cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

COLOMBIA Y EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A LUCHAR

COLOMBIA Y EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A LUCHAR

CONTRA EL TERRORISMO DE ESTADO Y POR LA SOBERANÍA NACIONAL

Escrito por Movimiento de Intelectuales Bolivarianos
Miércoles, 25 de Mayo de 2011 17:43
 

El pueblo colombiano y su larga lucha por la leberación nacional contra el terrorismo de EstadoEl pueblo colombiano y su larga lucha por la leberación nacional contra el terrorismo de Estado

Contra  la explotación y el saqueo imperialista; por la libertad, la justicia social y la verdad 

Llamamiento a los revolucionarios bolivarianos y socialistas; a las personas honestas de nuestro planeta y América latina; a los  luchadores sociales y dirigentes de izquierda; a defensores de derechos humanos; intelectuales progresistas, periodistas e investigadores de América Latina y del mundo.

 

 

Reflexionemos sobre lo que en verdad ocurre en Colombia. Ayudemos a construir el camino de la paz con justicia social. Impidamos que el imperialismo extienda su experimento fascista a toda América Latina.

Los revolucionarios y demócratas del mundo no debemos ser víctimas de la guerra sicológica desarrollada por los medios de comunicación imperialistas cayendo en el error de juzgar, en momentos de dificultad, a los revolucionarios colombianos que han luchado con las armas durante medio siglo contra el terrorismo de Estado. Menos aún, cuando en los últimos años han recibido golpes del imperio económico y militar más poderoso de La Tierra.

No podemos condenar la forma de lucha que,  para preservar la dignidad y la libertad, posiblemente tengamos que usar en el futuro próximo en una guerra popular de resistencia.

Es el gobierno de los Estados Unidos, el que desde los primeros años de su formación ha promovido y practicado el terrorismo de Estado contra los pueblos del mundo y Latinoamérica. Aquel sí que debe ser enjuiciado.

Es necesario denunciar el cinismo del gobierno de Estados Unidos que dice combatir el terrorismo, cuando ha sido y es su principal  promotor y ejecutor en todo el planeta.

Debemos coordinar las acciones de las organizaciones de izquierda a nivel global y latinoamericano, y desarrollar sistemáticamente la lucha ideológica para desenmascarar al imperialismo con la superioridad de las ideas basadas en la verdad y la justicia social.

Para comprender la actual estrategia de recolonización imperialista, se deben analizar las estrategias previamente utilizadas, así como los métodos, planes y operaciones desarrollados por la CIA en América Latina, especialmente el Plan Cóndor, la  participación de las organizaciones de contrarrevolucionarios cubanos como Posada Carriles, entrenados por la CIA y armados, financiados y dirigidos por el gobierno de los Estados Unidos y sus realizaciones terroristas concretas en Cuba, Venezuela, Colombia, el cono sur y Centro América.

El análisis sobre Colombia es fundamental

El análisis sobre Colombia, que es donde en la actualidad se concentra la mayor ayuda militar de Estados Unidos en América y donde se libra una guerra desde hace más de medio siglo, que amenaza con extenderse a toda la región, es fundamental.

El terrorismo de Estado ha sido aplicado de manera continua, masiva y selectiva desde 1946 contra el pueblo colombiano y las organizaciones populares, sindicales y comunales, en particular contra sus dirigentes, formadores de opinión, defensores de derechos humanos y de manera sistemática en general, contra los partidos y organizaciones revolucionarias.

¿No merece el pueblo colombiano en medio de su crítica situación, que alguien intervenga en su nombre para denunciar los horrores del terrorismo de Estado que en este país son el pan de cada día?

El Plan Cóndor, fue aplicado en toda América Latina, y con especial ferocidad  por las dictaduras militares que se establecieron en el cono sur en los años 70 con apoyo de los Estados Unidos. Pero en Colombia, el terrorismo de Estado ha sido ejercido sistemáticamente por todos los gobiernos con diferente intensidad a lo largo de su historia. Fue realizado masivamente por el gobierno conservador entre los años 1946 y 1953 con saldo de 300.000 muertos;  en la dictadura militar de Rojas Pinilla entre 1953 y 1957 y ha sido aplicado también de manera continua y creciente durante 54 años  en condiciones consideradas  como “democráticas”, por Estados Unidos, la OEA y las oligarquías latinoamericanas.

1.- Esto, porque en Colombia hay elecciones, aunque estén signadas de fraude y porque existe un Parlamento elegido mediante prácticas clientelistas y métodos violentos con los que la oposición política es exterminada sistemáticamente a sangre y fuego.

2.- Donde se aprueban leyes, hechas en lo fundamental para garantizar los privilegios de la oligarquía y los monopolios extranjeros.

3.- Las elecciones están signadas por la corrupción y clientelismo político.

4.- A partir de 1964, existen en Colombia unas guerrillas revolucionarias, las FARC y el ELN, que surgieron como respuesta popular al terrorismo de Estado, como única forma de preservar la vida y de realizar la lucha por transformaciones políticas y sociales que reconozcan los derechos del pueblo a la tierra, al trabajo, a la paz y al desarrollo; a la soberanía nacional y  la democracia autentica.

5.- Las FARC-EP,  tuvieron su origen en el sur del país en las zonas de  autodefensas campesinas que se habían formado como resultado de la violencia de los anos 46 al 57, y que fueron agredidas en 1964 con bombardeos masivos y por 18.000 soldados, con la aplicación del Plan LASO (Latinoamerican Security Operation), elaborado por el Pentágono, incluso utilizando la guerra bacteriológica (viruela negra) y las bombas de NAPALM.

6.- El ELN tuvo su origen bajo la influencia de la revolución cubana y del pensamiento revolucionario del padre Camilo Torres Restrepo, en el movimiento estudiantil universitario, también reprimido, que se ligó a la lucha de los campesinos y al movimiento popular y sindical, especialmente de los trabajadores petroleros.

7.- Los dos  movimientos guerrilleros se han mantenido firmes y se han extendido a pesar de algunos reveses transitorios sufridos. Especialmente las FARC-EP, que tienen presencia con 60 frentes en todo el territorio nacional. A diferencia de los movimientos guerrilleros de Centroamérica, que tuvieron que negociar acuerdos de paz desventajosos por la perdida del apoyo internacional sufrido por la desaparición de la Unión Soviética y del campo socialista en Europa del este, las FARC y el ELN permanecen combatiendo en la actualidad porque tienen gran arraigo popular y una alta moral combativa, y porque las causas que las hicieron surgir no han desaparecido, sino que por el contrario, se han  agravado: La explotación cada vez mayor del trabajo, la liquidación de los derechos sociales conquistados históricamente por los trabajadores, el aumento del desempleo, el subempleo, el hambre y la miseria, el saqueo de los recursos naturales por parte de las compañías multinacionales, la liquidación física de la oposición política por medio del  terrorismo de Estado, la entrega de la soberanía nacional a los designios de los Estados Unidos.

8.- ¿Por qué,  en los eventos internacionales por la paz, la democracia y los derechos humanos, y en los medios de comunicación, no se analiza la situación de un país como Colombia, en donde hay una guerra que ya lleva 47 años en su ultima etapa, donde han sido asesinados 5 candidatos presidenciales, 2 de ellos de la Unión Patriótica surgida de los acuerdos de paz firmados entre las FARC y el gobierno en 1985, así como 8 de sus  parlamentarios, centenares de concejales y diputados y en conjunto más de 4.000 de sus dirigentes a lo largo de los últimos 20 años, sin que a la fecha se haya condenado por ello a uno solo de los autores intelectuales de este genocidio político?

9.- ¿Por qué se soslaya la situación de un país de 44 millones de habitantes, donde las desapariciones, las masacres, los asesinatos de los opositores políticos y dirigentes populares no son cosa del pasado, de los años 70 u 80, sino que ocurren hoy cotidianamente, en el ano 2011,  en pleno siglo XXI?

10.- En Colombia, en las ultimas dos décadas han sido asesinados además de los militantes de la Unión Patriótica y el Partido Comunista, que era una de sus fuerzas integrantes, centenares de defensores de derechos humanos, ambientalistas, luchadores por la paz y mas de 3.000 dirigentes sindicales. Hay documentados mas de 3.000 casos de detenidos desaparecidos.  Según datos de la Consultoría para el Desplazamiento Forzado y los Derechos Humanos, CODHES, desde 1985 hasta junio de 2011, más de 4 millones y medio de personas habían sido víctimas de los desplazamientos forzados provocados por la guerra y por  los asesinatos selectivos y  masacres realizadas por alrededor de 15.000 paramilitares – que son a su vez narcotraficantes-, con la complicidad de las fuerzas militares y la financiación y apoyo de políticos tradicionales del bipartidismo liberal-conservador, terratenientes, ganaderos y empresas multinacionales.

11.- Los paramilitares practican las más aberrantes formas del terror como el descuartizamiento en publico con motosierras, y múltiples formas de tortura, con el fin de apoderarse de las fincas y los territorios colonizados con muchos sacrificios por la población campesina, y por las comunidades  indígenas y afrodescendientes que han habitado los territorios por milenios y centenares de años, para ensanchar los latifundios y realizar megaproyectos mineros, energéticos o viales, por parte de las compañías multinacionales, así como para apoderarse del agua y la biodiversidad.

12.- El paramilitarismo es en esencia  el instrumento del imperio y la oligarquía para desarrollar junto a las fuerzas militares oficiales la contrarrevolución preventiva en Colombia. Este  puede ser exportado con sus métodos de terror a toda América Latina, como ya se ha empezado a hacer a Venezuela, donde en el año 2004  fueron detenidos 130 de ellos, que habían sido enviados para asesinar al Presidente Hugo Chávez y  provocar un nuevo golpe contra el gobierno constitucional.

13.- Si todo esto ocurre, ¿Porque las únicas referencias que se hacen sobre Colombia en los medios masivos de comunicación son sobre el fenómeno del narcotráfico, resultante de la alta demanda de psicotrópicos de los Estados Unidos, haciendo abstracción de todos los demás aspectos del conflicto?

14.- Colombia es el mayor receptor de “ayuda” militar de los Estados Unidos en Latinoamérica. Sus fuerzas militares, policiales y organismos de inteligencia, han sido convertidas por obra del Plan Colombia en un ejercito de ocupación al servicio del imperio. Este es dirigido por el Pentágono, la CIA, el FBI y la DEA, y por decenas de empresas contratistas integradas por mercenarios, y por unos 1.800 oficiales norteamericanos que se encuentran en territorio colombiano; todos ellos tienen asegurada la impunidad en casos de violación a los derechos humanos, y también  por delitos como el narcotráfico, mediante un acuerdo firmado entre los  gobiernos de Colombia y Estados Unidos.

15.- Es necesario tener en cuenta que esta maquina de guerra fascista, dirigida por los Estados Unidos, puede ser utilizada en cualquier momento contra la República Bolivariana de Venezuela y contra los países de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA-TCP), sola o dentro de una fuerza multinacional constituida con el aval de la OEA y la OTAN, o contra cualquier otro país de la región, si sus pueblos o gobiernos pretenden emprender la vía del desarrollo independiente. En este caso, seguramente, los revolucionarios colombianos que se opongan a la agresión a Venezuela serán considerados  como traidores a la patria en un clima de “chauvinismo”, exacerbado por los medios de comunicación masivos.

16.- Podría inferirse que, como resultado de las operaciones psicológicas de gran escala del Pentágono, con el uso de los medios de comunicación en poder de los monopolios, el conflicto social y armado colombiano ha sido reducido ante los ojos del mundo, a un simple problema de narcotráfico, o en el peor de los casos, de narco-terrorismo, con los que Estados Unidos  justifican su creciente intervención militar en Colombia y la región.

17.- El gobierno del Ex-presidente Álvaro Uribe Vélez con participación activa del actual Presidente, Juan Manuel Santos como Ministro de Defensa, con el apoyo y asesoría   de los Estados Unidos, logró hacer creer a la mayoría de la opinión publica mundial y parte de la nacional, incluso a muchos revolucionarios y demócratas, que la guerrilla más antigua y grande de Latinoamérica, especialmente las FARC-EP, se ha transformado en un grupo de terroristas y narcotraficantes, sin proyecto ni propuesta política; en violadores sistemáticos de los derechos humanos, a quienes solo interesa la obtención de las ganancias derivadas del narcotráfico, el secuestro y la extorsión.

18.- Pero es necesario aclarar al mundo que, el fondo del asunto consiste en que: como el gobierno colombiano y el imperio que lo sostiene no han podido obtener triunfos militares de significación contra el movimiento insurgente, a pesar de los 3.700 millones de dólares del Plan Colombia aportados por el gobierno de Estados Unidos entre los anos 1999 y 2003, para hacer la reingeniería de las fuerzas militares, que hasta 1999 estaban siendo claramente derrotadas por el movimiento guerrillero colombiano,  dotándolas de helicópteros, bombarderos e inteligencia satelital, para reforzar el pie de fuerza con miles de hombres,  pagar soplones y penetrar las organizaciones sociales y de masas, después de asesinar a sus dirigentes más consecuentes, ahora utilizan el arma de la desinformación, de la mentira mil veces repetida hasta hacerla aparecer como verdad. Es la misma técnica que utilizo el imperio para justificar ante el mundo la invasión a Irak  cuando dijo que este país poseía armas nucleares y biológicas de destrucción masiva que jamás aparecieron o las que utiliza contra Cuba, haciéndola aparecer como violadora de los derechos humanos en la ONU.

19.- El propósito ha sido deslegitimar a la insurgencia revolucionaria de Colombia ante los ojos del mundo, especialmente de los humanistas y demócratas, para aislarla y quitarle su apoyo. Desafortunadamente lo han logrado en forma parcial de manera momentánea. Por su enorme influencia y proyección en la geopolítica de América Latina, los gobiernos democráticos, los institutos de investigación, las universidades y las organizaciones sociales, deberían, realizar investigaciones y foros para conocer y comprender en profundidad el conflicto armado y social que afecta a Colombia desde hace medio siglo.

20.- El análisis sobre el Plan Colombia, la Iniciativa Regional Andina, y el Plan Patriota, que se despliega –por ahora- sobre la amazonia colombiana, parecen indispensables para dotar a los demócratas y revolucionarios internacionalistas, de elementos mas completos e integrales de juicio sobre el terrorismo imperialista y sobre los riesgos a que está expuesta la región.

21.- Ellos deberían conocer bien el conflicto armado y social colombiano y ayudar a explicarlo a los pueblos del mundo, para contribuir a quebrar la campaña de mentiras y deslegitimación que el imperio ha lanzado contra el pueblo y los revolucionarios colombianos.

22.- Mientras el conflicto colombiano es percibido por el mundo como un simple problema de narcoterrorismo, a partir del ano 2004, el gobierno fascista de Uribe, adelantó, con pocas reacciones internacionales en contra, negociaciones de paz con los paramilitares en Santa Fe de Ralito y aprobó  una ley de la República para asegurar su impunidad, ocultar la verdad y  transformar este ejercito de verdaderos narcotraficantes y terroristas, en fuerza política legal. Su objetivo, que efectivamente logró, fue crear un partido político de franco corte fascista, el partido de la U, que le ayudara a  reelegirse como Presidente para el período 2006-2010, lo que también consiguió. Además incorporó una parte importante de los paramilitares legalizados a las fuerzas militares y transformó otra parte en vigilantes armados legales de los mega-proyectos de palma africana,  mineros, energéticos y viales de las compañías multinacionales, que se llevan a cabo ahora, o que se adelantarán en un futuro próximo en las zonas donde han arrebatado sus tierras a más de cuatro millones de colombianos que han sido expropiados y desplazados  por medio del terrorismo de Estado.

23.- Es cierto que en Colombia existe un grave problema de narcotráfico que afecta todos los aspectos de la vida del país, pero este es solo la punta del iceberg, que oculta una confrontación de clases de inmensas proporciones  que se ha desarrollado durante más de medio siglo, periodo durante el cual  la concentración de la propiedad y los ingresos en manos de los monopolios y compañías multinacionales, y en una  ínfima minoría que constituye la oligarquía colombiana ha alcanzado niveles aberrantes, que se reflejan en el atraso y el subdesarrollo, en el desempleo real de más del 25% de la población económicamente activa, en el sub-empleo del 35%, en la pobreza y miseria que afecta por lo menos a 28.0000.000 de colombianos.

24.- Además el narcotráfico ha sido y es utilizado de muchas formas y de manera persistente por la oligarquía colombiana para incrementar sus riquezas habidas legal, ilegal e inmoralmente a costa de la miseria de los trabajadores y para financiar el ejercito contrainsurgente que son los paramilitares y que ha realizado sistemáticamente con la complicidad y participación del Estado y bajo la dirección de sus fuerzas militares un genocidio de inmensas proporciones contra el pueblo y la oposición política en Colombia.

25.- Es cierto  que las FARC-EP se niegan a actuar como policías del Estado para reprimir el narcotráfico, que es en realidad promovido por sus políticas económicas y sociales impuestas por los monopolios imperialistas y por el gobierno de los Estados Unidos. El narcotráfico se ha expandido en los últimos treinta años como resultado de  la dependencia externa que tiene Colombia de los Estados Unidos. Por la gigantesca y creciente demanda de los drogadictos de este país, primer consumidor de drogas en el mundo. El narcotráfico fue promovido en Colombia por la CIA desde sus orígenes en los años 60, con el fin de suministrar alucinógenos a sus soldados en la guerra de Vietnám. Es cierto que las FARC-EP, han tenido que financiar en parte su accionar militar, cobrando el impuesto de guerra a los compradores de coca, al igual que lo cobran a los ganaderos y empresas que actúan en los territorios que controlan. Es cierto también, que algunos guerrilleros -como muchos políticos, empresarios, congresistas, soldados y policías- han sido corrompidos por el dinero.  Y es cierto además que algunos otros han cometido o cometen por ignorancia, por falta de formación política o moral y por falta de control de sus mandos, -o porque se trata de infiltrados cuyo propósito es desprestigiar a la guerrilla-, actos delictivos y graves violaciones a los derechos humanos, todo lo cual es repudiable y debe ser controlado y superado por la guerrilla en su proceso de desarrollo.

26.- Pero no es menos cierto que el movimiento guerrillero ha sido y es, el mayor y verdadero muro de contención al narcotráfico, que ha impedido que éste se apodere en su totalidad del campo colombiano y que esclavice a los campesinos en todo el territorio nacional, como lo hizo a comienzos de los años 80 en algunas regiones del Departamento del Guaviare en el oriente del país.

27.- La insurgencia revolucionaria en Colombia, -además del esfuerzo de organizaciones sociales inermes de defensores de derechos humanos que son con frecuencia torturados, asesinados y desaparecidos-, es la única fuerza social que verdaderamente protege con sus armas y orientación política al campesinado de los abusos de terratenientes, latifundistas y politiqueros, que cometen todo tipo de injusticias y planifican actos de terror contra la población civil, que son ejecutados por las fuerzas militares y paramilitares a su servicio. Las FARC-EP protegen a la población más humilde y desamparada del país, al campesinado, de los abusos de los narcotraficantes a quienes tienen que vender la coca, que por las circunstancias se han visto obligados a a cultivar, pues es el único cultivo rentable con demanda segura que  le permite sobrevivir. Esto ha ocurrido  cuando ya no pueden vender en los mercados el maíz, el arroz, el plátano, que tradicionalmente cultivaron, debido a la imposibilidad de competir con los productos extranjeros subsidiados, que con la apertura neoliberal impuesta por los Estados Unidos, han invadido todo el territorio nacional.

28.- El aspecto principal del conflicto social y armado, que el gobierno pretende ocultar es que a pesar del terrorismo de Estado ejercido de manera creciente durante medio siglo, pero a su vez propiciada por la necesidad de defenderse de él, se ha desarrollado en Colombia una oposición política armada que no han podido destruir, de la misma manera que han liquidado sistemática y progresivamente a la oposición política civil. Esto, a pesar de los esfuerzos realizados durante más de 40 años por el gobierno norteamericano y la oligarquía colombiana, a lo largo de los cuales han destinado a la guerra gran parte del presupuesto nacional para financiar planes con los que siempre aseguran que: ¡ahora si liquidarán a la guerrilla!; y que tampoco han podido comprar ni corromper a la dirigencia del movimiento insurgente con el ofrecimiento de prebendas para la comandancia guerrillera, especialmente cuando se han desarrollado negociaciones de paz.

29.- Adicionalmente se trata de un movimiento guerrillero que conoce y hace la historia y no está dispuesto a repetirla. Sabe que quien deponga las armas será posteriormente liquidado y que en una negociación política, lo que se consiga no depende de las dádivas “bondadosas” del oponente, sino de la correlación de fuerzas militar y política y del apoyo de masas, tanto nacional como internacional. Las FARC-EP han afirmado que jamás entregaran las armas ni se desmovilizaran. Solo están dispuestas a integrarse a un nuevo Estado, que surja de verdaderos  acuerdos de paz, no a reinsertarse en el viejo Estado, como fuerzas derrotadas, para que todo siga igual. Eso ya lo tiene claro la oligarquía y el imperio, y lo ratificaron en las negociaciones de paz que se llevaron a cabo en Colombia entre los años 1999 y 2002 cuando las FARC-EP no aceptaron ninguna imposición, ni aceptaron convertir las negociaciones de paz -cuyo eje central es la redistribución del poder político y de la riqueza nacional-, en la discusión sobre las condiciones para su rendición,  como ocurrió antes con los movimientos guerrilleros  M19, EPL, Quintín Lame y Corriente de Renovación Socialista.

30.- Para completar el panorama, Colombia tiene una posición geoestratégica privilegiada con costas sobre dos océanos y el rió Amazonas; es un país que posee inmensas riquezas mineras y naturales: petróleo, níquel, carbón, oro, esmeraldas; está entre los 4 países del mundo que poseen mayor cantidad de agua dulce y biodiversidad -de un extraordinario valor para la industria farmacéutica mundial-; y es territorio estratégico por donde deben pasar todos los megaproyectos que permitirán al imperio trasladar hasta su territorio las riquezas de América del Sur, por medio de oleoductos, gasoductos, acueductos y de la integración del transporte inter-modal que une ríos, ferrocarriles, carreteras y mares.

31.- Estos son los intereses económicos que están en juego y esto es lo que pone en peligro los privilegios e intereses del imperio y de la oligarquía  en Colombia y en un sentido estratégico, en toda la región. Por eso la virulenta campana para deslegitimar a la guerrilla colombiana, en especial a las FARC-EP, que son las mas fuertes del país.

32.- Para aislar al movimiento guerrillero de sus aliados naturales: los intelectuales, humanistas y movimiento popular y obrero del mundo, el gobierno niega incluso la existencia misma del  conflicto armado interno, así como el carácter y objetivos políticos de las guerrillas. Y pretende hacer desaparecer de la legislación colombiana el delito político, que existe en todas las constituciones burguesas, para que los revolucionarios solo puedan ser juzgados como delincuentes comunes. Para esto tratan de deslegitimar a la insurgencia revolucionaria, haciéndola aparecer como integrada por simples delincuentes, terroristas y narcotraficantes, sin propósitos ni objetivos políticos.

33.- En Colombia, desde los años 80 ha sido practicada la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos, a lo que la guerrilla se ha opuesto siempre por principio, pero en el últimos año se ha procedido a la extradición de los opositores políticos miembros de la insurgencia, fabricando pruebas fraudulentas que permiten acusarlos por narcotráfico: son los casos de Simón Trinidad, secuestrado en Ecuador y de “Sonia”, a quienes ofrecen beneficios si se convierten en falsos testigos y acusan a la comandancia de las FARC-EP de participar directamente en la industria del narcotráfico. Rodrigo Granda, miembro de la Comisión Internacional de la misma organización fue secuestrado en Caracas y trasladado clandestinamente a Colombia, y también pretendieron extraditarlo. El secuestro y la extradición de opositores políticos al centro del imperio, podría convertirse en práctica común en un futuro próximo en toda Latinoamérica.

34.- Por sus inmensas implicaciones internacionales de tipo político y moral, es necesario analizar en profundidad el caso de la captura en Caracas el 23 de abril de 2011 del periodista sueco Joaquín Pérez Becerra, Director de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (ANNCOL), por el gobierno del Presidente Chávez y su veloz entrega al gobierno terrorista de Colombia, violando las leyes nacionales y todas las normas internacionales sobre protección a refugiados políticos.

35.- Otro tanto ocurre a escala nacional con la llamada “política de seguridad democrática”, con la que han creado el marco legal para establecer los llamadas “zonas de rehabilitación” y “teatros de operaciones” donde desaparecen todas las garantías civiles y procesales  y donde los gobiernos locales son sustituidos por el poder absoluto de los comandantes  de las fuerzas militares oficiales, que han recibido facultades de policía judicial, para realizar empadronamientos, sustituir la cédula de ciudadanía por un salvoconducto militar y realizar masivas detenciones arbitrarias con el solo indicio de ser sospechosos. Se controla y limita exageradamente el ingreso de alimentos a la población con el pretexto que son para la guerrilla. No se aplica  el “habeas corpus”, existente en todos los países supuestamente democráticos, etc. Y estas fuerzas militares, amparadas en el derecho penal  militar, gozan de total impunidad y se  auto-juzgan, por supuesto, resultando siempre, inocentes.

34.- Se utilizan falsos  testigos pagados y se fabrican pruebas para condenar a los luchadores populares mas consecuentes, acusándolos por  subversión  y rebelión antes, y ahora por narcotráfico y terrorismo.

35.- Todo lo que ocurre hoy en Colombia, toda la estrategia del terrorismo de Estado utilizada para liquidar a la oposición política legal y a los dirigentes de las organizaciones sociales populares, para expropiar de sus tierras a millones de campesinos, indígenas y comunidades negras, e imponer la globalización neoliberal, complementada con la estrategia de desinformar y des-legitimar a la insurgencia armada, puede ser posteriormente aplicado en cualquier país del mundo y de América latina. Por eso el caso de Colombia, debe ser estudiado y analizado cuidadosamente por las fuerzas democráticas y revolucionarias del mundo, pero en primer lugar de Venezuela y  los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

 

Caracas, mayo de 2011

Anuncios

2 junio, 2011 - Posted by | COLOMBIA | ,

1 comentario »

  1. […] COLOMBIA Y EL DERECHO DE LOS PUEBLOS A LUCHAR […]

    Pingback por NOTICIAS DESTACADAS 4 JUNIO 2011 « cibernoticias EXPRESS | 5 junio, 2011 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: