cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Facebook, esa nueva arma que los dictadores no saben usar

Por Eduardo Arcos | 21 de Febrero de 2011, 22:42

Sin Facebook, la revolución egipcia no habría funcionado

No lo digo yo, lo dice Amuda Goueli, que es es cofundador y director de Marketing Destinia pero en el caso de Egipto fue uno de los coordinadores de la revolución del 25 de enero.

La Información le hizo una entrevista y básicamente confirma lo que mencionaba semanas atrás con relación a la revolución en Túnez:

Las redes sociales son el motor de comunicación, aquello que le da tracción a las nuevas revoluciones.

Cualquiera que piense que una revolución se puede llevar a cabo en redes sociales está equivocado.

Creer que es posible derrocar a un gobierno escribiendo cientos de tweets y cientos de mensajes en Facebook en contra del gobierno, es muy tonto o extremadamente inocente.

Lo que sí queda clarísimo es que las redes sociales son herramientas fundamentales que pueden ser usadas a favor de las manifestaciones:

  • Es la mejor manera de comunicar ideas y mensajes con alcance masivoinstantáneo. Hace tan solo diez años no habíea forma alguna de llegar a muchas personas a menos que te pongas frente a la TV o hables en una estación de radio.Hoy las herramientas de comunicación masiva están en una página de Facebook, en una cuenta de Twitter con millones de seguidores o un blog.
  • El efecto viral: Viendo el mapa de los países árabes con protestas, revoluciones y cambios de gobierno es claro que hay un efecto informativo que está impactando en muy poco tiempo a un número inmenso de personas que sería imposible alcanzarse usando medios tradicionales.Un canal de TV es controlable, censurable y tiene alcance, generalmente nacional.

    El internet no tienen fronteras, y como se ha demostrado a lo largo del tiempo, es practicamente imposible censurar la información, de una forma u otra.

Según Amuda Goueli, Facebook sirvió de canal para enseñarle a los egipcios a manifestarse y organizarse; publicando videos, qué hay que llevar, cómo hay que actuar.

Por medio de nombres falsos decidían recorridos y fijaban horas.

No solo eso, convocaban a manifestaciones falsas para despistar a la policía, mientras que en otro punto se acordaba y se llevaba a cabo la real.

Me quedo con aquella frase que use (ligeralmente modificada) como título en el post: Facebook ha sido esa nueva arma que los dictadores no saben usar, es la clave de todo lo que está pasando en los países árabes que están absolutamente hartos de los abusos cometidos por sus gobiernos.

Los ciudadanos se convierten en nodos de comunicación decentralizados usando la tecnología, una acción imposible de parar.

Por eso considero que protestas como las llevadas a cabo por Carlos Vera en Ecuador son absolutamente irrelevantes, desnfocadas y cerentes de sentido.

Es necesario que la voz de los ciudadanos sea realmente escuchada. No la voz de las mismas personas, los mismos “líderes”, que lo único que han hecho es decepcionarnos.

Es necesario que los Latinoamericanos empecemos a aprovechar estas herramientas que están ahí para nosotros, y expresarnos, sin miedo.

Foto: Essam Sharaf

21 febrero, 2011 Posted by | 2.-INTERNET, ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNET, redes sociales | , , | Deja un comentario

El paramilitarismo es la herramienta de guerra sucia y terror del Estado colombiano y multinacionales

La Fiscalía General reveló el 13 de enero 2011 que tiene documentados 173 mil 183 casos de homicidios, mil 597 masacres y 34 mil 467 desapariciones cometidas por paramilitares de las supuestamente disueltas y auto-denominadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Internacional | abpnoticias | 02-02-2011 |
El registro, que recoge datos desde 2005 hasta el 1 de diciembre del pasado año (2010), también refiere tener documentado el desplazamiento forzoso masivo de 74 mil 990 comunidades y el reclutamiento de tres mil 557 menores de edad por parte de paramilitares “AUC”.Según el informe, los ex integrantes del referido grupo paramilitar están implicados en tres mil 527 casos de secuestro, tres mil 532 de extorsión, 677 de violencia de género, 68 de narcotráfico y 28 mil 167 de otras conductas delictivas, sin precisar cuáles. 

De acuerdo la fuente judicial, en la actualidad la entidad avanza en las diligencias de confesión de 51 mil 616 hechos por parte de ex paramilitares acogidos a la denominada Ley de Justicia y Paz, en casos con 65 mil 747 víctimas relacionadas.

Dichas diligencia ha permitido a las autoridades -siempre según el reporte-hallar tres mil 37 fosas comunes, en las que se logró encontrar tres mil 678 cadáveres, con mil 323 cuerpos identificados plenamente.

A su vez, las investigaciones y las confesiones permitieron establecer la presunta vinculación a los paramilitares de 429 políticos, 381 miembros de las fuerzas de seguridad, 155 funcionarios civiles, además de otras siete mil 67 personas.

Las AUC se crearon en abril de 1997 con el fin de agrupar a muchas de las múltiples bandas de ultraderecha que operaban en el país, patrocinadas por grupos de ganaderos, terratenientes y narcotraficantes.

Más del 70 por ciento de sus ingresos provenían del narcotráfico, e igualmente se financiaban con el secuestro y la extorsión, además de recibir dinero de multinacionales con presencia en las zonas bajo su control.

Asimismo, recibieron colaboración de varios miembros de Ejército, al tiempo que tuvieron estrechos vínculos con múltiples políticos colombianos.

Finalmente las AUC se disolvieron en 2006 en un proceso que resultó parcial e incompleto durante la administración del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Sin embargo, informes de prensa y de organizaciones no gubernamentales y asociaciones de víctimas como MOVICE sostienen que muchos de sus miembros siguen delinquiendo desde la cárcel y varios de sus frentes armados permanecen activos utilizando otros nombres como Águilas Negras, Los Paisas y Los Urabeños, entre otros.

La “Ley de Justicia y Paz” que es el marco legal de las “desmovilizaciones” ha sido denunciada por familiares de víctimas como una suerte de “premio” a los victimarios: en virtud de esa ley la máxima pena que se le puede imponer a un paramilitar en Colombia son 8 años de cárcel.

En diciembre 2010 fue condenado el jefe paramilitar Iván Laverde, alias “el Iguano” a tan sólo 8 años de cárcel por asesinar a más de 4000 (cuatro mil) personas (asesinatos confesados), por varias masacres, desapariciones, atentados.

El “Iguano” confesó incluso haber usado hornos crematorios para hacer desaparecer a sus víctimas.

En Colombia, si se es miembro de la herramienta paramilitar la mayor pena es de 8 años de cárcel… como una suerte de premio por servicios hechos al gran capital.

Más información en los VIDEOS anexos:

1er Video: http://www.youtube.com/watch?v=sU7X…

2do Video: http://espanol.video.yahoo.com/watc…

3er Video: http://www.youtube.com/watch?v=SO_1.

Paramilitares

El escándalo de la “parapolítica” en Colombia comprueba la extensión y profundidad que ha alcanzado el fenómeno de la extrema derecha en el país.

A pesar de las maniobras oficiales para tapar o desviar el curso del proceso penal, casi como un alud incontrolable las revelaciones destapan los vínculos del paramilitarismo con el estado, los partidos políticos tradicionales,  los empresarios (nacionales y extranjeros), ciertas embajadas y un sector nada desdeñable de la sociedad.

A estas alturas del escándalo es innegable que además de los grotescos y ordinarios personajes que se sientan en el banquillo de los acusados deberían sentarse también los inductores y responsables intelectuales del engendro.

Ya no es posible alegar ignorancia para juzgar con benevolencia la llamada democracia colombiana.

Quienes desde Europa y los Estados Unidos mantienen un apoyo ilimitado al actual gobierno de Uribe tienen sin duda otros motivos ajenos completamente a la defensa de la democracia y el progreso.

Seguramente que dicho apoyo va ligado a la suerte de sus inversiones en el país y a los intereses estratégicos de Occidente en general.

Ya no es posible ignorar los informes anuales de Naciones Unidas, la OEA, los grupos de derechos humanos (nacionales y extranjeros como A.I o Human Right Watch) y hasta los datos oficiales – muy maquillados por razones obvias- para concluir que Colombia está lejos de la imagen idílica de una democracia plena.

Los datos reflejan un panorama desolador de desapariciones, muertes fuera de combate (asesinatos a sangre fría que tan solo en el primer mandato de Uribe llegan a los once mil casos), secuestros, exilios (¿casi sesenta mil?) y alrededor de tres millones de desplazados que colocan a Colombia por este motivo en el segundo lugar del mundo después de Congo.

Tampoco consiguen ocultar esta dolorosa realidad los festivales internacionales de cine y arte, los concursos de belleza, la celebración oficial del cumpleaños de García Márquez o el actual congreso de la lengua castellana con asistencia del rey de España, Bill Clinton y hasta personajes destacados de la farándula.

Cada día resulta más difícil mantener la imagen de una democracia ejemplar, acosada por una violencia que le es ajena y de un gobierno sensato, prudente y responsable que ofrece  bienestar a sus ciudadanos y seguridad a los inversionistas.

Porque antes que mérito del gobierno, el actual juicio a la extrema derecha es el mérito de algunos jueces honrados y un “daño colateral” del proceso de reinserción de los paramilitares torpemente conducido por el propio Uribe:

El engendro se le escapa de las manos y los cabecillas del paramilitarismo, para imponer los términos de su condena destapan vínculos incómodos con la clase dominante en la mejor tradición del “si no conseguimos nuestro propósitos, hablamos”.

Crecen las voces (inclusive en Estados Unidos) que acusan al ejército de utilizar estas bandas para hacer el “trabajo sucio” que las leyes les impiden.

El marco legal vigente -así sea estrecho- es un obstáculo que apenas inmuta a estos gatillos fáciles que asesinan, desaparecen, intimidan y aterrorizan a comunidades enteras.

Alegar que estos vínculos no pasan de ser “casos individuales” ya no se sostiene cuando se comprueba que su creación, asesoría y mantenimiento forma parte de la teoría contrainsurgente de las fuerzas armadas.

El escándalo salpica cada día con mayor fuerza a los partidos políticos, principalmente a los que apoyan al presidente Uribe.

Mediante el terror estas bandas aseguran triunfos electorales y el control de regiones enteras.

Los “paras” terminan por adueñarse de las instituciones, su influencia y sus recursos.

En las dos elecciones anteriores Uribe Vélez ganó con votos que a todas luces resultan nulos y afectan su legitimidad.

Sobran razones para exigir la inmediata dimisión del presidente como se ha hecho con el resto de senadores, representantes, funcionarios, alcaldes y gobernadores implicados en el escándalo.

Menos publicitada pero igualmente decisiva ha sido la participación de un sector del empresariado local que alegando la necesidad de defenderse de la guerrilla ha visto en los paramilitares un instrumento muy útil para deshacerse de líderes sindicales y activistas sociales que incomodan.

No por azar Colombia registra el mayor número de asesinatos de unos activistas que se juegan la vida cotidianamente.

Las investigaciones judiciales revelan que antes que ser víctimas de la extorsión de los “paras” estos empresarios han jugado un destacado papel en su promoción, financiación y organización.

Tampoco es nueva ni desconocida la vinculación entre los grandes “capos” del narcotráfico y el paramilitarismo ni la vocación temprana de éstos como traficantes de estupefacientes.

Por eso parece natural que el narcotráfico aparezca al lado de los “paras” en la mesa de negociaciones del supuesto proceso de paz del gobierno con estas bandas sin que sea ya posible distinguir unos de otros.

A ambos la llamada “ley de justicia y paz” les permite aparecer como “fuerza política”, lavar su pasado delictivo, legalizar sus bienes y purgar cortas penas en  sus cómodas haciendas convertidas en “casa-cárcel”.

Capítulo especial merece la participación en el paramilitarismo de grandes empresas y en particular de multinacionales como lo prueba la reciente condena de la frutera estadounidense Chiquita Brands por financiar a los “paras” y dotarlos de armamento o los procesos abiertos contra Coca-Cola  o la carbonea gringa Drummond; igual hacen las multinacionales de palma africana, madera, minerales o grandes obras de ingeniería, sin que falten naturalmente las del petróleo, protegidas conjuntamente por las fuerzas armadas, los paramilitares y cientos de mercenarios a manera de ejércitos privados.

Por supuesto, la embajada estadounidense no es ajena ni inocente. Aún antes de que aparecieran las actuales guerrillas o cuando éstas eran grupos reducidos de sobrevivientes de otras guerras (en 1965, cuando se crean las FARC sus combatientes no pasaban de 46 hombres y dos mujeres) la misión militar ya “aconsejó” a Bogotá la formación de grupos de civiles armados que “auxiliaran” al ejército, de la misma manera que se había practicado en Indochina, Argelia, Israel, Argentina, Perú, Centroamérica, México o la propia Colombia, que tiene una vieja tradición de paramilitarismo.

Solo se tuvo que reorganizar, disciplinar y armas gentes diversas (sobre todo mucho lumpen) que desde siempre habían servido de brazo armado de los empresarios.

Se contó siempre con la eficaz asesoría del Pentágono y por supuesto con los mercenarios israelíes – como se sabe- expertos en la materia.

El paramilitarismo colombiano está pues lejos de ser un simple problema de bandas armadas.

Recibe su primera cobertura institucional del mismo estado que lo tolera, impulsa y protege,  tiene sus bases sociales en sectores de la denominada “clase media” y recibe la financiación del empresariado y, en particular, de la gran empresa del narcotráfico.

Para sus apoyos sociales la acción paramilitar está justificada y aunque algunos no se sientan cómodos con sus crímenes, los soportan como un mal necesario de la misma forma que los capitalistas y los “sectores medios” europeos saludaron el ascenso del fascismo que ponía fin a las huelgas, el sindicalismo y los partidos obreros, entendidos como los promotores del descontento social.

No faltaron tampoco liberales que vieron es este mal menor una solución a la debilitada democracia en crisis; si las fuerzas regulares y las leyes vigentes no podían preservar el orden burgués había que saludar la llegada de estos muchachos inquietos y camorristas que al fin de cuenta “eran nuestros muchachos”.

Algo parecido está ocurriendo en Colombia.

Alcanzar la democracia en Colombia y hacer de este país un lugar  habitable pasa sin lugar a dudas por erradicar el fenómeno de la extrema derecha de inspiración fascista.

Nadie puede prever los efectos del escándalo de la “parapolítica” ni asegurar que todo no termine en el enjuiciamiento de algunos autores materiales, algún cabecilla descolocado y con la impunidad de la clase dominante, verdadera culpable por acción y omisión.

Por contraste, se asiste hoy en Colombia a la caza de brujas, al señalamiento de quienes hacen la denuncia y a la amenaza por exigir responsabilidades acusando a los opositores desde el mismo palacio presidencial de “terroristas”, “guerrilleros” o “enemigos de la patria” en un lenguaje que recuerda tanto el siniestro vocabulario paramilitar.

Juan Diego Garcí

2 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, CRIMENES EEUU, DENUNCIA, DENUNCIA, EDITORIAL, NOTICIAS ALTERNATIVAS, PORTADA, TERCERA INFORMACIÓN | , , , , , | Deja un comentario

CIBERREVUELTA EN EL MAGREB

Posted by Directorio de Noticias on enero 30, 2011 · Dejar un comentario (Editar)

ciberguerra-ejercito
Rate This

Mucho se está hablando sobre quién está detrás

de las revueltas que sacuden todo el mundo árabe.

Algunos se atreven a decir, sin pruebas de ningún tipo,

por desgracia son gentes muy afines a mí,

que detrás están como siempre EEUU y sus aliados occidentales.

En primer lugar, simplemente porque los diarios afines a sus gobiernos

apoyan ( No le queda otra) lo que está sucediendo.

Así como sus respectivos dirigentes, que para curarse en salud,

apoyan pero sin mucho convencimiento,

el que se realice una transicción democrática pero controlada.

De tal forma que no se produzca un vacío de poder que pueda ser aprovechado

por los integristas musulmanes para hacerse con el poder.

Esta insistencia ya hace ver que tienen el miedo metido en el cuerpo.

De hecho, han enviado corriendo al premio nobel de la paz, El Baradei,

para ver si es capaz de hacerse con el timón del cambio.

Por otro lado se puede apreciar, tanto en Túnez, como en Egipto, Argel y Yemén,

que ningún grupo extremista musulmán ha querido por el momento dar la cara

y ponerse al frente de las manifestaciones.

Lo cual indica que están, como todo el mundo,

sorprendidos por la actitud tan valienta que han tomado sus pueblos.

Es evidente, que estarán moviendo ficha bajo cuerdas.

Pero no darán la cara hasta que se produzca ese vacío de poder que tanto temen los occidentales.

Por si acaso.

El pentágono parece ser que es el único, con el que os habla,

que piensa que el poder de convocatoria que tiene internet es el próximo enemigo a batir.

Y que es el único culpable de estas revueltas.

Hace poco en un artículo, el subsecretario de Defensa norteamericano William J. Lynn, afirmaba que…

“El Pentágono ha reconocido formalmente el ciberespacio como un nuevo dominio de guerra”.

Y se lo están tomando en serio.

De  Wikileaks, sigue más adelante, así como de la red en general,

nos dice que lo ven como un medio de transmisión más

para que la población harta de la opacidad y abusos de poder

pueda convocar de forma espontánea manifestaciones  que, en algunos casos,

terminarán en revueltas sin dar casi tiempo a ningún tipo de respuesta gubernamental

por la inmediatez con que se producen.

Por otro lado, me gustaría recordar que esto no quita…

para que esa otra versión que corre por la red

de que detrás de Wikileaks se esconda la mano de la cia y el mosad.

Ya que son cabos que no se pueden atar del todo y puede que les haya ido de las manos.

No, wikileaks.

Pero sí, el que los cables hayan dado a las masas

la conciencia de que tienen un poder muy fuerte con internet.

Anonymous, son otro de los quebraderos de cabeza del Pentágono,

ya que ven en ellos

otra de las causas por las que  la red se puede convertir en un arma díficil de combatir.

Por un lado,

la ciudadanía ve Anonymous, como los únicos

que luchan por la libertad sin que haya detrás ninguna motivación extraña que los desacredite.

Ya que “Todos somos anonymous”

Con su lema se identifica cualquier ciudadano.

En el anonimato se esconde su método de lucha y

en el anonimato se esconde el alma de cualquier individuo de esta sociedad

que fomenta el borreguismo y que aburguesada está cohibida dentro de propia cobardía.

Esta forma de lucha concentra todo el desencanto y fustración

que tanto está produciendo en la población esta crisis que nos consume.

Al igual, que en el caso anterior.

Pienso que detrás de Anonymous pueden estar muy bien ellos mismos

pero al igual que la crisis que produjeron

para desmantelar el estado de bienestar en favor de la banca y los grandes capitales.

Se les ha ido de las manos.

Y pienso que no han medido bien las consecuencias de todo lo que ellos mismos han generado.

No habían contado, allá por los años de Bush,

que después de desmantelada la URSS e invadiendo Irak solo les quedaba silenciar y meter en cintura a Europa.

Pero mire usted por donde,

han aparecido y con una fuerza descomunal

otros actores dentro del esquema geopolítico con los cuales no contaban.

China y la URSS utilizando sus mismos métodos mafiosos para controlar el mundo.

Y los que es peor, los necesitan para salir de la crisis tan profunda en la que ellos mismos se han metido.

Aparte, de India y Brasil.

Aunque debo decir y más después de las declaraciones que hoy mismo ha pronunciado la sucesora de Lula

, la presidenta Dilma Rousseff, ante sus amos ( Un grupo de empresarios judíos)

que éstos  dos países están dentro del aro.

” Brasil rompe cualquier lazo con Irán y reconocemos el derecho a tener estado y territorio el pueblo judío”

Ya me imaginaba yo, que cuando Lula, maestro en el navegar entre dos aguas,

dejó su cargo fué,

para que su sucesora le hiciera el trabajo sucio

y si se ve con fuerzas y ganas, volverá al poder en próximos mandatos sin ningún tipo de desgaste político.

Como se puede ver, sin ir más lejos pasó aquí en España  con el dicatador.

No todo se puede dejar atado y bien atado.

Siempre queda un cabo suelto

y en esta caso, en el actual panorama geopolítico se están viendo mucho cabos sueltos.

Antes de seguir con el tema, para que no creen conroversia mis palabras ya que parece contradictorio

lo que se dice con respecto a la intención de EEUU en muchos temas y por supuesto en éste,

es que quién mueve los hilos de la guerra sucia es la CIA ( controlada por los sionistas)

que se dedica la mayor parte de las veces a poner el cebo en el anzuelo del que pican

primeramente los ultraderechistas del pentágono y luego presionados por éstos, el presidente.

Anonymous ha sido el propulsor de una idea. La de que la unión hace la fuerza.

En su día luchó con cierto éxito contra la iglesia de la cienciología, ( con lo que se dió a conocer al mundo)

y con ataque a servidores de empresas como Visa, Mastercad, Paypal o Amazon.

También han colaborado apoyando a Juilián Assange y a su organización.

Pero, con mano negra detrás o no,

Anonymous ha calado en todo occidente

y ahora surgen franquicias de forma espontánea  por doquier sin nadie que las domine.

Y eso es algo que el Pentágono, que es quien realmente gobierna en EEUU, no está dispuesto a tolerar.

Que un posible ejército de internautas le haga la vida imposible.

De ahí viene y no por salvaguardar los derechos de autor,

el que presione con tanta furia para que en los países occidentales

salgan leyes como la tan repudiada, aquí en España, ley Sinde.

Ya que este tipo de leyes dan manga ancha

a la posibilidad de cerrar páginas, webs o blogs por la justicia

sin tener que apelar a su contenido

ya que se cierran por cualquier otro motivo legal aparentado proteger los copright.

Como ya hemos visto hace bien poco con el caso de Cubadebate.

Ese y no otro, es el fin de la ley Sinde y similares.

Todo por el control sobre la información y los contenidos que se divulgan por internet.

Como sigue diciendo el informe del pentágono.

· En este caso, la fuerza de las armas no vale para resolver este tipo de conflictos.

Y para colmo, este tipo de ataques no dan pie

a que se pueda justificar una represalia como fué el caso en el 11-S”.

“La ciberguerra es asimétrica”, explica el subsecretario de Defensa,

“es más, ni siquiera está siempre claro qué constituye un ataque.

De hecho, muchas de las intrusiones están más cercanas al espionaje que a un acto de guerra”.

La ciberrevuelta liderada por Anonymous contra las empresas colaboracionistas del gobierno norteamericano

en el acoso a Wikileaks hunden su estrategia y crece por ello el temor del Pentágono:

“El ataque a la propiedad intelectual puede ser la más significativa ciberamenaza que los Estados Unidos enfrenten”, dice Lynn.

jUAN VALERA en un reciente post  confirma lo que digo y matiza lo siguiente:

” Esa visión justifica las presiones a España –otra vez demostrada en los cables desvelados por Wikileaks-

y a otros países para endurecer la persecución contra las descargas y el P2P.

La propia Operación Payback de hackeo a los colaboradores de la persecución a Assange y Wikileaks

tiene su precedente en la revuelta contra la industria de la música.

Payback y Anonymous se pronuncian contra la censura y el copyright,

a favor de la libertad de expresión y el libre flujo de contenidos de la era digital.

Es un conflicto entre el supercapitalismo,

el poder corporativo que se ha adueñado de la democracia (Robert Reich),

y los ciudadanos,

hartos de ser considerados hiperconsumidores sin más derechos que acatar el dictado del mercado.

Sometidos por una política privatizada,

dirigida por una partitocracia más preocupada de mantener el poder que del bien público.

Una privatización del espacio público y la democracia que feudaliza la sociedad.

Grupos de interés privados con poder para definir políticas y espacios públicos.

Como ocurre en la propia internet, donde la mayoría de los usuarios

dependen de empresas privadas para ejercer sus libertades en el ciberespacio.

Un sistema que erosiona el que la modernidad y la democracia crearon: un cuerpo social soberano.

Vuelta al feudalismo y a un vasallaje cuyas servidumbres

son los datos personales de los usuarios, sus contenidos, relaciones, amistades, etc.

empleadas por las grandes empresas de internet para sostener su negocio.

Poder político y económico se confunden y los accionistas se imponen a los ciudadanos.

Así lo ven cada vez más personas,

como muestran las encuestas que sitúan al poder en la banca, el gobierno y las grandes empresas.

Donde el control democrático de los medios falla surgen Wikileaks o la Operación Leakspin,

impulsada por Anonymous como estrategia para dar donde más duele, “la repercusión mediática” de lo que era secreto.

Ante la privatización del espacio y los bienes públicos, los cooperantes de Anonymous,

como tantos partidarios de los movimientos altermundistas o simples consumidores enojados,

se rebelan contra la clave del nuevo poder:

“la propiedad intelectual y la competitividad en la economía global”, en definición del responsable del Pentágono.

Una ciberrevuelta contra la democracia corporativa.

Pero hay políticos y estados que prefieren declarar la guerra a sus propios ciudadanos para escapar a su control.

Traicionan la convivencia democrática con el mito del enemigo interior, la coartada de todas las dictaduras.

Una estrategia peligrosa que puede abrir todavía más la brecha entre poderosos y gobernados.”

Insisto y retomo el tema, las revueltas del Magreb, desde mi honesto punto de vista,

no son más que la punta de iceberg de lo que se puede gestar a través de las redes sociales

cuando un pueblo siente que sus gobernantes

de una u otra manera los están ignorando en la toma de decisiones.


Ya sea por que les coarta cualquier tipo de libertad

como si se es porque se gobierna a favor de grupos económicos

y en contra y a espaldas de los interseses de sus ciudadanos.


De esto que está aconteciendo ahora

debería de tomar buena nota la izquierda

que piensa que otro mundo realmente es posible

como método y forma de concienciación y movilización de los pueblos.


Por otro lado y acabando,

como prueba de que pienso que se está manipulando la información vertida por wikileaks

por los cinco grandes medios de comunicación elegidos,

hoy mismo salta esta noticia como para dar credibilidad al hecho, que nadie  se cree,

de que EEUU no está detrás del golpen Honduras dado por Michelletti.


Estados Unidos recelaba de Micheletti tras el golpe de Estado en Honduras

[ http://www.elpais.com ]Los cables redactados en la Embajada estadounidense de Honduras tras el golpe del 28 de junio de 2009 contra el presidente Manuel Zelaya muestran todo lo que se asocia con un país sin instituciones fiables y bajo la sombra de Estados Unidos: un político que ocupó la presidencia (Roberto Micheletti) en nombre de la honestidad y el despotismo tuvo que ser amenazado por Estados Unidos con la retirada del visado para que dejase el cargo. Micheletti, según la embajada, aprovechó la crisis provocada por el golpe para amañar contratos corruptos hasta el último minuto.
Y aquí abajo dejo lo dicho sobre la presidenta de Brasil.

Rousseff rompe los lazos de Brasil con el régimen de Irán[ http://www.elpais.com ]

En un discurso aplaudido de pie, ante supervivientes del Holocausto, la presidenta Dilma Rousseff sorprendió por su enérgica defensa de los derechos humanos: “Mi Gobierno será un incansable defensor de la igualdad y de los derechos humanos en cualquier parte del mundo”, dijo. “Nosotros no somos un pueblo que odia, El mundo “ignoró en la época de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) las señales del avance de la barbarie antes de la ascensión del nazismo” y que el Holocausto inauguró una época de “violencia industrializada” y de “tortura científica”.

El ataque a los ordenadores de las centrales nucleares de Irán provocando la inutilización de varias centrifugadoras,

es buen ejemplo, de lo seriamente que se está tomando los EEUU esto de la ciberguerra.

por ARMAK de ODELOT

Links que complenentan lo dicho

http://muycomputer.com/Actualidad/Noticias/La-ciberguerra-es-una-realidad/_wE9ERk2XxDB4wmMfJztxgVbQKGHPZjErYk1q7YgUprPTfjsg3m9vI2hivjPaeOKl

http://www.estrelladigital.es/blogs/juan_varela/Ciberrevuelta_7_865183474.html

LA CIBERGUERRA ES UNA REALIDAD

Autor: Jorge Martínez    Fecha: 04/12/2009

Las ciberarmas globales han pasado de ser ficción a formar parte de nuestra realidad, según el V Informe anual de Criminología Virtual realizado por McAfee. Dicho informe desvela, además, que los ciberataques motivados por asuntos políticos han aumentado en cinco países, Estados Unidos, Rusia, Francia, Israel y China, que actualmente se encuentran ciberarmados.

Ciberguerra

Actualmente, muchos países de todo el mundo están activamente involucrados en los preparativos de ciberguerras y ataques. Hoy, las armas no son nucleares, sino virtuales, y todo el mundo debería adaptarse y ser consciente de estas nuevas amenazas“, afirma Dave DeWalt, presidente y CEO de McAfee. El V Informe de Criminología Virtual reúne los conocimientos de más de una veintena de expertos de todo el mundo, incluyendo al Dr. Jamie Saunders, consejero de la Embajada Británica en Washington D.C., y a expertos de seguridad con experiencia en la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos.
Por primera vez, el V Informe de Criminología Virtual proporciona un modelo para definir la ciberguerra, identifica los países involucrados en el desarrollo de ciberofensas y ciberdefensas, analiza ejemplos de ciberataques motivados por asuntos políticos y revela cómo el sector privado quedará atrapado en medio del fuego cruzado. La divulgación por parte del gobierno también constituye un problema importante, ya que las iniciativas de cibercrimen y la información son, con frecuencia, clasificada por el gobierno, lo que dificulta que tanto el sector público como el  privado puedan defenderse del cibercrimen.

Ciberguerra
Los expertos piden una definición clara y abren el debate sobre la ciberguerra. Sin un debate abierto entre el gobierno, el sector público y el privado, los futuros ciberataques dirigidos a infraestructuras críticas podrían ser devastadores.

Ciberguerra

El informe de este año identifica los siguientes retos:
1. La ciberguerra es una realidad. Durante  al año pasado, el aumento de los ciberataques motivados por asuntos políticos ha provocado alarma y precaución, con objetivos como la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Nacional, el Servicio Secreto de Estados Unidos y el Departamento de Defensa de Estados Unidos.
2. Las ciberarmas se dirigen a infraestructuras críticas. Quienes atacan no sólo están construyendo sus ciberdefensas, también sus ciberofensas, dirigidas a infraestructuras como redes de energía, transportes, telecomunicaciones, finanzas y suministro de agua, porque los daños pueden hacerse más rápidamente y con menos esfuerzo.


3. La ciberguerra es indefinida.
La ciberguerra involucra a muchos y distintos actores de muy diferentes formas cuyas reglas de compromiso no están claramente definidas. Además, hay un debate abierto sobre qué responsabilidades deberían recaer en organizaciones para proteger y educar a los ciudadanos en la prevención de los ataques. Sin una adecuada definición del lugar, es imposible determinar cuándo es justificable una respuesta política o amenaza de una acción militar.

Francia en la ciberguerra

Ataque DoSAtaque DoS

Seis laboratorios de investigación (CESTI), una unidad de la Fuerza Aérea con crecimiento de 100 especialistas anuales y dos búnkers informáticos serán coordinados por el Secretariado General de la Defensa Nacional (SGDN), según anunciaron representantes del Gobierno Francés desde la exposición de armamento Eurosatory 2010 y el congreso del Consejo Superior de la Formación y la Investigación Estratégicas (CSFRS).
El Estado Mayor Francés concibe tres escenarios en el ciberespacio: un ataque contra los sistemas de control de redes ferroviarias, plantas de generación de energía o aeropuertos; un ataque contra sitios web y redes internas de instituciones como la presidencia, cancillería o policía; y la integración de ambos en una guerra convencional. Se plantean la investigación y elaboración de códigos maliciosos, software espía y caballos de troya, downgrading, retroconcepción, exploración de vulnerabilidades, sistemas de penetración furtivos y códigos ofuscados.
Al igual que Estados Unidos, con la creación de su Ciber Comando, Francia convierte la red en una prolongación de sus Teatros de Operaciones, pasando de un escenario dialéctico a uno de confrontación directa. Mientras la presunta libertad ilimitada de la red continúa desmintiéndose, resulta necesario replantear el concepto de soberanía e independencia tecnológica a la luz de estos nuevos acontecimientos.

Colectivo NodoLibre

columna@nodolibre.org

Fuente Original: http://www.publico.es/323921/ataque

Publicado enCorreo del Orinoco Página #, 01 de Julio de 2010 [PDF].

Original reseñado enCiudadCCSCubaDebateNoticiasDesdeAbajoPatriaGrande.

 

Archivado en ALTERNATIVASCIBERNOTICIAScrisisEDITORIALLEY SINDEOPINIONUncategorized · Etiquetado con ,,

31 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL, LEER ENTRE LINEAS, revueltas islam | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario