cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

La ‘hucha de las pensiones’ supera los 65.000 millones

La ‘hucha de las pensiones’ supera los 65.000 millones

El fondo tiene invertidos 7.790 millones en deuda extranjera, principalmente francesa, alemana y de los Países Bajos

29/03/2011

  • El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, donde se guardan los excedentes de ejercicios anteriores para asegurar las prestaciones, acumula actualmente 65.135,14 millones de euros tras haberse anotado rendimientos de deuda por valor de 760 millones en lo que va de año, según han anunciado en el Congreso el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, y el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.
  • Según el informe sobre el fondo que Trabajo ha entregado al presidente del Congreso, José Bono, la conocida como hucha de las pensiones contaba a 31 de diciembre 64.375,14 millones, un 7,25% desde los 60.022,32 millones de un año antes.

Tras este incremento, motivado por la dotación de 1.740 millones aprobada por el Consejo de Ministros en febrero de 2010, alcanza el 6,11% del PIB. Además, hay que recordar que fueron los 2.660 millones de intereses abonados por las inversiones del fondo las que salvaron el superávit de la Seguridad Social en 2010.

En cuanto al destino de este dinero, que según la ley solo puede invertirse en deuda pública, la inmensa mayoría -64.373,86 millones- están en activos financieros públicos.

De ellos, el 87,9% apuestan por la deuda española y el 12,1% -el equivalente a 7.790 millones- en la extranjera, principalmente francesa (un 38%), de los Países Bajos (34%) o de Alemania (un 26%).

Con vistas al futuro, Gómez ha descartado que, pese a las rebajas de calificación de la deuda española, vaya a dejarse de invertir en ella la inmensa mayoría del fondo.

“No cabe la posibilidad” de reducirla, ha añadido antes de argumentar que la inversión está dando un “buen” rendimiento, lo que convierte a la deuda pública española, sin duda, en un “buen activo”. En esta línea, el titular del Departamento ha revelado que, desde el 2000 hasta el 31 de diciembre de 2010, la rentabilidad neta obtenida por el Fondo ha sido de 11.816 millones, lo que representa algo más de un 1% del PIB.

En cuanto a la aportación al Fondo que tiene previsto para este año el Gobierno (de 3.456,96 millones de euros), el ministro dijo que se hará al final del ejercicio y no como en otras ocasiones anteriores a la crisis en las que se hacía a mediados de año.

LO ADMITE CCOO

La “hucha de las pensiones” sirve para financiar el gasto público

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que en teoría debe servir para garantizar las pensiones, está siendo utilizado por el Gobierno para financiar gasto público.

La vía escogida es la compra de deuda española, que da más rentabilidad que la alemana, pero tiene más riesgo de impago.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social cubre sólo 9 meses de pensiones.
.
Están a la desesperada y no les importa recurrir de nuevo a las pensiones. ¡¡¡Qué indignidad!!! Nos dejaran sin fondos
2009-07-23
PEDRO DE TENA / LORENZO RAMÍREZ

Ocurrió el pasado 21 de julio, en la Comisión de Seguimiento del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, correspondiente al cierre del primer semestre de 2009.

Como información a sus cuadros de dicha reunión, Carlos Bravo Fernández, Secretario Confederal de Seguridad Social y Previsión Social Complementaria, dice que “el Fondo de Reserva de la Seguridad Social además de instrumento de garantía de las Pensiones Públicas está sirviendo comoelemento de dinamización económica para salir de la crisis, ayudando a las empresas con dificultades y financiando el gasto público.”

Es decir, no está sirviendo al objetivo de asegurar las pensiones futuras de los cotizantes españoles.

Precisamente por no estar sirviendo el Fondo de Pensiones para garantizar el futuro de las pensiones es por lo que Comisiones Obreras dice estar oponiéndose en el diálogo social a la bajada de las cotizaciones.

Es por este uso del Fondo “por lo que hemos defendido la necesidad de mantener las cotizaciones sociales como principal garantía de la sostenibilidad a medio y largo plazo del Sistema de Seguridad Social, y nuestra oposición a una rebaja de cotizaciones basada en una lectura cortoplacista de la coyuntura económica actual y que, además, ponen en peligro la viabilidad del sistema.”

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social asciende en la actualidad a 58.624 millones de euros, lo que supone el 5,38 % del PIB. De hecho, el Fondo de Reserva ha crecido un 2,45% respecto del ejercicio de 2008 gracias únicamente a los rendimientos obtenidos de los depósitos de deuda pública que tiene suscritos.

“En este sentido, los recursos del Fondo de Reserva están siendo reorientados desde la deuda exterior alemana y francesa a financiar deuda del Tesoro Español, a la que ya se dedican más de 40.500 millones de euros.

Con esta decisión el Fondo de Reserva contribuye a financiar el gasto público de nuestro país y ve mejorada la rentabilidad de sus recursos puesto que la deuda española tiene una mayor rentabilidad. Desde su constitución en el año 2000 la rentabilidad acumulada del Fondo de Reserva ha ascendido al 48,25% que supone en términos anualizados un 4,62%.” dice el papel de Comisiones.

Igualmente, reconoce que el ingreso de los superávit del Sistema de Seguridad Social de 2008, que debería haber engrosado las reservas del Fondo se ha pospuesto hasta final de 2009 y está “siendo utilizado para generar un margen de tesorería que permita el aplazamiento de cuotas a empresas con dificultades coyunturales.

Esta medida, a la que ya se ha destinado más de 7.000 millones de euros, está permitiendo que empresas con problemas económicos puedan acceder al aplazamiento y pagos demorados de sus cuotas aliviando su situación financiera y como medida de mantenimiento del empleo.

Por tanto, para CCOO es necesario destacar el papel que está teniendo el Fondo de Reserva de la Seguridad Social además de como garante de pensiones como instrumento económico anti–crisis. Pero para mantener la operatividad de este instrumento anticíclico es esencial mantener el actual modelo de cotizaciones sociales, “único factor que puede permitir la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social”.

Rebaja de la calidad de la deuda española

Esta nueva estrategia del Gobierno se debe fundamentalmente a los problemas que tendrá el Estado para seguir vendiendo deuda española en los mercados internacionales. La rebaja de la calidad de los bonos y obligaciones españoles realizada por la agencia de calificación Standard & Poor´s obliga al Tesoro a elevar la rentabilidad que ofrece a los compradores para que estos sigan adquiriendo títulos a pesar de que ha aumentado el riesgo de impago del Estado español.
Pero en Moncloa quieren darle la vuelta al argumento y defienden que esta decisión de utilizar el Fondo de Reserva de las pensiones para financiar el extraordinario aumento del gasto público que va a realizar el Gobierno se debe, precisamente, a la mayor rentabilidad que ofrece la deuda española respecto a la de las locomotoras europeas (Alemania y Francia) y a otras economías europeas que están mejor posicionados, como Suecia o Dinamarca u Holanda.

El Fondo de Reserva no debe financiar el gasto público

Siguiendo este peregrino enfoque, el Estado podría optar por comprar deuda soberana de otros estados europeos que ofrezcan una mayor rentabilidad. Según los datos del Banco de España, países como Grecia, Irlanda o Italia pagan más dinero por comprar sus títulos que España. De hecho, ninguno de estos tres países tiene deuda de la máxima calidad (tampoco España), según la agencia S&P.

Como estas explicaciones del Gobierno no son suficientes para justificar el uso de la hucha de las pensiones para financiar, en última instancia, a los bancos y cajas de ahorros, así como al denominado Plan E del Ejecutivo, Moncloa dice que también invertirá el dinero de la Seguridad Social en bonos y obligaciones españoles porque entonces los pensionistas españoles estaría financiando el gasto público de otros países.

El problema de este enfoque es que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social no debe buscar criterios de proteccionismo económico ni de apoyo a las decisiones de gasto del inquilino de La Moncloa y su vicepresidente económico. El dinero de la hucha de las pensiones se debe invertir en los productos financieros más seguros para que no se pierda ni un euro de la misma. Por lo tanto hay que invertirla en deuda soberana de países que tengan la más alta calificación, y este no es el caso de España.

SE JUEGA EL FONDO A UNA CARTA

Zapatero compró 12.000 millones de deuda con la hucha de las pensiones

El Gobierno empleó con intensidad récord el Fondo de Reserva de la Seguridad Social para comprar deuda pública: 12.052 millones de euros en 2010.

  • 2011-03-29  M. LLAMAS

El Gobierno ha aumentado la compra de bonos públicos nacionales en 2010 haciendo uso del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la denominada hucha de las pensiones. En concreto, 12.052 millones de euros más respecto a 2009, todo un récord.

El Fondo alcanzó una cuantía total de 64.375,14 millones de euros a 31 de diciembre del pasado año, equivalente al 6,11% del PIB, lo que supone un incremento del 7,25% desde los 60.022,32 millones de 2009, según consta en el informe anual entregado este martes por el ministro de trabajo, Valeriano Gómez, al presidente del Congreso,José Bono.

Este crecimiento se explica por la dotación de 1.740 millones aprobada por el Consejo de Ministros en febrero de 2010, 69,24 millones de euros en excedentes de las mutuas (446 millones en términos acumulados) y rendimientos netos por un total de 2.544 millones de euros en 2010.

Sin embargo, el punto clave del Fondo, más allá de su cuantía total, es la estrategia de inversión que está siguiendo el Ejecutivo socialista para rentabilizar y asegurar esta hucha, cuya creación se ideó con el fin de poder seguir pagando las pensiones puntualmente en caso de que la Seguridad Social entre en números rojos. Los datos a este respecto son concluyentes: el Gobierno está aprovechando al máximo el dinero del Fondo para comprar deuda pública española.

Así, destinó 12.052 millones del Fondo a la compra de bonos nacionales en 2010, hasta una cifra total de 56.582 millones de euros -a precios de adquisición-, equivalente al 87,9% de la hucha frente a los 44.530 millones de 2009 (76,7% de total de activos), lo cual supone un aumento del 27% interanual. Y ello, pese a que el pasado año estalló una grave crisis de deuda pública en la zona euro que afectó de forma directa a España. El problema de estas compras es que, en la actualidad, la deuda nacional cuenta con un riesgo de inversión muy superior al de otros países vecinos.

No obstante, la deuda soberana de España ya no goza de la máxima nota crediticia -triple A- tras las sucesivas rebajas de rating aplicadas por las agencias de calificación de riesgos. En este sentido,Moody´s degradó a principios de marzo el rating de España desde AA1 a AA2, debido a la delicada situación financiera de las cuentas públicas y las débiles perspectivas de crecimiento económico. Y eso que las normas del Fondo exigen invertir en activos de “máxima calidad” crediticia, aunque el Gobierno tan sólo aplica este criterio a la deuda extranjera.

Pero lejos de arrugarse, el Ejecutivo ha incrementado su ritmo de compras, tal y como tenía previsto(aspiraba a que el 90% del Fondo estuviera invertido en deuda nacional el pasado año y casi lo ha conseguido). Así, al tiempo que ha incrementado la exposición de la hucha de las pensiones a bonos nacionales ha ido reduciendo el peso de la deuda extranjera (de menor riesgo que la española): los activos financieros extranjeros (deuda pública alemana, francesa y de Países Bajos) se situaron en7.791 millones de euros en 2010 (el 12,1% del Fondo) frente a los 13.486 millones de 2009 (23,2% del total), lo cual supone un descenso del 42,2% interanual.

Pinchar en la imagen para ampliar

De este modo, el Ejecutivo ha seguido la senda emprendida en 2008, cuando la crisis económica en España era ya un fenómeno visible para todos, excepto -temporalmente- para el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y es que, en apenas tres años – entre 2008 y 2010- el Fondo ha comprado un total de 33.116 millones de euros de deuda pública nacional: los bonos españoles han pasado de representar el 51,3% de la hucha en 2007 (23.416 millones) al 87,9% en 2010 (56.582 millones), un aumento del 141,6%. El Gobierno ha comprado una media de 11.000 millones de euros al año de su propia deuda pública durante este período.

La evolución de los activos nacionales en el Fondo ha sido la siguiente: 23.416 millones en 2007 (51,3%), 33.228 en 2008 (56,4%), 44.530 en 2009 (76,7%) y 56.582 en 2010 (87,9%).

Asimismo, el peso de los activos extranjeros ha ido mermando paulatinamente: 22.186 millones en 2007 (48,6%), 24.930 en 2008 (43,6%), 13.486 (23,2%) y 7.791 en 2010 (el 12,1% de la hucha).

¿Quién dirige el Fondo?

PRESIDENTE – SECRETARIO DE ESTADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL

D. Octavio José Granado Martínez

VICEPRESIDENTE 1º – SECRETARIO DE ESTADO DE ECONOMÍA

D. José Manuel Campa Fernández

VICEPRESIDENTE 2º – SECRETARIO DE ESTADO DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS

D. Carlos Ocaña y Pérez de Tudela

 

Anuncios

29 marzo, 2011 - Posted by | PENSIONES, RECORTES SOCIALES | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: