cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

LIBIA ULTIMA HORA 26 ABRIL 2011

Claves para entender la guerra en Libia

  • Sábado, abril 23, 2011

Varios autores han señalado el hecho curioso de que los rebeldes libios tomaron tiempo de su rebelión en marzo para crear su propio banco central, esto antes de que tuvieran un gobierno. Robert Wenzel escribió en el Economic Policy Journal:

“Nunca antes había oído hablar de un banco central creado en cuestión de semanas durante un levantamiento popular. Esto sugiere que los rebeldes son algo más que un montón de pobres en trapos y que hay algunas influencias bastante sofisticadas detrás de su movimiento”.

Alex Newman escribió en The New American:

“En un comunicado emitido la semana pasada, los rebeldes informaron sobre los resultados de una reunión celebrada el 19 de marzo. Entre otras cosas, estos supuestos revolucionarios harapientos anunciaron la “designación del Banco Central de Bengasi como autoridad monetaria competente en las políticas monetarias en Libia y el nombramiento de un gobernador del Banco Central de Libia, con una sede temporal en Bengasi”.

Newman citó al Editor Senior de CNBC John Carney, quien preguntó:

“¿Es esta la primera vez que un grupo revolucionario ha creado un banco central, mientras que todavía está en medio de la lucha contra el poder político arraigado? Sin duda parece indicar lo extraordinariamente poderosos que se han convertido los banqueros centrales en nuestra época”.

Otra anomalía consiste en la justificación oficial para tomar las armas contra Libia. Supuestamente son las violaciones de los derechos humanos, pero la evidencia es contradictoria. Según un artículo publicado en la página web de Fox News el 28 de febrero:

Mientras las Naciones Unidas trabajan febrilmente para condenar el líder libio Muammar Al Gaddafi por tomar medidas enérgicas contra los manifestantes, el Consejo de Derechos Humanos está a punto de aprobar un informe repleto de alabanzas sobre el desempeño en derechos humanos de Libia.

Este documento elogia a Libia por mejorar las oportunidades educativas, por hacer de los derechos humanos una “prioridad” y por mejorar su marco “constitucional”. Varios países, entre ellos Arabia Saudita y Canadá le han dado a Libia marcas positivas por la protección legal que ofrece a sus ciudadanos – que ahora se rebelan contra el régimen y enfrentan represalias sangrientas.

Dígase lo que se diga sobre las arbitrariedades de Gadafi, el pueblo libio parece estar prosperando. Una delegación de médicos de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, escribió en un llamamiento al presidente ruso, Dmitri Medvédev y al primer ministro Putin, que después de familiarizarse con la vida de Libia, en su opinión en pocas naciones vivía la gente en igual confort:

“[Los libios] tienen derecho a tratamiento gratuito, y sus hospitales están equipados con el mejor equipamiento médico. La educación en Libia es gratuita, y los jóvenes capaces tienen la oportunidad de estudiar en el extranjero a expensas del gobierno.

Al casarse, las parejas jóvenes reciben 60.000 dinares (unos 50.000 dólares) de ayuda financiera. El estado otorga préstamos sin intereses, y aparentemente, sin fecha. Debido a los subsidios del gobierno el precio de los coches es mucho menor que en Europa, para que estén al alcance de todos. La gasolina y el pan cuestan un centavo, y la agricultura no paga impuestos. El pueblo libio es tranquilo y pacífico y es muy religioso”.

Agua en el desierto de Libia

Señalan que la comunidad internacional ha sido mal informada sobre la lucha contra el régimen.

“¿A quién no le agradaría un régimen así?”

Incluso si es sólo propaganda, no se puede negar por lo menos un logro muy

popular del gobierno de Libia: llevar agua al desierto mediante la construcción del proyecto de irrigación más grande y más caro en la historia, el GMMR de 33.000 millones dólares (Great Man-Made River). Incluso más que el petróleo, el agua es crucial para la vida en Libia.

Agua en el desierto de Libia

El GMMR provee al 70 por ciento de la población con agua potable y para riego, bombeándola desde el sistema acuífero de Nubia, en el sur a las zonas costeras pobladas, a 4.000 kilómetros al norte. El gobierno libio ha hecho por lo menos algunas cosas bien.

Otra explicación para el asalto a Libia es que es “todo por el petróleo”, pero aquí la teoría también es problemática. Como se señala en el Diario Nacional, el país produce sólo alrededor del 2 por ciento del petróleo del mundo. Arabia Saudita por sí sola tiene la capacidad libre suficiente como para compensar cualquier pérdida de producción si el petróleo libio desapareciera del mercado. Y si se trata de petróleo, ¿por qué la prisa por crear un nuevo banco central?

Otra información provocadora que circula por la Red es una entrevista de Democracy Now al general Wesley Clark (R), de 2007. En ella, el general señala que alrededor de 10 días después del 11 de septiembre de 2001, otro general le dijo que ya se había tomado la decisión de atacar a Irak. Clark se sorprendió y preguntó por qué. ”¡No sé!” fue la respuesta. ”Supongo que porque no saben qué más hacer!”

Más tarde, el mismo general explicó que el plan era atacar a siete países en cinco años: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán.

¿Qué tienen estos siete países en común?

En el contexto de la banca, uno que sobresale es que ninguno de estos países es uno de los 56 miembros del Banco de Compensaciones Internacionales – BIS (Bank of Internacional Settlements – Banque des Règlaments Internationaux). Eso evidentemente los pone fuera del alcance del largo brazo del banco central de los banqueros centrales en Suiza.

BIS Bank of International Settlements -

Los más renegados del lote eran Libia e Irak, los dos que han sido atacados. Kenneth Schortgen Jr., escribiendo en Examiner.com, señaló que ”seis meses antes de que los EEUU atacaran a Irak para derribar a Saddam Hussein, el país había empezado a aceptar euros en lugar de dólares en pago por su petróleo, y que eso lo convirtió en una amenaza al dominio global del dólar como moneda de reserva, y su dominio como el petrodólar”.

Según un artículo ruso titulado “El bombardeo de Libia – El castigo a Gaddafi por su intento de rechazar el Dólar“, Gaddafi intentó hacer lo mismo: inició un movimiento para rechazar el dólar y el euro, y pidió a las naciones árabes y africanas utilizar una nueva moneda, el dinar de oro. Gaddafi sugirió el establecimiento de un continente africano unido, con 200 millones de personas utilizando esta moneda única.

Durante el año pasado, la idea fue aprobada por muchos países árabes y la mayoría de países africanos. Los opositores sólo fueron la República de Sudáfrica y la cabeza de la Liga de Estados Árabes. La iniciativa fue vista negativamente por EEUU y la Unión Europea, con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, llamando a Libia ”una amenaza para la seguridad financiera de la humanidad”; pero Gaddafi no se dejó influir y siguió empujando para la creación de una África unida.

Y eso nos lleva de nuevo al rompecabezas del Banco Central de Libia. En un artículo publicado en el Market Oracle, Eric Encina observó:

“Un hecho que rara vez se menciona es que el Banco Central de Libia es 100% de propiedad estatal. En la actualidad, el gobierno libio crea su propio dinero, el dinar libio, a través de los medios de su propio banco central. Pocos pueden discutir que Libia es un país soberano con sus grandes recursos propios, capaces de sostener su propio destino económico.

Un problema importante para los carteles de la banca globalista es que para hacer negocios con Libia hay que pasar por el Banco Central de Libia y usar su moneda nacional, un lugar donde tienen absolutamente cero dominio o poder. Por lo tanto, tumbar el Banco Central de Libia (CBL) puede no aparecer en los discursos de Obama, Cameron y Sarkozy, pero esta es sin duda la prioridad de la agenda globalista para absorber a Libia a su colmena de las naciones obedientes.”

Libia no sólo tiene petróleo. Según el FMI, el banco central tiene cerca de 144 toneladas de oro en sus bóvedas. Con ese tipo de reservas, ¿quién necesita al BPI (BSI), al FMI y sus reglas?

Todo lo cual provoca una mirada más atenta a las normas del BPI y sus efectos en las economías locales. Un artículo en el sitio de Internet del BPI indica que los bancos centrales que son parte del Central Bank Governance Network *(1) deben tener como objetivo único o principal “preservar la estabilidad de precios”.

Han de mantenerse independientes de los gobiernos para asegurarse de que las consideraciones políticas no interfieran con este mandato. “La estabilidad de precios” significa el mantenimiento de una oferta monetaria estable, incluso si eso significa crear más deuda externa. Los bancos centrales son desalentados de aumentar la oferta monetaria imprimiendo dinero y utilizándolo en beneficio del Estado, ya sea directamente o como préstamos.

En un artículo de 2002 en Asia Times, titulado “El BIS versus los Bancos Nacionales”, Henry Liu Jianchao señalaba:

“La normativa del BIS sólo sirve el único propósito de fortalecer el sistema de banca privada internacional, incluso a riesgo de las economías nacionales. El BIS le hace a los sistemas bancarios nacionales lo que el FMI le hizo a los regímenes monetarios nacionales.”

Las economías nacionales bajo la globalización financiera ya no sirven a los intereses nacionales…la IED [inversión extranjera directa] denominada en moneda extranjera, principalmente en dólares, ha condenado a muchas economías nacionales a un desarrollo desequilibrado hacia la exportación, sólo para hacer los pagos de intereses en dólares, con pocos beneficios netos a las economías nacionales”.

Y añadía: ”según la Teoría del Dinero Estatal, ningún gobierno puede financiar con su propia moneda nacional todas sus necesidades de desarrollo para mantener el pleno empleo sin inflación”.

Esta teoría del dinero estatal se refiere a dinero creado por los gobiernos en lugar de los bancos privados.

La presunción de la norma que prohíbe los préstamos del propio banco central del gobierno es que éstos son inflacionarios, mientras que los préstamos existentes en dinero de bancos extranjeros o del FMI no lo son.

Pero en realidad todos los bancos, ya sean públicos o privados, crean en sus libros el dinero que prestan. La mayor parte del dinero nuevo hoy proviene de préstamos bancarios. Y tomar préstamos del propio banco central estatal tiene la ventaja de que el préstamo es sin intereses. Y está demostrado que la eliminación de intereses reduce el costo de los proyectos públicos en un promedio de 50%.

Y así parece ser cómo funciona el sistema libio. Según Wikipedia, las funciones del Banco Central de Libia son “la emisión y regulación de los billetes y monedas en Libia” y “la gestión y emisión de todos los préstamos del Estado”. El banco estatal de Libia emite la moneda nacional y presta dinero para fines estatales.

Eso explicaría de dónde obtiene Libia el dinero para ofrecer educación y atención médica gratuitas y préstamos sin intereses de 50.000 dólares para los recién casados. También explicaría de dónde obtuvo el país los 33.000 millones de dólares para construir el proyecto “Gran Río Artificial”. Los libios están preocupados de que la OTAN esté bombardeando peligrosamente cerca de obra, creando otra amenaza de desastre humanitario.

Entonces, ¿es esta nueva guerra por petróleo o por bancos? Tal vez ambos – y por agua, también

Con energía, agua y crédito suficiente para desarrollar su infraestructura, una nación puede ser libre de las garras de los acreedores extranjeros. Y eso puede ser la verdadera amenaza de Libia: puede mostrar al mundo lo que es posible.

La mayoría de los países no tienen petróleo, pero las nuevas tecnologías podrían hacer que los países no productores de petróleo sean energéticamente independientes, sobre todo si los costes de infraestructura se reducen a la mitad con préstamos del propio banco de propiedad pública de la nación.

La independencia energética liberaría a los gobiernos de la telaraña de los banqueros internacionales, y de la necesidad de trasladar la producción nacional a los mercados extranjeros para pagar deudas.

Si el gobierno de Gaddafi cae, será interesante ver si el nuevo banco central se une al BIS, si la industria petrolera nacional es vendida a los inversores, y si la educación y el cuidado de la salud siguen siendo gratuitos.

Elen Brown / Abogada y Presidenta del Public Banking Institute (Traducción de Antonio Zighelboim).

*(1) Central Bank Governance Network: El grupo está presidido por el Sr. Stanley Fischer (Banco de Israel). Sus miembros son el Sr. Stefan Ingves (Sveriges Riksbank), el señor Mervyn King (Banco de Inglaterra), el Sr. Henrique Meirelles (Banco Central de Brasil), Sr. Duvvuri Subbarao (Banco de la Reserva de la India), el Sr. Axel Weber (Deutsche Bundesbank), la Sra. Janet Yellen (Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal), la Sra. Zeti Akhtar Aziz (Banco Central de Malasia) y Zhou Xiaochuan (Banco Popular de China).

26 abril, 2011 – Lluís Bassets

Casta de asesinos

Siria nos muestra lo que hubieran sido Túnez y Egipto en caso de que hubieran culminado las sucesiones dinásticas que preparaban sus respectivos dictadores.

Pero Gadafi, que tampoco podrá pasar el testigo a uno de sus hijos, ha hecho en Libia lo que los viejos Ben Ali y Mubarak no pudieron o se atrevieron a hacer y en lo que el joven Assad muestra ser un consumado maestro: utilizar el ejército contra su propio pueblo.

Tampoco puede el yemení Saleh, caracoleando con sus astucias de viejo zorro para intentar salvar los muebles, pero sin capacidad para utilizar al ejército contra los manifestantes.

El dictador sirio, salido de una sucesión consolidada y formado en Londres, en cambio, no tiene el menor rebozo en mandar a los tanques, a los franco tiradores y a los sicarios de paisano para que ahoguen en sangre la revuelta de unos ciudadanos que salen a la calle armados únicamente con el estruendo de su voz y los gestos de sus manos desnudas.

La clave del desenlace de estas revueltas no es exactamente la actitud del ejército, sino algo más complejo. Primero hace falta que exista un ejército nacional para que se plantee el problema.
No lo hay en Libia, donde al final Gadafi debe confiar en mercenarios y su guardia personal.
Sí lo había, aunque pequeño y sin gran aprecio por el dictador, en Túnez.
Ha sido clave en Egipto, donde Mubarak era su jefe, pero los militares han preferido derrocarle antes que disparar contra el pueblo, que al final son los suyos.
En Siria, en cambio, dominado totalmente por el clan alauita, el ejército es propiedad del dictador y su familia y no tiene problemas en disparar contra el pueblo. Ya lo hizo el padre del dictador actual, Hafed el-Asad, sentando el precedente y marcando además el camino.

La fortaleza de Bachar el-Asad radica precisamente en su debilidad y en su aislamiento.

Lo contrario cabría decir de Mubarak y Ben Ali: fueron su pétrea fortaleza, su seguridad, sus alianzas, sus amigos, la enorme confianza en que todo estaba funcionando sin problemas, las cosas que les convirtieron en vulnerables.

Los regímenes amigos de occidente, al final, han mostrado tener menos capacidad para resistir a las demandas de sus ciudadanos con el argumento único y supremo de la fuerza bruta.

Quien ha sido designado como parte del Eje del Mal, como es el caso de Siria, ha estado en otras ocasiones en el punto de mira y nada puede esperar de europeos y americanos, tiene también menos a perder y se siente más invulnerable cuando se decide por la violencia contra los manifestantes.

Todavía juega, para colmo y tal como hicieron todos los otros en su momento, con el miedo a que sean los Hermanos Musulmanes quienes tomen el poder si cae su régimen.

La línea roja que Asad ha traspasado difícilmente le puede acarrear una reacción internacional como la que suscitó Gadafi.

Un ataque militar extranjero, de hecho, se convertiría en un aglutinante para todo el extremismo de la región y suscitaría una airada reacción de Irán, por lo que de alguna forma le podría servir incluso para mantenerse en el poder, al igual que lo hizo Sadam después de la primera guerra del Golfo.

No sería bien visto por Turquía y quizás ni siquiera por el régimen instalado por Washington en Iraq. Rusia y China dudosamente prestarían sus votos en el Consejo de Seguridad.

Pero que no se pueda intervenir militarmente para defender a la población siria, ni declarar una zona de exclusión aérea, no quiere decir que no se pueda hacer nada.

Hora es ya de que la Unión Europa y Estados Unidos lancen una ofensiva diplomática para imponer con la máxima urgencia un durísimo régimen de sanciones económicas y diplomáticos sobre un régimen que se ha hecho merecedor del mismo trato que se le está dando a Gadafi.

Ya que de momento no hay forma de interponerse entre los asesinos y las víctimas, es imprescindible que Asad y sus partidarios perciban con gran claridad que van a pagar un altísimo precio por los crímenes que están cometiendo contra la población.

Italia sumará sus aviones a los bombardeos de la OTAN en Libia

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, confirma al presidente de EE UU, Barack Obama, su participación en una conversación telefónica

AGENCIAS 25/04/2011

Italia permitirá que sus aviones bombardeen objetivos militares en Libia, en el marco de la operación emprendida por las fuerzas de la OTAN, según ha confirmado el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, en una conversación telefónica al presidente de EE UU, Barack Obama.

  • LSegún ha informado el diario La Repubblica, el ministro de Defensa italiano, Ignazio La Russa, ha asegurado que las aeronaves italianas no realizarán “bombardeos indiscriminados” sino que realizarán misiones “con misiles de precisión contra objetivos específicos”, para “evitar el riesgo de golpear a la población civil”.

El responsable de las Fuerzas Armadas ha incidido en que la autorización para que sus aviones bombardeen no supondrá un aumento del riesgo para las fuerzas italianas y ha explicado que el Gobierno ha adoptado esta decisión porque en las últimas semanas la situación en Misrata ha pasado a ser “terrible”, según Il Corriere della Sera.

El Ejecutivo italiano ha explicado en un comunicado que informará al Parlamento sobre la nueva naturaleza de la misión en Libia y que los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa, Franco Frattini e Ignazio La Russa, están dispuestos a comparecer ante la comisión conjunta de Exteriores y Defensa.

El Gobierno ha indicado que ha decidido “aumentar la flexibilidad operativa” de las aeronaves desplegadas en la misión en Libia con “acciones contra objetivos militares específicos seleccionados en el territorio libio”, en un intento por “contribuir a la población civil” del país magrebí.

“Así, al participar en un plano de paridad en las operaciones aliadas, Italia se mantiene en los límites previstos en el mandato de las operaciones y en las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, ha señalado el Gobierno trasalpino.

La decisión del Gobierno ha provocado el rechazo de la Liga Norte y el apoyo del partido Futuro y Libertad (FLI). El secretario nacional de la Liga Norte y ministro de Simplificación Legislativa, Roberto Calderoli, ha adelantado que su formación no apoyará la decisión del Gobierno. “Si intentan bombardear, no tendrán mi voto nunca”, ha asegurado.

El vicepresidente del FLI, Italo Bocchino, ha manifestado el respaldo de la su formación a la decisión del Ejecutivo aunque ha lamentado que la haya adoptado por la presión de Estados Unidos. “Hubiese estado bien hacerlo con autonomía y no con Obama tirándonos de la chaqueta”, ha afirmado.

La coalición actúa sin neutralidad en Libia y empuja a otros países a la guerra civil

Tema de actualidad: Sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi

Libia

Libia

© AFP/ Mahmud Turka

14:54 25/04/2011
Tsjinvali, 25 de abril, RIA Novosti.

Rusia considera que los países occidentales que forman parte de la coalición internacional queinterviene militarmente en Libia actúan sin neutralidad y han tomado el lado de los rebeldes, anunció hoy el canciller ruso, Serguei Lavrov.

“Llama la atención el rechazo inmediato de la propuesta de paz de la Unión Africana. La postura (de la oposición libia) levanta sospechas que los países del Occidente y la OTAN, al interpretar a su modo la resolución del Consejo de Seguridad 1973, están del lado de los rebeldes”, dijo Lavrov.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia se expresó en estos términos después de un encuentro con el presidente de Osetia del Sur, Eduard Kokoity.

Al mismo tiempo, según el canciller ruso, la política de los dirigentes occidentales que apoyan a los opositores en Oriente Próximo en su decisión de renunciar al diálogo con el poder, empujan a otros países árabes hacia nuevas guerras civiles.

“Los acontecimientos que ahora tienen lugar en Oriente Próximo constituyen un llamamiento al comienzo de una serie de guerras civiles. Por ello, el empleo irresponsable de fuerza contra la población civil, así como las peticiones irresponsables de la oposición para recibir apoyo desde fuera deben acabar”, afirmó Lavrov.

Además, el jefe de la diplomacia rusa exigió el cese de bombardeos de posiciones civiles en Libia, porque esos ataques infringen la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU.

“La resolución (1973) del Consejo de Seguridad de la ONU no contempla muchos de los ataques aéreos que tienen lugar hoy día (en Libia)”, aseguró Lavrov, al tiempo de recordar que la zona de exclusión aérea sobre el país árabe no autoriza el bombardeo de objetivos terrestres sino que sólo debería impedir al régimen de Gadafi utilizar su aviación militar.

Libia quiere la mediación de Rusia para buscar solución diplomática al conflicto

Tema de actualidad: Actos de protesta contra el régimen de Gadafi en Libia

El secretario del Comité Popular General de Libia, al-Baghdadi Ali al-Mahmudi

El secretario del Comité Popular General de Libia, al-Baghdadi Ali al-Mahmudi

© AFP/ FETHI BELAID

16:36 24/04/2011
Moscú, 24 de abril, RIA Novosti.

Trípoli está dispuesto a solucionar su conflicto por la vía diplomática y pide la mediación de Moscú en ello, afirmó el secretario del Comité Popular General de Libia, al-Baghdadi Ali al-Mahmudi.

Según informó hoy el Ministerio de Exteriores de Rusia, al-Mahmudi hizo estas declaraciones en una conversación telefónica mantenida la víspera con el canciller  ruso, Serguei Lavrov.

“El jefe del Gobierno libio expuso su valoración de la situación en Libia, subrayando el deseo de Trípoli de encontrar una solución política al conflicto y mostrando el interés en que Rusia colabore en la búsqueda de esta solución”, dice el comunicado de la cancillería rusa.

Por su parte, Lavrov señaló que la prioridad actual es poner fin al derramamiento de sangre y al sufrimiento de la población civil libia.

“Para ello se deben cumplir a rajatabla las correspondientes resoluciones del Consejo de seguridad de la ONU, se debe garantizar un alto el fuego inmediato y ante todo detener los ataques contra Misurata y otras localidades”, insistió.

Según el jefe de la diplomacia rusa, estas medidas “permitirán crear condiciones para alcanzar la paz”.

Durante la conversación, mantenida por iniciativa de la parte libia, se destacó la necesidad de apoyar a los organismos internacionales en su labor de paliar la situación humanitaria en Libia. Son las condiciones en las que Rusia estaría dispuesta a colaborar en el esfuerzo de la Unión Afracana y la ONU por encauzar la situación por la vía política y diplomática.

Según aseveró al-Mahmudi, el Gobierno de Libia está dispuesto a cumplir íntegramente las resoluciones 1.970 y 1.973 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Mientras tanto, agencias internacionales informaron que esta mañana las fuerzas del líder libio Muamar Gadafi reanudaron los ataques contra Misurata, ciudad en el noroeste del país controlada por los rebeldes.

Según estas informaciones, al menos 24 personas murieron y otras 75 resultaron heridas a causa de los ataques.

Anteriormente, las autoridades libias anunciaron el cese de operaciones militares contra Misurata para que “las tribús locales ayuden a buscar una solución diplomática al conflicto”.

La OTAN destruye unas oficinas en el cuartel general de Gadafi en Trípoli

Misrata y otras ciudades del oeste del país sufren fuertes ataques del Ejército

JUAN MIGUEL MUÑOZ (ENVIADO ESPECIAL) – Bengasi – 26/04/2011

El régimen libio ha demostrado versatilidad en el campo de batalla, que dispone de recursos para prolongar la guerra y tampoco parece que las deserciones, empezando por la de su exministro de Exteriores Musa Kusa y seguida por la de unas decenas de oficiales y soldados, sean masivas.

El coronel Muamar el Gadafi aparece en público cada semana para despejar dudas sobre quién está al mando, y mientras esté presente nadie espera que se desmorone la dictadura.

Ayer, de madrugada, un edificio que el tirano emplea para reuniones ministeriales en su casa-cuartel de Bab Aziziya, en las inmediaciones de Trípoli, fue arrasado por la aviación de la OTAN. ¿Se pretendía matar al autócrata? Imposible saberlo, pero emergen las voces que piden poner fin a su vida.

  • El portavoz del Gobierno afirma que trataron de matar al líder libio

“Es importante que Gadafi, su familia y su entorno se despierten cada día pensando que puede ser el último”; “Gadafi debería ser consciente de que su vida está en peligro”; “Mi recomendación a la OTAN y a la Administración de Obama es cortar la cabeza de la serpiente, bombardear a su círculo próximo y las bases militares de Trípoli”.

Los políticos estadounidenses Joe Lieberman, John McCain -que el pasado viernes visitó Bengasi y expresó un respaldo contundente a los sublevados- y Lindsey Graham se despachaban el fin de semana contra la aparente endeblez de los ataques aéreos de la Alianza Atlántica.

La frecuencia de los bombardeos de la coalición internacional contra instalaciones en la capital crece en los últimos días. Pero los ataques del Ejército libio contra ciudades occidentales, junto a la frontera tunecina, y contra Misrata, donde entre el sábado y ayer perecieron más de 40 personas bajo el fuego y las bombas-trampa abandonadas por los uniformados, ganan también en intensidad.

“Los bombardeos solo asustan a los niños. Es imposible que nos fuercen a levantar bandera blanca”, respondió Saif el Islam, el hijo mayor del dictador, a través de la agencia oficial Jana, sobre el ataque a Bab Azizia. El Islam se dirigió a los países de la OTAN para advertirles de que “libran una batalla perdida”, debido a que están “respaldados por traidores y espías”.

A su vez, Musa Ibrahim, el portavoz del Gobierno, añadía por la tarde que se trataba de un intento de asesinato de Gadafi. “Está bien, con buena salud y la moral alta”, apuntaba la voz del Ejecutivo, que habló de tres agentes muertos y 45 personas heridas. Las autoridades libias se pusieron en contacto con varios países, entre ellos Rusia, China, Italia y Turquía, para quejarse del bombardeo de Trípoli.

Los ataques aliados habrán provocado enormes destrozos a las instalaciones del Ejército libio y dañado buena parte de su armamento pesado y aviación.

Pero en una guerra que cada día más se libra en camionetas y pequeños vehículos, y en frentes muy móviles, la eficacia de los cazabombarderos palidece. No se cansan los sublevados de reclamar el aprovisionamiento de armas pesadas a los socios de la alianza forjada contra el tirano, pero como ocurre con las eventuales exportaciones de petróleo, el marasmo legal es ahora un escollo.

La resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas no aboga por un cambio de régimen ni toma partido por ninguno de los bandos, pero la orden de “proteger a los civiles” con todos los medios necesarios es campo fértil para interpretaciones, y los países occidentales se han decantado abiertamente por el hundimiento del régimen.

Francia opina que es legítimo suministrar armamento a los rebeldes; Rusia y China lo niegan y critican también el envío de consejeros militares para asesorar a los milicianos. En todo caso, Mustafa Abdelyalil, presidente del Consejo Nacional -el Gobierno de los rebeldes- aseguraba el domingo en Kuwait (ese emirato ha donado 121 millones de euros a los sublevados) que “varios países amigos” ya les abastecen.

Necesitan mucho más, no obstante, para enfrentarse a las mejor equipadas brigadas de Gadafi. Ayer, el Gobierno italiano anunció que permitirá que sus aviones ataquen “objetivos militares específicos” en su excolonia.

Comentaba a este diario un portavoz del Consejo Nacional que las unidades de Gadafi carecen de suficientes soldados para cubrir todos los frentes. Ante una situación bélica tan confusa no puede comprobarse la afirmación.

Pero seguro es que los militares mantienen a raya varias ciudades -entre ellas Zauara y Zauiya- sometidas hace un mes; que siguen apostados en los límites de Misrata, y que en Libia occidental, cerca de la frontera tunecina, han sitiado varias poblaciones habitadas mayoritariamente por tribus bereberes que siempre han mantenido una relación nada cordial con el dictador.

La consecuencia es un éxodo hacia Túnez: 30.000 personas ya han acampado desde principios de abril tras cruzar el puesto fronterizo de Dehiba-Wazin. Refugiados citados por Reuters aseguraban que los ataques con cohetes y artillería son cotidianos desde hace 10 días en Yafran, Kalaa y Zintan.

Se reproduce así el desplazamiento masivo de población vivido en Ajdabiya, una ciudad de 100.000 vecinos a 160 kilómetros de Bengasi, que está prácticamente desierta desde hace semanas.

Rusia rechazará resoluciones de la ONU que incluyan el uso de la fuerza en Libia

Tema de actualidad: Sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi

13:02 26/04/2011
Sujumi (Abjasia), 26 de abril, RIA Novosti.

Rusia no apoyará la aprobación de nuevas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Libia si el documento permite la continuación de la guerra civil y el empleo de la fuerza, anunció hoy el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov.

“Si la nueva resolución versa en torno al cese inmediato de la fuerza y un llamamiento a los bandos enfrentados para que se sienten a la mesa de negociaciones, Rusia, sin duda, apoyará el documento. Pero si la resolución prevé la continuidad de la guerra civil y el empleo de la violencia, Moscú no podrá  respaldar ese texto”, dijo Lavrov tras reunirse con el presidente de Abjasia, Serguei Bagapsh.

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia rusa precisó que, de momento, el Consejo de Seguridad de la ONU no ha recibido propuestas de nuevos proyectos de resolución sobre Libia.

Anteriormente, Rusia se abstuvo en la votación del documento que autorizó la imposición de una zona de exclusión aérea sobre el país árabe y dio inició a la intervención militar.

Anuncios

26 abril, 2011 - Posted by | libia |

1 comentario »

  1. Que paren ya el abusos de los malditos capitalistas. Y que acepten que lamentablemente ellos no pueden imponer a el mundo entero su maldita anbicion. Gracias a DIOS todabia hay paises libres de la oprecion, y la capacidad de enfrentar a estos bastardos. Que viva las naciones independientes, y que se unan en forma pacifica a derotar estos escrupuloso sabiamente y que el mundo se una contra esta barbaria que no parece de este siglo sino de el tiempo de los cabernicolas.

    Comentario por evaristo | 26 abril, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: