cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

SIRIA ULTIMA HORA 19 ABRIL 2011

La represión no logra frenar las protestas en Siria

La muerte de 30 manifestantes espolea la movilización

EUGENIO GARCÍA GASCÓN 18/04/2011 20:27 Actualizado: 18/04/2011 22:19

Un grupo de sirios con cadáveres de pega, envueltos en tela, grita consignas contra el presidente sirio Bachar al Asad. -

Un grupo de sirios con cadáveres de pega, envueltos en tela, grita consignas contra el presidente sirio Bachar al Asad. -EFE

  • Al menos 30 civiles han muerto en las últimas 48 horas en varias localidades sirias donde continúan celebrándose protestas contra el Gobierno, y donde se está creando una situación que sugiere que pronto podría producirse un cambio de régimen, tal como exigen los manifestantes de una manera cada vez más abierta.

Los incidentes más graves tuvieron lugar el domingo en Homs, en el centro del país.

Decenas de miles de personas participaron en los funerales de los civiles muertos en esa ciudad, cuya cifra no está clara aunque podría alcanzar la treintena.

La situación en esa ciudad se ha deteriorado después de que el sábado las autoridades comunicaran a la población el fallecimiento del jeque suní Faray Abu Musa, que había sido detenido una semana antes en un aparente perfecto estado de salud cuando salía de una mezquita.

Bashar al Asad anunció el sábado la inminente derogación de la ley marcial

Algunos residentes de Homs han informado a las agencias extranjeras de que un gran número de matones vestidos de paisano, que en realidad son militares, abrieron fuego contra la multitud. Miles de ciudadanos se concentraron en una plaza céntrica asegurando que no se moverán hasta que caiga el régimen.

En la vecina localidad de Talbisa, al menos otros cuatro manifestantes murieron el domingo cuando las fuerzas de seguridad dispararon contra miles de personas que participaban en el sepelio de otros manifestantes muertos con anterioridad.

El Gobierno sirio ha denunciado la existencia de grupos criminales que disparan contra los manifestantes y los policías para provocar a unos y otros. Para intentar frenar las protestas, el presidente Bashar al Asad anunció el sábado la inminente derogación de la ley marcial, que ha estado en vigor durante casi 50 años.

EEUU ayuda a la oposición

Por otra parte, The Washington Post informó que Estados Unidos ha estado financiando a grupos de la oposición siria que actúan contra el Gobierno de Damasco.

La ayuda comenzó en 2006, en la época del presidente George Bush, coincidiendo con la guerra de Líbano entre Israel y Hizbolá.

En el caso de Siria, The Washington Post pone como ejemplo la financiación del canal de televisión vía satélite Barada, que emite desde Londres, que se fundó en 2009 y que disemina contenidos contra el régimen de Damasco.

Este canal y otros grupos de la oposición habrían recibido por lo menos seis millones de dólares desde 2006 de Estados Unidos.

Las fuerzas sirias disparan contra los opositores al régimen

Poco antes del ataque, el Gobierno sirio aseguraba que no tolerará una protesta que considera como una “insurrección armada”

ENRIC GONZÁLEZ / AGENCIAS – Jerusalén / Amán – 19/04/2011

Manifestaciones, disparos de la policía, muertos, funerales que se convierten en manifestaciones: Siria gira en el círculo vicioso que caracteriza las situaciones prerrevolucionarias. Cerrado a la prensa y oculto a los ojos del mundo, el país parece haber escapado al control de un régimen que solía controlarlo todo.

El presidente Bachar el Asad anunció el sábado que levantaría el odiado estado de excepción, vigente desde 1963, pero solo consiguió estimular las protestas contra su régimen. Unas protestas que se avivaron ayer con la presencia de miles de manifestantes en la ciudad industrial de Homs.

A la una de la madrugada (hora peninsular española), las fuerzas sirias han empezado a disparar contra los cientos de opositores al régimen que aún permanecían en las calles, según ha informado un testigo a la agencia Reuters.

Al parecer, un agente se dirigió a los manifestantes a través de un megáfono para pedirles que abandonasen la plaza del Reloj en la que se concentran y después las fuerzas de seguridad han abierto fuego, según ha contado a la agencia un miembro de una organización humanitaria.

El mismo testigo ha contado que los agentes también han utilizado gases lacrimógenes, y que al menos una persona ha resultado herida.

Dos testigos también han contado a Reuters que han oído disparos provenientes de la plaza. El blog de Al Yazira recoge el testimonio de un manifestantes que dice que hay mucho heridos. Según la televisión panárabe Al Yazira, algunos de los agentes iban vestidos de civiles cuando han comenzado a disparar contra los manifestantes.

Mientras el presidente intenta mitigar las revueltas anunciado medidas que den la sensación de una cierta apertura del régimen, poco antes del ataque de esta madrugada el Ministerio del Interior sirio ha calificado de “insurrección armada” las revueltas desatadas contra el Gobierno, y ha acusado a grupos salafistas de estar detrás de estas.

“La evolución de los acontecimientos en los que soldados, policías y civiles han muerto y bienes públicos y privados han sido destruidos, ha revelado que se trata de una insurrección armada realizada por grupos que pertenecen a organizaciones salafistas, especialmente en las ciudades de Homs y Banias”, ha denunciado el ministerio en un comunicado.

“No vamos a tolerar las actividades terroristas de estos grupos armados que atentan contra la seguridad de los ciudadanos. Impondremos con firmeza la seguridad y la estabilidad en todo el país, persiguiendo a los terroristas que serán llevados ante la justicia para poner fin a toda forma de rebelión armada”, sigue el comunicado.

Muertes en Homs

Las protestas de este lunes estaban motivadas también por la muerte de ocho opositores. Durante la noche del domingo la policía mató al menos a ocho manifestantes en Homs, ubicada 165 kilómetros al norte de Damasco.

El domingo se supo que un jefe de clan de Homs había muerto mientras permanecía detenido en una comisaría. La noticia provocó una manifestación de protesta a la que se sumaron, según distintos testigos, decenas de miles de personas. Una multitud acudió al funeral, en el que se gritaron consignas contra Bachar el Asad.

Ya entrada la noche, la policía abrió fuego y mató a esas ocho personas, según algunas fuentes, o 12, según otras. Ayer, en los funerales por ocho de las víctimas del domingo, se reprodujeron las manifestaciones. “Homs ha entrado en ebullición, hay gente por todas partes y la policía dispara a sangre fría”, declaró un activista local a la agencia Reuters.

El domingo, durante un funeral en Talbiseh, también hubo disparos policiales y tres muertos. Otras fuentes indican que en Latakia tres manifestantes murieron ayer de madrugada. La inestabilidad se extendía por todo el territorio, incluyendo la capital, Damasco.

Bachar el Asad mantiene un doble juego: por un lado, prometía reformas y tolerancia; por otro, reprimía con tremenda dureza. El Gobierno sigue diciendo que la revuelta está fomentada por “conspiradores extranjeros” y afirma que bandas violentas, financiadas y armadas desde Líbano e Irak, disparan contra la policía y los soldados.

La agencia oficial de noticias se refirió a una emboscada contra un vehículo policial en una autopista al norte de Homs, y el ministro de Asuntos Exteriores, Walid al Moualem, declaró que el Gobierno podía tolerar “las manifestaciones pacíficas” (prohibidas por las leyes del estado de excepción), pero no “las barricadas, los sabotajes y los incendios provocados”.

Resulta imposible verificar la existencia de esas bandas armadas. Crecen, sin embargo, las denuncias de familiares de soldados muertos, según las cuales quienes se negaban a disparar contra la multitud son ejecutados por sus superiores. Según esas versiones, las muertes en el Ejército y los cuerpos policiales se deben a la represión interna, y no a asaltos de milicias revolucionarias.

Revelación de Wikileaks

En cualquier caso, el cerradísimo conflicto sirio sí tenía ramificaciones externas. El Washington Post ha dado la razón al presidente sirio Bachar el Asad, que lleva un mes insistiendo en que las protestas en su país están orquestadas por enemigos occidentales como EE UU.

El rotativo estadounidense ha revelado que cables difundidos porWikileaks desvelan que Washington ha financiado en secreto a grupos de la oposición siria y a la cadena Barada TV, que emitía desde Londres informaciones críticas con el Asad.

Los telegramas diplomáticos indican que Barada TV, que funciona desde 2009 aunque se ha reforzado desde que comenzaron las protestas el 15 de marzo, está muy cercana a la red de opositores en el exilio Movimiento para la justicia y el desarrollo. El Departamento de Estado habría financiado a este grupo con seis millones de dólares desde 2006, según el rotativo.

La Administración estadounidense comenzó a financiar a personalidades de la oposición con George Bush hijo en el poder, pero siguió haciéndolo con Barack Obama. El diario no aclara, sin embargo, si ha seguido haciéndolo las últimas semanas.

El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Mark Toner, negó este lunes las acusaciones y ha señalado que Washington “no está trabajando

para minar (la autoridad) del gobierno sirio”, aunque aprovechó la rueda de prensa para pedir al presidente el país que responda a las “aspiraciones legítimas” de sus ciudadanos.

Un diplomático citado en los cables propone cambiar “los programas actuales de financiación de facciones, tanto en el interior como en el exterior de Siria”.

De la ecuación exterior también formaba parte el exvicepresidente Abdul Halim Khaddam, que dimitió en 2005 y se exilió para luchar contra el régimen de Asad. Khaddam es de religión suní, a diferencia de los Asad y buena parte de los dirigentes del régimen, pertenecientes a la minoría alauí.

El exvicepresidente, enemigo personal de El Asad desde que este le marginó en un proceso de rejuvenecimiento del régimen, está emparentado con la familia Hariri, el clan que lidera a los suníes de Líbano y encabeza la lucha contra la influencia siria, y dispone de una gran fortuna personal.

Hezbolá, el partido-milicia de los chiíes libaneses que constituye la principal “fuerza de choque” de Irán y Siria, acusó ayer en Beirut a los Hariri de estar financiando “la desestabilización de Siria”, y pidió una investigación judicial sobre el asunto. Hezbolá, que enarbola la bandera de la resistencia a ultranza contra Israel, se ha convertido en la mayor fuerza político-militar de Líbano gracias al dinero que recibe desde Irán y las armas que recibe desde Siria. Una hipotética caída del régimen de Damasco tendría enormes consecuencias en Líbano y cambiaría por completo los equilibrios geoestratégicos en Oriente Próximo.

Las revueltas populares se extienden en Siria y alcanzan la capital

El número de muertos asciende a 192, según un grupo opositor

ALEJANDRO CASTILLO DAMASCO 13/04/2011 01:00

A punto de cumplirse el primer mes desde el inicio de las revueltas, y a pesar de los anuncios de reformas efectuados por el Gobierno, las protestas en Siria crecen.

El movimiento Día de la Ira convocó ayer manifestaciones en todas las ciudades del país, lo que supone un importante paso para que la revuelta popular siga creciendo.

“De disturbios puntuales en Derá, esto se ha convertido en una ola de protestas cada vez más frecuentes en todo el país, desde el norte hasta el sur”, cuenta Mohand, un joven estudiante de inglés, mientras mira atentamente a su alrededor.

Teme ser escuchado por los omnipresentes servicios de inteligencia. Se trata de una sensación continua entre la población, educada a no tocar ciertos temas, en especial la política, por miedo a ser detenidos en aplicación de la Ley de Emergencia.

La represión se concentra en la ciudad de Banias y sus proximidades

La costera ciudad de Banias y las vecinas Al Baida y Bait Yanad permanecen cercadas desde hace dos días, con las telecomunicaciones cortadas y con escasez de alimentos, mientras las fuerzas de seguridad efectúan detenciones masivas.

Según un residente de Banias citado por Reuters, muchos habitantes de la localidad están armados, lo que podría desembocar en un conflicto directo con los militares y policías desplegados.

Un muerto en la universidad

En Damasco, un joven murió el lunes en la Facultad de Ciencias como consecuencia de la intervención policial para reprimir la marcha en la que participaba junto a otros cientos de estudiantes.

El escritor Faiz Sara es detenido en Damasco por las fuerzas de seguridad

Testigos con los que ha hablado Público aseguran que esa misma noche se produjo un tiroteo en la Plaza Al Abbasiin, en el corazón de la capital siria. Estos hechos dejan entrever que la sed de cambio comienza a salpicar a Damasco, considerada el principal bastión del Gobierno.

“El próximo viernes, las manifestaciones van a aumentar y van a afectar directamente a Damasco”, prevé un dependiente procedente de Derá y con contactos directos con los organizadores de las protestas.

El número de víctimas mortales desde el pasado 15 de marzo ha ascendido a 192 personas, según el movimiento Declaración de Damasco. Uno de sus miembros, el escritor y periodista Faiz Sara, fue detenido ayer sin que se conozca su paradero.

Petición de HRW

Por su parte, Human Rights Watch solicitó al Gobierno sirio que autorice la entrada de periodistas y observadores internacionales, al tiempo que denunció que los últimos heridos en Derá y Harasta han sido privados de atención sanitaria por parte de las autoridades locales.

La represión policial en Siria causa 37 muertos en un día

No cesan los disturbios durante las protestas a pesar de las reformas religiosas tomadas por el Gobierno

AGENCIAS EL CAIRO 10/04/2011 11:24 Actualizado: 10/04/2011 13:01

Un herido después de las últimas protestas sirias.

Un herido después de las últimas protestas sirias.EFE

  • Al menos 37 personas han muerto a causa de los disparos de varios policías sirios en las protestas registradas en distintas provincias del país. Los hechos ocurrieron en la jornada del sábado y han sido denunciados por organizaciones de derechos humanos locales.

Al menos 26 manifestantesperdieron en la provincia de Deraa, en el sur del país, y otras oncemurieron por disparos de la policía en el pueblo de Taldo, en la provincia de Homs, al norte de Damasco, según el Comité Sirio para los Derechos Humanos.

Tanto este comité como otras ONGs de derechos humanos expresaron en un comunicado su profunda preocupación por elcontinuo uso de la violenciadurante las manifestaciones pacíficas, que causó un número indeterminado de heridos y detenidos.

Condena internacional

Las organizaciones han condenado que la policía siria utilizara la violencia “exagerada e injustificada” para disolver las protestas en Damasco, Deraa y Homs.

Además, han pedido al Gobierno de Damasco que asuma la entera responsabilidad del uso de la violencia contra los ciudadanos e instaron a que se investiguen los incidentes para que se juzgue a los atacantes.

Siria es escenario desde mediados del pasado mes de marzo de protestas políticas, que, según distintas ONGs, ha registrado ya más de 170 muertos.

“La muerte de manifestantes que protestan pacíficamente es inaceptable y debería ser investigado”, ha declarado Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, según un comunicado oficial citado por medios árabes.

Equilibrio complicado

Tras los últimos acontecimientos, la situación en Siria continúa en una fase muy delicada. El Gobierno no ha conseguido detener las protestas a pesar de que ya se anunciaron las primeras medidas reformistas, las cuales a su vez se han visto como concesiones a los sectores islamistas suníes.

Entre las concesiones figura el cierre del único casino que hay en Siria, ya que el islam prohíbe el juego. Asad se encuentra en una situación en la que debe optar por aplastar las protestas por la fuerza o negociar con la oposición reformas significativas.

Asad intenta mantener un equilibrio que le permita continuar en el poder sin protestas en las calles, especialmente de los islamistas, algo que a muchos les parece imposible de conseguir después de lo ocurrido en las últimas tres semanas.

Una vez que las medidas dirigidas a congraciarse con los islamistas se comunicaron, Asad se reunió con representantes de la minoría kurda y les comunicó su intención de conceder la nacionalidad siria a toda la población kurda del país.

Anuncios

19 abril, 2011 - Posted by | siria | , ,

1 comentario »

  1. que verguenza,hasta cuando habra guerras,porque pobres sirios,basta de pelerease.por nada,pazzzzzzz

    Comentario por vero | 13 junio, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: