cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

El rescate de Portugal, a caballo entre el de Grecia y el de Irlanda

CRISIS | Podría necesitar hasta 100.000 millones

El rescate de Portugal, a caballo entre el de Grecia y el de Irlanda

Enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en una de las huelgas generale convocadas en Grecia. | Orestis PanagiotouEnfrentamientos entre la policía y los manifestantes en una de las huelgas generale convocadas en Grecia. | Orestis Panagiotou

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado miércoles 23/03/2011 15:44 horas
  • Día clave para Portugal, que va camino de convertirse en el tercer país de la zona euro en ser asistido.

De momento, la Unión Europea ha dejado listo el nuevo fondo, con más aportaciones de capital, suficientes para afrontar su posible rescate, que podría alcanzar hasta un máximo de 100.000 millones, según el mercado.

La cifra se queda a caballo entre la de Irlanda y Grecia. Dublín recibió una inyección de 85.000 millones para sanear su deteriorado sistema bancario, que necesitaba 10.000 millones para recapitalizarse, crear un fondo de contingencia para eventuales necesidades adicionales de la banca (25.000 millones) y estabilizar sus cuentas públicas.

El ajuste irlandés pasa por recortar 15.000 millones para rebajar el déficit público hasta el 3% del PIB en 2015, un año más de lo inicialmente previsto. El país ha tenido que pasar por recortes salariales, reducción de prestaciones sociales y creación de nuevas tasas.

La popularidad del primer ministro, Brian Cowen, cayó drásticamente y tuvo que convocar elecciones anticipadas.

Por su parte, Grecia necesitó 110.000 millones para salvarse de la bancarrota, con planes de austeridad tan impopulares que levantó a la población contra el Gobierno en numerosas ocasiones, con masivas protestas y huelgas.

El objetivo final del país heleno es ahorrar un total de 30.000 millonesde euros, equivalente al 11% del PIB, en tres años para reducir el galopante déficit público del 13,6% a menos del 3% en 2014.

Lo cierto es que el mercado todavía no tiene claro si Grecia e Irlanda serán capaces de salir del atolladero, lo que ha motivado a Moody’s y aS&P a rebajar recientemente sus respectivos rating.

La crisis política lusa copa el protagonismo de la cumbre de Bruselas

Los líderes europeos dejan para junio la reforma del fondo de rescate

D. BASTEIRO / M. DUJISIN Bruselas / Lisboa 24/03/2011 00:05

  • Portugal vivió ayer en directo la dimisión de su primer ministro y cómo se ponía en marcha la cuenta atrás hacia el tercer rescate de la Unión Europea y el FMI en menos de un año. José Sócrates presentó su dimisión tras ver cómo los cinco partidos de la oposición, desde conservadores a comunistas, se unieron para tumbar su reforzada estrategia de austeridad para los próximos dos años.

Como si se tratase de un altavoz, la crisis política portuguesa se verá amplificada en la cumbre de la Unión Europea de hoy y mañana. El cónclave, conocido como la reunión de la “respuesta completa” a los mercados, estaba diseñado como una puesta en escena del punto y final a las tensiones en los mercados de deuda pública iniciados con las dudas sobre la solidez de las finanzas griegas.

“Esta crisis llega en el peor de los momentos”, lamentó Sócrates, que en un breve discurso anunció “consecuencias profundamente negativas para las personas, las familias y las empresas”. Sin embargo, el rescate es toda una bofetada a las instituciones europeas, que hasta ayer cruzaban los dedos por la supervivencia de Sócrates. “Saludamos y apoyamos el paquete de reformas”, habían dicho Jean Claude Trichet, presidente del BCE, y José Manuel Durao Barroso, jefe de la Comisión y militante en el principal partido de la oposición portuguesa.

Primer ministro en funciones

Sócrates llegará hoy a la cumbre como un primer ministro en funciones, y “no tendrá buenas noticias que dar”, aseguró Pedro Silva Pereira, ministro de la Presidencia, justo antes del voto en el Parlamento.

Según fuentes comunitarias, los anuncios podrían hacerlos los principales países del euro a puerta cerrada, exigiendo que un rescate evite el riesgo de contagio a España, muy expuesta a la deuda portuguesa.

Portugal será el segundo país, tras Irlanda, que acceda al fondo de apoyo al euro fundado el año pasado, ya que Grecia accedió a préstamos bilaterales una semana antes de la creación del mecanismo.

Fuentes comunitarias advirtieron que “tiene que ser Portugal quien pida el rescate”, una decisión que el ministro en funciones no está en condiciones de tomar en solitario y a la que el nuevo Gobierno resultante de las elecciones podría llegar demasiado tarde.

Por ese motivo, la decisión de rescatar a Portugal podría retrasarse hasta que un consenso político nacional decida solicitarlo y, lo más importante, negociar sus condiciones.

Refuerzo del fondo del euro

El rescate de Portugal inyectará adrenalina a unas lentas negociaciones sobre el refuerzo del fondo del euro, que Lisboa podría vaciar con necesidades de miles de millones de euros.

Hasta ahora, Irlanda ha recibido un 8,04% de los 500.000 millones de euros comprometidos, pero las características del fondo, que se basa en emisiones de deuda pública, hace que su capacidad real de préstamo no supere los 240.000.

Las discusiones sobre cómo reforzarlo para hacer efectiva su capacidad encallaron el lunes. La ratificación parlamentaria de ese refuerzo, que tendrá que pasar por los 17 parlamentos de la moneda única, no se completará hasta junio.

Como país vecino con relaciones privilegiadas, España podría verse muy afectado por la crisis política portuguesa.

La exposición de los bancos españoles a Portugal alcanzó, a finales del tercer trimestre de 2010, los 76.900 millones de euros lo que supone un 33,7% de la exposición de toda la banca mundial, de 227.900 millones de euros, según los últimos datos del Banco Internacional de Pagos (BIS).

El posible efecto contagio causa escalofríos en la zona euro, que ha alabado insistentemente las medidas de España para atajar la crisis, pero no puede prever los resultados de una crisis de ansiedad de inversores temerosos porque el fondo de apoyo al euro no sea suficiente para prestar apoyo.

Pacto por el Euro

La cumbre de hoy, precedida de reuniones de socialistas y conservadores por separado, aprobará formalmente el Pacto por el Euro impuesto por Angela Merkel. Fuentes comunitarias aseguraron esperar “anuncios concretos” de los países del euro, que tendrán que justificar cómo lo van a cumplir.

España presentará, según anunció la vicepresidenta económica, Elena Salgado, “pinceladas” sobre la reforma de la negociación colectiva entre los sindicatos y patronal, así como un calendario de transposición de directivas pendientes.

El resto de países presentarán otras medidas, entre las que se encuentra un límite legal al déficit, la promesa de revisar la edad de jubilación o la flexibilización de los horarios comerciales.

Además, los 27 aprobarán el endurecimiento del Pacto de Estabilidad, un instrumento que se ha visto sobrepasado por la crisis, ante la cual los países realizaron grandes inversiones para reactivar el crecimiento.

Con un crecimiento todavía débil, países como Portugal se han visto obligados a reducirlo a marchas foradas tutelados por la presión de los mercados financieros contra la que la oposición portuguesa finalmente ha decidido rebelarse.

Ante la dimisión de Sócrates, solo después del fin de la cumbre de la Unión Europea de hoy y mañana, el presidente de la República portuguesa, Anibal Cavaco Silva, podrá empezar a reunirse con los partidos con representación parlamentaria (PS, PSD, CDS, Bloque de Izquierda, Comunistas y Ecologista-Verde), y podrá optar por convocar el Consejo de Estado.

Sin embargo, el presidente también podría invitar al PS a presentar otro candidato a primer ministro y buscar consensos con los demás partidos. Se prevé que la respuesta del PS ante tal alternativa, sería negativa, lo que obligaría al presidente a disolver el parlamento y convocar elecciones anticipadas.

El tiempo en contra

Cualquiera que sea el escenario, existen preceptos legales que deben ser cumplidos.

Aunque el presidente cumpla solo con los plazos mínimos previstos en la ley para convocar elecciones anticipadas debido a la disolución del Parlamento, Cavaco Silva tendrá que marcar el acto electoral con una antecedencia mínima de 55 días.

Para que las elecciones se realicen el último fin de semana de mayo (domingo 29), la convocatoria de Cavaco Silva debería producirse antes del 4 abril.

En cambio, si las elecciones fuesen convocadas hasta el 11 de abril, el acto electoral se debería realizar el domingo 5 de junio, considerando una serie de festivos portugueses ese mes, así como el inicio del periodo de vacaciones.

 

La banca española arriesga 80.000 millones en Portugal

El sector financiero podría asumir pérdidas si el rescate del país vecino incluye una quita

MONCHO VELOSO / MADRID
Día 23/03/2011 – 21.16h

Bruselas quiere zanjar la crisis de la deuda en Portugal. Que el efecto dominó —cayeron Grecia e Irlanda, y el país vecino está más que tambaléandose— no toque a España.

Por razones de peso —nuestro país es el 8,9% del PIB comunitario—, la Unión Europea no quiere ni tiene capacidad para rescatar a España. Los analistas y los propios mercados descartan el contagio: el país se ha distanciado en las últimas fechas del foco de tensión luso.

Eso no quiere decir que los efectos de una intervención en Portugal no traspasen la frontera. El sector financiero español expone 80.000 millones al país vecino, en créditos a sus sectores público, privado y financiero.

Bancos y cajas suman 6.000 millones entre deuda pública lusa y financiación a la administración portuguesa.

El grueso de los préstamos lo acumulan en el sector privado: 51.000 millones. «Es evidente que pueden verse perjudicados», dice Sara Baliña, de Analistas Financieros internacionales (Afi), quien recuerda que España sostiene el 10% de la deuda pública de Portugal.

Que les afecte más o menos una posible intervención a la economía portuguesa depende de las condiciones que negociase el Gobierno luso con la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para acceder al fondo de rescate.

«Desinterés» francoalemán

Si, como debate ahora mismo Bruselas, el futuro fondo de rescate incluye algún tipo de quita (obligaría al comprador de deuda a perder parte de su inversión), el sector financiero español tendría que asumir pérdidas. «No se hizo ni en Grecia ni en Irlanda, que estaban peor que Portugal.

¿Por qué ahora?», explica Rafael Pampillón, del Instituto de Empresa. Alemania y Francia, quienes acaban imponiendo sus criterios en Bruselas, no lo vieron necesario en los rescates griego e irlandés.

A fin de cuentas, sus bancos eran los que más se jugaban. En Portugal,las entidades alemanas y francesas tienen poco que perder, pues su nivel de exposición es mucho menor que el de bancos y cajas de España.

«Además, sus prioridades ya no son el euro: Sarkozy está centrado en Libia y Merkel en las elecciones regionales», advierte José Ramón Pin Arboledas, del IESE Business School.

«Lo que sí se puede dar es un efecto de arrastre en las relaciones comerciales», avisa Baliña. España exportó en 2010 bienes a Portugal por 16.577,8 millones, según datos del Instituto Español de Comercio Exteror. Y 1.400 empresas españolas tienen inversiones estables en ese país; 870 de ellas producen el 9% del PIB luso. «Si Portugal es rescatado, entrará en recesión, y eso afecta a ese volumen comercial», dice Baliña.

Lo que se antoja desechado es que la crisis portuguesa infecte al Reino de España y también este tenga que recurrir a la ayuda externa.

«La situación es otra que en meses anteriores: España se ha desmarcado y el efecto contagio está más contenido», explica Baliña.

«Los datos del coste de la deuda y de la propia economía son hoy mejores», dice Pampillón. Mientras los mercados aprietan a Portugal —el rendimiento de sus bonos a diez años supera con creces la barrera psicológica del 7%—, dan un respiro a España, que ahora se financia a menor precio.

Portugal, entre la crisis política y el rescate financiero

Votación en el parlamento portugués del cuarto plan de austeridad del Gobierno. | EfeVotación en el parlamento portugués del cuarto plan de austeridad del Gobierno. | Efe

Efe | Lisboa

Actualizado miércoles 23/03/2011 23:57 horas

La sombra de un rescate financiero está cada vez más presente en Portugal. El cuarto Plan de Estabilidad y Crecimiento (PEC) presentado por el Gobierno de José Sócrates no ha convencido a la oposición, que ha votado en contra, forzando de esta manera ladimisión del primer ministro. Este es un repaso por los acontecimientos más destacados que han dado pie a una crisis financiera y política en el país luso.

27 de septiembre de 2009

El Partido Socialista (PS) de José Sócrates gana las elecciones legislativas, aunque pierde la mayoría absoluta cosechada en 2005.

12 de marzo de 2010

Se aprueban en el Parlamento los presupuestos para 2010 presentados por el Gobierno socialista con la abstención de la oposición conservadora.

25 de marzo de 2010

El Parlamento de Portugal respalda el primer Programa de Estabilidad y Crecimiento (PEC) con el apoyo del Gobierno socialistas -97 de 230 diputados- y la abstención de la principal fuerza opositora, los socialdemócratas (PSD) -centro derecha-, con 81 escaños. El plan de austeridad incluye una reducción del gasto social y militar, aumento de impuestos a las rentas más altas, congelación del salario de los funcionarios y privatización de bienes públicos.

El líder de la oposición en el parlamento portugués, Miguel Macedo, del partido PSD. | EfeEl líder de la oposición en el parlamento portugués, Miguel Macedo, del partido PSD. | Efe

27 de abril de 2010

La agencia Standard & Poor’s (S&P) rebaja dos escalones la calificación de Portugal de ‘A+’ a ‘A-‘ debido a “la debilidad estructural” de su economía, fruto del deterioro de sus finanzas públicas y sus escasas perspectivas de crecimiento. La Bolsa de Lisboa se desploma un 5,36% al cierre de la sesión.

21 de mayo de 2010

Sócrates supera con el apoyo de su Partido Socialista y la esperada abstención de los conservadores, una moción de censura presentada por la izquierda marxista por sus de medidas anti-crisis.

9 de junio de 2010

El Parlamento luso aprueba con el apoyo del gobernante Partido Socialista (PS) y el PSD el segundo PEC, que incluye ahora un aumento del IVA y el impuesto sobre las renta de las personas físicas (IRPF). La meta es reducir en cuatro años el déficit a menos del 3%.

24 de septiembre de 2010

Los intereses que piden los inversores internacionales para comprar obligaciones a diez años del Tesoro portugués se disparan y alcanzan el 6,42%, la máxima penalización desde la introducción del euro, en 2002.

10 de noviembre de 2010

Portugal subasta obligaciones a diez años a 6,806% de interés, una penalización récord consecuencia de la creciente desconfianza de los mercados en la economía lusa.

11 de noviembre de 2010

El interés sobre la deuda pública portuguesa a diez años se dispara y alcanza el 7,37%, un nuevo máximo.

15 de noviembre de 2010

El ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira dos Santos, niega la existencia de contactos formales o informales para pedir ayuda a la UE y asegura que la apuesta de su país es seguir financiándose en el mercado.

24 de noviembre de 2010

Los intereses sobre la deuda soberana de Portugal superan la barrera del 7%, cuando se celebra la jornada de huelga general convocada por los dos sindicatos mayoritarios del país, CGTP y UGT.

Una persona sin hogar, en una calle de Lisboa, junto a un cartel de la huelga.| A. F.Una persona sin hogar, en una calle de Lisboa, junto a un cartel de la huelga.| A. F.

26 de noviembre de 2010

El Parlamento portugués aprueba el tercer PEC incluido en los Presupuestos de 2011 con el apoyo del PS y gracias a la abstención de la oposición conservadora. Contiene un aumento del IVA, del 21 al 23 %, rebaja del 3,5 al 10% del salario de los funcionarios, congelación de pensiones y recortes de gasto e inversión estatal.

10 de marzo de 2011

Sócrates supera con la esperada abstención de la oposición conservadora, otra moción de censura, la sexta, presentada por la izquierda marxista ante la crisis económica y social del país.

11 de marzo de 2011

El Ejecutivo socialista presenta por sorpresa el cuarto PEC, que incluye un agravamiento de las pensiones más altas, cortes en la sanidad y limitación de los beneficios fiscales. La penalización sobre la deuda soberana de Portugal a cinco años se dispara hasta el 8%.

23 de marzo de 2011

La oposición portuguesa, desde los conservadores a la izquierda marxista, rechaza el cuarto programa de austeridad y provoca la dimisión del Gobierno liderado por Sócrates.

 

Anuncios

24 marzo, 2011 - Posted by | ECONOMIA, ECONOMIA, NOTICIAS | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: