cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

“El ataque a Libia podría constituir un delito de juicio político”

Entrevista de Democracy Now! con el representante Dennis Kucinich de Ohio, EE.UU.
“El ataque a Libia podría constituir un delito de juicio político”

 

Goodman/González/Kucinich
Democracy Now

 

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

 

TRANSCRIPCIÓNEl representante demócrata de Ohio, Dennis Kucinich, está hoy con nosotros para discutir por qué piensa que el presidente Obama podría haber cometido “un delito” al comprometer fuerzas militares de EE.UU. para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia sin aprobación del Congreso.

JUAN GONZALEZ: Comenzamos nuestro programa de hoy sobre Libia. La Casa Blanca se niega a confirmar un informe de que el presidente Obama ha firmado una orden secreta autorizando apoyo clandestino del gobierno de EE.UU. a las fuerzas rebeldes que tratan de deponer al dirigente libio Muamar Gadafi. Según la agencia de noticias Reuters, Obama firmó la orden, conocida como una orden ejecutiva confidencial [presidential finding] dentro de las últimas dos o tres semanas.

Antes, en esta semana, el New York Times reveló que agentes de la CIA ya están en el terreno en Libia como parte de una fuerza clandestina occidental para apoyar la campaña de bombardeo dirigida por EE.UU.

En Washington, los planes de guerra del presidente siguen siendo criticados por algunos miembros del Congreso. El jueves, el congresista demócrata por Ohio Dennis Kucinich pronunció un discurso de 40 minutos en el hemiciclo de la Cámara. Acusó al presidente Obama de violar la Resolución de Poderes de Guerra al atacar a Libia sin aprobación del Congreso. El congresista Kucinich también sugirió que las acciones del presidente constituyen un delito de juicio político.

AMY GOODMAN: El congresista Dennis Kucinich está hoy con nosotros en Washington, D.C. para hablar sobre Libia así como las últimas noticias desde su Estado de Ohio, donde, bueno, anoche el gobernador republicano John Kasich firmó una ley que elimina los derechos de negociación colectiva de los empleados del Estado y les prohíbe declararse en huelga.

Congresista Dennis Kucinich, bienvenido a Democracy Now! Comencemos con Libia. Presente su tesis planteada ayer en el hemiciclo de la Cámara.

DENNIS KUCINICH: En pocas palabras, el presidente no tiene autoridad constitucional para hacer lo que ha hecho. Ha cambiado la Constitución, en efecto, al decir que tiene un privilegio ejecutivo para librar la guerra. Ha ignorado el Artículo I, Sección 8. Ignoró la Ley de Poderes de Guerra. Incluso ha excedido el mandato de la ONU. Y al hacerlo, su gobierno ha llevado a este país por un camino que es profundamente antidemocrático, y tiene que ser cuestionado.

JUAN GONZALEZ: Y, congresista, cuando usted dice un “delito de juicio político”, son palabras bastante fuertes.

DENNIS KUCINICH: Bueno, realmente, lo que he dicho es que ha excedido su autoridad como ejecutivo, y formulé la pregunta de si cuando alguien hace eso está cometiendo en realidad un delito de juicio político. Mire, no va a haber un juicio, pero alguien tiene que decir que lo que está haciendo el presidente está fundamentalmente mal, si estamos de acuerdo en la forma en la que se fundó este país. Los fundadores no querían crear, en el ejecutivo, otro rey británico que podría librar la guerra según su antojo y capricho.

Este presidente ha asumido un poder que ningún presidente, ni siquiera el presidente Bush, asumió. Y pienso que tenemos que concentrarnos en esto, no en el asunto de si nos gusta o no el presidente Obama, tampoco en si somos demócratas o no, sino de si comprendemos o no los principios constitucionales básicos de la separación de poderes, de la separación del poder de la guerra, y que el papel del presidente como comandante en jefe no tiene nada que ver con la capacidad de librar la guerra. Simplemente no tiene ese poder.

AMY GOODMAN: ¿Y con respecto al argumento del presidente Obama, cuando presentó sus argumentos a la nación, de que estaba tratando de impedir una masacre y que habría sido erróneo no actuar con la comunidad internacional?

DENNIS KUCINICH: Bueno, no sabemos qué estaba sucediendo exactamente en Libia, porque el hecho es que cuando llegó una comisión de investigación de la ONU, tuvo que partir rápidamente, porque habían comenzado los bombardeos. El hecho de que el dirigente de ese país lanzase amenazas,ya sabe, no tendría que constituir una base para que EE.UU. supusiera que teníamos derecho a entrar y comenzar a suministrar cobertura aérea a los rebeldes. Quiero decir, este asunto ha rebasado de un salto la “intervención humanitaria”, e inevitablemente está tomando partido por los rebeldes, de modo que estamos ayudando a detonar una guerra civil, una operación militar hecha y derecha que, ya sabe, parece haber sido la verdadera intención todo el tiempo.

De modo que, realmente tenemos algunas preguntas serias que formular a este gobierno. Y el Congreso, si es que significamos algo con respecto a nuestras responsabilidades históricas como los primeros entre iguales en nuestra Constitución, tenemos la obligación de obligar a rendir cuentas a este gobierno, y no sólo ser suplicantes ante el poder de un presidente que ahora comienza a actuar como alguien que va más allá de lo previsto en la Constitución.

JUAN GONZALEZ: Bueno, congresista, pero la realidad es, especialmente en términos de la reciente historia de EE.UU., que ha habido una cantidad de intervenciones de EE.UU. en países donde se ha detenido justo antes de una guerra hecha y derecha, pero el presidente, por una u otra razón, no pensó que era necesario, antes de enviar tropas al terreno, solicitar el voto del Congreso. ¿Qué piensa sobre cómo se ha desarrollado la Ley de Poderes de Guerra en EE.UU. en los últimos años?

DENNIS KUCINICH: Bueno, tenemos un par de problemas. Ante todo, lo que han hecho otros presidentes, ya sabe, francamente, no tiene nada que ver. Si existe un argumento de que, bueno, el Congreso no hizo valer antes su autoridad, y lo que ha sucedido es que nosotros –pienso que Glenn Greenwald también lo argumentó en un artículo reciente– no significa que la aquiescencia permanente ante una usurpación ejecutiva del poder del Congreso anule el documento fundador. No lo hace. Llega un punto en el que hay que decir: “Espere un poco”. Y así, es lo que estoy haciendo.

Ahora bien, si se considera la Constitución de EE.UU., Artículo I, Sección 8, está definido firmemente el poder de guerra. Se lee el sentido en Washington y Jefferson, se lee en Los Papeles Federalistas, número 69, lo que Hamilton escribió al respecto, lo deja en claro. Es donde residen los poderes de guerra. Ahora bien, la Ley de Poderes de Guerra fue un intento de definir mejor la relación entre el Congreso y la presidencia mediante la fijación de circunstancias según las cuales el presidente puede actuar antes de ir al Congreso y suministrar posteriormente la notificación.

El presidente no ha cumplido los requerimientos de la Ley de Poderes de Guerra al respecto, en términos de la definición de que haya un ataque o una amenaza de ataque a EE.UU.. Por lo tanto, se trata de una circunstancia en la cual este gobierno está redefiniendo la presidencia de la misma manera que John Yoo, el abogado del presidente Bush, la redefinió. Tenemos en este caso una presidencia que está llegando a ser, que comienza a ser indistinguible de la de la Casa Blanca de Bush con respecto a su uso del poder de guerra, con respecto a su interpretación del poder ejecutivo, con respecto al papel del presidente en la definición de todos los temas de seguridad nacional sin consultar en absoluto al Congreso.

AMY GOODMAN: ¿Qué piensa que debbería hacer el presidente Obama en Libia, y luego en Yemen, por ejemplo? Quiero decir, tenemos que considerar todos estos países –Túnez, Egipto, Yemen– donde EE.UU. ha apoyado a esos dictadores, esos déspotas, durante décadas. ¿Pero qué debería hacer EE.UU. en Libia? ¿Y luego, qué pasa con Yemen donde EE.UU. sigue apoyando a Saleh?

DENNIS KUCINICH: Bueno, en esto tenemos dos cosas, Amy. Una es lo que deberíamos haber hecho y la segunda es dónde estamos ahora. No tenemos derecho a intervenir en los asuntos internos de ningún país. Siempre es terrible que la gente sufra bajo un mal dirigente, y es terrible cuando hay violencia. Ya sabe, nunca se puede aceptar eso. Por otra parte, como señaló maravillosamente Noam Chomsky, una guerra humanitaria es un oxímoron. Inevitablemente se expande para engullir a los ciudadanos. Estamos involucrados en una guerra civil, en lo que es una guerra civil en gestación que inevitablemente va a convertir a Libia en un cementerio. Tenemos que dar marcha atrás. Tenemos que salir. Ahora bien, ante cosas tan inquietantes, significa que habrá profundas consecuencias para la gente a cuyo lado hemos intervenido, y habrá profundas consecuencias para la CIA que ha estado en el terreno. Pero la realidad es que no teníamos derecho a inmiscuirnos.

Y vayamos más allá de Libia. Si comenzamos a intervenir con propósitos humanitarios en toda la región, vamos a alimentar este impulso de guerra. Podríamos estar al borde de una guerra que es tan amplia que nos va a engullir. Y ahí es realmente, pienso, adonde nos dirigimos, porque el gobierno de Obama no muestra el tipo de moderación que la gente tiene derecho a esperar del presidente de EE.UU. y no muestra la disposición de reconocer el papel constitucional del Congreso. Y si no tenemos al Congreso como una rama que también gobierna, tendremos un ejecutivo que tiene toda la libertad para emprender aventuras en su propio nombre, y no en nombre del país.

Fuente: http://www.democracynow.org/2011/4/1/rep_kucinich_lack_of_congressional_approval

rCR

 

2 abril, 2011 Posted by | libia | Deja un comentario

Libioterapia para Cuba, pide Aznar

Libioterapia para Cuba, pide Aznar

Publicado el 2 abril, 2011 por iroelsanchez
Aznar ríe junto a BushAznar ríe junto a Bush

Reporta la agencia EFE que José María Aznar, cómplice de George W. Bush y Tony Blair en la invasión a Iraq, ha afirmado, en un acto en la localidad madrileña de Torrejón  de Ardoz, que “no vale jugar a una cosa en Libia y a la contraria en Cuba” porque el “valor de la libertad es universal” y, por lo tanto, no se puede ejercer “a beneficio de inventario” o por “conveniencia”.

Quien, poco antes de terminar su mandato como jefe del gobiernno español, acudiera a Trípoli con todos los honores de Muamar el Gadafi, ahora pide a sus sucesores en España y en la OTAN que hagan punteríacon la Isla, a la que Estados Unidos no ha podido doblegar en más de 50 años.

Al parecer, la euforia de ver nuevamente caer las bombas sobre víctimas civiles ha llevado a este  imperialista de bolsillo a recordar sus frustraciones, y el hecho de comprobar que Barack Obama se acerca al comportamiento de su amigo W.Bush lo ha animado a hacerlas públicas.

 

2 abril, 2011 Posted by | CUBA, EDITORIAL, libia | , , | Deja un comentario

Revelado el acuerdo entre EE.UU. y Arabia Saudí

Revelado el acuerdo entre EE.UU. y Arabia Saudí
Pepe Escobar
Asia Times Online
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens
Vosotros invadís Bahréin. Nosotros eliminamos a Muamar Gadafi en Libia.
Es, en breve, la esencia de un trato cerrado entre el gobierno de Barack Obama y la Casa de Saud.
Dos fuentes diplomáticas de las Naciones Unidas lo confirmaron independientemente de que Washington, a través de la secretaria de Estado Hillary Clinton, dio el visto bueno para la invasión de Bahréin por Arabia Saudí y la represión del movimiento pro democracia en su vecino a cambio de un “sí” de la Liga Árabe a la zona de exclusión aérea sobre Libia, la principal justificación que llevó a la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La revelación provino de dos diplomáticos diferentes, un europeo y un miembro del BRIC y la hicieron por separado a un experto estadounidense y a Asia Times Online.

Debido al protocolo diplomático, sus nombres no se pueden mencionar.

Uno de los diplomáticos dijo: “Es el motivo por el que no pudimos apoyar la resolución 1973.

Y argumentamos que Libia, Bahréin y Yemen eran casos similares, y pedimos una comisión investigadora. Mantenemos nuestra posición oficial de que la resolución no es clara, y podría interpretarse de una manera beligerante.”

Como informó Asia Times Online, el apoyo total de la Liga Árabe a la zona de exclusión aérea es un mito.

De los 22 miembros plenos, sólo 11 estuvieron presentes en la votación. Seis de ellos eran miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), el club apoyado por EE.UU. de reinos/dominios de jeques del Golfo, con su mandamás, Arabia Saudí. Siria y Argelia estuvieron en contra. Arabia Saudí solo tuvo que “seducir” a otros tres miembros para obtener los votos.

Traducción: solo nueve de los 22 miembros de la Liga Árabe votaron por la zona de exclusión aérea. La votación fue esencialmente una operación dirigida por la Casa de Saud y Amr Moussa, secretario general de la Liga Árabe, ansioso de pulir su currículo ante Washington con la meta de llegar a ser el próximo presidente egipcio.

Por lo tanto, al principio, hubo la gran revuelta árabe de 2011.

Luego, inexorablemente, vino la contrarrevolución estadounidense-saudí.

Alegría de los logreros

Los imperialistas humanitarios lo presentarán en masa como una “conspiración”, tal como han afirmado que el bombardeo de Libia impidió una hipotética masacre en Bengasi.

Defenderán a la Casa de Saud diciendo que actuó para aplastar una subversión iraní en el Golfo; obviamente la ‘R2P’, -“responsabilidad de proteger”– no se aplica a la gente de Bahréin.

Promoverán activamente la Libia post Gadafi como una nueva y petrolera Meca de los derechos humanos, completada con agentes de los servicios de inteligencia de EE.UU., operaciones clandestinas, fuerzas especiales y contratistas marrulleros.

Digan lo que digan, no cambiarán los hechos en el terreno –los resultados gráficos del baile sucio de EE.UU. y los saudíes-. Asia Times Online [Rebelión] ya ha informado de quién se beneficia de la intervención extranjera en Libia (Vea “No hay negocio como el de la guerra”, del 31 de marzo).

Los protagonistas incluyen al Pentágono (a través de AFRICOM), a la OTAN, Arabia Saudí, Moussa de la Liga Árabe y Qatar.

Agreguemos a la lista la dinastía al-Khalifa en Bahréin, diversos contratistas de armamentos y a los sospechosos neoliberales de siempre, ansiosos de privatizar todo en la nueva Libia, incluso el agua.

Y ni siquiera hablamos de los buitres occidentales que revolotean sobre la industria del petróleo y del gas de Libia.

Desvelada está, sobre todo, la sorprendente hipocresía del gobierno de Obama, que presenta un burdo golpe geopolítico que involucra África y el Golfo Pérsico como una operación humanitaria. En cuanto al hecho de que se trata de otra guerra de EE.UU. contra una nación musulmana, se trata sólo de una “acción militar cinética”.

Hay amplia especulación, tanto en EE.UU. como en todo Medio Oriente, de que considerando el impasse militar, y corto, de que la “coalición de los dispuestos” relegue a la familia Gadafi al olvido con sus bombas, Washington, Londres y París se den por satisfechos con el control de Libia oriental; una versión norteafricana de un Emirato del Golfo rico en petróleo.

A Gadafi le quedaría una Tripolitania hambrienta al estilo de Corea del Norte.

Pero considerando las últimas deserciones importantes del régimen, más la fase final deseada (“Gadafi debe irse”, en las propias palabras del presidente Obama), Washington, Londres, París y Riad no se darán por satisfechos con otra cosa que con todo el kebab.

Incluida una base estratégica para AFRICOM y la OTAN.

Acorralen a los sospechosos de siempre

Uno de los efectos secundarios del trato sucio EE.UU.-Arabia Saudí es que la Casa Blanca hace todo lo que puede para asegurar que el drama de Bahréin sea enterrado por los medios estadounidenses. La presentadora de noticias de BBC America, Katty Kay, por lo menos tuvo la decencia de subrayar: “Les gustaría que esto [Bahréin] desapareciera porque no hay ninguna ventaja real para ellos en el apoyo a la rebelión de los chiíes”.

Por su parte el emir de Qatar, Jeque Hamad bin Khalifa al Thani, se presentó en al-Jazeera y dijo que la acción fue necesaria porque el pueblo libio fue atacado por Gadafi.

Los periodistas, generalmente decentes, de al-Jazeera podrían haber preguntado cortésmente al emir si enviaría sus Mirage a proteger al pueblo de Palestina contra Israel, o a sus vecinos en Bahréin contra Arabia Saudí.

La dinastía al-Khalifa en Bahréin es esencialmente un montón de colonos suníes que se apoderaron del país hace 230 años. Durante gran parte del Siglo XX, fueron complacientes esclavos del imperio británico.

El Bahréin moderno no viene bajo el espectro de un empujón de Irán: no es más que un mito de al-Khalifa (y de la Casa de Saud).

Los bahreiníes, históricamente, siempre han rechazado que formen parte de una especie de nación chií dirigida por Irán. Las protestas son antiguas, y forman parte de un verdadero movimiento nacional, mucho más allá de sectarismo.

No es sorprendente que la consigna en la icónica rotonda Perla, aplastada por el temible Estado policial al-Khalifa, haya sido: “ni suní, ni chií: bahreiní”.

Lo que querían los manifestantes era esencialmente una monarquía constitucional; un parlamento legítimo; elecciones libres y justas; y no más corrupción.

Lo que obtuvieron en su lugar fue “Bahréin amigo de las balas” en lugar de “Bahréin amigo de los negocios”, y una invasión auspiciada por la Casa de Saud.

Y la represión continúa, invisible para los medios corporativos de EE.UU.

Los twitters gritan que todo el mundo y su vecino están siendo arrestados.

Según Nabeel Rajab, presidente del Centro Bahréin por los Derechos Humanos, más de 400 personas han desaparecido o están detenidas, algunas “arrestadas en puestos de control comandados por matones traídos de otros países árabes y asiáticos, llevan máscaras negras en las calles”.

Incluso el bloguero Mahmood Al Yousif fue arrestado a las 3 de la mañana, provocando sospechas de que lo mismo ocurrirá a todo bahreiní que haya blogueado, twitteado, o colgado mensajes en Facebook a favor de la reforma.

El policía global progresa

Amanecer de la Odisea ha terminado. Ahora viene Protector Unificado –dirigido por el canadiense Charles Bouchard-. Traducción: el Pentágono (como en AFRICOM) transfiere la “acción militar cinética” a sí mismo (como a la OTAN, que no es otra cosa que el Pentágono gobernando Europa). AFRICOM y la OTAN son ahora uno solo.

El espectáculo de la OTAN incluirá ahora ataques aéreos y de misiles crucero; un bloqueo naval de Libia; y tenebrosas operaciones en tierra no especificadas para ayudar a los “rebeldes”. Hay que esperar incursiones duras de helicópteros artillados al estilo AfPak –con el correspondiente “daño colateral”.

Una curiosa situación ya se hace visible. La OTAN permite deliberadamente que las fuerzas de Gadafi avancen a lo largo de la costa del Mediterráneo para repeler a los “rebeldes”. Hace rato que no hay ataques aéreos selectivos.

El objetivo posiblemente es extraer concesiones políticas y económicas del Consejo Nacional Interino (INC) infestado de desertores y exiliados libios, un reparto sospechoso de personajes que incluye al ex ministro de justicia Mustafa Abdel Jalil, al ex secretario de planificación educado en EE.UU.

Mahmoud Jibril y al ex residente en Virginia, el nuevo “comandante militar” y agente de la CIA Khalifa Hifter. El laudable movimiento indígena Juventud del 17 de Febrero –que estuvo a la vanguardia del levantamiento de Bengasi– ha sido totalmente marginado.

Es la primera guerra africana de la OTAN, tal como Afganistán es la primera guerra de la OTAN en Asia central y del sur.

Configurada ahora firmemente como brazo armado de la ONU, la policía global OTAN progresa, implementando su “concepto estratégico” aprobado en la cumbre de Lisboa en noviembre pasado (vea “Bienvenido a OTANstán”, Rebelión, 21 de noviembre de 2010).

Hay que eliminar la Libia de Gadafi para que el Mediterráneo –el mare nostrum de la antigua Roma– se convierta en un lago de la OTAN.

Libia es la única nación del norte de África que no está subordinada a AFRICOM, a CENTCOM o a alguna otra de la miríada de “cooperaciones” de la OTAN.

Las otras naciones no relacionadas con la OTAN son Eritrea, la República Árabe Saharaui Democrática, Sudán y Zimbabue.

Además, dos miembros de la “Iniciativa de Cooperación de Estambul” de la OTAN –Qatar y los Emiratos Árabes Unidos– combaten ahora por primera vez junto a AFRICOM/OTAN. Traducción: la OTAN y los socios del Golfo Pérsico libran una guerra en África. ¿Europa? Es demasiado provincial.

El camino es el policía global.

Según la propia doble moral oficial del gobierno de Obama, los dictadores que son elegibles para el “acercamiento estadounidense” –como los de Bahréin y Yemen– pueden estar tranquilos, y no se les castigará hagan lo que hagan.

Y más vale que tengan cuidado los que son elegibles para “alteración de régimen”, desde África a Medio Oriente y Asia. La policía global OTAN los va a liquidar. Con tratos sucios o sin ellos.

Pepe Escobar es autor de “Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War” (Nimble Books, 2007) y “Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge”. Su último libro es “Obama does Globalistan” (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con él en:pepeasia@yahoo.com.

Copyright 2011 Pepe Escobar

(Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.)

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MD02Ak01.html

rCR

2 abril, 2011 Posted by | revueltas islam | , , | 1 comentario

El régimen de Gadafi rechaza las condiciones propuestas para un alto el fuego

El régimen de Gadafi rechaza las condiciones propuestas para un alto el fuego

01.04.11 – 23:51 –
AGENCIAS | TRÍPOLI
Los rebeldes se habían mostrado proclives a esta medida siempre y cuando el coronel levantase el cerco a algunas ciudades
Un portavoz de Trípoli denuncia que “algunos primeros ministros y presidentes locos y criminales de Europa están liderando una cruzada contra una nación musulmana árabe”
‘Gadafistas’ y milicianos rebeldes prosiguen sus combates en Brega mientras las fuerzas progubernamentales bombardean Misrata
El régimen de Gadafi rechaza las condiciones propuestas para un alto el fuego Los rebeldes mantienen las posciones en Adjabiya. / Foto: Ap

El régimen denuncia bombardeos contra zonas civiles

Las autoridades libias han denunciado que las fuerzas internacionales han bombardeado este viernes zonas civiles y militares en las localidades de Joms y Arrujban, en la zona oeste del país, según recoge la televisión estatal.
La cadena ha informado de estos ataques citando fuentes militares y a través de una declaración urgente en la que atribuye los bombardeos a los “agresores coloniales y cruzados”.
Joms se encuentra unos 100 kilómetros al este de Trípoli, mientras que Arrujban está localizada 190 kilómetros al sureste de la capital del país magrebí.
Por primera vez desde que se inició la revuelta libia, el pasado 17 de febrero, los rebeldes han abierto la posibilidad de un alto el fuego con condiciones, justo cuando la situación en el frente de batalla parece enquistada.
Pero la respuesta de Gafadi no se ha hecho esperar. El régimen rechaza las condiciones impuestas y advierte al bando sublevado de que las tropas gubernamentales no se retirarán de las ciudades que controlan.
“Nos están pidiendo que nos retiremos de nuestras propias ciudades.
Si esto no es una locura no sé lo que es”, ha replicado un portavoz del régimen de Gadafi. “No abandonaremos las ciudades”, ha apostillado.
Ha denunciado que “algunos primeros ministros y presidentes locos y criminales de Europa están liderando una cruzada contra una nación musulmana árabe”, en el habitual tono crítico contra los bombardeos extranjeros que ahora controla la OTAN.
“¿Suena familiar? Es un crimen contra la humanidad”, ha agregado.
Como ejemplo de los delitos que estarían cometiendo las fuerzas de la coalición, ha indicado que seis civiles han muerto y varias decenas han resultado heridos a causa de un bombardeo registrado en una aldea cercana a Brega, en la zona este del país.
Previamente, en una rueda de prensa en un hotel en Bengasi, capital de los sublevados, el presidente del Consejo Nacional Transitorio (CNT), Mustafa Abdelyalil, anunciaba que los rebeldes estaban dispuestos a observar un alto el fuego, siempre y cuando las fuerzas de Gadafi levantasen el cerco a algunas ciudades.
“Las tropas de Gadafi deben abandonar sus posiciones alrededor de las ciudades (sitiadas) y el cerco tiene que ser levantado”, resaltaba Abdeyalil, antiguo ministro de Justicia con Gadafi, en una rara comparecencia ante los medios de comunicación.
Abdelyalil hizo este anuncio acompañado por el enviado especial de la ONU, el diplomático jordano Abdelilah al Jativ, que hoy ha visitado Bengasi, tras viajar ayer a Trípoli y entrevistarse con el primer ministro libio, Mahmudi Bagdadi.
El dirigente de los revolucionarios consideró, además, que para que se cumpliese ese alto el fuego, el régimen de Gadafi “debe permitir libertad a la gente para que exprese sus puntos de vista”. “No puede haber un alto el fuego mientras haya mercenarios y soldados en los tejados”, subrayaba Abdelyalil.
Y acto seguido advirtió de que si no se cumplen las condiciones, “que la gente del centro y del occidente del país sepa que la revolución irá hacia ellos”
.
Protección de los civiles
Precisamente el alto el fuego ha sido uno de los temas de las conversaciones que el emisario de la ONU ha mantenido entre ayer y hoy con las autoridades del régimen de Gadafi y con los rebeldes.
Durante las discusiones con ambas partes “he reiterado los elementos básicos de la resolución 1973” del Consejo de Seguridad de la ONU, apuntó Al Jativ, quien destacó que “cada parte ha dicho que cumplirá el alto el fuego si la otra lo hace”. El régimen de Gadafi ha declarado el alto el fuego en varias ocasiones desde el comienzo del conflicto, pero siempre lo ha incumplido.
Otros de los asuntos analizados por el enviado del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fueron la protección de los civiles y de las agencias humanitarias para que puedan acceder a todas las áreas del país para cumplir su misión y que se cumplan “las legítimas aspiraciones del pueblo libio”.
Se trata de la segunda visita de Al Jativ al este de Libia desde el inicio de las revueltas, ya que la semana pasada viajó a Tobruk, donde se reunió con los dirigente rebeldes.
Obuses contra Misrata
Mientras, durante el día de hoy han proseguido los combates en Brega, 225 kilómetros al oeste de Bengasi, entre los “gadafistas” y los milicianos rebeldes. El portavoz militar de los revolucionarios, coronel Ahmad Omar Bany, ha informado esta mañana de que “los enfrentamientos siguen alrededor de Brega. Las tropas de Gadafi se encuentran en el oeste de la ciudad, a unos 30 kilómetros”.
En los últimos dos días, los rebeldes han cambiado de estrategia para enfrentarse a los leales al líder libio, ya que han situado a miembros del Ejército en primera línea de batalla, mientras que en segunda línea se encuentran las milicias de voluntarios.
Una fuente médica ha señalado a los periodistas que al menos siete personas de la misma familia fallecieron el miercoles en la aldea de Al Argub, al sur de Brega, por los ataques de la artillería de las tropas de Gadafi.
Asimismo, la ciudad de Misrata, 200 kilómetros al este de Trípoli, ha sido objeto de intensos ataques con obuses por parte de las fuerzas progubernamentales, que también han proseguido con su cerco a la localidad de Zintan, en el oeste del país y cerca de la frontera con Túnez.
Entretanto, la OTAN ha revelado que sus aviones han efectuado hasta ahora 178 salidas, 74 de ellas relacionadas con ataques a objetivos, desde que ayer asumiera el mando de todas las operaciones sobre Libia.
En el plano económico, las autoridades rebeldes han firmado un acuerdo con Catar para exportar petróleo y han asegurado que tienen capacidad para producir un millón de barriles a la semana.
El ‘ministro del Petróleo’ del CNT, Alí Tahur, ha resaltado en Bengasi que “Catar ha acordado embarcar el petróleo y comercializarlo”.
Tahur ha añadido que el crudo se extrae en la actualidad de los campos del sureste y de las áreas “liberadas” y que pueden producir más de 100.000 barriles al día, por lo que el único problema que tenían era hallar la forma de exportarlo.

2 abril, 2011 Posted by | Sin categoría | 1 comentario