cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

La negociación colectiva hace más por la justicia social que la educación

La negociación colectiva hace más por la justicia social que la educación

La teoría marxista venía a decir -entre otras cosas- que los salarios se fijaban en el nivel de subsistencia.
 
Los trabajadores son muchos y en la subasta por vender su trabajo los salarios bajaban hasta el nivel mínimo que permite a los trabajadores subsistir para seguir produciendo.
Por suerte, en los países desarrollados, esto no se produjo como Marx predijo, y existe una clase media con salarios muy por encima de lo imprescindible para vivir.
Una explicación de por qué aumentaron los salarios ha sido tradicionalmente la formación de los trabajadores: el trabajo se hace más valioso -y relativamente más escaso- y su precio relativo respecto al capital aumenta.
 
Parte de los beneficios empresariales pasan a los salarios. Por eso, el sistema, aunque fuera desigual, se consideraba justo, pues daba a los trabajadores -al menos a algunos- la oportunidad de formarse, tener un salario mayor, e incluso convertirse en capitalistas formando una empresa con sus ahorros.
 
El sistema daba la apariencia de premiar el mérito, no la clase social a la que uno pertenecía.
 
Si eras pobre… “pues haber estudiado”. (Esto era verdad hasta cierto punto: mucha gente de clase baja no puede permitirse tener a sus hijos sin trabajar hasta los veintimuchos, y mucho menos pagarles un curso de inglés en Irlanda o un MBA en el Instituto de Empresa. )
No obstante, la idea de que la formación es suficiente para que haya una sociedad más justa sigue siendo muy aceptada, y medidas como la enseñanza pública
 
bilingüe tienen esa filosofía y esa buena intención, como refleja la publicidad de la Comunidad de Madrid.
Sin embargo, parece que ese valor otorgado por la cualificación profesional es cada vez menor: miles de licenciados en paro o cobrando sueldos ridículos, gente que rebaja a propósito su curriculum para poder encontrar trabajo, y nuevos datos que afirman que las máquinas van a ir reemplazando cada vez más trabajos tradicionalmente cualificados como médicos y abogados.
 
Parece que la formación cada vez tiene un valor relativo menor a la hora de conseguir rentas. Los poseedores de “capital humano” cada vez ganan menos por ese capital, por dos razones:
– Hay capital físico -máquinas, software, tecnología- cada vez más sofisticado.
– El número de poseedores de capital humano ha aumentado mucho.
La conclusión es que la productividad generada por la formación y por las nuevas máquinas no se refleja tanto en los salarios, sino que se traslada a los beneficios, a las rentas de los propietarios de las máquinas, del software y de la tecnología.
Krugman analiza de forma aguda esta situación, que podría explicar creciente aumento de la desigualdad en todas las sociedades occidentales, a pesar de la generalización de la educación superior.
La conclusión es que la educación es importante, pero no suficiente para restaurar una sociedad con una amplia clase media, en la que se reduzca la creciente desigualdad actual.
Es más importante el capital inicial (que tu abuelo y tu padre sean presidentes del banco que has heredado), que el inglés que puedas aprender, como demuestra este vídeo:
Anuncios

14 marzo, 2011 - Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, ECONOMIA, EDITORIAL, PRESTACIONES SOCIALES, RECORTES SOCIALES |

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: