cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

¿DERROCARÁ LA ECONOMÍA CHINA AL DÓLAR?

¿DERROCARÁ LA ECONOMÍA CHINA AL DÓLAR?

La tensa situación en los mercados financieros mundiales y la política financiera promovida por China da ímpetu al país para reconfigurar el sistema monetario global y derrocar al dólar gracias a su peculiar economía.

Redistribución de papeles en la economía global

A la luz de los últimos acontecimientos en la arena mundial se observa una redistribución de papeles en el proceso de formación de la economía global, en concreto con el aumento gradual de la participación de los Estados en desarrollo dinámico, con China a la cabeza.

En la actualidad, entre los principales temas referentes a la economía mundial figura la ampliación de la canasta de DEG (Derechos Especiales de Giros, la cesta de monedas utilizables de los miembros del FMI) con la inclusión de monedas como el yuan o el rublo, entre otras divisas.

Esta necesidad la comenzaron a reconocer también los jefes de algunos países occidentales. En particular, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, durante su discurso en un seminario internacional en Nanking, en China, a finales de marzo de 2011, aseguró que el crecimiento actual del papel internacional que desempeñan las monedas de los principales países en desarrollo, incluyendo a China, es inevitable.

¿Es inminente el colapso del dólar?

A este respecto algunos expertos predicen el inminente colapso del dólar como principal moneda de reserva. El Banco Mundial confirmó el pronóstico al afirmar que el dominio global de la divisa estadounidense se debilitará inevitablemente mientras que el yuan y el euro, por el contrario, lograrán la posición de liderazgo en este entorno económico desafiante.

Según el informe de abril del Banco, Horizontes del Desarrollo Global 2011, en 2025 el sistema financiero mundial se convertirá en un instrumento multimonetario, ya que el dólar dejará de ser una divisa de importancia primordial al ceder influencia en favor del yuan y el euro. En este contexto el enorme déficit presupuestario de EE. UU. y la deuda pública también contribuyen al debilitamiento de la moneda estadounidense.

A su vez China ya expresó su intención de retirar dólares de susreservas de divisas que actualmente ascienden a alrededor de tres billones de dólares. Según los pronósticos de los analistas, si la segunda economía del mundo lleva a cabo su proyecto, el yuan se fortalecerá sustancialmente no sólo a nivel local, sino también en el ámbito financiero mundial.

El hermetismo de la economía china fortalece al yuan

Además, la consolidación de las posiciones del yuan se ve apoyada por el hermetismo de la economía china: durante muchos años China obstaculizó la entrada y salida de capital de su economía, lo que distanció al país del flujo internacional de capital. Esta característica le permitió salir prácticamente ilesa de la crisis financiera mundial de 2008.

En general, China sigue la política de mantenimiento del valor del yuan en un nivel artificialmente bajo, alimentando un auge exportador que ya dura 30 años y apuntalando una ola de inversiones.

Además, el Gobierno chino puede liberalizar el tipo de cambio del yuan en los próximos cinco años, indicó el director del Banco de Construcción de China, Guo Shuqing, agregando que no se tratará de un levantamiento completo de las restricciones. La segunda economía del mundo va a simplificar sólo el proceso del cambio internacional de las monedas, lo que también permitirá incrementar el peso del yuan en el mercado financiero mundial.

Articulo completo en:http://actualidad.rt.com/economia/mercados_finanzas/issue_25035.html

9 junio, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, ECONOMIA, moneda-patron-oro | , , | 1 comentario

ESPECIAL DEUDA EEUU- PATRON-DOLAR-ORO

 

Faber aconseja comprar oro: “El valor del dólar en el futuro será igual a cero”

elEconomista.es
18/04/2011 – 18:21 Actualizado: 20:00 – 18/04/11

 
faber-dedo.JPG

El gurú Marc Faber, autor del boletín de inversión Gloom Boom Doom

El gurú Marc Faber sigue convencido de que no existe ninguna burbuja en el precio del oro, a pesar de que el metal ha vuelto a registrar hoy un nuevo récord, al situarse en los 1.496,09 dólares la onza.

Finalmente, ha cerrado en los 1.493 dólares y el autor del boletín de inversión Gloom Boom Doom sigue recomendando su compra ya que, en su opinión, está incluso más barato que en 1999.

En una entrevista con la CNBC, aconseja hoy a los inversores ser su propio banco central y acumular cada vez más reservas de oro en lugar de especular tanto con el metal.

A su juicio, lo que hace del oro una inversión tan atractiva es la política de la Reserva Federal de Estados Unidos de imprimir dinero para mantener el dólar barato en un intento por estimular la recuperación.

“El oro está denominado en dólares, así que una caída del billete verde hace que el metal este más barato para comprarlo en los mercados internacionales”, declaró hace unos días el gurú.

En su opinión, una vez la segunda ronda del programa de flexibilización cuantitativa de la Fed (QE2) finalice en junio, el organismo estará bajo presión para anunciar una nueva ronda.

Si bien reconoce que el dólar podría registrar un rally temporal a corto plazo, cree que en un futuro no muy lejano, “el valor del dólar será precisamente su valor intrínseco, es decir, cero, exactamente cero”.

Faber no cree realmente que estemos ante una burbuja del oro. Es más, opina que tal vez el metal está hoy más barato que en 1999, cuando costaba 252 dólares.  Según recoge el diario Oro y Finanzas, hace unas semanas, el gurú ya apuntó que al nivel actual de 1.400 por onza el oro está más barato que en el año 1999 si se tiene en cuenta la impresión de dinero en el mundo y el actual nivel de endeudamiento mundial respecto al que había entonces.

S&P coloca la perspectiva de la deuda de EEUU en “negativa”

elEconomista.es / Agencias
18/04/2011 – 15:27 Actualizado: 16:25 – 18/04/11

 
EEUU-bandera-dolares.jpg

Standard & Poor’s ha decidido hoy mantener elrating de la deuda a largo plazo de Estados Unidos en Triple A, la máxima calificación posible. Sin embargo ha rebajo la perspectiva de “estable” a “negativa”.

“Más de dos años después del comienzo de la reciente crisis, los políticos de EEUU aún no han acordado cómo revertir el deterioro fiscal reciente o la dirección de las presiones fiscales a largo plazo”, ha comentado el analista de S&P Nikola G. Swan.

“El titular fue suficiente para golpear a los mercados. La reacción inicial es que esto es negativo para los activos en dólares en general”, ha comentado Lou Brien, estratega de mercado de DRW Trading en Chicago.

Fortalezas y debilidades

La calificadora de riesgos señala que la máxima nota de la deuda de EEUU descansa sobre una muy diversificada y flexible economía y está respaldada por un historial de política monetaria prudente y creíble, como evidencia su capacidad para estimular el crecimiento mientras contiene las presiones inflacionistas. Asimismo, el rating de EEUU también refleja las ventajas únicas proporcionadas por la condición del dólar de divisa de referencia mundial.

Sin embargo, S&P advierte de que a pesar de que estas fortalezas compensan lo que en su opinión suponen los principales riesgos económicos y fiscales de EEUU, reconoce que “quizás no puedan contrarrestar plenamente” los riesgos crediticios de los dos próximos años para un nivel AAA, advierte Swann.

De este modo, la calificadora de riesgos precisa que esta perspectiva “negativa” del ratingde EEUU supone que existe “al menos una probabilidad entre tres” de que pueda rebajarse la nota de EEUU en los dos próximos años.

El Tesoro se defiende

El Tesoro estadounidense se ha defendido inmediatamente diciendo que “la perspectiva negativa de S&P subestima la capacidad de los dirigentes de Estados Unidos para reunirse y solucionar los difíciles déficits presupuestales del país”.

“Como lo dijo el presidente la semana pasada, solucionar la cuestión presupuestal actual está ampliamente en nuestras capacidades”, agregó Mary Miller, secretaria adjunta del Tesoro, encargada de los mercados financieros.

Miller se ha felicitado además por el anuncio de la agencia Moody’s, que “considera los parámetros de debate, con objetivos globalmente similares en cuanto a los niveles de la deuda gubernamental, como una oportunidad positiva para la posición presupuestaria del gobierno estadounidense a largo plazo”.

¿Se merece Estados Unidos que quede en entredicho su solvencia?

Jose Luis de Haro/ Nueva York
18/04/2011 – 21:12

EEUU-dolar.jpg

Foto: Archivo
  • Las reacciones al cambio de perspectiva sobre Estados Unidos llevada a cabo hoy por Standard & Poor´s han sido muchas y, sobre todo diversas.

La decisión ya está tomada y ahora muchos se preguntan si la primera economía mundial se merece que la calidad de su deuda haya sido puesta en cuarentena.

La semana pasada ya vimos como el FMI apremió a Washington para que adopte medidas creíbles que reduzcan su abultada deuda, que podría llegar al 110% en 2016 según el organismo. Previamente, el mayor tenedor de bonos privado del mundo, Pimco, retiró buena parte de sus posiciones en la deuda del país, al atisbar crecientes problemas, especialmente suscitados por la política monetaria de la Reserva Federal y sus estímulos.

Para Patrick Legland, director de inversiones de Societe Generale, este era un hecho “predecible”, según ha explicado a elEconomista nada más conocerse la noticia. Desde su punto de vista, tanto Moody’s como S&P tienen un límite a la hora de mantener la máxima calificación para la deuda de un país y es que los costes de financiación no superen el 18% de los ingresos fiscales totales del país.

“En estos momentos, este porcentaje está entre el 12 y 13% en EEUU, pero con una subida de tipos de interés más que probable en el futuro podría dispararse hasta el 18 por 100%”, reconoce Legland.

“No será víctima de impago”

Steven Major, director de renta fija en HSBC, explica que “esto podría ser una llamada de atención al Congreso” pero matiza que “EEUU no tiene un problema de deuda como tienen otros países”.

“El país nunca llegará a ser víctima de un impago, es un país soberano real que puede imprimir dinero”, apunta al mismo tiempo que pone de manifiesto que “toda la atención relativa a los bonos del Tesoro de EEUU debería estar puesta en la posible inflación y los tipos de cambio pero no en el déficit presupuestario o en la deuda del país”.

Mientras tanto, sobre el parqué de la New York Stock Exchange, Alan Valdes, vicepresidente de DME Securities, no duda en afirmar que la decisión de S&P “era algo que todos los traders pensábamos ya”.

En su opinión, “todos sabemos que el déficit presupuestario y la deuda son algo a lo que nos tenemos que enfrentar”, añade. 

Aún así, ha restado importancia a la caída experimentada por la renta variable estadounidense. “Cuando Grecia u otros países han sufrido rebajas hemos caído más de 100 puntos pero al cabo de una semana los hemos recuperado”, apunta.

Por su parte, Aaron Gurwitz, director de inversiones de Barclays en Nueva York, asegura que “esta decisión no tiene demasiado sentido”, al menos desde su punto de vista. “No existe una historia de datos consistentes que justifiquen este resultado, es todo bastante efímero“, señala.

Gurwitz, al igual que Valdes indica que la caída experimentada por la renta variable de EEUU será transitoria y anecdótica.

EEUU y Japón ponen en duda la responsabilidad fiscal de los países desarrollados

JLH/ Washington
16:00 – 12/04/2011

 
EEUU-mano.jpg

El Fondo Monetario Internacional (FMI) vuelve a echar un rapapolvo a Estados Unidos, al señalar a la primera economía del mundo como uno de los países que “demora” su consolidación fiscal.

Mientras el resto de las economías avanzadas, con la Unión Europea a la cabeza, continúan apretándose el cinturón para reducir sus déficits fiscales, “Estados Unidos ha dejado en suspenso el ajuste”, señala la última edición del Monitor Fiscal.

Otro país que se olvida de este asunto es Japón, que incluso antes del terremoto, ya había postergado su ajuste fiscal.

Según el equipo liderado por Carlo Cottareli, “Estados Unidos debe acelerar la adopción de medidas creíbles para reducir los niveles de endeudamiento”.

De momento, el Monitor Fiscal proyecta un déficit para este año del 10,8% del PIB para la economía norteamericana y del 7,5% para el año que viene. Sin embargo, la deuda pública sube como la espuma y supondrá un 99,5% del PIB este año y un 105% del PIB en 2012.

Bajo estas circunstancias, el FMI prevé que el coeficiente medio de endeudamiento bruto del gobierno general de las economías avanzadas “rebasará el umbral del 100% por primera vez desde el final de la Segunda Guerra Mundial“, y las necesidades brutas de financiación alcanzarán “niveles sin precedentes”.

En lo que se refiere a Japón, el FMI recomienda que una vez que se disponga de estimaciones del coste fiscal global de la ayuda y la reconstrucción tras la catástrofe, será necesario trazar planes de ajuste fiscal continuo a medio plazo teniendo en cuenta esas estimaciones, y respaldar dichos planes con medidas definidas más claras que en el pasado.

Sorprendentemente, el Fondo reconoce en su Monitor Fiscal que existen señales de que, ante las presiones fiscales crecientes, “algunos países están recurriendo a estratagemas contables para cumplir sus metas fiscales“, eso sí evita realizar acusaciones directas.

19 abril, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, ECONOMIA, moneda-patron-oro | , , , , | Deja un comentario

Utah y Virginia proponen restaurar el patrón oro en EEUU

Temen el colapso del dólar

Utah y Virginia proponen restaurar el patrón oro en EEUU

Los estados de Utah y Virginia estudian dos iniciativas para restaurar la circulación de monedas respaldadas por oro y plata como alternativa al dólar.

  • 2011-01-20  Hugo Baldasano

Las acciones de la Reserva Federal y el resto de bancos centrales del mundo han alertado a la mayoría y han conseguido poner el oro y la plata en la mente de todos los inversores y ahorradores durante los últimos años. Ahora, varias propuestas en diferentes estados de EEUU trasladan estas preocupaciones monetarias al ámbito político.

Las iniciativas consisten, básicamente, en permitir que se paguen impuestos y otros pagos al Gobierno del estado en oro y plata. Las legislaciones no buscan implantar un único y exclusivo estándar oro o bimetálico, sino aumentar las opciones.

Los impuestos se podrían seguir pagando en dólares de la Reserva Federal pero, además, se ofrece la opción de pagarlos en oro o plata, a elección del ciudadano. Se está legalizando una cierta competencia de monedas.

No es extraño en la historia de Estados Unidos encontrar iniciativas ciudadanas y de los gobiernos estatales buscando alternativas al monopolio del dinero impuesto por Washington.

Siempre se habla de Andrew Jackson, el último presidente estadounidense que pagó toda la deuda federal tras clausurar en 1832 el “Second Bank of the USA”, predecesor de la actual Reserva Federal de EEUU (FED), el banco central que vendría décadas más tarde.

Jackson comparte con Thomas Jefferson el honor de ser los únicos presidentes que han cerrado un banco central en Estados Unidos.

Pero acabar con la “guarida de serpientes y ladrones”, según las propias palabras del presidente Jackson, no fue idea o voluntad de un solo hombre. En realidad, antes de la presidencia de Jackson, la imposición de un monopolio monetario por parte del Gobierno federal ya fue combatida desde algunos estados.

Billete del Second Bank of the USA, el tercer banco central de EEUU

En 1816, Indiana e Illinois añadieron cláusulas a sus respectivas constituciones estatales para prohibir al banco central abrir delegaciones y operar en sus estados. El mismo año, Carolina del Norte, Georgia y Maryland impusieron elevados impuestos especiales al banco central, con la clara intención de impedir sus operaciones.

Pero el Gobierno federal y el banco central lucharon contra esta situación y el resultado fueron batallas legales, con el Tribunal Supremo dando la razón frecuentemente al Gobierno federal, al tiempo que los estados ignoraban sus resoluciones en base a su derecho para interpretar la Constitución dentro de sus fronteras.

Quizá una de las anécdotas más indicativas y, posiblemente, dantescas del nivel de confrontación existente entonces la encontramos en el estado de Ohio. En 1819 el estado aprobó una tasa de 50.000 dólares al banco que, en su línea habitual, se negó a pagar.

Ante la negativa, el secretario del Tesoro de Ohio llegó a entrar personalmente en la caja fuerte de la delegación del banco central para llevarse 100.000 dólares.

Aunque se ofreció al banco devolverle los impuestos cobrados a cambio de abandonar el estado, el Gobierno federal acabó enviando a sus agentes para arrestar al secretario y recuperar el dinero. Esta acción no hizo otra cosa que enfurecer aún más a la población, que siguió presentando leyes contra el banco.

Kentucky y Connecticut se unieron a Ohio en 1825. En 1829, Carolina del Sur, Nueva York y New Hampshire presentaron legislaciones con esta misma intención.

Los ciudadanos y representantes locales del país tienen una larga tradición de lucha contra el monopolio monetario impuesto por el Gobierno federal y el banco central de EEUU. Ese contexto fue una de las grandes bazas que tuvo Andrew Jackson para acabar cerrando el banco central. Y lo curioso es que la historia podría estar repitiéndose en la actualidad.

Utah

En el estado de Utah, el legislador John Dougall ha presentado el Utah Sound Money Act. Sin embargo, este proyecto de ley no ha salido de la iniciativa de ningún político concreto sino que se trata de una propuesta ciudadana. Ha sido redactado por Larry Hilton, un abogado y vendedor de seguros local.

Hilton resalta que el objetivo de esta iniciativa consiste en dar más opciones a los ciudadanos, a la vez que protegería o ayudaría al estado ante cualquier dificultad que pueda tener el dólar, ahora que cada vez se cuestiona más abiertamente su rol como divisa de reserva mundial.

El texto presentado en Utah incluye algunas propuestas adicionales, además de permitir poder pagar en oro y plata los impuestos al gobierno estatal. Así, por ejemplo, establece que el gobierno validaría y aceptaría monedas de oro y plata acuñadas privadamente por los ciudadanos siempre que cumplieran unos estándares de calidad mínimos.

También propone la creación de un depósito de oro y plata donde los ciudadanos puedan guardar su metal, así como la reactivación del Utah Defense Force, la milicia que la Constitución estatal pone en manos del gobernador para vigilar dicho depósito.

Según el texto del proyecto, el gobernador debe reclutar y entrenar a las fuerzas de seguridad de Utah para almacenar, preservar, proteger y transportar las explotaciones del preciado metal en el estado.

Además, también existiría la posibilidad de crear cooperativas privadas, que se encargarían de guardar los metales y garantizar las transacciones entre las partes interesadas. Estas cooperativas podrían garantizar privacidad y disfrutarían de impuestos reducidos, al estilo de los bancos suizos.

El actual tesorero del estado, Richard Ellis, no está convencido al respecto, pero abrirá conversaciones con los bancos locales para investigar si podrían funcionar con oro y plata. Si el proyecto legislativo prosperara, el tesorero sería el encargado de fijar el intercambio entre el oro y la plata.

Éste es, precisamente, el punto más débil de la propuesta. En el pasado, el país funcionó mediante la implantación de un estándar monetario bimetálico. Este estándar consiste en un ratio fijo entre el oro y la plata mantenido y actualizado por el Gobierno.

El problema principal es que el Gobierno no actualizaba correctamente el ratio entre el oro y la plata, creando una oportunidad de arbitraje, lo que se conoce como la Ley de Gresham.

Y es que, si el ratio oficial entre el oro y la plata no es actualizado para reflejar correctamente la valoración del mercado significa que uno de los dos metales está siendo subsidiado. Cuando los costes de almacenaje y transporte del metal superan la diferencia entre el ratio, los emprendedores aprovechan dicho subsidio para comerciar con otros países, de modo que uno de los dos metales acabaría desapareciendo.

Durante la época del estándar bimetálico esta situación se produjo en un par de ocasiones, causando problemas conforme la economía se adaptaba a la nueva situación.

Fue la principal razón por la que tras la Guerra Civil de EEUU se comenzaron a dar pasos firmes para tratar de eliminar el estándar bimetálico hasta que, finalmente, fue sustituido por un estándar oro.

Es, quizá, el único punto débil de esta propuesta, cuanto menos, significativa ya que, en última instancia, pretende tumbar el monopolio monetario que impone la FED.

Virginia

Pero Utah no es el único que está estudiando este tipo de alternativas. Un proyecto similar ha visto también la luz en el estado de Virginia. La versión de este estado es más modesta, ya que demanda la adopción del oro y la plata e, incluso, cualquier otra moneda a decisión de los ciudadanos, como divisas alternativas al dólar que emite en exclusiva la Reserva Federal.

Lo más llamativo de esta propuesta legislativa son los motivos que expone para su implantación.

En concreto, plantea la creación de un subcomité para estudiar si el estado debe “adoptar una moneda que sirva de alternativa a la moneda distribuida por el sistema de la Reserva Federal, en el evento de una caída del sistema de la Reserva Federal”.

Añade que la medida “mitigaría muchos de los shocks económicos, sociales y políticos predecibles ante una hiperinflación, depresión u otra calamidad producida por la caída del sistema de la Reserva Federal”.

La credibilidad de la Reserva Federal ha sufrido un gran desgaste durante esta crisis entre amplias capas de la sociedad civil estadounidense (el auge del Tea Party es su manifestación más paradigmática).

Con la crisis económica todavía instalada en EEUU, Ben Bernanke -presidente de la FED- es cada vez más criticado debido a sus políticas inflacionarias.

El creciente rechazo que están manifestando algunos estados hacia la actual estrategia monetaria de la Reserva Federal recuerda, cada vez más, al caldo de cultivo que, finalmente, culminó con el cierre del Second Bank of the USA, el predecesor de la todopoderosa FED.

Sin duda, los históricos ex presidentes de EEUU Thomas Jefferson y Andrew Jackson aprobarían orgullosos las iniciativas legislativas que se han presentado en ambos estados.

18 abril, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, CRISIS, ECONOMIA, moneda-patron-oro | , , , | Deja un comentario