cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Tahrir se alza en pie de guerra contra la Junta Militar egipcia

Tahrir se alza en pie de guerra contra la Junta Militar egipcia

Los contactos entre Ejército y partidos se suceden en El Cairo para buscar una salida consensuada a la crisis

RICARD GONZÁLEZ 24/11/2011

Uno de los manifestantes se protege de las granadas de gases lacrimógenos en una calle lateral de la plaza Tahrir durante los enfrentamientos de ayer. goran tomasevic -REUTERS

Uno de los manifestantes se protege de las granadas de gases lacrimógenos en una calle lateral de la plaza Tahrir durante los enfrentamientos de ayer. goran tomasevic -REUTERS

La plaza Tahrir de El Cairo continúa en pie de guerra contra el régimen militar egipcio. Las concesiones realizadas ayer por el mariscal Hussein Tantawi, presidente de la Junta Militar que asumió el poder tras la caída del presidente Hosni Mubarak, no han conseguido aplacar los ánimos de los más de 20.000 activistas que ocupaban ayer la emblemática plaza. Mientras los disturbios entraban en su quinto día, en el plano político se sucedían los contactos entre militares y partidos para buscar una salida a la crisis.

Tras una mañana de combates callejeros en los aledaños del Ministerio de Interior, protegido por varias tanquetas militares, a primera hora de la tarde llegó la calma a Tahrirde la mano de un grupo de religiosos de la Universidad Al Azhar, la más prestigiosa institución del islam suní, con sede en El Cairo. Los ulemas negociaron una tregua entre militares y revolucionarios y se dirigieron a la plaza para actuar como escudos humanos.

El Ministerio de Sanidad confirma que hubo muertos por heridas de bala

Sin embargo, el cese de las hostilidades sólo duró cuatro horas. Al ponerse el sol, y cuando una parte de los manifestantes iniciaba su cuarta oración del día, la Policía realizó una dura carga. Según los jóvenes revolucionarios, no medió provocación previa por su parte. Estallaba de nuevo la guerra en la calle Mohamed Mahmud y resonaban más fuertes que nunca los gritos contra los uniformados: “¡Que caiga, que caiga, que caiga el Gobierno militar!”

Sin duda, el arma más efectiva de los antidisturbios para mantener a sus adversarios a raya eran los gases lacrimógenos. A cada ofensiva policial, centenares de personas arrancaban a correr, mientras se frotaban los ojos y tosían. La virulencia de los efectos de los gases, más perniciosos que los utilizados en la primera ola revolucionaria, ha despertado el interés y la indignación de los activistas, que han publicado fotos de los botes en las redes sociales. Todos ellos son de fabricación estadounidense y algunos están caducados desde hace años.

“La mayoría de los heridos que recibimos son a causa de los gases tóxicos. Algunos presentan un cuadro de asfixia; otros, convulsiones o problemas en los órganos vitales”, cuenta un médico voluntario en uno de los varios hospitales de campaña de Tahrir.

EEUU pide a la Junta Militar “autocontrol” y la ONU exige una investigación urgente

Si bien alerta de los peligros del gas para la salud, cuyo uso está prohibido en EEUU, niega los rumores que apuntan a que la simple exposición a ellos durante un breve periodo de tiempo provoca cáncer. Según algunas informaciones, los gases serían responsables de la muerte de varias personas.

En el día de ayer, no se registraron heridos de bala, pues los agentes utilizaron sólo pelotas de goma. Sin embargo, el Ministerio de Sanidad confirmó que algunos de los cadáveres que llegaron a la morgue durante los tres primeros días de disturbios sí tenían heridas de bala. De acuerdo con el último recuento de Reuters, las víctimas mortales en todo el país se elevan ya a 37.

Ola de condenas

“Deben marcharse en días, no en meses”, asegura un manifestante

La dureza de la represión ha provocado una ola de condenas en la comunidad internacional en las últimas horas. A través de Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado, Washington elevó el tono de sus críticas a la Junta Militar, a la que instó a “ejercer el máximo autocontrol y a disciplinar a sus fuerzas”.

Por su parte, Navy Pillay, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, pidió que se lleve a cabo una “investigación urgente, imparcial e independiente” sobre la actuación de la Policía. Y también exigió que se persiga judicialmente a los responsables, en el caso de que se demuestre el uso indiscriminado de la fuerza.

Guillem Valle, un fotógrafo catalán que trabaja para The Wall Street Journal, sufrió ayer en carne propia los abusos de las fuerzas del orden. Según declaraciones suyas a Efe desde el hospital en el que estaba ingresado, un grupo de agentes de paisano le propinaron una paliza tras arrestarlo mientras tomaba fotos en la línea del frente de batalla. Después de robarle su equipo fotográfico, además de dinero y tarjetas de crédito, le devolvieron su pasaporte y le dieron 20 libras (unos 2,5 euros) para que pudiera pagarse un taxi al hotel [más información en la página 50].

En lugar de amedrentar a los jóvenes revolucionarios, la violencia policial aumenta su determinación. “El compromiso de ayer de abandonar el poder en julio no es suficiente. Deben marcharse en días, no en meses”, sostiene Tarek Morsy, un ginecólogo de mediana edad que propone como salida a la crisis la formación de un Gobierno de salvación nacional formado por tecnócratas que tenga plenos poderes. A ojos de la mayoría de la población, el Gobierno civil de Essam Sharaf, que presentó la dimisión anteayer, es una marioneta de la Junta Militar.

En el plano político, la mayoría de partidos criticó el discurso televisado de Tantawi por no haber pedido perdón por la violencia usada contra los manifestantes durante los últimos días, ni por haber prometido levantar el estado de emergencia. En lo que no existe consenso aún es en la fórmula exacta para salir de la crisis, pues algunas fuerzas se conforman con la creación de un Gobierno de concentración nacional con plenos poderes, mientras otros sugieren la formación de una “Junta Presidencial” que sustituya a la Junta Militar. A todo esto, faltan sólo cinco días para las elecciones más libres y confusas de la historia del país.

 fuente PUBLICO.ES 
  • 1iAtenea Niké24-11-2011 03:35

    “A través de Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado, Washington elevó el tono de sus críticas a la Junta Militar, a la que instó a “ejercer el máximo autocontrol y a disciplinar a sus fuerzas”.

    Otra muestra del doble rasero de los EEUU… A Egipto no se le amenaza, ni la ONU no condena la violencia contra la población, Obama no lanza discursos hablando de “la gravedad de la situación”… Considerando, además, que la violencia contra los manifestantes egipcios está documentada graficamente, no como en Libia o Siria, donde han recurrido a burdos montajes para “documentar” la represión.

    Sobre Siria y la presencia rusa en sus aguas territoriales:

    http://jorgeamarante.obolog.com/se-va-armar-guerra-verdad-rusos-entran-siria-estados-1320508

  • Atenea Niké
    #2VotaVota

    1iAtenea Niké24-11-2011 03:43

    Donde dice “…ni la ONU no condena la violencia contra la población” quería decir:

    “ni la ONU condena la violencia contra la población

  • 3republica
    #3VotaVota

    0i3republica24-11-2011 04:28

    El comercio internacional de armas mueve alrededor de un billón y medio de euros

    Empresas europeas venden minas antipersonas y cobran después por retirarlas de los países en conflicto a los que se las vendieron.

    :

    Tres empresas españolas han llevado a cabo la mayor parte de la desactivación de las minas antipersonas durante los últimos cinco años en Angola. Pero esas millones de minas fueron vendidas por países europeos. Esta paradoja supone un doble beneficio: la venta y la retirada. El caso de Angola, donde sólo en 2010 se desactivaron 6.000 minas, es sólo un ejemplo. Sobre éste y otros temas vinculados con el comercio de armas, conversamos con Francisco Ortego, portavoz de Amnistía Internacional para el comercio de armas.

    El gobierno español está obligado desde 2007 a informar al Congreso sobre el destino y el monto de los envíos de armas

    (Por ley) no se pueden exportar armas a países donde se violen los derechos humanos (…) o cuando vayan a ser destinadas a la represión interna

    Es necesario un tratado internacional que regule el comercio internacional de armas

    Es un comercio que mueve alrededor de un billón y medio de euros en todo el mundo

    Es fundamental informar, que la gente conozca el comercio de armas de su país es fundamental

    Oir entrevista completa:

    http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/el-comercio-internacional-de-armas-mueve-alrededor-de-un-billon-y-medio-de-euros.html

Anuncios

24 noviembre, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, egipto | , , | Deja un comentario

“El Consejo militar egipcio no trabaja por un cambio real”

“El Consejo militar egipcio no trabaja por un cambio real”

06.07.2011 · Olga Rodríguez
  • Lilian Wagdy (@lilianwagdy), 29 años, periodista egipcia.
  • Colabora en varios medios alternativos, como globalvoices.org.
  • Documenta la realidad política y social de su país a través de Internet.
  • Asistirá a la manifestación de este viernes 8 contra el Consejo militar Supremo.
Lilian Wagdy. El Cairo, junio 2011. (Olga Rodríguez)

Debido a su clara oposición a Mubarak, el siete de febrero de este año -4 días antes de la caída del dictador- Lilian fue despedida de la televisión en la que trabajaba.

“No me importó que me despidieran. Confieso que desde entonces no he buscado otro trabajo. No creo que mi vida vuelva a la normalidad mientras sepa que todavía hay mucho por hacer en la revolución”, afirma en conversación con Periodismo Humano en una cafetería céntrica de El Cairo.

Y añade:

“Lo que está pasando es irrepetible. Todos los días hay cambios, novedades, avances, abusos y retrocesos. Un impulso dentro de mí me obliga a seguirlos, a cubrirlos, a participar en ellos.

“No pienso detenidamente en lo que debo hacer o no. Me dejo llevar. Es algo superior a un razonamiento consciente. Es el intento por un cambio verdadero”.

Periodismo Humano:¿Cuáles son los principales obstáculos en esta etapa de transición en Egipto?

Lilian Wagdy: Son innumerables. Cada vez más gente se está desilusionando con el Ejército y el Consejo militar Supremo que tiene el mando de forma interina. La razón es que no se percibe un cambio real desde la caída de Mubarak. Activistas y blogueros son detenidos y juzgados por manifestarse o por criticar al Ejército.

Por eso la gente se va a manifestar de nuevo este 8 de julio. Miles de civiles han sido juzgado en tribunales militares mientras Mubarak está en Sharm el Sheikh en un resort de cinco estrellas.

Arrestado, sí, pero con todo tipo de facilidades y lujos para él.

Es más, la gente se da cuenta de que los militares son cómplices de la situación actual porque hacen la vista gorda ante los abusos que el Ministerio del Interior comete contra ciudadanos inocentes.

PH: También hay voces que alertan del aumento de poder de los fundamentalistas religiosos.

LW: Sí, es algo que a todos nos preocupa. Los salafistas están hablando alto, pero todo el mundo habla alto después de tantos años de censura. Ahora todo es confuso. Cuando todo se tranquilice empezaremos a ver la dimensión real del nuevo Egipto.

 

Lilian Wagdy denuncia ante una tv local los abusos por parte del Ejército, tras la citación judicial de la periodista Rasha Azab. Junio 2011 (Foto: Hossam El Hamalawy)

PH: Este viernes se va a celebrar una manifestación que muchos esperan sea multitudinaria. En ella se pedirá, entre otras cosas, la dimisión del general Tantawi, que preside el Consejo militar Supremo que preside de manera transitoria el país.

La situación es insostenible, los ciudadanos se están hartando. El Consejo Militar tiene que dejar el mando. Que vuelvan a lo suyo. Porque no entienden de política, la conciben de manera equivocada.

Necesitamos expertos políticos, gente que pueda liderar y no creo que los militares puedan hacerlo. Necesitamos un sistema diferente, y los militares no pueden llevarnos a ese sistema.

Los militares no están acostumbrados a ser flexibles, a que el pueblo les diga lo que tienen que hacer, no saben escuchar.

Creen que son la línea roja, pero deberían asumir que si cometen un error, nosotros tenemos derecho a exigir que se vayan. Sin embargo lo que hacen es pedir a los medios de comunicación que los encubran.

No diría que estén orquestando la contrarrevolución. Sin embargo, lo que hacen sirve y contribuye a esa contrarrevolución.

Foto tomada por Lilian el pasado viernes en Alejandría, donde iba a comenzar el juicio por el asesinato de Khaled Said, finalmente pospuesto hasta septiembre

PH: Si nada cambia, las elecciones parlamentarias se celebrarán en septiembre. Hay voces que piden el aplazamiento de la convocatoria. ¿Lo crees necesario?

Sí, desde la caída de Mubarak hasta las elecciones solo hay cinco meses. Es poco tiempo para que los partidos políticos nuevos puedan tener músculo.La clave es que la gente esté informada de verdad, para que pueda tomar su propia decisión.

No  interesa excluir a nadie del proceso político, ni a los Hermanos Musulmanes ni a nadie, porque eso se volvería en nuestra contra. Lo importante es educar e informar. Pero para ello se necesita tiempo. Y no lo tenemos.

PH: Arrestos arbitrarios, ataques a manifestantes, prohibición de huelgas y protestas… Ante estos retrocesos, ¿hay cabida para el optimismo en Egipto?

Yo soy muy optimista. No solo porque activistas y periodistas ciudadanos seguimos luchando para mostrar la verdad, sino porque miles de ciudadanos de a pie siguen luchando por sus derechos y siguen tomando las calles a pesar de todo.

Estamos en una etapa un poco marchita, pero la revolución no ha muerto. Estoy segura de que mejorará cuando más gente se dé cuenta de que el Consejo militar y el gobierno de transición no tienen entre sus objetivos los intereses de la revolución.

De izquierda a derecha: Hossam El Hamalawy (entrevistado en estas páginas), Mohannad, Lilian Wagdy, Gigi Ibrahim (entrevistada aquí también) y Sarahsworld. Activistas egipcios (Foto de Lilian Wagdy)

PH: ¿Por qué te defines como periodista ciudadana y no como activista?

Yo en realidad soy periodista, es lo que estudié y es en lo que trabajaba hasta que estalló la revolución. Ahora soy periodista ciudadana. No pienso demasiado en la política o el activismo como vías de cambio.

Creo que el cambio real viene de la comunicación. La comunicación y el arte pueden cambiar realmente las mentes.

De hecho ahora estoy estudiando cine. Esa es mi idea del cambio real, la que está fuera del escenario político y de la agenda activista. Me encantan los directores Tarkovski y Angelopoulus.

PH: Sin embargo tienes una clara postura política, has sido opositora al régimen.

Lo que ocurre es que la oposición política, la mayoría de los movimientos políticos en Egipto, no son lo suficientemente fiables y fuertes para mí. No me motivan.

PH: Pero tu actitud no es pasiva, has denunciado abusos e incluso has colaborado convocando protestas.

Es cierto. Recuerdo que el primer día de las revueltas, el 25 de enero, tenía una cita con amigos. Pero salí de trabajar a las dos de la tarde, como una sonámbula me dirigí a Tahrir, olvidé mi cita, olvidé todo, saqué mi cámara de fotos y empecé a fotografiar.

Había gas lacrimógeno, me lloraban los ojos, me ahogaba, pero solo pensaba en documentarlo todo y en vivirlo, en no perderme aquello.

Incluso ahora no he tomado aún una decisión consciente, no he dicho: “vale, voy a formar parte de esto”. Simplemente me he dejado llevar.

Recuerdo también por ejemplo la toma de las sedes de la policía secreta en marzo.

Yo misma pedí a través de la Red que todo el mundo enviara las direcciones de las oficinas de la policía secreta, y de ese modo logramos elaborar en tiempo récord un mapa de las sedes, con el propósito de tomarlas y evitar así la destrucción de documentos valiosos para futuros juicios a criminales, torturadores y abusadores.

Como yo, cualquier persona puede ser útil, competente, eficaz.

A través de Internet puedes participar en la revolución sin necesidad de militar en un grupo político determinado.

E insisto, eso es periodismo ciudadano. Simplemente escribes sobre lo que ves. No hay mayor denuncia que el relato de la realidad.

Date cuenta de que llevamos décadas de censura y desinformación en mi país.

El periodismo ciudadano puede no ser perfecto, pero rasga la censura en un país en el que aún buena parte de los medios están entregados a las fuerzas cercanas al régimen.

PH: Pero el papel de Internet en Egipto es limitado.

Es cierto. Por ejemplo, ante el referendum que se convocó en marzo para cambiar algunos artículos de la Constitución, yo diría que el 90% de los usuarios de Internet éramos partidarios de votar no.

Y sin embargo ganó el sí por abrumadora mayoría.

Tras aquello, los activistas se dieron cuenta de que había que llegar a las áreas remotas, al campo, para informar a la gente, para convencer a través de charlas.

Los Hermanos Musulmanes sí tienen gran influencia fuera de las grandes ciudades, en el campo, donde apenas se usa Internet.

Y no es sólo por una razón relacionada con la religión, las causas principales de su popularidad son otras.

Los Hermanos Musulmanes invierten económicamente en las zonas rurales, tienen sus propios centros médicos y comunitarios, ofrecen servicios, la gente confía en ellos.

Por eso, lamentablemente para nosotros, ganó el sí en el referéndum: porque ellos pidieron el sí.

Hay mucha gente que dice que dejemos de hablar entre nosotros en twitter y facebook, gente que propone que salgamos y seamos parte de la calle, que actuemos en el terreno.

Y de hecho muchos lo hacen, trabajando en proyectos, en comisiones sociales, de economía, artísticas, buscando la participación de todos los ciudadanos, para que todos tomen conciencia política.

PH: Antes del inicio de las revueltas había habido ya cientos de convocatorias de manifestaciones que sin embargo no fueron masivas ¿Por qué crees que la del 25 de enero funcionó?

El 25 de enero es algo que no entiendo bien aún. Quizá ningún egipcio lo entienda. Pero lo cierto es que este país está cambiando tras 30 años de opresión.

No queremos solo un cambio cosmético, buscamos un cambio real desde abajo para crear un Egipto nuevo.

Solo pienso en que podremos conseguir nuestros propósitos. Es algo muy confuso, hay cambios, hay retrocesos, de nuevo avances… Creo que habrá muchos egipcios traumatizados mucho tiempo porque no hay tiempo para asimilar y analizar todo.

PH: Dices que estás al margen de la política pero hablas en primera persona del plural. ¿Quiénes sois vosotros?

Nosotros, los egipcios. El pueblo. Estoy al margen de la política pero apoyo las actividades de la revolución, de hecho mi madre participa en esas actividades y yo intento estar involucrada en todo lo que ocurre.

Mi madre es cristiana y mi padre musulmán. Ella está retirada profesionalmente ya, así que tiene tiempo para tomar partido.

De todas formas los dos siempre han sido activos políticamente, mi padre especialmente. 

Mujeres y hombres en la hora del rezo. Mayo 2011 (Lilian Wagdy)

PH: Se han registrado varios episodios de violencia contra las mujeres. Tú luchas por ser una mujer libre, ¿cómo lo vives, con qué dificultades te encuentras?

Ante todo soy de nacionalidad egipcia, como el resto de mis compatriotas, sin distinción de género. No veo el mundo en términos de género, no quiero que la gente piense “oh, es una mujer, está en la calle sola, cubriendo un enfrentamiento, asume riesgos”.

 

En las revueltas, en las manifestaciones, éramos muchos. Sarah estaba allí, Hossam estaba allí, Mohamed estaba allí,  mujeres y hombres, todos egipcios, todos iguales.

Yo creo que lo que hago me define, no mi género. Podría estar diciendo lo mismo si fuera un hombre. Lo que hago me define.

PH: Pero hay discriminación contra las mujeres…

Sí, yo lo he denunciado, he participado en las campañas contra el acoso sexual, por ejemplo. Pero ni quiero ni necesito sentirme protegida por nadie, siempre he rechazado esa idea.

No quiero definir mi identidad a través del género. No quiero vivir condicionada por la discriminación. No me gusta la idea de que las mujeres son sumisas.

Es cierto que algunas mujeres que sufren abusos se callan, no denuncian porque no pueden hablar libremente. Pero también es cierto que muchas se levantan contra la desigualdad y los abusos, que no se callan, que no aceptan el papel de víctimas.

 

[Para ver otras voces egipcias: “Así hicimos la revolución” (Gigi Ibrahim), “Los abusos sexuales que todos llaman tests de virginidad”“La cara oculta del nuevo Egipto”Egipto envía su apoyo al 15m,”Las estructuras del régimen permanecen casi intactas” (Hossam El-Hamalawy)]

 

 

 

7 julio, 2011 Posted by | egipto | , | Deja un comentario

Egipto abrirá permanentemente su frontera con la Franja de Gaza

PERMITIRÁ LA LIBRE CIRCULACIÓN DE BIENES Y PERSONAS

Egipto abrirá permanentemente su frontera con la Franja de Gaza

  • MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Egipto ha comenzado ya los preparativos para abrir de manera permanente el paso de Rafá que sirve de frontera con la Franja de Gaza, y que desde ahora permitirá la libre circulación de bienes y personas sin supervisión israelí, como gesto de respaldo al recién declarado acuerdo de unidad palestino entre Al Fatá y Hamás, según informó el ministro de Exteriores egipcio, Nabil Al Arabi.

El Cairo espera que la apertura permanente entre definitivamente en vigor dentro de un plazo máximo de diez días “para aliviar el sufrimiento de la nación palestina”, y en particular del bloqueo al que se encuentra sometida la población gazací, según declaraciones a la cadena Al Yazira.

Esta decisión, no obstante, contravendría directamente el acuerdo alcanzado en 2005 con Estados Unidos, Israel y la Unión Europea, que actualmente mantiene desplegados en Rafá a un grupo de observadores para detectar posible contrabando de armas o el paso ilegal de milicianos durante los breves e intermitentes períodos durante los que ha permanecido abierto el paso hasta ahora.

30 abril, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, egipto | , , | Deja un comentario

Ni Egipto es Irán, ni el mundo volverá a ser ya el de antes.


Algunos comentaristas y gobiernos, como el de Israel, temen que Egipto acabe como Teherán bajo una especie de dictadura islamista y que esto conlleve la ruptura del tratado de paz y políticas antijudías y americanas.

Aparte de privar a las mujeres y minorías de sus derechos ( Como si ahora con Mubarak estuvieran sobrados de ellos)

Pero aunque tenga alguna similitudes, como el hecho de que en ambos países juega un papel significativo la religión y que sus gobiernos corruptos han llevado a la población a la extrema pobreza que les ha empujado a estallar.

Son dos escenarios completamente diferentes tanto en el tiempo como en las fuerzas que propiciaron ambas revoluciones.

Al contrario que la revolución iraní que fué impulsada por un movimiento religioso específico que utilizó la fe como correa de transmisión de su propaganda y que a su vez tenía un gran componente de fanatismo y anti-americanismo, la egipcia nace del corazón mismo del pueblo llano que ante la deseperación que conlleva saberse sin futuro ha tirado la casa por la ventana ante el impulso de una llamada.

No hay más que una obsesión: derribar el régimen que les ha llevado hasta allí y una sola esperanza: que la libertad sirva para que mejoren las cosas y que todos puedan tener una oportunidad de futuro.

Tampoco tienen comparación los movimientos islámicos de ambos países.

Ya que aunque como hemos dicho que la religión cuenta con un gran fervor popular en Egipto,como se puede ver todos los días en la plaza Tahrir donde la multitud se arrodilla para rezar delante los tanques, la organización religiosa más importante y numerosa del país, la Hermandad Musulmana, ni tiene un líder con el carisma que tenía Jomeini ni tiene una cultura de odio y juramentos ni mucho menos de martirios violentos listos para ser ejecutados por legiones de jóvenes, como ocurrió en la Revolución Islámica.

Ni tan siquiera han llegado a liderar ninguna revuelta aunque, a veces, lo hayan intentado y su papel se ha limitado específicamente a estar en ellas.

También la actitud de EEUU ante ambas revoluciones es diferente.

Ya que aunque la retórica de Obama se ha movido más rápidamente hacia el pueblo egipcio que en su día hizo el presidente Carter ante los movimientos de los iraníes, su negativa a pedir la dimisión inmediata de Mubarak hace sospechar que al final los EEUU estarían encantados si Mubarak fuera capaz de capear las protestas y diseñara un modelo democrático de transicción que salvaguardara sus intereses

En contra de que la situación en Egipto evolucione positivamente hacia la democracia está su situación geoestratégicamente hablando en la región.

Ya que  juega un papel mucho más importante que el de Irán en su época, por ser el principal vecino y aliado, por ahora de Israel y contar con el canal de Suez. Una de la vías marítimas más transitadas e importantes del mundo.

 

EEUU e Israel se podían permitir perder Irán como pieza en el tablero geopolítico mundial. Pero Egipto, no.


¿ Podría tornarse la situación violenta, si siguen enquistadas las posturas de ambos bandos?

¿ La de Mubarak de no irse y la de los manifestantes en insistir en su dimisión?

Pienso que no. Creo que ambas partes tienen claro que en ese caso, todos saldrían perdiendo.

 

Todavía no se sabe a ciencia cierta, como se va a resolver la transición hacia la democracia de los pueblos donde se ha iniciado la revolución arábiga.

Pero parece evidente para casi todos los analistas, que aunque tanto EEUU como Israel intentarán frenarlo todo lo que puedan, este movimiento libertario que empezó en Túnez ya no tiene marcha atrás. Solo es cuestión de tiempo.

 

Desde el 11-S, se tenía la percepción en el mundo occidental de que cualquier cambio en el mundo islámico vendría precedido de una ola de violencia yihadista encabezada por una ristra de hombres pájaro y mujeres bombas suicidas e intifadas de hordas de niños apedreando al enemigo.

Tan solo la inmolación del joven tunecino Mohamed Bouazizi que prendió la mecha de esta vorágimen de libertad que parece inundarlo todo, ha quedado como símbolo de esa imagen que por repetida, pervertía mediáticamente el mundo árabe en Occidente.

 

Y mira por donde, ha servido simplemente que se pusiera en marcha la dinámica de la resistencia no violenta atraída  por los cantos de sirena que soltaban las redes sociales en internet para que a bote pronto y sin premeditación alguna, se acabara con la arraigada violencia de unos regímenes autocráticos y dictatoriales casi rayando en el medioevo.

 

Sin que hiciera falta, cabe señalar, que apareciese a lomos de ningún caballo blanco, el mismísimo Osama Bin Laden y su lugarteniente egipcio, Ayman Al-Zawahiri para encender o completar la revolución.

 

Donde ellos fallaron con su ideología purista y su estrategia de bombas humanas y aviones convertidos en misiles, han triunfado la voz airada del pueblo con un discurso universal de libertad, democracia y derechos humanos.

 

Esta actitud es por sí sola, lo que se lo está poniendo tan difícil a EEUU y a sus aliados europeos. Ya que queda desarmada toda su estrategia militar y represiva ante tal contingencia, como en su día, ya le pasó a todo un imperio británico con la India y Gandi.

 

Y esta realidad que alumbran estos hechos, constituyen para el imperialismo americano una amenaza mayor que al-Qaeda.

 

Todo su compromiso de arrastrarse por las tierras baldías de Afganistán, Paquistán o Yemen hasta vencer al enemigo yihadista, se puede evaporar y quedar sin sentido, si esta mecha que ya ha prendido, se extiende por todo el Islam.

 

Ya sean islamistas o seculares, los gobiernos que salgan de las urnas en estos paises, está claro que se volverán contra las políticas neoliberales que se han enriquecido a costa de sus países. Y que se negarán a seguir a los EEUU y Europa en su guerra contra el terrorismo si eso significa una presencia continua y a gran escala de tropas extranjeras en sus territorios.

 

Ya no harán la vista gorda o apoyarán, la ocupación de Israel y el asedio en los territorios palestinos ocupados como hacían los gobiernos autocráticos anteriores que gastaban los presupuestos del estado en hinchadas facturas de armamento militar que servían para enriquecer a compañias occidentales de defensa y en apuntalar con dinero fácil sus propios gobiernos autocráticos mientras el pueblo vivía bajo el umbral de la pobreza.

 

En lugar de ello, intentarán llevar estabilidad, paz y prosperidad a sus propios países y a la región en su conjunto.

 

Asímismo, junto a China, India y otras potencias emergentes, tratarán de mover el centro económico mundial hacia su región. Poniendo a prueba el sistema económico de EEUU y Europa , cuya mano de obra aún siendo por ahora más cualificada es más rebelde y cara que la de sus propios paises.

 

Si las revoluciones que estamos viendo aparecer en el mundo árabe tienen éxito, el mapa geo.político y económico mundial dará un giro de 180 grados.

 

Este orden de cosas podría traer más igualdad y paz relativa al mundo al quedar erosionado el papel prevalente de EEUU y Europa.

 

Si Obama, Sarkozy y la Merkel no encuentran la manera de vivir en este nuevo escenario, se encontrarán frente a frente con un adversario mucho mas fuerte y poderoso que al-Qaeda: 300 millones de árabes enfurecidos que no están dispuestos a vivir ni un minuto más en el infierno en que hemos convertido sus países.

 

Y la verdad, con unas economías debilitadas y una opinión pública que no entendería nada. Creo que poco o nada pueden hacer por evitarlo.

 

Aparte de esto, otras voces se alzan tan fuertes o más que ellos ahora.

China por ejemplo, es ahora mismo la nación que más créditos concede.

Y dime de quién dependes y te diré con quién te entiendes.

 

POSDATA.-

Sigo pensando que esto mismo

algún día ocurrirá en los paises occidentales ante el abuso del neocapitalismo.

Incluso, en los mismos EEUU seguramente suceda.

Es lo malo que tiene el capitalismo, por eso se crean burbujas de todo tipo.

Y es que tensan tanto la cuerda

para exprimir bien el limón de los beneficios que al final se rompe.

 

Por eso, el miedo que tienen los EEUU

de que con la capacidad de comunicación y convocatoria que tiene internet s

e les vaya algún día el asunto de las manos.

Y de ahí su presión al gobierno español para que saque cuanto antes la ley Sinde.

 

9 febrero, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, egipto, revueltas islam | , , | Deja un comentario

Suleiman, un traidor a su pueblo y al pueblo palestino según los cables de Wikileaks

postheadericon postdateiconMartes, 08 de Febrero de 2011 18:14

postauthoriconEscrito por Armak de Odelot | PDFImprimirE-mailCorregir

Artículos – Contra-Info

WikiLeaksLos cables de Wikileaks sobre Egipto e Israel que han publicado tanto la agencia Reuters como el periódico El Telegraph, nos revelan a Omar Suleiman como un servidor del gobierno de ISRAEL y de EEUU

Dicen los cables de Wikileaks  que Israel prefiere que el nuevo vicepresidente tenga éxito como sucesor de Mubarak.

Los cables de Wikileaks sobre Egipto e Israel que han publicado tanto la agencia Reuters como el periódico El Telegraph, nos revelan a Omar Suleiman como un fiel servidor del gobierno israelí,con el cual ha estado colaborando todos estos años.

Y nos lo presenta como un traidor tanto a su país por declararse enemigo de una de las facciones más importantes y representativas del mismo ( los Hermanos Musulmanes a los que persiguió)

como un traidor a la causa palestina ya que buscó como el que más, que Hamás desapareciese y estuvo hasta dispuesto a dejar que Israel les invadiera si con eso, se lograba acabar con el tráfico de mercancías que rompía el bloqueo en Gaza desde su territorio.

Ya que según sus propias palabras quería que el pueblo palestino pasara hambre, aunque eso   sí , sin que llegara a morirse. En cuanto a Hamás la quería sola y acorralada.

Lo que a continuación expongo, es el contenido de esos cables tan reveladores sobre la personalidad e intenciones de Omar Suleiman.

Omar Suleiman, recientemente nombrado vice-presidente de Egipto, siempre ha sido visto por parte de Israel como el sucesor favorito para Hosni Mubarak, el actual presidente, según un cable diplomático filtrado obtenido por Wikileaks y publicado por el diario británico, el Telegraph .

En agosto de 2008, relata el cable, David Hacham, un alto asesor del ministerio israelí de Defensa (MoD),   dijo a funcionarios de EE.UU que su país esperaba que Suleiman, apodado Soliman, tomara el relevo.

“Hacham señaló que los israelíes pensaban que Soliman podía servir como mínimo de presidente interino en el caso de que Mubarak   murieses o quedase incapacitado,” según el cable enviado por la embajada de EE.UU. desde Tel Aviv.

“Dejamos a la Embajada de El Cairo el análisis de los escenarios posibles para una sucesión en Egipto, pero no hay duda de que Israel se siente más cómodo con la perspectiva de que Omar Soliman suceda a Mubarak,” citó la nota de los cables de EE.UU según el diario.

En el cable se dice que Hacham tuvo palabras de elogio para Suleiman, señalando que había “una” línea caliente “establecida entre el Ministerio de Defensa y la Inteligencia General egipcia que se usaba diariamente”.

Suleiman era el jefe de inteligencia de Egipto desde 1993 y había frecuentado Israel como mediador en su conflicto con los palestinos.

Fue nombrado vice-presidente de Egipto el mes pasado, tras la presión de los manifestantes en el país para pedir el fin inmediato a los 30 años de la presidencia de Mubarak.

Hillary Clinton, la secretaria de Estado de EE.UU., dió su apoyo a Solimán el sábado como el mejor candidato para liderar una “transición” del gobierno de Mubarak si continúa aferrándose al poder.

Mubarak ha dicho que sólo tiene la intención de dejar el cargo en septiembre al final de su mandato actual.  Pero el martes anunció que Suleiman creó un comité que llevaría a cabo reformas constitucionales y legislativas que permitan un cambio de poder.

Las cuestiones planteadas

Al informe de  Telegraph siguió uno anterior por la agencia de noticias Reuters el lunes, que también recibió filtracciones de los cables diplomáticos Wikileaks.

Reuters informó de que Suleiman ya había criticado duramente a la oposición de Egipto, sobre todo a la Hermandad Musulmana en sus comunicaciones con funcionarios de EE.UU..

Significativamente, Suleiman se reunió con líderes de la oposición, incluidos los Hermanos Musulmanes, el domingo en un intento por poner fin a una crisis política provocada por los cientos de miles de personas que salen a las calles en oposición al gobierno de Mubarak.

Los cables filtrados plantearon la pregunta de sobre si Suleiman podría ser visto como un mediador honesto en las negociaciones sobre los próximos pasos que debe dar Egipto.

En los cables obtenidos por Reuters, se informa que Suleiman dijo a los funcionarios de EE.UU. que la Hermandad Musulmana fue la que dió lugar a grupos armados, como “la Jihad Islámica Egipcia y la Gama’a Islamiya [Grupo Islámico]”.

También   dice tener “una línea especialmente dura con Teherán”, y en la fecha del 2 de enero de 2008, Suleiman es citado diciendo que Irán sigue siendo “una amenaza significativa para Egipto”.

“Técnicamente ilegal”

El cable obtenido por Reuters continuó diciendo: “El principal peligro, según Soliman, es que la [Hermandad Musulmana] explote ser un grupo religioso para influir y movilizar al pueblo.”

Continúa diciendo: “Soliman califica el reciente éxito de la MB en las elecciones parlamentarias como” desafortunada “, y opina que aunque el grupo fué declarado técnicamente ilegal, las leyes egipcias no eran suficientes para mantener al MB apartados.”

Las elecciones a las que se refiere fueron las de noviembre y diciembre de 2005, en la que la Hermandad Musulmana hizo progresos considerables.

La  inclusión de la Hermandad en las conversaciones de la oposición con Suleiman se consideran importantes ya que aunque el grupo esté formalmente prohibido en Egipto, sus actividades son toleradas.

El documento obtenido por el  Telegraph también reveló que Suleiman exploró la idea de permitir que las tropas israelíes entraran en la zona fronteriza egipcia de Filadelfia, en un intento de detener el contrabando de armas a los combatientes palestinos en Gaza.

Mubarak siempre ha tratado de hacer ceer que su gobierno en Egipto era como un contrapeso a la “amenaza islamista”.

“En sus momentos de mayor debilidad, tanto Tantawi, el ministro de Defensa, como Soliman   afirmaron que las Fuerzas de Defensa de Israel serían” bienvenidas ” si volviesen a invadir Filadelfia, si lo hacían con la intención de poner freno al contrabando,” según se decía en el cable.

La nota más tarde reveló que Suleiman quería ver a Gaza “pasando hambre, pero sin que se murieran” y que Hamas, el grupo palestino que gobierna el enclave asediado, debía ser “aislado”.

 

8 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL | , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Y si el caos fuera Mubarak?

¿Por qué le llamamos “revolución”?

Los periódicos de Occidente tratan de dar respuesta a las grandes preguntas que suscitan las revueltas en el mundo árabe

JAVIER VALENZUELA – Madrid – 08/02/2011

¿Por qué llamamos “revolución” a los acontecimientos de estas semanas en el mundo árabe?

El mismo día de la caída del autócrata tunecino Ben Alí, el pasado 14 de enero, numerosos periodistas, arabistas y expertos en política internacional comenzaron a usar el término revolución para lo sucedido en el pequeño país magrebí. ¿Por qué?

Pues porque, como escribe hoy en EL PAÍS el filósofo francés André Glucksmann, “un levantamiento popular que acaba con un régimen despótico se llama revolución”.

Una subida del precio de tal o cual bien básico, una impopular medida gubernamental o una controvertida decisión judicial pueden suscitar “protestas” aquí o allí. Pero cuando estas “protestas” no se detienen ni con la represión ni con ninguna concesión del poder, exigen su caída inmediata y su sustitución por un nuevo orden político, tenemos que hablar de “revolución”. Máxime cuando triunfa.

Al caso tunecino se le ha dado en llamar la “revolución del jazmín”. Los tunecinos han pagado un elevado precio en sangre para derrocar a Ben Alí, pero su lucha y su victoria han inspirado de inmediato a los sectores más informados y combativos de la juventud urbana egipcia. Su fuego ha prendido en el Valle del Nilo.

¿Puede haber “revolución” sin un partido y un dirigente que la lideren? Edwy Plenel, en Mediapart, ha dado el 2 de febrero una excelente respuesta a esta pregunta: “Que sea imprevisible es, precisamente, su primera virtud: quiebra lo que parecía inquebrantable, agita lo que parecía inmóvil, desestabiliza lo que parecía inmutable.

Y esto es lo que la historia llama una revolución: no porque pueda preverse o controlarse, sino porque llega sin advertir e inventa su propio camino, sin programa, partido o líder preestablecidos.

Una verdadera revolución no es el golpe de fuerza de alguna autoproclamada vanguardia: se desarrolla y se inventa al modo de una apuesta pascaliana, sin otra garantía que la esperanza”.

Más que con organizaciones o líderes, una revolución tiene que ver con ideas, es la encarnación en un movimiento popular de determinadas ideas. Los franceses saben de esto: su república es la biznieta de la revolución de 1789 y sus ideas de libertad, fraternidad e igualdad.

Por eso el arabista Henry Laurens, en la última edición de Le Nouvel Observateur (3 de febrero de 2011), ha recordado: “Las revoluciones crean sus propios cuadros. Los que destruyeron la Bastilla ignoraban que estaban desencadenando la Revolución Francesa”. Y Glucksmann acoge los sucesos de Túnez y Egipto con la “simpatía” rayana en “el entusiasmo” con que Kant acogió la Revolución Francesa.

¿Por qué la calificamos de “democrática”? Tanto en Túnez como en Egipto los manifestantes dejaron claro desde el primer minuto que luchaban por la libertad, la dignidad y la justicia, por la sustitución en sus respectivos países de la autocracia por la democracia. Los pueblos árabes toman su Bastilla, titulaba Rosa Meneses su análisis en El Mundo del 7 de febrero.

Y subtitulaba: “Las revueltas de Túnez y Egipto beben de la Revolución Francesa y no de la iraní”. “Estas sociedades (las norteafricanas) han demostrado estar más cerca de nosotros de lo que pensábamos”, escribe. “Tienen nuestros mismos anhelos: aspiran a encontrar un lugar en el mundo, a tener oportunidades para ganarse la vida, a cuidar de sus familias, a ser libres… Como razonara el escrito sudanés Tayeb Saleh, “son exactamente como nosotros”.

Y en este sentido, nos han dado una lección”.

¿Teherán 1979 o Berlín 1989? Así titula hoy (8 de febrero de 2011) Roger Cohen su columna en el International Herald Tribune.

Escribe Cohen: “¿Es esto un amplio alzamiento contra la dictadura cuyo objetivo de libertad y democracia puede ser usurpado por islamistas organizados?

¿O supone el final de ese Parque Jurásico Árabe donde, desde Yemen a Túnez, han gobernado déspotas envejecidos, y el principio de un florecimiento democrático que cambie el mundo como lo cambió el colapso del imperio soviético?

Si es esto último, como yo creo, es crucial comprenderlo correctamente”.

Lo que dice Cohen es que una actitud decidida de Estados Unidos y la Unión Europea a favor del cambio democrático, como la que adoptaron en el colapso del imperio soviético, puede decidir que la balanza caiga del lado de 1989.

La pasividad asustada jugaría en sentido contrario. Timothy Garton Ash lo expresó así el lunes 7 de febrero en EL PAÍS: “El futuro de Europa está en juego esta semana en la plaza de Tahrir de El Cairo, igual que lo estaba en la plaza de San Wenceslao de Praga en 1989”.

Una revolución puede fracasar, por supuesto. Incluso en el caso de triunfar puede orientarse en uno y otro sentido no sólo en función de las circunstancias internas sino también de las fuerzas externas.

¿Debe el miedo a los islamistas condicionar la actitud occidental? Los islamistas no han desempeñado ningún papel en el desencadenamiento de las revueltas tunecina y egipcia. En este último caso, el protagonismo inicial habría que dárselo a grupos de jóvenes demócratas muy activos en las redes sociales como Kefaya (Basta ya), Khaled-Said y 6 de abril.

Ahora bien, ¿pueden terminar capitalizándolas? No necesariamente. El 7 de febrero Xavier Antich escribió en La Vanguardia: “Estos días han vuelto a aparecer los tics coloniales habituales en estos lares.

Escuchamos cómo se elogian las ansias de libertad y a la par cómo se expresa el miedo por lo que vaya a pasar después, ese miedo al que siempre se le pone nombre, “fundamentalismo islámico”, sin saber, ni remotamente, el peso que eso, sea lo que sea, tiene entre la población de Egipto”.

Negar a los árabes la posibilidad de acceder a la democracia sólo porque cabe la posibilidad de que ganen los islamistas es, como observa Antich, una actitud colonialista. Por el contrario, Occidente debería asumir sin mayores angustias la posibilidad de que, en algunos países árabes, partidos islamistas contrarios a la violencia y respetuosos del marco democrático obtengan buenos resultados electorales.

Lo explica así Plenel: “¿Por qué, en la transición democrática del mundo árabe, no puede haber un lugar para familias políticas que se reclaman de la religión dominante, tal como fue el caso, y sigue siéndolo, de los demócratas cristianos en Europa?”.

Y continúa pedagógicamente: “A comienzos de los años 1980. ¿había que desear la represión del sindicato Solidaridad en Polonia porque grandes ceremonias católicas se celebraban bajo su égida en los astilleros de Gdansk?

¿Había que desear el mantenimiento del dominio soviético sobre Europa del Este porque su hundimiento amenazaba con liberar fuerzas conservadoras, reaccionarias o religiosas, como así ocurrió?”

¿Es Turquía el modelo que podrían seguir las revoluciones árabes? En declaraciones a Le Monde (8 de febrero de 2001), Ghassan Salamé, politólogo y ex ministro de Cultura libanés, cree que el momento en el que la Turquía contemporánea comenzó a llamar la atención del mundo árabe fue cuando, en enero de 2009, en plena ofensiva militar israelí contra Gaza, su primer ministro Erdogan abandonó una mesa redonda en Davos enfadado por las justificaciones a la violencia que estaba dando Shimon Peres.

“La autopista hacia el corazón de los árabes es una actitud empática, solidaria con los palestinos”, dice. A partir de ahí, los árabes comenzaron a interesarse por el modelo turco: su democracia, su crecimiento económico, el menor protagonismo de su Ejército. “De este modo”, afirma Salamé, “Turquía se ha convertido en el modelo dominante. Irán ya no es el único modelo. Y el modelo turco”, remata, “es el equivalente a la democracia cristiana”.

¿Mubarak o el caos? Esta es la carta suprema que está jugando el rais egipcio y que ya le han comprado Israel, algunos políticos occidentales y parte del pueblo egipcio. En su columna Una república llamada Tahrir, Roger Cohen escribe en el Tribune del 7 de febrero:

“Aceptar el argumento Mubarak o el caos es una falta de respeto al civismo de la plaza Tahrir. Es una muestra del fracaso occidental ante la explosión de la sed árabe en pro de la dignidad y un gobierno representativo”.

Cohen recuerda como los manifestantes que reclamaban la salida de Mubarak formaron una cadena humana alrededor del Museo Egipcio para protegerlo. En esa misma edición del Tribune, David Kirpatrick informaba: “En el día cristiano de oración (el pasado domingo) los coptos celebraron una misa en la plaza (Tahrir) mientras los musulmanes, devolviendo un favor, les protegían. El viernes los coptos hicieron la guardia durante las plegarias musulmanas”. ¿Y si el caos fuera Mubarak?

8 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto | , , , , | Deja un comentario

Noam Chomsky: “EEUU sigue en Egipto su libreto habitual”

Entrevistas | Amy Goodman * | 07-02-2011 |

En las últimas semanas, los levantamientos populares en el mundo árabe lograron la salida del dictador tunecino Zine El Abidine Ben Alí, la inminente caída del régimen de Hosni Mubarak, un nuevo gobierno en Jordania y el compromiso del dictador yemení de dejar el poder cuando termine su mandato.

El profesor Noam Chomsky analizó qué significa esto para el futuro de Medio Oriente y la política exterior de Estados Unidos para la región.

-¿Cuál es su análisis de lo que está sucediendo y cómo puede repercutir en Medio Oriente?

- En primer lugar, lo que está pasando es espectacular.

El coraje, la determinación y el compromiso de los manifestantes son destacables.

Y, pase lo que pase, éstos son momentos que no se van a olvidar y que seguramente van a tener consecuencias a posteriori: abrumaron a la policía, tomaron la plaza Tahrir y se están quedando allí a pesar de los grupos mafiosos de Mubarak.

El gobierno organizó esas bandas para tratar de expulsar a los manifestantes o para generar una situación en la que el ejército pueda decir que tuvo que intervenir para restaurar el orden y después, quizás, instalar algún gobierno militar. Es muy difícil predecir lo que va a pasar.

Los Estados Unidos están siguiendo su libreto habitual. Ha habido muchas veces en las que un dictador “cercano” perdió el control o estuvo en peligro de hacerlo.

Hay como una rutina estándar: seguir apoyándolo tanto tiempo como se pueda; cuando se vuelva insostenible -especialmente, si el ejército se cambia de bando-, dar un giro de 180 grados y decir que siempre estuvieron del lado de la gente, borrar el pasado y después hacer todas las maniobras necesarias para restaurar el viejo sistema pero con un nuevo nombre.

Presumo que eso es lo que está pasando ahora. Están viendo si Mubarak se puede quedar. Si no aguanta, pondrán en práctica el libreto.

-¿Qué opina de la apelación de Obama a que se inicie ya la transición en Egipto?

- Cuidadosamente, Obama no dijo nada. Mubarak también estaría de acuerdo con que debe haber una transición ordenada.

Un nuevo gabinete, algunos arreglos menores en el orden constitucional no es nada.

Está haciendo lo que los líderes norteamericanos generalmente hacen.

Los Estados Unidos tienen un poder abrumador allí.

Egipto es el segundo país que más ayuda militar y económica recibe de Washington. Israel está en primer lugar.

 

El mismo Obama se mostró muy a favor de Mubarak.

En el famoso discurso en El Cairo, el presidente estadounidense dijo: “Mubarak es un buen hombre.

Ha hecho cosas buenas. Mantuvo la estabilidad. Seguiremos apoyándolo porque es un amigo”.

Mubarak es uno de los dictadores más brutales del mundo.

No sé cómo después de esto alguien pudo haberse tomado en serio los comentarios de Obama sobre los derechos humanos.

Pero el apoyo ha sido muy grande.

 

Los aviones que están sobrevolando la plaza Tahrir son por supuesto estadounidenses.

EE.UU. es el principal sostén del régimen egipcio. No es como en Túnez, donde el principal apoyo era Francia.

Los Estados Unidos son los principales culpables en Egipto y también Israel, que junto con Arabia Saudita fueron los que prestaron apoyo al régimen cairota.

De hecho, los israelíes estaban furiosos porque Obama no sostuvo más firmemente a su amigo Mubarak.

-¿Qué significan todas estas revueltas en el mundo árabe?

- Este es el levantamiento regional más sorprendente que puedo recordar.

A veces, lo comparan con Europa del Este, pero no es contrastable. Nadie sabe a lo que llevarán estos levantamientos.

Los problemas por los que los manifestantes protestan son de larga data y no se van a resolver fácilmente.

Hay una pobreza tremenda, represión, una falta de democracia y también de desarrollo.

Egipto y otros países de la región recién pasaron por el período neoliberal, que trajo crecimiento en los papeles junto con las consecuencias habituales: una alta concentración de la riqueza y de los privilegios, un empobrecimiento y una parálisis de la mayoría de la población.

Y eso no se cambia fácilmente.

-¿Cree que hay alguna relación directa entre estos levantamientos y las filtraciones de Wikileaks?

- En realidad, la cuestión es que Wikileaks no nos dijo nada nuevo. Nos dio la confirmación para nuestras razonables conjeturas.

-¿Qué pasará con Jordania?

- En Jordania, recién cambiaron al primer ministro. Fue reemplazado por un ex general que parece ser moderadamente popular, o al menos no es tan odiado por la población. Pero esencialmente no cambió nada.

* De Democracy Now. Especial para Página/12.

8 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL, revueltas islam | , , , , , | Deja un comentario

Egipto al borde del baño de sangre

postheadericon Egipto al borde del baño de sangre

postdateiconDomingo, 06 de Febrero de 2011 15:32 | postauthoriconEscrito por T. Meyssan |
Artículos – Contra-Info

El presidente Mubarak treinta años en el poder y al servicio del neocolonialismo

EgiptoLos grandes medios de difusión se apasionan por las manifestaciones egipcias y predicen la llegada de la democracia occidental a todo el Medio Oriente.

Thierry Meyssan desmiente esa interpretación, señala la existencia de fuerzas opuestas en pleno movimiento y precisa que el resultado va en sentido contrario del orden estadounidense en la región.
Ayer por ejemplo, alrededor de dos millones de personas marcharon por la calles de El Cairo, la capital del país, para exigir la salida inmediata del presidente, de su recientemente nombrado vice-presidente, el general Suleiman y de todos aquellos que representan el viejo orden estatal al servicio del neocolonialismo occidental.

Hace una semana que los medios de prensa occidentales vienen haciéndose eco de las manifestaciones y de la represión en marcha en las grandes ciudades egipcias. Esos medios establecen un paralelismo entre estos hechos y los que desembocaron en la caída de Zine el-Abidine Ben Ali, en Túnez, y hablan de un aire de rebelión que recorre el mundo árabe.

También según esos medios, este movimiento puede extenderse a Libia y a Siria y debe beneficiar a los demócratas laicos, no a los islamistas, según dicen, porque la administración Bush sobreestimó la influencia de los religiosos y el «régimen de los ayatolas» que reina en Irán no es bien visto.

Se cumpliría así el deseo expresado por el presidente estadounidense Barack Obama en la universidad del Cairo: la democracia reinará en el Medio Oriente.
Este análisis es falso en todos sus aspectos.

* En primer lugar, las manifestaciones de Egipto comenzaron hace meses. Los medios de prensa occidentales no les prestaban atención porque pensaban que no llegarían a nada. Los tunecinos no contagiaron a los egipcios sino que les abrieron los ojos a los occidentales sobre lo que está sucediente en la región.

* En segundo lugar, los tunecinos se rebelaron contra un gobierno y una administración corruptos que poco a poco comenzaron a expoliar a toda la sociedad, privando así de toda esperanza a un número cada vez mayor de categorías sociales.

La rebelión egipcia no está dirigida contra ese modo de explotación sino contra un gobierno y una administración que están tan ocupados en servir a los intereses extranjeros que no les queda energía para responder a las necesidades básicas de su propia población.
Numerosos motines se han producido en Egipto durante los últimos años, ya sea contra la colaboración con el sionismo o provocados por el hambre. Estos dos temas están íntimamente vinculados.

Los manifestantes se refieren simultáneamente a los acuerdos de Camp David, el bloqueo contra Gaza, los derechos de Egipto sobre las aguas del Nilo, la división de Sudán, la crisis de la vivienda, el desempleo, la injusticia y la pobreza.

Además, Túnez era administrado por una dictadura policial, mientras que Egipto es administrado por un régimen militar. Digo «administrado», y no «gobernado», porque en ambos casos se trata de Estados que se encuentran una bajo tutela postcolonial, privados de política exterior y de defensa independiente.

Como consecuencia, en Túnez, el ejército logró interponerse entre el pueblo y la policía del dictador, mientras que en Egipto la cuestión tendrá que resolverse a golpe de fusil automático entre militares.

* En tercer lugar, si lo que está sucediendo en Túnez y en Egipto constituye un estímulo para los pueblos oprimidos, la realidad es que esos pueblos no son los que los medios occidentales se imaginan.

Para los periodistas de esos medios, los “malos” son los gobiernos que se oponen –o que parecen oponerse– a la política occidental. Sin embargo, para los pueblos, los tiranos son quienes los explotan y los humillan. Es por eso que no creo que veamos revueltas similares en Damasco.

El gobierno de Bachar el-Assad es el orgullo de los sirios. Se ha puesto del lado de la resistencia y ha sabido preservar sus intereses nacionales sin ceder nunca ante las presiones.

Lo más importante es que ha sabido proteger a su país del destino que Washington le reservaba: el caos, como en Irak, o el despotismo religioso, como en Arabia Saudita.

Aunque ciertos aspectos de su administración son muy criticados, está desarrollando una burguesía y los procesos de decisión democrática que la acompañan.

Por el contrario, Estados como Jordania y Yemen son inestables, en lo que concierne al mundo árabe, y el contagio puede extenderse también al África negra, por ejemplo, a Senegal.

* En cuarto lugar, los medios de difusión occidentales están descubriendo tardíamente que el peligro islamista no es más que un espantapájaros.

También deberían admitir que quienes lo activaron fueron los Estados Unidos de Clinton y la Francia de Mitterrand, durante los años 1990 en Argelia, y que la administración Bush lo infló después de los atentados del 11 de septiembre, mientras que los gobiernos neoconservadores europeos de Blair, Merkel y Sarkozy se dedicaban a alimentarlo.
Tendrían que reconocer además que nada tienen en común el wahabismo saudita y la Revolución islámica del ayatola Khomeiny. Calificar a ambas tendencias de «islamistas» no sólo es simplemente absurdo, sino que equivale a prohibirse a sí mismo la comprensión de lo que está pasando.
La familia Saud ha financiado, en colaboración con Estados Unidos, a grupos sectarios musulmanes que predican un regreso a la imagen que ellos tienen de la sociedad del siglo VII, la época del profeta Mahoma. Pero su impacto en el mundo árabe es similar al de los amish, con sus carretas de caballos, en Estados Unidos.
La Revolución de Kho

meiny no tiene como objetivo la instauración de una sociedad religiosa perfecta, sino el derrocamiento del sistema de dominación mundial. Afirma que la acción política es para el hombre un medio de sacrificarse y de superarse a sí mismo y que es por lo tanto posible encontrar en el Islam la energía que se necesita para lograr el cambio.

Los pueblos del Medio Oriente no aspiran a reemplazar las dictaduras policiales o militares que los oprimen por dictaduras religiosas. No existe un peligro islamista.

Simultáneamente, el ideal revolucionario islámico, que ya dio lugar al nacimiento del Hezbollah en el seno de la comunidad chiíta libanesa, está influenciando ahora al Hamas en la comunidad sunnita palestina.

También puede ser capaz de desempeñar un papel en los movimientos que ya se encuentran en marcha, y ya lo está haciendo en Egipto.

* En quinto lugar, aunque no sea del agrado de ciertos observadores, y aunque estamos asistiendo a un regreso de la cuestión social, no se puede reducir este movimiento a una simple lucha de clases.

Por supuesto, las clases dominantes tienen miedo de las revoluciones populares, pero las cosas son mucho más complicadas.

Así que no tiene nada de sorprendente que el rey Abdullah de Arabia Saudita haya telefoneado al presidente Obama para pedirle que pare el desorden en Egipto y que proteja a los gobiernos ya establecidos en la región, sobre todo el suyo.

Pero ese mismo rey Abdullah acaba de favorecer un cambio de régimen en el Líbano a través de la vía democrática.

Abandonó al millonario líbano-saudita Saad Hariri y ayudó a la coalición del 8 de Marzo, incluyendo al Hezbollah, a poner en su lugar como primer ministro a otro millonario líbano-saudita, Najib Mikati. Los diputados que habían elegido a Hariri representaban al 45% del electorado libanés, mientras que Mikati acaba de ser electo por parlamentarios que representan al 70% del electorado.
Hariri respondía a los intereses de París y de Washington, mientras que Mikati anuncia una política de apoyo a la resistencia nacional.

La cuestión de la lucha contra el proyecto sionista es en la actualidad extraordinariamente determinante en relación con los intereses de clase. Además, más que la repartición de la riqueza, los manifestantes protestan contra el sistema capitalista seudoliberal impuesto por los sionistas.

* En sexto lugar, y volviendo al caso de Egipto, los medios occidentales se precipitaron a aupar a Mohamed El Baradei, nombrándolo como líder de la oposición. Esto da risa. El señor El Baradei es una personalidad que goza de una agradable reputación en Europa por haber resistido por algún tiempo a las presiones de la administración [Bush], sin oponerse a ella completamente.

Representa por lo tanto la buena conciencia que pretende tener ante Irak la Europa que, después de oponerse a la guerra, acabó apoyando la ocupación. Sin embargo, objetivamente, El Baradei es el hombre de los paños tibios al que le dieron el premio Nóbel de la Paz para no dárselo a Hans Blix.

Se trata, sobre todo, de una personalidad sin influencia en su propio país.

Existe políticamente porque los Hermanos Musulmanes lo convirtieron en su vocero ante los medios occidentales.

Estados Unidos ha fabricado opositores más representativos, como Ayman Nur, que Washington seguramente no tardará en sacar del sombrero, aunque sus posiciones a favor del seudoliberalismo económico lo descalifican ante la crisis social que está atravesando el país.

Como quiera que sea, en realidad sólo existen dos organizaciones de masas, implantadas en la población, que se oponen desde hace mucho a la política actual: los Hermanos Musulmanes por un lado y la iglesia cristiana de los coptos por el otro (aunque S. B. Chenudda III ve una diferencia entre la política sionista de Mubarak, a la que él se opone, y el rais, al que él se adapta).

A los medios occidentales se les escapa ese detalle porque les han hecho creer al público que eran los musulmanes quienes perseguían a los coptos, cuando en realidad es la dictadura de Mubarak quien lo hace.

No resulta inútil hacer un paréntesis en este punto. Hosni Mubarak acaba de nombrar vicepresidente a Omar Suleiman, un gesto que busca evidentemente hacer más difícil su posible eliminación física por parte de Estados Unidos.

Mubarak se convirtió en presidente porque había sido designado vicepresidente y Estados Unidos eliminó al presidente Annuar el-Sadat a través del grupo de Ayman al-Zawahiri. Así que Mubarak se negó siempre a designar un vicepresidente por temor a ser asesinado a su vez.

Al designar al general Suleiman, Mubarak escoge ahora a uno de sus cómplices, el mismo con quien él se manchó las manos en la sangre de el-Sadat. En lo adelante, para tomar el poder, no bastará con matar al presidente sino que habrá que ejecutar también a su vicepresidente.

Pero Omar Suleiman es el principal artífice de la colaboración con Israel, así que Washington y Londres van a protegerlo como la niña de sus ojos.

Además, Suleiman puede apoyarse en el ejército israelí frente a la Casa Blanca. Y ya trajo francotiradores y equipamiento israelíes que se encuentran listos para abatir a los elementos más activos (líderes o cabecillas) durante las manifestaciones callejeras.

* En séptimo lugar, la situación revela las contradicciones de la administración estadounidense. En su discurso de la universidad del Cairo, Barack Obama tendió la mano a los musulmanes y exhortó a la democracia. Pero ahora hará lo que sea para impedir elecciones democráticas en Egipto.

Él puede tolerar un gobierno legítimo en Túnez, pero no en Egipto. Unas elecciones beneficiarían a los Hermanos Musulmanes y a los coptos. De ellas saldría un gobierno que abriría la frontera con Gaza y que liberaría al millón de personas allí encerradas.

Los palestinos, con el apoyo de sus vecinos, el Líbano, Siria y Egipto, romperían el yugo sionista.

Hay que señalar aquí que durante los dos últimos años, estrategas israelíes han analizado la posibilidad de orquestar una maniobra. Considerando que Egipto es una bomba social, que la revolución es allí inevitable, han estudiado la posibilidad de favorecer un golpe de Estado militar a favor de un oficial ambicioso e incompetente.
Este último emprendería entonces una guerra contra Israel y fracasaría en ella. Tel Aviv recuperaría así su antiguo prestigio militar y recuperaría también el monte Sinaí y sus riquezas naturales. Se sabe que Washington se opone resueltamente a ese escenario, demasiado difícil de controlar.

En definitiva, el Imperio anglosajón sigue anclado a los principios que él mismo fijó en 1945: es favorable a las democracias que toman «la decisión correcta» (la del servilismo) y se opone a los pueblos que toman «la mala» (la de la independencia).

Por consiguiente, si les parece necesario, Washington y Londres no tendrán reparos en apoyar un baño de sangre en Egipto, con tal de que el militar que salga ganador sobre los demás se comprometa a mantener el statu quo internacional.

8 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, DENUNCIA, EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL, RED VOLTAIRE, revueltas islam | , , , , | Deja un comentario

Netanyahu teme que Egipto caiga en manos de islamistas radicales

Europa Press

JERUSALÉN, 8 (EUROPA PRESS) El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, teme que Egipto caiga en manos de islamistas radicales como consecuencia de las revueltas populares de las últimas semanas.

“Los egipcios pueden optar por un estado con reformas laicas.

Sin embargo, existe además la posibilidad de que los islamistas aprovechen la situación para controlar el Gobierno y hacerle retroceder”, ha manifestado este lunes en un encuentro con diplomáticos europeos.

Por último, señaló que la “tercera posibilidad” es que Egipto siga el camino de Irán y sus gobernantes “opriman al país y amenacen a aquellos que lo rodean”, en clara referencia a Israel.

Al comienzo de las protestas, a finales de enero, Netanyahu ya hizo comentarios similares y previó que un régimen radical reemplazaría al actual presidente, Hosni Mubarak, al frente del país.

“Nuestro verdadero temor es que la situación pueda desarrollarse” tal y como “ya se ha desarrollado en varios países, incluido Irán”, ha ilustrado Netanyahu en la reunión mantenida en la Knesset, el Parlamento hebreo.

En declaraciones recogidas por el periódico ‘Haaretz’, Netanyahu estima que si bien las manifestaciones de Egipto no están siendo convocadas por movimientos islamistas, como los Hermanos Musulmanes, “en una situación de caos un organismo islamista puede tomar el control de un país”.

8 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS, revueltas islam | , , , , , | Deja un comentario

Mubarak sube sueldos de los funcionarios y pensiones

AFP Por Dave Clark

  • El presidente egipcio, Hosni Mubarak, trató de ganar tiempo este lunes frente a los manifestantes que reclaman desde hace dos semanas que abandone el poder de inmediato, al anunciar un aumento del 15% de los salarios de los funcionarios y de las jubilaciones

Estos aumentos, decididos en pleno movimiento de protesta sin precedente que sacude al país desde el 25 de enero, entrarán en vigor el próximo 1 de abril.

“Los aumentos de las jubilaciones le cuestan al Tesoro 6.500 millones de libras egipcias (algo más que 1.000 millones de dólares)”, precisó el ministro de Economía, Samir Raduane, según declaraciones citadas por la agencia Mena.

El gobierno aprobó también por la creación de un fondo a altura de 5.000 millones de libras (840 millones de dólares) para compensar a los propietarios de comercios, de fábricas y de vehículos víctimas de robos, de pillaje y de vandalismo durante las manifestaciones contra el régimen de Mubarak.

“El gobierno se preocupa del ciudadano egipcio y quiere mejorar su nivel de vida”, declaró el primer ministro Ahmad Shafiq, tras celebrarse la primera reunión del conjunto de Consejo de Ministros desde la remodelación de hace diez días para enfrentar la crisis.

Los anuncios ocurren también al día siguiente de una nueva “sesión de diálogo nacional” entre el poder y la oposición, con la participación de los Hermanos Musulmanes, primera fuerza de oposición. Era la primera vez en medio siglo que el poder y la formación conversaban públicamente.

Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, opinó este lunes que el proceso político de Egipto registraba “progresos” tras el inicio de negociaciones entre el vicepresidente Omar Suleimán y la oposición que quiere derribar el régimen de Mubarak.

“Obviamente, Egipto tiene que negociar un camino y están haciendo progresos”, dijo Obama a la prensa tras hablar ante la Cámara de Comercio en Washington. Suleimán, un potencial sucesor del acosado presidente Mubarak, invitó el domingo a varios grupos opositores a buscar juntos reformas democráticas.

Mientras, la plaza Tahrir, convertido en símbolo de la protesta en El Cairo, seguía este lunes por la noche ocupada por miles de manifestantes, constató la AFP.

Un directivo egipcio del gigante estadounidense de internet Google, convertido en figura de la movilización y que fue detenido durante las manifestaciones, fue liberado el lunes y estaba “de camino hacia la plaza de Tahrir”, indicó a la AFP una fuente de seguridad.

Wael Ghoneim, responsable de marketing para el gigante de internet en Oriente Medio y en África según su perfil en la red social para profesionales Linkedln, no había dado noticias desde el 28 de enero, tras una manifestación masiva en El Cairo.

La ciudad de 20 millones de habitantes, retomaba paulatinamente cierto aspecto de normalidad, con la reapertura de muchos comercios y bancos y el restablecimiento de la circulación en los puentes y las carreteras desde el domingo. El toque de queda fue reducido de nuevo en la capital, en Alejandría (norte) y en Suez (este).

La Bolsa de El Cairo, cerrada desde el 30 de enero, reabrirá el 13 de febrero, informó la dirección de la plaza bursátil. Durante la mañana, varias decenas de personas habían bloqueado el acceso a un importante edificio gubernamental, el Mugama, aledaño a la emblemática plaza.

Los manifestantes dijeron que habían adoptado esa medida tras haber detenido a un individuo que se proponía incendiar el imponente edificio con la intención de desacreditar al movimiento contestatario. El hombre fue entregado al ejército.

El presidente estadounidense, Barack Obama, reiteró el domingo su deseo de que se inicie “inmediatamente” una transición “ordenada” y “significativa” que desemboque en un “gobierno representativo” en el país árabe, aunque se abstuvo de pedir la partida inmediata de Mubarak, un aliado de larga data de Washington.

Pero el jefe de la diplomacia egipcia, Ahmed Abul Gheit, respondió que su país rechazaba los “dictados” del extranjero. Desde el 3 de febrero, las manifestaciones se desarrollan principalmente de forma pacífica.

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes durante los primeros días de la protesta, y entre militantes por y anti-Mubarak el 2 de febrero, dejaron al menos 300 muertos, según un balance no confirmado de la ONU, y miles de heridos, según fuentes oficiales y médicas.

El lunes por la mañana, en el este país, unos hombres sin identificar dispararon cuatro cohetes contra un cuartel de la policía en Rafah, en la frontera con Gaza, dejando un herido, según una fuente de las fuerzas de seguridad, pero se desconocía si el ataque estaba relacionado con el movimiento de protesta.

Se prevén nuevas manifestaciones en contra del poder el martes en las grandes ciudades de Egipto.

8 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , , , , | Deja un comentario

Grietas en la oposición egipcia por el diálogo con el Gobierno

El Cairo, 7 ene (EFE).- La oposición egipcia está sufriendo grietas en la unidad que mantenía hasta ahora, ya que hay algunos sectores opuestos al diálogo que emprendió ayer el vicepresidente, Omar Suleimán, con los Hermanos Musulmanes y otros grupos.

  • Foro: Egipto  Grietas en la oposición egipcia por el diálogo con el GobiernoAmpliar fotografía

Distintas posturas de apoyo y rechazo a esas negociaciones han nacido incluso entre miembros de las mismas organizaciones, incluidos los Hermanos Musulmanes y la Asamblea General para el Cambio, que apoya al premio nobel de la paz Mohamed el Baradei.

“No hay un marco global para todas las fuerzas políticas. La Asamblea Nacional para el Cambio tiene posturas diferentes (sobre el diálogo), entre el rechazo y la aceptación”, dijo hoy a Efe Hasan Nafae, próximo a El Baradei.

Según Nafae, “ya no hay una Asamblea Nacional para el Cambio e incluso El Baradei ha dicho varias veces que no es el presidente de ésta, aunque él, como otros, ha colaborado en ella”.

Según se consolidaba la revuelta popular del 25 de enero, los convocantes coincidían en que sólo dialogarían con las autoridades a partir de la renuncia de Hosni Mubarak, en el poder desde 1981.

Pero varios dirigentes de la oposición participaron ayer en una reunión con el vicepresidente Omar Suleimán, nombrado por Mubarak, aún en el poder y con un enorme retrato del cuestionado mandatario presidiendo la sala donde se celebró la reunión.

Entre ellos se encontraban representantes de los Hermanos Musulmanes, un grupo proscrito pero semitolerado por el régimen, aunque según dijeron ayer veteranos dirigentes de ese grupo, Egipto “vive en una nueva legitimidad” y deben aprovechar este momento.

Pero esa línea no parecen compartirla jóvenes de la organización islámica, que creen que esas negociaciones “no tienen beneficios”.

“Por supuesto estamos en contra de cualquier diálogo hasta que se vaya Mubarak, porque es una pérdida del tiempo”, dijo a Efe el coordinador de los jóvenes de los Hermanos Musulmanes, Moez Abdel Karim.

Algunas figuras importantes de la oposición egipcia han quedado al margen de este diálogo, pero otros, en cambio, aunque sí fueron invitados, decidieron no asistir, como el Movimiento 6 de Abril, que inició las protestas contra el régimen.

Un portavoz de ese grupo, Mohamed Adel, dijo a Efe que la postura de su organización y de otros colectivos de jóvenes es la original.

“Estamos en contra del diálogo hasta que se vaya (el presidente Hosni) Mubarak”, afirmó Adel. También dijo que, aunque algunos jóvenes acudieron ayer a la reunión de Suleimán, “no volverán otra vez a las negociaciones”.

“Nos han pedido disculpas por haber participado en el diálogo y nos dijeron que fue mentira y que no es útil”, añadió Adel.

Por su parte, El Baradei, una figura política con más eco fuera del país que dentro de Egipto, admitió que no había sido invitado a este diálogo y calificó la negociación como “un proceso opaco”.

“Nadie sabe quién está conversando con quién en esta etapa. El proceso está siendo manejado por el régimen saliente sin involucrar a la nueva oposición o al resto de la gente”, dijo El Baradei en declaraciones a la cadena de televisión estadounidense CBS.

Al diálogo de ayer tampoco fue invitado el ex candidato presidencial de la oposición Ayman Nur, dirigente del partido Ghad y que se convirtió en el principal rival de Mubarak durante las elecciones presidenciales de 2005.

“El régimen insiste en invitar a opositores y no a alternativos o competidores, y por eso he sido descartado yo y también El Baradei”, explicó Nur a Efe.

Nur calificó el inicio de las negociaciones ayer del “peor comienzo para este diálogo porque muestra una falta de seriedad”.

Para este dirigente opositor, el régimen actual “insiste en dialogar con los partidos de la Seguridad del Estado que no tienen presencia en la calle”.

“No conocemos sus nombres (de los partidos) ni los nombres de sus dirigentes”, añadió Nur, aludiendo a grupos políticos distintos de los Hermanos Musulmanes.

8 febrero, 2011 Posted by | egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , | Deja un comentario

Los Hermanos Musulmanes podrían dejar la negociación en Egipto

 

Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes que las negociaciones para resolver la crisis de Egipto están haciendo progresos, pero en El Cairo, el principal grupo islamista de la oposición advirtió de que podría abandonar el proceso si no se cumplen las demandas de los manifestantes.
 
El Gobierno y la oposición egipcia, estancados en la negociación

Los comentarios de Obama parecían contradecir a las declaraciones de líderes de la oposición egipcia, que hablaron de pocos avances en las negociaciones en torno a demandas como la salida inmediata del presidente, Hosni Mubarak.

“Obviamente, Egipto tiene que negociar un camino y están haciendo progresos”, dijo Obama a periodistas en Washington.

Los manifestantes acampados en la plaza Tahrir, en el corazón de El Cairo, han prometido quedarse hasta que se vaya Mubarak y esperan llevar su campaña de dos semanas a las calles con más manifestaciones masivas el martes y el viernes.

Muchos hombres jóvenes restaron importancia al diálogo político que se está celebrando.

EEUU ha instado a todas las partes a que den tiempo para una “transición ordenada” para alcanzar un nuevo orden político en Egipto, un aliado estratégico de Estados Unidos desde hace décadas.

Pero los manifestantes temen que cuando se vaya Mubarak, no le sustituya la democracia que quieren sino otro gobernante autoritario.

La oposición ha pedido que se reescriba la Constitución para permitir elecciones presidenciales libres y justas, un límite a las legislaturas presidenciales, la disolución del Parlamento, la liberación de detenidos políticos y que se levante la ley de emergencia.

“Estamos evaluando la situación. Vamos a considerar toda la cuestión del diálogo”, dijo a Reuters Esam el-Eriam, de los Hermanos Musulmanes. “Reconsideraremos en función de los resultados. Algunas de nuestras demandas se han aceptado, pero no ha habido respuesta a nuestras demandas principales de que Mubarak se marche”.

El posible ascenso al poder de los prohibidos Hermanos Musulmanes , ampliamente considerados como el grupo de oposición mejor organizado con diferencia, preocupa a los aliados occidentales de Egipto y a la vecina Israel, que tiene un tratado de paz con el país árabe.

“DIFERENCIAS SIGNIFICATIVAS”

El lunes, la Casa Blanca expresó su preocupación por la “retórica anti americana” del grupo, pero evitó decir que se opondría a que asumieran un papel en un futuro Gobierno.

“Tenemos diferencias significativas (con los Hermanos Musulmanes)”, dijo a los periodistas el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

Mubarak, de 82 años y que rechaza las peticiones de que ponga fin a sus 30 años de gobierno antes de las elecciones de septiembre, ha intentando centrarse en recuperar el orden. Su Gobierno parece estar ganando tiempo.

Para tratar de conseguir que el tráfico empiece a movilizarse alrededor de la plaza Tahrir, el Ejército intentó el lunes a primera hora despejar la zona ocupada por los manifestantes. Estos salieron de sus tiendas y rodearon a los soldados que trataban de acorralarlos en un área reducida.

El papel que tome en las próximas semanas el poderoso Ejército egipcio se considera crucial para el futuro del país.

“El Ejército se está inquietando y también los manifestantes. El Ejército quiere reducirnos en un pequeño círculo en medio de la plaza para que el tráfico empiece a moverse de nuevo”, dijo a Reuters por teléfono Mohamed Shalaby, un activista de 27 años.

Las protestas, a las que algunos activistas llaman “la Revolución del Nilo”, podría haber costado unas 300 vidas hasta ahora, según naciones Unidas.

La presencia de los Hermanos Musulmanes en las negociaciones del fin de semana, después de que las fuerzas de seguridad de Mubarak reprimieran al grupo durante años, fue un paso significativo que hubiera parecido impensable antes de las protestas.

El Gobierno emitió el domingo un comunicado tras una primera ronda de negociaciones, señalando que había un acuerdo sobre redactar una hoja de ruta para las conversaciones, que reflejó pocas concesiones a muchas de las demandas de la oposición.

El comunicado indicaba que las reformas se aplicarían con Mubarak manteniéndose en el poder hasta septiembre. También ponía condiciones al levantamiento de la ley de emergencia, que según la oposición se ha utilizado para sofocar la disidencia y debería terminar de inmediato.

El nuevo gabinete de Mubarak prometió el lunes mantener los subsidios y atraer inversiones extranjeras en su primera reunión desde que comenzaron las protestas contra la pobreza, los altos precios y pidiendo el fin del gobierno de Mubarak.

8 febrero, 2011 Posted by | egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , , , , | Deja un comentario

Suleiman demonizó a los islamistas egipcios: WikiLeaks

Reuters

Por Mark Hosenball

El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman, ha buscado desde hace mucho tiempo demonizar a los Hermanos Musulmanes de la oposición en sus contactos con responsables estadounidenses, según cables diplomáticos filtrados, lo que pone en duda su capacidad de actuar como mediador efectivo en la crisis.

Mensajes de la embajada estadounidense filtrados por WikiLeaks, que Reuters pudo revisar de forma independiente, indican también que el ex jefe de inteligencia de Egipto acusó a los Hermanos Musulmanes de armar y organizar a extremistas y advirtió en 2008 de que si Irán respaldaba al grupo islamista, Teherán se convertiría en “nuestro enemigo”.

Suleiman se reunió el domingo con grupos de oposición, incluidos los Hermanos Musulmanes – oficialmente proscritos – para ver modos de terminar con la peor crisis política de Egipto en décadas.

Washington ha contemplado opciones para acelerar la salida del presidente Hosni Mubarak. Entre ellas está darle el poder a un Gobierno de transición encabezado por Suleiman y apoyado por los militares.

El Gobierno de Mubarak ha justificado su autoritarismo con la amenaza islámica. Pero a Washington y a Israel les preocupa además lo que sucederá con el tratado de paz de 1979 entre Egipto y el Estado judío si los Hermanos Musulmanes ganan influencia política.

Un portavoz del Departamento de Estado estadounidense no quiso referirse al tema.

“AMENAZA” IRANI

En un cable con fecha 15 de febrero de 2006, el entonces embajador Francis Ricciardone informó de que Suleiman había “declarado que los HM (Hermanos Musulmanes) habían generado 11 organizaciones extremistas diferentes”, una de ellas la Yihad Islámica Egipcia.

Suleiman, entonces jefe de espionaje de Mubarak, estaba hablando con el director del FBI, Robert Mueller, quien se hallaba de visita en El Cairo.

El cable agregaba que los Hermanos Musulmanes eran una mezcla de organización social, religiosa y partido político. En opinión de Suleiman, el principal peligro sería el uso de la religión para influenciar y movilizar a la opinión pública.

En otro cable con fecha 25 de octubre de 2007, Ricciardone dijo que Suleiman frecuentemente se refiere a los iraníes como “demonios”.

El cable sugiere que los responsables oficiales estadounidenses han sido consistentemente escépticos a las advertencias del Gobierno egipcio contra los Hermanos Musulmanes.

En un cable del 29 de noviembre de 2005 dirigido a Mueller, Ricciardone dice que las autoridades egipcias “tienen una larga historia de amenazarnos con el ‘coco’ de los HM”.

Además, otro documento con fecha del 29 de enero de 2006, señala que Ricciardone le dice a Mueller: “No aceptamos la premisa de que las únicas opciones de Egipto son un régimen autoritario (…) o uno islamista; ni que (…) más democracia en Egipto lleve necesariamente a un Gobierno bajo los HM”.

7 febrero, 2011 Posted by | EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL, PORTADA, revueltas islam, WIKILEAKS | , , , | Deja un comentario

Mubarak vuelve a ceder y Suleiman acuerda reformar la Constitución

Una fuente oficial ha anunciado en El Cairo que se ha formado un comité que elaborará durante febrero las reformas constitucionales a emprender en Egipto. Además, han decidido poner fin a la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981, informó la televisión estatal.

Según la televisión estatal, se acordó la reforma de los artículos 76 y 77 que estipulan los requisitos para ser candidato presidencial, y el número de mandatos que el presidente puede permanecer en el poder.

06/02/2011 | 10:58

  • Mubarak vuelve a ceder y Suleiman acuerda reformar la Constitución

Omar Suleiman.

Ver más imágenes»

El vicepresidente Omar Suleiman se ha reunido con varios grupos de la oposición, entre los que están los Hermanos Musulmanes, y han llegado a varios acuerdos:
> limitar los mandatos presidenciales a 2 periodos y
> reformar los requisitos para presentarse a las elecciones, ya que hasta ahora eran tan complejos que hacía prácticamente imposible para el resto de los grupos políticos tener candidatos.
Las decisiones tomadas, anunciadas por la TV estatal, incluye, por último, la eliminación de la Ley de Emergencia (estado de sitio), vigente en el país desde 1981.
Mubarak, que ya anunció la dimisión de la cúpula de su partido en bloque, pretende hoy normalizar la vida de El Cairo.
Uno de los elementos clave es desalojar la plaza de la Liberación (Tahrir), ocupada desde hace casi 2 semanas por los manifestantes que quieren que caiga Mubarak.
En Tahrir, los soldados abrieron las puertas del edificio administrativo del Gobierno, el Muhamma.
El Gobierno ha comenzado a retirar los vehículos quemados, en un alarde de limpieza que aparente normalidad, y ha abierto al tráfico el puente Kasr el Nil, un lugar estratégico para el acceso a la plaza.
El Ejército procura estrechar el teórico “cerco de protección” en torno a la plaza de la Liberación para limitar al máximo los vínculos entre el corazón de la protesta y el resto del país.
El jefe del Estado Mayor, tal como ya lo hizo en la víspera el ministro de Defensa, acudió para pedir a los manifestantes que se retiraran y delegaran su fuerza en representantes políticos; como era de esperar, la multitud no le creyó y se quedó.
Pequeños grupos de fieles a Mubarak pululan aún con banderas y protegen su propia barricada, al norte de la plaza.
Los manifestantes, lejos de amedrentarse, siguen empeñados en la protesta. El flujo de personas que se acercan a la plaza con la intención de acampar en ellas no desciende, como tampoco lo hace el número de manifestantes, por lo que la situación en el puente Kasr el Nil es bastante caótica.
Los Hermanos Musulmanes, los últimos en incorporarse a las conversaciones, aseguraron a la agencia Reuters que su intención es dictaminar hasta qué punto el Gobierno está “dispuesto a aceptar las demandas del pueblo”.
Para calmar las reticencias que demuestran tanto Occidente como los sectores laicos de la oposición, el grupo insiste en que no tiene la intención de convertir Egipto en un Estado islámico.
Más allá de estas consideraciones, la llegada a las negociaciones de los Hermanos, oficialmente proscriptos en Egipto, puede suponer un avance importante en la resolución del conflicto.
Dejando a un lado al Ejército, no parece que haya ninguna otra organización con la influencia suficiente como para negociar cara a cara con los cientos de miles de egipcios que continúan tomando las calles.
En tanto, un torrente de empleados se dirigió hacia el distrito financiero de El Cairo, donde los clientes hacían fila para acceder a sus cuentas bancarias, en el 1er. día de reapertura de los bancos tras una semana de inactividad debido a las fuertes protestas.
Unos 342 sucurales bancarias, 152 en El Cairo, abrieron en todo el país.
Los bancos se enfrentan al caos en las mesas de transacciones, mientras que los inversores extranjeros y empresarios rehúyen la libra egipcia, después de las manifestaciones callejeras que paralizaron buena parte de la economía y consumieron importantes fuentes de divisas.
Vehículos militares vigilaban las intersecciones, donde los soldados colocaron sacos de arena, mientras los ómnibus dejaban a los empleados frente a los grandes bancos estatales.
A las puertas de los bancos, decenas de clientes esperaron la apertura al público de las sucursales.
“Necesitamos algo de orden. La gente está ansiosa por recibir sus sueldos y sacar dinero. Han sido casi dos semanas y la vida está paralizada”, dijo Metwali Sha’ban, un voluntario que hacía una lista de clientes para organizar el servicio.
Con la crisis política aún sin resolverse, los bancos podrían afrontar retiradas masivas de dinero por parte de ciudadanos temerosos de que el acceso a sus depósitos sea restringido de nuevo.
A los bancos también les preocupa las transacciones interbancarias en el mercado local de divisas, una fuente de financiación para estas entidades.
Hosni Mubarak necesita que los egipcios vuelvan a trabajar y que los negocios vuelvan a funcionar.
Los manifestantes que acampan en la plaza Tahrir de El Cairo prometieron continuar con su batalla para derrocar a Mubarak, pero el presidente de 82 años insiste en que permanecerá en el cargo hasta las elecciones de septiembre.
“Nosotros queremos que la gente regrese a trabajar y reciba su sueldo, y que la vida regrese a la normalidad”, dijo el comandante del Ejército egipcio Hasan al-Roweny, que recorrió la plaza Tahrir para intentar convencer a los manifestantes de que se marchen de la céntrica y habitualmente concurrida intersección.
USA, aliado de Egipto y donante de ayuda, hizo hincapié en la necesidad de un cambio gradual y de negociaciones entre el Gobierno y grupos de oposición sobre un traspaso ordenado del poder.
La secretaria de Estado de USA, Hillary Clinton, respaldó el sábado las negociaciones entre Omar Suleiman, escogido por Mubarak como vicepresidente, y los grupos de oposición, diciendo que el diálogo entre Gobierno y opositores necesita tiempo.
Suleiman debe reunirse con los grupos de oposición el domingo en unas negociaciones a las que asistirán por primera vez los Hermanos Musulmanes, el grupo opositor más organizado de Egipto.
“Hemos decidido participar en una ronda de diálogo para determinar la seriedad de los funcionarios frente a las demandas del pueblo y su voluntad de responder a ellas”, dijo un portavoz del grupo prohibido a Reuters.
La dimisión de la cúpula del hegemónico Partido Nacional Democrático (PND), con Gamal Mubarak al frente, confirma que el cambio es imparable. Más allá de los tanques que dominan la ciudad, de los manifestantes que mantienen el bastión de la plaza de la Liberación (destinados a un lugar de privilegio en la épica árabe y en la historia mundial del progreso), de una inevitable tensión colectiva, El Cairo muestra deseos de trabajar y volver a sus embotellamientos y a su caos cotidiano.
En cierta forma, eso favorece al régimen. Es decir, al Ejército, que gana tiempo mientras organiza algún tipo de salida para Mubarak.

7 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , | Deja un comentario

En Egipto, Washington hizo malos cálculos

James Petras: “En Egipto, Washington hizo malos cálculos”
Por: Rebelión/CX36 Radio Centenario/Efraín Chury Iribarne
Fecha de publicación: 04/02/1
James Petras, intelectual estadounidense
04 de febrero 2011.-Enrevista de CX36 Radio Centenario al sociólogo y analista internacional James Petras sobre la situación política de Egipto
Chury: Le estamos dando los buenos días a Petras, ¿cómo te va, cómo estás?Petras: Muy bien.

Chury: Y estamos para que nos ubiquemos en los comentarios tuyos, y te dejo la libertad de empezar con el tema que tu quieras arrancar.

Petras: Bueno, el gran tema del día son los acontecimientos en Egipto donde tenemos este gran enfrentamiento entre el pueblo en las calles y el gobierno de Mubarak y sus militares en el otro lado y los Estados Unidos jugando el juego típico de estas situaciones donde por un lado critican al régimen y por otro lado siguen apoyándolo a partir de las consultas con los militares, a partir de las ayudas que siguen canalizando.

Una cosa importante a tomar en cuenta es que al momento que Washington decide que ya no puede salvar a la dictadura, está dispuesto a sacrificarlo para salvar al Estado.

El régimen gobernante, el gobierno, no es una necesidad estratégica. Lo que sí es importante para el imperio norteamericano es salvar al Estado, el aparato represivo, porque al final de cuentas eso es lo que determina la política económica, las alianzas estratégicas. Hemos tenido por ejemplo muchos casos en el pasado, donde Washington sacrifica -incluso asesina- a un dictador que ya ha perdido el control del país. Tenemos el caso de Trujillo en la Republica Dominicana, Somoza, el dictador de Nicaragua, que a último momento decidieron apoyar a un gobierno de transición pero fracasaron. Tenemos el caso de Diem, el presidente de Vietnam y muchos ejemplos más donde Washington decide cambiar de caballo y busca un recambio a partir de una figura que pueda colaborar con el viejo Estado.

En este caso no está claro quién ha elegido Washington; parece que el candidato principal es ElBaradei de un lado y del otro lado alguna figura del viejo régimen. Pero como es visto en el caso de Túnez, este tipo de recambios por lo menos cambios dentro del viejo régimen no se le puede vender al pueblo. En el caso egipcio no es claro todavía que los Estados Unidos han decidido cambiar de caballos; siguen apoyando a Mubarak. Estoy convencido de que las comunicaciones entre Washington y Mubarak son grandes y con algunas dificultades teniendo en cuenta que el dictador no tiene ninguna posibilidad de quedarse en el país incluso podría pasar que hubieran juicios legales si no tiene control. Entonces lo que los dictadores piensan es que ellos tienen una alianza estratégica con los Estados Unidos, que son garantía absoluta de apoyo. Mientras que para Estados Unidos estos regímenes son instrumentos, es decir, mientras pueden controlar el país, mientras pueden canalizar todo el apoyo militar para apoyar a los Estados Unidos en la región son útiles; pero son apoyos de relaciones tácticas. Washington dice textualmente, que lo que les importa es sus intereses. Mientras, las alianzas son temporales y eso es lo que no entienden todos estos dictadores, que en el momento en que pierden capacidad, se van. Como el caso de Pinochet que recibió el apoyo norteamericano durante casi 17 años y al final de cuentas con las movilizaciones, la confrontación, la lucha armada, las huelgas generales, decidieron optar por un recambio o buscó un recambio dentro de la vieja Constitución y el viejo ejército, donde permitieron elecciones. El caso de lo que estamos mirando en Egipto tiene sus antecedentes. Caso similar al pacto del Club Naval en Uruguay donde los militares acordaron con la intermediación de Estados Unidos permitir la vuelta de la política electoral a cambio de que no se tocara al ejército, ni sus intereses.

Eso es lo que está negociando en Egipto ahora.

Chury: Sí, conocemos lo de Uruguay. En definitiva para que aparezca como que cambia pero que todo siga igual como sigue hoy con los gobiernos del Frente Amplio.

Petras: No es totalmente igual en el sentido que permiten elecciones, permiten alguna expresión libre; permiten algunos derechos democráticos, pero la estructura económica, la estructura del estado queda dentro del marco político de la política neoliberal. Ese es el acuerdo: nosotros permitimos libre expresión, elecciones, políticos, Parlamento. Mientas vosotros tienen que dejar intactas nuestras alianzas militares, nuestros intereses económicos y la capacidad de apoyarnos cuando lo necesitemos.

Ahora, lo que pasa es que en el Medio Oriente un nuevo gobierno, incluso de centro, no puede continuar colaborando en la misma forma que Mubarak, descaradamente aliado del colonialismo, de la opresión de los palestinos con el bloqueo de Gaza. Eso va a perjudicar a Israel. Cada gobierno elegido en Medio Oriente árabe obviamente no puede ser un aliado de Israel.

Segundo, es muy posible que un nuevo gobierno no apoye las provocaciones de aliados de los Estados Unidos en El Líbano.

Tercero: es muy probable que retire cualquier apoyo a las guerras en Afganistán e Irak porque son políticas que no tienen mucho más que diez por ciento de apoyo en el país.

Esta política de Mubarak apoyando Israel y las guerras, era sumamente impopular. Y ahora con el cambio de gobierno, si siguen luchando y cambian el gobierno, porque para mí no es absolutamente cierto que el gobierno caiga. Hasta que caiga no lo sabemos porque hay muchas intrigas entre militares, norteamericanos, Mubarak, y otros personajes del aparatus represivo. Es probable que caiga aunque no está garantizado. Pero las implicancias por la política internacional del Medio Oriente son enormes y pueden tener otro efecto que es el de apoyar nuevos cambios por ejemplo en Yemen. En Yemen ahora el gobierno sólo controla una fracción del país porque en el norte hay rebelión, en el sur hay rebeliones, hay huelgas generales y manifestaciones . Si Egipto cae, cae abruptamente Yemen y después entramos en el Golfo donde Arabia Saudita es el régimen más reaccionario y anacrónico. Después tenemos Jordania.Hay grandes movilizaciones ya, poniendo en cuestión la política del monarca que es un apoyante de Israel y que colabora con la CIA desde hace muchos años, hace dos o tres generaciones. Entonces todo el Medio Oriente está en un proceso de transformación.

Ahora, el éxito de la transformación depende mucho de las alianzas y la correlación de fuerzas. Pero podemos decir que las cosas no van a continuar. Y Washington perdiendo a estos cipayos va a quedar muy debilitado para continuar la guerra en Irak y las amenazas a Irán, lo que puede llevar a un período de más paz y más justicia.

Chury: Petras, es poco común que el gobierno central de los Estados Unidos llame a tantos embajadores y a tantos representantes como en consulta. ¿A qué obedece esto, a lo que está pasando en Egipto y el Medio Oriente?

Petras: Bueno, como dijimos ahora, hay un proceso de transformación en el Medio Oriente, que afecta la correlación de fuerzas entre el pueblo y el imperialismo. Y los Estados Unidos no anticiparon estos cambios; se quedaron con los pantalones bajos. Hace un mes las apreciaciones eran de que Mubarak está muy estable, está muy en control. Túnez,es el otro caso. Una encuesta de Washington unas semanas antes de la caída predicaba que el régimen iba a continuar. Y lo mismo en los otros países. Washington siempre calcula en función de las fuerzas militares y el gobernante, nunca tiene contacto con las fuerzas de abajo. En Egipto la popularidad de los Estados Unidos era la más baja en todo el mundo, del 17 por ciento de popularidad.

En este sentido Washington hizo malos cálculos, mal análisis y ahora está cosechando las consecuencias. La consulta es para reorientar la política frente a esta nueva coyuntura; cómo sacrificar algunos intereses para mantener la hegemonía.

Por esta razón la visión de Estados Unidos como omnipotente, que ve las dictaduras como para siempre, es muy equivocada. Y la izquierda siempre exagera la capacidad de Estados Unidos de controlar los factores de poder. Cuando en realidad el control puede mantenerse por un largo plazo pero al final de cuentas estructuralmente está muy débil.

Chury: Petras, te estamos agradeciendo muchísimo el análisis de todo este tema que está en el tapete en este momento como noticia central .

Petras: Muy bien. Gracias.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

6 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL | , , , | Deja un comentario