cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

¿Cuándo condenará la derecha el golpe de estado militar-fascista y defenderá a las victimas del “terrorismo” franquista?

¿Cuándo condenará la derecha el golpe de estado militar-fascista y defenderá a las victimas del “terrorismo” franquista?
Las víctimas del franquismo están siendo “maltratadas” por el Estado, cuando debería ser el primero en cuidar su memoria y ayudar a los familiares.
Kaos. Memoria histórica y Derechos Humanos | Para Kaos en la Red | Hoy a las 8:48 | 1104 lecturas | 9 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/cuando-condenara-derecha-golpe-estado-militar-fascista-defendera-victi

La condena del 18 de julio: ¿De verdad importa que el Congreso de Diputados español condene el golpe militar fascista del 18 de julio?

Salvador López Arnal
No fue el 18 de julio. Fue dos días antes y la obertura fue “gloriosa”, estilo marca Corleone Franco y sus secuaces. “Numerosos son los autores que fechan el comienzo de la sublevación el 17 de julio, iniciada con una algarada en torno al edificio de la Comisión Geográfica de Melilla. Sin embargo, corresponde al general Francisco Franco el honor, o más bien el deshonor, de haber iniciado la rebelión. Lo hizo la víspera. A la chita callando. Muy en carácter. Se llevó por delante a un compañero, el general Amado Balmes, comandante militar de Gran Canaria. El futuro fundador del “nuevo Estado” combinó su maniobra con un sofisticado operativo para salir de las islas a bordo de un avión inglés.
La “historiografía” franquista nos ha dado gato por liebre durante setenta y cinco años en relación con aquellos acontecimientos germinales. Continúa haciéndolo”, con estas palabras abre Ángel Viñas el primer capítulo de su último libro [1]. Empezaron como acabaron: asesinando; el círculo se cerró con sangre. Vayamos al apartado institucional.

Según todos los indicios, el Congreso español, 36 años después de la muerte de Franco, 33 años después de aprobarse la Constitución de 1978, condenará el próximo lunes, en una declaración institucional que cuenta, en última instancia, con los ojos y las tijeras de la tercera autoridad del Estado, el golpe del 18 de julio [2].

Todos los grupos, parece que sin excepción, apoyan esta declaración con motivo del 75º aniversario de la sublevación fascista [3]. La redacción inicial del texto es prácticamente idéntica, según se cree, al de la iniciativa que salió adelante en la Comisión Constitucional del Congreso en 2002. Esta contó también con el respaldo de todos los grupos, el PP aznarista no excluido.

¡Ya podemos imaginarnos las toneladas de descafeína que llevaba dentro! Izquierda Unida e ICV presentaron el pasado jueves, 14 de julio, un excelente día revolucionario para ello, el texto de condena ante la Junta extraordinaria de Portavoces que se celebró en la Cámara Baja tras. Como ningún grupo vetó la propuesta, la declaración institucional se leerá durante la sesión del próximo lunes.

No es, en todo caso, “una reprobación explícita del franquismo”, sino “una condena unánime del acontecimiento que dio comienzo a la Guerra Civil que derivó en una dictadura que se prolongó durante 40 años”. ¿Qué acontecimiento? ¿El intento de golpe? ¿El asesinato del general Balmes? ¿Los bombardeos a la población civil? ¿La política de tierra quemada del fascismo español?

No se conoce en el momento en que escribo el texto definitivo de la declaración. Iñigo Aduriz da cuenta de algunos pasos del escrito. Según parece, se afirma en él que, en el 75º aniversario del inicio de la guerra civil, nadie puede sentirse legitimado, como ocurrió en 1936, “para utilizar la violencia con la finalidad de imponer sus convicciones políticas y establecer regímenes totalitarios contrarios a la libertad y a la dignidad de todos los ciudadanos”. Estas prácticas, las que llevaron a los franquistas al poder, merecen “la condena y repulsa de la sociedad democrática”.

La cosa no pinta bien, nada bien, de entrada. ¿Regímenes totalitarios para hablar del fascismo español? ¿Quiénes usaron la violencia para imponer sus convicciones políticas? ¿Unos y otros? ¿El fascismo español y las fuerzas republicanas y revolucionarias de izquierda? ¿Contrarios a la libertad y dignidad de todos los ciudadanos? ¿De todos? ¿Pero no hubo muchos (y muchas también, aunque menos) que tomaron de nuevo a España como su cortijo -sin exclusiones regionales y nacionales: el fascismo no fue, por ejemplo, algo externo a Catalunya como a veces se sostiene-y camparon, robaron, maltrataron y asesinaron como les vino en gana?

La declaración considera conveniente para la convivencia democrática que se mantenga “el espíritu de concordia y de reconciliación que presidió la elaboración de la Constitución de 1978 y que facilitó el tránsito pacífico de la dictadura a la democracia”. Este cuento ya no es de recibo; nos sabemos todos esos cuentos, otros también, como dijera León Felipe.

No nos gustan nada, nada de nada. El mito de la “Inmaculada Transición” [4] es un mito insoportable, intelectual y poliéticamente. La fuerza (militarizada) que dirigió la política española durante esos años no fue la concordia sino el miedo, la pistola y el espadón.

Monarquía, bandera, símbolos franquistas, privilegios sociales, capitalismo, bases usamericanas, ocultación de las víctimas, no fueron aceptados de buen grado, se impusieron. La pistola cargada apuntaba a la sien de la movilizada ciudadanía de izquierdas. Muchos temblábamos sin que el coraje nos hubiera abandonado.

El miércoles 13 de julio, el presidente de la asociación Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), Emilio Silva, se quejaba, con razones atendibles, de la falta de respuesta de la mayoría de los grupos y consideraba “incomprensible” que la Cámara Baja conmemore a las víctimas del terrorismo o a las del Holocausto nazi y no recuerde a los “cientos de miles de desaparecidos durante la dictadura”. El día siguiente recibió con escepticismo la noticia de la propuesta de IU e ICV. “Algo es algo”, señaló.

No se le perdió lo esencial: los familiares de los desaparecidos y los asesinados por el régimen de Franco están “discriminados en la institución en la que reside la soberanía del pueblo”. No sólo eso: muertos en la cárcel o asesinados como Miguel Hernández o José Arnal Cerezuelo, por poner dos ejemplos entre centenares de miles, siguen siendo delincuentes, reos de rebelión militar.

Bazofia a ojos jurídicos oficiales. Emilio Silva añadió: “Es triste que Bono abra la puerta del Congreso a muchas víctimas y se las cierre a las del franquismo”. Es triste, desde luego, pero de la tercera autoridad borbónica cualquier cosa es pensable. Nos tiene acostumbrados a casi todo. Que siga siendo dirigente, con mando en plaza, de una fuerza política que dice ser socialista y obrera es para desesperar y no parar de correr hasta Cuba y Venezuela.

Joan Sardá, uno de los mejores y más sólidos diputados de la cámara, un representante político en el que la cultura antifranquista ha dejado huella sólida que no se desvanece en el aire, comentó otro nudo esencial. El siguiente: “Las víctimas de la Transición hoy serán olvidadas, como otras.

Hoy no se reconocen las víctimas del terrorismo de Estado, de los grupos fascistas en la Transición, igual que no han reconocido en la Ley de la Memoria otras víctimas de años anteriores, como Salvador Puig Antich. Y es una vergüenza”. La memoria de las víctimas del posfranquismo sigue desamparada tras la Ley de Víctimas que aprobó el 14 de julio Congreso con el único voto en contra de esa formación de extrema derecha españolista llamada UpyD [5].

Sea como sea, más allá de todo ello, la cuestión, ¿importa realmente que el Congreso aprueba una declaración de ese tipo? ¿A quién le importa esa puesta en escena? Mirado con generosidad: importa, no hay que ser sectarios ni torpes. La intención política de IU e ICV, su buena intención política, es obvia; nada que objetar. Pero, aunque seamos tan generosos como queramos ser, aunque aceptemos que a casi todo lo hecho pecho, no es ni va a ser creíble. No puede serlo. Demasiado para la racionalidad y el sentimiento humanos.

¿Cómo vamos a creer la condena del PP del golpe de julio de 1936 si su partido está lleno de franquistas y neofranquistas y tiene como presidente de honor a un ministro de Franco y uno de sus máximos dirigentes, el asesor de Murdoch, por no hablar de Mayor Oreja, es un nostálgico de todo aquello? ¿Cómo vamos a creer el gesto del partido del señor Rubalcaba si es incapaz de reconocer como víctimas a los familiares de Puig Antich, Enrique Ruano, Sánchez Bravo, Txiki y de tantos otros, y uno de sus dirigentes políticos, el señor Bono, abronca a ciudadanos, a viejos ciudadaos, por airear en el Congreso la bandera de la República? ¿Qué condena es creíble por parte de los unionistas cristianos de Duran i Lleida, una parte importante de CiU, a pesar de su dirigente asesinado, cuando tiene lazos íntimos y vasos comunicantes permanentes con una institución, la Iglesia católica y su sector más extremista opusdeista, que sigue conservando en sus templos símbolos fascistas sin propósito de enmienda sin jamás haber pedido disculpas por haber entrado bajo palio al dictador fascista en sus instituciones y haber apoyado con entusiasmo el golpe militar fascista tildándolo de cruzada religiosa?

Es difícil creer en esos gestos. Para muchos de ellos sigue siendo “verdad” un postulado que se ha ido imponiendo: el franquismo no fue tan malo, la represión bajó en picado a partir de 1950 y, además, Franco, con malos procedimientos eso sí, situó a España en un lugar destacado de las naciones desarrolladas. Prueba o indicio de ello: la despedida, con honores de Estado, de alguien que nunca renunció de la conveniencia del golpe, de los 40 años de fascismo ni de la estrategia lampedusiana de la transición: José Antonio Samaranch. ¿Se acuerdan quien gobernaba entonces en Catalunya? ¿El PP? Frío, muy frío. ¿CiU? Frío, bastante frío. ¿El gobierno tripartito de izquierdas? ¡Premio, han acertado! Un gobierno presidido por José Montilla, un ex trabajador emigrante que estudió el Bachillerato nocturno y que militó durante un tiempo en el Partido del Trabajo de España.

PS: Me olvidaba. “España responde a Argentina que sí investiga los crímenes franquistas” fue un titular en la prensa del pasado jueves, 14 de julio. Vale, de acuerdo, tomamos nota, aunque no haya indicios de todo ello. Manuel Fraga, despavorido, con temblor en el rostro, ha cruzado esta mañana la frontera europea.

¡Qué risa tía Felisa! ¡Qué cara dura doña Impostura!

Notas:

[1] Ángel Viñas, La conspiración del general Franco, Crítica, Barcelona, 2011, p. 1.

[2] La fuente de estas y otras informaciones: Público, de 15 de julio de 2011, pp. 14-15, especialmente la información de Iñigo Aduriz.

[3] Vicenç Navarro ha dado recientemente excelentes razones a favor del uso del concepto fascismo en lugar del término “franquismo”.

[4] El hallazgo conceptual, excelente en mi opinión, es de Jorge Riechmann

[5] Tardà defendió varias enmiendas, que no apoyó el PSOE, a la Ley de Víctimas. Aspiraban a que se reconociese como tales a otras víctimas, las de los crímenes políticos de la transición- transacción, las que están en el debe del Estado y sus fuerzas represivas (¡disolución de los cuerpos represivos!) y de los grupos de extrema derecha fascista.


ARMH acusa al Estado de maltratar a las víctimas del franquismo

EFE

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, ha señalado hoy que las víctimas del franquismo están siendo “maltratadas” por el Estado, cuando debería ser el primero en cuidar su memoria y ayudar a los familiares.

En la víspera del 75 aniversario del inicio de la Guerra Civil, Silva ha dicho a EFE que “el pasado pesa enormemente sobre la política española” y por eso el Estado tiene una “doble moral” y no condena de igual forma todos los tipos de violencia ni atiende de la misma manera a todas las víctimas de la violencia, venga de donde venga.

“Hay víctimas de hechos muy violentos que tienen derecho a la verdad, la justicia y la reparación y otras que no tienen derecho a nada”, ha señalado el presidente de ARMH, para quien la Ley de Memoria Histórica no tiene otro fin que el de “subvencionar” exhumaciones, es decir, “subvenciona derechos humanos en lugar de garantizarlos”.

Emilio Silva también ha advertido de que no es necesaria una comisión de expertos que recomiende qué hacer con el Valle de los Caídos y lo que se necesita es “decisión política” para acabar con este monumento que supone un “enaltecimiento de la violencia” que trajo la dictadura de Franco.

Al respecto, cree que tras las elecciones habrá una nueva “bronca política” que salpicará a las víctimas del franquismo y a los familiares, porque si se adelantan los comicios habrá un informe de la comisión y, si se cumplen las encuestas, un gobierno distinto al que lo pidió para atender dichas recomendaciones.

Para el presidente de esta asociación, es “triste” que después de tantos años el Estado no haya resuelto aún muchos problemas, y en concreto ha lamentado que, en democracia, aún queden fosas comunes y ningún presidente del Gobierno haya celebrado un acto público de homenaje a las víctimas.

Por el contrario, ha señalado, el Estado practica la “negación de auxilio” y hace que las víctimas del franquismo y sus familiares parezcan “culpables de algo”, y quienes tratan de ayudarlas también lo son, como el juez Baltasar Garzón.

Para Silva, Garzón ha sido también “una víctima del 18 de julio”, sólo por intentar ayudar a los familiares de quienes han padecido “la peor violencia de todas”, la de la “desaparición forzada: secuestro con torturas, asesinato y ocultación del cadáver. No hay nada peor”.

A Emilio Silva no le parece suficiente que el Congreso estudie hacer esta semana una declaración institucional por el aniversario de la guerra civil y cree que debería celebrarse un acto de condena.

Tampoco ve comprensible que el Gobierno del PSOE no se haya responsabilizado directamente de la búsqueda de los desaparecidos, y los familiares tengan que estar buscando por su cuenta la ayuda de asociaciones o de forenses que vayan a sus pueblos a identificar a las víctimas.

El PP, mientras, se solidariza por un lado en sus estatutos con las víctimas de cualquier violencia pero gobierna ayuntamientos que no sólo mantienen símbolos franquistas sino que incluso “obstaculizan” iniciativas de homenaje o funerales de víctimas exhumadas e identificadas, denuncia.

Emilio Silva cree que durante la dictadura se construyó una oligarquía que mantiene todavía “mucho poder”, personas que “blanquearon” su biografía y su fortuna y “ahora son los que más utilizan la palabra ‘demócratas'”.

Un poder que se ha demostrado con el caso de Garzón, porque le han tratado “como un cuerpo extraño” de un poder judicial en el que todavía hay una parte que “sigue sublevada”.


75 Años después, la Guerra Civil española despierta aún el debate en España

La Guerra Civil española (1936-1939), la mayor tragedia del país en el siglo XX de cuyo detonante se cumplen 75 años, sigue despertando debate en la España actual que la mira, no obstante, con distanciamiento.

Madrid, 17 jul.- La Guerra Civil española (1936-1939), la mayor tragedia del país en el siglo XX de cuyo detonante se cumplen 75 años, sigue despertando debate en la España actual que la mira, no obstante, con distanciamiento.

La insurrección militar contra el gobierno de II República, que fue el detonante del conflicto armado, comenzó el 17 de julio en la ciudad de Melilla (norte de África), aunque oficialmente se sitúa el 18 de julio, cuando la sublevación se expandió a otros puntos.

El aniversario es recordado hoy por la mayoría de los medios españoles que rememoran aquellos momentos que marcaron la historia reciente de España.

El diario “La Razón” publica una encuesta sobre la opinión de los españoles acerca de la contienda, realizada por la empresa NC Report con 600 entrevistas telefónicas.

Un 46,3 por ciento de los encuestados considera que 75 años después del estallido de la guerra, la sociedad española ya ha superado aquel enfrentamientos, mientras que un 44,8 cree que no y un 8,8 no sabe o no contesta.

Según el diario, lo más significativo de esa igualada cifra es que los que piensan que la sociedad todavía no ha superado el enfrentamiento tienen más de 65 años en un 55,4 por ciento, frente al 34,4 % que tienen entre 18 y 29 años.

El porcentaje es mucho más claro ante la pregunta de si hay que dejar definitivamente atrás la Guerra Civil, a la que un 90,2 por ciento respondió que sí, y solo un 6,7 por ciento dijo no.

La contienda, que costó al menos medio millón de muertos y supuso el exilio para miles de españoles, todavía genera controversia y no solo entre los historiadores.

Una muestra de ello es la polémica surgida a raíz de la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, aprobada el 31 de octubre de 2007 por el Parlamento, que fija las medidas de reconocimiento a las víctimas de la Guerra Civil y ordena la retirada de los símbolos del franquismo.

La ley fue aprobada con el rechazo del Partido Popular (PP, centroderecha), el principal partido de la oposición en España, que considera que divide a la sociedad y es contraria al espíritu conciliador que guió la Transición a la democracia.

Uno de los puntos más polémico, que ha generado un gran debate, es la apertura de las fosas donde fueron enterradas las personas asesinadas durante la contienda.

El juez Baltasar Garzón, que cobró fama mundial al ordenar en 1998 la detención del ya fallecido exdictador chileno Augusto Pinochet, autorizó la apertura de fosas para exhumar restos de desaparecidos al considerar que se habían cometido delitos contra la Humanidad.

Pero, la decisión de Garzón fue paralizada por la Audiencia Nacional española, que le acusa de prevaricación por ignorar la Ley de Amnistía de 1977, por lo que será juzgado y ha sido suspendido y apartado como magistrado de ese alto tribunal español.

La decisión del juez de abrir las fosas comunes, incluida una en la que se suponía que estaba enterrado el poeta Federico García Lorca, causó una gran polémica política y social entre los partidarios y los detractores que creen que no contribuye a cicatrizar las heridas.

Otro elemento de discordia ligado a la Guerra Civil es el futuro del Valle de los Caídos, el monumento más emblemático del franquismo, situado a unos 50 kilómetros de Madrid, y que fue construido por presos republicanos, cerrado por reformas en la actualidad.

El Gobierno español avanzó el pasado mes de junio que contempla la retirada de los restos de Francisco Franco del enorme mausoleo si la comisión de expertos que estudia su futuro así lo propone.

El Valle de los Caídos comenzó a edificarse en 1940 y en su construcción trabajaron miles de prisioneros republicanos, junto con obreros y presos comunes.

Allí reposan los restos mortales de 33.846 combatientes de ambos bandos, junto a los de Franco y José Antonio Primo de Rivera, fundador de la Falange Española.

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, dijo hoy a Efe que las víctimas del franquismo están siendo “maltratadas” por el Estado, cuando debería ser el primero en cuidar su memoria y ayudar a los familiares.

En el 75 aniversario del levantamiento militar que originó la Guerra Civil, Silva opinó que “el pasado pesa enormemente sobre la política española” y ve “triste” que después de tantos años el Estado no haya resuelto aún muchos problemas y que, en democracia, queden fosas comunes y ningún presidente del Gobierno haya celebrado un acto público de homenaje a las víctimas.

(Agencia EFE)
Más información:


18 julio, 2011 Posted by | #15M, #DEMOCRACIAREALYA, ARTÍCULOS de OPINIÓN, DENUNCIA, derecha | , , , | Deja un comentario

La derecha se vuelve loca y torna en pesadilla #acampadasol

31/05/2011 – Rubén Regalado

La ‘pesadilla’ de Acampadasol

  • Libertad Digital habla de
  • ABC afirma que en la Puerta del Sol hay
  • Hablan también de drogas, chinches y pulgas
  • También se refieren cada día a las quejas de los comerciantes

Los medios más conservadores del país se afanan estos días por demostrar que la Acampada de indignados de la Puerta del Sol es un asentamiento chabolista, lujurioso, sucio y lleno de gente agresiva.

Han pasado 15 días desde que los priemro acampados decidieron quedarse en la Puerta del Sol. Esto es lo que hemos visto.

La propia #acampadasol lo cuenta en su web, en un análisis de cómo la prensa en papel está siguiendo la acampada, califican a ‘La razón’ y ABC como prensa que asocia “al movimiento con eldesorden social y la violencia política“. Y no van nada desencaminados.

En un artículo publicado hoy por ABC titulado ‘Chinches, drogas…. y sexo en vivo‘, el diario conservador utiliza testimonios de ciudadanos con ‘nombre ficticio’ para describir uncampamento infestado de parásitos, en el más amplio sentido del término. En él se asegura que los chinches y las pulgas han tomado la Puerta de Sol y que hay “Sexo practicado a la intemperie”.

La prueba de esos actos sexuales es un supuesto video grabado por un ciudadano con el móvil en el que se ve a una “pareja besándose y haciendo movimientos sospechosos“. También citan a un tendero que se encontró a una pareja “copulando a las puertas de su negocio”.

Y para dar una prueba más de lo malos que son los indignados, el diario de Vocento relata como por megafonía “se piden condones”. Y claro, todos sabemos lo que opina la Iglesia de los condones.

Los comerciantes se arruinan

Las referencias a las graves pérdidas económicas y el hartazgode los comerciantes de Sol es otro de los tópicos más usados en la prensa conservadora. ABC cuenta que el dueño de un quiosco se queja de que “sale todos los días colocado” por el olor a porro. También relata las experiencias de “cuatro víctimas de la ‘indignación’“.

La misma línea sigue La Razón, que se centra hoy en denunciar que los comerciantes de Sol han sido “engañados”, citando a comerciantes que denuncia que “eso que dicen de que está todo limpio es mentira”.

Es exactamente lo mismo que defiende la ultraderechista Intereconomía que titula una de sus crónicas: “Los indignados crean muchos problemas“. En ella se relata cómo loscomerciantes están vendiendo un 40% menos que antes, algo negado desde #Acampadasol, y que los vecinos no pueden dormir, sin citar que, por ejemplo, los acampados apagan la megafonía ente las 00:00 y las 10:00 para respetar su descanso.

Necios vinculados con ETA

También hay experimentos curiosos como este que recoge Libertad digital y que acusa a los acampados de defender el libre mercado sin saberlo porque beben cerveza. Y todo esto sólo entre ayer y hoy, en que la derecha ha rebajado la atención que presta a la #acampadasol.

Los primeros días el festival de acusaciones fue mucho más allá, del calificativo de ‘indignaditos’ con un “programa económico parecido al de ETA” de Jiménez Losantos al tienen “contactos con ETA” de César Vidal. El mismo Vidal llama a los acampados “necios peligrosos” y compara el campamento con una “mujer alcohólica”

19/05/2011 – laSexta|Noticias

La derecha se vuelve loca

Medios de comunicación y periodistas del sector más ultraconservador de la sociedad cargan sin tapujos contra el movimiento de protesta ciudadana de la Puerta del Sol, a los que llegan a acusar de “mantener contactos con ETA”.

César Vidal se ha superado a sí mismo al afirmar en su editorial para esRadio, sin sonrojarse lo más mínimo y entre golpes de tos, que “un sector importante de estos jóvenes son antisistema que mantienen contacto regular con Batasuna-ETA”, lo que le ha convertido en Trending Topic mundial en Twitter.

En su locución, les acusa de haber “recibido entrenamiento de Segi en cursos de guerrilla urbana”, de que su iniciativa es tan solo “una respuesta ante la posibilidad de que el Partido Popular provoque un “vuelco electoral” y les compara con “la banda de la porra, un grupo de facinerosos que, a principios del siglo XX, sembraba el desorden, incluso valiéndose de la violencia para facilitar determinados resultados electorales, que manejaba un amigo personal de Pablo Iglesias”.

Pero las barbaridades y descalificaciones de este periodista, escritor y agitador de la ultraderecha no han sido las únicas que se han llevado las miles de personas que protestan en diferentes concentraciones a lo largo y ancho del país para demostrar a los políticos que están hartos.

Sin cambiar el dial de la emisora encontramos a su otra estrella, Federico Jiménez Losantos, que considera que estos manifestantes son “los escombros del muro de Berlín”, les ha tachado de “pandilla” y ha asegurado que “no hay más que verlos para darse cuenta que costumbre de ir a buscar trabajo no tienen”. Califica las protestas y el manifiesto de “monumento a la idiotez”.

Pero el bueno de Federico no se ha quedado ahí y se ha lanzado a afirmar que “el Ministerio del Interior está protegiendo el follón porque está enfrente de la oficina de Esperanza Aguirre, si estuvieran enfrente de La Moncloa los hubieran fusilado”.

Periodista Digital, por su parte, parece querer “desenmascarar” a los manifestantes y abre su web con un contundente titular: “Tú eres de la secreta, hija de puta, aquí no queremos chusma” y asegura que fue la frase que recibió una reportera del medio “que a punto estuvo de ser linchada por intentar defender a un anciano que enarbolaba una bandera de España, al que intentaban dar una paliza”.

La prensa conservadora carga contra los indignados

Una foto de la manifestación, que ocupa tres cuartas partes de su portada, sobre el titular “Fuera de la Ley” es el elegido por ABC para abrir una edición en la que explican que “La junta Electoral declara ilegal la manifestación de Sol por afectar a la libertad de los ciudadanos para decidir el voto, pero los indignados no se van y amagan con reventar también la jornada de reflexión”.

El Mundo marcha por la misma senda, aunque extiende sus críticas, como no podía ser de otra manera, al Gobiernoque “permite la manifestación prohibida y el PSOE abraza la protesta”. Además acusa a Rubalcaba de “desoír a la Junta Electoral y consentir que miles de personas vuelvan a manifestarse en Sol”.

Más contundentes se han mostrado desde La Razón, que titula “Indignados dirigidos por la izquierda radical” y lleva parte de su editorial a portada, algo que sucede en contadas ocasiones, para denunciar que “los españoles no han elegido a los acampados de Sol”, a los que “intentan controlar anarquistas y antisistema”.

En La Gaceta, los ganchos y los directos los ha lanzado su director, Carlos Dávila, quien asegura que “estemovimiento no es espontáneo y que huele a Rubalcaba, que sabe más de agitación social que Lenin”.

Todo lo contrario que el resto del mundo

La visión de las protestas es bien distinta en el plano internacional que en los medios ultraconservadores españoles. Así, el Washington Post destaca en su portada una foto de la acampada de Sol, con un titular bastante bucólico:“Primavera de frustración en España”, que explica contando que “miles de personas protestan contra los políticos, banqueros y autoridades que manejan la crisis económica”

En la edición digital de la BBC destacan “la naturaleza pacífica de las protestas” y la comparan con las llevadas a cabo en la egipcia plaza Tahrir, que acabaron derrocando a Hosni Mubarak, y se hacen eco de que “no pertenecen a ningún partido político”.

En la vecina Francia, a Le Monde le han llamado la atención el hecho de que se proteste para “pedir reformas políticas y económicas” en un país como España, “donde las protestas son extrañas”.

Todos ellos alaban el hecho en sí mismo de un movimiento que alza la voz contra la alta tasa de desempleo del país, la corrupción, el sistema político, los bancos y a favor de la justicia social.

1 junio, 2011 Posted by | #ACAMPADASOL, #DEMOCRACIAREALYA, #INDIGNADOS, #NOLESVOTES | , , , | Deja un comentario

Xavier Sardà.- El Constitucional, la derecha y los muertos

10/05/2011

11:40

 
Xavier Sardà 80
El Constitucional, la derecha y los muertos
Xavier Sardà
Las reacciones de la prensa facha y del PP ante la sentencia del Constitucional sobre Bildu han sido divertidísimas. Dejémonos de la tan obvia contradicción entre la derechona a favor de tal tribunal cuando se pronunció sobre el Estatut y sus escupitajos de ahora porque la sentencia no les place.

Lo que se ha afirmado estos días en contra del Constitucional es tan desmedido y grave que si lo hubiese dicho gente solvente estaríamos ante una crisis del sistema. Por suerte, los insultos, las vejaciones y las ventosidades mentales que han lanzado esta caterva de canallas quedan en nada por una pura cuestión de falta de autoridad moral.

Son actores malos pero eficaces ante su público. Su macabro juego electoral con el terrorismo es una de las pantomimas más guasonas de este periodo democrático. Son extraordinariamente chistosos y amenos en su esparcimiento carnavalesco sobre los muertos y sus familias.

Creo que los humoristas españoles tienen un fatigoso trabajo por delante. A partir de ahora lo van a tener muy difícil para que los españoles sonriamos con ellos. Lo de esta gente es para troncharse. Gracias.

10 mayo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, derecha | , , | Deja un comentario

El paramilitarismo es la herramienta de guerra sucia y terror del Estado colombiano y multinacionales

La Fiscalía General reveló el 13 de enero 2011 que tiene documentados 173 mil 183 casos de homicidios, mil 597 masacres y 34 mil 467 desapariciones cometidas por paramilitares de las supuestamente disueltas y auto-denominadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Internacional | abpnoticias | 02-02-2011 |
El registro, que recoge datos desde 2005 hasta el 1 de diciembre del pasado año (2010), también refiere tener documentado el desplazamiento forzoso masivo de 74 mil 990 comunidades y el reclutamiento de tres mil 557 menores de edad por parte de paramilitares “AUC”.Según el informe, los ex integrantes del referido grupo paramilitar están implicados en tres mil 527 casos de secuestro, tres mil 532 de extorsión, 677 de violencia de género, 68 de narcotráfico y 28 mil 167 de otras conductas delictivas, sin precisar cuáles. 

De acuerdo la fuente judicial, en la actualidad la entidad avanza en las diligencias de confesión de 51 mil 616 hechos por parte de ex paramilitares acogidos a la denominada Ley de Justicia y Paz, en casos con 65 mil 747 víctimas relacionadas.

Dichas diligencia ha permitido a las autoridades -siempre según el reporte-hallar tres mil 37 fosas comunes, en las que se logró encontrar tres mil 678 cadáveres, con mil 323 cuerpos identificados plenamente.

A su vez, las investigaciones y las confesiones permitieron establecer la presunta vinculación a los paramilitares de 429 políticos, 381 miembros de las fuerzas de seguridad, 155 funcionarios civiles, además de otras siete mil 67 personas.

Las AUC se crearon en abril de 1997 con el fin de agrupar a muchas de las múltiples bandas de ultraderecha que operaban en el país, patrocinadas por grupos de ganaderos, terratenientes y narcotraficantes.

Más del 70 por ciento de sus ingresos provenían del narcotráfico, e igualmente se financiaban con el secuestro y la extorsión, además de recibir dinero de multinacionales con presencia en las zonas bajo su control.

Asimismo, recibieron colaboración de varios miembros de Ejército, al tiempo que tuvieron estrechos vínculos con múltiples políticos colombianos.

Finalmente las AUC se disolvieron en 2006 en un proceso que resultó parcial e incompleto durante la administración del ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010).

Sin embargo, informes de prensa y de organizaciones no gubernamentales y asociaciones de víctimas como MOVICE sostienen que muchos de sus miembros siguen delinquiendo desde la cárcel y varios de sus frentes armados permanecen activos utilizando otros nombres como Águilas Negras, Los Paisas y Los Urabeños, entre otros.

La “Ley de Justicia y Paz” que es el marco legal de las “desmovilizaciones” ha sido denunciada por familiares de víctimas como una suerte de “premio” a los victimarios: en virtud de esa ley la máxima pena que se le puede imponer a un paramilitar en Colombia son 8 años de cárcel.

En diciembre 2010 fue condenado el jefe paramilitar Iván Laverde, alias “el Iguano” a tan sólo 8 años de cárcel por asesinar a más de 4000 (cuatro mil) personas (asesinatos confesados), por varias masacres, desapariciones, atentados.

El “Iguano” confesó incluso haber usado hornos crematorios para hacer desaparecer a sus víctimas.

En Colombia, si se es miembro de la herramienta paramilitar la mayor pena es de 8 años de cárcel… como una suerte de premio por servicios hechos al gran capital.

Más información en los VIDEOS anexos:

1er Video: http://www.youtube.com/watch?v=sU7X…

2do Video: http://espanol.video.yahoo.com/watc…

3er Video: http://www.youtube.com/watch?v=SO_1.

Paramilitares

El escándalo de la “parapolítica” en Colombia comprueba la extensión y profundidad que ha alcanzado el fenómeno de la extrema derecha en el país.

A pesar de las maniobras oficiales para tapar o desviar el curso del proceso penal, casi como un alud incontrolable las revelaciones destapan los vínculos del paramilitarismo con el estado, los partidos políticos tradicionales,  los empresarios (nacionales y extranjeros), ciertas embajadas y un sector nada desdeñable de la sociedad.

A estas alturas del escándalo es innegable que además de los grotescos y ordinarios personajes que se sientan en el banquillo de los acusados deberían sentarse también los inductores y responsables intelectuales del engendro.

Ya no es posible alegar ignorancia para juzgar con benevolencia la llamada democracia colombiana.

Quienes desde Europa y los Estados Unidos mantienen un apoyo ilimitado al actual gobierno de Uribe tienen sin duda otros motivos ajenos completamente a la defensa de la democracia y el progreso.

Seguramente que dicho apoyo va ligado a la suerte de sus inversiones en el país y a los intereses estratégicos de Occidente en general.

Ya no es posible ignorar los informes anuales de Naciones Unidas, la OEA, los grupos de derechos humanos (nacionales y extranjeros como A.I o Human Right Watch) y hasta los datos oficiales – muy maquillados por razones obvias- para concluir que Colombia está lejos de la imagen idílica de una democracia plena.

Los datos reflejan un panorama desolador de desapariciones, muertes fuera de combate (asesinatos a sangre fría que tan solo en el primer mandato de Uribe llegan a los once mil casos), secuestros, exilios (¿casi sesenta mil?) y alrededor de tres millones de desplazados que colocan a Colombia por este motivo en el segundo lugar del mundo después de Congo.

Tampoco consiguen ocultar esta dolorosa realidad los festivales internacionales de cine y arte, los concursos de belleza, la celebración oficial del cumpleaños de García Márquez o el actual congreso de la lengua castellana con asistencia del rey de España, Bill Clinton y hasta personajes destacados de la farándula.

Cada día resulta más difícil mantener la imagen de una democracia ejemplar, acosada por una violencia que le es ajena y de un gobierno sensato, prudente y responsable que ofrece  bienestar a sus ciudadanos y seguridad a los inversionistas.

Porque antes que mérito del gobierno, el actual juicio a la extrema derecha es el mérito de algunos jueces honrados y un “daño colateral” del proceso de reinserción de los paramilitares torpemente conducido por el propio Uribe:

El engendro se le escapa de las manos y los cabecillas del paramilitarismo, para imponer los términos de su condena destapan vínculos incómodos con la clase dominante en la mejor tradición del “si no conseguimos nuestro propósitos, hablamos”.

Crecen las voces (inclusive en Estados Unidos) que acusan al ejército de utilizar estas bandas para hacer el “trabajo sucio” que las leyes les impiden.

El marco legal vigente -así sea estrecho- es un obstáculo que apenas inmuta a estos gatillos fáciles que asesinan, desaparecen, intimidan y aterrorizan a comunidades enteras.

Alegar que estos vínculos no pasan de ser “casos individuales” ya no se sostiene cuando se comprueba que su creación, asesoría y mantenimiento forma parte de la teoría contrainsurgente de las fuerzas armadas.

El escándalo salpica cada día con mayor fuerza a los partidos políticos, principalmente a los que apoyan al presidente Uribe.

Mediante el terror estas bandas aseguran triunfos electorales y el control de regiones enteras.

Los “paras” terminan por adueñarse de las instituciones, su influencia y sus recursos.

En las dos elecciones anteriores Uribe Vélez ganó con votos que a todas luces resultan nulos y afectan su legitimidad.

Sobran razones para exigir la inmediata dimisión del presidente como se ha hecho con el resto de senadores, representantes, funcionarios, alcaldes y gobernadores implicados en el escándalo.

Menos publicitada pero igualmente decisiva ha sido la participación de un sector del empresariado local que alegando la necesidad de defenderse de la guerrilla ha visto en los paramilitares un instrumento muy útil para deshacerse de líderes sindicales y activistas sociales que incomodan.

No por azar Colombia registra el mayor número de asesinatos de unos activistas que se juegan la vida cotidianamente.

Las investigaciones judiciales revelan que antes que ser víctimas de la extorsión de los “paras” estos empresarios han jugado un destacado papel en su promoción, financiación y organización.

Tampoco es nueva ni desconocida la vinculación entre los grandes “capos” del narcotráfico y el paramilitarismo ni la vocación temprana de éstos como traficantes de estupefacientes.

Por eso parece natural que el narcotráfico aparezca al lado de los “paras” en la mesa de negociaciones del supuesto proceso de paz del gobierno con estas bandas sin que sea ya posible distinguir unos de otros.

A ambos la llamada “ley de justicia y paz” les permite aparecer como “fuerza política”, lavar su pasado delictivo, legalizar sus bienes y purgar cortas penas en  sus cómodas haciendas convertidas en “casa-cárcel”.

Capítulo especial merece la participación en el paramilitarismo de grandes empresas y en particular de multinacionales como lo prueba la reciente condena de la frutera estadounidense Chiquita Brands por financiar a los “paras” y dotarlos de armamento o los procesos abiertos contra Coca-Cola  o la carbonea gringa Drummond; igual hacen las multinacionales de palma africana, madera, minerales o grandes obras de ingeniería, sin que falten naturalmente las del petróleo, protegidas conjuntamente por las fuerzas armadas, los paramilitares y cientos de mercenarios a manera de ejércitos privados.

Por supuesto, la embajada estadounidense no es ajena ni inocente. Aún antes de que aparecieran las actuales guerrillas o cuando éstas eran grupos reducidos de sobrevivientes de otras guerras (en 1965, cuando se crean las FARC sus combatientes no pasaban de 46 hombres y dos mujeres) la misión militar ya “aconsejó” a Bogotá la formación de grupos de civiles armados que “auxiliaran” al ejército, de la misma manera que se había practicado en Indochina, Argelia, Israel, Argentina, Perú, Centroamérica, México o la propia Colombia, que tiene una vieja tradición de paramilitarismo.

Solo se tuvo que reorganizar, disciplinar y armas gentes diversas (sobre todo mucho lumpen) que desde siempre habían servido de brazo armado de los empresarios.

Se contó siempre con la eficaz asesoría del Pentágono y por supuesto con los mercenarios israelíes – como se sabe- expertos en la materia.

El paramilitarismo colombiano está pues lejos de ser un simple problema de bandas armadas.

Recibe su primera cobertura institucional del mismo estado que lo tolera, impulsa y protege,  tiene sus bases sociales en sectores de la denominada “clase media” y recibe la financiación del empresariado y, en particular, de la gran empresa del narcotráfico.

Para sus apoyos sociales la acción paramilitar está justificada y aunque algunos no se sientan cómodos con sus crímenes, los soportan como un mal necesario de la misma forma que los capitalistas y los “sectores medios” europeos saludaron el ascenso del fascismo que ponía fin a las huelgas, el sindicalismo y los partidos obreros, entendidos como los promotores del descontento social.

No faltaron tampoco liberales que vieron es este mal menor una solución a la debilitada democracia en crisis; si las fuerzas regulares y las leyes vigentes no podían preservar el orden burgués había que saludar la llegada de estos muchachos inquietos y camorristas que al fin de cuenta “eran nuestros muchachos”.

Algo parecido está ocurriendo en Colombia.

Alcanzar la democracia en Colombia y hacer de este país un lugar  habitable pasa sin lugar a dudas por erradicar el fenómeno de la extrema derecha de inspiración fascista.

Nadie puede prever los efectos del escándalo de la “parapolítica” ni asegurar que todo no termine en el enjuiciamiento de algunos autores materiales, algún cabecilla descolocado y con la impunidad de la clase dominante, verdadera culpable por acción y omisión.

Por contraste, se asiste hoy en Colombia a la caza de brujas, al señalamiento de quienes hacen la denuncia y a la amenaza por exigir responsabilidades acusando a los opositores desde el mismo palacio presidencial de “terroristas”, “guerrilleros” o “enemigos de la patria” en un lenguaje que recuerda tanto el siniestro vocabulario paramilitar.

Juan Diego Garcí

2 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, CRIMENES EEUU, DENUNCIA, DENUNCIA, EDITORIAL, NOTICIAS ALTERNATIVAS, PORTADA, TERCERA INFORMACIÓN | , , , , , | Deja un comentario

La deuda, la derecha y la cleptocracia

La deuda, la derecha y la cleptocracia

La sociedad capitalista entera está endeudada hasta las cejas. El sistema es un estratosférico mecanismo de deudas cruzadas a lo largo y ancho del planeta que nadie puede detener ni compensar.
Jaime Richart | Para Kaos en la Red | 21-1-2011 a las 12:49
http://www.kaosenlared.net/noticia/deuda-derecha-cleptocracia

Nadie hace balance ni liquida ni exige liquidación, por que to dos los países son deudores y su balanza de pagos es negativa, pero ninguno es el absoluto acreedor.

Y ¿por qué?, pues por que el déficit de todos ellos, es decir el primer mundo, lo soporta el tercero, que es de muchas maneras expoliado y saqueado, con tretas, con guerras o con amenazas.

Y aún algún empresario español con intereses en Latinoamé rica asegura que “si nos se les trata como a esclavos, los negros y los indígenas no curran…”

Este es uno de los secretos de la pervivencia del capitalismo furibundo; capi talismo que profesan y practican los partidos más depredadores del planeta: el republicano yanqui y el pp hispano.

Rufianes que descuellan por su pericia en hacer imposible encontrar la causa de la causa, localizar y encarcelar a los verdaderos culpables de los abusos, de las barbaridades y de los atropellos que son precisos para mantener el statu quo de un sistema depredador infame que, encima, se jacta de “ser el menos malo de los posibles”.

Y si parece que se encuentra alguna vez a un culpable es porque, como en el ejército de cuya estructura participan, el oficial paga por lo que ha hecho el coronel. (Trillo fue el sinvergüenza del siniestro aéreo del Yak42 y Alvarez Cascos, el del Prestige. Pero son otros los que han pagado por ellos. Y ahí los tenéis, pavoneándose de su catadura)

De esta abominación de sistema participan todos los que juegan al parlamentarismo, pero hay sectores políticos que lo lideran de forma “natural”, pues son sus valedores y su sostén.

Y naturalmente, en Es paña, lo es ese monipodio cosmetizado de aires políticos que llaman PP.

Porque he dicho a menudo que esa facción no es propiamente un partido político articulado en postulados conservadores de las costumbres, del bienestar para todos o simplemente de la tradición.

El PP es un aparato, una amalgama de ocurrencias cam biantes según corren los vientos, al servicio de las clases podero sas, de las clases si tuadas y de la misma estructura piramidal que tienen la iglesia vati cana, los ejércitos y la monarquía. Esta estructura se levanta sobre la figura de un jefe máximo y de otros escalo nados.

Los rebeldes ocasionales dentro del círculo suelen salir malparados. Y forma parte de su ideario, como en las operaciones relámpago de las guerrillas, cam biar las tornas según le conviene, mentir sin pudor y manejar las ideas en función de la oportunidad o del oportunismo.

La prueba de lo que digo es que el PP arremete ahora con virulen cia contra el plurilingüismo en el Senado, cuando en 2005 defendió con vehemencia el uso del gallego, del euskera y del catalán en la Cá mara Alta.

En aquella ocasión, y ya con Rajoy en la presidencia del PP, el entonces portavoz del partido defendió el voto favorable de su grupo subrayando que “la lengua es uno de los elementos definitorios del pluralismo de la sociedad espa ñola”, “un símbolo irrenunciable de la riqueza lingüistica de la España plural”.

¿Qué va a hacer el PP cuando gane? ¿liquidar la deuda que acumulan sus autonomías, sus municipios y el Estado? No. Lo que hará será rotar a la máxima velocidad las aspas mediáticas para volver a las andadas: darse de baja en el desempleo sus militantes mujeres-florero, manipular los datos del paro para que parezca que baja, y poner de nuevo en marcha el ladrillo. Hacer creer al mundo, otra vez, que España va bien…

España no será una cleptocracia a lo bestia como dicen era Túnez en manos del clan Ben Alí-Trabelsi, pero la riqueza de España aun que esté más repartida que en Túnez, sigue estando en manos de unos cuantos centenares de miles mientras muchí si mos millones son desheredados de ella y otros muchísimos más a duras penas tienen recursos para sobrevivir.

Y si no véase, aparte los miles de supermillonarios, cómo dos ex presidentes de gobierno se reparten (con inde pendencia de sus cuantioso ingresos del sector privado) de las arcas del Estado 160.000 euros anuales: 80.000 como ex presidentes y 80.000 como consejeros natos con carácter vi talicio del Consejo de Estado.

¿Acaso ese agrupamiento de la riqueza en pocas manos y este flagrante abuso de la clase política no es otra modalidad de cleptocracia?

Jaime Richart en Kaos en la Red

22 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, POLITICA | , , , | Deja un comentario