cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

ESPECIAL LIBIA. ATAQUES AEREOS. HABLA GADAFI. SUBE PETROLEO

El Ejército libio vuelve a atacar a la población por aire

Según las informaciones de Al Jazeera, el régimen sigue reprimiendo las protestas con cazas y helicópteros

PÚBLICO.ES/AGENCIAS Trípoli 22/02/2011 10:59 Actualizado: 22/02/2011 13:42

Los aviones militares y los helicópteros del Ejército libio siguen atemorizando a la población con sus ataques este martes. Ayer por la tarde, algunas cadenas de información árabes aseguraban que el régimen de Gadafi estaba bombardeando a sus propios ciudadanos para acabar con las protestas.

Según recoge la agencia italiana ANSA, la Corte Penal Internacional cree que los muertos en los últimos cinco días podrían superar los 600 (según la agencia EFE sólo 300 en Bengasi). Además, la cadena Al Arabiya asegura que el Tribunal estaría “buscando pruebas para procesar a Gadafi”.

El principal problema es la ausencia de noticias verificables desde el país, que por el momento se basan sobre todo en los testimonios de los ciudadanos libios.

Es una diferencia muy importante con respecto a las revueltas populares en Egipto y Túnez, donde la represión contra los periodistas no logró frenar el flujo de noticias. Gadafi tiró Internet a finales de la semana pasada, y las redes telefónicas son manipuladas al antojo del coronel para evitar que los manifestantes se organicen. El control es tal, que el régimen ha negado los ataques aéreos.

La cadena qatarí Al Jazeera asegura que en el barrio de Tayura, en el este de Trípoli, aún se veían cadáveres en las calles y según uno de los testigos a los que ha entrevistado, “los aviones de guerra y los helicópteros están bombardeando indiscriminadamente un sector después de otro”.

Ahora, algunos canales occidentales están tratando de llegar a la capital de Libia y la CNN parece haber sido la primera. 

Pero hay noticias, como la destrucción total de la pista aérea de Bengasi, la segunda ciudad del país, que indican que esos bombardeos sí existen. Ese es el panorama que se han encontrado los aviones militares italianos y alemanes enviados al país para repatriar a sus trabajadores y visitantes nacionales.

Investigación independiente

Mientras tanto, la ONU ha reclamado esta mañana una investigación independiente sobre la represión en Libia. Las denuncias llegan de la misma persona que denunció los abusos de Mubarak y Ben Ali, la alta comisionada de derechos humanos, Navi Pillay.

“Estoy extremadamente alarmada porque mientras yo hablo se están perdiendo vidas”

“La insensibilidad con la que las autoridades libias y sus empleados armados están disparando ráfagas de proyectiles contra manifestantes pacíficos es inconcebible. Estoy extremadamente alarmada porque mientras yo hablo se están perdiendo vidas”, dijo esta mañana según recoge la agencia EFE.

Una declaración que llega después de la condena de los ministros de Exteriores de la Unión Europea tras su reunión ayer en Bruselas. Pero que sigue sin poner en jaque al régimen. La prueba más clara es el escueto videomensaje de Gadafi en la televisión estatal en el que en apenas 20 segundos trató de demostrar que aún está en Trípoli y que “no hay que hacer caso a los canales de los perros callejeros”.

Hoy, el Consejo de Seguridad de la ONU celebrará una reunión especial para tratar la situación, a petición del embajador adjunto de Libia ante la ONU, Ibrahim Dabbashi, quien aseguró que Gadafi debe “dejar el poder lo antes posible” y que la comunidad internacional debe “evitar que se refugie en otro país”.

Previamente, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, había expresado su preocupación por el rápido deterioro de la situación y había pedido a Gadafi, con el que conversó telefónicamente, el cese inmediato de la violencia y el respeto del pueblo libio.

Un clan digno de su excéntrico patriarca

Los Gadafi se dividen entre la ambición y los escándalos

Ó. A. MADRID 22/02/2011 01:00 Actualizado: 22/02/2011 02:20

Saif al Islam Gadafi, durante su intervención del pasado domingo en televisión.AFP

Saif al Islam Gadafi, durante su intervención del pasado domingo en televisión.AFP

La salida del ostracismo internacional de Muamar Gadafi a finales de los noventa también supuso la presentación en sociedad de su clan.

El excéntrico comportamiento del dictador libio también se ha mostrado con intensidad en alguno de sus ocho hijos.

El primogénito y homónimo de su padre ocupa cargos más honoríficos que relevantes en Libia como presidente del Comité Olímpico.

Mejor situado está Saif al Islam, primer hijo de la segunda esposa de Gadafi y considerado el heredero designado por el patriarca para dirigir Libia tras una reunión con los líderes tribales en 2009.

Su intimidatoria intervención de la noche del domingo, en la que amenazó con terribles medidas a los manifestantes, acabó con años de campaña de imagen en la que se le intentaba vender como un reformista desde dentro del régimen.

A Saif al Islam, nacido en 1972, se le encomendó la gestión de los principales conflictos internacionales libios que permitieron al país dejar de estar arrinconado.

Su labor para acabar con el caso Lockerbie y el fin del programa nuclear libio culminaron en 2008 en un recibimiento por parte de la entonces secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, en Washington. El Departamento de Estado tuvo palabras de elogio para Saif al Islam y su campaña de derechos humanos.

También tiene aspiraciones Mutassim, el quinto hijo y encargado de la Seguridad Nacional, que presume de haber sido recibido por Hillary Clinton en 2009.

Otros intereses

El resto tienen otros intereses. Saadi intentó por todos los medios ser futbolista profesional en Italia y cuenta con el dudoso honor de ser el primer jugador que da positivo en un control antidoping sin haber disputado ningún partido oficial.

Hannibal, el más díscolo del peculiar clan, acumula un largo historial de escándalos, la mayoría nocturnos, que suelen acabar en incidentes diplomáticos.

Tras atacar a tres policías italianos con un extintor, conducir en dirección contraria por París y golpear a su mujer, se superó a sí mismo al romper las relaciones entre Suiza y Libia por su breve detención por dos agentes suizos tras haber golpeado a su sirviente. Hace un año pagó a la cantante Beyoncé 1,4 millones de euros por cantar para él en Nochevieja.

La única hija de Gadafi, Ayesha, es una abogada que formó parte del equipo que defendió a Sadam Husein.

Ante “la interpretación que el líder libio le dio de los eventos y la respuesta de las autoridades”, Ban “subrayó la necesidad de asegurar la protección de la población civil bajo cualquier circunstancia”.

El Ejército egipcio en la frontera

La Liga Árabe está tratando, por su parte, de mediar para poner fin a la violencia en el país y está previsto que esta mañana se celebre una reunión a nivel diplomático con el régimen libio dirigida por Amir Mousa, que ya estuvo presente en las revueltas de plaza Tahrir contra Mubarak. Egipto, por su parte, ha desplegado a sus militares en la frontera como medida de precaución.

El paso fronterizo de Al Salum está abierto las 24 horas para permitir el regreso de los egipcios a su país y el paso de quienes quieran abandonar Libia. Unos 4.000 egipcios han cruzado la frontera en las últimas horas.

Gadafi aparece tras la masacre sólo para decir que está en Trípoli

El esperado discurso del presidente libio tras la masacre a su pueblo, se queda en 20 segundos en los que dice que está en Trípoli “y no en Venezuela, contrariamente a lo que afirman las emisoras de los perros”

PÚBLICO.ES / EFE Madrid / Trípoli 22/02/2011 01:21 Actualizado: 22/02/2011 06:05

 

La esperada aparición anunciada para esta noche del líder libio Muamar el Gadafi no ha cumplido las expectativas, algo ya esperado.

Gadafi ha hablado en la televisión estatal libia durante sólo 30 segundos a un micrófono desde un coche con un gigantesco paraguas sólo para confirmar que se encuentra en Trípoli.

“Circulé hoy por la plaza Verde (en el centro de Trípoli), estoy aquí y no en Venezuela, contrariamente a lo que afirman las emisoras de los perros”, afirma el líder libio a un periodista que parece entrevistarle en las fugaces imágenes difundidas por la televisión estatal.

El líder libio aparece en las ruinas de una de sus casas en Trípoli bombardeada por Estados Unidos en 1986 y convertida ahora en una especie de museo que el régimen denomina ‘Casa de la Resistencia’.

Masacre

En la residencia destruida por los bombardeos de la aviación estadounidense en 1986 murió uno de los hijos de Gadafi y desde entonces ha convertido sus ruinas en una suerte de museo que suele mostrar a los jefes de Estado extranjeros que visitan Trípoli. 

Los bombardeos del Ejército han causado unos 250 muertos 

Las palabras de Gadafi eran muy esperadas después de que este lunes el Ejército haya bombardeado a los manifestantesque se manifestaban en Trípoli contra su régimen.

Según la cadena Al Yazira, al menos 250 personas perecieron bajo las bombas.

“Bombardeamos los depósitos de armas”

Previamente al discurso de Gadafi, hablaba su hijo Seif el Islam, y afirmaba que los aviones de las fuerzas armadas han bombardeado depósitos de armas situados lejos de las zonas urbanas y negó que hayan lanzado bombas sobre la población, según la televisión estatal.

La televisión libia aseguró que el hijo de Gadafi desmentía de esta forma “las informaciones, según las cuales, las fuerzas armadas bombardearon las ciudades de Trípoli y Bengasi”.

El hijo de Gadafi niega que hayan bombardeado a los manifestantes

“Las fuerzas armadas han bombardeado depósitos de armas situados en zonas alejadas de las concentraciones urbanas para evitar que las bandas que crean los disturbios puedan conseguir armas”, aseguró Seif el Islam a la agencia oficial libia Jana, según el canal estatal.

“La misión de las fuerzas aéreas es proteger el país y no disparar sobre el pueblo”, añadió el hijo de Gadafi, quien el domingo había advertido de que el Ejército “permanecerá fiel a Libia” y que “destruirá a los que lleven a cabo un complot contra el país”.

Las petroleras abandonan el país

El crudo se dispara un 5% en un día. Libia es clave en el suministro a España

A. M. VÉLEZ MADRID 22/02/2011 01:00 Actualizado: 22/02/2011 02:29

 

La rebelión libia disparó ayer el precio del petróleo Brent (de referencia para Europa) hasta 108 dólares por barril, su máximo desde septiembre de 2008.

Ante la oleada de violencia, varias petroleras internacionales empezaron a evacuar a su personal en el país; entre ellas, la alemana Wintershall, la angloholandesa Shell, la británica BP, la italiana ENI, la austriaca OMV y la española Repsol.

La compañía que preside Antoni Brufau, con 500 empleados en Libia, de los que unos 70 son extranjeros (la mayoría, argentinos), explota un yacimiento en una región aislada del país, a unos 600 kilómetros del núcleo urbano más próximo.

De momento, el campo de Repsol en Libia (país que supone un 3,7% de la producción del grupo) está operativo, pero si la situación se agrava, se cerrará, al igual que los de otras compañías foráneas presentes en el país, cuyo papel es clave para el suministro al exterior (en el interior, el mercado está en manos estatales).

La mitad del petróleo que consumen Francia o Alemania es libio

El Brent se encareció ayer más de un 5%, la mayor subida intradía desde septiembre de 2009 y una muestra de que, para el bolsillo del consumidor occidental, los acontecimientos en Libia son un punto y aparte en la secuencia de acontecimientos que arrancó cuando, el pasado 17 de diciembre, la inmolación de un joven tunecino prendió la mecha de la revuelta norteafricana. 

En estos dos meses, el precio del Brent ha subido un 14%. Y todo indica que la escalada no va a quedarse ahí. La revolución egipcia fue un primer aviso, por la importancia estratégica del Canal de Suez para el transporte marítimo de crudo entre Oriente Medio y Occidente.

Pero Libia es otra cosa: es el primer actor relevante del mapa energético mundial que sucumbe a la oleada de protestas.

Clave para Europa

El país norteafricano, que produce un crudo de muy alta calidad (ideal para su conversión en gasolinas), es el trigésimo productor mundial de petróleo (2% del total) y es clave para el suministro a Europa.

Sin llegar al nivel de dependencia de Alemania, Francia o Italia (que compran a Libia la mitad del crudo que consumen), el país norteafricano es muy relevante para España, sobre todo, en lo que respecta al petróleo: es el tercer proveedor, con el 12,7% del total. 

En gas, su aportación es de sólo el 1,7%. Muy poco, si se compara con la de Argelia, otra dictadura en la que también ha habido amago de revuelta y que aporta un tercio del gas que consume España.

Para España, el país norteafricano es el tercer proveedor de crudo

Como dice Mariano Marzo, catedrático de Recursos Energéticos de la Universidad de Barcelona y uno de los mayores expertos del sector en España, “cuidadito”.

“Más allá de la interrupción puntual del suministro por la situación en Libia, la cosa puede ir más allá”, subraya Marzo, que alude a la posibilidad de que la inestabilidad se extienda a otros países y desincentive la inversión en yacimientos.

 “Este es un negocio en el que pasan diez años desde la primera inversión hasta que sale el primer barril del pozo”, recuerda Marzo.

En conjunto, los países afectados hasta ahora por las revueltas sólo suponen un 3,4% de la producción mundial de crudo. Por sí solos, Irán (5,3% de la producción mundial) y Arabia Saudí (12% del total) son palabras mayores.

El precio del barril Brent se dispara por las revueltas en Libia

Sube un 2%, a 104,5 dólares, la cifra más alta en dos años

EFE Londres 21/02/2011 12:12 Actualizado: 21/02/2011 12:19

El precio del barril de crudo Brent subió hoy un 2 % en el mercado de futuros de Londres a consecuencia del incremento de la tensión política en Libia.

El petróleo del mar del Norte -de referencia en Europa- para entrega en abril alcanzaba un máximo en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de 105,80 dólares por barril para bajar y consolidarse posteriormente hasta el entorno de los 104,5 dólares.

Este precio no se alcanzaba desde principios del mes de septiembre de 2008, cuando se inició una lenta y progresiva bajada del Brent en Londres desde el pico de 147,5 dólares que alcanzó en el mes de julio y que marcó el récord histórico del crudo.

El aumento del precio refleja la inquietud de los inversores, convencidos de que un incremento sostenido de la tensión en Oriente Medio y en el norte de África disparará los precios del petróleo.

Las revueltas árabes se hacen notar 

Libia, país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, tiene una producción diaria estimada de 1,3 millones de barriles de crudo y una reserva de 36.000 millones de barriles, representando este sector un 50 % de la economía del país.

Ha habido un incremento del precio de un 9% desde el mes de eneroLa tensión política en Egipto y en Bahrein también se hizo notar en las últimas semanas en el mercado de futuros de Londres, donde la revalorización del crudo ha sido del 9 % desde finales de enero.

Antes de que comenzara la crisis en Egipto, que tuvo su origen en las revueltas previas en Túnez y que fue espoleta de la agitación civil en otros países como Bahrein y Yemen, el Brent cotizaba en el Intercontinental Exchange Futures por debajo de los 97 dólares.

Anuncios

22 febrero, 2011 Posted by | libia | , , , , , | Deja un comentario