cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

1.645.000 parados no reciben ningún tipo de prestación, se ratifica la defunción del Estado de Bienestar

MUNDO LABORAL

1.645.000 parados no reciben ningún tipo de prestación, se ratifica la defunción del Estado de Bienestar

22COMENTARIOS

avatarRemo  5 de julio de 2011 | 11:47

prestaciones-por-desempleo.jpg
El número de parados que no recibe ningún tipo de prestación por desempleo, incluyendo en estas prestaciones la prestación contributiva por desempleo y la prestación por subsidio ha aumentado en 393.000 personas desde diciembre y se situa en 1.645.000 personas. Estas personas, a priori, no reciben ningún tipo de ingresos por rendimientos del trabajo ni ninguna ayuda económica por parte de los Servicios Públicos de Empleo.

Pero además de este dato tan pésimo, síntoma del agotamiento de prestaciones por parte de los parados de larga duración y falta de reincorporación al mercado laboral, tenemos otro efecto más negativo todavia.

El número de subsidios se consolida por encima de las prestaciones contributivas de desempleo, Recordemos que los subsidios representan un cobro en torno a los 450 euros/mes, frente una prestación media de desempleo que oscila entre los 750 / 900 euros mensuales.

Evidentemente, la caída en picado de las prestaciones públicas, el aumento de parados sin prestación y las malas perspectivas ratifican la defunción del Estado de Bienestar.

Nuestro sistema de protección social está pensado para dar una cobertura máxima de tres años y medio a los parados. En el mejor de los casos, un parado tendrá derecho a 2 años deprestación por desempleo y podrá recibir una ayuda adicional de 18 meses mediante el subsidio de desempleo.

Si miramos la gráfica del paro mensual, podemos constatar cómo desde el verano del 2008, el número de parados no ha dejado de crecer y el síntoma de agotamiento de las prestaciones comienza a mostrar sus primeras señales.

A efectos prácticos, nos quedan muy pocos meses para que el problema social de la carencia del Estado de Bienestar sea latente y la falta de recuperación clara en el mercado laboral, se va a convertir en un problema social de primer orden si no se ponen medidas urgentes en marcha. Avanzo un par de datos e ideas para el próximo post.

El Estado asume un coste de 28.000 euros(valor medio) por la caída de las cotizaciones y recaudaciones en el IRPF junto con la prestación de desempleo que él recibe. ¿No sería mejor afrontar un mecanismo de recolocación laboral disminuyendo éste coste y favoreviendo la entrada de trabajadores a coste cero en Seguridad Social para las empresas?

Fuente | SEPE
En El Blog Salmón | El desolador mapa del paroSe acaba el paro ¿y ahora qué?

5 julio, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, CRISIS, EDITORIAL, laboral, PARO, PRESTACIONES SOCIALES | , | Deja un comentario

El gran fracaso español

El gran fracaso español

Editorial | 25/02/2011 – 01:25h LA VANGUARDIA

  • ESPAÑA no puede seguir con la tercera parte de su población juvenil en paro.

Es un enorme problema para los propios jóvenes, que ven comprometido su futuro, pero lo es también para el conjunto del país porque supone desperdiciar una potente energía de progreso, de trabajo y de evolución social y económica.

La sociedad española nunca había invertido tanto dinero y esfuerzo en la formación de su juventud.

El país dispone de la generación mejor formada de su historia pero, en cambio, se muestra incapaz de ofrecerle salidas profesionales y laborales.

Es triste pensar que, al igual que en otras épocas, la única posibilidad de labrarse un futuro que tengan los jóvenes esté en el extranjero, en aquellos países con demanda de trabajo cualificado, ya sea en la UE o en los países emergentes.

El conjunto de la sociedad, Gobierno, partidos y agentes sociales están obligados a no resignarse en la búsqueda de soluciones para emplear a ese ejército de jóvenes en paro, en concreto 33 de cada cien de los que tienen entre 16 y 29 años, y que viven bajo el amparo de la protección familiar.

Cerca del 40% de los que trabajan, además, lo hacen de forma eventual, con contratos temporales, un hecho que les impide afrontar su ciclo vital con unas mínimas condiciones de estabilidad.

Esta situación laboral de la juventud española es inaceptable e insostenible económica y socialmente. Sufren los jóvenes, se penaliza el conjunto de la economía y se pone en juego el futuro del país.

No es extraño que la actual generación de jóvenes piense que sus condiciones de vida serán peores que la de sus progenitores, y que casi la mitad declare su falta de confianza en un futuro prometedor.

El riesgo de que la marginación laboral de una parte importante de la juventud se prolongue, además, es caer en la exclusión social, según advierten los sociólogos.

No hay que olvidar que el trabajo constituye el eje central donde gira parte de la vida social de un país. Es el punto clave para la integración personal, la evolución de la economía y la paz social.

Es evidente que el marco laboral español no es el adecuado.

En el pasado, la figura del aprendiz permitía una estrecha vinculación de los jóvenes al mundo laboral y empresarial.

La sustitución de ese viejo sistema por el marco laboral actual puede entenderse como más justo pero también como más ineficiente por el enorme paro y excesiva temporalidad que genera.

Hay que insistir en la búsqueda de nuevas e imaginativas alternativas que faciliten una mayor, mejor y urgente incorporación de la juventud al trabajo y la empresa.

25 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, PARO | , , | Deja un comentario