cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

ESPECIAL El Estado palestino se debate en la ONU

El Estado palestino se debate en la ONU

Aunque la mayoría de países votará a favor, el veto de EE.UU. puede ensombrecer su compromiso con la primavera árabe
Opinión – 07/09/2011 8:02 – Autor: José Abu-Tarbush – Fuente: Tendencias 21
Etiquetas: usaonuestado palestinoisrael
124 Estados otorgan a Palestina el estatus de Estado de facto (67 % de los países integrados en la ONU)
124 Estados otorgan a Palestina el estatus de Estado de facto (67 % de los países integrados en la ONU)

El próximo otoño se presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas la iniciativa palestina de admisión de su Estado (ceñido a las fronteras de 1967). Es previsible que la mayoría de sus Estados miembros confieran un voto favorable.

De hecho, 124 Estados otorgan a Palestina ese estatus, de Estado de facto; y se espera que su número se incremente en torno a unos 140, según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores palestino.

Algunos Estados se han comprometido públicamente con dicha integración, entre los que se encuentran Brasil, Rusia, India y China, los llamados BRIC; y organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial avalan la capacidad de Palestina para asumir su estatalidad.

La amenaza del veto estadounidense

Sin embargo, que una mayoría de dos tercios de los 193 Estados integrantes de la ONU vote favorablemente el ingreso del Estado palestino no garantiza su admisión como miembro en dicha organización.

La aceptación o rechazo de la petición corresponde previamente a su Consejo de Seguridad.

Junto a Israel, Estados Unidos ha manifestado su oposición a la iniciativa palestina y, por tanto, amenaza con ejercer su derecho al veto.

No sería la primera vez que usara esa prerrogativa para invalidar cualquier avance en la resolución del conflicto que, por tímido que fuera, no cuente con el consentimiento israelí. Sólo que en esta ocasión tendrá un coste político adicional por la contestación política a las tiranías que vive la región.

Washington ha querido distanciarse de las autocracias que mayoritaria y tradicionalmente ha apoyado a lo largo de su trayectoria en el mundo árabe. La retirada de su apoyo a Ben Ali y Mubarak ha sido muy significativa. La persistencia de las dictaduras no asegura su ansiada estabilidad y moderación en una región de alto interés geoestratégico.

Por el contrario, prologar su supervivencia sobre una base exclusivamente coercitiva y represiva entraña más riesgos que la apertura de sus sistemas políticos.

Además de reconciliar a Estados Unidos y el mundo árabo-musulmán, asumiendo los nuevos aires de cambio en la región, la política exterior estadounidense tendrá que equilibrar sus intereses estratégicos y sus valores políticos. Hasta la fecha primaron los primeros sobre los segundos y, seguramente, seguirá siendo así en el futuro.

Sin embargo, por paradójico que suene, para seguir asegurando sus intereses tendrá que introducir nuevas líneas de legitimidad en su política exterior. Su tradicional apoyo a las autocracias se ha mostrado contraproducente y, en lugar de asegurar la estabilidad y la moderación, ha cosechado el efecto contrario.

En el mundo árabe existe la extendida percepción de que sus gobernantes no son más que agentes locales de las potencias mundiales: sin su apoyo exterior no se sostendrían. Quizás sea una imagen algo magnificada, que no se corresponda del todo con la realidad, pero que aporta una idea acerca de la importancia que otorga su ciudadanía a la implicación e intervención de los actores externos en la región.

Ningún otro barómetro mide mejor la relación entre las grandes potencias occidentales y el mundo árabe que el de la cuestión palestina. A diferencia de cualquier otro tema o controversia, es el que mayor consenso y simpatía suscita desde un extremo al otro de la geografía árabe, de su arco político e ideológico y de su estructura social.

La cuestión palestina posee un carácter transnacional que tradicionalmente ha unido en un mismo latir a las sociedades árabes, aunque haya dividido a sus gobiernos. El veto de Washington al Estado palestino iría en la dirección contraria a la que Obama pretende imprimir a su política exterior en Oriente Medio.

Pese a su probable justificación por la falta de apoyo en el Congreso, la activa presencia del lobby pro-israelí en la política estadounidense y la proximidad de las elecciones presidenciales en 2012, lo cierto es que Estados Unidos seguirá siendo percibido como un mediador deshonesto y parcial en la resolución del conflicto.

Además de retroalimentar el resentimiento hacia su política exterior, su recobrado capital político por su visto bueno a la primavera árabe (exceptuando a las petromonarquías del Golfo) quedaría en entredicho una vez más.

La iniciativa palestina

La iniciativa palestina surgió después de dos décadas de infructuosas negociaciones. Acusada por Israel de ser una acción unilateral, una lectura atenta del proceso de paz muestra justo lo contrario: el único unilateralismo realmente existente ha sido el impuesto por la ocupación israelí.

En calidad de potencia ocupante y actor más fuerte de la ecuación israelo-palestina, Israel ha diseñado toda una estrategia destinada a prolongar e incrementar su ocupación mediante una política de continua expansión de asentamientos, ampliación del número de colonos (que pasaron de cerca de 200.000 a más de 500.000 durante las dos décadas de negociaciones), edificación del muro de separación, confiscación de tierras, expropiación de viviendas en Jerusalén Este y bloqueo de la franja de Gaza; además de su incumplimiento sistemático de las leyes internacionales, en particular, de la IV Convención de Ginebra que regula los derechos de la población civil bajo ocupación militar.

Esta inmensa red de colonias, muro, carreteras (de exclusivo uso israelí), puestos de control y zonas de seguridad no sólo se ha apropiado de más del 50% de espacio cisjordano y de sus recursos acuíferos, sino que también ha transformado la geografía física y humana de los territorios palestinos, con su consiguiente fragmentación, aislamiento de sus ciudades y aldeas, donde su población ha sido confinada en pequeños bantustanes.

En suma, en lugar de aligerar la pesada carga de su ocupación sobre los territorios palestinos, ésta se ha incrementado de manera significativa y, en algunos casos, de forma irreversible con el establecimiento de importantes bloques de población en Jerusalén Este y de auténticas ciudades israelíes enclavadas en Cisjordania.

Los palestinos decidieron remitir su cuestión a la Asamblea General de la ONU ante el callejón sin salida en el que se adentraron las negociaciones; la persistente colonización israelí de su territorio; y la incapacidad estadounidense de lograr concesiones de Israel (congelar la colonización) para superar el estancamiento del proceso de paz (que provocó la dimisión del enviado especial de la administración Obama para Oriente Próximo, George Mitchell, en mayo pasado).

Ahora bien, como han manifestado los responsables de la Autoridad Palestina, el reconocimiento del Estado palestino no reemplazará las inexorables negociaciones. De hecho, queda prácticamente todo por negociar, entre otros importantes temas: asentamientos, agua, refugiados, Jerusalén y fronteras definitivas (teóricamente son las anteriores a la guerra de 1967, aunque susceptibles de ligeras modificaciones o arreglos).

Escenarios

Entonces, ¿qué beneficios otorgaría el reconocimiento del Estado palestino? Básicamente, supone un mayor equilibrio en las posiciones negociadoras y fija claramente, sin ningún tipo de ambages como ocurrió en los Acuerdos de Oslo (1993), que el objetivo del proceso pasa por la materialización de un Estado palestino.

Palestina sería considerado como un Estado ocupado militarmente por otro. En consecuencia, contaría con mayores posibilidades para fortalecer su menguada posición negociadora y con un mayor respaldo de las leyes e instituciones internacionales, de las que pasaría a formar parte como miembro de pleno derecho. De este modo, también vería amplificado su eco político, diplomático e incluso mediático.

No obstante, en el hipotético caso de que Palestina fuera admitido como Estado miembro en la ONU, sólo habrá un verdadero Estado palestino cuando Israel ponga fin a la ocupación de su territorio. Palestina reúne los elementos constitutivos de un Estado (población, territorio y gobierno), pero carece de soberanía. Su gobierno no controla de manera efectiva su territorio y población debido a la ocupación israelí.

Sin embargo, todo indica que sucederá lo contrario. Persistirá la ocupación y la apuesta israelí por su práctica de hechos consumados, orientada a mantener sus conquistas militares al menor coste político posible, que imposibilita materialmente la construcción de un Estado palestino con continuidad territorial y viabilidad económica. Israel estaría dispuesto a admitir una entidad menor (Bantustán palestino), aunque se denomine Estado, siempre que carezca de sus propiedades y funciones.

La prolongada persistencia de la ocupación israelí, acompañada de su depredadora escalada colonizadora, hace tiempo que debilitó la viabilidad de la opción de los dos Estados, dejando como única alternativa posible la opción de un solo Estado, binacional y de todos sus ciudadanos, israelíes y palestinos.

A pesar de ello, y de resignarse a un mini-Estado palestino (con una superficie restringida al 22% de la Palestina del Mandato británico), la parte palestina insiste en la resolución del conflicto sobre la base de los dos Estados. Es de temer que si en otoño su iniciativa no encuentra el suficiente respaldo, la opción de los dos Estados se debilite definitivamente.

Entonces el problema se volverá a esbozar del siguiente modo: entre el mar Mediterráneo y el río Jordán existe una población de cerca de 12 millones de habitantes, donde persiste un Estado de apartheid, asentado sobre la supremacía étnico-confesional judía, con la discriminación sistemática de sus habitantes autóctonos (los árabes-palestinos); además de la exclusión de sus refugiados y diáspora.

Ahora la sociedad internacional tiene la oportunidad de evitar ese escenario o bien enfrentarse en un futuro muy próximo a socavar y concluir ese régimen deapartheid.

Jose Abu Tarbush es Profesor titular de Sociología de la Universidad de La Laguna, donde imparte las asignaturas de Sociología del desarrollo y de las relaciones internacionales. Autor de los libros: La cuestión palestina: identidad nacional y acción colectiva. (Madrid, 1997); e Islam y comunidad islámica en Canarias: prejuicios y realidades. (La Laguna, 2002).
En esta misma línea de investigación, es coautor de obras colectivas como España y la cuestión palestina (Madrid, 2003); Oriente Medio: el laberinto de Bagdad (Sevilla, 2004); The Palestinian Diaspora in Europe: Challenges of Dual Identity and Adaptation. (Palestina, 2005); El mundo árabe e islámico: experiencia histórica, realidad política y evolución socio-económica. (Bilbao, 2006).
¿Un estado palestino? La diplomaca intenta evitar el órdago de Abbas de presentar a votación un posible estado

El encuentro más significativo es el que han mantenido el primer ministro de la Autoridad Palestina (AP), Salam Fayyad, y el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, quien habría intentado convencer al ‘premier’ de resolver el conflicto en el ámbito bilateral, según ha informado el diario ‘Jerusalem Post’.

También se han reunido la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y la Alta Representante para Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton. “Nos hemos reunido para hablar sobre el camino a seguir”, ha dicho Clinton, negando que esto pueda considerarse un progreso.

Además, diplomáticos del Cuarteto para Oriente Próximo -integrado por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y Naciones Unidas- se han reunido en las últimas horas para analizar la situación, según ha informado un diplomático europeo.

ÓRDAGO DE ABBAS

Por su parte, el enviado especial del Cuarteto, el ex primer ministro británico Tony Blair, ha advertido de las consecuencias que podría tener dicho reconocimiento.“¿Es posible encontrar un camino que permita a los palestinos avanzar significativamente en la cuestión de la estatalidad sin que ello suponga el fin de las negociaciones?”, ha cuestionado.

Esta semana, el presidente palestino, Mahmud Abbas, solicitará a la Asamblea General que reconozca a la Autoridad Palestina como Estado miembro de Naciones Unidas, algo que previsiblemente será aprobado. Posteriormente planteará esta petición al Consejo de Seguridad, donde es probable que Estados Unidos ejerza su derecho a veto para impedir su aprobación.

Israel se opone firmemente a que la cuestión sea tratada en Naciones Unidas. Sin embargo, las conversaciones iniciadas hace un año entre israelíes y palestinos permanecen suspendidas precisamente por la negativa de Tel Aviv a prorrogar la moratoria sobre la construcción de asentamientos en Cisjordania.

FUENTE http://www.que.es/

Sarkozy propuso estatuto de Estado observador para los palestinos

El mandatario francés fijó como objetivo último “el reconocimiento mutuo de los dos países, establecidos sobre la base de las fronteras de 1967 con intercambio acordado de territorios equivalentes”. La fórmula es la que ya avanzada por el presidente estadounidense Barack Obama en mayo último.

  EL UNIVERSAL
miércoles 21 de septiembre de 2011  12:18 PM

Nueva York, EEUU.- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, propuso el miércoles un estatuto “intermedio de Estado observador” para los palestinos en las Naciones Unidas (ONU), y ofreció un calendario de un año para llegar a “un acuerdo definitivo” de paz con Israel.

También advirtió a los palestinos y a Estados Unidos contra una pulseada en el Consejo de Seguridad, advirtiendo que un veto estadounidense al trámite palestino tendiendo a obtener la admisión de un Estado palestino en la ONU “amenaza con provocar un ciclo de violencia en Medio Oriente”, informó AFP.

El presidente francés, quien hablaba ante la asamblea general de la ONU, fijó como objetivo último “el reconocimiento mutuo de los dos países, establecidos sobre la base de las fronteras de 1967 con intercambio acordado de territorios equivalentes”. La fórmula es la que ya avanzada por el presidente estadounidense Barack Obama en mayo último.

Para llegar a ese objetivo, “¡cambiemos de método!”, dijo varias veces Sarkozy durante un discurso de diez minutos dedicado casi exclusivamente al proceso de paz.

“Cada uno sabe bien que un reconocimiento pleno del estatus de Estado miembro de la ONU (para Palestina) no puede ser obtenido inmediatamente”, estimó. “La primera razón para ello es la falta de confianza entre los principales actores. Pero nadie puede imaginar que un veto en el Consejo de Seguridad no vaya a desencadenar un ciclo de violencia en Medio Oriente”.

Según Sarkozy, los europeos, pero también los Estados árabes, deben sumarse a otro camino, el de una resolución consensuada en la Asamblea General, que crearía un “estatuto de Estado observador en las Naciones Unidas”, como el que ya tiene el Vaticano.

Palestinos están dispuestos a dar más tiempo a las Naciones Unidas

Abbas está dispuesto a dar “algo de tiempo al Consejo de Seguridad para primero considerar nuestra plena adhesión como miembro, antes de recurrir a la Asamblea General” de la ONU, dijo el negociador palestino Nabil Shaath

Mahmoud Abbas, presidente de Palestina en asamblea de la ONU (AFP)
  EL UNIVERSAL
miércoles 21 de septiembre de 2011  06:10 PM

Nueva York.-  Los palestinos se mostraron dispuestos este miércoles a dar más tiempo a la ONU para estudiar su pedido de reconocimiento pleno como Estado, lo que permitiría evitar una confrontación en el Consejo de Seguridad donde Estados Unidos ha amenazado con un veto.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró firme el miércoles en su intervención ante la Asamblea General anual de la ONU donde mostró su rechazo a la iniciativa de los palestinos, los instó a negociar con Israel y afirmó que “no existe atajo” para lograr la paz en Medio Oriente, informó AFP.

“Estoy convencido de que no hay atajos para poner fin a este conflicto que se ha prolongado por décadas. La paz no se alcanza con declaraciones y resoluciones en la ONU. Si fuera así de fácil, ya se hubiera logrado”, dijo Obama ante los jefes de Estado y de gobierno de todo el mundo reunidos en Nueva York.

Al intervenir poco después, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, propuso que los palestinos reciban un estatuto “intermedio de Estado observador” y ofreció un calendario de un año para llegar a “un acuerdo definitivo” de paz con Israel.

Estados Unidos, aliado cercano de Israel, ha advertido que vetará en el Consejo de Seguridad el pedido de adhesión plena del Estado palestino, una solicitud que tiene prevista hacer el viernes el presidente palestino, Mahmud Abas.

De todas maneras, un voto en el Consejo de Seguridad podría tardar “varias semanas”, lo que permitiría ganar tiempo para evitar una confrontación diplomática, señaló el canciller francés, Alain Juppé.

“Probablemente pasarán varias semanas y esas semanas pueden ser usadas para desarrollar la estrategia”, dijo Juppé a periodistas.

Abbas está dispuesto a dar “algo de tiempo al Consejo de Seguridad para primero considerar nuestra plena adhesión como miembro, antes de recurrir a la Asamblea General” de la ONU, dijo el negociador palestino Nabil Shaath.

Dentro de las intensas gestiones diplomáticas, Obama se reunió en la jornada con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y lo hará en las próximas horas con Abas. La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, sostendrá también sendas reuniones con los dos líderes este miércoles.

Altos funcionarios palestinos habían reaccionado con frialdad al discurso de Obama, al asegurar que la única vía hacia la paz es el fin de la “ocupación” israelí.

“Hay una gran brecha entre los elogios a los pueblos árabes en su lucha por la libertad y el llamado abstracto a negociaciones sin una base clara entre nosotros y los israelíes”, dijo Yaser Abed Rabo, secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina.

Los palestinos necesitan en el Consejo de Seguridad nueve votos sobre un total de 15 y sin ningún veto de los miembros permanentes (EEUU, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia).

Dos de los miembros no permanentes del Consejo son Brasil y Colombia, por lo que su postura es clave.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, primera mujer en la historia de la ONU en inaugurar el debate de su Asamblea General anual, dio un fuerte apoyo a la adhesión de un Estado palestino.

“Ha llegado el momento de tener representada a Palestina a pleno título” en la ONU, dijo Rousseff.

Los presidentes de Argentina, Cristina Kirchner, de Paraguay, Fernando Lugo y de Honduras, Porfirio Lobo, dieron un firme respaldo a los palestinos en sus aspiraciones durante sus intervenciones ante la Asamblea General.

Igual postura sostuvo el boliviano Evo Morales, en rueda de prensa.

Por el contrario, los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de México, Felipe Calderón, se alinearon con la posición israelí, y afirmaron que una solución definitiva al conflicto en Medio Oriente puede puede derivarse sólo de una negociación con los palestinos.

Brasil, Argentina, Ecuador, Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guyana, Paraguay, Costa Rica y El Salvador han reconocido al Estado palestino libre e independiente con las fronteras de 1967.

De su lado, Chile, Uruguay y Perú lo han reconocido pero sin mención de sus fronteras, y México ha manifestado su apoyo pero sin un reconocimiento explícito.

Colombia ha adelantado que se abstendría si el Consejo de Seguridad vota sobre la petición palestina.

 

Los países que reconocerán en la ONU un Estado Palestino representan cerca del 80% de la población mundial

21-09-2011
Palestinos afirman que “el fin de la ocupación israelí es la única vía para la paz”

La presidencia palestina indicó “aceptaremos reanudar las negociaciones cuando Israel acepte detener la colonización y (reconozca) las fronteras de 1967” como base de las discusiones

  EL UNIVERSAL
miércoles 21 de septiembre de 2011  11:22 AM

Nueva York, EEUU – La presidencia palestina afirmó este miércoles que “el fin de la ocupación israelí y un Estado palestino son la única vía para la paz en Medio Oriente”, en reacción al discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, en la ONU.

“El fin de la ocupación israelí y un Estado palestino son la única vía para la paz en Medio Oriente”, declaró Abil Abu Rudeina, portavoz del presidente Mahmud Abas, después de que Obama asegurara que no existía ningún “atajo” para resolver el conflicto israelo-palestino, indicó AFP.

“Aceptaremos reanudar las negociaciones cuando Israel acepte detener la colonización y (reconozca) las fronteras de 1967” como base de las discusiones, agregó.

“Estoy convencido de que no existe atajo para poner fin a un conflicto que persiste desde hace décadas. La paz no provendrá de declaraciones y resoluciones de la ONU. Si fuera tan fácil, ya hubiera tenido lugar”, declaró Obama ante la asamblea general de las Naciones Unidas en Nueva York.

Obama mantiene una reunión con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y en la noche lo hará con Abas.

Netanyahu celebra el apoyo de Estados Unidos ante la ONU

Netanyahu y Obama realizaron encuentro bilateral (Efe)

INTERNACIONAL El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, agradeció hoy al presidente estadounidense Barack Obama, su apoyo ante la Asamblea General de la ONU, ante la que la Autoridad Nacional Palestina pedirá el viernes el reconocimiento como Estado miembro.

Primer ministro israelí declara que los palestinos no están preparados para firmar paz con su país

21 SEP 2011  –
03:49 PM

Los palestinos insisten en el reconocimiento de su Estado, pero todavía no están preparados para concertar la paz con Israel, declaró hoy el Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu reunido con el Presidente de EEUU, Barack Obama.

El Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, señaló que su país se una al reconocimiento de Palestina como Estado y enfatizó que este paso significará un aporte en la paz del Medio Oriente.

Ante la 66° Asamblea General de la ONU, el Mandatario paraguayo “reconoce al Estado palestino como libre e independiente y nos congratulamos con la inclusión en esta agenda del reconocimiento del Estado palestino”.

Alegó que los países del mundo tienen una histórica deuda con Palestina. Además, Lugo en esta Cumbre resaltó que la ONU debe trabajar por la paz del mundo.

Exhortó a Naciones Unidas a trabajar en la promoción de la paz y evitar las guerras en el mundo. En ese sentido, agregó que se debe fomentar la mediación de los países para garantizar el desarrollo integral.


“Paraguay participa activamente en las operaciones de paz en América Latina”, aseguró.

En tanto, indicó que su Gobierno no puede “dejar de manifestar nuestra preocupación por el desarrollo de las acciones de Libia y del papel del Consejo de Seguridad”.

Desde su punto de vista, considera que “el uso de la fuerza –en Libia o cualquier país en conflicto- debe se la última opción”.

Es por eso, que alertó a la reforma de estos organismos mundiales como es la ONU y son instituciones paralelas como el Consejo de Seguridad. Aseveró que actualmente estas enfrentan una crisis.


“Paraguay apuesta a democratizar y fortalecer las Naciones Unidas, por eso seguimos firmes en el compromiso con el multilateralismo”, sostuvo.

De igual forma, reconoció que actualmente hay un fortalecimiento en los pueblos de la región. De esa manera, mencionó organizaciones como Unasur o Celac que afirmó trabajan en la democratización de los pueblos de Latinoamérica.

Igualmente exhortó al diseño y la construcción de una nueva estructura financiera que“contemple las medidas ante las crisis cíclicas que se evidencian”.

Lugo también remarcó el apoyo de Paraguaya a las antiguas o futuros resoluciones que se plantean en poner fin al bloque comercial ante Cuba.

El Mandatario expresó que su país cree en los procesos de mediación para equilibrar los procesos de justicia “en esta medida veremos los resultados en la resolución de conflictos”.

Insistió que la ONU debe convertirse en el aumento de su representatividad de los países “que den la conformación de un nuevo orden que elimine el veto”.

En relación a la situación de Latinoamérica, Lugo constató que “vivimos la paradoja de la pobreza en aras de las mejores condiciones para generar riqueza, porque nuestras riquezas han tomado otros rumbos”.

Llamó los países poderosos del mundo a preocuparse por alentar sus voluntades políticas“porque nosotros somos los países exportadores de naturaleza, de agua dulce, de alimentos, de energía renovable y no es lógico que nuestros países sigan sumidos en la pobreza”.

Noticias 365

Abás cede ante Obama y aplaza el Estado palestino

El presidente de la ANP renuncia por ahora a presentar la petición ante el pleno de la ONU

ISABEL PIQUER CORRESPONSAL 21/09/2011

Netanyahu se reunió con Obama, satisfecho después de haber parado la iniciativa palestina en las Naciones Unidas.

Netanyahu se reunió con Obama, satisfecho después de haber parado la iniciativa palestina en las Naciones Unidas.

Barack Obama usó la tribuna de la Asamblea General de la ONU para reiterar su oposición a la iniciativa palestina de pedir oficialmente su adhesión a las Naciones Unidas. “No hay atajos hacia el final de un conflicto que ha durado décadas.

La paz es una ardua tarea. La paz no llegará con declaraciones y resoluciones en las Naciones Unidas”, advirtió el presidente estadounidense ante el mismo organismo que el 29 de noviembre de 1947 aprobó el Plan de Partición de Palestina.

Las presiones estadounidenses y en menor medida europeas para evitar una crisis abierta en el órgano decisorio de la ONU surtieron efecto cuando el veterano negociador palestino Nabil Shaath anunció, poco después de la intervención de Obama, que estaba dispuesto a dar “cierto tiempo al Consejo de Seguridad para que considere nuestro adhesión de pleno derecho, antes de dirigirnos a la Asamblea General”.

Nunca ha habido un calendario claro en la propuesta palestina y, entre bastidores, Washington y la UE han hecho todo lo posible estos días por tratar de ganar tiempo para llegar a una solución negociada. Está claro ahora que el tema no se resolverá hasta dentro de unas semanas.

“La paz no llegará con resoluciones en las Naciones Unidas”, dice Obama

En principio, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, entregará mañana una carta oficial al secretario general de la ONU en la que se pide la adhesión de Palestina como miembro de pleno derecho.

Ban Ki-moon tendrá que tramitarla ante el Consejo de Seguridad, para obtener luz verde de al menos nueve de sus 15 miembros, sin ninguna oposición de los cinco integrantes permanentes (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China), cosa que no pasará puesto que Washington ya ha anunciado su veto.

Los palestinos no tienen los nueve votos asegurados y tampoco quieren enfrentarse realmente a Washington. Lo más probable es que la ANP traslade su petición a la Asamblea General, donde tiene ya los votos asegurados (unos 126 del total de 193).

Palestina obtendría así un estatus parecido al del Vaticano, estado observador sin derecho a voto, una solución que respaldó en su intervención el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al proponer un calendario de negociación: reanudación de las conversaciones en un mes, trato sobre fronteras y seguridad en seis, y acuerdo definitivo dentro de un año.

“Debemos elegir. Cada uno de nosotros sabe que Palestina no puede obtener el reconocimiento como miembro de Naciones Unidas”, dijo Sarkozy, “y ¿quien puede poner en duda que un veto del Consejo de Seguridad podría desencadenar un nuevo ciclo de violencia en Oriente Próximo?”.

Los palestinos dan tiempo al Consejo de Seguridad para evaluar su petición

Obama debía reunirse con Abás, cita que se incluyó en el último momento, para disuadirle personalmente de presentar su solicitud de adhesión, “porque no cree que sea la mejor manera de satisfacer las aspiraciones palestinas”, dijo el consejero en temas de seguridad de la Casa Blanca, Ben Rhodes.

Ante la Asamblea, Obama, en un vocabulario muy específico, destinado al Gobierno israelí de Binyamin Netanyahu, y al electorado judío en EEUU, habló de un Israel “rodeado por vecinos que le han declarado varias guerras”, en un mundo “donde líderes de naciones mucho más grandes amenazan con borrarlo del mapa”.

El mandatario mencionó, sin detallarlo, su discurso del pasado mayo, en el que propuso volver a las fronteras de 1967 “con un intercambio pactado de territorios”.

La proximidad de las eleccio-nes ha reducido considerablemente el margen de maniobra de la Casa Blanca.

El voto judío sólo representa el 3% del electorado pero es clave en estados como Ohio o Florida, y simbólico en bastiones demócratas como Nueva York.

La reciente victoria republicana en la novena circunscripción de la ciudad, que no había votado por un conservador desde los años veinte, se basó, en parte, en un apoyo incondicional a Israel.

El martes, Rick Perry, el gobernador de Texas que lidera de momento las quinielas para la nominación republicana, estuvo en Manhattan dando una conferencia de prensa apadrinada por organizaciones judías radicales, en la que calificó la postura de Obama hacia Israel de “ingenua, arrogante, errónea y peligrosa”.

Dilma apoya la reivindicación palestina

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, respaldó la demanda palestina de reconocimiento como Estado independiente en la ONU. “Sólo un Estado soberano libre podrá responder a los deseos legítimos de paz con sus vecinos”, proclamó en su discurso, que abrió los debates de la Asamblea General.

Dilma aprovechó su alocución para volver a reclamar una mayor participación de los países emergentes en los organismos internacionales, como el Consejo de Seguridad de la ONU, que consideró que debe “reflejar la realidad contemporánea” e incluir a las naciones emergentes. “[La crisis] es demasiado grave para ser manejada por un pequeño grupo de países”, advirtió en clave económica.

Anuncios

22 septiembre, 2011 - Posted by | PALESTINA | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: