cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Libios de Bengasi lanzan S.O.S. a la comunidad internacional

Libios de Bengasi lanzan S.O.S. a la comunidad internacional

BENGASI. Un centenar de personas ha formado un S.O.S. humano en la plaza de los Juzgados de Bengasi, a la orilla del Mediterráneo, para pedir ayuda a la comunidad internacional.

por
EFE
 
Libios de Bengasi lanzan S.O.S. a la comunidad internacional
Fuente: EFE
Mientras, las fuerzas de Gadafi avanzan hacia Ajdabiya, 170 kilómetros al sur de Bengasi.

“Necesitamos que nos rescaten”, aseguró Ismail, un libio de 55 años que, con una bandera tricolor de la época monárquica en la mano, forma parte de la palabra S.O.S., que se puede ver en la plaza, donde a primeras horas de la mañana un predicador a través de un micrófono repite la misma letanía: “No hay más dios que Allah, Dios es grande”.

Ahmad al Amani, otro libio de más de 60 años, insiste en que sólo quieren que la comunidad internacional les ayude. “Queremos que ayuden a los revolucionarios para vencer al opresor, queremos que se imponga una zona de exclusión aérea”, dice Al Amani, antes de que Ismail le replique: “No queremos la lucha, queremos paz, libertad y democracia”.

 
 No obstante, un tercer interlocutor, que no quiere ser identificado, interrumpe asegurando: “No a las tropas extranjeras en Libia”.

Las llamadas de socorro desde Bengasi tienen lugar un día después de que los países de la OTAN acordaran reforzar la presencia de unidades navales en el Mediterráneo central, tras dejar claro que no usarán la fuerza en Libia sin un mandato de la ONU y el respaldo de los países de la región.

 
Las brigadas del coronel Muamar el Gadafi, después de lanzar ayer una gran ofensiva marítima, terrestre y aérea contra la ciudad de Ras Lanuf, considerada por los rebeldes como su principal frente defensivo, parece que se dirigen hacia la estratégica Ajdabiya, cruce de caminos entre el este, el oeste, el norte y el sur del país.

De momento, las milicias revolucionarias han prohibido a los medios de información avanzar más allá de esa localidad, donde parece que continúan los combates entre las tropas fieles a Gadafi y los rebeldes.

Mientras en Bengasi ultiman los preparativos para la oración musulmana del mediodía del viernes, en la que se concentraron miles de personas, un grupo de hombres ha pintado en inglés frente al edificio de los Juzgados, sede de la máxima autoridad opositora: “Where is the United Nations?” (¿Dónde está (sic) las Naciones Unidas?).

 
“Queremos atraer la atención de la comunidad internacional, nos están bombardeando”, asegura Tawfiq Ahmad, un parado de 50 años y miembro del equipo que ha pintado esta frase en color blanco y que se prolonga durante 50 metros sobre el asfalto de la plaza, que los rebeldes llaman ahora “Al Hurra” (Libertad).

“Esta es nuestra única oportunidad de ser libres”, asegura Salah Bin Hamid, tras criticar las palabras ayer del hijo de Gadafi Seif al Islam, que ayer dijo que sus tropas se dirigían hacia Bengasi.

 
 El pasado 16 de febrero comenzaron unas protestas en Bengasi, principal feudo rebelde, que desembocaron en un levantamiento popular que al día siguiente se extendió por todo el país y que se impuso al régimen de Trípoli en todo el este y varias ciudades del oeste.

Tras unos primeros momentos de indecisión, Gadafí contraatacó y logró recuperar las localidades del oeste donde el levantamiento había triunfado y ahora sus brigadas afianzan Ras Lanuf y amenazan Brega, que habían sido tomadas por las milicias.

Cruenta ofensiva de Gadafi contra opositores; recupera Ras Lanuf

MÉXICO, D.F., 10 de marzo (apro).-

Mientras la comunidad internacional no logra ponerse de acuerdo sobre la situación en Libia, y va en aumento el número de víctimas mortales, Muamar Gadafi intensificó sus ataques contra la oposición y recuperó el enclave petrolero de Ras Lanuf.
Las milicias de Gadafi, que en armamento superan por mucho a la oposición, lanzaron la víspera uno de los ataques más intensos contra la oposición por cielo y tierra: bombardeos aéreos, acompañados de artillería, cohetes y morteros; también desplegaron carros de combate y tropas terrestres que terminaron por vencer a los opositores.
Según un corresponsal de Al Jazeera que estaba con los rebeldes cuando emprendieron la retirada de Ras Lanuf, éstos se replegaron hacia Brega, al este  de Libia.
Aunque no dio una cifra aproximada, un comandante rebelde dijo al periodista que el número de fallecidos era muy elevado, que había perdido a casi todos sus hombres y que varios de los milicianos que lograron sobrevivir habían salido huyendo.
Al Jazeera calificó esta nueva ofensiva de Gadafi como “muy brutal y muy profesional”, a la que los rebeldes no pudieron hacer frente por no contar con las armas necesarias para repeler la artillería pesada y los morteros usados por la milicia oficial.
Iman Bugaighis, una de las portavoces de la oposición citada por EFE sostuvo que los bombardeos alcanzaron edificios residenciales, y que en la ofensiva Gadafi también utilizó embarcaciones comerciales.      Bugaighis calificó la situación de “muy grave” y afirmó que la nueva ofensiva de Gadafi podría afectar el tráfico por el Mediterráneo,  provocar una crisis humanitaria y una catástrofe ambiental.

Expresó su temor de que los bombardeos hayan afectado instalaciones petroleras y oleoductos que podrían dañar los depósitos de crudos ubicados en Ras Lanuf, donde hoy se suspendió la exportación de petróleo a consecuencia de los combates.
Más tarde, en Bengasi,  Ahbdelhafiz Ghoga, vicepresidente del Consejo Nacional Transitorio y vocero de la dirección rebelde libia, trató de desmentir que la oposición haya perdido Ras Lanuf. “No es cierto, es simplemente un bombardeo indiscriminado”, dijo.
Sin embargo, pidió a la comunidad internacional “que se tomen todas las medidas para proteger a los libios del genocidio y de los crímenes contra la humanidad” cometidos por las fuerzas de Gadafi.
También admitió que los heridos que estaban en un pequeño hospital en Ras Lanuf habían sido trasladados a zonas más seguras en Bengasi, ante los intensos bombardeos de este jueves, aunque omitió informar sobre el número de víctimas mortales.
Este mismo jueves, Saif al-Islam, hijo Gadafi, apareció en una entrevista en la BBC de Londres en la que sostuvo que su padre nunca se rendirá “ni aunque las potencias occidentales intervengan” en el conflicto, porque “Libia es nuestro país,  combatiremos en Libia, moriremos en Libia”, reiteró.
Además, advirtió, los insurrectos tuvieron dos semanas para negociar, pero que ahora ya “es tiempo de actuar”.

Al preguntarle sobre el reconocimiento del gobierno de Francia al  Consejo Nacional Libio, respondió “¿es una broma, es una broma?, es un consejo Mickey Mause, nadie está con ellos”.
De igual forma, desestimó la posibilidad de una intervención militar, sea de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) o de Estados Unidos.
“No le tememos a las fuerzas estadunidenses  ni a las de la OTAN, Francia o Europa. Este es nuestro país, aquí vivimos, aquí morimos. Nunca nos rendiremos a los terroristas (rebeldes). La nación Libia está unida, es fuerte”, recalcó.
Ante este panorama, la Unión Europea (UE) y los países miembros de la OTAN se preparan para celebrar una reunión de emergencia este viernes 11  a fin de tomar decisiones y medidas en torno al conflicto en Libia.
La UE impuso más sanciones para congelar los bienes y recursos de dos docenas de personas cercanas a Gadafi y Alemania congeló además miles de millones de euros del banco central a Libia y otras agencias de gobierno.
En tanto, la OTAN anunció que enviará más unidades navales al Mediterráneo central para ayudar a controlar el embargo de armas a Libia aprobado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Anders Fogh Rasmusen, secretario general de la Alianza, indicó que en la reunión de ministros de Defensa aliados se acordó elaborar planes detallados para poner en marcha medidas activas para aplicar el embargo de armas y para poder enviar asistencia humanitaria a Libia.
También se estudian, dijo, acciones adicionales para poner en marcha la anunciada zona de exclusión aérea en caso de que la OTAN reciba “un claro mandato” del Consejo de Seguridad de la ONU.
Por el momento, dijo que las decisiones adoptadas hoy permitirán la vigilancia y control de actividades para hacer respetar el embargo de armas.
Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Tom Donilon, dijo hoy que Estados Unidos enviará equipos de ayuda humanitaria al este de Libia, que está bajo control de los rebeldes, y afirmó que eso “de ninguna manera puede interpretarse como una intervención militar”.
“No es para nada una operación militar, no entraremos con personal militar o de seguridad. Estamos llegando allí con el permiso y la colaboración de las entidades locales que ahora controlan de facto” la zona, detalló Donilon y afirmó que el objetivo “es meramente humanitario”.
De hecho, sostuvo que el gobierno estadunidense prepara ya el envío de diplomáticos a Bengasi para entrar en contacto con la oposición dentro de Libia y con miras a conocer de primera mano su estructura,  liderazgo, necesidades, motivaciones y metas.
Confirmó lo dicho por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en el sentido de que se rompieron relaciones con los representantes de Gadafi en Washington.  
El ambiente en Libia es “cambiante”, admitió Donilon, pero aseguró que Estados Unidos y la comunidad internacional han logrado “aislar” a Gadafi para obligarlo a que se marche.

Anuncios

13 marzo, 2011 - Posted by | libia | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: