias militares”.

Aunque el ministro La Russa ha afirmado que Roma “no ha vendido a Libia ni un cortaúñas”, Italia fue el país europeo que más armas exportó a Trípoli en 2008 y 2009.

Según la lista de la UE, pidió licencias para enviar a Gadafi equipos militares por 208 millones.

El tratado, resume Colombo, obedece al deseo de “proteger o iniciar grandes negocios” y “a los deseos de la Liga del Norte por luchar contra inmigración por la ilegal vía militar”.

Gadafi advierte de la llegada de “millones de negros” a Europa si pierde el poder en Libia

El dictador libio insiste en que Al Qaeda orquesta la violencia en el país magrebí

AGENCIAS / París 07/03/2011

Muamar el Gadafi ha enviado otro recado a los Gobiernos europeos mientras libra la batalla más importante para permanecer al frente de Libia tras 42 años de poder ininterrumpido.

En una entrevista con el canal de televisión France 24, el coronel libio ha advertido a las potencias occidentales de que él juega un papel determinante a la hora de contener la propagación de Al Qaeda y las oleadas masivas de inmigrantes ilegales con destino a las costas europeas.

“Libia juega un papel vital para la paz en la región y en el mundo entero”, ha dicho.

“Somos un importante socio en la lucha contra Al Qaeda”, ha añadido.

“Hay millones de negros que podrían llegar al Mediterráneo y luego saltar a Francia e Italia si Libia deja de garantizar la seguridad”.

  • Los Gobiernos occidentales han condenado con dureza durante las últimas semanas al régimen de Gadafi por la represión ejercida sobre la población sublevada. Muchos líderes extranjeros han reclamado la aplicación de sanciones y el final de su sangriento régimen.
  • La UE ya ha dado pasos en este sentido, en paralelo a la presiones diplomáticas que se incrementan para frenar la crisis humanitaria en el país magrebrí.

Pero en el pasado reciente, gobiernos del sur de Europa como Italia han recurrido a la ayuda de Libia para frenar el flujo de subsaharianos a Europa. También ha habido cooperación en la lucha contra el terrorismo de Al Qaeda. Y eso es lo que Gadafi trata ahora de explotar para romper el frente común diplomático contra su Gobierno.

Además, Gadafi ha vuelto a rechazar las acusaciones de crímenes contra la humanidad, que le valieron la condena de la ONU y la apertura de una investigación por parte de la Corte Penal Internacional, y ha culpado de nuevo a la red terrorista creada por Osama Bin Laden de orquestar la violencia.

Por otra parte, ha anunciado que “la Unión Africana ha enviado una comisión investigadora para demostrar que lo que se publica en el extranjero sobre Libia es 100% mentira”. Fuentes de la institución consultadas en Addis Abeba han asegurado que la misión está prevista pero que todavía no ha partido hacia Trípoli. “Todavía no, estamos trabajando en ello”, ha dicho la fuente bajo anonimato.

“El mundo tiene una percepción [sobre Libia] que no está basada en nada y que no razonable”, ha dicho. “Se ha formado una imagen distorsionada de unas demostraciones que han sido pacíficas”.

La OTAN vigila Libia las 24 horas del día con aviones espía

La Alianza Atlántica lanza un aviso a Gadafi para que frene los ataques sistemáticos.- Obama advierte a los seguidores del dictador de que “responderán por sus actos”.- Reino Unido y Francia plantearán al Consejo de Seguridad la creación de una zona de exclusión aérea.- La UE prepara nuevas sanciones

AGENCIAS – Bruselas / Washington – 07/03/2011

La OTAN ha desplegado un plan de vigilancia aérea las 24 horas del día en Libia con aviones de reconocimiento AWACS. De acuerdo con la explicación del embajador estadounidense ante la OTAN, Ivo Daalder, se ha tomado la decisión de reforzar el control con estos aviones para disponer de “una imagen más precisa de lo que realmente está pasando en esta parte del mundo”.

Los AWACS (Airborne Warning and Control System o Sistema de Alerta y Control Aerotransportado) disponen de un radar capaz de cubrir más de 300.000 kilómetros cuadrados y los datos obtenidos por su sistema de alerta temprana se envían inmediatamente a todos los países de la OTAN.

  • Horas antes de este anuncio, la Alianza Atlántica incrementó la presión sobre el régimen de Muamar el Gadafi.
  • El secretario general de la organización militar, Anders Fogh Rasmussen, ha exigido a Libia una transición hacia la democracia y ha advertido de que habrá una reacción internacional si continúa usando la violencia.
  • “Si Gadafi y su Ejército siguen atacando sistemáticamente a la población, no puedo imaginar que la comunidad internacional se quede mirando”, según Rasmussen, quien ha añadido: “Mucha gente en todo el mundo se verá tentada a decir: hagamos algo para detener esta masacre”.

Posteriormente, Barack Obama se ha expresado en una línea parecida y ha asegurado que la OTAN está valorando “potenciales opciones militares” ante la crisis libia.

El presidente de EE UU ha lanzado además una advertencia a los seguidores de Gadafi: “Quiero decir a los que están con él, de que depende de ellos tomar la decisión sobre cómo quieren operar de aquí en adelante y tendrán que responder por cualquier violencia que siga habiendo allí”.

En paralelo a las manifestaciones de Rasmussen y Obama, la Unión Europea ha acordado extender sus sanciones contra Libia y, en especial, para bloquear los recursos de algunas entidades controladas por el régimen, han informado fuentes diplomáticas.

Los Veintisiete ya tienen en marcha medidas restrictivas -prohibición de viajes y congelación de activos financieros- contra Gadafi y 25 personas de su entorno y estudian ahora la ampliación de esa lista y la inclusión en ella de personas jurídicas.

Las nuevas sanciones se adoptarían, según esas mimas fuentes, a lo largo de esta semana y afectarían, en un principio, a la Autoridad de Inversión Libia, un fondo soberano con participaciones en importantes empresas internacionales.

En opinión del máximo dirigente de la OTAN, en Libia se pueden estar cometiendo “crímenes contra la humanidad”. El planteamiento es similar al del fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno-Ocampo, quien ha abierto una investigación contra el coronel y sus máximos colaboradores.

Rasmussen ha puntualizado, sin embargo, que la OTAN no tiene por el momento prevista una actuación militar y ha insistido en que intervendrá siempre y cuando se le solicite y cuente con un mandato apropiado de la ONU.

“Hemos pedido a nuestros militares que lleven a cabo la planificación necesaria para que estén preparados en caso de cualquier eventualidad”, ha subrayado. Simultáneamente, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, ha advertido de que cualquier intervención militar extranjera en la crisis en Libia necesita contar con “respaldo internacional”.

Mientras, el portavoz de la Casa Blanca Jay Carney ha confirmado que una de las opciones que estudia el Gobierno de EE UU es armar a los rebeldes, aunque ha matizado que es una más entre varias posibilidades que por el momento están sobre la mesa.

Pese a que formalmente se solicitó el viernes pasado al comité militar de la OTAN comenzar los preparativos necesarios para atender una petición de intervención, Rasmussen ha dejado claro que esto requerirá la recomendación de Naciones Unidas.

“Asumo que cualquier operación de la OTAN se llevaría a cabo en concordancia y consonancia con un mandato de la ONU”, según el máximo responsable de la Alianza, quien ha recordado que la resolución sobre Libia aprobada por el momento por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no prevé el uso de la fuerza.

Zona de exclusión aérea

Rasmussen ha advertido además que decretar una zona de exclusión aérea sobre Libia constituye una cuestión “compleja” y ha asegurado que de momento la Alianza Atlántica no ha recibido ninguna petición de intervención.

Reino Unido y Francia están preparando un proyecto de resolución que presentarán esta semana ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para imponer una zona de exclusión aérea, según han informado fuentes diplomáticas. Los Estados árabes del Golfo han sumado esta tarde su apoyo a la inmediata puesta en marcha de una zona de exclusión aérea.

La posibilidad de que la comunidad internacional cree una zona de exclusión aérea para ayudar a los rebeldes ha recobrado hoy fuerza tras el anuncio del apoyo de los países árabes, en un momento en el que Gadafi ha intensificado sus contraataques en el este del país.

Las fuerzas leales al régimen libio intentan hoy recuperar Ras Lanuf, el enclave petrolero que cayó en manos de los rebeldes hace tres días, y su aviación bombardea desde hace horas las inmediaciones del lugar.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, ha sido enviada este fin de semana a Trípoli en una misión de carácter técnico, según lo ha calificado hoy la Comisión.

“No tendrá contactos políticos” ni con el régimen de Gadafi, ni con los representantes de la oposición.

La misión de observación cuenta con unos cinco expertos que han llegado a Trípoli tras conseguir que las autoridades les dieran visados y no está claro si visitarán otras zonas antes de regresar a Bruselas. Sus encuentros se limitarán a “ONG y personas sobre el terreno en el país”, ha resumido el portavoz de Ashton, Michael Mann.

 

 

 

Anuncios

8 marzo, 2011 - Posted by | libia |

1 comentario »

  1. Cuantos expertos militares habra infiltrado la CIA para combatir a Kadafi? Cuantos mercenarios? Cuantos dolares?
    recordemos las incursiones encubiertas o directas en Chile, Colombia,Cuba, Dominicana, Kosovo, Eritrea, Nicaragua, etc.etc.

    Comentario por Nevadoderuiz | 8 marzo, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: