cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

De cómo la policía detuvo a “Personas Normales” por administrar un chat y lo comparó con Al-Qaeda.

De cómo la policía detuvo a “Personas Normales” por administrar un chat y lo comparó con Al-Qaeda.

 

Esta mañana se ha detenido a tres personas.

La policía ha enviado una nota de prensa que ha sido distribuida por los medios de comunicación diciendo, literalmente que se había “detenido a la cúpula de Anonymous”.

Cualquiera con dos dedos de frente diría que una organización distribuida en red, sin jerarquías de ningún tipo, sin centros de mando, no puede tener una cúpula (Así se han encargado de recordarlo varios hastag en twitter que han llegado a ser trending topic en España en apenas horas) Pero… ahí estaba la nota de prensa.

Unas horas después dos manos de la policía nacional han comparecido en rueda de prensa para explicar lo sucedido. La rueda de prensa ha ido de lo surrealista a lo grotesco. La “cúpula” en cuestión supuestamente administraba un chat a través del cúal se organizaban ataques de denegación de servicio a páginas webs.

Repetimos: La cúpula administraba un chat.

La perversión del lenguaje de la lucha antiterrorista chocaba con la realidad y provocaba giros sorprendentes. La policía ha llegado a decir “Es como si yo mañana estoy deacuerdo con uno de los ataque y me uno para ese ataque en concreto” o “Eran personas normales, nornales. Algunos trabajando, otros en paro, como todos”.

En uno de los momentos más grotescos de la rueda de prensa han recordado que Anonymous está considerado por la OTAN como un grupo peligroso “Como Al-Qaeda, Los Talibanes o Corea del Norte”. Sin entrar en la vaga consideración de un país entero como “grupo peligroso” en la redacción de Madrilonia seguimos pensando como puede ser si quiera similar poner bombas, realizar atentados suicidas someter poblaciones enteras bajo dominios dictatoriales y administrar un chat.

Mientras tanto.

Si tocan a uno, nos tocan a todos.

Anonymous defiende los derechos individuales, la lucha contra la privatización del conocimiento, la libertad de expresión y la democracia. Y eso es, efectivamente, peligroso.

 

10 junio, 2011 Posted by | ANONYMOUS | | Deja un comentario

‘Anonymous’ amenaza al FMI por las condiciones del rescate a Grecia

Thursday 2 june 2011

‘Anonymous’ amenaza al FMI por las condiciones del rescate a Grecia

 

ATAQUE INFORMÁTICO

‘Anonymous’ amenaza al FMI por las condiciones del rescate a Grecia

02.06.11 –  –  

EFE | WASHINGTON
  • El anunció se produjo en Twitter y criticó las medidas de austeridad impuestas
  • El organismo afirma estar alerta y preparado para resistir el ataque
'Anonymous' amenaza al FMI por las condiciones del rescate a Grecia

Anonymous ha puesto ahora el foco sobre el FMI. / Archivo
 
El grupo de piratas informáticos ‘Anonymous’ anunció en Twitter la “Operación Grecia” en la que invita a atacar la página web del Fondo Monetario Internacional (FMI) por su desacuerdo con las condiciones del rescate a Grecia. El mensaje de Twitter de Anoymous Operations no ofreció detalles sobre cuándo podrían tener lugar los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDOS).
 
El mensaje remite a una página web en la que se critican las condiciones del plan de austeridad exigido a Grecia a cambio del paquete de rescate conjunto de 110.000 millones de euros del FMI y la Unión Europea (UE). El FMI dijo estar alerta a raíz del llamamiento de Anonymous.
 
“Somos conscientes de la amenaza y tomaremos las medidas apropiadas”, afirmó en un correo electrónico el portavoz del FMI, William Murray.
 
El grupo ‘Anonymous’ cobró relevancia a finales del año pasado cuando lanzó ataques a favor de la organización WikiLeaks después de que el grupo divulgase miles de documentos confidenciales redactados por funcionarios diplomáticos estadounidenses en todo el mundo.
 
La ‘Operación Vengar Assange’ consiguió entonces derribar parte de los sistemas informáticos de Mastercard y Visa, en una prueba del poder de la movilización espontánea por Internet.
 
La agencia de medición de riesgo Moody’s rebajó hoy en tres grados la calificación de la deuda soberana de Grecia y amenazó con volver a degradarla ante el riesgo de una reestructuración y el impago de la deuda helena.
 
El anuncio se produce cuando se da como próximo un acuerdo entre la Unión Europea, el FMI y Atenas para evitar un impago, que incluiría ayuda adicional a Grecia, nuevas medidas de austeridad por parte del Gobierno y, posiblemente, alguna participación del sector privado.
 
Sabotaje a la televisión en EE UU
 
Un grupo de piratas informáticos ha atacado la página web de la televisión pública estadounidense (Public Broadcasting Service, PBS) en respuesta a la emisión de un documental sobre Wikileaks. Los hackers, conocidos bajo el nombre de Lulz Boat, introdujeron una noticia en la que se aseguraba que el rapero Tupac Shakur, fallecido en 1996, se encontraba vivo y residía actualmente en Nueva Zelanda.
 
Los integrantes de Lulz Boat atacaron los servidores de la PBS el domingo y robaron contraseñas y otro tipo de información confidencial. Aunque el personal de la cadena pudo eliminar la noticia, los piratas subieron un enlace a Twitter.
 
“Acabamos de ver Wikisecrets y estamos cuanto menos impresionados”, afirmaron, en referencia al reportaje de una hora de duración emitido el martes pasado por la PBS. El documental hablaba del soldado Bradley Manning, quien presuntamente facilitó a Wikileaks documentos diplomáticos de gran valor.

2 junio, 2011 Posted by | ANONYMOUS | , , , | 1 comentario

Anonymous presenta Operación V de Votaciones

Anonymous presenta Operación V de Votaciones
by AnonVids

5 abril, 2011 Posted by | 2.-INTERNET, ANONYMOUS | , , | Deja un comentario

Anonymous: los enemigos de los enemigos de Wikileaks

WIKILEAKS

Anonymous: los enemigos de los enemigos de Wikileaks

Por: Delia Rodríguez

Más o menos ya nos hemos enterado de qué es Wikileaks. Y también va quedando claro quién está en su contra. Pero ¿quiénes demonios están tirando abajo las páginas de las empresas que retiran sus servicios a la organización de Assange? PayPal, Visa, Mastercard, EveryDNS, Amazon y el banco suizo PostFinance han expulsado en la última semana de su clientela a Wikileaks, causando graves problemas a la organización. Su boicot no ha quedado impune. El lunes PaypalPostFinance fueron tumbados por un ataque informático. Hoy ha caído Mastercard.
Visa
Ha habido otros ataques menos sonados (a la fiscalía sueca, a la web del virulento senador Lieberman, a los abogados de las mujeres que denunciaron a Assange… incluso una escisión fue a por la página deSarah Palin por decir que Assange debía ser cazado como un terrorista). Y habrá más acciones. Puede que incluso caiga Twitter debido a las acusaciones de manipular sus trending topics en contra de Wikileaks.

Los autores de los ataques se autodenominan Anonymous. “Aunque no tenemos demasiada filiación con Wikileaks, luchamos por lo mismo: queremos transparencia (en nuestro caso sobre coyright) y nos oponemos a la censura. El intento de silenciar Wikileaks es un gran paso hacia un mundo donde no podremos decir lo que pensamos ni expresar cómo nos sentimos. No podemos dejar que esto pase, y esa es la razón por la que averiguaremos quién está atacando Wikileaks y por tanto, quién está tratando de controlar nuestro mundo”, han dicho on line.

1291659886233

Es más fácil decir qué no son los miembros de Anonymous: no son hackers (por lo menos no todos), no son un grupo organizado, no son coherentes en sus fines, no reconocen líderes, ni tienen unos miembros fijos, ni unos objetivos determinados, ni pertenecen a un país concreto.

Tampoco creo que la delicada expresión “grupo ciberactivista” los describa demasiado bien dados sus métodos y su tendencia a la gamberrada (hoy defienden a Wikileaks, pero hace unos días tumbaban Tumblr por modernos y por copiarles los memes).

Hablábamos de ellos y de su casa madre, 4chan, en este mismo blog en octubre, cuando tiraron las webs de la SGAE y del Ministerio de Cultura español:

“4chan.org es el segundo mayor foro del mundo con seis millones de usuarios, un espacio desquiciado y gamberro en el que nadie utiliza su nombre. Acusados por muchos de ser una panda de niñatos, han creado una cultura y un lenguaje propios tan cerrados que las primeras veces que alguien entra en él no entiende nada.

Cuando se ponen de acuerdo para hacer algo son capaces de inundar de porno YouTube, hackear el correo de Sarah Palin, rescatar gatos maltratados, volver a poner de moda a Rick Astley, nombrar a su fundador hombre del año en TIME o intentar enviar a Justin Bieber de gira a Corea. Del Norte.

Están detrás de muchas de las noticias extrañas que leemos en los medios sobre internet.

Nacido dentro de 4chan, Anonymous es el nombre de quienes han montado los ataques DDOS, pero se equivocan quienes piensan que es una organización en el sentido tradicional del término (…)

El “grupo” comenzó a conocerse en enero de 2008, cuando 4Chan le declara la guerra a la Cienciología tras un polémico vídeo de Tom Cruise.

Tiraron la web por el método habitual, pero también salieron del ámbito virtual realizando miles de llamadas amenazantes y visitando sedes disfrazados con máscaras inspiradas en el cómic ‘V de Vendetta’. La Wikipedia habla más de ellos“.

A pesar de su falta de estructura en el sentido tradicional, Anonymous es muy eficazSe calcula que la Operación Payback había causado hasta el pasado 23 de noviembre 37 días de inactividad a algunas de las webs más importantes del mundo audiovisual y antidescargas.

Esta Operación es la que ha modificado sus fines para transformarse en la operación Vengar a Assange de la que forman parte los ataques a Mastercard, PayPal y EveryDNS. (Su desarrollo está siendo muy bien monitorizado por la empresa de seguridad española Panda).

Los miembros de Anonymous se reúnen por lo general alrededor de un chat, donde discuten estrategias y fijan objetivos. Después distribuyen panfletos –con una buena dosis de cachondeo– o publican anuncios de sus intenciones, muchas veces en 4chan.

Finalmente, todos a la vez, envían un ataque DDOS que es el que ‘tumba’ las webs al lanzar miles de conexiones por segundo a través de ordenadores repartidos por todo el mundo contra los servidores donde se encuentran alojada esa página, algo muy difícil de resistir técnicamente pero muy fácil de organizar.

Suena sofisticado, pero en realidad cualquiera puede descargarse el programa necesario para unirse a un ataque DDOS de Anonymous.

Es decir,cualquiera puede ser miembro de Anonymous en un momento dado sin apenas conocimientos informáticos siguiendo este link y obedeciendo instrucciones. En Twitter se han atribuido los ataques a Mastercard, que la compañía ha reconocido más o menos en un lacónico comunicado.

De vez en cuando, alguno de los miembros de Anonymous concede una entrevista a algún medio, aunque siempre dentro de ese espíritu de colmena que los caracteriza.

The New York Times ha hablado hoy con Gregg Housh, un miembro de Anonymous que ya había participado en anteriores acciones y que les ha confirmado que esta era la primera vez que el grupo tenía suficiente poder como para tirar abajo una empresa del calibre de Mastercard. “No han cambiado nuestras tácticas esta vez”, dice, “pero hay muchísimo más apoyo y hay tanta gente haciéndolo que sitios como esos están cayendo”.

The Guardian ha hablado con un tal “Coldblood”, un veinteañero que ha definido el grupo como “una banda de gente que comparte el mismo tipo de ideales” y que quiere ser un fuerza para el “bien caótico”. “Espero que el futuro de las protestas sea la ACCIÓN. No el andar en círculos con pancartas inútiles que todo el mundo ignora”, decía otro de ellos al blog de Panda hace un par de meses.

Anonymous, el enemigo sin cabeza ni nombre que tiene como uno de sus lemas el bíblico “somos legión” me parece un digno protagonista de una historia tan fascinante como la de Wikileaks.

De momento su web está tan caída como la de Mastercard, porque ellos, como Wikileaks, también son víctimas de los mismos ataques DDOS que lanzan. ¿Quién será el siguiente en caer? Se admiten apuestas.

Actualización 21:30. No hay quien mantenga un blog actualizado en estos tiempos.

Mientras le daba a publicar, Anonymous ha identificado un nuevo objetivo, ni más ni menos que VISA, que será objeto de un ataque en menos de una hora.

Si consiguen tirarla habrán acabado con VISA y Mastercard, que además de dos de las mejores seguridades del mundo poseen un precioso valor simbólico.

Actualización 22:05. Visa.com ha caído.

Assange

25 febrero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, WIKILEAKS | , | Deja un comentario

La Asociación de Internautas escribe al embajador de EEUU sobre la ley Sinde

La organización dirigida por Víctor Domingo considera que la ley “trae de vuelta la censura de Franco”.

2011-01-31
PORTALTIC/EP

La Asociación de Internautas ha remitido una carta abierta al embajador de los Estados Unidos en España, Alan D. Solomont, en señal de protesta al pacto entre PSOE, PP y CiU para la aprobación de la llamada ley Sinde, que permitirá el cierre de webs que enlacen contenidos. Entre otras cosas, considera que “trae de vuelta la censura de Franco”.

En una misiva (en inglés) en la que no falta el sarcasmo, la Asociación de Internautas agradece al embajador la supuesta intervención del Gobierno de los Estados Unidos en la creación de esta normativa, según revelaron los cables de WikiLeaks.

“Gracias a usted, hemos descubierto que el Gobierno de España no es nuestro interlocutor válido”, dicen desde la asociación, que considera al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al líder de la oposición, Mariano Rajoy, o a la ministra de Cultura, Ángelez González-Sinde, meros “empleados” de Estados Unidos.

En este sentido, la asociación transmite al embajador las consecuencias que, considera, tendrá este pacto en las urnas. “Los usuarios de Internet en España ya han dejado claro que no darán sus votos a ningún partido que apoye la Ley Binde-Sinde”.

La Asociación de Internautas emplaza en esta línea al embajador a que su país “premie adecuadamente a los representantes de estos tres partidos (PSOE, PP y CiU), el señor Zapatero, el señor Rajoy y el señor (Arthur) Mas por un trabajo muy bien hecho”. “No olvide también premiar a Ángeles González-Sinde y a José María Lassalle”.

En su escrito, la asociación también critica que la ley será “inútil para perseguir” las descargas “denominadas ilegales”, citando el caso Napster, que incitó la apertura de webs y programas de intercambio de música.

Asimismo, consideran que la ley Sinde trae de vuelta hasta nuestros días “la censura de Franco”, lo que deja a España en una posición “no muy diferente de la de países como China o Irán, e incluso Túnez o Egipto, entre otros”.

Por estos motivos, la asociación considera que el problema de la piratería “seguirá estando ahí” en los Estados Unidos, a pesar de la ley Sinde. También opina que “no hay un modelo de negocio que resulte consistente si se enfrenta abiertamente a sus clientes (y los ataca, insulta y criminaliza), en lugar de cuidarlos”.

16 febrero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, SINDE | , , , , | 1 comentario

Anonymous aplaude a Alex de la Iglesia

Los ruidosos integrantes del colectivo de internautas abuchean a todas las estrellas que llegan al Teatro Real
/premios-goya/2011/archivos/201102/anonimous-238xXx80.jpg Anonymous, ante el Teatro Real. / Efe

Los ruidosos integrantes del colectivo de internautas Anonymous siguen abucheando a todas las estrellas de nuestro cine que están llegando al Teatro Real, pero han hecho una pequeña pausa en sus insistentes protestas cuando ha aparecido Alex de la Iglesia, junto a todo su equipo de ‘Balada Triste de Trompeta’.

Ese ha sido el único instante en el que han aflorado los aplausos, acompañados de gritos de “Alex Alex Alex”. Poco después ha sido Javier Bardem quien de nuevo se ha llevado una buena ración de abucheos. En respuesta, el actor les ha devuelto una amplia sonrisa y un saludo, eso sí, sin detenerse lo más mínimo y accediendo rápidamente al interior del Teatro.

Según ha declarado De la Iglesia a los periodistas, la “piratería es un problema grave que queremos solucionar y vamos a solucionar, pero hay que hacerlo con consentimiento y acuerdo de todos”. “Esto hay que hacerlo con calma y reflexionando, y estoy contento porque aquí tengo muchos amigos y hay gente que ha entendido mi dimisión, sobre todo el público”, ha planteado.

Por su parte, Icíar Bollaín ha destacado que ella acude a la gala con intención de disfrutar de este XXV aniversario de los Goya, mientras que el actor Luis Tosar ha querido quitar tensión a la situación al asegurar que “habrá mucho humor sobre todo lo que ha pasado” en el cine español en las últimas semanas.

Después de haber colapsado esta tarde las páginas web de la Academia de Cine y de los Premios Goya, varios centenares de miembros del colectivo de internautas Anonymous copan desde hace varias horas las primeras filas destinadas al público a las puertas del Teatro Real, desde donde están aprovechando para protestar contra la Ley Sinde y abuchear a las estrellas que ya están entrando al coliseo madrileño.

Con las caras tapadas con su tradicional careta blanca, están también provistos de pancartas con lemas como ‘Salvar la industria no es salvar la cultura’, ‘No a la mordaza digital’ o ‘Di no a la Ley Sinde’. Asimismo, están cantando proclamas como ‘la cultura no se censura’, acompañadas de gritos de “fuera fuera” y algunos insultos variados.

Anonymous había expresado también su intención de asaltar la alfombra roja, algo que hasta ahora no ha sucedido y que parece poco probable debido a las medidas de seguridad montadas para evitarlo. Los invitados a la gala, en cualquier caso, están a algunos metros de las vallas desde las que protestan los internautas, por lo que no se viven momentos de especial tensión, aunque, eso sí, los gritos sí los escuchan con total claridad.

14 febrero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, SGAE, SINDE | , , | Deja un comentario

Los “hacktivistas” de Anonymous atacan una firma de seguridad

BBC Mundo, Tecnología

Un joven con una máscara de AnonymousEl grupo tiene simpatizantes en varios países que usan máscaras cuando protestan en la calle.

El grupo de activistas en línea, Anonymous, atacó una empresa de seguridad informática en EE.UU. después de que ésta afirmara que conocía la identidad de sus líderes.

La agrupación secreta está siendo investigada en varios países por sus ataques a Paypal y otras compañías que le negaron algún servicio al sitio de filtraciones Wikileaks.

Y, durante el fin de semana, Aaron Barr, director de HBGary Federal, dijo que había descubierto los nombres de los más altos representantes de Anonymous.

El grupo respondió durante la madrugada irrumpiendo en el sitio web de la compañía y tomando control de su cuenta en Twitter.

Anonymous, conocido por ser un grupo sin una estructura fija, se ha visto involucrado en una gran cantidad de protestas en líneas y ataques en internet en los últimos meses.

En diciembre pasado lanzaron una campaña en apoyo a WikiLeaks que interrumpió los servicios de MasterCard, Visa y otras empresas que habían retirado su apoyo al sitio de filtraciones.

La ofensiva desencadenó investigaciones policiales en varios países del mundo y un puñado de arrestos en el Reino Unido y Holanda.

“Ustedes se lo buscaron”

Logo de AnonymousAnonymous dejó su logo y un comunicado en el sitio de HBGary.

Aunque los involucrados en el colectivo aseguran que no tienen una jerarquía tradicional, Barr le dijo al diario británicoFinancial Times que se había infiltrado en la organización y descubierto los nombres y direcciones de sus más altos representantes.

Afirmó que no tenía intención de entregarle la información a la policía a menos que fuera obligado a ello, pero que planeaba presentar su descubrimiento durante una conferencia en San Francisco, EE.UU., durante este mes.

Los ataques comenzaron poco después de que sus aseveraciones se hicieran públicas, con una ofensiva continua contra él a nivel personal y profesional.

La cuenta de Barr en Twitter se llenó de una secuencia de comentarios racistas y sexuales, además de datos personales como el teléfono celular o el número de seguridad social del director de la empresa.

Mientras tanto, en la página web de la firma apareció un mensaje diciendo que Anonymous había “confiscado” las operaciones de HBGary como acto de defensa.

“Ustedes se lo buscaron”, decía un mensaje.

“Déjennos enseñarles una lección que nunca olvidarán: no se metan con Anonymous”, aseguraron.

El grupo también informó que habían tomado el control de todo el correo electrónico de la compañía, borrado sus archivos, dado de baja sus sistema telefónico y publicado copias de documentos internos en línea.

Alguien escribe en un tecladoAnonymous está detrás de ataques a varios sitios en internet.

La BBC no pudo localizar a Barr para que comentara sobre lo ocurrido, pero el sitio “hackeado” fue reemplazado por una página genérica del tipo “en construcción”.

Además de la ofensiva pro WikiLeaks, Anonymous ha estado detrás de ataques a los gobiernos de Egipto y Túnez en apoyo a los protestas populares en dichos países.

También han lanzado fuertes campañas en favor del acceso a pornografía sin censura en la red y tomado acción contra una empresa antipiratería contratada por los estudios de Bollywood.

Se encuentra a su vez en una batalla con la Iglesia de la Cienciología afirmando que ésta suprimiendo la disidencia.

El grupo dice que está tratando de “defender la libertad y apertura de internet”.

7 febrero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, ARTÍCULOS de OPINIÓN | , , , | Deja un comentario

Anonymous

Una legión de ciberactivistas se moviliza en la Red.Se hacen llamar Anonymousy dicen luchar por la transparencia, la libertad de expresión y los derechos humanos.No muestran la cara ni tienen líderes.

La semana pasada tumbaron las webs oficiales de Túnez,

tras la autoinmolación de un joven.

Hace un mes, atacaron a las empresas que cortaron el grifo a Wikileaks.

Son un movimiento germinal, fuertemente libertario y de contornos confusos.

Este es su retrato

JOSEBA ELOLA 16/01/2011

Este es su lema: “Somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos. Anonymous”.

Así es como cierra sus anuncios y comunicados este movimiento sin líderes y sin portavoces, con voz, pero sin cara.

O más bien con máscara: la máscara del anarquista revolucionario de V de Vendetta, la novela gráfica de Alan Moore, la que inspiró la película protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaving en 2006.

La máscara se ha convertido en símbolo de un movimiento ciberactivista que no se anda con chiquitas.

La semana pasada colapsaron las webs oficiales de Túnez , tras la inmolación de un joven de 26 años.

El lunes pasado la tomaron con la web del partido irlandés Fine Gael.

Atacaron a la SGAE y a los partidos políticos españoles al hilo de la ley antidescargas.

Y hace un mes le metieron mano a Visa, Mastercard, PayPal y Amazon, las empresas que dieron la espalda a Wikileaks.

En Anonymous sería imposible que se produjera un infiltrado, aseguran, porque no hay líderes

“La mayor parte de los ‘anonymous’ no son ‘hackers’, son usuarios de Internet como cualquiera”, dice uno

Todo apunta a que sus miembros consideran más que superada la vieja dialéctica izquierda-derecha

En España, Anonymous cuenta con una base de entre 1000 y 2000 personas, con distinto nivel de compromiso

Anonymous está en su momento.Su gente está motivada.

La persecución a Wikileaks era el acicate que necesitaban. No van a parar.

Woolwich, a 45 minutos del centro de Londres, exteriores de la Real Corte de Justicia.

Acaba de comparecer Julian Assange, fundador de Wikileaks; es martes y una treintena de activistas se manifiestan en apoyo de su gran inspirador, de su nuevo héroe.

Entre ellos, Magnonymous, joven de 22 años que oculta su cara tras la máscara de V de Vendetta.

“Nos opondremos a cualquier violación de derechos humanos.

Nos opondremos a cualquier ataque del Gobierno. Si esto sigue así, la revolución será la única opción”.

Magnonymous es uno más, no es portavoz de nadie, y menos de un movimiento que no quiere portavoces, como se apresuran a decir todos los miembros de Anonymous apenas empiezan a hablar con un periodista.

Le pidió el día libre a su jefe para venir a manifestarse a este lejano juzgado, la corte a la que traen casos en que es preciso mantener a la prensa y al público a raya, el lugar donde fueron juzgados los terroristas de los atentados de Londres de 2005.

“No somos miembros de ningún grupo político, no somos políticos, somos activistas.

Me ofendería si me adscribieran a cualquier corriente política”.

Entender el universo Anonymous no es cosa fácil, el fenómeno es el perfecto reflejo del nuevo mundo en el que vivimos, de la nueva sociedad que está naciendo a raíz de la revolución digital.

Todo apunta a que sus miembros consideran más que superada la vieja dialéctica izquierda-derecha.

Total, qué más da que gobiernen el centro-izquierda o el centro-derecha, todos van a hacer lo mismo, todos están al servicio de los grandes bancos y las grandes empresas, todos van a seguir intentando controlar el chiringuito.

Pues bien, aquí hay una legión de jóvenes que no quieren que se oculte que las cañerías del chiringuito no desaguan bien; no quieren que se oculte que hay varios en el chiringuito que meten la mano en la caja; no quieren que se oculte que a un disidente de la gestión del chiringuito le quisieron tapar la boca.

No quieren que se oculte nada. La nueva dialéctica: estar a favor del ocultamiento o de la transparencia. Una de dos.

Este movimiento global, transnacional, transversal, también es difícil de entender porque se gestó en la Red, con las inercias propias de Internet. Es producto del momento, de la interacción, de la necesidad de movilizarse en un mundo cínico, corrupto e injusto.

Se ha tejido de forma orgánica, conversación sobre conversación, idea sobre idea, propuesta sobre propuesta.

Cualquiera puede formar parte de Anonymous, cualquiera puede entrar cuando quiera y sumarse a la conversación en webs como whyweprotest.net.

Entrará en un mundo en el que la gente se va poniendo progresivamente de acuerdo sobre una idea hasta que una suerte de consenso espontáneo indica cuál es el siguiente objetivo, contra quién hay que lanzar el próximo ataque.

Algún diario, como The Guardian, ha sostenido que están más coordinados de lo que ellos mismo creen.

No todos los miembros de Anonymous son hackers, no.

Los hackers son una gran minoría del colectivo. La mayoría son ciberactivistas que participan en la conversaciónonline y, ocasionalmente, en la protesta en la calle.

En torno a unos 1.000 integrantes, según la experta Gabriella Coleman, son los que ponen sus ordenadores al servicio de los ataques contra webs, los que se descargan el dispositivo que permite que su ordenador, cautivo, pueda ser parte de los llamados DDoS, ataques distribuidos de denegación de servicio.

Los DDoS son el arma que los ciberactivistas tienen más a mano.

Permiten realizar operaciones que consiguen un considerable eco mediático y que afectan a la imagen de la marca contra la que se dirigen. Consisten en mandar simultáneamente, orquestadamente, miles de peticiones a un servidor para que se colapse.

Así ocurrió el pasado 8 de diciembre.

Mastercard decidió cortar en esa fecha el grifo a Wikileaks.

Cualquiera que quisiera hacer una donación a la plataforma de Assange no podría hacerlo a través de una tarjeta de esta compañía.

La decisión desencadenó el ataque. “Registramos lo que llamamos unsuper heavy traffic “, declara en conversación telefónica Cristina Feliú, portavoz de Mastercard para España y Portugal.

“Eso significa que quien entró en nuestra página notó que funcionaba con mayor lentitud”.

Pero no se produjo, según dice, ningún problema en las operaciones de sus clientes con tarjetas, ni ningún tipo de fraude.

“Al día siguiente ya habíamos recuperado el ritmo”.

Desde Visa declinan hacer comentario alguno y se remiten a los comunicados que afirmaban que los ataques no afectaron a sus operaciones.

Evidentemente, en ese gran colectivo cuya cifra de miembros y simpatizantes es difícil de estimar (los miembros consultados hablan de decenas de miles) hay hackers. Y, de hecho, el FBI está tras sus pasos.

Un joven holandés de 16 años fue arrestado poco después de los ataques en su casa, en La Haya. Admitió que había participado en ellos y fue puesto a disposición judicial.

“Admitir que participaste no es muy inteligente”, explica Philter, estudiante de 19 años y miembro de Anonymous.

“El chico tenía 16 años y se asustó, era bastante inexperto, no tomó las suficientes precauciones”.

Hablar con la gente de Anonymous no es fácil. Desconfían de los periodistas, de que sus comunicaciones estén intervenidas.

No ven con muy buenos ojos a los medios de comunicación tradicionales: desde su punto de vista, ayudan a que se mantenga el statu quo.

El hecho de que un diario como EL PAÍS o The Guardian hayan participado en la difusión de los cables de Wikileaks ha supuesto, explica Hamster, informático londinense de 26 años, un plus de credibilidad para medios hasta ahora poco apreciados.

La semana pasada nos pusimos en contacto con miembros de Anonymous en España.

Aclarando, como siempre, que no respondían en calidad de portavoces de nadie, ya que el movimiento no tiene portavoces, declinaron realizar una entrevista telefónica o en persona.

Cualquiera que intente destacar un poco entre los anonymous es automáticamente rechazado por el resto de la comunidad.

Así ocurrió en Londres en diciembre con Coldblood, un anonymous que dio la cara ante los medios en los días del proceso a Assange.

“Coldblood ha sido condenado al ostracismo”, confirma Hamster, miembro de Anonymous desde 2008.

No obstante, los miembros de Anonymous Spain, que desde hace varias semanas envían comunicados a ciertos medios de comunicación actualizando la información en torno a las distintas operaciones de ataque, ofrecieron la posibilidad de que les enviáramos un cuestionario, al que responderían de modo consensuado.

Respondieron tres administradores del canal #hispano, encuadrados en edades entre los 17 y 32 años, según dijeron.

Sus respuestas, desde luego, encajan perfectamente con el discurso que mantienen los miembros de este movimiento de conciencia onlineconsultados hasta la fecha y con el tono de las webs en que participan.

Resulta interesante reproducir aquí las respuestas de esta célula de Anonymous a las preguntas que les enviamos para aclarar ciertas dudas. No son portavoces de nada. Pero sus palabras sirven para reflejar el sentir de esa comunidad.

Pregunta. ¿Se puede dar alguna cifra de cuánta gente en España pertenece a Anonymous? ¿Y cuánta a nivel internacional?

Respuesta. Sería imposible dar cifras, y esa es la gracia de Anonymous.

Para empezar, hay que recordar que es una organización que no existe y que por definición es una (des)organización. Anonymous no es nadie y puede ser cualquiera.

Salvando las distancias, es como una organización insurgente basada en células, compartimos una marca, Anonymous, pero somos gente independiente, que responde a una ideología común y que participa de cada acción particular de acuerdo con si coincide o no con sus convicciones.

Teniendo lo anterior en cuenta, y específicamente en España, si tuviera que dar una cifra, creo que estaríamos hablando de entre 1.000 y 2.000 personas, que van en diversos niveles de compromiso, desde una mayoría que serían los que apoyan nuestras iniciativas en Twitter, Facebook, etcétera, hasta los más comprometidos, que serían algo más de un centenar, los que participan saliendo a la calle con acciones reales como, por ejemplo, la Operación Paperstorm

[distribución de folletos, flyers, pintadas] o las concentraciones de la Operación Demostración [concentraciones en España a favor de Wikileaks y contra la ley Sinde]

. A nivel internacional, extrapolando, hablaríamos posiblemente de decenas de miles.

P. De ellos, ¿cuántos participan en los ataques DDoS?

R. Aquí sí podemos dar cifras más exactas. En los ataques del 20 de diciembre contra laley Sinde contábamos con casi 500 usuarios conectados en la Colmena, que es el sistema de comando y control de la herramienta de DDoS LOIC que permite que todos losanonymous ataquen a un mismo tiempo a un mismo objetivo. Este número, no obstante, podría ser más alto, pues habría que añadir la gente que atacaba manualmente o desde Linux.

P. ¿Alguna iniciativa en las acciones de Anonymous tuvo su origen en conversaciones de Anonymous España?

R. Realmente no se puede diferenciar entre Anonymous de tal o cual país. Cuando se plantea una operación, si esta es secundada, recibe apoyos de todo el planeta; hubo apoyos a nuestra lucha contra la ley Sinde en diciembre y aún esperamos más en el futuro.

Prueba de ello es esta convocatoria redactada en más de 15 idiomas, en la que han participado anonymous de todo el mundo, en la que se hace un llamamiento a todos los anonymous a apoyar las protestas virtuales contra la ley Sinde.

P. ¿En qué foros o webs os movéis?

R. Nuestro principal punto de unión no es una web o un foro, sino una red de chat conocida como IRC, nosotros lo llamamos el IRC Anonops. Aquí nos reunimos en diversos canales de discusión como #operationpayback o #hispano, este último, el que aglutina a los anonymous españoles; desde ahí se pone en común y se plantean estrategias.

Las que son secundadas luego se van distribuyendo a la red por blogs y webs anonymous, hasta llegar a los Twitter y Facebook de anonymous individuales. Es una estructura perfectamente organizada en la que, sin embargo, no existen líderes ni ninguna fuente inicial.

P. ¿Qué diríais a la gente que dice que sois hackers?

R. La mayor parte de los anonymous no son hackers en el sentido clásico de la palabra, son usuarios de Internet como cualquiera, solo que con una motivación para el activismo digital.

Lo que sí es cierto es que contamos con hackers entre nuestras filas, por ejemplo, la gente que administra los servidores de IRC y el resto de las redes de comunicaciones encriptadas, o los que programan LOIC [Low Orbit Ion Cannon, aplicación para realizar pruebas de resistencia a una red informática] y las herramientas de ataques.

He aquí la grandeza de Anonymous, solo hace falta un genio informático para programar la herramienta, y cuando esta herramienta pasa a ser usada por miles de personas anónimas, aunque no sean expertos a efectos prácticos, es como contar con un ciberejército de miles de hackers que pueden inutilizar cualquier red o sistema informático si se lo proponen.

P. ¿Cuáles son los principios básicos de vuestro ideario?

R. Son pocos y terriblemente simples, lo que permite unificar a la mayor cantidad de gente posible. Anonimato absoluto, que supone, entre otras cosas, la ausencia total de líderes y cabezas visibles en nuestro movimiento; la lucha contra la corrupción en los Gobiernos o en cualquier estructura de poder. La defensa incondicional de la libertad en Internet.

P. ¿Existe peligro de que alguien intente manipular vuestras operaciones desde dentro?

R. Sería imposible, cada anonymous actúa de forma individual, él mismo decide si forma o no parte de una operación de forma totalmente independiente del resto. Si piensas en organizaciones reivindicativas del siglo XX, siempre han corrido el riesgo de que un topo se infiltrara y con el tiempo llegara a formar parte de la cúpula para desbaratar la organización desde dentro; eso sería imposible con anonymous, pues no existen líderes, ni se sigue una jerarquía formal.

No obstante, sí sabemos que existen agresiones externas contra Anonymous, como la investigación del FBI abierta a raíz de los ataques DDoS a Mastercard y PayPal, o sofisticados ataques informáticos que hemos sufrido y sospechamos provienen de servicios de inteligencia occidentales; afortunadamente, en estos casos la naturaleza descentralizada de Anonymous también hace imposible cualquier injerencia externa.

P. ¿Cuáles son las preocupaciones actuales de Anonymous?

R. Lo importante, la verdadera preocupación, es seguir luchando por los principios de nuestro ideario, y en función de eso estamos trabajando en varias operaciones. Está en marcha la publicidad de fase 2 de la Operación Sinde, que consistirá en diversas acciones de protesta en torno al día 18 de enero, en que termina el plazo de presentación de enmiendas a dicha ley.

A nivel mundial está en marcha la Operación Tunisia, en apoyo a los manifestantes en contra del régimen tunecino: se han realizado ataques DDoS contra diversos sitios oficiales y también se ha elaborado un kit de ayuda informático con programas de cifrado y comunicaciones para los disidentes tunecinos. En relación con el futuro estamos preparando la Operación Quicksilver, que, si tiene éxito, va a conmover Internet, pero los detalles, por su propia naturaleza, son secretos por el momento.

El movimiento Anonymous va camino de trascender el caso Assange y el episodio Wikileaks. La persecución del fundador de la web de las filtraciones, que recientemente puso al desnudo a la diplomacia norteamericana y destapó maniobras, tejemanejes y corrupción en las cuatro esquinas del planeta, ha sido un detonante.

Wikileaks representa como pocas organizaciones los valores en los que creen los anonymous:transparencia, derechos humanos, libertad de expresión. La web destapa secretos: si algo le pone a un anonymous es destapar secretos de organizaciones poderosas y ponerlos a disposición de público. Así, Assange se ha convertido en todo un símbolo para los integrantes de esta comunidad.

Wikileaks ha negado en todo momento estar detrás de las operaciones de Anonymous. Su número dos, Kristinn Hranfsson, lo contaba hace un mes en el centro de la organización en Londres. “Ni hemos animado a que se haga, ni tenemos contacto con la gente que lo está haciendo, pero tampoco lo condenamos”, contaba, cigarrillo en boca, este periodista de investigación islandés enrolado en las filas de Assange.

Una buena parte de los anonymous se aglutina en torno a la web whyweprotest.net. Hamster se conecta con su iPad a este espacio en que los miembros de la comunidad intercambian ideas e iniciativas. Este joven informático cuenta que el canal 4chan estuvo en el origen del movimiento, pero que la acción se sitúa ahora en whyweprotest. “Cualquiera puede entrar y preservar su anonimato. Eso es lo bueno. La gente se centra en lo que dicen los demás, y no en quién lo dice”.

Hamster sorbe su café con caramelo en un céntrico café de Oxford Street. Su iPad está desplegado en la mesa, está continuamente chequeándolo, responde a las preguntas, pero su mirada se va constantemente hacia la pantalla. Muestra una foto de la habitación de su casa: un ordenador, cuatro pantallas. “Así puedes estar atento a varias cosas a la vez”, dice, y suelta una entrecortada sonrisa.

Cuenta que hay cerca de 33.000 personas registradas en whyweprotest. La gran mayoría, miembros de Anonymous o simpatizantes de la causa.

“Los más agresivos son la gente de Anonops, yo soy menos agresivo”.

Dentro de Anonymous hay detractores de los ataques DDoS. “Creo que esos ataques nos desacreditan”, afirma Magnonymous. “Van a utilizarlos para criminalizarnos y para generar propaganda negativa sobre nosotros”.

Magnonymous lo tiene claro: “No debemos utilizar la violencia en ningún caso. Cualquier miembro que propusiera utilizar la violencia sería rechazado por el grupo”. Hay otro espacio en el que también se mueven los miembros del colectivo: whywefight.net, el blog informativo de los “soldados de la ciberguerra”.

Hamster se unió a Anonymous a principios de 2008. Cuenta que lo hizo al poco de abandonar la Iglesia de la Cienciología. “Me di cuenta de que no me ayudaban para nada. Lo único que hacen es convertirte en un idiota y manipularte”.

Afirma que abandonó la cienciología internamente, pero no de hecho: cuenta que sigue yendo dos veces por semana y que intenta sacar documentación para ponerla a disposición de Anonymous. “Honestamente, a veces me da un miedo horrible. Si me descubrieran, convertirían mi vida en un infierno”.

La Iglesia de la Cienciología es uno de los grandes enemigos de Anonymous. La lucha contra esta secta fue lo primero que unió a todos estos ciberactivistas en 2008, y siguen en las mismas. Una lucha que en realidad arrancó a mediados de los noventa, pero que tomó cuerpo en 2008. A los anonymous no les gusta la seudociencia, ni, por lo general, las religiones.

Sostienen que la tecnología debe servir para expandir el conocimiento, no para controlar las mentes. Como explica la profesora Gabriella Coleman, antropóloga de la Universidad de Nueva York especializada en el mundo hacker y estudiosa del fenómeno Anonymous, la Iglesia de la Cienciología es la perfecta antítesis de Anonymous, el fenómeno inverso: oscurantismo, ocultamiento, censura.

Destapar los secretos de una organización secretista, de una organización religiosa con marca registrada, sostiene, se convirtió en el primer gran desafío de Anonymous. En febrero de 2008, los miembros que se reunían en la Red desde sus casas trasladaron sus protestas a la calle, a la “vida real”. Hubo manifestaciones en Londres, Ámsterdam, Berlín, Sidney. “Fue cuando más gente de Anonymous he visto en la calle”, reconoce Hamster.

PayPal. Visa. Mastercad. Amazon. PostFinance. La web de la fiscalía sueca, la del partido irlandés Fine Gael, las del régimen tunecino. No hay fronteras para Anonymous. La lucha contra la cienciología les unió. La lucha pro Wikileaks les ha reunido de nuevo. Cualquier ataque a los derechos humanos, cualquier intento de censurar, se produzca donde se produzca, será castigado por ellos con las armas que tienen a su alcance. “Si hubiera una revolución”, dice Hamster, “Internet nos proporcionaría la tecnología”.

Operaciones recientes

6 y 7 de diciembre de 2010. Operación Payback (Venganza): Ataques DDoS contra Paypal, Mastercard, PostFinance, Amazon y Visa. Las webs de la fiscalía sueca y del abogado de las dos mujeres que presentaron cargos contra Assange también fueron atacadas.

18 de diciembre de 2010. Operación Paperstorm. Flyers y pintadas para dar a conocer a Anonymous y su lucha por la libertad de Assange.

Mediados de diciembre: Operación Leakspin, para dar a conocer el contenido de cables de la diplomacia norteamericana que pasaron desapercibidos.

20 de diciembre: Operación Sinde: Ataques DDoS contra las webs de PSOE, CiU y del Congreso de los Diputados.

2 de enero de 2011. Anonymous anuncia la Operación Tunisia y colapsa las webs del régimen tras la inmolación de un joven tunecino.

8 de enero de 2011. Operación contra la página del partido irlandés Fine Gael.

webs

http://www.whyweprotest.net

http://www.4chan.org

http://www.whywefight.net

2 febrero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, ARTÍCULOS de OPINIÓN | Deja un comentario

Anonymous prepara la ‘Operación Goya’

Anonymous prepara la ‘Operación Goya’
EcoDiario.es | 21/01/2011 – 17:270 comentarios Puntúa la noticia :
Nota de los usuarios: 9.6 (36 votos)

Share

Enlaces relacionadosEl FBI investiga a Anonymous
¡Tú opinión nos interesa! Debate con nosotros
El colectivo de protesta Anonymous, que busca la eliminación de las restricciones en las descargas en Internet, está organizando una nueva etapa en su lucha contra la denominada Ley Sinde, que han llamado “Operación Goya”.

Con motivo de la entrega de los Premios Goya el próximo 13 de febrero, Anonymous ha anunciado que llevará a cabo una nueva protesta, esta vez durante la propia ceremonia del cine español.

Desde su página web han lanzado un llamamiento a todos aquellos que apoyen su iniciativa. Con un cartel imitando al de la película Balada triste de trompeta, una de las favoritas en los premios y dirigida por Álex de la Iglesia, director de la Academia de cine, proponen llegar a la alfombra roja madrileña luciendo su tradicional máscara, de Guy Fawkes, protagonista de V de Vendetta.

Ataques a las webs
La recepción de todos los asistentes a la gala este año será diferente, ya que se celebrará en el Teatro Real, y la tradicional alfombra verde ha sido sustituida por una roja, que se extenderá desde el Palacio Real.

Además, según explica el propio colectivo, volverán a repetir los ataques a varias páginas webs, de manera similar a lo ocurrido con la página del Senado, la web del PP, y la embajada de EEUU en España.

“Querríamos atacar al PSOE, pero tras los últimos ataques sufridos tiene unos servidores muy blindados y necesitaríamos convocar a muchísima más gente para tumbarlos”, han indicado.

21 enero, 2011 Posted by | ANONYMOUS | | Deja un comentario

ANONYMOUS… (Activistas en la red).

Escrito por: loli el 17 Ene 2011 – URL Permanente


Movimiento bautizado: Why we protest
 

*** 

_

Cuestionario que Anonymous Spain concede al diario El País (16/01/20111) y en el que contestaron (al parecer) de forma consensuada.

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Somos/Anonymous/elpepusocdmg/20110116elpdmgrep_1/Tes

Pregunta. ¿Se puede dar alguna cifra de cuánta gente en España pertenece a Anonymous? ¿Y cuánta a nivel internacional?

Respuesta. Sería imposible dar cifras, y esa es la gracia de Anonymous. Para empezar, hay que recordar que es una organización que no existe y que por definición es una (des)organización. Anonymous no es nadie y puede ser cualquiera. Salvando las distancias, es como una organización insurgente basada en células, compartimos una marca, Anonymous, pero somos gente independiente, que responde a una ideología común y que participa de cada acción particular de acuerdo con si coincide o no con sus convicciones.

Teniendo lo anterior en cuenta, y específicamente en España, si tuviera que dar una cifra, creo que estaríamos hablando de entre 1.000 y 2.000 personas, que van en diversos niveles de compromiso, desde una mayoría que serían los que apoyan nuestras iniciativas en Twitter, Facebook, etcétera, hasta los más comprometidos, que serían algo más de un centenar, los que participan saliendo a la calle con acciones reales como, por ejemplo, la Operación Paperstorm

[distribución de folletos, flyers, pintadas] o las concentraciones de la Operación Demostración [concentraciones en España a favor de Wikileaks y contra la ley Sinde]

. A nivel internacional, extrapolando, hablaríamos posiblemente de decenas de miles.

P. De ellos, ¿cuántos participan en los ataques DDoS?

R. Aquí sí podemos dar cifras más exactas. En los ataques del 20 de diciembre contra la ley Sinde contábamos con casi 500 usuarios conectados en la Colmena, que es el sistema de comando y control de la herramienta de DDoS LOIC que permite que todos los anonymous ataquen a un mismo tiempo a un mismo objetivo. Este número, no obstante, podría ser más alto, pues habría que añadir la gente que atacaba manualmente o desde Linux.

P. ¿Alguna iniciativa en las acciones de Anonymous tuvo su origen en conversaciones de Anonymous España?

R. Realmente no se puede diferenciar entre Anonymous de tal o cual país. Cuando se plantea una operación, si esta es secundada, recibe apoyos de todo el planeta; hubo apoyos a nuestra lucha contra la ley Sinde en diciembre y aún esperamos más en el futuro. Prueba de ello es esta convocatoria redactada en más de 15 idiomas, en la que han participado anonymous de todo el mundo, en la que se hace un llamamiento a todos los anonymous a apoyar las protestas virtuales contra la ley Sinde.

P. ¿En qué foros o webs os movéis?

R. Nuestro principal punto de unión no es una web o un foro, sino una red de chat conocida como IRC, nosotros lo llamamos el IRC Anonops. Aquí nos reunimos en diversos canales de discusión como #operationpayback o #hispano, este último, el que aglutina a los anonymous españoles; desde ahí se pone en común y se plantean estrategias. Las que son secundadas luego se van distribuyendo a la red por blogs y webs anonymous, hasta llegar a los Twitter y Facebook de anonymous individuales. Es una estructura perfectamente organizada en la que, sin embargo, no existen líderes ni ninguna fuente inicial.

P. ¿Qué diríais a la gente que dice que sois hackers?

R. La mayor parte de los anonymous no son hackers en el sentido clásico de la palabra, son usuarios de Internet como cualquiera, solo que con una motivación para el activismo digital. Lo que sí es cierto es que contamos con hackers entre nuestras filas, por ejemplo, la gente que administra los servidores de IRC y el resto de las redes de comunicaciones encriptadas, o los que programan LOIC [Low Orbit Ion Cannon, aplicación para realizar pruebas de resistencia a una red informática] y las herramientas de ataques. He aquí la grandeza de Anonymous, solo hace falta un genio informático para programar la herramienta, y cuando esta herramienta pasa a ser usada por miles de personas anónimas, aunque no sean expertos a efectos prácticos, es como contar con un ciberejército de miles de hackers que pueden inutilizar cualquier red o sistema informático si se lo proponen.

P. ¿Cuáles son los principios básicos de vuestro ideario?

R. Son pocos y terriblemente simples, lo que permite unificar a la mayor cantidad de gente posible. Anonimato absoluto, que supone, entre otras cosas, la ausencia total de líderes y cabezas visibles en nuestro movimiento; la lucha contra la corrupción en los Gobiernos o en cualquier estructura de poder. La defensa incondicional de la libertad en Internet.

P. ¿Existe peligro de que alguien intente manipular vuestras operaciones desde dentro?

R. Sería imposible, cada anonymous actúa de forma individual, él mismo decide si forma o no parte de una operación de forma totalmente independiente del resto. Si piensas en organizaciones reivindicativas del siglo XX, siempre han corrido el riesgo de que un topo se infiltrara y con el tiempo llegara a formar parte de la cúpula para desbaratar la organización desde dentro; eso sería imposible con anonymous, pues no existen líderes, ni se sigue una jerarquía formal. No obstante, sí sabemos que existen agresiones externas contra Anonymous, como la investigación del FBI abierta a raíz de los ataques DDoS a Mastercard y PayPal, o sofisticados ataques informáticos que hemos sufrido y sospechamos provienen de servicios de inteligencia occidentales; afortunadamente, en estos casos la naturaleza descentralizada de Anonymous también hace imposible cualquier injerencia externa.

P. ¿Cuáles son las preocupaciones actuales de Anonymous?

R. Lo importante, la verdadera preocupación, es seguir luchando por los principios de nuestro ideario, y en función de eso estamos trabajando en varias operaciones. Está en marcha la publicidad de fase 2 de la Operación Sinde, que consistirá en diversas acciones de protesta en torno al día 18 de enero, en que termina el plazo de presentación de enmiendas a dicha ley. A nivel mundial está en marcha la Operación Tunisia, en apoyo a los manifestantes en contra del régimen tunecino: se han realizado ataques DDoS contra diversos sitios oficiales y también se ha elaborado un kit de ayuda informático con programas de cifrado y comunicaciones para los disidentes tunecinos. En relación con el futuro estamos preparando la Operación Quicksilver, que, si tiene éxito, va a conmover Internet, pero los detalles, por su propia naturaleza, son secretos por el momento.

*** 

 

“Segunda Operacion PaperStorm : Valencia”.


*
.
Originalmente Anonymous, eligió la iglesia de “Cienciología” como su principal objetivo de campaña. Su Lema és:
“Somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos. Anonymous”.
*
.

 

L

17 enero, 2011 Posted by | ANONYMOUS | | Deja un comentario

Somos Anonymous

Una legión de ciberactivistas se moviliza en la Red. Se hacen llamar Anonymous y dicen luchar por la transparencia, la libertad de expresión y los derechos humanos. No muestran la cara ni tienen líderes.

Anonymous

La semana pasada tumbaron las webs oficiales de Túnez, tras la autoinmolación de un joven.Hace un mes, atacaron a las empresas que cortaron el grifo a Wikileaks. Son un movimiento germinal, fuertemente libertario y de contornos confusos. Este es su retrato

ELPAIS.-JOSEBA ELOLA 16/01/2011

Este es su lema: “Somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos. Anonymous”. Así es como cierra sus anuncios y comunicados este movimiento sin líderes y sin portavoces, con voz, pero sin cara. O más bien con máscara: la máscara del anarquista revolucionario de V de Vendetta, la novela gráfica de Alan Moore, la que inspiró la película protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaving en 2006. La máscara se ha convertido en símbolo de un movimiento ciberactivista que no se anda con chiquitas. La semana pasada colapsaron las webs oficiales de Túnez , tras la inmolación de un joven de 26 años. El lunes pasado la tomaron con la web del partido irlandés Fine Gael. Atacaron a la SGAE y a los partidos políticos españoles al hilo de la ley antidescargas. Y hace un mes le metieron mano a Visa, Mastercard, PayPal y Amazon, las empresas que dieron la espalda a Wikileaks.

En Anonymous sería imposible que se produjera un infiltrado, aseguran, porque no hay líderes

“La mayor parte de los ‘anonymous’ no son ‘hackers’, son usuarios de Internet como cualquiera”, dice uno

Todo apunta a que sus miembros consideran más que superada la vieja dialéctica izquierda-derecha

En España, Anonymous cuenta con una base de entre 1000 y 2000 personas, con distinto nivel de compromiso

Anonymous está en su momento. Su gente está motivada. La persecución a Wikileaks era el acicate que necesitaban. No van a parar.

Woolwich, a 45 minutos del centro de Londres, exteriores de la Real Corte de Justicia. Acaba de comparecer Julian Assange, fundador de Wikileaks; es martes 11 de enero y una treintena de activistas se manifiestan en apoyo de su gran inspirador, de su nuevo héroe. Entre ellos, Magnonymous, joven de 22 años que oculta su cara tras la máscara de V de Vendetta. “Nos opondremos a cualquier violación de derechos humanos. Nos opondremos a cualquier ataque del Gobierno. Si esto sigue así, la revolución será la única opción”.

Magnonymous es uno más, no es portavoz de nadie, y menos de un movimiento que no quiere portavoces, como se apresuran a decir todos los miembros de Anonymous apenas empiezan a hablar con un periodista. Le pidió el día libre a su jefe para venir a manifestarse a este lejano juzgado, la corte a la que traen casos en que es preciso mantener a la prensa y al público a raya, el lugar donde fueron juzgados los terroristas de los atentados de Londres de 2005. “No somos miembros de ningún grupo político, no somos políticos, somos activistas. Me ofendería si me adscribieran a cualquier corriente política”.

Entender el universo Anonymous no es cosa fácil, el fenómeno es el perfecto reflejo del nuevo mundo en el que vivimos, de la nueva sociedad que está naciendo a raíz de la revolución digital. Todo apunta a que sus miembros consideran más que superada la vieja dialéctica izquierda-derecha. Total, qué más da que gobiernen el centro-izquierda o el centro-derecha, todos van a hacer lo mismo, todos están al servicio de los grandes bancos y las grandes empresas, todos van a seguir intentando controlar el chiringuito.

Pues bien, aquí hay una legión de jóvenes que no quieren que se oculte que las cañerías del chiringuito no desaguan bien; no quieren que se oculte que hay varios en el chiringuito que meten la mano en la caja; no quieren que se oculte que a un disidente de la gestión del chiringuito le quisieron tapar la boca. No quieren que se oculte nada. La nueva dialéctica: estar a favor del ocultamiento o de la transparencia. Una de dos.

Este movimiento global, transnacional, transversal, también es difícil de entender porque se gestó en la Red, con las inercias propias de Internet. Es producto del momento, de la interacción, de la necesidad de movilizarse en un mundo cínico, corrupto e injusto. Se ha tejido de forma orgánica, conversación sobre conversación, idea sobre idea, propuesta sobre propuesta. Cualquiera puede formar parte de Anonymous, cualquiera puede entrar cuando quiera y sumarse a la conversación en webs como whyweprotest.net. Entrará en un mundo en el que la gente se va poniendo progresivamente de acuerdo sobre una idea hasta que una suerte de consenso espontáneo indica cuál es el siguiente objetivo, contra quién hay que lanzar el próximo ataque. Algún diario, como The Guardian, ha sostenido que están más coordinados de lo que ellos mismo creen.

No todos los miembros de Anonymous son hackers, no. Los hackers son una gran minoría del colectivo. La mayoría son ciberactivistas que participan en la conversación online y, ocasionalmente, en la protesta en la calle. En torno a unos 1.000 integrantes, según la experta Gabriella Coleman, son los que ponen sus ordenadores al servicio de los ataques contra webs, los que se descargan el dispositivo que permite que su ordenador, cautivo, pueda ser parte de los llamados DDoS, ataques distribuidos de denegación de servicio.

Los DDoS son el arma que los ciberactivistas tienen más a mano. Permiten realizar operaciones que consiguen un considerable eco mediático y que afectan a la imagen de la marca contra la que se dirigen. Consisten en mandar simultáneamente, orquestadamente, miles de peticiones a un servidor para que se colapse. Así ocurrió el pasado 8 de diciembre.

Mastercard decidió cortar en esa fecha el grifo a Wikileaks. Cualquiera que quisiera hacer una donación a la plataforma de Assange no podría hacerlo a través de una tarjeta de esta compañía. La decisión desencadenó el ataque. “Registramos lo que llamamos un super heavy traffic “, declara en conversación telefónica Cristina Feliú, portavoz de Mastercard para España y Portugal. “Eso significa que quien entró en nuestra página notó que funcionaba con mayor lentitud”. Pero no se produjo, según dice, ningún problema en las operaciones de sus clientes con tarjetas, ni ningún tipo de fraude. “Al día siguiente ya habíamos recuperado el ritmo”. Desde Visa declinan hacer comentario alguno y se remiten a los comunicados que afirmaban que los ataques no afectaron a sus operaciones.

Evidentemente, en ese gran colectivo cuya cifra de miembros y simpatizantes es difícil de estimar (los miembros consultados hablan de decenas de miles) hay hackers. Y, de hecho, el FBI está tras sus pasos. Un joven holandés de 16 años fue arrestado poco después de los ataques en su casa, en La Haya. Admitió que había participado en ellos y fue puesto a disposición judicial. “Admitir que participaste no es muy inteligente”, explica Philter, estudiante de 19 años y miembro de Anonymous. “El chico tenía 16 años y se asustó, era bastante inexperto, no tomó las suficientes precauciones”.

Hablar con la gente de Anonymous no es fácil. Desconfían de los periodistas, de que sus comunicaciones estén intervenidas. No ven con muy buenos ojos a los medios de comunicación tradicionales: desde su punto de vista, ayudan a que se mantenga el statu quo. El hecho de que un diario como EL PAÍS o The Guardian hayan participado en la difusión de los cables de Wikileaks ha supuesto, explica Hamster, informático londinense de 26 años, un plus de credibilidad para medios hasta ahora poco apreciados.

La semana pasada nos pusimos en contacto con miembros de Anonymous en España. Aclarando, como siempre, que no respondían en calidad de portavoces de nadie, ya que el movimiento no tiene portavoces, declinaron realizar una entrevista telefónica o en persona. Cualquiera que intente destacar un poco entre los anonymous es automáticamente rechazado por el resto de la comunidad. Así ocurrió en Londres en diciembre con Coldblood, un anonymous que dio la cara ante los medios en los días del proceso a Assange. “Coldblood ha sido condenado al ostracismo”, confirma Hamster, miembro de Anonymous desde 2008.

No obstante, los miembros de Anonymous Spain, que desde hace varias semanas envían comunicados a ciertos medios de comunicación actualizando la información en torno a las distintas operaciones de ataque, ofrecieron la posibilidad de que les enviáramos un cuestionario, al que responderían de modo consensuado.

Respondieron tres administradores del canal #hispano, encuadrados en edades entre los 17 y 32 años, según dijeron. Sus respuestas, desde luego, encajan perfectamente con el discurso que mantienen los miembros de este movimiento de conciencia online consultados hasta la fecha y con el tono de las webs en que participan. Resulta interesante reproducir aquí las respuestas de esta célula de Anonymous a las preguntas que les enviamos para aclarar ciertas dudas. No son portavoces de nada. Pero sus palabras sirven para reflejar el sentir de esa comunidad.

Pregunta. ¿Se puede dar alguna cifra de cuánta gente en España pertenece a Anonymous? ¿Y cuánta a nivel internacional?

Respuesta. Sería imposible dar cifras, y esa es la gracia de Anonymous. Para empezar, hay que recordar que es una organización que no existe y que por definición es una (des)organización. Anonymous no es nadie y puede ser cualquiera. Salvando las distancias, es como una organización insurgente basada en células, compartimos una marca, Anonymous, pero somos gente independiente, que responde a una ideología común y que participa de cada acción particular de acuerdo con si coincide o no con sus convicciones.

Teniendo lo anterior en cuenta, y específicamente en España, si tuviera que dar una cifra, creo que estaríamos hablando de entre 1.000 y 2.000 personas, que van en diversos niveles de compromiso, desde una mayoría que serían los que apoyan nuestras iniciativas en Twitter, Facebook, etcétera, hasta los más comprometidos, que serían algo más de un centenar, los que participan saliendo a la calle con acciones reales como, por ejemplo, la Operación Paperstorm

[distribución de folletos, flyers, pintadas] o las concentraciones de la Operación Demostración [concentraciones en España a favor de Wikileaks y contra la ley Sinde]

. A nivel internacional, extrapolando, hablaríamos posiblemente de decenas de miles.

P. De ellos, ¿cuántos participan en los ataques DDoS?

R. Aquí sí podemos dar cifras más exactas. En los ataques del 20 de diciembre contra la ley Sinde contábamos con casi 500 usuarios conectados en la Colmena, que es el sistema de comando y control de la herramienta de DDoS LOIC que permite que todos los anonymous ataquen a un mismo tiempo a un mismo objetivo. Este número, no obstante, podría ser más alto, pues habría que añadir la gente que atacaba manualmente o desde Linux.

P. ¿Alguna iniciativa en las acciones de Anonymous tuvo su origen en conversaciones de Anonymous España?

R. Realmente no se puede diferenciar entre Anonymous de tal o cual país. Cuando se plantea una operación, si esta es secundada, recibe apoyos de todo el planeta; hubo apoyos a nuestra lucha contra la ley Sinde en diciembre y aún esperamos más en el futuro. Prueba de ello es esta convocatoria redactada en más de 15 idiomas, en la que han participado anonymous de todo el mundo, en la que se hace un llamamiento a todos los anonymous a apoyar las protestas virtuales contra la ley Sinde.

P. ¿En qué foros o webs os movéis?

R. Nuestro principal punto de unión no es una web o un foro, sino una red de chat conocida como IRC, nosotros lo llamamos el IRC Anonops. Aquí nos reunimos en diversos canales de discusión como #operationpayback o #hispano, este último, el que aglutina a los anonymous españoles; desde ahí se pone en común y se plantean estrategias. Las que son secundadas luego se van distribuyendo a la red por blogs y webs anonymous, hasta llegar a los Twitter y Facebook de anonymous individuales. Es una estructura perfectamente organizada en la que, sin embargo, no existen líderes ni ninguna fuente inicial.

P. ¿Qué diríais a la gente que dice que sois hackers?

R. La mayor parte de los anonymous no son hackers en el sentido clásico de la palabra, son usuarios de Internet como cualquiera, solo que con una motivación para el activismo digital. Lo que sí es cierto es que contamos con hackers entre nuestras filas, por ejemplo, la gente que administra los servidores de IRC y el resto de las redes de comunicaciones encriptadas, o los que programan LOIC [Low Orbit Ion Cannon, aplicación para realizar pruebas de resistencia a una red informática] y las herramientas de ataques. He aquí la grandeza de Anonymous, solo hace falta un genio informático para programar la herramienta, y cuando esta herramienta pasa a ser usada por miles de personas anónimas, aunque no sean expertos a efectos prácticos, es como contar con un ciberejército de miles de hackers que pueden inutilizar cualquier red o sistema informático si se lo proponen.

P. ¿Cuáles son los principios básicos de vuestro ideario?

R. Son pocos y terriblemente simples, lo que permite unificar a la mayor cantidad de gente posible. Anonimato absoluto, que supone, entre otras cosas, la ausencia total de líderes y cabezas visibles en nuestro movimiento; la lucha contra la corrupción en los Gobiernos o en cualquier estructura de poder. La defensa incondicional de la libertad en Internet.

P. ¿Existe peligro de que alguien intente manipular vuestras operaciones desde dentro?

R. Sería imposible, cada anonymous actúa de forma individual, él mismo decide si forma o no parte de una operación de forma totalmente independiente del resto. Si piensas en organizaciones reivindicativas del siglo XX, siempre han corrido el riesgo de que un topo se infiltrara y con el tiempo llegara a formar parte de la cúpula para desbaratar la organización desde dentro; eso sería imposible con anonymous, pues no existen líderes, ni se sigue una jerarquía formal. No obstante, sí sabemos que existen agresiones externas contra Anonymous, como la investigación del FBI abierta a raíz de los ataques DDoS a Mastercard y PayPal, o sofisticados ataques informáticos que hemos sufrido y sospechamos provienen de servicios de inteligencia occidentales; afortunadamente, en estos casos la naturaleza descentralizada de Anonymous también hace imposible cualquier injerencia externa.

P. ¿Cuáles son las preocupaciones actuales de Anonymous?

R. Lo importante, la verdadera preocupación, es seguir luchando por los principios de nuestro ideario, y en función de eso estamos trabajando en varias operaciones. Está en marcha la publicidad de fase 2 de la Operación Sinde, que consistirá en diversas acciones de protesta en torno al día 18 de enero, en que termina el plazo de presentación de enmiendas a dicha ley. A nivel mundial está en marcha la Operación Tunisia, en apoyo a los manifestantes en contra del régimen tunecino: se han realizado ataques DDoS contra diversos sitios oficiales y también se ha elaborado un kit de ayuda informático con programas de cifrado y comunicaciones para los disidentes tunecinos. En relación con el futuro estamos preparando la Operación Quicksilver, que, si tiene éxito, va a conmover Internet, pero los detalles, por su propia naturaleza, son secretos por el momento.

El movimiento Anonymous va camino de trascender el caso Assange y el episodio Wikileaks. La persecución del fundador de la web de las filtraciones, que recientemente puso al desnudo a la diplomacia norteamericana y destapó maniobras, tejemanejes y corrupción en las cuatro esquinas del planeta, ha sido un detonante. Wikileaks representa como pocas organizaciones los valores en los que creen los anonymous: transparencia, derechos humanos, libertad de expresión. La web destapa secretos: si algo le pone a un anonymous es destapar secretos de organizaciones poderosas y ponerlos a disposición de público. Así, Assange se ha convertido en todo un símbolo para los integrantes de esta comunidad.

Wikileaks ha negado en todo momento estar detrás de las operaciones de Anonymous. Su número dos, Kristinn Hranfsson, lo contaba hace un mes en el centro de la organización en Londres. “Ni hemos animado a que se haga, ni tenemos contacto con la gente que lo está haciendo, pero tampoco lo condenamos”, contaba, cigarrillo en boca, este periodista de investigación islandés enrolado en las filas de Assange.

Una buena parte de los anonymous se aglutina en torno a la web whyweprotest.net. Hamster se conecta con su iPad a este espacio en que los miembros de la comunidad intercambian ideas e iniciativas. Este joven informático cuenta que el canal 4chan estuvo en el origen del movimiento, pero que la acción se sitúa ahora en whyweprotest. “Cualquiera puede entrar y preservar su anonimato. Eso es lo bueno. La gente se centra en lo que dicen los demás, y no en quién lo dice”.

Hamster sorbe su café con caramelo en un céntrico café de Oxford Street. Su iPad está desplegado en la mesa, está continuamente chequeándolo, responde a las preguntas, pero su mirada se va constantemente hacia la pantalla. Muestra una foto de la habitación de su casa: un ordenador, cuatro pantallas. “Así puedes estar atento a varias cosas a la vez”, dice, y suelta una entrecortada sonrisa.

Cuenta que hay cerca de 33.000 personas registradas en whyweprotest. La gran mayoría, miembros de Anonymous o simpatizantes de la causa. “Los más agresivos son la gente de Anonops, yo soy menos agresivo”. Dentro de Anonymous hay detractores de los ataques DDoS. “Creo que esos ataques nos desacreditan”, afirma Magnonymous. “Van a utilizarlos para criminalizarnos y para generar propaganda negativa sobre nosotros”. Magnonymous lo tiene claro: “No debemos utilizar la violencia en ningún caso. Cualquier miembro que propusiera utilizar la violencia sería rechazado por el grupo”. Hay otro espacio en el que también se mueven los miembros del colectivo: whywefight.net, el blog informativo de los “soldados de la ciberguerra”.

Hamster se unió a Anonymous a principios de 2008. Cuenta que lo hizo al poco de abandonar la Iglesia de la Cienciología. “Me di cuenta de que no me ayudaban para nada. Lo único que hacen es convertirte en un idiota y manipularte”. Afirma que abandonó la cienciología internamente, pero no de hecho: cuenta que sigue yendo dos veces por semana y que intenta sacar documentación para ponerla a disposición de Anonymous. “Honestamente, a veces me da un miedo horrible. Si me descubrieran, convertirían mi vida en un infierno”.

La Iglesia de la Cienciología es uno de los grandes enemigos de Anonymous. La lucha contra esta secta fue lo primero que unió a todos estos ciberactivistas en 2008, y siguen en las mismas. Una lucha que en realidad arrancó a mediados de los noventa, pero que tomó cuerpo en 2008. A los anonymous no les gusta la seudociencia, ni, por lo general, las religiones. Sostienen que la tecnología debe servir para expandir el conocimiento, no para controlar las mentes. Como explica la profesora Gabriella Coleman, antropóloga de la Universidad de Nueva York especializada en el mundo hacker y estudiosa del fenómeno Anonymous, la Iglesia de la Cienciología es la perfecta antítesis de Anonymous, el fenómeno inverso: oscurantismo, ocultamiento, censura. Destapar los secretos de una organización secretista, de una organización religiosa con marca registrada, sostiene, se convirtió en el primer gran desafío de Anonymous. En febrero de 2008, los miembros que se reunían en la Red desde sus casas trasladaron sus protestas a la calle, a la “vida real”. Hubo manifestaciones en Londres, Ámsterdam, Berlín, Sidney. “Fue cuando más gente de Anonymous he visto en la calle”, reconoce Hamster.

PayPal. Visa. Mastercad. Amazon. PostFinance. La web de la fiscalía sueca, la del partido irlandés Fine Gael, las del régimen tunecino. No hay fronteras para Anonymous. La lucha contra la cienciología les unió. La lucha pro Wikileaks les ha reunido de nuevo. Cualquier ataque a los derechos humanos, cualquier intento de censurar, se produzca donde se produzca, será castigado por ellos con las armas que tienen a su alcance. “Si hubiera una revolución”, dice Hamster, “Internet nos proporcionaría la tecnología”.

Operaciones recientes

6 y 7 de diciembre de 2010. Operación Payback (Venganza): Ataques DDoS contra Paypal, Mastercard, PostFinance, Amazon y Visa. Las webs de la fiscalía sueca y del abogado de las dos mujeres que presentaron cargos contra Assange también fueron atacadas.

18 de diciembre de 2010. Operación Paperstorm. Flyers y pintadas para dar a conocer a Anonymous y su lucha por la libertad de Assange.

Mediados de diciembre: Operación Leakspin, para dar a conocer el contenido de cables de la diplomacia norteamericana que pasaron desapercibidos.

20 de diciembre: Operación Sinde: Ataques DDoS contra las webs de PSOE, CiU y del Congreso de los Diputados.

2 de enero de 2011. Anonymous anuncia la Operación Tunisia y colapsa las webs del régimen tras la inmolación de un joven tunecino.

8 de enero de 2011. Operación contra la página del partido irlandés Fine Gael.

webs

http://www.whyweprotest.net

http://www.4chan.org

http://www.whywefight.net

 

17 enero, 2011 Posted by | ANONYMOUS | Deja un comentario

Una protesta contra la Ley Sinde tumba las webs del PP, del Senado y de la Embajada de EEUU

CIBERPROTESTA | El Gobierno quiere ‘resucitarla’

Una protesta contra la Ley Sinde tumba las webs del PP, del Senado y de la Embajada de EEUU

ELMUNDO.es | Madrid

Actualizado domingo 16/01/2011 22:53 horas

Las páginas web del Senado y del Partido Popular, así como la de laEmbajada de EEUU en España, se han visto afectadas por una serie depeticiones masivas que han provocado su ‘caída’.

Un grupo afín al movimiento Anonymous había anunciado esta serie de ‘ataques’ coordinados (un ataque de denegación de servicio -DDoS) en protesta contra las medidas contra la llamada ‘piratería’ en Internet que intenta sacar adelante el Gobierno.

Estos ataques, bautizados como ‘Operación Ley Sinde’, han sido coordinado a través de un canal público de chat y llegó a tumbar la página web de la Cámara Alta entre las 19.00 horas y las 19.40 horas, momento en el que se dirigió al sitio web del Partido Popular,informa El País.

A través de la cuenta de Twitter de Anonymous Operations se puede ver tanto el objetivo como el resultado de esta ‘ciberprotesta’, consistente en realizar peticiones masivas en muy poco tiempo a un sitio web hasta que éste se colapsa.

Los participantes en el chat IRC del sitio de Anonymous Operations también debatieron si atacaban la web del PSOE, informa Europa Press.

La llamada Ley Sinde es una disposición incluida en la Ley de Economía Sostenible que prevé el cierre rápido de un sitio web que infrinja los derechos de propiedad intelectual por parte de un organismo administrativo y previa autorización judicial.

Esta disposición ‘se cayó’ de la LES en su trámite en el Congreso de los Diputados en diciembre, y ahora el Ejecutivo trata de lograr consenso suficiente en el Senado para reintroducir esta medida.

El próximo martes se cierra el periodo de enmiendas, y el texto de la ley se someterá a la votación del Pleno del Senado en febrero.

Algunos de quienes han participado en los ataques justificaban su apoyo en la necesidad de presionar a los grupos políticos para que no cambien su voto en el Senado y, de esta forma, no pueda resurgir la Ley Sinde que fue tumbada en el Congreso.

Ya a mediados de diciembre, varios ataques de este tipo lograron afectar o incluso tumbar las páginas de varios partidos políticos, e incluso la web del Congreso fue objetivo de los mismos.

El movimiento Anonymous es uno de los más activos en las acciones de protesta desarrolladas en la Red. Entre sus recientes iniciativas publicitadas consta el apoyo a Wikileaks o la participación en la protesta social contra el régimen de Túnez.

 

16 enero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, ARTÍCULOS de OPINIÓN, COMUNICACIÓN, MOVILIZACIONES, SINDE | , , , , , , , | Deja un comentario

Yo también soy un Anonymous

Escrito por: pedro-ph-delta el 16 Ene 2011 – URL Permanente


La realidad de la ficción cinematográfica cobra hoy, una total relevancia, tras el auge de las protestas activas de los Anonymous. De una producción cinematográfica por todos conocida, a la realidad del día a día sólo necesitamos un impulso, la opresión en la red parece ser uno de ellos.

La aparición de activistas en la red, que se hacen llamar Anonymous, supone un quebradero de cabezas añadido a los gobernantes de los países afectados: España e Irlanda entre otros. Las reivindicaciones de estos activistas son las de un internet libre y accesible para todos y la forma de protestar de estos es precisamente la red.

El colapso de las principales webs de los gobiernos que pretenden “atacar”, es su principal baza contra los dictámenes que, a su juicio, imponen los gobiernos al verse estos acorralados. Creo que al fin los valores democráticos son defendidos, aunque no de una forma muy ortodoxa, y estos activistas están suponiendo un escollo para el avance de leyes promulgadas o en vías de promulgarse, que no cuentan con el consenso de la mayoría de la ciudadanía o que simplemente a su propio parecer no se ajustan con la libertad de desarrollo y comunicación.

Una máscara de Guy Fawkes les permite mantener el anonimato y de esta forma poder desarrollar una doble identidad, algo así como el justiciero del siglo XXI. También permite pensar que al reivindicar los derechos de la mayoría puedes sentir que eres tú el que actúa en beneficio de todos, en beneficio de la sociedad, el progreso y el desarrollo. Por tanto yo puedo decir que soy un Anonymous, ya que defienden mis valores y mis convicciones.

16 enero, 2011 Posted by | ANONYMOUS, ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL | | Deja un comentario