cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

LIBIA. ULTIMA HORA 13 ABRIL 2011

Francia insta a la OTAN a destruir el armamento pesado de Gadafi

El ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, secundado por su homólogo británico, culpa a la Alianza de “no hacer lo suficiente en Libia”

ANDRÉS PÉREZ París 12/04/2011 09:30 Actualizado: 13/04/2011 02:24

Alain Juppé, ministro de Asuntos Exteriores de Francia, en una imagen reciente.

Alain Juppé, ministro de Asuntos Exteriores de Francia, en una imagen reciente.IAN LANGSDON / EFE

Atlántica y de la Unión Europea en Libia. Mientras, la OTAN manifestaba su interés por la mediación de la Unión Africana (UA) en Libia.

Cierto es que el fin de la crisis no se vislumbra cercano. Incluso un desertor del régimen de Muamar Gadafi como el exministro de Asuntos Exteriores libio Musa Kusa advierte ahora de la “somalización” que amenaza a su país, que puede quedar dividido.

El excanciller libio Musa Kusa asistirá hoy en Doha a una reunión sobre Libia

El primero en abrir fuego ayer contra la Alianza Atlántica fue el jefe de la diplomacia francesa, Alain Juppé. Desde París, consideró que la OTAN “debe desempeñar plenamente su papel”, algo que no hace “lo suficiente”. Se trata de que la Alianza Atlántica “destruya las armas pesadas que ahora bombardean Misurata”, añadió Juppé.

En lo que pareció un reproche por la plena asunción de poderes de la Alianza hace dos semanas en Libia que frustró la comandancia de facto que buscaba Nicolas Sarkozy, el presidente francés, Juppé subrayó: “La OTAN quiso tomar la dirección militar de las operaciones y nosotros lo aceptamos”.

William Hague, el homólogo británico de Juppé, no tardó en secundarlo. Como si la intervención en Libia fuera un mero asunto técnico de contribución de fuerzas, remachó que su país había proporcionado cuatro cazabombarderos Tornado hace unos días “capaces de golpear blancos en suelo que amenazan a la población libia”. Se apoyó en ello para espetar que “sería bienvenido que otros países hicieran lo propio”.

España no ha aceptado las críticas y apoya la labor de la Alianza Atlántica

Hague y Juppé aprovecharon una reunión de cancilleres de la UE en Luxemburgo para echar un rapapolvo a los 21 socios europeos de la OTAN, especialmente a España y Holanda, cuyos cazabombarderos se limitan a controlar la zona de exclusión aérea.

Madrid no aceptó la reprimenda. Por boca del secretario de Estado de Asuntos Europeos, Diego López Garrido, aseguró que “no hay nada que revisar en este momento” y que la labor de la OTAN “se desarrolla bien”. Italia, por su parte, sigue esperando el debate parlamentario antes de ordenar la entrada en acción de sus cazabombarderos.

El secretario general de la OTAN también se defendió. Anders Fogh Rasmussen, declaró: “Quiero ser franco; una acción militar por sí sola no resolverá la crisis en Libia”.

La respuesta de Rasmussen

Rasmussen respondió a las críticas subrayando que “desde el sábado por la mañana, la aviación de la OTAN ha efectuado casi 300 vuelos” y “destruido 49 tanques, nueve blindados, tres baterías antiaéreas y cuatro búnkeres de arsenales”.

En realidad, Londres y París intentan utilizar la noción de “protección del pueblo libio”, reconocida por la ONU, para tratar de apoyar a los que empiezan a perfilarse como nuevos grupos de poder en Libia.

París ha reconocido al Consejo Nacional de Transición (CNT) de Bengasi, dándole autoridad sobre todo el suelo libio. Londres pareció ayer dar su apoyo al exministro de Exteriores y exjefe de inteligencia de Gadafi, Musa Kusa, sospechoso de estar detrás de varios atentados terroristas, en particular el de Lockerbie.

Kusa, tras refugiarse en Londres en marzo y ser interrogado por los servicios de inteligencia británicos, ha obtenido libertad de maniobra total de Londres. Ayer anunció que se desplazará a Doha(Qatar) para la reunión de hoy del grupo de contacto sobre Libia, donde probablemente reiterará su temor de una “somalización” del conflicto.

Varios responsables británicos han afirmado que Kusa “puede proponer soluciones donde otros no lo logran”.

El CNT ha mostrado su irritación, señalando claramente a través de su portavoz, Mustafa Gheriani, que “no hay ningún nexo” entre Kusa y los insurgentes.

Los hombres fuertes del CNT, que cuentan con el apoyo de Bernard Henry-Lévy (un intelectual famoso en Francia que impresiona a Sarkozy), han hecho saber que rechazan la oferta de mediación de la UA.

La organización africana insistió ayer. Reiteró su oferta de alto el fuego e hizo “un llamamiento insistente al CNT para que coopere plenamente, por los intereses superiores de Libia”.

Entre uno y tres: 3 

Anuncios Google

62 Comentarios

  • monoamin
    #1 Vota Vota Denunciar
    10 i monoamin 12-04-2011 10:32
    Los franceses están acojonados ,ante la posibilidad de que se realicen elecciones en Lybia y el gobierno que salga, no les dé ni un “puto” contrato en la industria del petróleo y el gas.China,Rusia y algún pais europeo,con un presidente que busca la Alianza de Civilizaciones, podrian ser los beneficiados
  • MICHAEL HARTMANN
    #2 Vota Vota Denunciar
    18 i MICHAEL HARTMANN 12-04-2011 10:36
    Francia se queja de que el papel de la OTAN en Libia es “insuficiente”… pues su colonialista presidente desea carta blanca como en Costa de Marfil para arrazar con toda oposicion a sus planes de dominación. 

    Han provocado una guerra civil , la que se les escapa del control y presionan para INVADIR à la IRAK. Eso les llevará a un fracaso peor pues se trata de Libios que en su mayoría NO desean ningún soldado extranjero en su terrritorio ya que saben muy bien a donde lleva la aventura…

  • Chucri
    #3 Vota Vota Denunciar
    -13 i Chucri 12-04-2011 10:37
    “Destruir las armas pesadas que las tropas de Muamar al Gadafi utilizan en el bombardeo de la ciudad de Misrata” Cuanto antes. Eso es básico.
  • pazair
    #4 Vota Vota Denunciar
    13 i pazair 12-04-2011 10:56
    Ya nos empiezan a preparar para la invasión terrestre. ¡Al tiempo!
  • tutankabron
    #5 Vota Vota Denunciar
    9 i tutankabron 12-04-2011 11:08

    .

    Y AHORA QUE QUIEREN???

    ARRAZAR CON TODO SER VIVIENTE??.. . . . . GENOCIDAS!!

    .

  • gulfi
    #6 Vota Vota Denunciar
    16 i gulfi 12-04-2011 11:10
    A Gadafi y su ejército de soldados Libios no se le puede permitir defenderse de los insurgentes apoyados y armados descaradamente por la OTAN .Los únicos che pueden matar civiles y bombardear toda Libia si es necesario, son los países democráticos de la OTAN, con el consentimiento del fantasma de la ONU.
  • Derrelicto
    #7 Vota Vota Denunciar
    8 i Derrelicto 12-04-2011 11:13
    Pues nada, con la inercia que han tomado los militares galos en Costa de Marfil utilizando a los cascos azules de la ONU como si se tratase de sus fuerzas de apoyo e intendencia y los evidentes delirios napoleónicos -¡ah!, la grandeur française!- del pequeño fantoche del Palacio del Elíseo, que la aviación francesa, en lugar de arrojar bombas sobre Libia, lance sus paracaidistas sobre ese país. Pero que no se olviden de lo que pasó en Dien Bien Fu en 1954.
  • tegfoteo
    #8 Vota Vota Denunciar
    7 i tegfoteo 12-04-2011 11:24

    PARA SARKOSI, LO SUFICIENTE ES, ACABAR CON TODO BICHO DE UÑA Y CONECTAR UNA MANGUERA, QUE LE TRAIGA PETROLEO GRATIS A: . “ELF AQUITAN”

  • Doctor Hackenbush
    #9 Vota Vota Denunciar
    -9 i Doctor Hackenbush 12-04-2011 11:31
    La intervención en cumplimiento de la 1973 de la ONU obliga a “adoptar todas las medidas necesarias” para proteger a la población civil. 

    Puede existir alguna duda en lo que respecta al frente o zonas de combate, pero en el asedio de Misrata no existe ninguna duda.

    Gadafi está bombardeando con su artillería de forma sistemática a la población de una ciudad sitiada sin ningún valor militar directo.

    Es vergonzoso que se le permita continuar haciéndolo.

    Y más vergonzoso -si es cierto- el que Gadafi esté situando sus carros de combate y piezas de artillería en las proximidades de instalaciones civiles como escuelas para evitar ser atacado.

    Esao es utilizar escudos humanos y es un crimen de guerra tipificado.

  • impresionesmias
    #10 Vota Vota Denunciar
    9 i impresionesmias 12-04-2011 11:40
    La vergüenza de Francia es insuficiente para detener el ataque a Libia. Vamos, que no tienen ni pizca de vergüenza. 

    Creo que hay que “Matar al imperialista que llevamos dentro”

    http://impresionesmias.com/2011/04/12/matar-al-imperialista-que-llevamos-dentro/

  • Niemand F
    #11 Vota Vota Denunciar
    4 i Niemand F 12-04-2011 12:02
    El gobierno del ultraliberal acomplejado está desvirtuando todos los parámetros estables europeos; entender de dónde viene y por qué está (le queda poco a tenor de los resultados de elección tras elección) de presidente de su país: 

    http://www.voltairenet.org/article157660.html#article157660

  • Jorge Pulido
    #12 Vota Vota Denunciar
    -5 i Jorge Pulido 12-04-2011 12:18
    El mundo libre, a través de la OTAN se ha implicado, y cualquier cosa que no sea el fin de la guerra y la salida de Gadafi de Libia será un golpe al prestigio de las democracias occidentales, Gadafi está dispuesto a lo que sea, es su naturaleza, y hay que tener ésto en cuenta y actúar en consecuencia.
  • fmakhno
    #13 Vota Vota Denunciar
    9 i fmakhno 12-04-2011 12:23
    Napoleoncito, ese híbrido entre demagogo pupulista, burgués, colaborador de la CIA, Aristócrata, delator, fascista y sionista, quiere pasar a la historia de Fancia como salvador ante el peligro sarraceno. Y claro qué pasará, pero como un vil lacayo de los intereses expansionistas del gran capital, al que no le importan la muerte y destrucción de los Pueblos.
  • Hipatia2
    #14 Vota Vota Denunciar
    12 i Hipatia2 12-04-2011 12:27
    Conforme se van leyendo noticias sobre Libia, más confusa se vuelve toda la historia. 

    Confieso que entendí la participación de la OTAN y confieso que pensé que realmente iban a ayudar. Pero aquí nadie es inocente, todo el mundo engaña. La OTAN está pero un poco “escondida”, Gringolandia ha desaparecido del guión (?), la única que sigue reivindicativa es Francia, lo que tampoco es garantía de nada. Si quisieran que fuera un punto estratégico importante en la zona, Gringolandia estaría en primera fila, montando sus posiciones.

    Sigo sin entender que el negocio sea el petróleo, puesto que el petróleo ya salía de Libia (ya era negocio también para los de fuera), lo único que tiene sentido es que el negocio cambie de manos, pero seguirán siendo manos libias.

    Al principio quedaba claro que el problema era Gadafi, ahora parecen querer decirnos que el “pueblo” (sea quien sea este “pueblo”) quiere a Gadafi. Nos decían que los “rebeldes” (sean quienes sean estos rebeldes) querían más democracia, más libertad. Ahora parece que estos “rebeldes” son sólo un montaje, además de hacer participar a Al Qaueda (!!) en esta surrealista historia.

    Todos me han decepcionado absolutamente. Nadie está diciendo la verdad. Por ello, pienso que debemos exigirle a nuestro gobierno que el ejército salga de este berengenal cuanto antes, no debemos participar en este … es que no sé ni como calificarlo …

    Y por si acaso NO A LA GUERRA, no a ninguna guerra, nunca más.

  • atleticovencera
    #15 Vota Vota Denunciar
    7 i atleticovencera 12-04-2011 12:34
    ESPERO QUE EN EL FUTURO CUANDO SE DEMUESTRE TODO ESTE COMPLOT, COMO EN IRAK SEA SENTADO EN EL BANQUILLO FRANCIA QUIERE DEMOSTRAR AL MUNDO SU PODERIO MILITAR,APARTE DE ESTAR PREPARANDO ESTO DESDE HACE MESES
  • Toma voto util
    #16 Vota Vota Denunciar
    5 i Toma voto util 12-04-2011 12:56
    Dice este lacayo del lacayo Sarkozy que ” la OTAN no cumple suficientemente su papel en Libia y pidió destruir las armas pesadas que las tropas de Muamar al Gadafi”. 

    La resolución de la Onu habla de “zona de exclusión aérea” y de “proteger a la población civil”. No habla de destruir al ejército libio ni de apoyar al bando rebelde.

    ¿Por qué estos genocidas identifican a “población civil” con los rebeldes?. Los rebeldes no son población civil, es un bando armado y bien armado que se camuflan con ropas de civiles. Esos si que utilizan a la población civil como escudos humanos.

    Esta guerra es ilegal, y además es genocidio al tratar de exterminar a uno de los bandos. Sarko acaudilla esta masacre y España colabora. Algún día tendrán que responder por estos crímenes de guerra.

  • moineau
    #17 Vota Vota Denunciar
    4 i moineau 12-04-2011 12:58
    El pequeño Thenardier-Sarkozy se va a estrellar, y bien estrellado. 

    Y al fin y al cabo que se estrelle un pringado a nadie le importa, pero que en su locura arrastre a Francia sí que es terrible.

Entrevista al documentalista y periodista freelance Daniel Iriarte tras su paso por Libia
«Una cosa es estar en contra de la intervención occidental, y otra apoyar a un dictador criminal como Gadafi»
por José Daniel Fierro *, Daniel Iriarte* 

Daniel Iriarte es documentalista y periodista freelance radicado en Estambul. Colabora con Video Journalist Movement y es analista para Libia y Egipto del portal Mediterráneo Sur. Las últimas semanas las ha pasado recorriendo el Líbano, Túnez, Egipto y Libia, donde ha recogido testimonios y abundante material gráfico sobre las revueltas que están tenido lugar en el norte de África. Conversamos con él sobre la situación de Libia.


28 DE MARZO DE 2011
Herramientas

 Imprimir
 Enviar 

Todas las versiones de este artículo:

 français

Países
 Libia

 

- Pregunta: Durante las últimas semanas has estado trabajando en el norte de África ¿que diferencias ves entre las revoluciones tunecina y egipcia y la que está teniendo lugar en Libia?

Daniel Iriarte: En el caso tunecino y egipcio, la mayoría de la gente salió a la calle porque para ellos el gobierno, en esencia, significaba que un policía les podía parar en cualquier momento, quedarse con su salario de ese día, e incluso arrestarles y torturarles sin ningún motivo. De hecho, en Egipto la revolución ha perdido casi todo su impulso desde que el ejército se hizo con el poder, a pesar del papel claramente contrarrevolucionario que éste está jugando. La mayoría de los egipcios de a pie creen que, caído el presidente Mubarak y disuelto el Amn Dawla (la seguridad estatal, el organismo encargado de la represión de la disidencia interna), y llamados al orden los policías, el problema está resuelto. Con el ejército no se meten, porque esta institución es percibida como honesta y neutral. Pero es simplemente porque, mientras el egipcio corriente veía claramente la corrupción y la brutalidad de la policía y el Amn Dawla, el ejército no necesita mancharse las manos con pequeñas corruptelas, puesto que tiene montada una estructura económica y corporativa muy poderosa, que incluye cientos de compañías, y por supuesto la ingente ayuda militar estadounidense.

En Libia es diferente, el nivel socioeconómico es mucho mayor. La frustración allí viene del hecho de que los altos cargos del régimen, especialmente la familia Gadafi, vive en un lujo escandaloso, mientras la mayoría de la gente pasa escaseces (aunque, desde luego, la carestía no es comparable a la del resto de África del Norte; podríamos asemejarla a la de una clase baja en España). También el nivel educativo es relativamente alto, lo que hace que los libios sean bastantes conscientes de las injusticias económicas y políticas del régimen.

- Pregunta: El levantamiento en Libia ¿ha contado con ayuda extranjera o ha sido un levantamiento popular como en sus países vecinos?

Daniel Iriarte: Creo que, en un primer momento, el levantamiento en Libia fue genuinamente nacional. Tú visitas Bengasi o Tobruk y te sorprende el odio y el resquemor acumulado contra los Gadafi. La región oriental, especialmente Bengasi, ha sido bastante castigada por el régimen en la última década, así que allí sólo fue necesario que el levantamiento cobrase fuerza –como el de ahora en Siria- para que la gente se lanzase a apoyarlo. Muchos libios confiaban en que Seif El Islam, el hijo de Gadafi llamado a heredar el gobierno, iba a cambiar las cosas llegado el momento, pero al cerrar filas detrás de su padre y hacer un llamamiento a la masacre de los alzados, hizo que muchísima gente se uniese a los rebeldes.

Pero eso fue al principio. Cuando yo estuve allí, a principios de marzo, se hablaba de instructores británicos entrenando a los rebeldes, aunque ningún periodista ha podido confirmar esa información. Y ahora ya ha quedado claro que el ejército egipcio está suministrando armas al gobierno rebelde, armas que, en último término, provienen de los estadounidenses.

- Pregunta: ¿Qué puedes contar del Consejo Nacional Libio? ¿Existen movimientos de izquierda o algún tipo de organización que aglutine a los rebeldes?

Daniel Iriarte: El Consejo Nacional Libio agrupa principalmente a antiguos miembros del régimen de Gadafi que se han pasado al otro bando. Por ejemplo, Mustafá Abdeljalil, que lidera el Consejo, era el Ministro de Justicia, y el general Abdul Fatah Yunis era Ministro del Interior. Ambos dimitieron cuando Gadafi ordenó masacrar a los manifestantes. Y como ellos, numerosos mandos del ejército y elementos de la administración y la diplomacia.

En ese sentido, es difícil hablar de “izquierda” en el movimiento rebelde (mientras que sí hay unos sectores izquierdistas claros en las revoluciones egipcia y tunecina), puesto que el régimen ha liquidado sistemáticamente toda oposición durante las últimas cuatro décadas. Ni izquierda ni derecha, lo único que se toleraba en el país era la “Tercera Teoría Universal”, una síntesis entre socialismo e islamismo desarrollada por Gadafi en el Libro Verde. Los únicos opositores con algún tipo de bagaje ideológico están en el exilio –y por tanto, sin fuerza real- o “enterrados bajo las arenas”, como dicen en Libia para hablar de los desaparecidos políticos.

El principal motor ideológico de los rebeldes es el nacionalismo. No obstante, el programa de los rebeldes es sencillo, para aglutinar al mayor número de seguidores posible, pero tiene ciertos tintes progresistas: piden libertad, democracia, dignidad, elecciones libres, una Libia unida con Trípoli como capital, e igualdad para todos.

Ahora bien, también hay un componente islamista en cierto sector de la resistencia. Libia es un país bastante conservador, y capitalizar el descontento e instrumentalizar el islam es fácil.En la ciudad de Derna, en el este, entre Tobruk y Bengasi, se está creando algo que huele a emirato salafista, y que no conviene perder de vista. No hay duda de que muchos de los que ahora combaten contra Gadafi son islamistas radicales.

- Pregunta: ¿Cuáles son las demandas de los rebeldes, están a favor de la intervención extranjera?

Daniel Iriarte: El este de Libia está plagado de carteles en los que se lee: “No a la intervención extranjera. El pueblo libio puede hacerlo solo”. Pero si en un primer momento parecía que iban a liquidar a Gadafi en dos tardes, finalmente la superioridad militar de éste y su rápido avance hacia el este ha hecho a muchos reconsiderar sus posturas. En principio, apoyaron la zona de exclusión aérea y los bombardeos contra las tropas de Gadafi. Ahora bien, cuando yo estuve allí, por todas partes te decían: “No vamos a dejar que soldados extranjeros pongan un pie en Libia”. La mayoría de los comandantes rebeldes son antiguos soldados de Gadafi que se han pasado al otro bando, y cuyas credenciales nacionalistas son impecables. Una intervención terrestre sería un desastre, puesto que muchos rebeldes, o bien se pasarían a las tropas de Gadafi, o comenzarían a combatir a los soldados occidentales por su cuenta.

- Pregunta: ¿Crees que Occidente ha puesto en marcha esta intervención militar para salvar la vida de los civiles libios?

Daniel Iriarte: Nadie se cree que el interés para intervenir sea humanitario: sólo hay que ver a los gobiernos de Bahrein, Yemen o Siria masacrando a su propia población civil para que quede claro el doble rasero. El interés es el petróleo; pero en mi opinión, el objetivo no es tanto apropiarse de él –al fin y al cabo, el suministro a precios de ganga ya estaba asegurado con Gadafi- como impedir que se interrumpa el flujo.

Me explico: algunas de las principales refinerías que suministran crudo a Europa están en Bengasi y Tobruk, en manos rebeldes, que hasta ahora se han cuidado mucho de que se mantenga el suministro. Las cancillerías europeas se dieron cuenta de que si Gadafi aplastaba a los rebeldes, el flujo peligraba, aunque sólo fuese porque aquellos que administran las refinerías iban a huir o ser represaliados. Además, después de que los gobiernos europeos, especialmente el francés, cruzasen la línea al enfrentarse abiertamente a Gadafi, éste iba a estar en una posición muy ventajosa si reconquistaba el este del país y se hacía con el control de la totalidad del petróleo libio. Por eso se intervino en aquel momento, para impedir que cayese Bengasi.

Y, de hecho, en ese sentido Europa tiene muchos más intereses que Estados Unidos, que tiene mucho menos que perder –y que ganar- en todo este asunto, y eso explica las vacilaciones iniciales de la Administración Obama.

- Pregunta: ¿Oponerse a la intervención es dar la razón a Gadafi? ¿Qué queda de ese líder independiente y antiimperialista?

Daniel Iriarte: Una cosa es estar en contra de la intervención occidental, y otra apoyar a un dictador criminal como Gadafi.

El problema es que Gadafi ha sabido vender durante décadas su etiqueta de “líder independiente y antiimperialista”, pero sus propias acciones demuestran que esto es falso. Tras unos primeros pasos progresistas –la nacionalización del petróleo y el desmantelamiento de las bases británicas, por ejemplo-, el resto de su trayectoria ha sido bastante poco afortunada. Por ejemplo, su intervencionismo en África –como su intento de anexión de la Franja de Auzu, en el Chad, o el envío de paracaidistas para defender al dictador ugandés Idi Amín Dadá- sólo puede ser calificado de “imperialista”, por muy “líder africanista” que él mismo se defina.

Gadafi tuvo la suerte de que la Administración Reagan le eligiese como malo oficial, lo que le absolvió a ojos de gran parte de la izquierda mundial. Pero es algo difícil de sostener: yo he visitado las mazmorras subterráneas de Bengasi tres días después de que las abrieran, y encontraron a varios supervivientes, prisioneros políticos. Es un lugar espantoso: un agujero de dos por tres metros, con el agua hasta las rodillas, en la que se metía a una treintena de personas que ni siquiera podían sentarse, dormían apoyados los unos contra los otros. Y estas mazmorras están a apenas cincuenta metros del palacio de Gadafi.

Sinceramente, defender a un régimen así no me parece nada “progresista”. Puede alegarse el “desarrollo” del país, pero el gran drama es que, siendo Libia un país riquísimo, el loco de Gadafi ha gastado el dinero del petróleo a manos llenas en mansiones para los suyos y en financiar grupos armados y cruzadas “antiimperialistas” por todo el mundo. El nivel de desarrollo no se corresponde para nada con la verdadera riqueza del país, y en ese sentido, lo doloroso es que incluso las petromonarquías del Golfo han sabido repartir mejor las riquezas petrolíferas.

- Pregunta: ¿Cómo crees que va a evolucionar la situación en Libia? ¿qué influencia puede tener la intervención y la postura de Gadafi sobre el resto de países árabes que se encuentran inmersos en sus propias rebeliones?

Daniel Iriarte: Insisto en que no me creo los motivos humanitarios, pero en mi opinión, la intervención occidental no tiene por qué ser negativa… por ahora. De no haberse producido, los rebeldes habrían sido aplastados y habríamos tenido un gran desastre humanitario y una ola de represión genocida. Al lanzar una guerra total, no es que Gadafi hubiese dejado muchas opciones: o se le permitía aplastar a los rebeldes, o se intervenía.

Ahora bien, el problema es que esta intervención abre demasiadas incógnitas. En primer lugar, corre el peligro de estancar el conflicto y convertirlo en una larga y sangrienta guerra civil. En segundo lugar, aunque por ahora, por la información que tenemos, los ataques aéreos parecen estar siendo bastante selectivos, en realidad no sabemos cuánta población civil está muriendo por esta causa. Y en tercer lugar, no creo que la guerra pueda ganarse sólo con bombardeos aéreos, lo cual implicará que tarde o temprano, o bien se deje la operación a medias, o se lance una invasión terrestre, lo cual ya he dicho que sería un gran desastre.

La paradoja es que, de no haberse producido la intervención, el resto de gobiernos autoritarios del mundo árabe hubieran entendido no sólo que cuentan con luz verde para aplastar salvajemente las protestas de sus propios pueblos, sino que es la única manera verdaderamente efectiva de acabar con las manifestaciones. Ben Alí y Mubarak no fueron lo suficientemente duros y cayeron, Gadafi optó por la mano dura y casi gana. Pero ahora, quiero creer que los dictadores se lo pensarán dos veces, aunque sólo sea porque corren el riesgo de que muchos de sus compatriotas se echen a la calle a la espera de que vengan los occidentales a salvarles.

 José Daniel Fierro
Periodista de Rebelion.org
Los artículos de esta autora o autor
Daniel Iriarte
Documentalista free-lance.
Los artículos de esta autora o autor

Fuente: Rebelión, 27-03-2011.
Los argumentos humanitarios lógicos de la OTAN no encajan en la ayuda militar a los rebeldes en Libia
Matar al libio
por Efim Anbilivin* 

Según el periodista ruso Efim Anbilivin los argumentos humanitarios de la OTAN no encajan en el conflicto libio, tampoco sus razones. ¿Por qué para los lideres norteamericanos y europeos de repente, y con tanta pasión, afloró ese odio visceral hacia Muammar el Kaddafi?¿Por qué precisamente ahora, cuando el «carismático» coronel reducía una de las habituales revueltas tribales en su país con un mínimo de víctimas, Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea se han propuesto deponer su régimen? Presentamos el análisis de nuestro colega ruso. 

Los últimos de Bab el Aziziya

Pocos leales a Gadafi siguen acudiendo al cuartel general para impedir bombardeos

ÁLVARO DE CÓZAR (ENVIADO ESPECIAL) – Trípoli – 13/04/2011
  • Bab el Aziziya, el cuartel general del coronel Gadafi en Trípoli, ha acabado convirtiéndose en un lugar casi legendario.
  • A él se refieren muchos tripolitanos contrarios al régimen cuando hablan de las maquinaciones del Gobierno para someter a la oposición. Si alguien ha desaparecido, será que está en Bab el Aziziya. “¿Vas a ir allí?”, pregunta un disidente a un periodista. “Entonces, adiós. Ha sido un placer conocerte”.
  • Son las once de la noche y una cola de furgonetas descapotables se concentra a la entrada de la base militar. La escena en torno al cuartel es un griterío de jóvenes con pañuelos verdes sobre la cabeza, banderas, pitidos y las canciones de apoyo al régimen a todo volumen. “¡Vamos a defender Bab el Aziziya!”, exclama un tipo que saca la cabeza por la ventanilla de un vehículo.

Los coches aparcan alrededor del complejo de seis kilómetros cuadrados situado estratégicamente al sur de la capital junto a la autovía que llega hasta el aeropuerto. Los seguidores llegan a la puerta principal a pie y allí tienen que hacer cola para pasar los controles de seguridad y los cacheos de la policía.

Una vez pasado el primer control, tras una gran explanada con escasa iluminación y un cañón antiaéreo, el camino se estrecha y se hace más laberíntico. Parece una urbanización humilde señalizada con retratos de Gadafi a cada paso. Allí viven muchos de los militares que defienden la fortaleza. Tras unos minutos andando, el camino vuelve a abrirse para acabar en una plaza donde se congrega la multitud. No son muchos, tan solo unos centenares de fieles a Gadafi que todas las noches han acudido hasta allí para actuar como escudos humanos e impedir que los aviones de la aviación extranjera bombardeen los edificios.

En la plaza, el monumento del puño dorado que aplasta un avión de Estados Unidos recuerda los bombardeos del presidente Reagan en 1986.

Pasan las horas. Hay rumores de que Gadafi aparecerá para dar un discurso. Ya lo ha hecho en otras ocasiones. Una gran pantalla muestra imágenes de la gente en la plaza. Es siempre un plano corto, así que los seguidores de Gadafi parecen muchos más. Algunos han acudido con sus familias enteras. Los niños lanzan proclamas y sus padres les levantan en brazos para mostrarlos a una fila de periodistas que trata de salir del complejo.

Un grupo de jóvenes se da cuenta, se dirige hacia los reporteros y los toma a todos por franceses. “¡Down, down, Sarkozy!”, gritan en inglés. Varios soldados del Ejército libio forman una cadena humana para abrir el paso a la prensa e impedir que los seguidores de Gadafi se acerquen demasiado. Una vez más, el coronel ha preferido no mostrarse ante sus partidarios. A ellos parece darles igual. Se quedan allí hasta bien entrada la madrugada para mostrar una lealtad inquebrantable al coronel.



28 DE MARZO DE 2011 

Desde
Moscú (Rusia)

Herramientas

 Imprimir
 Enviar

Todas las versiones de este artículo:

 русский

Países
 Libia

Temas
 Acción secreta

 

¿Por qué para los lideres norteamericanos y europeos de repente, y con tanta pasión, afloró ese odio visceral hacia Muammar el Kaddafi?

¿Por qué precisamente ahora, cuando el «carismático» coronel reducía una de las habituales revueltas tribales en su país con un mínimo de víctimas, Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea se han propuesto deponer su régimen?

Respuestas para estas preguntas no tiene ningún analista occidental.

Tampoco encaja en ninguno de los patrones habituales el comportamiento de la Casa Blanca ni de los políticos europeos, a no ser en el esquema de una demente conspiración.

Las posiciones de Obama e Hilary Clinton, e incluso, su repentino apoyo a las posiciones de Nicolás Sarkozy, demuestran sólo una cosa: que Kaddafi, en el escenario futuro de ellos, está considerado un hombre muerto, pero por alguna razón el libio se niega a aceptar su papel.

Todas las extrañas e ilógicas declaraciones anteriores de los líderes occidentales, muy dispuestos a defender a una «población civil libia», que a su vez, no ha tenido que sufrir en lo absoluto ni por culpa de la revolución, ni por las incursiones aéreas del gobierno, no las acepta prácticamente nadie.

En los mismos Estados Unidos, la población se opone de manera categórica a cualquier tipo de injerencia en los asuntos internos de Libia y el número de los que abogan por acciones militares es realmente ínfimo.

En relación a ello, el Profesor Peter Fiver, un ex asesor de seguridad nacional de George Bush, ha señalado que: «…la nación en lo absoluto está dispuesta para esta nueva guerra, al pueblo norteamericano nadie le ha explicado nada ni se ha promovido ningún tipo de acciones movilizativas en dicha dirección…».

De la misma opinión es incluso, Donald Rumsfeld, el ex Secretario de Defensa, una figura que nunca se ha caracterizado ni por excesos de suavidad o de tendencias pacifistas.

Según su criterio, el inicio de operaciones militares contra Libia constituye una suerte de quiebra de la política exterior de los Estados Unidos.

Sería pues muy bueno conocer, que tipo de política exterior propugna el actual inquilino de la Casa Blanca, que ha empujado a los líderes europeos a comprometerse en un complejísimo juego en el norte de África.

Y he aquí otra ficha que no encaja, de ninguna manera, pero que le conceden credibilidad a lo dicho por el coronel Kaddafi, es algo que anteriormente no siempre era considerado como cierto en este mundo tan dudoso.

Lo cierto que el líder libio en cada una de sus declaraciones repite sistemáticamente, que su enemigo fundamental es Al-Qaeda, sin embargo, paralelo a esto era considerado el sustituto número 1 de Osama Bin Laden tanto por el egipcio Aiman al Zavajiri como por el líder espiritual de dicha agrupación en Afganistán, el libio Abu Yahey al Libi.

Y esto ¿por qué?, es un hecho que el coronel Kaddafi le asestó en varias ocasiones importantes golpes morales y reales a la agrupación Al-Qaeda y hasta prometió convertir a Libia en el lugar más inhóspito para sus combatientes donde sólo podrían encontrar su lecho de muerte, ayudando con esta posición, como ningún otro, a los norteamericanos que combaten en Irak.

Por otra parte resulta, que según un informe del Centro de Investigaciones sobre el Terrorismo, anexo a la Academia Militar de West Point, de cuya existencia estaban muy al tanto desde antes del 2007 en la Casa Blanca, que la abrumadora mayoría de los combatientes extranjeros de la yihad, llegados al territorio de Irak, resultaron originarios de la «patria» de Al-Qaeda, es decir, Arabia Saudita; pero en segundo lugar se encuentran los llegados desde…Libia.

Es decir, que la principal fuente de reclutamiento de muyahidines, los mismos que asesinan a soldados norteamericanos en Irak, se encuentra en Libia, pero no entre los partidarios de Kaddafi, proceden más bien de las regiones orientales de ese país que circundan la ciudad de Bengasi, de donde son las tribus que se oponen al régimen de Kaddafi y con las cuales él se ha enfrentado, tanto por la vía de las armas, que mediante sus políticas sociales de beneficio popular, arrebatándole los recursos financieros a los extremistas islámicos, los mismos que abogaban por recortar el suministro de petróleo a Europa y convertir el país en un Califato ortodoxo.

De esa manera, desde el pequeño poblado de Darna, ubicado al este de Libia, ingresaban en Irak a través de la frontera con Siria más combatientes yidahistas que desde una urbe como Riad [capital de Arabia Saudí].

En sólo un año, desde agosto de 2006 hasta el mismo mes del año siguiente, solamente en uno de los destacamentos de Al-Qaeda, que estaba integrado por 700 combatientes y cuyos documentos cayeron en manos de los norteamericanos, se constató que 112 de ellos, uno de cada cinco de los que declararon su origen nacional, procedía del este de Libia.

«…tengo la esperanza de que estos datos, recopilados como parte de la documentación ocupada a este grupo de combatientes en Irak en la frontera con Siria, expliquen porque no se puede ayudar, y mucho menos entregar armas, a los oponentes de Kaddafi…»declaraba en días pasados el experto de West Point y ex Ranger Andrew Exum, quien además subrayó, que una invasión a Libia tendrá muy graves consecuencias.

Exum recordó, que a principios de la década del 90, Kaddafi se vio obligado a aplastar un levantamiento similar en la región del este, sólo que entonces fue considerada una «revolución de islamistas» y ahora han decidido proclamarla como «revolución de demócratas»

Y ¿Quiénes eran los que enviaban combatientes a Irak desde los alrededores de Bengasi?, pues nada menos que una célula local de Al-Qaeda, la «Libyan Islamic Fighting Group» ((LIFG)), la misma que en el año 2009 Kaddafi consiguió literalmente arrancarle al islam carismático y volverla en su contra, al punto de que el líder del LIFG llamó apostatas a Bin Laden y sus seguidores y a Ayman al-Zawahiri lo tildó de tergiversador de las sagradas escrituras, acción con la que Kaddafi redujo literalmente, en un 20%, la fuente de reclutamiento de muyahidines para Irak.

Pero al parecer esto es historia pasada y de muy poca relevancia para Hillary Clinton, la que se reunió en París el 14 de febrero con el líder islamista libio Mahmoud Yibril, un prófugo de la justicia en su país que reside en la capital gala, y quien es uno de los más enconados enemigos del «Coronel».

Este encuentro se celebró inmediatamente después de la reunión de representantes del G-8, donde se había decidido la suerte del «antidemocrático» Muammar Kaddafi.

El presidente Nikolás Sarkozy había organizado este encuentro a petición de la Secretaria de Estado, luego de lo cual, el mismo se reunió el 10 de marzo con una representación de la oposición islamista del «Consejo Nacional Libio», residentes igualmente en París, a los que prometió, entre otras cosas, el reconocimiento de París al «gobierno revolucionario» de Bengasi y todo el apoyo político posible.

Con promesas del mismo tipo, las autoridades de Gran Bretaña se dirigieron a los opositores de Kaddafi. El 19 de marzo se hizo muy evidente a que tipo de «apoyos» se referían estos gobiernos.

Mientras tanto, ¿qué podría ocurrir en Trípoli? Sin la presencia allí, como ocurrió en Irak, de las tropas norteamericanas o de otros países europeos.

Los «demócratas» de seguro se van a dedicar a saquear los bancos y a cometer cualquier tipo de fechoría, sobre todo, contra los fondos personales de Kaddafi, y si estamos hablando, como mínimo, de cientos de millones de dólares en diferentes divisas, metales preciosos y otros tipos de valores, entonces es un peligro.

¿Hacia qué «actividad» se dirigirá este botín «revolucionario»?

¿Al enfrentamiento contra los enemigos del «Califato Mundial» o a la construcción de una sociedad democrática en Libia?
La respuesta es clara, ¿no es así?

Me gustaría recordar, sin embargo, que los ataques terroristas del 11 de septiembre 2001 le costaron a sus organizadores no menos de 400,000 dólares, por lo que con el empleo de los fondos de Kaddafi los norteamericanos podrían recibir de parte de sus «amigos libios» no pocas sorpresas desagradables, sin hablar ya de la cantidad de «regalos» que le esperan a los europeos, quienes todavía se encuentran mucho más cerca del epicentro de la democratización libia.

¿Por qué ocurren estas cosas? La respuesta parece ser evidente y tiene que ver con el papel que se propuso jugar desde la presidencia Barack Obama a partir del mismo momento de su llegada a la Casa Blanca.

Obama se planteó, al parecer, entrar en la historia como el presidente que estableció la paz en el Medio Oriente. Ese rol le gusta y es evidente que avanza impetuoso hacia su objetivo, aunque perdiendo en la misma medida todo contacto con la realidad. La aparición de una súbita cadena de revoluciones en la región, no son meros acontecimientos, de catalizador de sus estallidos han servido situaciones internas muy particulares de cada país. Sin embargo, todos estos estallidos han sido inmediatamente saludados por el gobierno norteamericano, que no bastándole esto hasta ha elogiado la victoria de las fuerzas democráticas encada uno de esos países.

Pero sólo ahora, cuando se comienza a «asentar el polvo» que levantaron estas explosiones, se pueden observar los resultados de esas revoluciones y el espectador sobrio difícilmente pueda considerar que lo que ha ocurrido es una victoria de fuerzas democráticas; y tanto en Egipto como en Túnez, los resultados de la revolución no se inclinan hacia la democracia, lo hacen hacia el Islam radical.

Pero esa información no está al alcance ni de Obama ni de la señora Clinton, la cual anda más preocupada y considera más conveniente dedicarse a que se le recuerde como una «estadista» y no como la esposa de un tal Bill Clinton, cosa que no desea ni considerar, aunque otros lo ignoren.

Por eso la Secretaria de Estado estrecha tranquilamente la mano del representante libio de Al-Qaeda, la misma organización que es responsable de la muerte violenta de más de 3000 ciudadanos estadounidenses, sólo el 11 de septiembre 2001.

 Efim Anbilivin 

Periodista ruso.

Los artículos de esta autora o autor

Fuente: 20 de marzo de 2011.
http://www.utro.ru/mega/
Traducción de OVB para la Red Voltaire.

Libia Orwell, la OTAN y la guerra contre Libia Exposición informativa por el Enviado Especial sobre (…) Libia: impacto de los misiles crucero de uranio empobrecido Hillary Clinton en Conferencia de Londres sobre Libia «Una cosa es estar en contra de la intervención occidental, y (…) Discurso de Obama sobre operación militar internacional en (…) Informe del Comité del Consejo de Seguridad sobre las (…) Llamada de Benedicto XVI para el cese de la guerra en (…) Declaración adoptada por el Consejo Europeo sobre la Libia y (…) El plan de la OTAN es ocupar Libia + + +
Acción secreta Francia estaba preparando el derrocamiento de Kadhafi desde (…) Caso Hariri: grabación de audio pone al desnudo fabricación (…) El Pentágono interviene en las redes sociales CIA: llega al Cairo Frank G. Wisner Cuba juzgará a presunto espía estadounidense La CIA, mecenas del expresionismo abstracto Honduras: Manuel Zelaya revela la intervención de EEUU en su (…) Israel tiene capacidad para manipular datos de conexión de (…) Israel admite asesinato de científico nuclear iraní Revelaciones sobre el asesinato de Rafik Hariri + + +

Los rebeldes rechazan el plan de paz de la Unión Africana

Los insurrectos alegan que la propuesta “no incluye la salida de Gadafi y de sus hijos de la escena política de Libia”


AGENCIAS Bengasi 11/04/2011 17:58 Actualizado: 11/04/2011 18:29

 

Mustafá Abdelyalil, jefe del Consejo Nacional Transitorio. - EFE 

Mustafá Abdelyalil, jefe del Consejo Nacional Transitorio. – EFE

  • Los rebeldes libios han rechazado el plan de paz propuesto por la Unión Africana (UA). El presidente del Consejo Nacional de Transición libio (CNT), Mustafá Abdelyalil, ha afirmado que la propuesta “no incluye la salida de Gadafi y de sus hijos de la escena política de Libia y deben irse inmediatamente”.
En una conferencia de prensa en un hotel de Bengasi tras reunirse con la misión de la Unión Africana (UA) para estudiar su propuesta de alto el fuego, que Gadafi habría aceptado según anuncio el presidente de Suráfrica y enviado de la organización, Jacob Zuma, Abdelyalil recalcó que no aceptarán ninguna solución que no incluya “todas las demandas básicas del pueblo libio”. 

El responsable de paz y seguridad de la organización panafricana, Ramtan Lamamra, explicó anteriormente que la “hoja de ruta” incluye el cese inmediato de las hostilidades, la creación de pasillos humanitarios para llevar ayuda a la población civil y el inicio de un diálogo entre las partes en conflicto.

Libertad de expresión

Fuentes de la dirección rebelde recalcaron por la tarde que una de las condiciones “sine qua non” para aceptar cualquier propuesta de paz -además de la salida de Gadafi, su familia y sus dirigentes más próximos del poder- es la de que el régimen permita la libertad de expresión en las zonas del país bajo su control.

“En Libia (Gadafi) tendrá un juicio justo, no nos vengaremos”

Los rebeldes consideran que, si se permite la expresión libre en Trípoli y en otras ciudades, miles de libios saldrán a las calles para pedir que Gadafi deje el poder, lo que aceleraría notablemente la descomposición del régimen.

Iman Bughaigis -hasta hace unos días una de las principales portavoces del Consejo Nacional Transitorio (CNT) y ahora centrada en labores de educación y preparación de cuadros rebeldes- recordó que el dictador ha propuesto ya otras veces ceses del fuego, que nunca ha respetado, e insistió en que debe retirar sus tropas del terreno y dejar de atacar ciudades como Misrata, en el oeste del país, o Brega y Ajdabiya, en el este.

“Ya sabe donde está el aeropuerto, si se queda deberá responder de sus crímenes contra la humanidad en Libia y en el extranjero”, afirmó y añadió que los sublevados no se “vengarán” del coronel pero tampoco le darán inmunidad si permanece en el país. “En Libia tendrá un juicio justo, no nos vengaremos, pero además deberá responder ante la Corte Penal Internacional (CPI)”, dijo.

Entre uno y tres: 3

Anuncios Google

41 Comentarios

  • libra
    #1 Vota Vota Denunciar22 i libra 11-04-2011 18:51 

    Los “rebeldes”, están bien arropados, no pueden ellos con nada pero para eso tienen a la criminal OTAN echandoles las dos manos, para acabar con el Gobierno de Libia, estos son los que no admitian a los extranjeros y que eran “revolucionarios”, ahora suplican a la OTAN que asesine a los civiles, mientras que los demás miramos para otro lado, ¡Que verguenza!, ahora imponen condiciones, son los lacayos de los lacayos del Imperio, ya han vendido el petroleo antes de ganar una sola batalla que ha tenido que hacerlo la OTAN, estos cruzados valientes que asesinan árabes sin dejar de tomar café en su superavión, vivir para ver, los árabes callados mientras masacran a los suyos, ¡Ya lo está haciendo bien Al Quaeda!, no importa es instrumento del Imperio, ahora los paises todos cuando coloquen bombas que se palpen las ropas, los terroristas pueden ser amigos. Los rebeldes no son rebeldes, son mercenarios y lacayos, meros peones de unos jefes que estan en Londres o Paris y se atreven a poner condiciones¡

  • Mackie
    #2 Vota Vota Denunciar24 i Mackie 11-04-2011 18:58 

    Efectivamente, mercenarios sin ninguna legitimidad (salvo la que otorga el poder de destruccion de las fuerzas neo-coloniales) se atreven a poner condiciones!!!

  • tamudo
    #3 Vota Vota Denunciar25 i tamudo 11-04-2011 18:59 

    Que mal huelen estos rebeldes, cuando se prefiere la muerte a la palabra.

    Salud.

  • jlpgandorra
    #4 Vota Vota Denunciar22 i jlpgandorra 11-04-2011 19:22 

    Si tan seguros estan los”rebeldes”de que el pueblo libio esta secuestrado en la zona controlada por el gobierno de Gadafi,que hagan una contra oferta con el alto el fuego.Un referendum supervisado por la ONU y elementos que apoyan a las dos partes,si sale mayoria de que quieren que se vaya,que lo acepte,y si es al contrario deberan ser los”rebeldes los que tendran que sentarse a dialogar con el gobierno hasta que se pongan de acuerdo sobre sus demandas.Y a partir de ahi echar a los de las bombas”humanitarias” y su puta madre

  • monoamin
    #5 Vota Vota Denunciar21 i monoamin 11-04-2011 19:23 

    Estos rebeldes no tienen ni idea de lo que es DEMOCRACIA…..¿por qué no aceptan el que se puedan presentar a las futuras elecciones en Libia,cualquier libio incluido Gadafi y sus allegados?.¿tienen miedo,ellos y las camarillas que los apoya,a quedarse sin el control de los recursos de Libia ?….!!ni que la gente fuera tonta !!!

  • ELTIMOFENOMENAL
    #6 Vota Vota Denunciar13 i ELTIMOFENOMENAL 11-04-2011 19:23 

    “I’ve got something to say to the State Department. I say Take that archaic Monroe Doctrine, and that Marshall Plan that says we’re supposed to police force the world, and throw ‘em out! Let’s stay home for the next ten years people! Right here in North America and enjoy the music and culture that is ours.” Elwood Blues (The Blues Brothers), Made In America, 1980

    “Tengo algo que decirle al Departamento de Estado (de los Estados Unidos de América). Y le digo “¡coged esa arcáica doctrina Monroe, y el Plan Marshall que dice que supuestamente debemos ser la policía mundial y tiradla a la basura!”. ¡Gente, quedémonos en casa durante diez años! Justamente aquí en Noteamérica y disfrutemos nuestra música y cultura”. Elwood Blues (The Blues Brothers), Made In America, 1980

  • dokyriak
    #7 Vota Vota Denunciar19 i dokyriak 11-04-2011 19:47 

    Que eso no es el pueblo Libio!! Eso son mercenarios pagados por la ONU para que hicieran la guerra por tierra ya que sabian de sobras que las resoluciones más sencillas solo permitian la exclusión aerea. No insulteís nuestra inteligencia con mentiras tan burdas.

    Podriaís darnos una sorpresa y hablar de los muertos causados por la OTAN y por esos “rebeldes” (sic).

    O habladnos de quien esta controlando y vendiendo el petroleo Libio estos días.

    Pero todos los medios soís iguales.

  • ben barka
    #8 Vota Vota Denunciar16 i ben barka 11-04-2011 19:55 

    Vaya democratas que son estos

    ¿Que diferencia hay entre el regimen de Gaddafi que no dejaba expresarse a la oposicion y esta “oposicion” que su propuesta democratica es que los gaddafistas en el futuro no se expresen?

    A si! la diferencia es que con Gaddafi se llevaban un 15% de los beneficios del petroleo y con estos se llevaran un 20% o un 25%

    A si por cierto no decis nada de los “mercenarios blancos”,”legion blanca”,”legion rubia”….. que se ha empezado a ver en el frente libio.

    Imagenes de un rubio todo quemado por el sol luchando con los rebeldes ¿cia? ¿mi6? ¿mossad?

    http://www.youtube.com/watch?v=yAOKq8cE2cg

  • ikatzatxuri
    #9 Vota Vota Denunciar13 i ikatzatxuri 11-04-2011 20:01 

    Normal, si se queda Gadafi, no pueden empezar a robar con tranquilidad y se les verá el plumero

  • Chucri
    #10 Vota Vota Denunciar-11 i Chucri 11-04-2011 20:03 

    Muy bien. Muammar no es hombre de palabra, es un tirano que no tendrá piedad de vosotros una vez pase al olvido de occidente la revuelta. Nunca estaréis tan cerca, como ahora, de hacer huir a Muammar.

  • flamenco1609
    #11 Vota Vota Denunciar7 i flamenco1609 11-04-2011 20:05 

    estos rebeldes son tan criminales o mas que gadafi…y les importa cuatro pepenillos la vida de los civiles…le estan haciendo caso al traidor de sarkozy y los canallas que estan con el…hay que ser muy inhumano

  • Usuario anónimo

    Debe acceder con su usuario y contraseña para ver las valoraciones de los demás lectores.

    fmakhno
    #12 Vota Vota Denunciar12 i fmakhno 11-04-2011 20:08 

    Mercenarios españoles luchan con los golpistas contra las tropas gubernamentales del coronel Gadafi

    http://rebelion.org/noticia.php?id=125127

El ministro desertor de Gadafi viaja a Catar para mediar con los rebeldes

Polémica en Londres por la salida de Musa Kusa, ligado al atentado de Lockerbie

WALTER OPPENHEIMER | Londres 13/04/2011

Musa Kusa, exministro de Exteriores del régimen de Muamar el Gadafi que el pasado 30 de marzo desertó a Reino Unido, viajó ayer a Catar con el beneplácito del Gobierno británico. Kusa se verá allí con líderes de los rebeldes coincidiendo con la reunión delGrupo de Contacto creado recientemente para seguir la crisis de Libia. ¿Para unirse a ellos? Más parece que para mediar entre los rebeldes y Gadafi.

  • “Es un hombre libre. Puede viajar a su entera voluntad”, dice el Gobierno

Será investigado por el atentado contra el avión de la Pan Am en 1988

Su viaje ha causado enorme sorpresa en Reino Unido, en parte debido a la ambigüedad de su situación legal. El Gobierno británico ha insistido en que el antiguo lugarteniente de Gadafi se refugió en suelo británico de forma voluntaria y no va a recibir inmunidad. Pero cada vez parece más claro que tampoco le hace falta.

El Foreign Office no aclaró ayer cuál es la situación legal de Kusa en territorio británico. ¿Está como turista? ¿Como hombre de negocios? ¿Como refugiado? “Musa Kusa es un hombre libre que puede viajar a y desde Reino Unido a su entera voluntad. Es también una persona privada con libertad para hablar con los medios y expresar sus opiniones”, respondió un portavoz del Foreign Office a preguntas de este periódico. “Hemos dejado claro que al señor Musa Kusa no se le ha ofrecido inmunidad de procesamiento. Tampoco ha pedido dicha inmunidad. Musa Kusa ha aceptado voluntariamente ayudar en las investigaciones, tanto de carácter nacional como internacional”, añadió.

“Ya ha sido entrevistado de forma voluntaria por las policías de Dumfries y de Galloway y por la Oficina de la Fiscalía de Edimburgo. Los detalles de esas investigaciones son asunto de esas autoridades”, dijo también el portavoz del Foreign Office. Se refería así al hecho ya conocido de quelas autoridades escocesas han querido hablar con Musa Kusa a propósito de la voladura de un avión de Pan Am sobre cielo escocés, en Lockerbie, en 1988.

Aunque algunos comentaristas y familiares de las víctimas señalan a Kusa como inspirador de aquel atentado, de momento las autoridades escocesas se refieren a él como un testigo valioso, no como un potencial acusado. El ministro principal de Escocia, el independentista Alex Salmond, recordó ayer que los escoceses no tienen en estos momentos poderes para evitar que Musa Kusa abandone Reino Unido, pero añadió: “Sin embargo, tenemos todos los motivos para creer que las autoridades escocesas podrán interrogarlo otra vez si es necesario”.

De las palabras de Salmond se desprende que Londres le ha dado garantías de que Musa Kusa volverá a Reino Unido. Es decir, que Kusa le ha garantizado a Londres que volverá. Eso plantea otra cuestión: ¿A qué ha ido Musa Kusa a Catar y hasta qué punto viaja por iniciativa personal o de común acuerdo con el Gobierno británico y, por extensión, los aliados? Todo hace pensar que el objetivo es mediar entre Gadafi y los rebeldes del este de Libia.

Las declaraciones de la víspera de Musa Kusa a la cadena BBC apuntan en ese sentido. La BBC fue llamada de forma aparentemente bastante precipitada a encontrarse con él. No para grabar una entrevista, sino una declaración. La cita fue tan precipitada que la BBC apenas pudo emitir unos pocos segundos de esa declaración en su boletín informativo de las diez de la noche.

También es muy significativo que Musa Kusa hablara en árabe, a pesar de que domina el inglés perfectamente. Obviamente su mensaje no estaba dirigido al público británico u occidental, sino a los libios. Y no solo no criticó a Gadafi, sino que adoptó una posición equidistante entre las dos partes, advirtiendo de que el país estaba entrando en una senda de guerra civil que amenaza con convertirle en “una nueva Somalia”. Y pronunciándose de forma tajante contra una eventual partición de Libia.

Más que las palabras de un exiliado parecieron las de alguien que se sitúa por encima del bien y del mal.

París y Londres piden mano dura a la OTAN

Exigen a los aliados más compromiso militar ante el estancamiento del frente libio

RICARDO MARTÍNEZ DE RITUERTO – Luxemburgo – 13/04/2011

  • La disolución de la coalición internacional en la OTAN y el posterior paso de Estados Unidos a un segundo plano en la operación Protector Unificado ha producido resultados muy frustrantes para países como Francia y Reino Unido, cuya presión militar junto a Washington en la fase inicial del acoso al régimen de Muamar el Gadafi se les ha convertido en un desesperante estancamiento.

“La OTAN quiso absolutamente dirigir la operación y espero que [Anders Fogh] Rasmussen reúna los medios necesarios para hacerlo”, declaró ayer el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, en referencia al secretario general de la OTAN. Posición compartida por el británico William Hague. La OTAN como tal y otros países, como España e Italia, discrepan de esas opiniones y aseguran que el trabajo se realiza conforme a lo previsto.

  • España debe decidir si asigna una misión de combate a sus cuatro F-18

Los ministros de Exteriores de la UE se reunieron ayer en Luxemburgo con Libia como tema estelar. Tanto que hasta el presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT), Mahmud Jibril, fue invitado especial para exponer sus puntos de vista sobre la situación y el papel que la UE puede jugar en la presente crisis. Le acompañó Ali Esaui, responsable de política exterior del CNT. “Queremos más esfuerzos en la protección de civiles de esta agresión”, declaró Esaui ante la prensa, con palabras que fueron un eco perfecto de las de Juppé y Hague. Británicos y franceses sienten que la presión militar sobre Gadafi ha perdido fuerza y ponen como prueba el asedio a la ciudad de Misrata. “Es intolerable que siga bajo los bombardeos de Gadafi”, se indigna Juppé.

Una Francia que acaba de triunfar en Costa de Marfil se ha imbuido de la posición de liderazgo en Protector Unificado, una vez EE UU ha hecho mutis. “Somos el primer contribuyente y esperamos que otros países compartan el esfuerzo”, recordó Juppé.Cuando la operación era una misión de la coalición internacional de voluntarios, Washington, París y Londres realizaban todo el trabajo de destrucción de las fuerzas gadafistas, la mitad a cargo de los estadounidenses.

Al transformarse en Protector Unificado en manos de la OTAN, como deseaban EE UU y Reino Unido, ante el recelo de Francia, la operación ganó en medios con la participación de más países, pero a cambio de perder eficacia por las restricciones que los aliados suelen poner al uso de sus efectivos. A lo que hay que añadir que la campaña aliada está supeditada a la regla del consenso que permite a un determinado país plantear objeciones. Turquía, por ejemplo, se opone políticamente a que los aliados dañen a la población civil. En palabras de una fuente militar aliada: “Los diferentes enfoques tienen un impacto negativo sobre las operaciones”.

La puntilla a la eficacia del asalto antigadafista fue el abandono de EE UU del protagonismo en beneficio de los europeos. Ello restó automáticamente medio centenar de aviones a Protector Unificado. Londres anunció el reforzamiento de su despliegue con cuatro cazabombarderos Tornado y otros países se han comprometido a incrementar sus contribuciones, según Rasmussen, sin que aún se hayan hecho realidad.

De los 21 socios de la UE que también participan en la OTAN, sólo Francia (con 29 aviones de distinto tipo), Reino Unido (10 Tornado), Bélgica (seis F-16) y Dinamarca (cuatro F-16) están abiertos a cualquier actividad, incluidos los bombardeos a tierra. A ellos se suman siete F-18 de Canadá y otros seis F-16 de Noruega. En total, 62 aviones sobre los 200 con que cuenta la OTAN sobre el espacio aéreo libio.

Aunque la Alianza se dice oficialmente satisfecha con la marcha de las operaciones, una fuente militar revelaba ayer a France Presse que hay suficientes aparatos para contener a los gadafistas, “lo que molesta es que el espacio aéreo esté lleno de aviones que no disparan y que ocupan espacios que podrán ser utilizados por aparatos autorizados a abrir fuego”.

La presión que Francia y Reino Unido quieren meter a sus aliados para que sean más activos militarmente en Libia no se reflejó en la reunión oficial de los ministros de Exteriores de la UE en Luxemburgo, aunque el francés y el británico tuvieran buen cuidado en hacer públicas sus opiniones ante la prensa. Interrogado Juppé sobre si esperaba que países como España, con cuatro F-18 en misión única de exclusión aérea, ampliaran la misión de sus aviones respondió: “Todas las contribuciones son bienvenidas”. Diego López Garrido, secretario de Estado de Asuntos Europeos, que sustituyó a Trinidad Jiménez en Luxemburgo, discrepó de la creencia de Juppé y Hague de que la OTAN está fallando en Libia. “Creemos que está haciendo muy buena labor”, señaló. Pero abrió el portillo a un cambio en la misión de los aviones españoles, para lo que será crucial la reunión de mañana y el viernes en Berlín de los ministros de Exteriores aliados. “Será el momento de evaluar la eficacia de esas acciones”, dijo López Garrido.

En la UE, los ministros acordaron ayer ultimar los preparativos para desarrollar una operación humanitaria con apoyo militar “si lo pide la ONU, repito si lo pide la ONU”, como enfatizó Catherine Ashton, coordinadora de la política exterior europea. También aprobaron nuevas sanciones económicas para cerrar más la fuente de recursos para el régimen que pueden suponer el petróleo y el gas libios.

En tres días, 49 tanques destruidos

– La OTAN asumió el mando militar de las operaciones en Libia el pasado 31 de marzo. Desde entonces, hasta el pasado lunes, la Alianza ha realizado 1.879 salidas aéreas. De ellas, 772 fueron misiones de combate, con el objetivo de identificar y neutralizar recursos del régimen que representaran una amenaza para los civiles.

– El pasado fin de semana, los aliados incrementaron la presión militar contra el régimen. Entre sábado y lunes -según ha anunciado el secretario general, Anders Fogh Rasmussen- la OTAN ha destruido 49 carros de combate, 9 vehículos blindados de transporte de personal y 4 búnkeres con municiones.

– La mayoría de los objetivos fueron golpeados en la zona de Ajdabiya, en el este del país, y en Misrata, en el oeste. El lunes fueron destruidos cuatro tanques en Zintán, también en el oeste.

Anuncios

13 abril, 2011 - Posted by | libia | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: