cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

REVUELTAS ARABES.- ORIENTE MEDIO.- 14 ABRIL 2011

Las promesas de reformas no logran acallar la protesta en Siria

La policía reprime a los manifestantes en Deraa, cuna de la revuelta

ENRIC GONZÁLEZ – Jerusalén – 29/03/2011

  • El régimen sirio parece encallado en la duda. No deja de prometer reformas y libertades, pero dispara a quienes las piden.

Ayer volvió a anunciarse que el presidente Bachar el Asad estaba a punto de pronunciar un discurso en el que aboliría el estado de excepción vigente desde 1963.

Eso no cambió la situación en Deraa, donde los manifestantes volvieron a salir a la calle y volvieron a ser reprimidos con disparos y gases lacrimógenos.

Desde el inicio de la revuelta, hace 10 días, han muerto al menos 61 personas.

    El vicepresidente, Faruk el Shara, declaró que el presidente El Asad aparecería en televisión en los próximos dos días para anunciar medidas que, según él, agradarían y tranquilizarían a los sirios.
    No ofreció ningún otro detalle. La asesora presidencial Buthaina Shaaban aseguró el sábado que el estado de excepción tenía las horas contadas y que la liberalización del régimen era cosa hecha; ese mismo día murieron 12 personas en la ciudad costera de Latakia, por disparos de las fuerzas de seguridad.

Los diplomáticos extranjeros en Damasco coincidían en opinar que El Asad aún no había decidido si comparecer ante los ciudadanos y conceder algunas de las reivindicaciones de los manifestantes, o sofocar la revuelta a sangre y fuego.

Su padre, Hafez el Asad, no dudó en matar entre 10.000 y 20.000 personas en 1982 para aplastar una rebelión islamista centrada en la ciudad de Hama, y permaneció en el poder 18 años más, hasta su muerte.

Los expresidentes de Túnez y Egipto, en cambio, cedieron a la presión popular, uno en enero y el otro en febrero, y cayeron en menos de una semana.

El Asad no solo sufría la presión de los sirios. Después de que Washington y numerosas capitales europeas le instaran a dejar de ametrallar a su gente y abrir un diálogo nacional, ayer fue el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, quien le pidió que “escuchara la voz de su pueblo”.

Erdogan es un estrecho aliado de El Asad y evita que Siria se quede a solas con Irán y la milicia libanesa de Hezbolá, lo que le otorga una especial influencia.

El primer ministro turco reveló que había hablado dos veces por teléfono con El Asad durante el fin de semana. “Me dijo que estaba preparando el levantamiento del estado de excepción para satisfacer a los manifestantes y que también preparaba medidas sobre partidos políticos; esperamos que esas medidas se apliquen realmente y no se queden en simples promesas”, explicó Erdogan. “No recibimos una respuesta negativa cuando le pedimos que escuchara la voz de su pueblo”, añadió.

La agencia oficial siria difundió que El Asad había recibido llamadas de apoyo del rey Abdalá de Arabia Saudí, del rey Hamad Bin Isa al Jalifa de Bahréin (que utiliza tropas saudíes para reprimir a los manifestantes chiíes), del presidente iraquí, Jalal Tabalani, y de diversos emires y jeques, todos ellos, según la agencia, animándole a derrotar “la conspiración contra la seguridad y la estabilidad de Siria”.

La versión oficial del régimen sirio consiste en que las manifestaciones son fruto de una “conspiración” y que no son las fuerzas de seguridad las que disparan sobre la multitud, como confirman centenares de testigos, sino misteriosos grupos armados que desaparecen sin dejar rastro.

Las protestas resucitan la tensión sectaria en Jordania

Crece la brecha entre la población de origen palestino y los transjordanos

ANA CARBAJOSA – Ammán – 01/04/2011

  • La muerte de un manifestante y las heridas causadas a más de un centenar de jordanos durante una sentada, en la que los jóvenes pedían reformas democráticas, ha quebrado la estabilidad del reino, donde durante los últimos tres meses las protestas que recorren la región habían sido minoritarias y pacíficas.

Pero más allá de esa violencia ocurrida hace una semana, lo que de verdad preocupa a gobernantes, expertos y jordanos de a pie es que el ataque a los manifestantes por parte de grupos leales a la corona ha destapado la caja de los truenos de la tensión sectaria que divide el país en dos: por un lado los jordanos de origen palestino y por otro los llamados transjordanos, que a menudo se consideran los auténticos jordanos. “El genio ha salido de la botella”, sentencia un diplomático occidental.

  • “Queremos cambiar el régimen desde dentro”, dice un dirigente islamista

El rey Abdalá II ha llamado a la unidad y el Gobierno jordano reconoce estar “muy preocupado” ante la salida a la superficie de una cuestión “de la que es mejor no hablar”, reconoce en su despacho el ministro de Información, Taher Oduan.

Sostienen los manifestantes prorreformas que el miedo a la fractura social beneficia sobre todo a una persona: al rey, que emerge como el pegamento necesario para mantener unido el país, en un momento en el que los gritos a favor de limitar el poder de la corona se escuchan con fuerza.

Oduan niega que el Gobierno tenga relación con los eventos del viernes.

Los manifestantes, sin embargo, acusan a las autoridades de enviar matones leales al rey, procedentes de las provincias de mayoría transjordana, para apedrearles, conscientes, dicen, de que así avivarían las divisiones sectarias.

A pesar de que los jóvenes que forman la llamada Coalición 24 de Marzo, impulsores de las protestas, no son en su mayoría de origen palestino, sus demandas a favor de que “la autoridad emane del pueblo” y no de la corona pasan por otorgar mayor poder a la mayoría de la población jordana, de ese origen.

Perder los privilegios acumulados durante décadas es lo que temen los transjordanos, que copan los empleos públicos, el Ejército y las fuerzas de seguridad.

“La propaganda gubernamental dice que los manifestantes son todos palestinos que quieren hacerse con el país”, coincide el prestigioso analista jordano Mustafá Hamarne, quien explica que desde los setenta “el Estado se ha empeñado en excluir a los palestinos de los puestos oficiales”.

Ayuda a que el mensaje cuaje el que los islamistas formen parte de los grupos que se manifiestan y que en Jordania encuentran buena parte de su base electoral entre la población palestina. “No tenemos una relación formal con la Coalición 24 de Marzo, pero queremos las mismas reformas. Somos los únicos en todo el mundo árabe que no queremos derrocar al régimen, que queremos cambiarlo desde dentro”, explica en su casa Abdel Latif Arabiat, que preside el Consejo de la Shura de los Hermanos Musulmanes.

Los choques violentos del pasado viernes coincidieron con un giro en las protestas.

Fue cuando a los islamistas, sindicatos y partidos de izquierdas se sumó la Coalición 24 de Marzo, organizada a través de Facebook y que decidió acampar en una céntrica plaza de Ammán, emulando a los jóvenes cairotas.

Sufian Ahmad, diseñador gráfico de 25 años que luce una venda en la cabeza que cubre la herida que le produjo una pedrada el pasado viernes, cuenta que cuando llegaron los matones les empezaron a decir que se fueran a su país. Como otros jóvenes, Ahmad dice que no sabe si acudirá hoy a la manifestación de los viernes, porque teme que la brecha sectaria se agrave.

A su lado, Omar Abu Rasa, también de la Coalición 24 de Marzo, piensa que hay que ir “porque ese es precisamente el juego del Gobierno, infundir miedo para que la gente no salga a la calle”.

Mientras, el debate se calienta, con el recuerdo del sangriento Septiembre Negro en 1970, que enfrentó al Ejército jordano con las milicias palestinas.

Un miembro del partido de la oposición en Bahréin muere mientras estaba detenido

Kareem Fakhrawi, hombre de negocios chií, es el cuarto detenido que muere en los últimos días bajo custodia policial.- Una activista se declara en huelga de hambre por la detención de cuatro miembros de su familia

AGENCIAS – Manama – 13/04/2011

  • Kareem Fakhrawi, un miembro de Wefaq, el principal partido de la oposición de Bahréin, y hombre de negocios chií, murió ayer mientras se encontraba bajo custodia policial en Manama, la capital del reino-isla.

Las autoridades no han confirmado la causa de su fallecimiento y la televisión estatal no ha informado de los hechos. Con él, ya son cuatro los muertos en los últimos días cuando estaban detenidos, pero las autoridades niegan toda acusación de tortura o malos tratos policiales.

Una joven activista de 27 años, que asegura que su padre fue apaleado hasta quedarse inconsciente antes de llevárselo detenido, se ha declarado en huelga de hambre hasta que no le liberen a él y a otros tres familiares.

  • Mattar Mattar, miembro de Wefaq, explicó que Fakhrawi había acudido una semana antes a una comisaría a quejarse porque la policía estaba demoliendo su casa. El denunciante pasó a ser detenido, y, según su compañero de partido, “o estaba enfermo y no recibió tratamiento, o fue torturado”.

Desde el 16 de marzo, que comenzó la represión brutal de las protestas contra el régimen de la élite suní de Bahréin, el Gobierno, que cuenta con elapoyo de las fuerzas de seguridad de países gobernados por suníes, como Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, ha detenido a cientos de chiíes, ha sustituido a los editores de un periódico opositor y ha despedido a cientos de trabajadores por secundar una huelga el mes pasado.

Tras la detención el lunes de tres médicos chiíes y varios funcionarios del Ministerio de Educación, Mattar asegura que ya son al menos 453 los activistas u opositores que se encuentran bajo custodia policial. Calcula, sin embargo, que no todos se atreven a contactar con ellos, y que el número de detenidos “no debe ser menor de 600”, como informa Reuters. “Esto es uno de cada mil bahreiníes”, estimó Matta.

El Ejecutivo informó el lunes de que había dejado en libertad a 86 personas arrestadas bajo la ley marcial, mientras se estaban tomando “medidas legales” contra otros detenidos.

Activista en huelga de hambre

Zainab Al Khawaja, la hija de un conocido activista bahreiní -antiguo presidente de la organización pro-derechos humanos Bahrain Centre for Human Rights-, ha declarado que no volverá a comer hasta que liberen a su padre, a su marido, a su cuñado y a su tío. Los tres primeros fueron detenidos durante una redada en su domicilio el fin de semana, y su tío lleva tres semanas privado de libertad.

La activista anunció el comienzo de su protesta, la primera de este tipo desde el comienzo de la represión de las manifestaciones, mediante una carta que envió a Barack Obama, presidente de EE UU. “Elijo escribirle a usted y no a mi propio Gobierno porque el régimen de [Hamad bin Isa] Al Khalifa ha demostrado que no le importa ni nuestros derechos ni nuestras vidas”, escribió Al Khawaja en su misiva.

EE UU, cuya quinta flota está en Bahréin, no ha intervenido en absoluto para moderar la represión de las autoridades en el país, aparte de lanzar débiles críticas. Los analistas creen que Washington no quiere molestar a su rival, Irán, al otro lado del Golfo.

El Gobierno de Kuwait dimite para eludir la crisis de Bahréin

El emirato teme que los chiíes sean utilizados por Irán

ÁNGELES ESPINOSA – Dubái – 01/04/2011

  • El Gobierno de Kuwait dimitió ayer para evitar la comparecencia ante el Parlamento de tres de sus ministros, todos ellos miembros de la familia real.

La convocatoria por parte de los diputados se produce en medio de quejas por el retraso en las reformas políticas y económicas. Sin embargo, el temor de la monarquía era tener que responder sobre su actuación en la crisis del vecino Bahréin.

  • “El Gabinete ha decidido presentar su dimisión al emir… tras los recientes acontecimientos locales y sus efectos negativos para la unidad, la seguridad y la estabilidad nacionales”, declaró el ministro de Estado para Asuntos del Gabinete, Rudhan al Rudhan, citado por la agencia estatal de noticias, Kuna.

El emir aceptó anoche su renuncia.

Aunque dos de los ministros estaban convocados para tratar “irregularidades económicas y administrativas”, la cita al titular de Exteriores, el jeque Mohammad al Salem al Sabah, abría la puerta al delicado asunto de Bahréin. Así lo reconocía el diario Al Watan, propiedad de un miembro de la familia real, al señalar que el jefe de la diplomacia hubiera hecho frente a una interpelación que podría “provocar sectarismo o insultar a países amigos”.

“El Gobierno estaba dispuesto a afrontar cualquier pregunta excepto la de Saleh Ashour”, afirmaba el rotativo. Ashour es un diputado chií que acusa al jeque Mohammad de no haber estado a la altura durante la crisis de Bahréin.

La dinastía suní de ese país, tras un mes de protestas lideradas por la mayoría chií, pidió la ayuda de otros miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y recibió tropas de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos.

El Gobierno de Kuwait, una cuarta parte de cuyos nacionales son chiíes, prefirió no significarse aunque envió una patrulla marítima.

Varios centenares de kuwaitíes se manifestaron a primeros de marzo pidiendo el cambio del primer ministro y más libertades políticas, pero la protesta no alcanzó ni de lejos el nivel de Bahréin.

Las monarquías del Golfo temen que los chiíes se conviertan en instrumento al servicio de Irán, su rival ideológico y político.

La tensión en Yemen deja cinco muertos

ATLAS

2011-04-13

Cinco personas han muerto y otras 23 han resultado heridas este miércoles en la ola de protestas que ha tenido lugar en varias localidades de Yemen, donde los manifestantes han vuelto a exigir la dimisión del presidente, Alí Abdulá Saleh.

Dos personas han muerto en Saná, la capital yemení, donde se han producido enfrentamientos entre las fuerzas contrarias al gobierno y las leales al régimen.

Por otra parte, los choques entre unas y otras fuerzas se han extendido en otras cuatro ciudades del país, como Adén, Taiz, Ibb y Yafie.

En Adén, las fuerzas de seguridad han disparado contra los manifestantes, que han lanzado piedras a la Policía cuando trataban de retirar unas barricadas.

MIÉRCOLES, 13 DE ABRIL DE 2011 18:57 PDF Imprimir E-mail
Protesta en Yemen deja más muertos
Usar puntuación: / 0
MaloBueno
 

Cinco personas han muerto y 23 han resultado heridas este miércoles en una ola de protestas en varias localidades yemeníes que han reclamado la dimisión del presidente de Yemen, Alí Abdulá Salé.

Dos personas han muerto en Saná, la capital, y al menos cinco han sido heridas en enfrentamientos entre los militares detractores de Salé y los miembros de las fuerzas de seguridad leales al régimen. Decenas de miles de personas se han manifestado en esta ciudad para reclamar la dimisión del presidente.

La tensión continúa siendo elevada en las áreas colindantes al campamento donde las fuerzas del general del Ejército que se unió a las protestas, Ali Mohsen, están protegiendo a los manifestantes acampados junto a la Universidad de Saná.

“Lo que nos preocupa es que va a estallar una guerra entre nuestras Fuerzas Armadas que apoyan a la revolución y aquellos que respaldan la continuidad del presidente”, ha afirmado Ali Ahmen, un asistente a la manifestación de Saná. “En este punto, la revolución va a terminar y Yemen se va a convertir en Somalia tal y como quiere” Salé, ha añadido.

“Las fuerzas centrales de seguridad se enfrentaron con las tropas de la primera división acorazada”, ha informado fuentes militares. “Dos soldados murieron en el acto y otros cuatro se encuentran en estado crítico”, ha añadido. Uno de los fallecidos pertenecía a las fuerzas de Mohsen y el otro a las fuerzas leales a Salé.

Una fuente próxima al general renegado ha asegurado que las fuerzas progubernamentales habrían utilizado lanzagranadas y fusiles de asalto contra los soldados. Las tropas de Mohsen respondieron y mantuvieron un fuerte tiroteo con las fuerzas de seguridad durante una hora. Las fuerzas del presidente Salé se retiraron finalmente y el puesto de control de las fuerzas de Mohsen quedó intacto, según han sostenido las mismas fuentes.

Por otra parte, al menos dos personas han muerto por disparos el miércoles en la ciudad portuaria de Adén, en el sur, después de que las fuerzas de seguridad intentaran disolver con fuego real una manifestación contra Salé, según han informado testigos presenciales.

Francotiradores situados en tejados de edificios en dos barrios de Adén y la Policía han reprimido un intento de los manifestantes de irrumpir en una comisaría policial, ha relatado un activista.

“Se han desplegado francotiradores en las azoteas en los barrios de Mansura y Krater, y esto puede conducir a un brote violento”, ha añadido el activista en declaraciones bajo condición de anonimato.

Se han escuchado tiroteos esporádicos en Adén durante toda la mañana. En otros puntos de la ciudad, las fuerzas de seguridad habrían sacado a la calle vehículos blindados o equipados con cañones de agua a presión.

Asimismo, miles de personas han asistido a una protesta en Taiz, al sur de Saná, según ha informado la agencia de noticias estatal SABA, que ha atribuido a la oposición un ataque con una granada en el que ocho soldados han resultado heridos.

En la localidad de Ibb, al sur de la capital, la Policía y hombres armados vestidos de paisano han disparado a los manifestantes. Unos diez estudiantes han sido heridos, según han asegurado un líder de la protesta y un testigo presencial.

Además, un soldado ha muerto por disparos cuando ha tratado de evitar que hombres armados cogieran armas de un puesto de control en Yafie, una ciudad situada en la provincia de Lahej, en el sur del país.

 

Anuncios

14 abril, 2011 - Posted by | Bahrein, revueltas islam, siria, YEMEN | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: