cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Zapatero emprende una cruzada para tocarle el bolsillo a los banqueros

Zapatero emprende una cruzada para tocarle el bolsillo a los banqueros

El gobierno ultima el real decreto que fija la política salarial de las entidades de crédito. El elemento variable será reducido y entre un 40 y un 60% se cobrará a un plazo mínimo de tres años

josé antonio navas
Día 23/05/2011 – 10.19h

En un año de fuerte tensión electoral, con los «indignados» del nuevo manifiesto comunista acampados en la Puerta del Sol y el país anclado en el kilómetro cero de una crisis que se barrunta larga y duradera, el presidente del Gobierno quiere sacudirse el polvo de las sandalias y disfrutar de su ejercicio de renuncia política pasando facturas al cobro a todos aquellos que no han querido entender su ideario socialista. En la lista de agravios que maneja Zapatero los primeros que figuran son los banqueros, incapaces de responder al fervor del socorro público recibido en los primeros momentos de recesión con el favor de recuperar el crédito que tanta falta le hace a la deteriorada economía española. En el pecado llevarán la penitencia.

«Se van a enterar éstos si creen que pueden marcharse de rositas», aseguran algunos de los más ilustres fontaneros de Moncloa tras desempolvar de los cajones del Ministerio de Economía el real decreto ley que fijará la política de remuneraciones de las entidades de crédito. Elena Salgado y José Manuel Campa llevan tiempo haciendo equilibrios de fuerza con la plana mayor del mercado bancario en un proceso de consulta pública que la Unión Europea ha cerrado de golpe y porrazo después de amenazar al Gobierno con un pleito ante el Tribunal de Luxemburgo.

Al presidente le ha dado un apretón para quitarse la máscara de sus relaciones con la banca

Los vecinos del piso de arriba acusan a España de actuar con excesiva parsimonia en la aplicación de la última directiva comunitaria que pretende meter mano a un esquema de remuneraciones perverso y que ha motivado gran parte de los males acumulados estos últimos años por el sistema financiero. Lo último que le faltaba a Zapatero es pasar a la posteridad en calidad de cómplice útil y necesario de la gran banca internacional, de modo que el presidente se ha lanzado por la tangente emulando al personaje de Shakespeare para contestar a las autoridades de Bruselas con su célebre «nada mejor podíais pedir de mí que con más gusto estuviera dispuesto a concederos».

La normativa de marras será servida en los próximos días como el plato frío de una venganza que pondrá patas arriba todos los mecanismos salariales de las entidades de crédito en España. A los Botín, FG, Fainé y demás ilustres capitanes de la tropa financiera la camisa no les llega al cuello, no tanto por el contenido de un real decreto que se las trae, sino principalmente por el apretón que le ha entrado al presidente para quitarse la máscara de sus relaciones con el sector.

El célebre decreto de cajas de ahorros impulsado en febrero por Miguel Ángel Fernández Ordóñez será ampliado y corregido mediante un nuevo Capítulo XIII destinado a cambiar la suerte de todos los grandes beneficiarios de la banca española. A través de cuatro artículos los legisladores intentan amarrar las remuneraciones a los niveles de riesgo, otorgando al supervisor atribuciones que hasta ahora parecían impensables en la política salarial de las entidades de crédito.

El decreto será una cruzada contra la retribución variable

Para empezar a hablar, el Banco de España podrá establecer criterios específicos con el fin de asegurar que la base de la remuneración total descansa en el salario fijo. En otras palabras, el decreto representa una especie de cruzada contra esos sistemas de retribución variable que han puesto de manifiesto la enorme incompatibilidad que existe entre la codicia de unos privilegiados y la supervivencia del resto de los mortales.

El célebre bonus tendrá su cara mala porque lo mismo que se dilata a conveniencia de sus agraciados podrá en adelante contraerse en función de los resultados financieros negativos de las entidades de crédito. Por si acaso, la mitad del variable se fijará en acciones, intereses de propiedad equivalente u otros instrumentos que pueda fijar el Banco de España para reflejar «de manera adecuada la calificación crediticia» de una entidad. Pero hay algo más importante todavía ya que el decreto establece que, al menos, un 40% del variable se cobrará en diferido durante un periodo a determinar siguiendo el ciclo económico pero en ningún caso inferior a tres años. Ítem más; si este componente aleatorio del salario supera la media del sector el nivel de pago diferido se elevará al 60%.

La situación se complicará un poco más para las entidades que pasen por la taquilla del FROB. Muchos dirigentes de cajas de ahorros van a tener que tentarse la ropa porque la nueva regulación determina lisa y llanamente que en estos supuestos «los administradores y directivos no percibirán remuneración variable salvo que se justifique adecuadamente, a juicio del Banco de España». Para que no haya dudas el regulador se reserva igualmente la potestad de establecer «límites a la remuneración total». Ahora se entiende mejor que Rodrigo Rato haya tardado tanto tiempo en convencer a Francisco Verdú para que pase página en Banca March y se convierta en el flamante consejero delegado que buscaba para Bankia. Nunca es tarde si la salida a Bolsa se demuestra que es buena.

Anuncios

26 mayo, 2011 - Posted by | PSOE | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: