cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Gadafi advierte a los rebeldes de que «no habrá piedad» en la ofensiva sobre Bengasi

Gadafi advierte a los rebeldes de que «no habrá piedad» en la ofensiva sobre Bengasi

17.03.11 – 22:33 –
AGENCIAS | TRÍPOLI
El líder libio confirma que la acción se desencadenará “esta noche” y la compara con la entrada de Franco en Madrid
Amenaza con atacar barcos y aviones civiles en el Mediterráneo si se produce “cualquier acto militar” como los que podría autorizar el Consejo de Seguridad de la ONU
Los opositores tratan de retrasar a las tropas gubernamentales los alrededores de Ajdabiya
Pulse para ver el video 

                                                           Soldados leales a Gadafi celebran la toma de un parte de Ajdabiya. / Foto: Reuters | 

 
Los partidarios de Gadafi, celebran ya una victoria que ven al alcance de la mano. Están en Ajdabiyah, a tan solo 150 kilómetros de Bengasi, el bastión de los rebeldes.
 Tan cerca que Gadafi ha anunciado que entrará allí esta misma noche como Franco entró en Madrid en el 1939.
 
Y no habrá, dice, piedad alguna. Las tropas de Gadafi han bombardeado Misrata y Brega.
 
 Los destrozos son grandes y los hospitales se llenan de heridos.
 
Los rebeldes imploran ayuda internacional, si no hay zona de exclusión aérea tienen muy difícil contener el avance de los de Gadafi.
 
‘La población civil va a sufrir’, aseguran los rebeldes. Mientras la gente, asustada, sigue abandonando el país hacia donde puede.

//

//

‘The New York Times’ denuncia la desaparición de cuatro periodistas

El diario ‘The New York Times’ ha denunciado la desaparición de cuatro de sus periodistas que cubren el conflicto que se vive en Libia.
 
“Los editores aseguran que el último contacto con ellos tuvo lugar en la mañana del martes, hora de Nueva York”, asegura el diario en su web, en la que detalla que, según informaciones que le han llegado, su equipo fue atrapado por fuerzas libias gubernamentales.
 
El rotativo añade que funcionarios libios han asegurado que están tratando de localizar a los periodistas y agradece al Gobierno de Libia “su garantía de que si hubieran sido capturados serían liberados inmediatamente y sin daño alguno”.
 
Los periodistas desaparecidos son Anthony Shadid, ganador de dos Pulitzer y responsable de la oficina del diario en Beirut; el redactor Stephen Farrell -que fue secuestrado por los talibanes y rescatado por fuerzas británicas en 2009- y los fotógrafos Tyler Hicks y Lynsey Addario.
 
El líder libio, Muamar Gadafi, ha amenazado con atacar barcos y aviones civiles en el Mediterráneo si se produce “cualquier acto militar” contra Libia como los que podría autorizar el Consejo de Seguridad de la ONU, al tiempo que ha anunciado un gran ataque esta noche contra Bengasi si la ciudad no se rinde.
 
En un día cargado de amenazas por parte del régimen libio mientras el Consejo de Seguridad negocia el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el país, Gadafi ha anunciado, sin embargo, un alto el fuego de sus fuerzas a partir de la noche del próximo sábado para “permitir la rendición” de los rebeldes.
 
Ese parece ser el plazo que se ha dado el régimen libio para acabar definitivamente con los rebeldes, pese a que en un discurso de audio emitido por la televisión estatal el coronel ha insistido en que esta misma noche sus tropas llegarán a Bengasi y “no tendrán compasión” con quien no se rinda.
 
El líder libio ha amenazado con “grandes bombardeos” en Bengasi a partir de esta noche si la ciudad no capitula y ha advertido de que no “habrá misericordia con los traidores”.
 
“Estas son las últimas horas de esta tragedia”, ha recalcado, añadiendo que sus tropas “entrarán casa por casa” en la ciudad y que los habitantes de aquellas en las que encuentren armas “serán considerados enemigos”
 
“La quinta columna”
  
Gadafi ha llegado a comparar su pretendida entrada en Bengasi esta noche con la del general Francisco Franco en Madrid durante la guerra civil española.
 
“Vosotros sois la quinta columna en la ciudad”, ha afirmado dirigiéndose a los habitantes del bastión rebelde en el este del país, a los que considera sus hipotéticos partidarios, y ha dicho que se apoyará en ellos para “liberar” la urbe de “los traidores y los perros”.
 
Mientras la televisión estatal libia emitía el discurso de Gadafi, la cadena catarí Al Jazeera mostraba en paralelo imágenes de centenares de simpatizantes de la rebelión en una gran plaza de Bengasi coreando consignas contra el régimen y el líder libio.
 
Poco antes, el comité general de defensa libio, equivalente al Ministerio de Defensa, advirtió de que “cualquier acto militar” contra Libia “pondrá en peligro las actividades aéreas y marítimas en el Mediterráneo”, según un comunicado difundido por la agencia oficial Jana.
 
Los barcos o aviones que crucen este mar, “sean civiles o militares, serán objeto de ataque defensivo”, amenazó el régimen y “toda la cuenca del Mediterráneo estará expuesta a un grave peligro no solo a corto plazo sino también a largo”.
 
 Horas antes el mismo comité general de defensa había anunciado que cesará sus operaciones militares contra “las bandas terroristas armadas” a partir de la medianoche del próximo sábado para darles ocasión de “entregar las armas y beneficiarse de la amnistía general” prometida Gadafi hace unos días.
 
Intensificación de los combates en Misrata
  
Y entretanto la ofensiva de las fuerzas de Trípoli se ha intensificado especialmente en Misrata, la tercera ciudad el país y la única aún controlada por los rebeldes en el oeste libio, además de en la estratégica Ajdabiya, a 160 kilómetros al sur de Bengasi.
 
El miembro del comité de comunicación del Consejo Nacional Transitorio (CNT) libio Tarek Ali Ejhaui ha asegurado que al menos 30 rebeldes han muerto desde el miércoles en los combates en Ajdabiya.
 
Ejhaui ha indicado que los insurgentes han abatido hoy un avión de guerra del régimen de Trípoli en la región de Buhadi, cerca de Ajdabiya y que aviones de Gadafi bombardearon el aeropuerto de Benina, a diez kilómetros al oeste de Bengasi, además de la localidad de Gnines, a 50 kilómetros de esta urbe.
 
Los bombardeos erraron sus objetivos, según los insurgentes, que atribuyen esos fallos a que los pilotos de Gadafi se ven obligados a ejecutar las órdenes pero yerran el tiro para no causar daños entre la población civil.
 
El aeropuerto de Benina es una infraestructura de un cuartel de la aviación militar libia, cuyos oficiales y soldados se unieron a las filas de la rebelión pocos días después de su inicio el pasado 16 de febrero.
 
El portavoz rebelde ha rechazado que Misrata fuese hoy recuperada por Gadafi, tal como afirmó la televisión estatal, y ha dicho que en la ciudad se libran violentos combates y que algunos efectivos de las tropas del régimen han tomado posiciones en edificios desde donde disparan indiscriminadamente sobre la población.
Anuncios

17 marzo, 2011 - Posted by | libia |

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: