cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

5 bancos necesitan 18.000 millones: el sector se indigna y Zapatero dice que no hará falta ayuda pública

Cinco bancos necesitan 18.000 millones:

el sector se indigna

y Zapatero dice que no hará falta ayuda pública

  • 27.10.2011Expansion.com/Agencias1

Duro golpe a la banca española por el plan de recapitalización de la Unión Europea: necesitará 26.161 millones de euros para cumplir con los nuevos requisitos de solvencia (9% de capital principal) y la devaluación de su riesgo soberano (6.290 millones).

Fuentes financieras aseguran a EXPANSIÓN que el sector bancario español se muestra bastante descontento con la gestión diplomática del Gobierno. Zapatero aseguró ayer al término de la cumbre de la eurozona que los bancos no precisarán ayuda pública para recapitalizarse.

El grueso de la factura, según las fuentes consultadas, recaerá sobre Santander y BBVA. CaixaBank, Bankia y Popular son las otras tres entidades que también van a tener que recapitalizarse; el resto del sector financiero ha quedado fuera del ejercicio.

Las entidades españolas, que hoy detallarán sus necesidades de capital a nivel individual, son las más damnificadas del continente, sólo superadas por la banca de Grecia, que necesitarán 30.000 millones para asumir la quita del 50% que les va a imponer las UE, según las cifras publicadas anoche por la Autoridad Bancaria Europea (EBA). El coste para el conjunto de la banca europea será de 106.000 millones.

Zapatero expresó su “pleno convencimiento” de que las cinco entidades afectadas serán capaces por sí solas de captar nuevos fondos en el sector privado antes del 30 de junio de 2012 y cumplir la exigencia de la UE de que el nueve por ciento de su capital sea de máxima calidad.

El jefe del Ejecutivo transmitió este mensaje en una rueda de prensa al término de la cumbre de los países del euro en Bruselas en la que se acordó la recapitalización bancaria, reforzar el fondo de rescate comunitario y elevar el impago de la deuda de Grecia hasta el 50 por ciento para evitar su quiebra.

Zapatero compareció ante los medios a las 4.15 hora española, después de ocho horas casi ininterrumpidas de reunión del eurogrupo, posterior a otra del Consejo Europeo de dos horas.

La factura final para España se va a ver reducida en más 8.000 millones debido a que el Gobierno ha conseguido que las obligaciones convertibles en acciones que venzan en octubre del próximo año computen como capital de máxima calidad. El principal beneficiado de esta medidas es Santander, con alrededor de 7.000 millones en convertibles, y Banco Popular con alrededor de 1.000 millones.

“Para nosotros, era importante que se computara la deuda convertible, y eso ha sido convenientemente aceptado”, manifestó el jefe del Gobierno.

No obstante, el Ejecutivo no ha conseguido que la cartera de crédito a las administraciones públicas (86.000 millones) no sufra un recorte en su valoración, el principal factor que explica las altas necesidades de capital, como adelantó ayer Expansión.com.

De esta forma, la recapitalización final quedará fijada en algo más de 18.000 millones, casi 4.000 millones más que la banca italiana; 9.000 millones más que la francesa y 13.000 millones más que las alemanas.

Descontento en el sector
Fuentes bancarias se mostraron anoche muy descontentas con la negociación que ha llevado la delegación española en Bruselas y califican las elevadas necesidades de recapitalización como un hecho muy grave que va a afectar al crédito a familias y a empresas.

Las entidades con déficit de capital tienen que presentar un plan de solvencia al Banco de España antes de que acabe el año, detallando qué acciones van a tomar para cubrir su déficit de solvencia.

El que los bancos españoles asuman una cuarta parte de la ampliación de capital necesaria en toda la zona euro, solo por detrás de los 30.000 millones de euros de Grecia, también responde, según Zapatero, a que “proporcionalmente”, el sistema bancario español en Europa es mayor que el peso de la economía nacional.

Apuntó además que el Santander y el BBVA están entre las cinco principales entidades de la zona euro, por lo que su volumen de recapitalización es “más elevado”.

Zapatero se mostró seguro de que la medida acordada por los socios comunitarios calmará las tensiones de los mercados.

”Todos los esfuerzos que hagamos son necesarios.

Es un acuerdo equilibrado y permitirá a las entidades (españolas) fortalecer su solvencia, que ya la tienen bastante demostrada”, dejó claro.

El jefe del Gobierno manifestó su “plena confianza” en que la recapitalización, al ser una medida “temporal y excepcional”, no restará a los bancos capacidad de préstamo a las administraciones públicas.

Además de recurrir a los mercados, EBA recordó ayer que las entidades pueden recurrir a la venta de activos.

Fuentes cercanas al supervisor bancario reconocieron anoche que las entidades españolas tienen palancas para conseguir estos recursos propios en el mercado, aunque no se descartan inyecciones de capital público.

El PP se ha mostrado disconforme con que los bancos españoles con más peso tengan que aumentar su capital, como afirmó el pasado domingo su coordinador económico, Cristóbal Montoro.

Según advirtió Montoro, esta medida podría provocar una nueva restricción del crédito, obstaculizar el crecimiento y el empleo y “estigmatizar” la deuda española en un futuro.

Conclusiones de la cumbre


Zapatero también expresó su satisfacción por el acuerdo de los países del euro de incrementar a un billón de euros la capacidad de intervención del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

A su juicio, el reforzamiento de este fondo de seguridad servirá de “cortafuegos y muro de contención” después de los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

También destacó que España podrá colocar su deuda a tipos de interés “más razonables” después de que la prima de riesgo se haya consolidado por encima de los 300 puntos en las últimas semanas.

Zapatero reiteró que España “mantiene las condiciones para seguir cumpliendo sus necesidades de financiación”, siempre que prosiga sus planes de ajuste.

”Es la garantía que tenemos a medio plazo como país para vernos afectados lo menos posible por las tensiones”, afirmó.

El proceso de recapitalización de los bancos


Las cifras que tendrán que obtener los bancos de cada país se conocieron horas después de que los jefes de Estado o de Gobierno de la UE acordaran las grandes líneas de la recapitalización de los bancos sistémicos en la UE, cuyos detalles aún no se han precisado.

El acuerdo exigirá a estas entidades, antes del 30 de junio de 2012, elevar su ratio de capital de máxima calidad hasta el 9%. La banca tendrá que alcanzar este nuevo umbral, más exigente que la normativa actual, tras valorar a precio de mercado el conjunto de su exposición a deuda soberana.

Finalmente, la fecha de referencia para hacer esta valoración será el 30 de septiembre de este año y no el 30 de junio, lo que favorece a la banca española ya que el recorte en el valor de sus carteras será algo menor, en el entorno del 3%, según fuentes oficiales.

Este ajuste en la valoración va a ser temporal, debido a las actuales circunstancias de mercado, por lo que Europa no exigirá nuevos ajustes en el futuro, como pedía la EBA.

Además, según el documento de la EBA, no se van a realizar cambios en el tratamiento contable de estas carteras. La norma considera que son activos libres de riesgo.

Otra de las medidas que va a poner en marcha Bruselas son avales públicos para las emisiones de deuda de las entidades, con el objetivo de desbloquear el mercado mayorista de financiación e intentar que fluya el crédito.

El documento de los jefes de Estado y Gobierno de la UE destaca que este apoyo se dará de forma coordinada y conjunta en cuanto a “criterios, precio y condiciones”. El objetivo de esta medida es evitar una caída mayor del crédito en la eurozona.

El ejercicio de refuerzo de capital va a ser llevado a cabo por los supervisores bancarios nacionales bajo el auspicio de la EBA. Uno de los objetivos del plan que vigilará Bruselas es que la elevación de las ratios de capital no conlleve un “excesivo desapalancamiento” de las entidades.
Impulsar la confianza
 Como estaba previsto, las entidades tendrán que buscar primero los nuevos recursos de capital en el mercado, “incluso a través de una reestructuración o mediante la conversión de deuda en capital”.

Si no lo consiguen, tendrán que solicitar apoyo a sus Estados o, como último recurso, podrán pedir capital público al Fondo de Rescate Europeo, cuya capacidad se va a ampliar hasta el billón de euros, según acordaron ayer los líderes europeos.

Otro elemento del acuerdo prevé que los bancos tendrán limitado el pago de dividendos a sus accionistas y de bonus a sus directivos hasta que alcancen el nuevo mínimo de solvencia.

“El objetivo de este ejercicio es impulsar la confianza en el sector bancario europeo”, ha dicho el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en un comunicado.

El resto de los detalles técnicos será objeto de trabajo de los ministros del Ecofin que se reunirán en una fecha próxima.

fuente EXPANSIÓN

Anuncios

27 octubre, 2011 - Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, BANCA, CRISIS, DEUDA, ECONOMIA | ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: