cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

El documento de la troika: Atenas en quiebra

El documento de la troika: Atenas en quiebra

Fabrizio Goria (Linkiesta)

22-10-2011.

Grecia está en quiebra. No lo dice el enésimo estudio de los bancos de inversión ni de los centros de investigación, sino directamente los funcionarios de la troika que acaban de terminar su auditoría de las finanzas públicas helenas. Linkiesta ha tenido acceso al informe interno de la troika, compuesta por funcionarios del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

«Estrictamente confidencial», pone en cada una de sus páginas. Y hay buenas razones para ello. El cuadro que se desprende del DSA [Análisis de Sostenibilidad de la Deuda, por sus siglas en inglés] de Grecia no es precisamente rosa. Las diez páginas que estamos en condiciones de mostraros hablan claro.

Es cierto que el Eurogrupo aprobó el pago del sexto paquete (8.000 millones de euros) de la ayuda prevista en el plan de rescate de mayo de 2010, que asciende a 110.000 millones de euros, pero cada vez parece más claro que lo ha hecho asumiendo varias responsabilidades.

Es por eso por lo que la troika ha explicado sin demasiados rodeos que la deuda griega es insostenible. La única solución en el horizonte es, por tanto, la de aumentar la intervención de inversores privados, vía PSI [implicación del sector privado, por sus siglas en inglés] y, consecuentemente, un largo plan de reestructuración de la deuda.

El retorno a los mercados se espera para 2021, cuando la proporción deuda pública/PIB vuelva a estar por debajo del 150%. Hasta esa fecha, según el informe de la troika,serán necesarios 252.000 millones de euros para garantizar que Atenas sobrevive, en el mejor de los casos. En el peor, otros 444.000 millones de euros, es decir, más del valor actual del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

En otras palabras, considerando la intervención de mayo de 2010, el total de la deuda griega, 365.000 millones de euros, deberá asegurarse de aquí al 2030. Tras varias semanas de espera, la troika ha concluido su última verificación en Atenas. A pesar de las declaraciones del ministro de Finanzas griego, quien hace apenas cinco días hablaba de «sensaciones positivas en cuanto a la troika», el informe final deja sin respiración.

Sencillamente, nada va como debería ir. La deuda pública, actualmente un 160% del PIB, llegará al 186% en 2013 y solo a finales de 2020 descenderá por debajo del 152%, umbral considerado crucial para la vuelta de Atenas a los mercados internacionales. No será hasta 2030 cuando la ratio deuda/PIB llegue a estar por debajo del 130%.

Claramente insostenible, por más que el propio Venizelos [ministro de Finanzas y viceprimer ministro griego] haya señalado en varias ocasiones que «el país está en el la buena senda».

Luego está el capítulo de las privatizaciones. De los cerca de 46.000 millones de euros que debían haberse obtenido desde julio hasta hoy, solo 10.000 han entrado en las arcas del Tesoro de Atenas.

¡Y pensar que, inicialmente, el programa del 21 de julio, desmontado completamente por la troika, había previsto ingresos por valor de 66.000 millones de euros (50.000 de activos estatales, más 16.000 derivados de la recapitalización bancaria)…!

Nada de esto se ha respetado, hasta ahora, ni logrará alcanzarse, explica la troika, sin un programa de consolidación fiscal más duro que nunca.

Y, finalmente, la reestructuración de la deuda. El acuerdo del Consejo Europeo del pasado 21 de julio preveía un recorte del valor nominal de los bonos en cartera del 21%.

El acuerdo, firmado por el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), el lobby de la banca internacional, parece de repente demasiado blando para restaurar la deuda griega. De los 365.000 millones de euros en total, solo 135.000 formaban parte de la renegociación. Demasiado poco.

La troika propone dos soluciones: o un recorte del 50%, capaz de colocar la deuda por debajo del 120% a finales de 2020, o un recorte del 60%, que rebajaría la deuda al 110% en 2020. En cualquiera de estos casos, habría costes para la comunidad internacional.

Dejando a un lado lo social y los créditos a cargo de los bancos expuestos en Grecia, la ayuda financiera para Atenas para el período 2011-2030 debería ser de 113.500 millones de euros en el caso de que se perdonara el 50% y de 109.300 millones en caso de que el recorte al valor de los bonos llegara al 60%.

Cualquiera que sea la opción que se tome en la próxima cumbre europea, hay dos cosas ciertas: Grecia está en quiebra, y esa bancarrota no será indolora.

El Informe top secret de la troika (haz clic para acceder al documento completo en inglés)

http://iniciativadebate.wordpress.com/2011/10/23/el-documento-de-la-troika-atenas-en-quiebra/

Fuente (en italiano): http://www.linkiesta.it/grecia-default

Anuncios

23 octubre, 2011 Posted by | ECONOMIA, GRECIA | , , | Deja un comentario

La banca, el fraude fiscal y el New York Times

La banca, el fraude fiscal y el New York Times

Vicenç Navarro

El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España.

En EEUU el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.

Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España.

Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EEUU y uno de los más influyentes del mundo.

Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el Presidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.

Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC.

Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español.

Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países.

Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas).

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme.

Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa.

Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos.

Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos.

En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa –según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.

Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones.

Pero el Sr. Botín no es el único.

Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo.

Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”.

Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación.

Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.

Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos.

El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso.

La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula.

En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.

Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal.

Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos –aclara el Sr. Salvador Arancibia- “….medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”.

De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Fuente: http://sistemadigital.es/News/ItemDetail.aspx?id=3410

23 octubre, 2011 Posted by | DENUNCIA, ECONOMIA, fraude fiscal | , , | Deja un comentario

Políticos corruptos, ¿ciudadanos idiotas?

Políticos corruptos, ¿ciudadanos idiotas?

fuente julianvillanueva.com

Good Fortune

Me decía mi primo, que un colega de un país eslavo le preguntó recientemente: 

«¿Es verdad que estáis con casi 5 millones de parados?

¿Es verdad que no hay crédito para el pequeño y mediano empresario?

¿Es verdad que cada semana hay un nuevo caso de corrupción política?»

A lo que él, muy resignado, contestaba: «Pues sí, es verdad».

Y su colega, como si no entendiese nada, le hacía esta última pregunta:

«¿Y no estáis en la calle, como en Túnez?»

Y es que lo que está pasando en España es insólito.

Mientras el paro aumenta, vemos cómo muchos de nuestros políticos defienden sus sueldos vitalicios.

Nos enteramos de tantos casos de corrupción que empiezan a dejar de ser noticia.

Altos directivos de empresas rentables empiezan a ir en turista, pero nuestroseurodiputados, ¡que lo han hecho tan bien!, quieren ir en business.

Algunas cajas mantienen los consejos de administración que las quebraron, mientras el FROB, con nuestros impuestos, les salva la cara. El gobernador del Banco de España reconoce que actuó tarde en la reforma de las cajas, pero no dimite. Y el partido gobernante piensa en sus luchas internas en vez de en el bien del país, con una oposición aletargada esperando a que el otro caiga, más que a aportar ideas nuevas.

En una carta al director del Diario Noticias de Navarra, un lector se preguntaba si somos idiotas. Otros dicen que no, que estamos dormidos. Y yo me pregunto si no será que nuestros nuevos valores nos han dejado narcotizados, sin capacidad de responder a ningún estímulo. ¿Narcotizados, dormidos o idiotas? ¿O las tres cosas a la vez?

«¡Indígnate!» Con este título, el diplomático nonagenario Stéphane Hessel ha escrito un ensayo corto que ha vendido millones de ejemplares en Francia. Hessel hace un llamamiento especial a la juventud, de la que formó parte como miembro de la resistencia nazi en París, en los años 40, cuando tantos europeos se sacrificaron por unos altos ideales. Para él, la indiferencia es la peor de las actitudes.

¿Se indignará nuestra sociedad? ¿Lo hará la juventud, como lo ha hecho en tantas ocasiones de nuestra historia? Cuando comparto esta inquietud con amigos, muchos me dicen que la juventud, que es la primera víctima de esta crisis, no va a hacer nada, porque no tiene hambre y está dormida.

Sin embargo, si yo fuera político, estaría nervioso.

Como dice Hessel: “si hoy, como entonces, se encuentra una minoría activa, esto será suficiente, tendremos la levadura para elevar la masa.” Los sindicatos están comprados. Pero hoy hay mecanismos más rápidos, y más creíbles para movilizar a una población descontenta. ¿Qué analista político podría haber augurado lo que está pasando en el mundo islámico?

Es cierto que allí hay menos libertad. Es verdad que allí pasan hambre de verdad. Pero nuestros estándares son más altos y aquí la clase media se está destruyendo a marchas forzadas. Casi cinco millones de parados, una corrupción galopante, una juventud sin futuro, inflación, desorientación de valores… son ingredientes muy peligrosos.

La clase política debería tomar nota. ¿Se puede seguir manipulando a nuestra sociedad? ¿Es mejor mantenerla narcotizada?

¿No será mejor cambiar España ya?

Foto: Good fortune By Pink Sherbet Photography

Nota: En una versión anterior de este post, atribuía el texto “¿sois idiotas?” a Pérez-Reverte, ya que el mismo me llegó por email indicando que el texto era suyo. Pero, por lo visto, el texto viene en realidad de un lector del Diario Noticias de Navarra. Lo he corregido por tanto en este post y he actualizado el link. Agradezco a mis blog-lectores la aclaración.

23 octubre, 2011 Posted by | #15M | , , , | Deja un comentario