cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

El euro se juega su credibilidad

El euro se juega su credibilidad

Alemania quiere liberar al BCE de la compra de deuda soberana de países con problemas

Economía | 26/10/2011 – 03:39h

CAROL PÉREZ SAN GREGORIO | RAFAEL POCH LAVANGUARDIA

Bruselas | Berlín

Hoy se juega la final.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro volverán a reunirse en Bruselas, en lo que será el partido de vuelta del primer encuentro celebrado el domingo, donde no pudieron cerrar el paquete de medidas para acabar con la crisis del euro.

Europa se juega su credibilidad en medio de una tormenta de falta de confianza.

Aunque el serial de reuniones a todos los niveles de los últimos días ha permitido avances en temas trascendentales como la recapitalización bancaria o la quita de la deuda griega, el principal punto de disensión estriba en la ingeniería financiera que debe multiplicar el impacto del fondo de rescate del euro.

Sin contar con los problemas nacionales añadidos que pueden surgir, el escollo más importante es ahora la utilización del Banco Central Europeo en la solución de la crisis.

A regañadientes, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, lleva desde el verano comprando deuda de España e Italia por ser víctimas de los especuladores, aunque desearía terminar cuanto antes con estas “operaciones no convencionales”.

Pero la gran oposición viene de Alemania, que ahora ve una oportunidad para supeditar el fin de estas compras al acuerdo sobre la ampliación del fondo de rescate.

En agosto pasado, el Bundesbank votó en contra en el Consejo de Gobierno del BCE y los parlamentarios alemanes no han dejado de protestar desde entonces por la enorme carga para Europa.

De hecho, incluso han llegado a sugerir que estos países vendan sus reservas de oro para hacer frente a la deuda y no contaminen con su deuda al resto.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha pedido a su Parlamento, que votará unas horas antes del Consejo Europeo, el visto bueno para incrementar a través de garantías el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) hasta más de un billón de euros.

Según una votación de prueba celebrada ayer, Merkel logrará superar el trámite sin tener que recurrir al apoyo de la oposición, aunque con una mayoría muy justa, ya que 16 diputados de su coalición se han abstenido o han votado en contra.

“Estoy obligada por mi juramento del cargo a evitar los daños para los ciudadanos alemanes, a hacer lo mejor para los ciudadanos alemanes. Este debe ser el principio que guíe mis negociaciones”, advirtió Merkel.

La cuestión es que uno de los borradores de las conclusiones del Consejo Europeo menciona la intención de que el BCE “continúe las medidas no convencionales en las actuales circunstancias excepcionales”, pero Alemania querría eliminar esta mención a la espera de que el BCE deje de comprar bonos en el mercado secundario.

El otro problema que podría hacer descarrilar el acuerdo es Italia si su primer ministro, Silvio Berlusconi, no trae los deberes hechos.

El pasado domingo, los líderes europeos le emplazaron a traer hoy a Bruselas compromisos concretos en materia de reformas estructurales y presupuestarias. “No se puede pedir solidaridad de los socios si a los que hay que ayudar no hacen ellos mismos los esfuer-zos necesarios”, advirtió el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

De este modo, el acuerdo para el euro es como una muñeca matrioshka, que encierra a su vez a varias de ellas. Si no encajan perfectamente, no se puede cerrar la siguiente.

El acuerdo sobre el apalancamiento del fondo está íntimamente ligado a la condonación del 50% de la deuda griega, la recapitalización de los bancos y los compromisos de todos los estados miembros a tomar medidas para incentivar la economía porque, sin crecimiento, ni la austeridad ni el cortafuegos del fondo por sí solos permitirán salir de la crisis.

Si todos los obstáculos se superan, los líderes europeos darían luz verde a un fondo de rescate convertido en una aseguradora para avalar una parte (entre el 20% y el 30%) de las emisiones de deuda de países en problemas, como España e Italia, así como a un nuevo mecanismo –que actuaría en paralelo– para atraer inversiones de fondos soberanos, países emergentes, sector privado e incluso del Fondo Monetario Internacional.

Serían dos caras de la misma moneda: una estructura compraría deuda soberana y el fondo de rescate avalaría una parte de las pérdidas en caso de quiebra. A la luz de la importancia de la cita, los Veintisiete primero, y los diecisiete países euro después, se verán a solas para forzar el acuerdo.

No se ha querido convocar a los ministros de Economía, que siempre son más quisquillosos sobre los detalles, de modo que ya se prevé tener que convocar nuevas reuniones esta mima semana con los responsables de Finanzas para cerrar las cuestiones “técnicas”. El continente europeo y, en particular, su economía penden de un hilo.

Merkel: “No tocar el Banco Central Europeo”

La canciller se opone a una referencia favorable a la compra in extremis de deuda del borrador del comunicado de la cumbre de hoy, y reivindica como victoria alemana que la reforma no altere la función del BCE

Economía | 26/10/2011 -LAVANGUARDIA

RAFAEL POCH | BERLÍN

“El Banco Central Europeo no se toca”. Junto con el dogmatismo de la austeridad y la simpleza del “no vivir por encima de las posibilidades”, esa sigue siendo la trinchera de la canciller Angela Merkel en el debate europeo.

La Unión Europea no debe decirle al Banco Central Europeo lo que debe hacer. Debe respetarse esa “independencia” de la institución, que priva a la eurozona de un vital mecanismo de gobernanza.

“No debemos permitir el malentendido de que los políticos esperan algo del Banco Central Europeo”, dijo Merkel en una conferencia de prensa con el primer ministro de Bangladesh en Berlín. “Estamos negociando con vistas a que el propio BCE presente su propio punto de vista”, dijo.

Merkel dio esta explicación en respuesta a una pregunta sobre el borrador de la declaración que la UE está preparando en Bruselas para la cumbre de hoy. El borrador contiene una frase aprobatoria de las compras de deuda, que el BCE ha venido practicando in extremis y saltándose su propia ortodoxa, en los últimos meses.

“Apoyamos plenamente al BCE en su acción por mantener la estabilidad de precios en la zona euro, incluidas sus medidas atípicas en el excepcional actual ambiente del mercado financiero”, señala el borrador, en una referencia a las compras de deuda pública de países en dificultades por valor de 169.500 millones de euros, realizadas por el banco desde principios del año pasado. “Alemania no acepta tal frase en el comunicado”, dijo Merkel, “esa frase no se acordó con nosotros”.

Merkel someterá hoy a voto en el Bundestag los planes de reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), antes de acudir a Bruselas, con el fin de ganar respaldo a su posición.

En ese contexto insiste en que su victoria en Bruselas ha consistido en que, “en ninguno de los dos escenarios” barajados para la reforma del FEEF, “se altera el papel del Banco Central Europeo”.

Un cambio que transforme el BCE, desde su actual “independencia” al servicio de la banca privada, en una institución al servicio de los Estados, capaz de financiarlos, y atenta no solo a la inflación, sino también al crecimiento y el empleo, sigue fuera de toda visión en Berlín.

La idea de Sarkozy de dar facultades crediticias al FEEF apuntaba en esa dirección, pero Alemania la ha impedido, lo que Merkel presenta como su victoria.

Mientras tanto, la valoración y expectativas sobre la nueva reforma de la política anticrisis europea, son más bien fúnebres y escépticas en Berlín.

Si el pronóstico se cumple y todo vuelve a derrumbarse dentro de algunas semanas, por problemas en Italia, la culpa por el fracaso se cebará en la canciller, se dice en la prensa. Hans-Werner Sinn el talibán que preside el respetado IfO Institut de Munich, opina que el Bundestag debería votar hoy contra la reforma, pues considera que el dinero del fondo podría perderse.

“Los más destacable es que Alemania, el mayor exportador europeo, parece no darse cuenta que con su insistencia en la austeridad fiscal para todos sus vecinos está echando en el puchero su propia gallina de los huevos de oro”, por que asfixia a sus propios clientes, lo que se volverá contra ella, dice el economista americano Marshall Auerback. “Eso es algo elemental, pero de alguna manera escapa por completo a la percepción de Berlín”, dice.

La UE llega a su cumbre más trascendental

La UE llega a su cita más trascendental con la mayor parte de los dossiers por resolver

Economía | 26/10/2011 –

Barcelona. (Redacción).-LAVANGUARDIA

Para la prensa alemana, hoy bien puede ser el día del adiós al euro, la divisa europea que tanto aborrece ahora la opinión pública de la primera economía del euro.

Para Le Monde, que hoy publica un editorial lleno de solemnidad, Francia se ha visto obligada a elegir entre una “Europa alemana” y una “Europa descuartizada”.

Para los mercados, el más mínimo patinazo en la cumbre de hoy puede comportar que los inversores empiecen a huir de las bolsas europeas cual almas que lleva el diablo…

Sea como fuere, los países que conforman la Unión Europea llegan a la cumbre con demasiados dossiers abiertos, debido, en parte, a que todos están interconectados. Estas son algunas de las cuestiones sobre las que se va a discutir y el estado de cada discusión:

RECAPITALIZAR LA BANCA

Principio de acuerdo por un importe de 108.000 millones

El FMI ha señalado que la banca europea necesita en torno a 200.000 millones de euros para hacer frente al impacto derivado de futuras quitas de deuda griega y de otros países de la periferia de la UE, además de por la propia recesión.

Otros analistas privados han incrementado esa cifra: son los cálculos de Crédit Suisse (225.000 millones) y Goldman Sachs (298.000 millones).

La UE, por el contrario, considera que basta con 108.000 millones de euros, cifra que los negociadores consideran suficiente… para estabilizar los fondos propios de los grandes bancos en un 9%. La medida ha sido muy contestada por la gran banca, y en especial por la banca española.

Según el pacto provisional alcanzado, los bancos deberán buscar las cantidades que requieran en el mercado. En caso que no sea posible, la segunda opción es recurrir a su propio Estado. Y en último término, al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

AYUDA A GRECIA

Se revisa al alza el segundo plan de rescate de Atenas

En la reunión del 21 de julio se había establecido una ayuda de 109.000 millones de euros y los bancos habían asumido una quita del 21% de sus activos en deuda griega.

Ahora se calcula que la cifra de ayuda deberá ser incrementada. Y se negocia con los bancos una quita que se encuentre entre el 50% y el 60%.

UBS ha añadido esta semana otro problema que puede redundar en un empeoramiento de las finanzas griegas: ya que los balances de la banca helena incluyen el 20% del total de la deuda emitida por Grecia, el efecto inmediato de una quita será que Atenas deberá hacerse cargo de sus bancos, con el consiguiente efecto bumerán sobre su propio déficit.

AMPLIAR EL FEEF

Se sopesan dos opciones, ninguna de ellas con el BCE

Francia había propuesto que el FEEF, el fondo de rescate de la UE concebido como cortafuegos frente a la crisis, tuviera estatus de banco y pudiera financiarse con créditos del Banco Central Europeo (BCE).

Esta posibilidad, que tropieza con el rechazo alemán, ha quedado desactivada en las últimas horas. Capitalizado inicialmente con 440.000 millones de euros, ahora se sopesan dos opciones.

La primera, establecer un tipo de seguro que proteja a los inversores de una parte de la deuda que adquieren de países frágiles (algunos han hablado del primer 20%).

La otra opción sería crear un fondo paralelo que sería financiado con aportaciones de países emergentes como China y Brasil.

En cualquier caso, la cifra del fondo de rescate se incrementaría hasta el billón de euros (si bien Alemania, de nuevo, rechazó ayer que se pueda dar la cifra definitiva hasta que no se haya cerrado la negociación con la banca).

LA FUNCIÓN DEL BCE

¿Más ortodoxia o adaptación a la nueva realidad?

En las últimas semanas, el BCE ha estado comprando deuda soberana italiana y española para evitar que su rentabilidad se dispare y colapse la financiación de ambos países.

Esta función debería corresponder al nuevo fondo de rescate. Ayer, sin embargo, Alemania exigió que se eliminara cualquier referencia al uso del BCE para este tipo de operaciones. ¿Bastará para tranquilizarles?

ITALIA BAJO PRESIÓN 

Política de austeridad a cambio de ayuda inmediata…

A media tarde de ayer, el Gobierno italiano hizo público un comunicado en el que garantizaba que se ha llegado a un acuerdo para recortar el presupuesto italiano…

Horas antes, el Gobierno no había podido introducir la reforma de las jubilaciones hasta los 67 años, y su socio en el Ejecutivo, Umberto Bossi, de la Liga Norte, amenazaba con provocar una crisis de gobierno.

Italia es el más impredecible de los países de la Unión.

Sin embargo, la UE confía en el milagro de un Silvio Berlusconi que llega a Bruselas con el regalo del ajuste bajo el brazo.

A cambio, Italia, ahora mismo la economía más presionada por los mercados financieros, recibiría el apoyo inmediato del fondo de rescate para estabilizar su deuda, ahora mismo en unas cotas de difícil sostenibilidad financiera.

Anuncios

26 octubre, 2011 - Posted by | CRISIS, DEUDA, ECONOMIA | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: