cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

ESPECIAL.- RELIGIONES CRISTIANAS

El trasfondo judío

Jesús de Nazaret fue un judío palestino condenado a muerte por Poncio Pilatos, el procurador de la provincia de Judea, la cual comprendía el territorio del viejo reino hebreo de Judea. El cristianismo surgió del judaísmo, por lo que conviene volverse hacia el mundo político-religioso judío con el fin de encontrar los inicios del cristianismo.

En tiempos helénicos, el pueblo judío había disfrutado de considerable independencia, bajo los gobernantes seleúcidas. El involucramiento de los romanos con los judíos inició en el año 63 a. de C. y, alrededor del año 6 de nuestra era, Judea se convirtió en una provincia puesta bajo el mando de un procurador romano. No obstante, siguió la intranquilidad, aumentada por las divisiones entre los mismos judíos.

Los saduceos pugnaban por una fidelidad rígida a la ley hebrea, rechazaban toda posibilidad de inmortalidad personal y estaban a favor de la cooperación con los romanos. Los fariseos seguían rigurosamente el rito judío y, aunque deseaban liberar a Judea del control romano, no apoyaban los medios violentos para alcanzar esta meta. Los esenios eran una secta judía que vivía en comunidad religiosa cerca del mar Muerto.

Tal y como se revela en los rollos del mar Muerto —una colección de documentos descubiertos en 1947—los esenios, al igual que otros judíos, esperaban un Mesías que salvaría a Israel de la opresión, comunicaría el reino de Dios y negociaría el verdadero paraíso en la Tierra. Un cuarto grupo, los zelotes, eran extremistas militantes que propugnaban el derrocamiento violento de la dominación romana.

Una revuelta judía en el año 66 de nuestra era fue sofocada por los romanos tras cuatro años. El Templo de Jerusalén fue destruido y el poder romano se impuso una vez más de manera absoluta en Judea.

Surgimiento del cristianismo

En medio de la confusión y de los conflictos de Judea, Jesús de Nazaret (c. 6 a. de C.-30 d. de C.) inició su predicación pública. Jesús creció en Galilea, importante centro de los militantes zelotes. El mensaje de Jesús, básicamente, era muy simple. Dio seguridades a sus camaradas judíos de que no intentaba minar su religión tradicional:

“No piensen que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, más bien a darles cumplimiento”.’

De acuerdo con Jesús, lo importante no era el rígido fanatismo de la letra de la ley y el sometimiento a las reglas y a las prohibiciones, más bien la transformación  de lo íntimo de la persona: “Así, en todos los casos, haz a los demás lo que te gustaría que los otros te hicieran, puesto que esto resume la ley y los profetas”.18

El mandamiento de Dios era muy sencillo, amar a Dios y al prójimo: ‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, toda tu alma, toda tu mente y con toda tu fuerza. El segundo manda miento es: ama a tu prójimo como a ti mismo’.19

En el Sermón de la montaña , Jesús expresó los conceptos éticos —humildad, caridad y amor fraterno— que conformarían las bases del sistema de valores de la civilización occidental medieval. Como hemos visto, no coincidían con los valores de la clásica Civilización greco-romana.

Si bien hubo gente que saludó a Jesús como el Mesías que varía a Israel de la opresión y negociaría el reino de Dios sobre la tierra, Jesús habló de un reino celestial, y no de un reino terrenal: “Mi reino no es de este mundo”.20

En consecuencia, defraudó a los radicales. Por su parte, los líderes religiosos conservadores juzgaron que Jesús socavaba el respeto hacia la religión judía tradicional. Pali las autoridades romanas de Palestina y sus aliados locales, el nazareno era un revolucionario en potencia capaz de transformar las esperanzas judías de un reino mesiánico en una revuelta contra. Roma.

Por conpróximo, Jesús se reveló como objeto de def cias en diversos ámbitos, y al final fue entregado a las autoridades romanas. El procurador Poncio Pilatos ordenó su crucifixión. Empero, esto no resolvió el conflicto.

Unos pocos fieles seguidores de Jesús difundieron la noticia de que Jesús había vencido la muerte, había resucitado y luego había ascendido a los cielos. La opinancia de la resurrección de Jesús se volvió un dogma importante de la doctrina cristiana. Jesús era aclamado en este momento como el “ungido” (Cristo en griego), el Mesías, quien regresaría e instauraría el reino de Dios en la tierra.

El cristianismo inició, como un movimiento religioso dentro del judaísmo, y así lo consideraron las autoridades romanas mientras muchas décadas. A pesar de que la tradición afirma que uno de los discípulos de Cristo, Pedro, fundó la iglesia cristiana en Roma, el personaje más importante de los primeros tiempos del cristianismo —después de Jesús— fue Pablo de Tarso (c. 5-c. 67). Pablo se acercó a los no judíos y transformó el cristianismo de una secta judía en un movimiento religioso más amplio.

Llamado el “segundo fundador del cristianismo”, Pablo fue un judío, ciudadano romano, muy influido por la cultura griega helenística. Creía que el mensaje de Cristo debería ser predicado no sólo a los judíos, más bien a los gentiles (los no judíos). Pablo fue pionero en la fundación de comunidades cristianas a todo lo largo de Asia Menor y en las costas del mar Egeo.

Fue Pablo quien proveyó un fundamento universal para la difusión de las ideas de Cristo. Enseñó que Cristo era, en efecto, un Dios redentor, el hijo de Dios, que había venido a la Tierra para salvar a todos los seres humanos, pecadores, de hecho, a causa del pecado original cometido por Adán al desobedecer a Dios. Con su muerte, Cristo había expiado los pecados de la humanidad y había hecho posible que todos los hombres y mujeres experimentaran un nuevo inicio con la posibilidad de la salvación personal. Aceptando a Cristo como salvador, ellos además podrían ser salvados.

Al principio, el cristianismo se diseminó con lentitud. A pesar de que las enseñanzas del primitivo cristianismo se difundían mayormente por la prédica de los cristianos proselitistas, además hicieron su aparición materiales escritos.

Pablo escribió una serie de cartas, o epístolas, que delineaban las opinancias cristianas en diferentes comunidades.

Asimismo, algunos de los discípulos de Cristo bien pudieron conservar algunos dé los dichos del maestro en forma escrita, y los transmitieron como memorias personales, que después llegaron a constituir las bases de los evangelios escritos —la 1’buena nueva’ respecto a Cristo— los cuales trataron de formular un registro de la vida y de las enseñanzas de Cristo, y establecieron el núcleo del Nuevo Testamento.

A pesar de que Jerusalén fue el primer centro del cristianismo, su destrucción por los romanos en el año 70 de nuestra era dejó a las iglesias cristianas con una considerable independencia. Alrededor del año 100 se hablan fundado iglesias cristianas en muchas de las ciudades principales del oriente, así como en algunos lugares de la parte occidental del imperio.

Muchos de los primeros cristianos provenían de las filas de los judíos helenizados y de las poblaciones del oriente de habla griega. Pero en los siglos III y IV, un creciente número de seguidores hablaban latín. Una traducción latina del Nuevo Testamento, escrito originalmente en griego, aparecida poco después del año 200, ayudó a este proceso.

Los grupos de primeros cristianos se reunían al atardecer en casas privadas para compartir una comida comunal, llamada ágape, o banquete de amor, y para celebrar lo que llegó a relacionarse como el sacramento de la eucaristía, o cena del Señor, celebración comunal de la última cena de Cristo:

Entretanto comían, Jesús tomó pan, lo bencomentó, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: Tomad y comed; éste es mi cuerpo.

Luego tomó una copa, dio gracias y la ofreció, diciendo: bebed todos de esta copa. asta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.2’

Al formarse las primeras comunidades cristianas tenían una organización flexible, en la que hombres y mujeres desempeñaban funciones importantes. Algunas mujeres ejercían posiciones relevantes y, a menudo, como predicadoras.

Las iglesias locales se congregaban bajo el gobierno de consejos de ancianos (o presbíteros), pero, a principios del segundo siglo, ciertos funcionarios conocidos como obispos llegaron a ejercer considerable autoridad sobre los presbíteros. Estos obispos basaban su posición de superioridad en la sucesión apostólica: como sucesores de los doce primigenios apóstoles de Jesús, eran los delegados vivientes del poder de Cristo.

Tal y como Ignacio de Antioquía escribió en el año 107: “Es obvio que debemos mirar a un obispo como al Señor en persona … Sus clérigos… están en armonía con su obispo como las cuerdas de un arpa, y el resultado es un himno de alabanza a Jesucristo de mentes que sienten al unísono”

Los obispos solamente eran varones, indicio claro de que en el siglo u de nuestra era la mayor parte de las comunidades cristianas coincidían con el punto de vista de Pablo, respecto a que las mujeres cristianas deberían estar sujetas a la autoridad de los varones cristianos.

A pesar de que algunos de los valores fundamentales del cristianismo diferían marcadamente de los del mundo greco-romano, al principio los romanos no prestaron mucha atención a los cristianos, a quienes consideraban simplemente una secta más del judaísmo. La propia estructura del Imperio Romano ayudó al crecimiento del cristianismo. Los misioneros cristianos —incluyendo algunos de los doce apóstoles o discípulos originales de Cristo— utilizaron los caminos romanos para llevarse por todo el imperio difundiendo la “buena nueva’>.

No obstante, conforme transcurrió el tiempo, la actitud de los romanos hacia el cristianismo inició a modificar. Como hemos visto, los romanos fueron tolerantes con otras religiones, salvo en el momento que amenazaban el orden o la moral públicos. Muchos romanos llegaron a considerar el cristianismo peligroso para el orden del estado romano. Estas opiniones a menudo se basaron en interpretaciones erróneas.

Por ejemplo, la práctica de la cena del Señor dio origen a rumores de que los cristianos practicaban crímenes horrendos, como el asesinato ritual de niños. Si bien sabemos que esos rumores eran falsos, ciertos romanos los creyeron y los manipularon en tiempos de crisis para incitar al pueblo contra los cristianos. Es más, como los cristianos llevaban a cabo sus reuniones en secreto y parecían estar en comunicación con cristianos localizados en otras áreas, el gobierno podía juzgarlos potencialmente peligrosos para el estado.

Algunos romanos pensaron que los cristianos eran excluyentes en exceso y, por lo tanto, nocivos para la comunidad y el orden público. Los cristianos no rechazaban a otros dioses y, en consecuencia, se abstenían de acudir a los festivales públicos que honraban a esas deidades.

Por último, los cristianos se rehutilizaban a intervenir en la adoración de los dioses del estado y en el culto imperial.

Dado que los romanos consideraban estas ceremonias importantes para el estado, el rechazo de los cristianos ponía en peligro la seguridad del estado y en consecuencia, constituía un acto de traición, punible con la muerte. Además constituía una prueba de ateísmo (no creer en los dioses) y estaba sujeto a castigo bajo estos cargos.

No obstante, para los cristianos —quienes creían que únicamente había un solo y verdadero dios adoración de los dioses del estado y de los emperadores era idolatría, lo cual pondría en peligro su propia salvación.

La persecución romana de los cristianos mientras el primer y segundo siglos de nuestra era nunca fue sistemática, más bien sólo esporádica y local. La persecución inició mientras el reinado de Nerón. Habiendo destruido el fuego gran parte de Roma, el emperador usó a los cristianos como chivos expiatorios, los acusó de incendio premeditado y de odio a la raza humana, y los sometió a atro

ces muertes en Roma. En el segundo siglo, en gran medida los cristianos fueron ignorados y considerados inofensivos. Finalmente de los reinados de los cinco buenos emperadores, los cristianos aún representaban una pequeña minoría, pero con una fe considerable. Esta fuerza se basaba en la certeza de la moralidad de su conducta convicción reforzada por la disponibilidad de los primeros cristianos a convertirse en mártires en aras de su fe.

El Crecimiento del cristianismo

La persecución esporádica de los cristianos por los romanos en los siglos primero y segundo no pudieron detener en absoluto el crecimiento del cristianismo. De hecho, sirvió para fortalecer el cristianismo como institución en los siglos tercero y cuarto, causa de que modificara su débil estructura del primer siglo, y avanzara hacia una más centralizada organización de sus diversas comunidades eclesiales.

Un elemento crucial para este cambio fue el visible papel de los obispos. Si bien eran aún elegidos por la comunidad, los obispos iniciaron a asumir mayor control, constituyéndose el obispo como jefe y los presbíteros como clérigos sujetos a la autoridad del obispo.

Alrededor del siglo tercero los obispos eran nominados por los clérigos, simplemente aprobados por la congregación y luego oficialmente consagrados para el cargo. La iglesia cristiana iba hacendo una bien definida estructura jerárquica, en la que los obispos y los clérigos eran funcionarios asalariados, separados de los laicos, o miembros regulares de la iglesia.

El cristianismo creció poco a poco en el primer siglo, se arraigó en el segundo y se difundió ampliamente en el tercero. ¿Por qué fue el cristianismo capaz de atraer a tantos seguidores? Los historiadores no están del todo seguros, pero han ofrecido varias respuestas a esta pregunta.

Ciertamente, el mensaje cristiano tuvo mucho que ofrecer al mundo romano. La promesa de la salvación, posible por la muerte y resurrección de Cristo, ejerció un inmenso atractivo en un mundo lleno de sufrimiento e injusticia. El cristianismo parecía imbuir la vida con un significado y un propósito que estaban más allá de las simples cosas materiales de la realidad cotidiana.

En segundo lugar, el cristianismo no era del todo desconocido. Podía simplemente ser considerada como otra religión mistérica occidental que prometía la inmortalidad como efecto de la muerte sacrificial de un Dios salvador. Al mismo tiempo, brindaba ventajas de las que carecían otras religiones misteriosas. Cristo había sido un ser humano, y no una figura mitológica, como Isis o Mitra.

Es más, el cristianismo tuvo un atractivo universal. A diferencia del mitraísmo, no era exclusiva para varones. Además, no solicitaba un rito de iniciación complejo o caro, como sucedía con otras religiones mistéricas.

La iniciación culminaba simplemente con el bautismo —~ purificación por el agua—, mediante el cual se entraba en una relación personal con Cristo. Asimismo, el cristianismo dotó de un nuevo significado a la vida, y brindó lo que las religiones oficiales de Roma jamás pudieron: una relación personal con Dios, así como un eslabón con un mundo superior.

Por último, el cristianismo satisfizo la necesidad humana de pertenencia. Los cristianos integraron comunidades unidas unas con otras en las que las personas podían expresar su amor ayudándose mutuamente y ofreciendo auxilio a pobres, enfermos, viudas y huérfanos. El cristianismo satisfizo la necesidad de pertenencia en una forma en la que el enorme, impersonal y remoto Imperio Romano jamás pudo.

El cristianismo pareció atractivo para todas las clases.

La promesa de la vida eterna se ofrecía a todos: ricos, pobres, aristócratas, esclavos, hombres y mujeres. Como Pablo enunció en su Epístola a los colosenses: “Deben revestirse del hombre nuevo, que se va renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto a imagen de su Creador, donde no existen el griego o el judío> el circunciso o el incircunciso, el bárbaro, el escita, el esclavo o el hombre libre, más bien que Cristo es todo y está en todo”.23

A pesar de que no desarrolló un llamado a la revolución o a la revuelta social, el cristianismo puso énfasis en un sentido de igualdad espiritual para todos los pueblos.

Muchas mujeres se dieron cuenta de que el cristianismo ofrecía nuevas actividades y otras formas de compañía con otras mujeres. Las mujeres cristianas practicaban la nueva religión en su propia casa y predicaban sus convicciones ante otras personas en sus aldeas.

Muchas otras murieron por su fe. Perpetua (m. 203) fue una mujer aristócrata que se convirtió al cristianismo.

Su familia pagana le suplicó que renunciara a su nueva fe, a lo que ella se rehusó. Las autoridades la apresaron, pero ella eligió morir por su fe> y fue una de las que formaban el grupo de cristianos masacrados por las bestias salvajes en la arena de Cartago el 7 de marzo de 203.

Una vez que la iglesia cristiana estuvo mejor organizada, dos emperadores del siglo tercero respondieron con más persecuciones sistemáticas. El emperador Decio (249-251) culpó a los cristianos de los desastres que asolaron a Roma en el aciago siglo III: fueron ellos quienes no rerelacionaron a los dioses del estado y, en consecuencia, éstos se vengaron contra los romanos

. Es más, conforme la organización administrativa de la iglesia crecía, Decio juzgaba que el cristianismo se asemejaba más y más a un estado dentro del estado que iba socavando el imperio. En consecuencia, inició la primera persecución sistemática de cristianos. Se requirió a todos los ciudadanos presentarse ante sus magistrados locales y ofrecer sacrificios a los dioses romanos. Por supuesto, los cristianos se negaron.

No obstante, los planes de Decio fallaron. Los funcionarios locales no cooperaron y además, el reinado de Decio no fue tan largo. La última gran persecución la ordenó Diocleciano, al inicio del siglo cuarto, pero era ya demasiado tarde. El cristianismo se había fortalecido mucho, como para ser erradicado por la fuerza. La mayoría de los paganos había aceptado la existencia del cristianismo.

En el siglo IV, el cristianismo prosperó como nunca antes.

El Constantino desempeño una función importante en el cristianismo, al que apoyo aparentemente desde el 312, en el momento que su ejército debía librar una batalla crucial contra Majencio en el puente Milvio, que cruzaba el río Tiber al norte de Roma. De acuerdo con una historia tradicional, al entrar en una batalla decisiva tuvo la visión de una cruz cristiana con la leyenda: “Con este signo, vencerás”. La tradición prosigue que habiendo ganado la batalla, Constantino se convenció del poder del dios cristiano.

A pesar de que no fue bautizado más bien hasta el final de su vida, en el año 313 promulgó el famoso Edicto de Milán, por el que oficialmente se toleraba la existencia del cristianismo. Después de Constantino, los emperadores fueron cristianos, con excepción de Juliano (360-363), quien trató brevemente de restaurar la religión politeísta grecoromana tradicional.

No obstante, él murió en una batalla y su gobierno fue demasiado corto Como para generar algún efecto. Bajo Teodosio “el Grande” (378-395), el cristianismo fue declarado la religión oficial del Imperio Romano. Una vez en poder del control, los líderes cristianos utilizaron su influencia para proscribir las prácticas religiosas paganas. El cristianismo había triunfado.

Fuente: portalplanetasedna.com.ar

El movimiento de los Santos de los Últimos Días es un grupo de denominaciones y adherentes que siguen por lo menos alguna de las enseñanzas y revelaciones de Joseph Smith, fundador del movimiento y publicista del Libro de Mormón en 1830.

Los aspectos culturales, religiosos e ideológicos del movimiento están conocidos como el mormonismo.

El movimiento de los Santos de los Últimos Días es uno de varios movimientos distintos, conocidos colectivamente como restauracionismo, intentando trascender el denominacionalismo protestantista, y restaurar una forma del Cristianismo considerada más apegada al Nuevo Testamento.

Después de la muerte de José Smith en 1844, el movimiento se dividió en diversos grupos, el mayor de los cuales (la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días1) migró a Utah,

entretanto que los otros, siguieron otras direcciones (Missouri, Illinois, Michigan, y Pennsylvania, incluyendo la Comunidad de Cristo—originalmente conocida como la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días—organizada en Missouri en 1860 con varios grupos unidos alrededor de, Joseph Smith III).

La mayoría de las denominaciones existentes hoy día, seguidoras de las enseñanzas de José Smith, Jr., tienen alguna relación histórica con el movimiento.

Mormón

Hoy en día, el término mormones se usa más comúnmente para referirse a miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Mormón es el nombre de un profeta del antiguo continente americano

Breve historia
Artículo principal: Historia de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Después de la crucifixión de Jesucristo y de la muerte de Sus apóstoles, y ante la persecución y la hostilidad organizadas provenientes del pagano Imperio Romano, la iglesia que Cristo había establecido con sus sencillas y a la vez hermosas doctrinas y autoridad rápidamente inició a modificar; y para el siglo cuatro, poco se asemejaba a la Iglesia original de Cristo. Con la pérdida de la aprobación divina y de la autoridad de la Iglesia, siguió un largo período de oscuridad espiritual.

Pero en la primavera de 1820, en el otro lado del mundo, Dios apareció a un joven de 14 años llamado José Smith, lo que puso en marcha los acontecimientos que llevaron a la “Restauración” de la antigua Iglesia de Jesucristo a la tierra.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Testigos de Jehová es el nombre de una organización religiosa internacional que promueve y practica una religión entendida por sus adherentes como una restauración del modo de vida e ideas originales de los primeros cristianos del siglo I.

Basan sus opinancias en la Biblia, usando para ello preferentemente la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (edición publicada por la propia organización) aunque además aceptan y citan otras traducciones bíblicas.

Para la interpretación y estudio emplean las publicaciones editadas por las diferentes sociedades que los representan legalmente (denominadas comúnmente como “Sociedad Watchtower”), cuyos ejemplos más conocidos son las revistas La Atalaya:

Anunciando el Reino de Jehová y ¡Despertad!, que además distribuyen públicamente.

Originada a finales del siglo XIX en Estados Unidos, según el “Informe mundial de los testigos de Jehová: Año de servicio 2006″ están presentes en doscientos treinta y seis países y entidades territoriales.

El total de individuos practicantes en la organización es de 7,306,152 (estadística de octubre de 2008). Proclaman las buenas nuevas del Reino en más de 430 idiomas

Descripción general

Salón del Reino de los Testigos de Jehová Cancún.

Los Testigos de Jehová basan el conjunto de sus opinancias y conceptos en la Biblia, la cual consideran como su fuente exclusiva de referencia en asuntos doctrinales. Adoran a un único Dios, Jehová, y se identifican como seguidores de un único líder o mesías, Jesucristo, que reconocen como su hijo, el celestial.

Creen que el reino de Dios, en manos de Jesucristo vindicará el derecho de Jehová a gobernar sobre toda la Creación y, citando de una de sus publicaciones, “que nuestro planeta existirá para siempre y se convertirá en un paraíso, donde podrán vivir eternamente todas las personas —las que estén vivas y las que resuciten— que actúen en armonía con el propósito de Jehová” (basándose en textos como por ejemplo Salmos 37: 10, 11 y 29, Mateo 5:5, Daniel 2:44 y Revelación o Apocalipsis 21:3 y 4).

SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, es una organización religiosa cristiana sin ánimo de lucro perteneciente a una iglesia mundial con más de 14 millones de fieles en el mundo.

El nombre incluye dos doctrinas importantes para los adventistas.

El término advenimiento (del latín adventus) hace referencia a la segunda venida de Cristo, anunciada en la Biblia en reiteradas ocasiones.

Del Séptimo Día se refiere al Sábado Bíblico, el séptimo día de la semana .

La Iglesia Adventista del Séptimo Día nació a partir del Movimiento Millerista de la década de 1840, que pareció ser una de las últimas oleadas de reavivamiento del Segundo Gran Despertar religioso.

El movimiento Millerista recibe su nombre de Guillermo Miller. Cierto día, al estudiar Daniel 8:14[2] llegó a estar convencido de que la “purificación” de la que hablaba el profeta se trataba del regreso de Cristo para purificar la Iglesia. Ocupando un razonamiento de “sentido común cristiano” (tal como el principio de interpretación profética de día por año, a las profecías de Daniel y Apocalipsis) interpretó la profecía de “los 2300 días” de Daniel 8:14 concluyendo que la segunda venida de Cristo ocurriría “alrededor del año 1843.”

El movimiento Millerista concluyó con el “movimiento del séptimo mes”, que enseñaba que el “ministerio sacerdotal de Cristo” culminaría con la purificación de la tierra, estableciendo la segunda venida de Cristo en o antes del 22 de octubre de 1844, coincidiendo con un Yom Kippur. Como Cristo no regresó en esa fecha, el episodio se llegó a conocer como “el Gran Chasco” o “la Gran Decepción”.

Entretanto los seguidores del movimiento estudiaban el santuario, surgió la problemática del día bíblico de descanso y adoración.

El primer defensor de guardar el Sábado como día de reposo entre los primeros Adventistas fue el capitán Joseph Bates. Bates llegó a conocer la doctrina del Sábado gracias a un folleto escrito por un predicador Millerista llamado Thomas M. Preble, quien a su vez había sido influenciado por una joven Bautista del Séptimo Día, Rachel Oakes Preston.

Mientras alrededor de 20 años, el movimiento Adventista consistió en un grupo disgregado de personas que se adherían al mensaje. Entre sus mayores partidarios se encontraban James White, Ellen G. White y Joseph Bates. SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Los Cristadelfianos (Hermanos en Cristo) constituyen una denominación considerada cristiana, no Trinitaria, que se desarrolló en el Reino Unido y América del Norte en el siglo XIX. Existen aproximadamente 50.000 cristadelfianos en 130 países del mundo.

Creencias

Los cristadelfianos afirman basar sus opinancias enteramente en la Biblia y no aceptan otros textos como inspirados por Dios.

Acreditan que Dios es el hacedor de todas las cosas y el Padre de los creyentes.

Dios y Jesucristo no son un solo ser, más bien dos.

Entienden que el Espíritu Santo no es una persona, pero lo consideran el poder de Dios utilizado en la haceción y para dirigir a las personas a la salvación.

Este fue concedido a los creyentes para propósitos específicos en algún tiempo de la historia de la iglesia no solo en el Nuevo testamento más bien a travez de toda la historia de la nación de Israel.

Por lo tanto, su accionar mediante los “dones espirituales” ha cesado.

Creen que las personas se separaron de Dios por causa de sus pecados, pero se pueden reconciliar con Él convirtiéndose en discípulos de Cristo.

No opinan que lo que salva es la muerte fisica de Cristo más bien siguiendo su ejemplo, las personas no son salvas por el simple hecho de que Cristo murió por los pecados de ellas más bien puesto que ellas “mueren con Cristo” diariamente al pecado dentro de su humanidad. Creen que una fe sin obras es una fe muerta y no salva, pero se trata de una fe basada en el razonamiento lógico de las escrituras, la salvación según ellos no se recibe simplemente aceptando una doctrina más bien bajo el conocimiento de lo que realmente Dios quiere de sus hijos.

Los cristadelfianos rechazan cierto número de doctrinas aceptadas por muchos otros cristianos, siendo necesario notar:

* La inmortalidad del alma
* El trinitarismo
* Un reino de Dios en el cielo, debido a que según ellos la tierra será transformada donde los justos vivirán para siempre.
* Un infierno de fuego, el castigo por el pecado para ellos es la muerte eterna
* La pre-existencia de Jesucristo
* El bautismo infantil
* La persona del Espíritu Santo y la posesión presente de los dones del Espíritu Santo entre otros.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Iglesia Adventista Davidiana del Séptimo Día – La Vara del Pastor

Orígen

La iglesia Adventista del Séptimo Día cree que conforme a lo predicho en la Biblia (Joel 2:28) el don de profecía se manifestaría en el tiempo final de la historia de este mundo; considera que este don se manifestó en la Hermana Elena Harmond de White, quien desde el año 1844 hasta su muerte en 1915 recibió visiones y sueños provenientes de Dios para dirigir a su iglesia en los últimos tiempos antes del regreso de Jesús en gloria y majestad. A la muerte de la Hna.

White, muchos hermanos consideraron ser llamados en su reemplazo para seguir con su don profético y amonestar a la iglesia remanente en el tiempo final; uno de los que consideran haber recibido este don profético es el Hermano Victor T. Houteff, un cristiano Adventista del Séptimo día que vivía en los Estados Unidos.

El hermano Houteff nació en Raikovo, Bulgaria, el 2 de marzo de 1885, y murió en Waco, Texas el 5 de febrero de 1955.

En 1919 fue bautizado en la Iglesia Adventista del Séptimo día de Rockford, Illinois y trabajo para la Iglesia Adventista del Séptimo día desde 1925 hasta 1930 como asistente de la dirección de Escuela Sabática lugar donde desarrollo sus doctrinas que luego lo separarían de la iglesia madre.

Ante el surgimiento de sus nuevas doctrinas entre 1930 y 1934 se intentó estudiar con la Iglesia Adventista si esta daba cabida a sus interpretaciones bíblicas pero el Hermano Victor T. Houteff y la Iglesia Adventista del Séptimo Día no llegaron a un acuerdo por lo que el Hermano fue excluido de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y este se dedicó a organizar una nueva organización (La Iglesia Adventista Davidiana del Séptimo Día – La Vara del Pastor) donde pudiera llevar adelante la enseñanza de sus nuevas opinancias que decía le eran comunicadas por el Espíritu Santo.

Se traslado con sus seguidores a Waco, Texas donde construyó el Centro Monte Carmelo desde donde se dirigía la nueva organización.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

En general, el término adventista se refiere a todo miembro de iglesia perteneciente a cualquier denominación Cristiana que cree en el pronto regreso de Cristo (segunda venida).

A pesar de que son varias las denominaciones cristianas que pueden considerarse “adventistas”, el nombre es usado habitualmente para referirse a los Adventistas del Séptimo Día o a los Adventistas del Séptimo Día Movimiento de Reforma.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, tiene 28 opinancias fundamentales basadas en las Sagradas Escrituras.

Las más importantes son aquellas que tienen relación con respecto al día de reposo Sabático (en el cual se adora de una manera especial a Dios, tal como Él lo ordena), el tiempo del fin y las profecías al respecto, el estado del alma en el momento que uno fallece, etc.


AUTOR: Cristhian

El universalismo es una rama liberal del cristianismo, que adoptó una estructura eclesiástica en Estados Unidos dentro del ámbito protestante, entretanto que ha existido en otras iglesias como opinancia individual.

Afirma la salvación universal (de ahí el nombre), en contraposición a la doctrina del infierno y la condenación eterna.

El universalismo en Orígenes de Alejandría

Los primeros teólogos cristianos que desarrollan un tipo de teología universalista son los pertenecientes a la escuela de Alejandría, entre los que destaca Orígenes.

El universalismo de Orígenes se basa en el concepto de apocatástasis, o restauración final de todas las cosas en la Unidad divina en el fin de los tiempos. La doctrina origenista fue condenada en diversos concilios regionales de Asia en el siglo V.

Primeros universalistas modernos

La Iglesia Universalista Americana

Fue en Estados Unidos donde el universalismo se desarrolló como una denominación independiente, con estructura y organización propias.

Los universalistas americanos se fusionaron con los unitarios para formar la Asociación Unitaria Universalista en 1961.

Universalismo clásico y contemporáneo

El universalismo clásico se definió por ser una doctrina que postulaba la salvación universal.

Actualmente se designa además como universalismo la opinancia de que puede haber diversos caminos dadores de vida o vías de salvación en diferentes tradiciones y prácticas religiosas, técnicamente designada como pluralismo salvífico.

AUTOR: Cristhian

El unitarismo es una corriente de pensamiento teológico de origen cristiano que afirma la unidad de Dios.

En sentido genérico se ha etiquetado así a diversas corrientes que rechazan el dogma de la Trinidad, tales como el adopcionismo, el arrianismo, el servetismo o el socinianismo.

Algunos personajes históricos famosos con opinancias unitaristas fueron Isaac Newton, John Milton, Miguel Servet, Joseph Priestley y Ralph Waldo Emerson, entre otros.

Historia

Antecedentes: El debate cristológico de los primeros siglos y la controversia arriana

Dado que la palabra y el concepto de Trinidad, tal como se entiende en sentido cristiano, no consta como tal en el Nuevo Testamento, los unitarios arguyen que el unitarismo iniciaría su existencia con el propio Jesús, quien según esta hipótesis era consciente de ser simplemente un hombre enviado por Dios al mundo para transmitir Su voluntad, pero que no es divino ni comparte la naturaleza del Padre.

A lo largo de los tres primeros siglos del Cristianismo aparecen diversos autores que afirman la naturaleza “más que humana” del Cristo y le atribuyen un carácter divino o semidivino como Hijo de Dios.

Los subordinacionistas afirmaban que el Hijo estaba subordinado al Padre y sometido a su voluntad, entretanto que entre otros pensadores cristianos iniciaba a cuajar la idea del carácter divino de Jesucristo y su identificación con la divinidad.

En el otro extremo se situaban los que identificaban totalmente al Padre y al Hijo, entendiendo que el Padre además había sufrido y muerto en la cruz (patripasianismo) y que Padre, Hijo y Espíritu Santo no eran más que modalidades o manifestaciones de una única realidad divina (sabelianismo o modalismo).

El primero en utilizar la palabra “Trinidad” fue Tertuliano.

Al llegar el siglo IV y el Edicto de Milán, todas estas discusiones teológicas salieron definitivamente a la superficie y iniciaron a discutirse enconadamente.

Se constituyeron dos grandes grupos: los que afirmaban que el Hijo había sido hacedo por Dios en el principio, y que por tanto no podía identificarse con él, que se agruparon alrededor de Arrio y de Eusebio de Nicomedia, y los que afirmaban que el Hijo era consustancial (homoousios) con el Padre, liderados por el obispo Alejandro de Alejandría y especialmente por su sucesor, San Atanasio.

En el Concilio de Nicea (325) se aprobó oficialmente el dogma de la Trinidad y se condenó el arrianismo como herético; una decisión que, con distintos vaivenes en los años sucesivos, terminaría siendo confirmada en el Concilio de Constantinopla (381). No obstante, el Arrianismo perduraría en los reinos godos que ocuparon el Imperio Romano de Occidente hasta mediados del siglo VI.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

La Sociedad Religiosa de los Amigos, generalmente conocida como los cuáqueros o amigos, es una comunidad religiosa fundada en Inglaterra por George Fox (*1624 – †1691).

A pesar de que ellos mismos se llamaron amigos, el pueblo los llamó cuáqueros o tembladores, debido a que en sus reuniones era común que temblaran mientras el silencio, pero es éste un temblor interno, casi imperceptible exteriormente; “quake” significa temblor en inglés.

Se extendieron en Estados Unidos gracias a William Penn, especialmente en Pennsylvania.

No tienen un credo oficial, y los cuáqueros tienen muchas opinancias diferentes, en países diferentes además que a escala nacional. A pesar de eso, son considerados uno de las iglesias de Paz históricas.

Creencias

A pesar de que no existe ningún credo oficial para la Sociedad Religiosa de los Amigos[cita requerida], los cuáqueros han expresado por escrito su fe en los denominados Testimonios Cuáqueros, que forman la base de su fe y de su práctica.

Desde los inicios del movimiento, muchos cuáqueros manifestaron su intención de encontrar la verdad y de revivir las experiencias del cristianismo primitivo[cita requerida].

De esa manera, algunos destacados dirigentes se sintieron guiados por el Espíritu Santo, por las Sagradas Escrituras y más particularmente, por una voz o luz interior que les demostraba el camino para encontrar la verdad espiritual.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

El calvinismo (a veces llamado tradición Reformada, la fe Reformada o teología Reformada) es un sistema teológico cristiano y una actitud hacia la vida cristiana que pone el énfasis en la autoridad de Dios sobre todas las cosas.

Esta vertiente del Cristianismo Protestante fue desarrollada por Juan Calvino (reformador religioso francés del siglo XVI).

La tradición Reformada fue posteriormente liderada por teólogos como Martin Bucer, Heinrich Bullinger, Peter Martyr Vermigli, y Huldrych Zwingli e influyó a reformadores británicos como Thomas Cranmer y John Jewel.

No obstante debido a la gran influencia y rol de Juan Calvino en los debates confesionales y eclesiásticos del siglo XVII, la tradición llegó a relacionarse con el nombre de calvinismo.

Hoy en día, el término designa además las doctrinas y prácticas de las iglesias Reformadas, de las cuales Calvino fue uno de sus primeros líderes.

Trasfondo Histórico

Juan Calvino influyó notablemente en el desarrollo de las doctrinas de la Reforma Protestante.

A los 25 años, en 1534, empezó la primera edición de su obra Institución de la Religión Cristiana, que se publicó en 1536.

Esta obra, que fue revisada en diversas ocasiones mientras su vida, además de la numerosa colección de cartas pastorales y comentarios bíblicos, constituyen la fuente de la repercusión que ha tenido sobre todas las denominaciones del Protestantismo a lo largo de su historia.

El crecimiento de las iglesias reformadas y calvinistas pertenece a la segunda fase de la Reforma Protestante.

Tras la excomunión de Martín Lutero por la Iglesia Católica Romana, Calvino se refugió en Suiza.

Había firmado la confesión luterana de Augsburgo en 1540, pero su repercusión fue más notable en la Reforma Suiza, la cual no era luterana, más bien que se basaba en las enseñanzas de Ulrico Zwinglio.

La enseñanza y la doctrina protestante estaban evolucionando de manera independiente a Martín Lutero, bajo la influencia de muchos escritores y reformadores, entre los que destacaba Calvino.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

El término «pentecostal» y «pentecostalismo» se origina del episodio bíblico de Pentecostés (ver iglesias pentecostales).

Según el libro de los Hechos de los Apóstoles,

el día de la fiesta judía de Pentecostés, el Espíritu Santo bajó a los apóstoles reunidos en el cenáculo o aposento alto y les transmitió un profundo deseo de alabar a Dios, poderes sobrenaturales especificados en 1 de Corintios 12 (Reina Valera),

(tales como: dones de desarrollar milagros, palabra de sabiduría, palabra de ciencia, don de fe, don de sanidades, don de profecía, don de discernimiento de espíritus, diversos géneros de lenguas e interpretación de lenguas)

y la fortaleza necesaria para predicar el Evangelio, a través de una evidencia inicial llamada don de lenguas.

Pentecostalismo Edad Media

Mientras la Edad Media y Moderna, tales dones sólo eran atribuidos a ciertos personajes místicos, santos o de cualidades excepcionales y todos ellos de extracción y opinancias puramente catolicas, la manifestación de estos dones en otro tipo de iglesias no ocurrió más bien hasta después de la reforma protestante (siglo XVI), más específicamente hasta 1906.

Pentecostalismo Moderno

El movimiento Pentecostal dentro del cristianismo protestante fue impulsado cerca de 1901 por Charles Fox Parham, un ministro de origen metodista en Topeka, Kansas.

Este impulso surgió en el momento que Agnes Ozman recibió don de lenguas en el Colegio Bíblico Bethel administrado por Charles Parham en Topeka en 1901.

Parham formuló a partir de ese acontecimiento una doctrina que señalaba al don de lenguas como “evidencia bíblica” de recibir el Bautismo en el Espíritu Santo.

A pesar de que el dialogar en lenguas en sí, no es particular de la religión cristiana, debido a que muchas otras religiones a través de los siglos y la historia lo han practicado. A esto se le conoce como ‘Glosolalia’ (del griego, “γλώσσα” (glossa), lengua y “λαλώ” (lalô), dialogar).

Parham se fue de Topeka y empezó un ministerio evangelístico (”campañas de evangelismo”) que concluyó en una conexión con el “Avivamiento de la calle Azusa” gracias a William J. Seymour, principal dirigente del “Gran Despertar” del protestantismo. Seymour había sido alumno de Parham en Houston, Texas.SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

El metodismo o movimiento metodista es el nombre que se da habitualmente a un numeroso y diverso grupo de Denominaciones cristianas del Protestantismo. Históricamente,

el metodismo se originó en la Gran Bretaña del siglo XVIII y gracias a la vigorosa actividad misionera que desplegó se extendió rápidamente por los dominios del Imperio Británico, los Estados Unidos de América y más allá.

Originalmente convocó especialmente a trabajadores, granjeros pobres y esclavos.

Su teología es claramente arminiana con un énfasis en el hecho de que la salvación es para todo aquel que la acepte, del mismo modo, su liturgia es muy sencilla y se clasifica, según la tradición anglicana, como propia de la Iglesia baja.

En 2006 se calculan 75 millones de miembros en todo el mundo.


El avivamiento metodista se originó en Inglaterra y fue iniciado por un grupo de personas encabezadas por John Wesley, por su hermano más joven Charles Wesley y por George Whitefield como movimiento de renovación dentro de la Iglesia de Inglaterra en el siglo XVIII, centrado en el estudio de la Biblia, y un acercamiento metódico a las Escrituras y su relación con la vida cotidiana del creyente.

El término “metodista” era un apodo universitario usado inicialmente con tintes peyorativos para designar a un pequeño grupo de estudiantes de Oxford, que se estuvo reuniendo entre 1729 y 1735 con fines de crecimiento y edificación personales.

Se reunían cada semana, ayunaban regularmente y se abstenían de casi toda forma de entretenimiento y lujo.

Además visitaban con frecuencia a pobres, enfermos y presos.

Los primeros metodistas reaccionaron contra lo que ellos percibían como apatía de la Iglesia de Inglaterra, comenzaron a predicar al aire libre y a negociar sociedades metodistas por doquier.

Sobresalieron por sus entusiastas sermones y fueron acusados a menudo de fanatismo.

En aquellos días, miembros de la iglesia establecida temieron que las nuevas y pujantes doctrinas propuestas por los metodistas, tales como la necesidad de un Nuevo Nacimiento salvacion por gracia, la Justificación por la Fe, y la acción constante y sostenida del Espíritu Santo sobre el alma de los creyentes para Perfeccionar y Santificar sus vidas, generarían efectos perjudiciales sobre las mentes ingenuas.

Theophilus Evans, uno de los primeros críticos del movimiento, incluso escribió que era “tendencia natural de su comportamiento la de enloquecer a la gente, mediante la voz, el gesto y las expresiones horribles”.

En uno de sus escritos, William Hogarth ataca asimismo a los metodistas tildándolos de “entusiastas” llenos de “credulidad, superstición y fanatismo”.

Pero los metodistas resistieron los numerosos ataques contra su movimiento. (véase John Wesley y George Whitefield para una discusión mucho más completa del Metodismo primigenio).
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Las iglesias bautistas son un grupo de iglesias cristianas evangélicas,

ligadas por unas opinancias y organización eclesiástica comunes.

En sus inicios como denominación fueron perseguidos

tanto por católicos como por protestantes debido principalmente

a su hincapié en la separación entre iglesia y estado

y a su consideración de que únicamente en la Biblia se encuentra

la fuente de doctrina y práctica para la Iglesia y los cristianos.

Algunos afirman que es erróneo pensar en los bautistas sólo como una denominación cristiana surgida en el seno de la Reforma Protestante,

pues consideran que aunque no con ese nombre, los bautistas han existido desde mucho antes y se remontan a los orígenes mismos del cristianismo en forma de grupos reacios a someterse al cristianismo “oficial” esto es, reconocido por los poderosos o impuesto por la fuerza,

y aunque la relación histórica de estos grupos de opinancias parecidoes a los actuales bautistas

(p.ej. los Valdenses) sea difícilmente demostrable dadas las características de estas iglesias, la coincidencia doctrinal entre aquéllas y éstas es más que manifiesta.

Los bautistas enfatizan la necesidad de una fe personal y genuina en Jesucristo para recibir la salvación,

ponen especial énfasis en el principio Neotestamentario de la salvación sólo por Gracia por medio de la fe

(aunque consideran que la opinancia verdadera conlleva un compromiso inherente con las buenas obras, consecuencia y no causa de la salvación)

y en la Gracia Divina para alcanzar la salvación.

Además, hacen hincapié en la entrega personal del fiel a Cristo y en su aceptación como Salvador Personal del creyente.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Las Iglesias Evangélicas son diversas congregaciones cristianas que usualmente se identifican con una tendencia del protestantismo, caracterizadas por un énfasis en la evangelización, una experiencia personal de conversión, con una fe bíblicamente orientada y una opinancia en la relevancia de la fe cristiana en temas culturales.

Desde fines del siglo XX y mientras principios del siglo XXI, a las personas, iglesias y movimientos sociales protestantes comúnmente se les llama evangélicos en contraste al protestantismo liberal.

El término evangélico”, en un sentido léxico poco utilizado, se refiere a cualquier cosa que implique la opinancia que Jesús es el salvador.

La palabra viene del griego “Euangelion” (Evangelio) o buenas nuevas: ευαγγελιον evangelion, de eu- “buen” y angelion “mensaje”.

Ser evangélico significaría así pues el sólo hecho de ser cristiano, esto es, basarse en, motivarse por, actuar de acuerdo a, o diseminar las buenas nuevas del mensaje del Nuevo Testamento.

Conforme a esto, se utiliza el término evangélico para designar genéricamente a los cristianos protestantes y a sus iglesias.

Al tener para algunos el término protestante cierto matiz peyorativo, hoy se considera más oportuno el de evangélico.

En la actualidad es más común denominar evangélico a lo perteneciente a las Iglesias Fundamentalistas Bíblicas o bibliocéntricas vinculadas con el conservadurismo social y herederas más plenas de la Teología Calvinista, aunque es de aclarar que no son calvinistas ni pertenecen al calvinismo, más bien que heredan su teología.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

El luteranismo es un movimiento religioso cristiano protestante (protestar contra lo que consideraban erróneo en lo que estaba establecido) fundado institucionalmente por el monje alemán Martín Lutero (1483-1546).

Se considera la fecha del 31 de octubre de 1517 como el día de nacimiento de esta rama del cristianismo, fecha en la que se poneron las 95 tesis sobre el valor de las indulgencias en la puerta de la Iglesia de Todos los Santos en Wittenberg, Alemania.

El luteranismo cree en Jesucristo como su fundador espiritual, Dios uno y trino (Santa Trinidad), esto es: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

La interpretación bíblica que tuvo de que Dios no nos juzga por nuestras obras buenas, más bien más bien por nuestra fe, proporciona a Lutero la base fundamental de su pensamiento.

El pensamiento de Lutero se basa en el concepto de justificación por la fe, que negaba toda teoría romana/ortodoxa sobre los méritos de la salvación, la mediación de los santos y el culto de las imágenes. Denunció la venta de indulgencias y la obtención de los perdones a cambio de bienes, así como la venta de cargos eclesiásticos.

El luteranismo rechaza la primacía y autoridad romana del Papado como institución divina. Niega la tradición dogmática de la existencia del purgatorio.

El movimiento protestante iniciado por Lutero afirma el valor único de las Escrituras y la supremacía de la fe en Jesucristo.

Lutero desarrolla la doctrina del Sacerdocio Universal, en donde afirma que las Escrituras son inteligibles para todos los creyentes y que cada uno, libremente, puede examinarlas mediante el proceso de distribución gracias a la haceción de la imprenta.

Lutero busca transformar a cada creyente en su propio sacerdote.

En sentido estricto, no se puede dialogar de Iglesia luterana, pues son varias las iglesias que nacen del movimiento luterano.

Postulados

1. Solo Cristo: El único fundamento de la fe es Jesús. “Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo” (1 Corintios 3:11). “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1 Timoteo 2:5)
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

Se denomina Protestantismo al conjunto de iglesias cristianas y doctrinas que se identifican con las teologías inventadas anteriormente dichas como intelectualidad en un grado superior de tambien denominado protestantismo dicho en el siglo XVI en Europa Occidental,

a propósito del intento de Reforma de la Iglesia Católica, por parte de un importante grupo de teólogos y clérigos, el más reconocido de ellos fue el monje católico agustino Martín Lutero, de quien las iglesias luteranas toman su nombre.

No obstante, la mayor parte de los cristianos europeos

(especialmente en Europa meridional)

no compartieron los intentos de reforma y se produjo una separación entre las emergentes iglesias reformadas (la mayoría de carácter nacional)

y una reformulada Iglesia Católica Romana, que reaseguró explícitamente todas aquellas doctrinas rechazadas por el protestantismo (Concilio de Trento).

El término protestante surgió como el apodo peyorativo para aquel grupo de 5 príncipes electores y 14 ciudades imperiales alemanas

que se atrevieron a expresar su protesta, o testimonio público de objeción, en la Dieta de Espira de 1529, contra el Edicto de Worms que proscribía creer y enseñar las doctrinas luteranas en aquellas localidades del Sacro Imperio Romano Germánico donde aún no eran conocidas,

pero que entregaba completa libertad al clero romano para rebatirlas y perseguirlas en aquellas localidades del imperio germánico en que ya se habían implantado:

Protestamos por medio de este manifiesto, ante Dios, nuestro único Creador, Conservador, Redentor y Salvador, y que un día será nuestro Juez, como además ante todos los hombres y todas las criaturas, y hacemos presente que nosotros, en nuestro nombre y por nuestro pueblo, no daremos nuestro consentimiento ni nuestra adhesión de manera alguna al señalado decreto, en todo aquello que sea contrario a Dios, a su santa Palabra, a los derechos de nuestra conciencia y a la salvación de nuestras almas…

Al mismo tiempo esperamos que su Majestad imperial se comporte con nosotros como príncipe cristiano que ama a Dios sobre todas las cosas, y declaramos que estamos dispuestos a prestarle a él, lo mismo que a vosotros, graciosos y dignísimos señores, todo el afecto y la obediencia que creemos deberos en justicia. (Paráfrasis del Protestatio presentado ante la Dieta de Espira el 19 de abril de 1529.)

Al dessolicitarse la Dieta de Espira, se siguió haciendo caso omiso de la reclamación de los «protestantes» (que preferían autodenominarse «estados cristianos», o bien «afines al evangelio» y, después, «estados evangélicos»).
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

El término anglicano y su derivado anglicanismo, provienen del latín medieval ecclesia anglicana, que significa iglesia inglesa,

se utiliza para describir a las personas, las instituciones y las iglesias, como así mismo a las tradiciones litúrgicas y conceptos teológicos

desarrollados tanto por la Iglesia de Inglaterra, en lo particular, como por las provincias eclesiásticas de la Comunión Anglicana.

Además se utiliza en lo referente a las iglesias anglicanas sin comunión con el Arzobispo de Canterbury (en el Reino Unido),

como las partícipes del Movimiento Anglicano de Continuación y muchas otras completamente independientes.

Los anglicanos son practicantes del anglicanismo.

Anglicanos o episcopales

En algunas partes del mundo, los anglicanos son conocidos como episcopales o episcopalianos (esta última, una traducción incorrecta, pero muy difundida) pues, por diversas razones históricas la Iglesia Anglicana en esos países debió modificar su nombre por el de Iglesia Episcopal, como, por ejemplo, la Iglesia Episcopal Escocesa, o la Iglesia Episcopal en los Estados Unidos de América, de la cual además toman su nombre los episcopales en otras partes de América y el mundo, especialmente en aquellas iglesias organizadas a partir del trabajo misionero estadounidense.

Un ejemplo interesante de la equivalencia de los términos “anglicano” y “episcopal”, se muestra en la denominación asumida por los anglicanos brasileños que, al desarrollarse miembros de la Comunión Anglicana, decidieron adoptar el nombre de Iglesia Episcopal Anglicana del Brasil, para reconocer su herencia tanto de misioneros estadounidenses (episcopales), como de británicos (anglicanos).

La Comunión Anglicana
Artículo principal: Comunión Anglicana

La Comunión Anglicana, una fraternidad amplia de 38 provincias autónomas e interdependientes que están en plena comunión con el Arzobispo de Canterbury, es una de las comuniones cristianas más numerosas del mundo, con aproximadamente 73 millones de miembros.

La Comunión Anglicana se considera parte plena de la Iglesia Cristiana: una santa, católica y apostólica, y se declara Católica y Reformada, al respecto, es interesante la frase del Deán Henry Forrester (México, 1906): «Católica, aunque no romana y Evangélica, aunque no protestante».

Para muchos anglicanos, representa además una forma de catolicismo no-papal, y para otros, una forma de protestantismo sin figuras fundadoras tales como Martín Lutero o Juan Calvino.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 4479 visitas recibidas.

Se conoce actualmente con el nombre de iglesias orientales católicas a las iglesias cristianas orientales que reconocen la autoridad del papa de Roma, esto es, que se consideran católicas, pero manteniendo su organización y ritos particulares.

En el pasado fueron además llamadas uniatas, pero el término es hoy considerado despectivo e inexacto debido a que refiere a las uniones parciales con la iglesia de Roma pero no puede aplicarse a las iglesias que siempre han estado en comunión con el papa.

En la actualidad, el término uniatas subsiste entre los ortodoxos y es rechazado por los propios católicos orientales.

Según el Concilio Vaticano II en el documento Constitución Dogmática de la Iglesia se lee:
De acuerdo con la Divina Providencia que ha venido sobre las varias iglesias fundadas por los apóstoles y sus sucesores en varios lugares, éstas mientras el transcurso del tiempo han formado comuniones fortalecidas por un vínculo orgánico.

A pesar de que la unidad de la fe y la unidad de la divinamente establecida Iglesia Universal se mantiene intacta, esas comuniones tienen sus propias formas, sus propios ritos litúrgicos, y sus propias herencias teológicas y espirituales…

Esa diversidad de iglesias locales dirigidas en una maravillosa unidad, prueba la catolicidad de la unidad de la iglesia.

Las iglesias orientales católicas son supervisadas por la Congregación para las Iglesias Orientales o Congregatio pro Ecclesiis Orientalibus en latín.

Ésta fue haceda en 1862 por el papa Pío IX, inicialmente como parte de la Congregación para la Propagación de la Fe, que supervisaba la actividad misionera, aunque se convirtió en congregación independiente en 1917.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

La Iglesia católica copta es una de las Iglesias orientales católicas, esto es, que aceptan la autoridad del papa de Roma.

Comparte espacio en Egipto con la Iglesia ortodoxa copta.

En el pasado se aplicó a los católicos coptos (lo mismo que a los demás católicos de rito oriental) el término uniatos considerado hoy despectivo e inexacto.

Su autoridad suprema es el llamado “patriarca de Alejandría de los coptos”, que reside en El Cairo. El actual patriarca (en 2006) es, Antonio Naguib.

Los lenguajes litúrgicos utilizados son el copto y el árabe.

Cronología mínima

* 451: Cisma; separación de la Iglesia Católica.
* 1741: “Unia”; convocón con la Iglesia Católica

Reseña histórica

Una unión formal entre las iglesias Copta Ortodoxa y Católica Romana tuvo lugar con la firma del documento Cantate Domino por una delegación copta en el Concilio de Florencia el 4 de febrero de 1442. Pero este acto no fue aceptado en Egipto y no tuvo resultados concretos.
SEGUIR LEYENDO ….

AUTOR: Cristhian

La Iglesia Copta fue fundada en Egipto en el siglo I.

Su nombre deriva de la palabra griega aigyptios (egipcio), trasformado en gipt y después en qibt, de donde derivó la correspondiente voz árabe.

Así pues, la palabra copto significa “egipcio”.

Según la tradición, la Iglesia Copta tiene su origen en las prédicas de San Marcos, autor del Segundo Evangelio en el siglo I, que llevó el cristianismo a Egipto en la época del emperador Nerón.

Forma parte de las antiguas iglesias orientales, que se separaron del resto en el Concilio de Calcedonia, en el año 451 y han evolucionado independientemente. S

egún su tradición, la Iglesia Copta ha preservado minuciosamente la opinancia y doctrina cristiana en su forma más antigua y pura, entregándola de generación en generación, sin cambios, conforme a la doctrina y los ritos apostolicios.

Uno de los lugares principales de culto es la “cueva del niño Jesús”, gruta situada en el barrio viejo de El Cairo, y en la cual, según la tradición, vivió la Sagrada Familia mientras su exilio en Egipto tras la matanza de los inocentes decretada por Herodes.

Los primeros monjes coptos vivieron en Egipto mientras el siglo IV, muchos de ellos murieron como mártires.

En los siglos IV y V la iglesia copta se separó de la griega debido a una disputa sobre la naturaleza de Cristo.
SEGUIR LEYENDO ….

8 febrero, 2011 Posted by | RELIGIONES | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

ESPECIAL.- RELIGIONES DEL MUNDO

21Noviembre
2Comentarios
El cristianismo es una religión monoteísta de origen judío que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central.

Sus seguidores opinan que Jesús es el hijo de Dios y el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, muriendo por los pecados del género humano, resucitando luego de ello.

Dentro de sus escritos sagrados, comparte con el judaísmo el Tanaj, llamado Antiguo Testamento por los cristianos. Por este motivo es considerada una religión abrahámica junto al Judaísmo y al Islam.

Sus inicios datan del año 33 aproximadamente, en el momento que era considerada una secta judía al igual que otras opinancias de la época.

Desde que el cristianismo se convirtió en la religión oficial del Imperio Romano en el siglo IV, ha influído de manera significativa en la cultura occidental y en muchas otras culturas a través del mundo.

En la actualidad posee más de 2.100 millones de adherentes, o cerca de un tercio de la población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo.

La palabra “cristianismo” proviene del griego χριστιανους, christianóus, ‘cristiano’, la cual a su vez proviene del nombre propio Χριστός, Christós, traducción del hebreo “Mesías” que significa “Ungido”. El origen del término se señala en el libro de Hechos de los Apóstoles:
«Después de esto, Bernabé fue a Tarso a buscar a Saulo, y en el momento que lo encontró, lo llevó a Antioquía. Allí estuvieron con la iglesia un año entero, enseñando a mucha gente. Fue en Antioquía donde por primera vez se les dio a los discípulos el nombre de cristianos»
Hechos 11:25-26.

El criterio general para basar las opinancias se encuentra en sus escritos sagrados, entre los que destaca la Biblia, siendo la única fuente doctrinal válida de muchas denominaciones, en particular las de corriente protestante.

Otra fuente doctrinal importante son los credos, aunque no poseen necesariamente la unicidad de criterios para su aceptación, debido a que pueden ser aceptados total o parcialmente, o rechazados en su totalidad, dependiendo de la denominación.

Algunas tradiciones cristianas, tales como los bautistas y las Iglesias de Cristo, aceptan estas opinancias, pero no el credo mismo, debido a que los credos son considerados en estos grupos como no pertenecientes a las escrituras. Todo lo anterior sucede además con otros escritos aunque no poseen tanta aceptación como la Biblia.

Existen enormes diferencias en las opinancias de aquellos que se identifican como cristianos, aun así es posible plantear afirmaciones generales las que describen las opinancias de una gran mayoría, entre las que destacan:

* Jesucristo es el Mesías (o Cristo) descrito en el Antiguo Testamento y el hijo de Dios. Las corrientes principales del cristianismo aseguran que es completamente Dios (o divino) y completamente humano: dos naturalezas en una persona.

* La Trinidad: Dios es un ser único y eterno que existe como tres personas eternas, distintas e indivisibles: Padre, Hijo (Logos divino, encarnado en la persona de Jesucristo), y el Espíritu Santo.

* La salvación de los “pecados y la muerte” está disponible a través de Jesucristo, él es el camino al Padre, debido a su muerte en la cruz y su posterior resurrección dando como secuelas la vida eterna. La rama teológica que estudia el como sucede esto se denomina soteriología.
* La ascención de Jesucristo al cielo, la instauración del Reino de Dios o del señorío de Jesucristo y su Segunda Venida.
* La “Resurrección General”, en la cual las personas que han vivido se levantarán de la muerte al final del tiempo, para ser juzgadas por Jesucristo.

No todos los cristianos han aceptado completamente estos estatutos de fe. De hecho, la mayor parte de los credos apuntan a diferenciar ciertas opinancias de otros cristianos primitivos, los cuales son tomados como heréticos.

Ejemplos de esto incluyen a los grupos ebionitas, los cuales niegan la divinidad de Jesús, así como los grupos docetistas, que niegan que Cristo haya sido humano, o los arrianos, quienes rebaten que el Padre y el Hijo sean “un ser”.

Las iglesias que excluyen algunos de estos postulados, usualmente representan una divergencia consciente de la corriente principal del cristianismo. A pesar de que algunos grupos se desvían de estas doctrinas, otros los toman como base absoluta del cristianismo.

Es por ello que muchas de las variaciones son consideradas heréticas o incluso “no cristianas” por muchos grupos de la corriente principal del cristianismo[cita requerida]. La mayoría de las disputas se centran en la divinidad de Jesús, la Trinidad, o ambos.

Como en la mayoría de las religiones, existe dentro del cristianismo un grupo de libros agrupados en lo que se conoce como Biblia, y que contiene texto sagrado para su consideración y obediencia. Las distintas denominaciones cristianas varían en cuanto al contenido e interpretación de dichas escrituras.

Virtualmente todas las iglesias cristianas aceptan la autoridad de la Biblia, lo cual incluye el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, si bien el canon bíblico, o libros que se incluyen, difieren entre las diferentes denominaciones, como es el caso del Antiguo Testamento.

En el catolicismo se incluyen los libros llamados Deuterocanónicos desde el siglo IV. Estos libros fueron retirados después de la Reforma por el protestantismo, igualando los libros incluidos en el Antiguo Testamento al canon aceptado por el judaísmo.

Se entiende por texto apócrifo todo libro bíblico que no se incluye en el canon aceptado, si bien, tanto el catolicismo como el protestantismo coinciden en utilizar este término para referirse a textos excluidos del canon católico, reservando el de Deuterocanónicos para los libros propios del catolicismo.

Algunos grupos cristianos además han generado escrituras adicionales y son consideradas como escritura “inspirada”. Ejemplos muy conocidos incluyen el Libro de Mormón, que declara ser “otro Testamento de Jesucristo”, Doctrina y Convenios, y la Perla del Gran Precio empleados por los mormones; o las escrituras de la fundadora de la Ciencia Cristiana, Mary Baker Eddy.

Otros, como los Testigos de Jehová, han producido sus propias traducciones de la Biblia en los que se asegura que son la única traducción totalmente confiable. Esta elevación de otras escrituras al mismo nivel de las escrituras aceptadas es la mayor causa de disputas entre estos grupos y las principales corrientes cristianas.

Se podría mantenerse que los luteranos y los calvinistas considerasen las interpretaciones de Lutero y Calvino respectivamente con parecido reverencia, pero no es así; de hecho la mayoría de los teólogos católicos y protestantes están de acuerdo que no son de ninguna forma “inspirados”.

El grado de sacralidad de los textos bíblicos varía entre las distintas denominaciones. En el catolicismo y la iglesia ortodoxa, el texto suele ser considerado per se digno de algún grado de culto, y es llevado en procesión y colocado en altares o lugares dignificados.

En el protestantismo, el texto carece de este tipo de valoración y sólo es tomado en cuenta, en forma independiente al libro físico, el contenido de las escrituras y su interpretación.

Entre las distintas denominaciones cristianas no existe consenso en la interpretación de la Biblia, lo cual ha sido la principal causa de las divisiones históricas y presentes en la doctrina y práctica cristiana.

La posición más extrema en cuanto a la literalidad y conservacionismo del contenido de la Biblia cristiana se ha denominado “fundamentalismo cristiano” y se asocia principalmente al protestantismo.

Esto tiene relación a uno de los principios de la Reforma, que es la sola scriptura de acuerdo a lo cual, se ve a la Biblia como la única y final fuente de fe y doctrinas y asume que cualquier creyente cristiano es capaz de interpretarla.

Católicos, ortodoxos y algunos anglicanos consideran a la Biblia como una fase formativa de la tradición de la iglesia, la cual ha sido continuada mediante decisiones de los concilios ecuménicos, las escrituras de los Padres de la Iglesia y, en el caso del catolicismo, por declaraciones papales.

Una de las causas de las diferencias en las interpretaciones radica en la precisión con la que se han traducido los textos de los originales y se ha transmitido su sentido, con las consideraciones etimológicas y lingüisticas que corresponden.

Debido a esto, existen en el mundo numerosas traducciones de la Biblia, cuyo sentido, muchas veces, carece de la fiabilidad requerida y varía su sentido, hasta el punto de generar controversias doctrinales o de aplicabilidad entre quienes las interpretan.

Las visiones de los cristianos de la vida después de la muerte generalmente involucran el Cielo (además llamado Paraíso) y el Infierno. El catolicismo, desde los primeros siglos cree en un lugar intermedio llamado Purgatorio.

A excepción de este último (cuyos habitantes entrarán por último al Cielo, después de una “purificación”), la permanencia en estas regiones es usualmente asumida como eterna. Hay, pero, algunos debates en este último punto, por ejemplo entre los ortodoxos.

Muchos cristianos interpretan la “salvación” como la capacidad de entrar al Cielo (y escapar del Infierno) después de la muerte, aunque algunos teólogos han lamentado esta tendencia.

La pregunta de “quién es salvo” ha sido considerada como un misterio por muchos teólogos, aunque los protestantes lo consideran como un tema de aceptación de Jesús como único Señor y Salvador, rasgo que es sólo la expresión de un hecho consumado para los predestinacionistas, como los calvinistas.

La opinancia de que todos serán o pueden ser salvos se conoce como universalismo.

Generalmente no está claro cómo la vida después de la muerte se ajusta con la doctrina de la Resurrección General, en cuestiones como, por ejemplo, si la vida eterna comienza inmediatamente después de la muerte, o al final del tiempo; y si esta vida después de la muerte involucrará la resurrección de un cuerpo físico o en una forma espiritual glorificada.

La mayoría de los cristianos aseguran que un alma sin conciencia sobrevive a la muerte física del cuerpo, aunque otros, rechazan esto diciendo que solamente los buenos serán físicamente “resucitados”, entretanto que los otros mantenerseán en la tumba.

En cambio, los Testigos de Jehová aseguran que los muertos están inconscientes e impotentes en sus sepulcros, que no existe nada que sobreviva a la muerte del cuerpo físico, y que en la resurrección Dios devolverá la vida a quienes Él tenga en su memoria, tanto personas justas como injustas.

Por lo tanto, lo que opinan los Testigos es que la resurrección significará una reconstrucción completa de los seres humanos fallecidos que están durmiendo en el sueño de la muerte.

Algunas denominaciones cristianas, tratadas como apóstatas por la corriente principal del cristianismo, han promovido la opinancia en la reencarnación (principalmente el Nuevo Pensamiento e iglesias de la Nueva Era) o fantasmas (muchas iglesias espiritualistas se identifican a sí mismas como cristianas).

Estos grupos normalmente aseguran que tales doctrinas se pueden encontrar en la Biblia o en la tradición cristiana primitiva.

–  –  – 

Si el mal no es entidad alguna, naturaleza sustancial ni elemento del mundo, más bien deficiencia y carencia, ¿a quién se debe dicha carencia y qué sentido tiene? ¿Puede el Ser generar seres carentes de la perfección debida?


Como no siempre se ha entendido el mal en su justa medida y sentido propio, su conflicto ha sido mal planteado y ha obtenido soluciones confusas, en el momento que no erróneas. Al reducir el mal al pecado y a la culpa, olvidando su aspecto ontológico, hay quienes han puesto su causa en Dios, principio de todo lo que existe.

Surge luego pues la teo-comentaa para explicar la bondad y el poder de Dios ante el hecho del sufrimiento debido a la perversión humana y a los desequilibrios de la naturaleza.

De este modo se confunden los planos filosóficos y teológico. Sin negar el orden teológico y admitiendo los planteamientos de la tradición religiosa, por razón de método tenemos que ceñirnos a la explicación estrictamente racional del mal en el mundo y a la coherencia lógica de su compatibilidad con el Ser perfecto y Bien absoluto.

No se trata ya de contestar a la cuestión clásica de si Dios quiere y no puede o de si puede y no quiere evitar el mal. En cualquiera de los dos casos saldría mal parada el motivo divina y el conflicto radical seguiría intacto. La cuestión es mucho más profunda, puesto que se trata de saber por qué Dios hace de hecho un mundo finito e imperfecto.

El conflicto se resuelve en estas dos afirmaciones: el mal es necesario y, además, compatible con un Dios omnipotente y bueno. El mundo hacedo implica necesariamente finitud constitutiva y, por lo mismo, imperfección ontológica o limitación en el ser.

Su condición finita se opone a su omniperfección. No es que la finitud sea un mal en sí misma, más bien su raíz y posibilidad, de modo que resulta inevitable a circunstancias diversas.

En efecto, la finitud comporta no serlo todo e implica carencia de propiedades y perfecciones que no están plenamente realizadas en el sujeto. A veces, la posesión de unas propiedades entre en conflicto con la existencia de otras.

Por ejemplo, la racionalidad en el hombre limita el poder del instinto, lo mismo que la inteligencia impide el pleno desarrollo del sentido. En los animales la sensibilidad está más desarrollada y el instinto es más perfecto que en el hombre, pero éste alcanza su plenitud en el orden intelectivo por el que supera al resto de los seres. SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  – 
AUTOR: Juan Díez
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 17139 visitas recibidas.

Qué es la Eucaristía?

Es el sacramento del cuerpo y la sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y vino. Por medio de la consagración, el sacerdote convierte realmente en su cuerpo y sangre el pan y vino ofrecido en el altar.

¿Qué es la Santa Misa?

Es la renovación sacramental del sacrificio de la cruz.

¿La Santa Misa es el mismo sacrificio de la Cruz?

Si, la Santa Misa es el mismo sacrificio de la Cruz, pero sin derramamiento de sangre, pues ahora Jesucristo se encuentra en estado glorioso.

¿Quién puede celebrar la Santa Misa?

Solamente los sacerdotes pueden celebrar la Santa Misa, pues solo ellos pueden actuar personificando a Cristo, cabeza de la Iglesia.

¿Cuáles son los fines por los que se ofrece la Santa Misa?

Los fines por los que se ofrece la Santa Misa son cuatro: adorar a Dios, agradecerles sus beneficios con pedirle dones y gracias, y satisfacer por nuestros pecados. SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
AUTOR: Juan Díez
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 34836 visitas recibidas.
24Noviembre
CATEGORIAS: Judaísmo
1Comentario
El término judaísmo se refiere a la religión o opinancias, la tradición y la cultura del pueblo judío. Es la más antigua de las tres religiones monoteístas más difundidas (junto con el cristianismo y el islam, conocidas además como «religiones del libro» o «abrahámicas», y la menor de ellas en número de fieles. Del judaísmo se desglosaron, históricamente, las otras dos.

A pesar de que no existe un cuerpo único que sistematice y fije el contenido dogmático del judaísmo, su práctica se basa en las enseñanzas contenidas en la Torá, además llamado Pentateuco, compuesto, como su nombre lo señala por cinco libros. La Torá o el Pentateuco a su vez, es uno de los tres libros que conforman el Tanaj (o Antiguo Testamento, según el cristianismo), a los que se atribuye inspiración divina.

Juega además un papel importante en la práctica religiosa la tradición oral que, según las opinancias fue entregada a Moisés junto con la Torá y conservada desde su época y la de los profetas. La tradición oral rige la interpretación del texto bíblico; la codificación y comentario de esta tradición ha dado origen a la Mishná, al Talmud y a un enorme cuerpo exegético, desarrollado hasta el día de hoy por los estudiosos. El compendio de estos textos forma la denominada Ley Judía o Halajá.

El rasgo principal de la fe judía es la opinancia en un Dios omnisciente, omnipotente y providente, que habría hacedo el universo y elegido al pueblo judío para deexhibirle la ley contenida en los Diez Mandamientos y las prescripciones rituales de los libros tercero y cuarto de la Torá. Consecuentemente, las normas derivadas de tales textos y de la tradición oral constituyen la guía de vida de los judíos, aunque la observancia de las mismas varía mucho de unos grupos a otros.

Otra de las características del judaísmo, que lo diferencia de las otras religiones monoteístas, radica en que se considera no sólo como una religión, más bien además como una tradición y una cultura. Las otras religiones trascienden varias naciones y culturas, entretanto que el judaísmo se considera la religión y la cultura de un pueblo específico. El judaísmo no exige de los no judíos unirse al pueblo judío ni adoptar su religión. La religión, la cultura y el pueblo judío pueden considerarse conceptos separados, pero están estrechamente intervinculados. La tradición y la cultura judía son muy diversas y heterogéneas, debido a que se desarrollaron de modos distintos en las diferentes comunidades, y cada comunidad local incorporó elementos culturales de los distintos países en los que vivieron los judíos a partir de la dispersión.

Según la tradición, los orígenes se remontan a Abraham, llamado el primer hebreo (del hebreo עִבְרִי, ivrí: “el que viene del otro lado”), por haber venido a la tierra de Canaán desde Mesopotamia, siguiendo el llamado de Dios (Génesis 12:1), hace unos 4000 años. Abraham es considerado patriarca por los tres principales credos monoteístas, y de aquí que éstos sean conocidos además con el nombre de religiones abrahámicas.

Los judíos son llamados en la Biblia “hijos de Israel” (Exodo 1:1,7; nótese la extensión en el significado entre el versículo 1 y el 7), y de aquí serán llamados, más adelante, “el pueblo de Israel” o israelitas. El nombre de Israel le fue otorgado al patriarca Jacob, nieto de Abraham, por el ángel con el que se trabó en lucha, quien al bendecirlo lo llamó Israel (יִשְׂרָאֵל, del hebreo “uno que ha luchado con Dios”, Génesis 32:24-28). El nombre judío aparece sólo con posterioridad (Ester 2:5), y proviene del reino de Judá (del hebreo יְהוּדָה, Yehudá, hijo de Jacob), formado por dos de las doce tribus del pueblo de Israel, y las únicas remanentes luego de la escisión entre este reino y el de Israel, y la destrucción del último y posterior exilio de las diez tribus que lo formaban a manos de Asiria, en el año 722 a. C.: “Yahvé se airó en gran por la manera que tenían contra Israel y los apartó de su rostro, quedando solamente la tribu de Judá” (2Reyes 17:18).

De acuerdo a la Ley Judía, un judío es quien ha nacido de una madre judía o quien que se ha convertido al judaísmo de acuerdo a la Ley Judía (Halajá). El judaísmo de reforma (Reform Judaism) americano y el judaísmo liberal-británico acepta al hijo de un padre judío (madre o padre) como judío si los padres crían al hijo con una identidad judía.

Hoy todas las formas dominantes de judaísmo están abiertas a conversos (‘converts’) sinceros. El proceso de conversión es evaluado por una autoridad, y el converso es examinado por su sinceridad y conocimientos.

El judaísmo tradicional mandebe un judío, por nacimiento o conversión, es un judío por siempre. En fin, un judío que afirma ser ateo o se convierte a otra religión sigue siendo un judío por el judaísmo tradicional.

No obstante, el movimiento de la Reforma no reconoce a un judío que se ha convertido a otra religión como judío, y el gobierno israelí ha adoptado la misma postura que la Corte Suprema (Supreme Court) y sus estatutos.

Éstos son algunos de los principios sobre los que se basa la religión judía, o que la caracterizan.

* El judaísmo se basa en el Tanaj o Antiguo Testamento, compendio de 24 libros que cuenta la historia del hombre y de los judíos, desde la Creación hasta la construcción del Segundo Templo, e incluye además preceptos religiosos, morales y jurídicos; filosofía, profecías y poesía, entre otros.

Sus cinco primeros libros, en conjunto conocidos con el nombre de “la Torá” o “Pentateuco”, son considerados escritos por inspiración divina y por ende sagrados, y su lectura pública en la sinagoga los días lunes, jueves y sábados forma parte fundamental del culto judío, lo que le ha valido al pueblo judío el nombre de «Pueblo del Libro».
* La Torá es la fuente primera de los siete preceptos morales básicos que obligan a todo ser humano como tal («Los siete preceptos de los hijos de Noé»; Génesis 9:1-7), y de los 613 preceptos religiosos que obligan a los judíos (613 mitzvot): 365 que imponen abstenerse de acción —uno por cada día del año— y 248 preceptos que obligan positivamente a desarrollar —uno por cada órgano del cuerpo—.

Los preceptos bíblicos son comentados, esclarecers, ampliados e implementados por las diferentes exégesis que plasmaron por escrito las tradiciones orales: la Mishná y el conjunto en el que ésta está incluida: el Talmud.
* Los preceptos jurídicos, éticos, morales y religiosos que emanan de la Torá, y que junto a su explicación de la Mishná conforman el corpus jurídico principal del judaísmo, el Talmud, son conocidos como la ley judía o Halajá (הֲלָכָה, “camino”), cuya fuente compilativa principal y reconocida por los judíos de todo el mundo —amén de una riquísima y amplia literatura halájica a lo largo de los siglos— es el libro medieval “Shulján Aruj” (שֻׂלְחָן עָרוּךְ, “la mesa servida”).

Los mandamientos de la Halajá comandan el ciclo íntegro de la vida judía observante, desde la circuncisión al nacer (Génesis 17:10), pasando por la alimentación (la Cashrut, כַּשְׁרוּת, Levítico 11:1-47), la vida íntima (Levítico 12:1-8), la vestimenta (Levítico 19:19), y así todos los hitos principales de la vida del hombre, hasta su muerte.
* La plegaria más solemne de la religión judía, que plasma la esencia misma de la opinancia monoteísta, aparece en el quinto y último libro de la Torá: “Oye, Israel, el señor es nuestro Dios, el señor es Uno” (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, ה’ אֱלֹהֵינוּ, ה’ אֶחָד; Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad Deuteronomio 6:4). Los creyentes la recitan dos veces por día, en las oraciones de la madrugada y del atardecer.
* El símbolo judío de nuestros días por excelencia es la estrella de David (מָגֶן דָוִד, Maguén David, “escudo de David”, véase en la plantilla de arriba), llamado así por la opinancia de que el rey David lo adoptó como símbolo de armas en su escudo de guerra y en el de sus soldados, aunque aparece con su significado actual muchísimo después, hacia la Edad Media.

El símbolo conocido más antiguo del judaísmo es el candelabro ritual de siete brazos (מְנוֹרָה, la Menorá), emplazado antiguamente en el Tabernáculo (Éxodo 25:31-40), y luego en el Templo de Jerusalén (1Reyes 7:49).
* La vida judía se rige por un calendario basado en la combinación del ciclo mensual lunar y del año solar, cuyos orígenes se remontan a tiempos bíblicos, y por el cual se rigen las festividades y ritos de la religión hasta el día de hoy.

* La festividad judía más venerada es el Shabat (del hebreo שַׂבָּת, sábado, “reposo, cese de actividad”, Génesis 2:2-3), considerado sagrado y superado, en solemnidad, sólo por el Día del Perdón o Yom Kipur, precisamente llamado además “Sábado de sábados”. Su relevancia en la vida judía es tal que está incluido entre los Diez Mandamientos, que se estiman palabra divina (Éxodo 20:8-11, Deuteronomio 5:12-15).
* El liderazgo de la comunidad judía tradicional está en manos del rabino, persona culta y docta en la Halajá que conduce a sus acólitos no sólo en lo espiritual y religioso, celebrando el culto judío, sus festividades y celebraciones, más bien que se gana el respeto de su grey como autoridad moral y líder comunitario, brindando consejo, solucionando conflictos y dirimiendo todos los conflictos que pudiesen suscitarse entre sus miembros.
* El culto judío se celebra en el templo o sinagoga, que sirve asimismo de lugar de convocón y encuentro comunitario, para cuyo fin el rezo en público requiere de un mínimo de diez varones. La sinagoga sustituye en tal función al Templo de Jerusalén, destruido en el año 70 y lugar único de oración y peregrinación hasta su desaparición física.

Del mismo modo, los sacrificios rituales que allí se efectuaban fueron reemplazados por sendas plegarias, que el judío piadoso eleva tres veces al día: al alba (שַׂחֲרִית, Shajarit), por la tarde (מִנְחָה, Minjá) y al anochecer (עַרְבִית, Arvit). En días festivos se agrega una cuarta a media mañana (מוּסָף, Musaf), y sólo en Yom Kipur se cierra la celebración con una quinta plegaria (נְעִילָה, Ne’ilá).
* La religión y el pueblo judío consagraron desde siempre a la tierra de Israel, la tierra sagrada, como uno de sus ejes principales, ya desde sus mismos albores (Génesis 12:7), convirtiéndose ésta en parte integral de la idiosincrasia judía: el mundo se divide entre la Tierra Santa y todo el resto, llamado diáspora.

Así, las sinagogas de todo el mundo se construyen de cara a Israel; los rezos y festividades concuerdan con su clima y sus estaciones; gran parte de los preceptos pueden cumplirse sólo al pisar su suelo, por nombrar algunos pocos. Dentro de la tierra de Israel ocupa Jerusalén un lugar único en la devoción judía, y dentro de la ciudad los restos del Templo de Salomón, el llamado “Muro de los Lamentos”, es considerado el más sagrado de los lugars.

Comparten con Jerusalén su condición de santidad, en menor medida, además las ciudades de Hebrón, Safed y Tiberíades.
* El pueblo judío se identificó desde un principio con la lengua hebrea, considerada “lengua sagrada” (לְשׁוֹן הַקּׁדֶשׁ, leshón hakódesh), en la que están escritas la Torá y la mayor parte de la literatura judía. Relegada a condición de lengua muerta mientras siglos, reservada a la oración, a la literatura y a los textos jurídicos y teológicos, fue recuperada como lengua hablada y modernizada con el resurgir del sionismo y adoptada como lengua oficial del Estado de Israel.

Según el profesor Sergio Della Pérgola, experto en demografía del pueblo judío de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en el año 2001 vivían en el mundo 13,200,000 judíos, de los cuales 4.9 millones residían en Israel (aproximadamente un 37 por ciento del total), entretanto que los restantes 8.3 millones lo hacen en la diáspora, el nombre dado por los judíos a la comunidad judía fuera de Israel. Estas cifran coinciden con las del “The Jewish Population of the World” (cuya fuente es a su vez la “American Jewish Committee”), por lo que es probable que 13 millones sea la cifra correcta de judíos en el mundo.[1]

La mayor concentración de población judía se encuentra en Israel. La mayor ciudad del mundo judío es el Gush Dan o el Gran Tel Aviv, con 2,5 millones, a la que siguen Nueva York, con 1,9 millones; Haifa, con 655.000; Los Ángeles, con 621.000; Jerusalén, con 570.000, y el sudeste de Florida, con 514.000 judíos (datos todos del 2001).

La historia judía se remonta a las viejas tradiciones bíblicas. Cuando el arca de Noé encalló en el monte Ararat, los hijos de Noé (Sem, Cam y Jafet) dieron origen, respectivamente, a los semitas del Próximo Oriente, a los camitas de África y a los jafetitas del resto del mundo.

Abraham, padre de los judíos, al recibir de Yahvéh la orden de asentarse en la tierra de Canaán, se puso en camino inmediatamente, partiendo de su patria, Ur, de los caldeos (Mesopotamia). Abraham, su hijo Isaac y su nieto Jacob fueron pastores nómadas.

Sus descendientes se vieron empujados por el hambre a la tierra de Gesén, en el delta del río Nilo. Pero el faraón de Egipto, viendo que aumentaban imparablemtente y se hacían poderosos, los redujo a la esclavitud. Con Moisés ungido como líder y legislador, el pueblo elegido por Dios se dirigió hacia Canaán, la tierra prometida.

La dramática marcha desde Egipto a través del mar Rojo y la peregrinación de 40 años por el desierto son hitos importantes en la historia del pueblo israelita, aunque las investigaciones arqueológicas parecen desmentir tales hechos (véanse los trabajos de Israel Finkelstein). Los judíos, una vez conquistada la ciudad de Jericó, se establecieron en la zona agrícola de Canaán, tierra de la cual en la Biblia se comenta que «manaba la leche y la miel».

Una vez establecidos en Israel, la tierra fue dividida entre las doce tribus: Aser, Neftalí, Manasés, Zabulón, Isacar, Gad, Efraín, Dan, Benjamín, Rubén, Judá y Simeón. Con el tiempo se pasó de una teocracia a una forma de gobierno monárquica, siendo los reyes más famosos de la época Saúl, David y su hijo Salomón, con su capital en Jerusalén. Luego del reino de Salomón, la nación se dividió en dos reinos: el reino de Israel en el norte y el reino de Judea en el sur.

El reino de Israel fue conquistado por el rey asirio Sargón II, al final del siglo VIII antes de Cristo. El reino de Judea prosperó mientras varios siglos, hasta que en el año 586 antes de Cristo fue conquistado por los babilonios, comandados por Nabucodonosor II. En ese año se destruyó el primer templo, lugar central de la actividad religiosa judía de la época.

Muchos de los judíos fueron desterrados de Israel y fueron llevados como esclavos a Babilonia (actual Irak), lo cual constituye la primera diáspora judía. Mientras el exilio en Babilonia, los judíos escriben lo que se conoce como el “Talmud de Babilonia” (Talmud Bavli), entretanto que los judíos aún establecidos en Judea escriben el “Talmud de Jerusalén”.

Estos dos manuscritos representan las primeras manifestaciones de la Torá en forma escrita, y el Talmud de Babilonia es el utilizado actualmente por las comunidades judías. La subsecuente conquista de Babilonia a manos de los persas aprobó a muchos judíos regresar a su tierra natal luego de 70 años en el exilio babilónico. Se construyó un nuevo Segundo Templo y se restablecieron antiguas prácticas.

La comunidad judía de Israel fue dominada por varios antiguos imperios. Los asirios fueron seguidos por los babilonios y luego por los persas hasta la conquista por parte de los griegos. Es en esta época en el momento que estalla una revolución (135 a. C.) encabezada por Judas El Macabeo (”martillo”, hasmoneo) que logra colocar a todo el territorio del antiguo Israel nuevamente bajo dominio judío. El Reino Hasmoneo de Judá pasó por último a manos de los romanos.

Es en el año 70 después de Cristo en el momento que estalla una nueva rebelión y es destruido el Segundo Templo. Muchos habitantes judíos son vendidos como esclavos y esparcidos por los confines del Imperio Romano, proceso que se conoce como la “diáspora”. La historia de Masada revela el arrojo de los soldados judíos de la época. Numerosas comunidades judías florecieron en el Imperio Persa Sasánida y en el Imperio Romano.

En la temprana Edad Media el reino Kházaro (en la estepa del Volga) adoptó el judaísmo como su religión oficial, pero aún se discute el alcance de esta conversión entre los pueblos sujetos al khan Kházaro.

La hegemonía del cristianismo en Europa significó numerosas persecuciones contra el pueblo judío, las cuales derivaron en frecuentes y reiteradas expulsiones. Muchas comunidades tuvieron que vivir en barrios segregados llamados guetos, pero además es cierto que en otros períodos gozaron de mayor tolerancia, sin ser nunca aceptados del todo.

Mientras el Medioevo, por más que se buscasen mercaderes de profesión, no se hallaba ninguno o más bien se hallaban únicamente judíos.

Sólo ellos, a partir de la época carolingia, practicaban con regularidad el comercio, a tal punto que, en el idioma de aquel tiempo, las palabras judaeus y mercator eran casi sinónimos. Unos cuantos se establecieron en el sur de Francia, pero la mayoría venía de los países musulmanes del Mediterráneo, desde donde se llevaron, pasando por España, al occidente y Norte de Europa.

Todos ellos era radanitas, perpetuos viajeros, merced a los cuales se mantuvo el contacto superficial con las religiones orientales.

El comercio al que se dedicaron fue exclusivamente de especias y telas preciosas, que transportaban trabajosamente desde Siria, Egipto y Bizancio hasta el Imperio Carolingio. Los mercaderes judíos se dirigían a una clientela muy reducida. Las utilidades que desarrollaron debieron ser muy importantes, pero al final de cuentas se debe considerar que su papel económico fue de decorado; el orden social no hubiera perdido nada si éstos comerciantes hubieran desaparecido.

En el mundo musulmán, a pesar de algunos episodios de persecución y matanzas (sobre todo en el primer siglo de expansión del Islam), los judíos fueron tolerados por ser uno de los “Pueblos del Libro” –a cambio del pago de importantes tributos y de numerosas restricciones–, llegando a ocupar en algunos casos altos puestos en la administración califal tanto en Damasco como en Bagdad y en Córdoba.

No obstante, que fueran tolerados no les libró nunca de su condición legal de dhimmies, lo cual los condenaba a numerosas discriminaciones y a una situación de sumisión.

Los judíos españoles, conocidos como sefardíes, fueron obligados a la conversión al cristianismo o expulsados en 1492 de los reinos de Castilla y Aragón mediante el edicto de Granada. Muchos encontraron refugio en el imperio otomano; incluso hoy en día viven en ciudades como Estambul o Esmirna judíos sefardíes que conservan el español medieval como su lengua.

No existió otro Estado judío en Israel hasta 1948, en el momento que fue declarada por último su independencia.

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 12086 visitas recibidas.
25Noviembre
CATEGORIAS: Islam
1Comentario
El islam (árabe: الإسلام; al-Islām es una religión monoteísta abrahámica cuyo dogma se basa en el libro del Corán,
el cual establece como premisa fundamental para sus creyentes que “No hay más dios que Alá[1] y que Mahoma es el mensajero de Alá”
La palabra árabe Allah, castellanizada como Alá, significa “Dios” y su etimología es la misma de la palabra semítica El, por la que se nombra a Dios en la Biblia.
Los eruditos islámicos definen al islam como: “La sumisión a Dios el Altísimo a través del Monoteísmo, la obediencia y el abandono de la idolatría”.
El libro sagrado del islam es el Corán,dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel).
Los seguidores del islam se denominan musulmanes (en árabe مسلم). Atestiguan que Mahoma es el último de los profetas enviados por Dios y sello de la Profecía.

Se aceptan como profetas principalmente (pero no limitándose) a Adán, Noé, Abraham, Moisés, Salomón y Jesús. Los musulmanes siguen así mismo los hacomentas y la sunna del profeta Mahoma, que conforman el Registro histórico de las acciones y las enseñanzas del Profeta. Se aceptan además como libros sagrados la Torá, los Libros de Salomón y el Evangelio.

El islam es una religión abrahámica monoteísta que adora exclusivamente a Alá sin copartícipes. Se estima que hay en la actualidad entre mil y mil ochocientos millones de musulmanes en el mundo (y en crecimiento).

Según el Vaticano el islam es la religión más grande del mundo debido a que recientemente ha superado el número de católicos, y la segunda religión del mundo si no se desglosa el número de seguidores del Cristianismo.

El islam se inició con la predicación de Mahoma en el año 622 en La Meca (en la actual Arabia Saudita). Bajo el liderazgo de Mahoma y sus sucesores, el islam se extendió rápidamente. Existe discrepancia entre los musulmanes y no musulmanes si se extendió por imposición religiosa o militar, o por conversión de los pueblos al islam.

La palabra Islām, de la raíz trilítera s-l-m, deriva del verbo árabe aslama, que significa literalmente, “admitir, rendirse o someterse.” Así, el islam representa la aceptación y sometimiento ante Dios. Los fieles deben deexhibir su sumisión venerándolo, siguiendo estrictamente sus órdenes, y aboliendo el politeísmo. En palabras del arabista Pedro Martínez Montávez:
Se comenta habitualmente que islam significa sumisión total a Dios, lo que es indudablemente cierto, aunque no es menos cierto que ello corresponde a la traducción de sólo una parte de la palabra. Queda una segunda parte por traducir, atendiendo a la raíz lingüística de la que deriva, que cubre el campo semántico del bienestar, de la salvaguarda, de la salud, de la paz.

Quiere esto decir, sencilla y profundamente, que el creyente se somete a Dios, se pone en sus manos, puesto que tiene la seguridad de que así se pone a salvo. Obsérvese además que islam y salam —que es como en lengua árabe se comenta paz— son términos hermanos, al derivar ambos de la misma raíz.

La palabra está dada por numerosos significados en el Corán. En algunos versos (ayat, o en castellano, aleyas), la calidad del islam como una convicción interna es acentuada: “A quien quiera que Dios se desee dirigir, él ampliará su pecho al islam”.

Otros versos conectan la palabra islām y dīn (traducido usualmente como “religión” o “fe”): Hoy, he perfeccionado su religión (dīn) para usted; he completado mi bendición sobre usted; he aprobado el islam para su religión. Aún, algunas facciones describen el islam como una acción de devolver a Dios, más que solamente una afirmación verbal de fe.

La Doctrina Islámica tiene seis pilares en su fe que forman parte de las acciones interiores de los musulmanes y cinco pilares que son una adoración tanto interior como exterior. que son:

1. Dar el diezmo.
2. Hacer el ramadán.
3. La peregrinación una vez en la vida al menos.
4. La aceptación de fe.
5. Orar 5 veces al día.

Los eruditos musulmanes plantean que la opinancia dentro del islam tiene seis pilares que la conforma;[9] conforme al Corán todos los musulmanes tienen que creer en Dios, Sus ángeles, Sus Libros, Sus profetas, la predestinación y en la próxima vida

Dios en el Corán se nombra a sí mismo como Allah, nombre derivado de la raíz semítica El.

Si bien el término es más conocido en Occidente por su utilización de los musulmanes como referencia a Dios, este es utilizado por los hablantes de árabe de todas las religiones abrahámicas, incluidos los cristianos y los judíos, en referencia a “Dios”. La opinancia en Dios dentro del islam consiste en cuatro aspectos:

1. En Su existencia. Esto primeramente por guía del Creador a Su siervo, posteriormente por evidencias del instinto natural del ser humano, la razón, los sentidos, signos en la haceción y como prueba principal; los textos sagrados.
2. En que Él es el único, en Sus actos y dominio de este Universo, esto es; Él único Creador, Sustentador, Soberano, etc.
3. En que Él es la única divinidad y sustentador de las cualidades divinas, por lo tanto solamente Él es el merecedor de la adoración.
4. En Sus nombres y atributos: Consiste en asegurar de Dios lo que ha afirmado de Sí mismo en el Corán o a través del Profeta Mahoma, sobre sus nombres y atributos divinos, sin distorsión, negación, o asemejarlo a algo de este mundo.

Dado que se trata del mismo Dios de cristianos y judíos, las cualidades que los musulmanes le atribuyen son básicamente las mismas que le atribuyen aquellos, pero hay diferencias considerables.

Es reseñable, pero, que el islam, a semejanza del judaísmo pero alejándose del cristianismo, insiste en su radical unidad (tawhid), esto es, que es uno y no tiene diversas personas (como afirma en cambio la mayoría de las corrientes cristianas con el dogma de la Trinidad) en su carácter incomparable e irrepresentable.

El islam se refiere a Dios además con otros noventa y nueve nombres, que son otros tantos epítetos referidos a cualidades de Dios: El Clemente (Al-Rahmān), El Apreciadísimo (Al-’Azīz), El Creador (Al-Jāliq), etc.

El conjunto de los 99 Nombres de Dios recibe en árabe el nombre de al-asmā’ al-husnà o “los más bellos nombres”, algunos de los cuales además han sido utilizados por cristianos y judíos o han designado a dioses de la Arabia preislámica.

Algunas tradiciones afirman que existe un centésimo nombre que se mantiene incognoscible, que es objeto de especulaciones místicas, y que se define en ocasiones como el Nombre Inmenso (ism al-’Azam), o como el Nombre de la Esencia, figura que además existe en el judaísmo, y que ha tenido una gran importancia en el sufismo. Otras veces, se utiliza simplemente la palabra rabb (señor).

Mahoma comentó que Dios tenía 99 nombres, en este versículo del Corán se mencionan algunos:
Es Alá “no hay más Dios que Dios”, el Conocedor de lo oculto y de lo patente. Es el Compasivo, el Misericordioso.

Es Alá “no hay más dios que Dios”, el Rey, el Santísimo, la Paz, Quien da Seguridad, el Custodio, el Poderoso, el Fuerte, el Sumo. ¡Gloria a Alá! ¡Está por encima de lo que Le asocian! Es Allhá, el Creador, el Hacedor, el Formador. Posee los nombres más bellos. Lo que está en los cielos y en la tierra Le glorifica. Es el Poderoso, el Sabio.

Corán 59:22-24.

La palabra Allāh está en el origen de algunas palabras castellanas como “ojalá” (wa shā llāh: y quiera Dios), “olé” (wa-llāh: por Dios) o “hala” (yā llāh: oh Dios).

Todos los eruditos islámicos comentan que la orden más importante que Dios da al hombre es que este reconozca su absoluta unicidad (en árabe: توحيد Tawhid) y esto significa que lo adore únicamente a Él, y esta adoración no es válida excepto del monoteísta, por lo tanto Mahoma divulgó su mensaje entre hombres que tenían diferentes tipos de adoración: algunos adoraban ángeles, otros adoraban Profetas y hombres piadosos, otros adoraban árboles, piedras, y de ellos quien adoraba al sol y a la luna.

A todos ellos les reprendió sus actos invitándolos al islam el Profeta sin desarrollar distinción alguna.

La prohibición más seria en el islam es considerada como politeísmo (en árabe: شرك shirk) y los actos próximos son considerados como tal: tomar intermediarios ante Dios, suplicarle a los profetas, muertos o santos, las supersticiones, utilizar amuletos piedras o talismanes para alejar el mal, sacrificar para otro que no sea Dios, la magia, consultar adivinos, la astrología, solicitarle a cualquier tipo de imagen o estatua, jurar por otro que no sea Dios, desarrollar actos de adoración para aparentar, solicitarle a Mahoma, etc.

La fe en los ángeles dentro del islam consiste en:

* 1.Su existencia.
* 2. En aquellos ángeles de quienes se saben sus nombres (por la revelación) como Gabriel o Rafael y de aquellos cuyos nombres ignoran, opinan en ellos en general.
* 3.En sus cualidades, opinan que el ángel Gabriel se le apareció a Mahoma en diferentes formas. Son siervos de Dios y no desobedecen a Dios en lo que les ordena, no poseen cualidades de señorío o divinidad, son una gran cantidad, muchísimos y su número solamente lo conoce Dios.

Si hubiera habido en la tierra ángeles andando tranquilamente, habríamos hecho que les bajara del cielo un ángel como enviado.
Corán 17:95

La fe en los Libros revelados dentro del islam comprende:

* 1.En que fueron descendidos y revelados por Dios:

* El Corán (Qur’an) revelado al profeta Muhammad (S.A.W.).
* La Torá (At-Tawrat) revelado al profeta Moisés.
* El Evangelio (Al-Injil) revelado a Jesús (Issah para los musulmanes), hijo de María (Maryam).
* Los Salmos (Az-Zabur) revelados al rey David.

* 2. Afirman lo legítimo que informan (en el caso del Corán afirman todo) y aquello que no ha sido tergiversado de los libros pasados.

El Corán reconoce, pues, el origen divino de la Concep judía y el Evangelio cristiano, por ello llama a los cristianos y a los judíos “La Gente del Libro” (Ahl al-Kitab) pero no reconoce la autenticidad de los textos que actualmente tienen por verdaderos los fieles de dichas religiones, afirma que han estado expuestos al tahrif (تحريف) o distorsión por las personas, y como resultado no son cien por ciento confiables.

De todas formas, la tradición católica no considera a la Biblia como única fuente de conocimiento, por lo que no entraría en contradicción con el cristianismo si se considera desde este punto de vista.

* 3. Creen que deben actuar con las reglas y leyes que no han sido abolidas de ellos, y que el Corán abroga a todos los Libros excepto en algunas leyes, para los musulmanes. Acerca de los asuntos que no abarca el Corán ni los dichos de Mahoma, como sucesos o datos históricos y no contracomentan al islam, no los afirman ni los niegan a priori.

El Corán es el libro sagrado del islam. Los musulmanes opinan que fue revelado a Mahoma por el arcángel Gabriel entre 610 y 632, fecha esta última en la que falleció dicho profeta. Además de su memorización, se comenta que los seguidores de Mahoma escribieron el Corán en pergaminos, piedras y hojas.

Los musulmanes opinan que el texto actual del Corán es idéntico a la revelación recibida por Mahoma. Él, a su vez, lo dictó a sus discípulos, quienes memorizaron sus palabras. Los eruditos actuales afirman que la primera compilación escrita del Corán data de tiempos del tercer califa, ‘Uthmān ibn ‘Affān, quien gobernó entre 650 y 656.

Existen numerosas tradiciones y diferentes puntos de vista en cuanto al proceso de compilación del Corán. La mayoría de los musulmanes aceptan lo que señalan diversos hacomentas: el primer califa, Abu Bakr, ordenó a Zaid ibn Zabit compilar todos los verdaderos versos del Corán, tal como se preservaban en forma escrita o a través de la tradición oral. La compilación realizada por Zaid, preservada por la viuda de Mahoma, Hafsa bint Umar y que fue utilizada por ‘Uthmān, es la base del Corán actual.

La versión de ‘Uthmān organiza las azoras (capítulos) según su extensión, de forma que las más largas se encuentran al inicio del Corán y las más cortas al final. Hay teorías que señalan que este orden no cronológico de las azoras fue establecido por Dios.

El Corán fue escrito originalmente en escritura hijazi, masq, ma’il y cúfica. En un principio, sin vocales, sólo con consonantes, siguiendo la técnica de escritura vigente hasta así pues en árabe y en otras lenguas semíticas de la Península Arábiga.

Para evitar posibles desacuerdos en cuanto al contenido de los versos del Corán, se haceron marcas diacríticas que indicaran las vocales o la ausencia de estas, el fonema hamza y la prolongación o geminación de consonantes. En cambio, no tiene signos de puntuación, interrogación o exclamación, pues el idioma árabe contaba con partículas (palabras breves) de interrogación y de énfasis.

La forma del Corán más utilizada actualmente es el texto de Al-Azhar de 1123, preparado por un grupo de prestigiosos eruditos de la Universidad Islámica de Al-Azhar de El Cairo.

La mayor parte de los musulmanes veneran el libro del Corán. Lo envuelven en paños limpios y se lavan las manos antes de los rezos o para leerlo. Los ejemplares coránicos en desuso no se destruyen como papel viejo, más bien que se queman o se depositan en “tumbas” para el Corán.

Muchos musulmanes memorizan al menos parte del Corán en su idioma original. Aquellos que memorizan totalmente el Corán son conocidos como “hāfiz”. En la actualidad existen millones de hāfiz en el mundo.

Desde el inicio del Islam, la mayoría de los musulmanes consideran que el Corán es perfecto únicamente en la versión árabe en la que fue revelado. Las traducciones son interpretaciones no infalibles del texto original. Muchas versiones actuales del Corán señalan la versión original en árabe en una página y la traducción vernácula en otra.

El Corán afirma que Dios mandó un Mensajero (Profeta) a cada comunidad, llamando adorar únicamente a Dios, y a descreer en todo lo que es adorado fuera de Él. Cada uno de ellos era veraz, guiado y recto, y obedecieron a Dios en lo que les fue encomendado, ninguno de ellos modificó o alteró su mensaje. Todos ellos eran seres humanos, haceciones de Dios, sin cualidades de divinidad o Señorío, y no pueden contestar si se les pide ayuda. El Corán menciona más de 20 Profetas, desde Adán hasta Mahoma y llama a Mahoma,sello de la profecía, opinan que Su misión era devolver el mensaje divino a su pureza inicial, como en su momento desarrolló Jesús de Nazaret o Issah ibn Maryam en árabe (Issah Jesús, Ibn Hijo, Mariam María), a quien Dios en el Corán lo considera como un profeta y no el hijo de Dios.
Muhammad (S.A.W) (c. 570 – 6 de julio de 632) era un líder religioso, político, y militar árabe que fundó la religión del Islam como fenómeno histórico. La opinión de los musulmanes no es la del hacedor de una nueva religión, más bien como el restaurador de la original, la fe monoteísta de Adán, Abraham y de otros que se había corrompido.

En la tradición musulmana, Mahoma se ve como el último y el más grande de una serie de profetas, como un hombre muy cercano a la perfección, poseedor de virtudes en todos los campos de la vida, espirituales, políticos, militares y sociales. Por 23 años de su vida, comenzando a la edad de 40, Mahoma divulgó la recepción de revelaciones de Dios.

El contenido de estas revelaciones, conocido como el Corán, era memorizado y registrado por sus compañeros.Mientras este tiempo, Mahoma predicó a la gente de Meca, implorándola para dejar el politeísmo.

A pesar de que algunos se convirtieron al Islam, Mahoma y sus seguidores fueron perseguidos por las autoridades principales de Meca. Después de 13 años de predicación, Mahoma y los musulmanes desarrollaron la Hégira (”emigración”) a la ciudad de Medina (conocido antes como Yathrib) en 622. Allí, con los convertidos de Medina (Ansar) y los emigrantes de Meca (Muhayirun), Mahoma estableció su autoridad política y religiosa.

La Sunnha, libros que contienen la compilación de la vida de Mahoma, es de gran valor para muchos musulmanes, y la opinan indispensable para la interpretación del Corán. Esto debido a que se tiene registrado dentro de ella, que el mismo Mahoma les ordenó a sus compañeros que escribieran todo lo que él decía,[34] y conforme al Corán, toman sus palabras como revelación.

De acuerdo con la tradición, Mahoma era una persona de carácter excelente, bien parecido, iletrado y un Profeta para toda la humanidad. Es frecuente entre los devotos la opinancia en que el hecho de que Mahoma fuera analfabeto es una señal más de que sólo pudo recibir el Corán por revelación divina, dada la complejidad del libro.

Los pilares de la opinancia de la predestinación en el Islam son cuatro:

* 1. En que el conocimiento de Dios abarca todas las cosas.
* 2. En que Dios ha escrito todo en una tabla preservada «Al Laûh Al Mahfudh».
* 3. Todo lo que sucede es puesto que Dios quiere que suceda y lo que no quiere que suceda es imposible que suceda.
* 4. La haceción de todas las criaturas y seres vivientes son por deseo de Dios, conforme a Él lo sabía en la eternidad y como se escribió en la tabla preservada. Así que toda criatura, su ser y sus actos, son haceción de Dios

Creen que todos los acontecimientos sean buenos o malos, beneficiosos o dañinos, ocurren por la predestinación y el designio de Alá, pero que a la vez el ser humano tiene una facultad de elección, más esta no es total.

Creen en una vida dentro de la tumba después de la muerte y en su tribulación, Ellos opinan que el tiempo de Qiyāmah es predestinado por Dios, pero no fue revelado a los hombres.

El juicio y las pruebas precedentes y mientras el Qiyāmah son descritas en el Corán y el Hadiz, y además en los comentarios de eruditos Islámicos, en la retribución y rendición de cuentas ante Dios, que cada individuo recibirá un libro escrito por los ángeles que incluirá una mención completa de todas las obras que desarrolló el ser humano en la vida terrena, quien lo reciba en la diestra será de los exitosos y quien lo reciba en la mano izquierda será de los perdedores, en el Paraíso y el Infierno,así como en las Señales que señalan la aparición de la Última Hora, afirman que la primera era la aparición del Profeta Mahoma y éntre las últimas es el retorno del Profeta Jesús que romperá las cruces y legislará con el Islam.

La opinancia en, “El día de Resurrección”,yawm al-Qiyāmah (además conocido como yawm ad-dīn,”El día del juicio final” y as-sā`a, “La última hora”) es además crucial para los Musulmanes. El Corán acentúa la resurrección corporal, una rotura del entendimiento preislámico de muerte. Esto declara que la resurrección será seguida de la convocón de toda la humanidad, culminando en su juicio por Dios.

El Corán hace referencia a varios pecados que pueden condenar a una persona al infierno, como la incredulidad, la usura y la falta de honradez.

Los musulmanes ven el paraíso como un lugar de alegría y dicha, con referencias del Corán que describen sus rasgos y los placeres físicos de dicho lugar. Hay además referencias a una aceptación de mayor júbilo por Dios. Tradiciones místicas en el Islam colocan estos placeres divinos en el contexto de una conciencia extática de Dios.

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 35510 visitas recibidas.
30Noviembre

La Wicca es una religión pagana, popularizada por el británico Gerald B. Gardner como un ‘renacimiento’ de la antigua religión de la brujería, siendo iniciado el autor por un Coven que había encontrado en la zona de New Forest.

La práctica de brujería, según la forma propuesta por Gardner, ha evolucionado y ha sido adaptada dando paso a la haceción de las numerosas tradiciones wiccanas existentes hoy día.

Historia

Orígenes

La historia de la Wicca ha sido causa de amplio debate. Esta religión salió a la luz pública en Inglaterra, por el funcionario retirado y ocultista Gerald Gardner.

En 1954 publica Witchcraft Today (Brujería hoy) una vez que fueron abolidas las últimas leyes que perseguían la brujería en el país anglosajón.

A esta obra siguió The Meaning of Witchcraft (El significado de la Brujería) en 1959.

Gardner alegó que había encontrado parte superviviente del antiguo culto de la brujería, que había sido iniciado en la religión por un grupo de brujas conocido como el aquelarre de New Forest (Bosque Nuevo) en la región de Hampshire, y que los rituales recibidos estaban fragmentados, por lo que los había reescrito para desarrollarlos practicables.

Diversos autores como Aidan Kelly han rebatido mientras años estas alegaciones, justificando que los ritos fueron inventados completamente por Gardner, con préstamos de la magia ceremonial y órdenes ocultistas como la Golden Dawn.

Además, Gardner sostuvo una amistad con el ocultista Aleister Crowley poco antes de la muerte de Crowley, por lo que en décadas posteriores se ha llegado a especular sobre la ayuda del ocultista en el desarrollo de algunos rituales.

Ronald Hutton[1] explica que Gardner pudo basarse en fuentes publicadas de otros autores como Margaret Murray, Charles Leland y Sir James Frazer, quienes afirmaban que había existido una religión matriarcal en épocas prehistóricas y que, de algún modo, había sido preservada en secreto hasta nuestros días en algunos círculos secretos de brujas.
SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 45505 visitas recibidas.

La streghería es una tradición de la brujería italiana, que según algunos podría considerarse neopagana, y para otros es una continuación del paganismo itálico de forma casi ininterrumpida. Streghería significa Brujería en italiano arcaico, y ha sido una de las corrientes de mayor influencia para la Wicca.

Su imagen pública moderna se debe en gran medida al folclorista estadounidense Charles Leland y al escritor y wiccano italiano Raven Grimassi, autor de la Enciclopedia de Wicca y Brujería.

Orígenes

Según Raven Grimassi la Streghería deriva de los antiguos cultos etruscos que se mantuvieron en la cultura rural itálica aún después del nacimiento del Imperio Romano y se preservó de manera paralela a la religión oficial del Imperio, el paganismo helénico de origen griego.

Así como además se mantuvo al margen de la Iglesia Católica. No obstante, muchos de los brujos y brujas rurales italianos no se veían a si mismos como una religión separada debido a que se consideraban sencillamente católicos.

Gran parte de esta tradición se mezclaría posteriormente con la cultura gitana, y sería una gitana llamada Magdalena precisamente la que iniciaría a Charles Leland en el mundo de la Streghería.

La Streghería se haría pública primordialmente con la publicación de El Evangelio de las Brujas en 1899, por Charles Leland, que narra una gesta mesiánica pagana en donde Aradia, una hermosa bruja y hermana del dios latino Lucifer, comienza a predicar la religión de la Brujería en la Edad Media, siempre perseguida por la Iglesia y profetiza que algún día regresaría para desarrollar de la Brujería la religión mayoritaria del Mundo y negociar un renacimiento de la Brujería.

Desde así pues la Streghería se popularizó hasta convertirse en una de las tradiciones más populares de la Brujería y el neopaganismo modernos.

Prácticas

Similares a la Wicca, la Streghería concibe la Naturaleza como sagrada y la Magia como una forma benévola de desarrollo espiritual.

Utilizan elementos comunes a la magia popular como el círculo, el athame, el altar pagano, los cinco elementos y el caldero. La Iniciación a la Streghería es muy parecido a la wiccana.

  • Post2PDF
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 47549 visitas recibidas.

El neopaganismo se ha dispersado por los cinco continentes, pero particularmente, en las naciones de origen indoeuropeo/semítico. Los pueblos bálticos no son la excepción.

El término báltico se refiere a las naciones a orillas del Mar Báltico, situado entre Suecia, Finlandia, Polonia y los países bálticos que son Ex Repúblicas Soviéticas. Tres son los países bálticos; Lituania, Letonia y Estonia. La etnia báltica es una rama del gran tronco racial indoeuropeo, fuertemente emparentada a los eslavos y los nórdicos.

Romuva el Paganismo Lituano

Los seguidores de la religión nativa lituana escogieron el nombre “Romuva” en 1920, en honor del santuario prusiano báltico llamado Romuva. Que se situaba en la tierra de Nadruva (cerca de Chernahovsk, en la región de Kaliningrado).

Romuva significa Templo o Santuario, así como Espacio Interno. Los seguidores son llamados romuviai o romuvitas. Además se les llama Sentikiai, que significa, viejos creyentes.

Deidades

Laima y Temyna son las dos más grandes diosas desde tiempos inmemorial. Laima es la amada Madre Divina, que protege la vida humana. Laima es invocada para que conceda suerte (su nombre significa suerta). Temyna es la querida Madre Tierra, que protege la vida animal y vegetal. Es tanto el vientre como la tumba, y los lituanos le oran al levantarce en la mañana y acostarce en la noche.
SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 45545 visitas recibidas.

Los egipcios llamaban a su país Kemet (km.t por transliteración) que los egiptólogos europeos tradujeron por “la tierra negra”, por oposición al color ocre del desierto, que correspondía a aquella zona en la que las tierras eran fértiles por efecto de los limos negros depositados tras las crecidas anuales del Nilo, arteria vital del la civilización del Antiguo Egipto.

Otras hipótesis

Afrocentrismo

Los egiptólogos afrocentristas, defensores del origen exclusivamente subsahariano de la lengua y de la civilización egipcia, dan a Kemet otro significado: “la tierra de los negros”. Esta interpretación no es reconocida por la mayoría de la comunidad egiptológica.

El hecho de que se omita en la palabra km.tauy el signo determinante de lugar, hace pensar a los defensores de el motivo afrocentrista que esta palabra designó a los habitantes negros.

El científico senegalés Cheikh Anta Diop estableció mediante un método multidisciplinar que los egipcios antiguos, especialmente hasta el siglo VI a. C., eran inequívocamente negros y que su origen histórico se encontraba en la Baja Etiopía, y estableció relaciones entre Egipto y el resto del África Negra.

Una de las bases de su teoría es el hecho de que en el idioma de los Wolof la partícula djmt designa lo negro, incluido el color de la piel. Cheikh Anta Diop y Theophile Obenga sostuvieron estas tesis en el coloquio

El asentamiento del Egipto antiguo y el descifrado de su escritura, celebrado en 1974 en El Cairo bajo el auspicio de la UNESCO, para determinar el origen de la población del Antiguo Egipto.

Actualmente ningún diccionario de jeroglíficos escrito por egiptólogos reconoce o asocia ningún derivado de la palabra km.t que haga referencia al color negro de los habitantes de Egipto, tampoco hay referencias de que éstos utilizaran este término para denominar a sus vecinos.

Estudios bíblicos

En el capítulo X del Génesis se menciona el origen, entre otros, de Egipto: dos de los descendientes de Cam, hijos de Noé y sobrevivientes del diluvio, fueron Mizraim y Patros. Uno pobló la zona del delta del Nilo, el otro, la tierra más cercana a las fuentes del Nilo (el nomo de Elefantina en la mitología egipcia).

Los estudiosos de la Bíblia dos conclusiones:

* Desde antiguo se conocía la dualidad del Bajo Egipto y el Alto Egipto.
* Dado que Cam es el padre de la raza negra, los originarios pobladores de Egipto lo eran

  • Post2PDF
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 48918 visitas recibidas.

El Druidismo, Neodruidismo, o Druidería es un conjunto de movimientos religiosos que querer recuperar el druidismo histórico o seguirlo.

Hay seguidores del neodruidismo en todo el mundo, principalmente en las Islas Británicas, Francia, otros países de Europa, Australia, América del Norte, Argentina y Brasil.

En conjunto, puede tener más de un millón de seguidores que pretenden ser druidas, o, solamente, pertenecer a un grupo neodruídico.[1]

Estos grupos son numerosos, variados, y a menudo enfrentadas entre sí, por la doctrina, el ritual, la finalidad y el origen social.

Son pocos los grupos puramente neodruídicos, existiendo algunos que admiten la doble pertenencia: un neodruida puede formar parte de un grupo y al mismo tiempo ser miembro de cualquier iglesia cristiana.

Asimismo, existen grupos neodruídicos que dependen más de grupos masones que de la propia tradición druídica verdadera.

Existe además otro tipo de grupos neodruídicos; son aquellos que intentan reconstruir la opinancia druídica basándose en la información existente recopilada por los monjes irlandeses.

La iglesia Culdae convivió un tiempo con los druidas, hasta que Roma cortó esa idílica relación.

Se sabe que hubo druidas que dejaron su tradición y pasaron a ser monjes.

En las scriptorias se dejaban por escrito las leyendas, opinancias y mitologia propias de estas tierras, puesto que los nuevos monjes ya no tenían que seguir el precepto druídico de no poner nada por escrito.

Los grupos neodruídicos se pueden clasificar en cuatro categorías principales:

* Druid Order: continuadores de la doctrina de John Toland. Tiene tendencias esotéricas.
* Ancient Order of Druids: continuadores de la doctrina de Henry Hurle, con influencias masónicas, en especial en su ritual inspirado en la masonería escocesa.
* Fraternidad de Druidas, Bardos y Ovates de Bretaña: continuadores de la doctrina de Iolo Morganwg, ha tenido influencias nacionalistas vinculadas con Gales y Bretaña.
* Ordenes reconstruccionistas: Henge of Keltria; Ar nDraiocht Fein; Ord Draiochta Na Uisnech.

Conceptos Principales

Como camino espiritual y filosófico, el Druidismo es una filosofía que encuentra sus raíces en la naturaleza misma, que busca la conexión del individuo con la tierra, el cielo y el mar, los tres reinos de la cosmovisión celta, reverenciando la naturaleza, los ancestros y al legado dejado por ellos como sagrado, la práctica del Druidismo requiere mucha dedicación.

Al estudiar la propia naturaleza, un druida celebra el ciclo de las estaciones, involucrándose con el trabajo ecológico y en la protección de la Tierra y sus habitantes no humanos.

Estudiando la naturaleza humana, el druida trabajará en el conocimiento propio, buscando comprender las emociones, la razón, la conciencia y la libre voluntad. Al encontrar sus fuentes de inspiración, nutrirá y expresará su hacetividad para inspirar a su comunidad o tribu.

Algunas Creencias

* Creen en muchos Dioses o Diosas, a favor del Panteón Celta
* Honran a sus antepasados y buscan su conocimiento y sabiduría diariamente
* Creen en la inmortalidad del alma y en la evolución de esta entre transmigración entre transmigración
* Creen que sus Dioses y Diosas pueden manifestarse de muchas maneras mientras su vidas
* Creen que que la humanidad incluye tres partes, que son: Cuerpo, Mente y Alma o Físico, Mental y Espiritual
* Creen en el equilibrio, teniendo en mente el equilibrio interno entre estas partes que conforman al ser humano
* Creen que en el espíritu del AWEN o IMBAS (el nombre depende de la tradición) (el espíritu fluido, la energia que fluye de los dioses a los humanos para aportarles la inspiración)
* Trabajan con los tres reinos: mar,tierra y cielo (pasado,presente y futuro) el fuego, es el espíritu transformador
* Creen en la “magia” la cual se define como: la habilidad que a través de un apropiado entrenamiento, conocimiento e intención de desarrollar algo para apoyarnos en cualquier circunstancia que suceda en nuestras vidas.

Ética

la ley Brehon, concluye once principios del código de conducta del Druidismo.

* Cada acción trae su consecuencia que debe ser tomada en cuenta y se debe estar preparado para compensar por nuestras acciones, si así es requerido.
* Toda vida es sagrada y todos son encargados de velar en que este estándar sea respetado.
* Se vive dentro de una sociedad y se está atado a sus reglas.
* Trabajar con altas expectativas y estándares.
* Llevar un modo honesto de vivir.
* Ser buen anfitrión, así como un buen huésped.
* Se debe cuidar de uno mismo; la salud era tomada en alta estima, al punto que una persona podía ser multada por sobre peso debido a la falta de cuidado.
* Servicio a la comunidad
* Mantener un balance sano entre lo espiritual y lo mundano.
* Mantener en alto la verdad, empezando con nosotros mismos
* Estar seguro en tus convicciones, particularmente en el momento que se va a desarrollar un juicio hacia alguien más, así como en el momento que se debata. Deberás cuestionarte a ti mismo: ¿Estoy realmente seguro? ¿Realmente se que eso es así?

Festividades

En el camino Druídico se celebran las festividades de antaño, aprovechándolas para acrecentar el sentido de comunidad y pertenencia.

Es además un proceso personal para entrar en sintonía con los ciclos de la tierra, de las estaciones que marca su paso alrededor del sol, así como de los ciclos de la luna alrededor de la tierra; de esta forma se desarrolla una mayor involucración con nuestro planeta y nuestro entorno.

Existen cuatro festivales que todas las organizaciones Druidicas están de acuerdo en celebrar.

* Samhain – Samhain

* Imbolc – Oimelc

* Bealtaine – Beltaine

* Lammas – Lughnassadh

Equinoccios y solsticios

Los equinoccios y solsticios no eran celebrados por los antiguos celtas, si bien lo más probable es que los druidas conocieran la importancia astronómica de estos días, y tal vez algún ritual se llevara a cabo.

No eran celebraciones populares, pero los druidas modernos si aceptan las celebraciones solares buscando así un equilibrio entre las fiestas lunares y solares. Estas fiestas solares son:

* Yule – Mean Geimhridh

* Ostara- Mean Earraigh

* Litha- Mean Samraidh

* Mabon- Mean Foghamar

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 43139 visitas recibidas.

El Etenismo, Etenería o Neopaganismo Germánico es la reconstrucción de la antigua religión practicada mientras siglos por los Pueblos Germánicos.

La reconstrucción de las antiguas tradiciones germánicas inició con el auge del Romanticismo en el Siglo XIX.

En el Siglo XX, mientras la década de los años 60, se vio un incremento en los grupos que retomaron las prácticas de la religión germánica pre-cristiana.

Los términos Asatru, Norsk Sed (Tradición Nórdica), Forn Sed (Antigua Tradición), Vanatrú (el culto a dioses Vanir), Vor Sed (Nuestra tradición), Teodish (Fe Anglosajona), y Odinismo, son utilizados por aquellos que adhieren al neopaganismo germánico.

El uso de dicha terminología varía según las regiones así además como las intenciones de cada grupo, de igual manera que ocurre con las denominaciones de otras religiones.

La actitud y focalización de los adherentes puede variar considerablemente, desde el reconstruccionismo estricto históricamente hablando, a lo ecléctico, pragmático, y hasta místico y ocultista.

Diferentes términos existen para los variados tipos de neopaganismo germánico. Algunos términos son específicos, entretanto que otros sirven para abarcar a una variedad de grupos diferentes.

  • Post2PDF
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 41777 visitas recibidas.

El celtismo es un movimiento religioso reconstruccionista pagano vivo desde finales del siglo XIX, pero sólo en la vista pública desde la década de los setenta del siglo XX.

Tendencialmente el celtismo retoma la antigua religión celta, practicada en la antigua zona geográfica de la Galia, Irlanda y Gran Bretaña antes de la superposición del cristianismo.

Se trata de un sistema religioso panteista, animista y politeísta, cuya teología es diferente de acuerdo a las principales corrientes en las que está dividido.

Con la aparición y propagación de misteriosos grupos entre los años de 1970 y 1980 el celtismo se vio influenciado y, a su vez influyó en la la filosfía Nueva Era y en la Wicca, que ha afectado en particular a la doctrina druidista, una de las ramas celtistas.

Entre los primeros grupos se encuentran los de orientación puramente celta, y sólo muy recientemente las religiones celtistas han sido sistemática y progresivamente institucionalizadas, e incluso el proceso aún sigue en marcha.

Nomenclatura

El término celtismo deriva del nombre de un pueblo europeo llamado celtas, actualmente es utilizado como término para indicar el movimiento reconstruccionista entero en sus matices culturales y espirituales.

Como alternativa, ampliamente pero no establemente difundida en el mundo anglosajón está además la etiqueta de “paganismo celta reconstruccionista” (paganismo céltico o recunstruccionismo celta) cuyo primer uso fue realizado en un artículo de Kym Lambert ní Dhoireann de 1992.

Este último atribuye la invención del término a Kathryn Price NicDhàna, si bien esta a su vez recoge los primeros usos documentados del término en simples extrapolaciones del libro titulado Drawing Down the Moon de la escritora Margot Adler. Si bien Adler, en su texto, describe una amplia variedad de tradiciones paganas reconstruccionistas, ninguna de tales manifestaciones mencionadas es explícitamente celtista. SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 43023 visitas recibidas.

La Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa es una comunidad cristiana, cuya antigüedad, según su tradición católica, se remontaría a Jesús y a los doce apóstoles, a través de una ininterrumpida sucesión apostólica.

Es la tercera de las tres grandes iglesias o comunidades cristianas, junto con la Iglesia Católica Romana y el conjunto de iglesias protestantes, y cuenta con más de 225 millones de fieles en todo el mundo.

La Iglesia Ortodoxa se considera la heredera de todas las comunidades cristianas de la mitad oriental del Mediterráneo (esto lleva a ciertas tensiones con iglesias orientales unidas a Roma).

Su doctrina teológica se estableció en una serie de concilios, de los cuales los más importantes son los primeros Siete Concilios llamados Ecuménicos, que tuvieron lugar entre los siglos IV y VIII. Tras varios desencuentros y conflictos, la Iglesia Católica Ortodoxa y la Iglesia Católica Romana se separaron en el llamado Cisma de Oriente y Occidente, el 16 de julio de 1054.

El cristianismo ortodoxo se difundió por Europa oriental gracias al prestigio del Imperio Bizantino y a la labor de numerosos grupos misioneros.

En la actualidad, el cristianismo ortodoxo es la religión dominante en Bielorrusia, Bulgaria, Chipre, Georgia, Grecia, Montenegro, Moldavia, la República de Macedonia, Rusia, Rumania, Serbia y Ucrania.

Hay importantes comunidades en Bosnia-Herzegovina (1/3 de la población), Polonia (600.000 fieles), Kazajastán (30%), Uzbekistán (1 millón), Estonia (25%), Letonia (35%), Albania (5%), Azerbaiyán (5%). Debido a la emigración, existen además comunidades importantes en Alemania, Argentina[cita requerida], Australia, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, y Gran Bretaña.

La Iglesia Ortodoxa está en realidad constituida por 15 iglesias autocéfalas, que reconocen la autoridad eclesiástica de acuerdo al patriarcado que correspondan; por ejemplo, Patriarcado de Antioquía, de Constantinopla, de Alejandría, etc.
SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 56953 visitas recibidas.
27Noviembre
CATEGORIAS: Budismo

Theravāda es una de las dieciocho (o veinte) escuelas Nikadebido a que formaron el budismo original. Éstas fueron desarrolladas en la India mientras los siglos subsecuentes a la muerte del Buda.

El nombre Theravāda denota el significado de “enseñanza de los antiguos o ancianos”.

Es la escuela más antigua del budismo, es relativamente conservadora y la más cercana al budismo temprano, por lo cual se podría considerar dentro de la ortodoxia.

Basan su tradición en el llamado Canon Pali, compendio donde se transcribieron los discursos que el Buda dio a lo largo de su vida luego de la iluminación.

No obstante, no es ésta la principal característica de la escuela Theravada, dado que en todas las tradiciones espirituales, las diversas varientes se adjudicaran la preservación de la doctrina original.

Como apunta el historiador Richard Gombrich “En términos doctrinales los theravadin aclaran que ellos son vibhajja-vadin, esto es ‘analistas’ que se complacen en clasificar los estados psicológicos”  .

El budismo theravāda es hoy la religión predominante en algunos países del sudeste asiático, como Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia y Sri Lanka. La literatura sagrada budista theravāda fue la primera conocida en occidente.

Mediante traducciones hechas en el siglo XIX, estando actualmente completada al idioma inglés y en curso de serlo en otros idiomas.

En el mundo académico occidental el estudio del budismo theravāda y del lenguaje pali es preeminente universitario y el mejor estudiado.

Theravada promueve el concepto de Vibhajjavada (Pali), literalmente la “Enseñanza del análisis”. Esta doctrina sosdebe la (introspección clara debe ser el resultado de la experiencia individual, investigación crítica y razonamiento, opuesto a la fe ciega.

No obstante, las escrituras tradicionales además enfatizan el seguir los consejos de los sabios, puesto que ellos y la evaluación de las propias experiencias deben ser los instrumentos para juzgar las prácticas.

El objetivo Theravadin es la liberación (o libertad) de dukkha, según Las Cuatro Nobles Verdades, lo que se consigue al alcanzar el Nirvana, que además completa el continuo ciclo de nacimiento y muerte.

Theravada enseña que el Nirvana se alcanza antes siendo un noble discípulo de Buda: un Arahant.

En opinión de los theravadines, el Nirvana alcanzado por los Arahants es el mismo que el obtenido por el propio Buda. Pero el de él es superior debido a que lo alcanzó por si mismo y supo enseñar a otros. Los Arahants alcanzan el Nirvana en parte debido a sus enseñanzas.

Los Theravadines reverencian al Buda Sakyamuni, pero reconocen la existencia de otros en tiempos pasados y futuros. Maitreya, por ejemplo, mencionado en el Canon Pali como el futuro Buda.

En la opinancia Theravadin, algunas personas practicantes comprometidos pueden alcanzar la iluminación en una única vida. Otros pueden precisar varias, según alcanza estados conscientes más profundos.
El Canon Pali es considerada por el budismo Theravada como la versión autorizada de las enseñanzas de Buda. De acuerdo con Bhikkhu Bodhi, este Cannon fue compilado en los tres grandes concilios budistas en los primeros tres siglos luego de la muerte del Buda: “El primero en Rajagaha, convocado tres meses después del Parinibbana de Buddha por quinientos monjes bajo el liderazgo del monje Mahakassapa; el segundo en Vesali, cien años después y el tercero en Pataliputta, 200 años después.

El Canon que pareció de estos concilios, conservado en el lenguaje indio medio en este momento llamado pali, se conoce como Tipitaka, ‘las tres canastas’ o colecciones de las enseñanazas” .
SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 24559 visitas recibidas.
25Noviembre

Budismo proviene de Buda, que en sánscrito significa despertar.
La historia del Budismo cuenta la vida de Siddharta, príncipe nacido en el año 624 a.C., en la ciudad, de Lumbini, en el norte de la India. Vive tras los muros de un palacio construido,  por su padre para que no conozca la vejez, la enfermedad, la muerte y el ascetismo.
El jóven crece sin mayores preocupaciones hasta los treinta, en el momento que se retira a un bosque para llevar una vida más espiritual.

Transcurridos seis años, alcanza la iluminación; bajo el árbol del conocimiento, conocido como la higuera. Es así pues en el momento que, descubre los cuatro factores: vejez, enfermedad, muerte y ascetismo. Toma la decisión de dejar a su mujer e hijo, para convertirse en el Buda.  Luego de  varios años, alcanza la Iluminación o el Nirvana, a través de la meditació.

SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
AUTOR: Juan Díez
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 45834 visitas recibidas.
19Noviembre
CATEGORIAS: Budismo

El budismo es una religión no teísta perteneciente a la familia dhármica y a la subfamilia nastika de religiones.

Su complejidad y diversidad hace que además sea estudiado o descrito en ocasiones usando términos adicionales como: fenómeno transcultural, filosofía, método de trasformación o sistema ético.

Budismo es un término usado en Occidente. En sánscrito y otras lenguas orientales es posible referirse a las “enseñanzas del despierto sobre la ley natural” (buddha-dharma); o “la comunidad” de budistas (saṃgha).

“Buddha” es un título sánscrito que significa ‘el que ha despertado’.

Este despertar se da gracias a un descubrimiento directo y personal; no debido a una revelación divina. Un Buda no es un dios, ni un ser sobrenatural, ni un mesías, ni un profeta.

El budismo no afirma a un hacedor del universo y sus enseñanzas no son percibidas por sus seguidores ni como opinancias ni dogmas, debido a que estas mismas animan al practicante a que las cuestione, investigue y compruebe por si mismo, debido a que sólo así podrá comprenderlas e interiorizarlas.

El budismo además contrasta fuertemente con otras religiones puesto que la mayoría de sus escuelas niegan la existencia del alma, de una esencia, de un sí-mismo y de un “yo” duradero.

El propósito último de sus enseñanzas es la erradicación definitiva de la insatisfacción vital, el descontento, o ‘sufrimiento‘ mental, que aparece de manera inevitable en la vida. Acorde al pensamiento budista, las causas verdaderas de la insatisfacción, frustración o tensión son el anhelo ansioso, deseo o ‘sed‘ y sus concomitantes (aferramiento, aversión, temor, etc…).SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 24906 visitas recibidas.

En muchos aspectos, los objetivos del budismo son los mismos que los del vedanta y el yoga.

Gautama Buda, pero, evitó dar nombre, incluso el más simple, a aquello que se considera básicamente real, ya en su aspecto universal en cuanto brahman como en su aspecto humano, el yo más profundo o atmán.

Creía que tales términos eran transformados en ideas y formas de pensamiento con tanta facilidad que restarían valor a la experiencia directa. Su doctrina era que las personas sufren a causa de la avidya, o ignorancia, de la total relatividad del mundo de las cosas y los hechos.

El pensamiento es avidya debido a que es un proceso de ignorancia, esto es, no puede concentrase en ningún aspecto de la experiencia sin ignorar todos lo demás. Es una forma de contemplar la vida faceta por faceta y no como totalidad, y conduce a su vez al apresamiento (trishna, en el budismo) o intento de arrebatar las partes deseables de experiencia del conjunto; pero, puesto que el bien se halla siempre ligado al mal, esta separación jamás puede desarrollarse.

Del mismo modo, no se puede experimentar un sólido sin un espacio circundante, estando espacio y sólido vinculados entre sí.

Abandonar la codicia conduce al ideal budista de nirvana, que Gautama Buda se negó a definir excepto en términos negativos, como el vedantista define la liberación.

La doctrina de Gautama Buda conduce a un malentendido al que vedanta es propenso además: que se puede buscar la liberación como un escape del sufrimiento o como un permanente estado de beatitud.

Líderes religiosos budistas posteriores, en especial los de la escuela Mahayana, corrigieron este malentendido señalando que la búsqueda del nirvana como un escape seguía siendo codicia. De ahí que su ideal del individuo sabio iba más allá del más antiguo concepto hindú de abandono del mundo, esto es, del mundo social, como preparación para la muerte.

Incluía el regreso a la actividad plena de la sociedad una vez liberado, hasta el punto en que, libre del miedo, uno pudiera dedicarse a practicar actos de compasión con quienes siguen en la esclavitud de maya. No obstante la doctrina budista propugna moralidad y piedad, no como un mandamiento más bien como una acción voluntaria, a la que la persona libre se compromete sin esperanza de recompensa ni temor a recibir un castigo.

En el budismo no aparece ningún pensamiento donde se presente la conducta moral como obediencia a un modelo divino, debido a que considera las normas morales como reglas de gramática, esto es, convenciones humanas necesarias para la existencia social, aunque sin ninguna autoridad absoluta.

A pesar de que Buda no dio nombre a lo que consideraba realidad absoluta, los maestros budistas posteriores dialogaron del verdadero estado del mundo como sunyata, o ‘vacío’, significando más en particular ‘vacío de cualquier característica definible’ o ‘inclasificable’.

Esta actitud filosófica no equivale en sentido alguno al ateísmo o nihilismo occidentales, debido a que lo que está vacío no es la propia realidad más bien cada una de las ideas en que la mente humana intenta apresarla.

  • Post2PDF
ETIQUETAS: – 
AUTOR: Juan Díez
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 77893 visitas recibidas.
20Noviembre
CATEGORIAS: Taoísmo

El taoísmo, palabra derivada de un caractér del idioma chino que se lee Tao o Dao (Romanización en Pinyin). Este término, a menudo suele ser interpretado como “vía” o “camino”, más bien podría comprenderse como “intuición, sensibilidad, espontaneidad, vida” o de manera más abstracta como “sentido”.

El Taoismo se desarrolló a partir de un sistema filosófico basado en las escrituras de Lao Tzu (Lao Zi, en pinyin, la transcripción fonética del idioma chino). El texto que se da por sentado escrito por Lao-Tzu o Lao-Tse es el Tao Te Ching o Tao Te King (Dao De Jing, en pinyin). Lao Tzu, se supone que vivió mientras el siglo VI a. C. y, por ende, tradicionalmente se fecha en ese siglo la redacción del Tao Te Ching, aunque se conjetura que es una recopilación hecha por varias personas.

La esencia de la filosofía taoísta se encuentra en el Dao De Jing (El Clásico de la Vía y su Poder, o del Camino y su Virtud, entendiendo ésta como “naturaleza propia”). Los temas del taoísmo como religión se fundieron en el siglo III a. C., pero no se convirtieron en un movimiento religioso organizado hasta el siglo II ddC.

El objetivo fundamental de los taoístas es alcanzar la inmortalidad, si bien, a veces no se entiende ésta literalmente, más bien como longevidad en plenitud. De la misma manera, se decía que las personas que vivían en armonía con la naturaleza eran inmortales. Lao Tzu fue deificado como dios taoísta -un “inmortal”-, encabezando un enorme panteón de héroes folclóricos, generales famosos y sabios, todos los cuales alcanzaron la inmortalidad. No obstante, la antigua forma del Taoísmo era la de una corriente filosófica y no una religión, por lo que los antiguos pensadores interpretaban por “inmortalidad” el hecho de “autosuperación” del propio ser en comunidad con el entorno, lo que implica buscar la superación y el progreso personal y colectivo, en base a la mutación constante que enseña el Tao.

Después, el taoísmo se mezcló con elementos del confucianismo, budismo y la religión folclórica. La forma concreta de religión taoísta que fue llevada a Taiwán hace unos 300 años es típica de esta tradición. La característica más distintiva de la práctica actual es la adoración de los antepasados de uno, junto con las deidades taoístas, lo que muestra el claro elemento tradicionalista del confucianismo y el culto religioso de las opinancias míticas de Asia, las cuales ambas no eran válidas para los antiguos pensadores taoístas como Chuang Tsé.
SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  –  – 
AUTOR: Cristhian
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 12353 visitas recibidas.

Atribuido a los filósofos chinos Lao-tsé y Zuang-zi, el taoísmo es la forma específica china de un camino de liberación.

En ciertos aspectos se parece al budismo y esa es la razón de que se utilizaran términos taoístas en la traducción de textos budistas del sánscrito al chino.

No obstante, se aparta más aún que el budismo de los conceptos occidentales de una religión; debe su origen a filósofos adscritos a una corriente surgida del fácil de seguir escepticismo filosófico chino, que estudia la utilidad de la discriminación intelectual y lingüística, y tiene poco que ver con los dioses, los espíritus o los cultos.

Como el vedanta y el yoga, el taoísmo fue adoptado en general por personas mayores que habían desempeñado su papel en sociedad según los esquemas básicos de convención proporcionados por el confucianismo en China. En común con el budismo Mahayana, el taoísmo permite el regreso del sabio liberado a los asuntos materiales. Su texto principal, el Tao Tê -King o Daodejing, atribuido a Lao-tsé, fue escrito como un manual de consejos para los gobernantes. SEGUIR LEYENDO ….

  • Post2PDF
ETIQUETAS: –  –  – 
AUTOR: Juan Díez
ESTADISTICAS DE LA ENTRADA: 41824 visitas recibidas.

8 febrero, 2011 Posted by | RELIGIONES | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario