cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

ESPECIAL LIBIA.- 24 MARZO 2011

Las fuerzas aliadas bombardean la artillería de Gadafi en Misrata, Ajdabiya y Zauiya

Reino Unido asegura que los aliados han destruido las fuerzas aéreas libias.- Los ataques frenan la ofensiva del régimen en Misrata.- Al menos 17 personas han muerto en las últimas horas mientras la escasez de medicamentos y víveres merman la moral de los sublevados

EL PAÍS / AGENCIAS – Beirut / Londres – 23/03/2011

Las fuerzas aliadas han reconocido este miércoles que se han efectuado bombardeos contra objetivos del régimen de Muamar el Gadafi en las ciudades de Ajdabiya, Misrata y Zauiya. Ante esos ataques, los leales al coronel han detenido su ofensiva.

Según el contraalmirante estadounidense Gerard Hueber, las fuerzas militares del líder libio siguen violando la resolución de Naciones Unidas al atacar a la población civil, por lo que los aliados están apuntando ahora a las fuerzas terrestres, la artillería y los misiles móviles.

Hueber ha informado de que en las últimas 24 horas la coalición ha intervenido en 175 misiones de combate, de las cuales 113 han sido de fuerzas estadounidenses y el resto de otros miembros de la alianza. Esta noche han reanudado los bombardeos en Trípoli por quinto día consecutivo.

Testigos en la capital libia afirman que se han escuchado al menos ocho explosiones.

Según la televisión estatal, los ataques se centran en las instalaciones militares del barrio de Tayura, al sur de la capital.

La televisón panárabe Al Arabiya asegura que el objetivo de este miércoles ha sido un complejo militar de Gadafi en Ajdabiya. La televisión libia también ha informado de ataques de la coalición internacional en objetivos militares en Jafar, ciudad al sureste de Trípoli.

  • El contraalmirante Hueber ha hablado con los periodistas desde el USS Mount Whitney, emplazado en el Mediterráneo.

Ha asegurado que hasta el momento “no hay informes de civiles muertos” desde que comenzó la operación. “Nuestra misión aquí es proteger a la población civil y escogemos nuestros objetivos y planificamos nuestras operaciones con esa idea como prioridad”.

Hueber destacó que la presencia de los leales en estas poblaciones y los combates en los últimos días entre Gadafi y los rebeldes “han puesto en gran peligro a la población civil”. “Es por ello que estamos presionando a las fuerzas de Gadafi que están atacando a esos civiles”.

Las declaraciones de Hueber se han producido poco después de que Reino Unido asegurara que Gadafi ya no puede contar con su fuerza aérea, lo que significaría que está establecida la zona de exclusión aérea, algo que permite a los aliados sobrevolar el espacio aéreo del país sin peligro y atacar a las tropas del régimen cuando representen una amenaza para la población civil.

El jefe del primer grupo de la Real Fuerza Aérea británica, el general Greg Bagwell, ha asegurado que “ahora estamos aplicando una presión sostenida y sin descanso sobre las fuerzas armadas libias”, tras neutralizar las fuerzas de combate aéreas del régimen.

“Efectivamente, su fuerza aérea ya no existe como fuerza de combate y su sistema integrado de defensa aérea y las redes de mando y control está muy degradadas, hasta el punto de que podemos operar casi con impunidad sobre Libia”.

Bagwell ha hablado en una base aérea en el sur de Italia en donde están estacionadas las aeronaves británicas.

Gadafi estrecha el cerco sobre Misrata

Mientras en círculos diplomáticos se define la coordinación política de la operación contra el régimen de Gadafi, aviones de la coalición internacional han lanzado este miércoles al menos dos ataques aéreos contra posiciones militares del Gobierno libio en los alrededores de Misrata, a 200 kilómetros al este de Trípoli y bajo mando de las fuerzas rebeldes.

Como consecuencia de este bombardeo, los tanques y la artillería del régimen han interrumpido momentáneamente su castigo sobre esta ciudad de 300.000 habitantes, sometida a un férreo acoso de las fuerzas leales a Gadafi desde un mes.

El castigo de los gadafistas se ha intensificadodesde el inicio de la intervención aliada, en un movimiento interpretado como maniobra defensiva para protegerse del acoso áreo.

A pesar de la ayuda internacional, los rebeldes de Misrata sufren de escasez de armas para responder a la ofensiva terrestre de Gadafi. Tanto Reuters como France Presse informan de la inquietante proximidad de tanques al hospital de Misrata.

A la agencia británica se lo ha contado un médico cuando la línea telefónica se ha cortado. La francesa asegura que los carros de combate ya han disparado.

Los francotiradores apostados en las azoteas de los edificios más altos disparan incluso contra quienes tratan de acceder al hospital, según Saa al Misrati, portavoz del comité rebelde local, que aseguró que el fuego de artillería había sido muy intenso en las últimas horas.

Previamente, el portavoz del Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTI), Abdelhafiz Hoga, señaló que al menos 16 personas murieron en Misrata, entre ellas cinco niños, y otras 23 resultaron heridas.

Catástrofe humanitaria

El asedio del régimen a sus enemigos han dejado al menos 17 muertos en este enclave, según fuentes médicas citadas y de los rebeldes. Las fuerzas de Gadafi, según la cadena de televisión Al Yazira, han ocupado un hospital y han apostado francotiradores en el tejado y en los carros de combate que rodean la ciudad.

La situación en el interior, según los residentes contactados telefónicamente por Al Yazira, es crítica dado que carecen de suministros, electricidad, medicinas y el número de heridos es muy elevado.

Los rebeldes, aislados del resto del territorio en poder de los insurgentes, han levantado un hospital en un barco, ya que la única clínica en funcionamiento no da abasto para atender la multitud de heridos de bala y metralla.

Por su parte, la cadena de televisión Al Arabiya ha informado de que se han registrado heridos en los combates en Ajdabiya, la estratégica ciudad al sur de Bengasi, capital de los rebeldes.

Nuevo gobierno interino en Bengasi

La oposición que se alzó contra la tiranía de Gadafi intenta, en paralelo a los combates, organizarse de cara a un hipotético futuro en Libia sin la presencia del coronel. El Consejo Nacional Libio, que engloba a los grupos opositores que resisten en Bengasi, ha decidido cambiar su nombre por el de Gobierno interino, según ha informado Al Yazira.

El presidente de este nuevo Ejecutivo será Mahmud Yabril, un veterano reformista que había protagonizado en el pasado un proyecto para establecer un Estado democrático en Libia. Actualmente ejercía como representante del Consejo Nacional Libio ante la comunidad internacional.

De hecho, Yabril participó en el encuentro que mantuvo el pasado 10 de marzo la formación opositora con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al término del cual el mandatario galo decidió reconocer al Consejo Nacional como el único representante legítimo del pueblo libio.

Por su parte, un representante del Consejo Nacional, Mansur Saif al Nasr, ha asegurado en París que el Gobierno que surja en caso de que se consiga derrocar a Gadafi será “secular y democrático”. “El pueblo libio es moderado y el Estado no estará gobernado por clérigos”, ha dicho.

 

BRUSELAS | Despues de seis días de reuniones en Bruselas

La OTAN no llega a ningún acuerdo sobre su participación en la misión contra Libia

Manifestación en Bengasi a favor de la intervención internacional, con banderas libias y una francesa. | AFPManifestación en Bengasi a favor de la intervención internacional, con banderas libias y una francesa. | AFP

Libios leales a Gadafi corean lemas durante un tour para periodistas. | Efe
  • El principal obstáculo para el acuerdo han sido las reservas de Turquía

Agencias | Bruselas

Actualizado miércoles 23/03/2011
  • Los países miembros de la OTAN no han conseguido ponerse de acuerdo este miércoles sobre si la Alianza Atlántica tomará el mando de las operaciones militares en Libia, según ha dicho un diplomático de la organización.

“No hubo decisión sobre nada”, decía este diplomático, citado por Reuters, tras una nueva jornada de reuniones. Por sexto día consecutivo, los embajadores aliados se han reunido en Bruselas para tratar de cerrar una fórmula que satisfaga a todos los socios sobre la participación de la organización en los bombardeos sobre Libia.

Se esperaba que finalmente este miércoles tomase una decisión para servir de “apoyo” a la coalición, aunque fuese en segundo plano.

Según fuentes diplomáticas, el principal obstáculo para el acuerdo han sido las reservas turcas. Turquía ha dicho que no quiere que la OTAN tome responsabilidad de las operaciones ofensivas que podrían causar víctimas civiles o que esté a cargo de asegurar la zona de exclusión aérea -que contempla la resolución de Naciones Unidas- mientras los aliados bombardean las fuerzas libias.

Un único acuerdo

El escenario parecía más favorable después de que Francia, Reino Unido y Estados Unidos pactasen este martes un rol “clave” pero no preponderante para la organización. “Las negociaciones continúan en un espíritu positivo“, dijo horas antes la portavoz de la Alianza, Oana Lungesco.

Estados Unidos, que por ahora dirige las operaciones, ha expresado en varias ocasiones su deseo de ceder el testigo a la OTAN. El secretario de Defensa, Robert Gates, ha dicho este mismo miércoles que podrían ceder el mando de la misión este mismo sábado. Su presidente, Barack Obama, se ha limitado a decir que el relevo será “pronto”.

En los últimos días, el deseo de varios países de transferir cuanto antes el mando de las operaciones a la Alianza Atlántica se ha visto frenado entre otros por Francia, que prefiere mantener el liderazgo de las acciones fuera de la organización.

Hasta ahora, la OTAN sólo ha logrado, de momento, un acuerdo para vigilar las costas libias contra el tráfico de armas y mercenarios.

Se espera que el despliegue naval para este objetivo se complete en los próximos días, con seis barcos de la Alianza y 16 de Estados miembros, entre ellos una fragata y un submarino españoles.

Turquía participa en esta misión, con cuatro fragatas y un barco, pero no así el otro gran reticente, Alemania, que se ha retirado del Mediterráneo incluso para controlar el embargo de armas por su desacuerdo con la ofensiva contra Libia.

Intervención aliada en Libia

Gadafi contraataca por tierra

Las tropas leales al régimen matan a decenas de personas en Misrata – La insurgencia es incapaz de combatir por indisciplina y falta de armas

JUAN MIGUEL MUÑOZ (ENVIADO ESPECIAL) – Zueitina – 23/03/2011

  • Muamar el Gadafi quizá ha dicho una verdad: no contempla la rendición.

Es imposible discernir qué decisiones adoptará un dirigente de su calaña, pero es seguro que observa complacido las fisuras en la alianza internacional y, consciente de que el proceso judicial en La Haya no tiene vuelta atrás, el tirano, ya sin salida decorosa, juega la carta de la crueldad. Asedia ciudades, masacra civiles, y corta el suministro de agua y luz a urbes como Misrata, la tercera población de Libia, cuyos 300.000 habitantes padecen el cerco desde hace un mes y ataques con artillería pesada desde días atrás.

  • Decenas de civiles han muerto en Misrata, entre ellos cuatro niños que fallecieron ayer despedazados cuando su familia huía de la ciudad en coche. Gadafi ataca a una insurgencia incapaz de entablar un verdadero combate porque su armamento es raquítico y su despliegue, anárquico.

Daba lástima ayer hablar en el frente con Jamal Zuaye, un coronel de la aviación que se alistó a la rebelión y al que los milicianos no hacían caso. Zuaye era la viva imagen de la impotencia.

Gadafi, el golpista que se alzó al poder hace 41 años no ignora que, incluso sin poder utilizar sus aviones y helicópteros, su Ejército es infinitamente superior a los insurrectos libios.

Y sin escrúpulos para castigar al pueblo que dice le adora, ha provocado una catástrofe en Misrata, 200 kilómetros al este de Trípoli. Médicos consultados por Reuters aseguran que operan en los pasillos, en el suelo, de la clínica a un sinfín de heridos de bala y metralla. Muchos se quedan sin atención.

La zona de exclusión aérea decretada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es papel mojado cuando los tanques del dictador se parapetan en el centro de una ciudad. “Falta personal, camas y medicamentos”, lamentaba un doctor desde Misrata. Zintan, a poca distancia al oeste de Misrata, sufre la misma suerte.

El 22 de febrero Gadafi prometió morir como un “mártir”. Conquistó con brutalidad Zauiya, al oeste de Trípoli, el 10 de marzo. Sus tropas cruzaron el desierto expulsando a los milicianos de las instalaciones petroleras de Ras Lanuf y Brega, ya en el oriente de Libia.

Los leales al coronel se apoderaron de Ajdabiya y avanzaron 160 kilómetros hasta Bengasi, capital del alzamiento el 17 de febrero. Los bombardeos de los pilotos franceses frenaron su marcha, y los uniformados de Gadafi retrocedieron el domingo.

A las afueras de Bengasi, todavía humea la chatarra de los tanques y blindados que el autócrata desplazaba para, había dicho, “aniquilar a los traidores”. Aún arde un inmenso depósito de nafta en Zueitina, un pueblo sin asfaltar que acoge una de las cuatro grandes estaciones eléctricas del país. Otras aldeas cercanas llevan días sin luz porque dos de los tres tendidos eléctricos fueron derribados. Atrincherados ahora los soldados del dictador en las calles de Ajdabiya, los insurgentes intentan forzar su retirada de esta arenosa localidad de 100.000 vecinos.

En nada ayuda a los sublevados su propia actitud. “Quieren luchar y es muy difícil que obedezcan órdenes. No podemos ni rescatar a los muertos, ni disponemos de armas para enfrentarnos a los tanques y misiles de Gadafi, que ha tomado Ajdabiya.

Después de los bombardeos de la aviación francesa, creció nuestro ánimo para pelear, pero no hay cadena de mando”, admite el coronel Zuaye, cuya esposa y cuatro hijos se esconden en esta ciudad. ¿Comunicaciones entre los rebeldes? “No tenemos”, sentencia.

Las camionetas llenas de milicianos se dirigen a Ajdabiya cuando les viene en gana. Y se prodigan en un ejercicio tan inútil como ridículo: montados en camionetas disparan a menudo al aire sus fusiles y ametralladoras, bien lejos de sus enemigos. Tal vez, lo único que hacen correctamente es repartir bocadillos de judías con salsa y agua. ¿Se puede luchar en estas condiciones?

No es posible lanzarse a la batalla cuando suceden incidentes como el ocurrido ayer a las puertas de Zueitina, a media decena de kilómetros del frente. Un hombre con uniforme aparentaba dar órdenes; decía ser vecino de Ajdabiya.

De pronto, se acercó otro individuo de esta población que afirmó no conocerle. Y brotó la sospecha. El que ejercía de oficial acabó trasladado a Bengasi para comprobar su identidad. Todos creen, y pueden tener razón, que espías de Gadafi se infiltran en sus filas.

“Estamos convencidos de que Gadafi tiene suficiente dinero, oro y diamantes para librar la guerra”, comentaba a este diario Mustafá Gheriani, portavoz del Consejo Nacional, el Gobierno de los alzados, que rechazan que militares foráneos pisen su tierra, aunque recen para que los cazas aliados machaquen a las tropas de Gadafi. “No a la intervención extranjera”, rezan carteles colgados en avenidas de Bengasi.

Y el lema añade: “Podemos hacerlo solos”. En absoluto parece que así pueda ser. Defenestrar al odiado régimen exigiría un buen suministro de armamento de países occidentales, mucho adiestramiento y disposición de los insurrectos a someterse a una pizca de disciplina.

 

El estancamiento del conflicto en Libia acrecienta el riesgo de partición

La victoria no está al alcance del régimen, pero tampoco de los rebeldes

IGNACIO CEMBRERO – Rabat – 23/03/2011

  • “Estancamiento” tras los ataques de la coalición contra los leales de Muamar el Gadafi. Esa descripción de la situación sobre el terreno en Libia la hizo, entre otros, el general Carter Ham, jefe del mando unificado de Estados Unidos para África (Africom).

“Las fuerzas de tierra del régimen tienen poca capacidad para reanudar sus operaciones” sin apoyo aéreo y conquistar Bengasi, añadió.

  • “La caída de Gadafi es la única forma de evitar la división”, advierte un experto

La victoria de la oposición “es el escenario que todo el mundo desea, pero es también el más improbable”, comenta a este corresponsal el almirante Jacques Lanxade, exjefe de Estado Mayor de la Defensa de Francia. Esa Armada Brancaleone que defiende Bengasi carece de capacidad, por mucha ayuda material que reciba, de emprender una ofensiva.

¿Entonces ni vencedores ni vencidos? “El conflicto puede desembocar en un callejón sin salida”,reconocía en la cadena de televisión CBS el almirante Mike Mullen, jefe de Estado Mayor Interarmas de Estados Unidos.

Solo si alguno de los fieles de Gadafi perpetrase un atentado o si la coalición le aniquilase físicamente se superaría el impasse. Si nadie asesinó al líder libio cuando parecía más en apuros, después de que amagara la sublevación en Trípoli, es poco probablemente que surja ahora algún voluntario para acabar con su vida cuando ya ha consolidado su poder en la capital del país.

La segunda hipótesis tampoco tiene visos de concretarse. El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, fue sincero al declarar: “No contemos cuentos: es evidente que el objetivo de todo esto es permitir al pueblo libio elegir a su régimen (…)”, pero no por eso se intentará eliminar al líder.

Los responsables estadounidenses lo repiten hasta la saciedad: Gadafi no es su blanco. Prueba de ello es que cuando la coalición atacó el recinto presidencial de Bab el Azizia en Trípoli no destruyó viviendas, sino un puesto de mando militar.

Y, sin embargo, el derrocamiento de Gadafi es “la única fórmula que permite evitar a corto plazo el riesgo de partición del país” en dos, aseguró en una entrevista François Heisbourg, exdirector del Instituto de Estudios Estratégicos de Londres. “Ya estamos de hecho en la partición”, recalca Lanxade.

Hasni Abidi, director del Centro de Estudio e Investigación del Mundo Árabe y del Mediterráneo, con sede en Ginebra, constata además que el actual reparto del territorio entre Gadafi y los sublevados “corresponde grosso modo con la antigua frontera entre la Tripolitania y la Cirenaica”. “Gadafi se acomodaría más fácilmente a esta solución que a una capitulación”, asegura. Al este está el petróleo [de Libia] y al oeste, el gas”, argumenta.

El dictador iraquí Sadam Hussein aceptó también, en 1991, perder el control de parte del país a causa de la instauración de una zona de exclusión aérea sobre Irak. Renunció a las tres provincias kurdas a cambio de mantenerse en el poder 12 años más.

La partición de Libia asusta porque es sinónimo de una situación de caos prolongado a las puertas de Europa, acaso incluso de una nueva Somalia. “No creo que debamos hacer nada que pueda alentar la partición o la división de ese país”, declaraba Robert Gates, secretario de Defensa. “Sería una fórmula de inestabilidad”.

La partición espanta pero tiene raíces históricas. Como tantos otros países africanos, Libia es una creación artificial compuesta de tres regiones -Tripolitania, vinculada a Túnez; Cirenaica, con nexos con Egipto, y Fezzan, con lazos con Argelia- que el colonizador italiano fundió en un Estado al que otorgó la independencia en 1951. Convirtió a Idris, emir de la Cirenaica, en rey de Libia.

 

Los aliados se reunirán el martes en Londres para coordinar las operaciones en Libia

La OTAN inicia el despliegue naval en el Mediterráneo para asegurar el embargo.- Alemania retira sus buques del embargo naval.-España aporta una fragata, un submarino y un avión de reconocimiento.- La UE aplica sanciones al régimen libio

R. MARTÍNEZ DE RITUERTO / A. JIMÉNEZ BARCA | Bruselas / París 23/03/2011

  • Francia ha anunciado hoy que la primera reunión de coordinación política de la operación militar en Libia se realizará el próximo martes en Londres.

El ministro de Exteriores, Alain Juppé, ha informado en la Asamblea francesa que en el encuentro participarán todos los países que forman parte de la coalición, a los que se suman representantes de la Unión Africana y la Liga Árabe. La reunión será a nivel de ministros de Exteriores, ha aclarado Juppé.

  • “Ahora nos dirigimos a la segunda fase y la OTAN actuará como la herramienta de planificación y conducirá las acciones operativas (militares)”, ha dicho Juppé a los periodistas en la Asamblea, tras dejar bien en claro que el manejo político no estará en manos de la alianza. Sin embargo, en el lado de la OTAN, tras seis días de consecutivos de discusiones, los 28 miembros no han alcanzado el consenso necesario para aprobar que la Alianza Atlántica asuma el mando y control de la intervención militar en Libia y tampoco se han puesto de acuerdo para participar en una zona de exclusión aérea, han adelantado fuentes aliadas. Mañana continuarán las conversaciones.

París tomó ayer de nuevo la iniciativa en la crisis libia. Juppé planteó la creación de una dirección política que asuma el control de la intervención. El Elíseo anunció anoche que Barack Obama y Nicolas Sarkozy se habían puesto de acuerdo sobre el modo en que las estructuras de la OTAN serán utilizadas para apoyar a la coalición internacional.

Francia da este paso cuando ya se oyen críticas de distintos aliados sobre la falta de un mando unificado, otros piden que la OTAN asuma el control y Estados Unidos anuncia que en cuestión de días se colocará en un segundo plano en Libia.

En este sentido, Obama declaró ayer que está “absolutamente convencido” de que, pese a todas las dificultades, Estados Unidos será capaz de transferir el mando de la operación militar en Libia en el plazo previsto, que el presidente norteamericano repitió que será de “días, más que semanas”.

En una conferencia de prensa celebrada en San Salvador junto al presidente salvadoreño, Mauricio Funes, Obama se refirió a su conversación de las últimas horas con Sarkozy y con el primer ministro británico, David Cameron. Informó de que habían llegado a un acuerdo para que la OTAN tuviera un papel relevante en el próximo mando del ataque, aunque no ofreció detalles sobre la conformación de ese mando.

Obama dijo que los esfuerzos militares avanzan a buen ritmo, que la zona de exclusión aérea ya está impuesta y que “se ha evitado lo que pudo ser una catástrofe en Bengasi”. El presidente norteamericano recordó que, una vez que el mando sea asumido por otros países, “no van a ser nuestros aviones los que mantengan la zona de exclusión aérea ni nuestros barcos los que vigilen el embargo de armas”. Admitió que “mientras Gadafi se mantenga en el poder, persistirá la amenaza contra la población civil”.

Con respecto a la OTAN, Alain Juppé mantiene la misma postura que desde el principio ha mostrado Francia: la estructura atlántica podrá asumir un papel de apoyo a la coalición, pero no más allá. “A partir de esta dirección política, utilizaremos las capacidades de planificación e intervención de la OTAN”, precisó el ministro en lo que parecía darle la razón el comunicado del Elíseo.

Francia explica su resistencia a que la OTAN asuma el mando por la oposición de plano de los países árabes, un criterio que no todos los aliados comparten.

Ese repudio bloquearía la, para Sarkozy, imprescindible participación árabe en el acoso a Gadafi, crucial para que la operación no sea vista como una intervención puramente occidental.

Según France Presse, una conversación telefónica mantenida el lunes por Juppé con Amr Moussa acabó con las reticencias del secretario general de la Liga Árabe sobre la interpretación que se está haciendo de la resolución de la ONU, bombardeos de las defensas antiaéreas de Gadafi incluidos.

Juppé aseguró que la campaña libia terminará en cuanto Gadafi ordene “un alto el fuego” y sus tropas “vuelvan a los cuarteles”. En la misma Asamblea Nacional, el primer ministro, François Fillon, defendió encendidamente la operación. “No es una guerra, es una intervención de ayuda al pueblo libio”, aseguró. Descartó que en el futuro los soldados de la coalición invadan el suelo libio.

Embargo naval

Mientras en el ámbito diplomático se dan pasos para coordinar las operaciones y definir las responsabilidades, la OTAN ha comenzado hoy el patrullaje naval en aguas del Mediterráneo para hacer efectivo el embargo de armas decretado por Naciones Unidas contra el régimen de Muamar el Gadafi, según han confirmado fuentes de la Alianza Atlántica a la BBC.

Se trata de la primera vez desde el inicio de los bombardeos aliados que fuerzas de la OTAN participan en la misión internacional en Libia, mientras siguen los debates sobre su grado de implicación en la campaña militar.

En el despliegue naval participará finalmente Turquía, que enviará cinco barcos y un submarino, según ha informado la agencia estatal Anatolian, citanto a fuentes de la OTAN.

No estará, en cambio, Alemania, que ha vuelto a expresar con hechos su desacuerdo con la misión militar aliada en Libia.

Después de abstenerse de la votación de la ONU contra Gadafi, el Gobierno de Angela Merkel ha comenzado a retirar sus barcos adscritos a la OTAN en el Mediterráneo.

Son dos fragatas y dos buques de la Armada, que estarán a partir de hoy bajo mando nacional. Berlín también ha ordenado volver a casa a los 70 militares que participaban como técnicos especialistas en aviones de reconocimiento AWAC de la Alianza para controlar el espacio aéreo en el Mediterráneo.

España contribuirá al embargo con la fragata Méndez Núñez, que ayer partió del puerto de Rota (Cádiz) rumbo al país magrebí, y el submarino Tramontana, que había hecho lo propio el día anterior desde Cartagena (Murcia).

También participará en el operativo el avión C-235 de vigilancia marítima, que ha salido esta mañana de la base aérea de Getafe.

Los buques y navíos aliados “realizarán operaciones de seguimiento, información y en caso necesario de detención de busques sospechosos de transportar armas ilegales o mercenarios”, resumió ayer el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

Los embajadores aliados alcanzaron ayer otro acuerdo que aún tendrá que materializarse.

Dieron el visto bueno al plan militar para establecer una zona de exclusión aérea en Libia. Rematar el acercamiento de posiciones con un acuerdo político sobre esta intervención parece cuestión de horas en vista del anunciado acuerdo entre Obama y Sarkozy. La idea de la OTAN, según Rasmussen, es “ayudar en la aplicación” de una exclusión aérea.

Ayudar entendido como aportación complementaria aún por definir.

Más sanciones a Libia

En paralelo a la intervención militar la presión contra el régimen libio se incrementa. Hoy la UE ha anunciado un nuevo paquete de sanciones, el cuarto desde que se inició la crisis, que incluirá a la compañía nacional petrolera NOC y sus filiales, han informado fuentes comunitarias.

La decisión se adoptará formalmente en las próximas horas y entrará en vigor mañana con su publicación en el Diario Oficial de la Unión.

Además de bloquear los activos de la NOC, los Veintisiete harán efectivas otras de las medidas aprobadas recientemente por el Consejo de Seguridad de la ONU y ampliarán las sanciones contra personas vinculadas al régimen, reforzarán el embargo de armas y prohibirán los vuelos de empresas libias en Europa.

Asimismo, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, abría una nueva vía en las especulaciones sobre el futuro de Gadafi al declarar, en una entrevista a la cadena ABC, que el dirigente libio y sus principales colaboradores podrían contemplar el exilio.

La jefa de la diplomacia norteamericana indicó que algunas personas, “supuestamente en nombre de Gadafi”, han comenzado a entablar contactos en el extranjero, aunque ella misma ha reconocido que podría ser “teatro”. Clinton ha admitido que la forma en que se comporta el régimen de Libia es “un tanto impredecible”.

Ajeno a estas especulaciones sobre su futuro, el dictador volvió a comparecer a última hora de la noche en la televisión estatal para asegurar que nadie le moverá de su jaima y animar a sus partidarios a que sigan luchando. “Lograremos la victoria al final (…).

No nos rendiremos, les derrotaremos por todos los medios”, gritaba Gadafi, quien ha declarado que su régimen está “preparado para la lucha, sea corta o larga”.

El coronel habló desde el edificio destruido dentro de su complejo palaciego por un misil de la alianza el día 21, rodeado por cientos de fieles con el doble papel de entusiastas espectadores y escudos humanos ante el temor de nuevos ataques.

Rubalcaba no ve indicios para pensar en un posible atentado de Gadafi en España

Europa Press | Madrid

Actualizado miércoles 23/03/2011
  • El vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y su homólogo francés, Claude Guéant, han aseguradoque no hay indicios para pensar que el presidente libio Muamar Gadafi pueda atentar en España o Francia.

Ambos han mantenido hoy un encuentro en la sede del Ministerio del Interior donde han abordado distintos asuntos relacionados con el terrorismo de ETA, el terrorismo islamista, el crimen organizado y aspectos sobre la inmigración, pero también han abordado la reciente crisis libia, según ha explicado en la rueda de prensa posterior el ministro Rubalcaba.

“No tenemos información que nos conduzca a estar preocupados porque Libia pudiera hacer un atentado en nuestro país”, ha concretado Alfredo Pérez Rubalcaba.

“El coronel Gadafi tiene mucho dinero pero también mucho que hacer en su país“, ha dicho el ministro francés al ser preguntado por los periodistas acerca de si España y Francia habían adoptado algún tipo de medida extraordinaria de seguridad ante la posibilidad de que Gadafi pudiese llevar a cabo atentados en Europa.

Claude Guéant ha matizado que la intervención de la OTAN no se puede considerar “una guerra”, ha dicho además de que no va a haber intervención militar en tierra.

Los tanques de Gadafi prosiguen su acoso a los rebeldes en Misrata y Ajdabiya

Rebeldes libios observan el humo de los combates en la carretera que une Ajdabiya y Bengasi. | EfeRebeldes libios observan el humo de los combates en la carretera que une Ajdabiya y Bengasi. | Efe

  • A última hora del día, han reanudado su ataque en la tercera ciudad del país
  • ‘Los tanques están bombardeando el hospital y las casas’, dice un rebelde en Misrata
  • Ajdabiya ‘está muerta, destruida, es una ciudad fantasma’

Agencias | Trípoli

Tras cinco días de bombardeos de las fuerzas internacionales sobre Libia, Muamar Gadafi no ceja en su acoso a los rebeldes. Los tanques del coronel proseguían este miércoles por la noche sus ataques en Misrata y Ajdabiya, según los testigos.

Los ataques de las fuerzas de Gadafi se centran en las ciudades de Ajdabiya, Misrata y Zauiya, donde a su vez los aliados dirigen sus ataques aéreos contra los tanques del sátrapa, una vez destruidos sus aviones.

Aunque por la mañana los aliados bombardearon los tanques y artillería fieles al régimen que acosaban la ciudad de Misrata (210 kilómetros al este de Trípoli), las fuerzas de Gadafi no han cejado en su acoso a los rebeldes.

Ataque al hospital

Horas después de que los aliados silenciasen a las fuerzas de Gadafi en la ciudad, los tanques reanudaban sus ataques. Entrada la noche, varios testigos informaban de que los tanques del dictador estaban atacando el principal hospital de Misrata, la tercera urbe del país.

La situación es muy mala y muy grave. Los tanques están bombardeando el hospital y las casas”, indicaba un portavoz de los rebeldes en la ciudad.

Los residentes hablan de una “masacre” en la ciudad, donde los francotiradores fieles al régimen no se detuvieron durante el día. “Están disparando al hospital y sus dos entradas sufren un fuerte ataque. Nadie puede entrar o salir”, decía Saadoun, un vecino de Misrata, por teléfono.

Según declaró este miércoles un portavoz del Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTI) horas antes, al menos dieciséis personas han muerto, entre ellas cinco niños, y otras 23 resultaron heridas a manos de los fieles a Gadafi. Otras seis personas han muerto en ataques en Zintan.

Hay francotiradores apostados en las azoteas de los edificios y las fuerzas de seguridad [de Gadafi] bloquean las entradas de los hospitales”, indicó el portavoz.

‘Ajdabiya está muerta’

Mientras tanto, en Ajdabiya (160 kilómetros al sur de Bengasi) los tanques del coronel se habían posicionado este miércoles por la noche en las entradas occidental y oriental de la ciudad, según la cadena Al Arabiya.

En esta estratégica ciudad, al menos dos personas perecieron y otras seis resultaron heridas durante la jornada por el impacto de cohetes ‘katiusha’ de los partidarios del dirigente libio, según el citado portavoz.

A lo largo del día, los rebeldes se enfrentaron con el ejército dentro de la ciudad, de la que han huido la mayoría de los vecinos. “Llegamos a Ajdabiya ayer [martes] a las 2. Yan o es Ajdabiya”, decía un rebelde montado en un camión con una ametralladora.“Está muerta, destruida, es una ciudad fantasma”.

 

Las fuerzas aliadas bombardean la artillería de Gadafi en Misrata, Ajdabiya y Zauiya

Reino Unido asegura que los aliados han destruido las fuerzas aéreas libias.- Los ataques frenan la ofensiva del régimen en Misrata.- Al menos 17 personas han muerto en las últimas horas mientras la escasez de medicamentos y víveres merman la moral de los sublevados

EL PAÍS / AGENCIAS – Beirut / Londres – 23/03/2011

Las fuerzas aliadas han reconocido este miércoles que se han efectuado bombardeos contra objetivos del régimen de Muamar el Gadafi en las ciudades de Ajdabiya, Misrata y Zauiya. Ante esos ataques, los leales al coronel han detenido su ofensiva.

Según el contraalmirante estadounidense Gerard Hueber, las fuerzas militares del líder libio siguen violando la resolución de Naciones Unidas al atacar a la población civil, por lo que los aliados están apuntando ahora a las fuerzas terrestres, la artillería y los misiles móviles.

Hueber ha informado de que en las últimas 24 horas la coalición ha intervenido en 175 misiones de combate, de las cuales 113 han sido de fuerzas estadounidenses y el resto de otros miembros de la alianza.

Esta noche han reanudado los bombardeos en Trípoli por quinto día consecutivo. Testigos en la capital libia afirman que se han escuchado al menos ocho explosiones.

Según la televisión estatal, los ataques se centran en las instalaciones militares del barrio de Tayura, al sur de la capital. La televisón panárabe Al Arabiya asegura que el objetivo de este miércoles ha sido un complejo militar de Gadafi en Ajdabiya.

La televisión libia también ha informado de ataques de la coalición internacional en objetivos militares en Jafar, ciudad al sureste de Trípoli.

GRAFICO – El Pais – 21-03-2011

  • El contraalmirante Hueber ha hablado con los periodistas desde el USS Mount Whitney, emplazado en el Mediterráneo.

Ha asegurado que hasta el momento “no hay informes de civiles muertos” desde que comenzó la operación. “Nuestra misión aquí es proteger a la población civil y escogemos nuestros objetivos y planificamos nuestras operaciones con esa idea como prioridad”.

Hueber destacó que la presencia de los leales en estas poblaciones y los combates en los últimos días entre Gadafi y los rebeldes “han puesto en gran peligro a la población civil”. “Es por ello que estamos presionando a las fuerzas de Gadafi que están atacando a esos civiles”.

Las declaraciones de Hueber se han producido poco después de que Reino Unido asegurara que Gadafi ya no puede contar con su fuerza aérea, lo que significaría que está establecida la zona de exclusión aérea, algo que permite a los aliados sobrevolar el espacio aéreo del país sin peligro y atacar a las tropas del régimen cuando representen una amenaza para la población civil.

El jefe del primer grupo de la Real Fuerza Aérea británica, el general Greg Bagwell, ha asegurado que “ahora estamos aplicando una presión sostenida y sin descanso sobre las fuerzas armadas libias”, tras neutralizar las fuerzas de combate aéreas del régimen.

“Efectivamente, su fuerza aérea ya no existe como fuerza de combate y su sistema integrado de defensa aérea y las redes de mando y control está muy degradadas, hasta el punto de que podemos operar casi con impunidad sobre Libia”.

Bagwell ha hablado en una base aérea en el sur de Italia en donde están estacionadas las aeronaves británicas.

Gadafi estrecha el cerco sobre Misrata

Mientras en círculos diplomáticos se define la coordinación política de la operación contra el régimen de Gadafi, aviones de la coalición internacional han lanzado este miércoles al menos dos ataques aéreos contra posiciones militares del Gobierno libio en los alrededores de Misrata, a 200 kilómetros al este de Trípoli y bajo mando de las fuerzas rebeldes.

Como consecuencia de este bombardeo, los tanques y la artillería del régimen han interrumpido momentáneamente su castigo sobre esta ciudad de 300.000 habitantes, sometida a un férreo acoso de las fuerzas leales a Gadafi desde un mes.

El castigo de los gadafistas se ha intensificadodesde el inicio de la intervención aliada, en un movimiento interpretado como maniobra defensiva para protegerse del acoso áreo.

A pesar de la ayuda internacional, los rebeldes de Misrata sufren de escasez de armas para responder a la ofensiva terrestre de Gadafi. Tanto Reuters como France Presse informan de la inquietante proximidad de tanques al hospital de Misrata.

A la agencia británica se lo ha contado un médico cuando la línea telefónica se ha cortado. La francesa asegura que los carros de combate ya han disparado.

Los francotiradores apostados en las azoteas de los edificios más altos disparan incluso contra quienes tratan de acceder al hospital, según Saa al Misrati, portavoz del comité rebelde local, que aseguró que el fuego de artillería había sido muy intenso en las últimas horas.

Previamente, el portavoz del Consejo Nacional Transitorio Interino (CNTI), Abdelhafiz Hoga, señaló que al menos 16 personas murieron en Misrata, entre ellas cinco niños, y otras 23 resultaron heridas.

Catástrofe humanitaria

El asedio del régimen a sus enemigos han dejado al menos 17 muertos en este enclave, según fuentes médicas citadas y de los rebeldes. Las fuerzas de Gadafi, según la cadena de televisión Al Yazira, han ocupado un hospital y han apostado francotiradores en el tejado y en los carros de combate que rodean la ciudad.

La situación en el interior, según los residentes contactados telefónicamente por Al Yazira, es crítica dado que carecen de suministros, electricidad, medicinas y el número de heridos es muy elevado.

Los rebeldes, aislados del resto del territorio en poder de los insurgentes, han levantado un hospital en un barco, ya que la única clínica en funcionamiento no da abasto para atender la multitud de heridos de bala y metralla.

Por su parte, la cadena de televisión Al Arabiya ha informado de que se han registrado heridos en los combates en Ajdabiya, la estratégica ciudad al sur de Bengasi, capital de los rebeldes.

Nuevo gobierno interino en Bengasi

La oposición que se alzó contra la tiranía de Gadafi intenta, en paralelo a los combates, organizarse de cara a un hipotético futuro en Libia sin la presencia del coronel.

El Consejo Nacional Libio, que engloba a los grupos opositores que resisten en Bengasi, ha decidido cambiar su nombre por el de Gobierno interino, según ha informado Al Yazira.

El presidente de este nuevo Ejecutivo será Mahmud Yabril, un veterano reformista que había protagonizado en el pasado un proyecto para establecer un Estado democrático en Libia. Actualmente ejercía como representante del Consejo Nacional Libio ante la comunidad internacional.

De hecho, Yabril participó en el encuentro que mantuvo el pasado 10 de marzo la formación opositora con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al término del cual el mandatario galo decidió reconocer al Consejo Nacional como el único representante legítimo del pueblo libio.

Por su parte, un representante del Consejo Nacional, Mansur Saif al Nasr, ha asegurado en París que el Gobierno que surja en caso de que se consiga derrocar a Gadafi será “secular y democrático”. “El pueblo libio es moderado y el Estado no estará gobernado por clérigos”, ha dicho.

Los políticos sublevados se suman al caos

Los sublevados libios demuestran en el campo de batalla una incompetencia supina, sus dirigentes políticos tampoco andan a la zaga

J. M. MUÑOZ | Bengasi 23/03/2011

  • Al descalabro político se ha sumado hoy el militar.

Los sublevados libios contra Muamar el Gadafi demuestran en el campo de batalla una incompetencia supina, comprensible tratándose de voluntarios a los que solo mueve el odio contra el tirano y su ferviente deseo de derrocarle. Pero sus dirigentes políticos tampoco andan a la zaga.

Ya sea por inexperiencia o por luchas intestinas, el Consejo Nacional -el Gobierno de facto radicado en Bengasi- ha ofrecido hoy una imagen lamentable.

Después del mediodía se anunciaba la formación de un nuevo Ejecutivo, y que Mahmud Yabril sería el primer ministro, el nuevo rostro que representaría a los rebeldes ante el mundo. Por la tarde comparecía el vicepresidente del Consejo, Abdelhafiz Ghoga, y anunciaba que todo se trataba de un “malentendido”.

  • Los alzados contra el dictador necesitan urgentemente el reconocimiento internacional.

Sobre todo porque, precisan portavoces del Consejo, es un paso necesario para poder adquirir armas legalmente.

Pero también porque pretenden firmar contratos con varios países para exportar petróleo y poder recaudar las divisas de las que andan tan necesitados. Habrá que esperar.

Resulta muy complicado para cualquier líder europeo mantener vínculos formales con unGobierno que mantiene a 18 de sus 31 miembros en la clandestinidad por razones de seguridad.

Yabril -licenciado en económicas y ciencias políticas y encargado de representar al Consejo en el exterior- se reunió el 10 de marzo con el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Intentaba, y lo obtuvo, que París reconociera al Consejo Nacional transitorio como el legítimo representante de Libia. El patinazo político entorpecerá que otros Estados secunden a Francia.

Las palabras de Ghoga, rechazando que se haya nombrado a Yabril, apuntan a que el vicepresidente del Consejo es una de las personas que mayor influencia ejerce. Días atrás salió a la palestra para rebatir a su supuesto jefe, Mustafá Abdulyalil, horas después de que este admitiera un conato de negociación con Gadafi. Ayer señaló que Yabril era el “primer sorprendido” el supuesto nombramiento.

Ghoga dijo que Yabril estaba a cargo de un comité de emergencia y que todavía no había elegido a su equipo. Aunque añadió que ese grupo “en ningún caso puede considerarse un Gobierno”. “No hay ninguna división del país.

Por lo tanto no se puede crear un nuevo Ejecutivo”, zanjó el vicepresidente del Consejo, un abogado que se presenta casi a diario ante la prensa y que despliega una febril actividad.

“Creamos el Consejo Nacional para lograr la unidad de los libios. Ahora necesitamos un poder Ejecutivo por razones de política interior y exterior”, explicaba a este diario Iman Bugeigis, una portavoz del Consejo, minutos antes de que Ghoga echara por tierra la iniciativa.

Otro de los portavoces que atiende a los medios incidía en el asunto: “El Consejo estaba constituido por personalidades respetadas, intelectuales, y hombres de negocios. Ahora serán designados profesionales competentes en cada ministerio.

Tenemos que movernos rápido. Los acontecimientos se están encadenando muy deprisa, y cuanto antes actuemos, antes lograremos nuestro objetivo”. La confusión desatada ayer supone, sin duda, un severo frenazo.

 

La UE convierte al Consejo Nacional Libio de Transición en interlocutor privilegiado

La UE analiza “todas las opciones necesarias” para proteger a la población civil de los ataques de Gadafi. – Zapatero insiste en que la única base legal para crear una zona de exclusión aérea debe ser una resolución de Naciones Unidas.- El Consejo propone una cumbre tripartita entre Unión Africana, Liga Árabe y la UE para tratar la crisis

RICARDO MARTÍNEZ DE RITUERTO | Bruselas 11/03/2011

La Unión Europea consagró ayer al Consejo Nacional Provisional de Transición de Libia (CNTP) como interlocutor político privilegiado.

Es con él que la UE espera tratar a partir de ahora sobre un futuro para el país norteafricano distinto al que representa un Muamar Gadafi a quien niega toda legitimidad y capacidad de interlocución y cuya inmediato abandono del poder exige.

Francia reconoce al Gobierno rebelde libio

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, estrecha la mano a los emisarios del Consejo Nacional Libio, Mahmoud Jebril, a la derecha, y Ali Essawi, en el centro, tras una reunión en el Elíseo, en París.- REUTERS/ GONZALO FUENTES

    Preocupados por la integridad de los libios alzados contra Gadafi, los Veintisiete dicen que examinarán “todas las opciones necesarias”, circunloquio para referirse a la militar.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, apuntó ayer por primera vez que podría prescindirse del aval del Consejo de Seguridad para una actuación de ese calibre.

La canciller Angela Merkel, en cambio, se manifestó “profundamente escéptica” ante la vía castrense y aseguró que una resolución del Consejo de Seguridad apenas abriría la puerta a una discusión adicional europea de cómo proceder.

El Consejo Europeo extraordinario de ayer -que solo cuenta con tres precedentes históricos: el 11-S, la guerra de Irak y la guerra de Georgia- fue convocado para demostrar al mundo que la vocación de protagonismo de la UE en la escena global va en serio.

Pero los acontecimientos en Libia van tan deprisa que la UE empieza a sentirse agobiada.

Tras decidir romper con Gadafi porque no puede tener relaciones con un dictador al que acusa de ametrallar a su pueblo, busca a la desesperada un interlocutor, que cree haber encontrado en el CNTP, a pesar de tener un conocimiento muy superficial del grupo.

Sarkozy y el primer ministro británico, David Cameron, pidieron a los restantes líderes que reconocieran al Consejo Nacional de Transición “como un interlocutor político válido” y ayer los Veintisiete le ungieron como “un interlocutor político” cuya irrupción en escena a partir de la ciudad de Bengasi la UE “celebra y alienta”.

Los ministros de Exteriores de la UE habían expresado su confianza el día anterior en no verse desautorizados por sus jefes con respecto a su recelo ante el CNTP, pero Sarkozy se salió ayer con la suya.

El alemán Guido Westerwelle había sido particularmente ácido con respecto al consejo, en el que hay dos ex ministros de Gadafi, el de Justicia e Interior, junto a los dos emisarios enviados a Europa.

Preguntado Herman Van Rompuy sobre qué había llevado a los líderes a tomar esa decisión, se deshizo en un canto a los dos emisarios, con quienes mantuvo una corta reunión ayer. “Es gente valiente que tomó la decisión de romper con Gadafi y sumarse a la rebelión.

Incluso con amenazas para su vida”, respondió. “Los consideramos suficientemente fiables. Si no queremos negociar con Gadafi necesitamos un interlocutor. El Consejo es un interlocutor”.

Incertidumbre ante unos interlocutores desconocidos

Fuentes europeas consideraron que Van Rompuy se excedió en los elogios a unos hombres y un consejo sobre el que la UE tiene escasísima información. La apuesta es de alto riesgo. “Es cierto que habrá que ver cómo son”, preciso el presidente del Consejo Europeo.

Otra fuente diplomática habló de la urgencia de encontrar un interlocutor ahora que Gadafi ya no lo es y ante el peligro de que si el coronel recupera todo el terreno perdido ante los rebeldes -“lo que no hay que descartar”, señaló la fuente- la UE se encuentre vinculada a un grupo ineficaz aislado en un rincón del país o en el exilio.

De ahí la voluntad de seguir manteniendo la presión política, económica y hasta militar sobre el régimen. “El uso de la fuerza contra civiles, especialmente con medios militares, es inaceptable y debe pararse inmediatamente.

La seguridad de la población debe ser garantizada por todos los medios”, dicen los líderes europeos en sus conclusiones de la reunión de ayer. “El Consejo Europeo expresa su profunda preocupación por los ataques contra civiles, incluido los realizados desde el aire.

Para proteger a la población, los Estados Miembros examinarán todas las opciones necesarias con la condición de que haya una necesidad demostrable, una clara base legal y el apoyo de la región”.

Sin referencia explícita a la vía militar y sin alusión expresa al Consejo de Seguridad, Van Rompuy dijo que no tenía nada que añadir a “todas las opciones” y aseguró que “el Consejo de Seguridad podría ser una base legal”.

Sarkozy, quien junto con Cameron no tiene problemas en hablar de acción militar para imponer una zona de exclusión aérea en Libia, precisó: “Si no hay mandato del Consejo de Seguridad, pero hay petición regional habría que ver”.

La legitimidad de la zona de exclusión aérea

Reunidos en Hungría, los ministros de Exteriores de la UE dijeron esperar que la Liga Árabe, reunida este fin de semana en El Cairo, dé el visto bueno a una zona de exclusión aérea.

“Esperamos que la aprueben con condiciones”, declaró el jefe de la diplomacia húngara y presidente de turno, Janos Martonyi. “Lo mejor sería una acción concertada, planificada y ejecutada con los países de la Liga Árabe”.

Pero para España “base legal es resolución de Naciones Unidas”, reiteró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. “Es mi conclusión y es mi posición. Para eso está el Consejo de Seguridad. Sabemos por experiencia que otros marcos e iniciativas tienen una debilidad muy fuerte”.

Son muchos los Gobiernos europeos que no están seguros de que la respuesta militar sea la mejor, incluso con el aval del Consejo de Seguridad, por razones variadas, entre ellas el riesgo de contribuir a la partición de Libia.

Angela Merkel manifestó a sus colegas su “escepticismo” ante una acción armada. “A día de hoy no veo una intervención militar”, declaró en conferencia de prensa.

Reconoció que “la situación cambie de día en día” y tras reiterar la tríada oficial de condiciones, incluidos las peticiones de la ONU y de la Liga Árabe, dijo: “Si se dan todas las condiciones, habrá que ver qué se hace”.

En su afán de contar al máximo con los vecinos de Libia, los Veintisiete acordaron pedir la celebración de una cumbre con la Liga Árabe y la Unión Africana, reunión que los europeos esperan celebrar en cuestión de semanas.

 

 

Anuncios

24 marzo, 2011 - Posted by | libia | ,

1 comentario »

  1. That was forthcoming read…

    Comentario por BUY NORCO ONLINE | 30 noviembre, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: