cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Los jóvenes necesitan dos veces su salario para alcanzar el nivel de vida de sus padres

Los jóvenes trabajadores necesitarían ganar dos veces lo que ganan para lograr el estilo de vida que sus padres tenían a su edad, según han revelado los investigadores.
Kaos. Estado español | Prensa | Hoy a las 16:36
www.kaosenlared.net/noticia/jovenes-necesitan-dos-veces-salario-para-alcanzar-nivel-vida-padres


Los jóvenes trabajadores necesitarían ganar dos veces lo que ganan para lograr el estilo de vida que sus padres tenían a su edad, según han revelado los investigadores.

El aumento de sueldo haría más fácil la posibilidad de casarse, comprar una casa y tener hijos, opciones que eran más fáciles de alcanzar para las generaciones siguientes, según un estudio del banco Firs Direct publicado por el diario británico  Dailymail.

El informe explica que la media de los jóvenes en torno a los 25 años gana en torno a 25.000 euros, pero requerirían unos 48.000 para alcanzar el nivel de sus padres.

Según First Direct, el banco que encargó el estudio realizado en Gran Bretaña, este déficit financiero está obligando a los jóvenes a retrasar las etapas clave de su vida. “Tres de cada diez padres se casaron y eran propietarios a la edad de 25 años.

La preocupación por el dinero significa que la media de los jóvenes británicos no espera lograr estos hitos hasta mediados los 30”, indica el informe.

Tres de cada cuatro de los 3.000 encuestados para el estudio están de acuerdo en que “los jóvenes de hoy son los más presionados financieramente de la historia”. Uno de cada cinco ha pospuesto o siente que debe posponer los planes de boda. Y uno de cada cuatro está retrasando tener hijos.

Cerca de un tercio están incluso considerando no tener hijos “porque no pueden permitírselo”, según el informe del First Direct, que lo llama ‘La brecha generacional’.

Uno de los mayores problemas para los veinteañeros es el enorme coste de comprar una casa. Una pareja casada en 1985 podría comprar una casa por una media de 41.850 euros, y cuatro veces el salario medio.

Un hijo nacido de esa pareja dos años más tarde tendría ahora 24 años y necesitaría 194906 euros por una casa similar, ocho veces el salario medio.

Las consecuencias son peores para una mujer si los problemas le obligan a retrasar tener niños hasta los treinta y pico o cuarenta.

El estudio señala que los padres, ahora en unos 45 años, podrían haberse casado a los 26, tener un hijo alrededor de esa edad y haber comprado su primera casa a los 27.

Según el ministro de vivienda británico, la edad media de un comprador de una primera casa es 37 años para aquellos que no tienen ayuda financiera de sus padres.

20 febrero, 2011 Posted by | ECONOMIA, ECONOMIA, NOTICIAS | , , , , | Deja un comentario

La generación postislamista

JOSEP BORRELL FONTELLES

La relación entre Europa y el mundo musulmán es uno de los principales temas de estudio del Instituto Universitario Europeo de Florencia, que tengo el honor de presidir.

El pasado jueves 10 de febrero enlazamos vía internet con la plaza Tahrir en El Cairo.

Así pudimos contrastar en vivo los puntos de vista de profesores y estudiantes egipcios con los de los europeos.

En esos momentos se esperaba que Mubarak hiciese público su abandono del poder.

Obama lo había anticipado ya, pero todos los dirigentes europeos, entre ellos Zapatero y Barroso, seguían nadando y guardando la ropa, haciendo votos por la democratización y las reformas, pero sin pedir en ningún momento que se fuera el viejo faraón.
Una de las cuestiones de nuestros interlocutores de la plaza Tahrir era precisamente esta.

¿Por qué Europa ha seguido siendo tan condescendiente con Mubarak hasta el final, sin atreverse a decir alto y fuerte que la única salida pacífica, aun llena de interrogantes, era su marcha?

El desencanto fue enorme cuando la noticia que llegó no fue que se iba, sino que se limitaba a ceder algunos poderes a su vicepresidente.

Pero al acabar el videodebate, la impresión era que el Ejército, de acuerdo con EEUU, acabaría con el intento de Mubarak de seguir contra viento y marea, como así fue.
Al Ejército le corresponderá ahora mantener el orden y pilotar la evolución hacia otro sistema.

En Egipto, todavía más que en Túnez, sólo el Ejército puede cumplir esa función, aunque haya grandísimas diferencias entre ambos casos.

Durante años los europeos hemos jugado al hipócrita discurso de pedir democracia a nuestros vecinos mediterráneos cuando lo único que realmente nos interesaba era que mantuviesen la estabilidad y nos preservaran del tan temido peligro islamista.

Aunque fuese al precio de establecer dictaduras brutales y cleptomaniacas.
Ben Alí y Mubarak se han mantenido gracias al apoyo de los europeos porque los considerábamos, como a tantas dictaduras árabes, un dique de contención del islamismo.

Pero si el partido de Ben Alí era miembro de ¡la Internacional Socialista!

El que nos hayamos apresurado a expulsarlo al día siguiente de su huida no hace sino añadir el ridículo al oprobio.
Ahora la situación se compara con lo ocurrido en 1979 o 1989.

Es decir, con la revolución que desalojó del poder al sha de Irán o con el hundimiento del sistema dictatorial que mantenía a los países del Este de Europa bajo el imperio soviético. Las dudas y los interrogantes que se abren son enormes, pero creo que ninguna de esas dos referencias históricas es válida.

Este no es el 1989 del Norte de África. No hay un muro que derribar ni un imperio del que esas sociedades puedan liberarse.

El problema son ellas mismas. Cada caso es bien particular y dudo mucho de que el efecto dominó afecte a Libia, a Siria o a Arabia Saudí. Y ni siquiera a Marruecos, aunque este país es el eslabón más débil en términos socioeconómicos y debería ser nuestra primera preocupación.
El modelo de la revolución islamista de hace 30 años tampoco tiene valor explicativo. El riesgo no es reproducir en El Cairo lo que ocurrió en Teherán, con la pérdida de poder e influencia que ello representó para EEUU.

Pero todos los dictadores musulmanes han sobrevivido haciéndonos sentir este temor.

Y les hemos comprado la póliza de seguro que nos ofrecían.

Cuando Bush dijo aquello de conmigo o con los terroristas, Sarkozy lo tradujo en Túnez diciendo que la elección era entre un dictador amigo o un régimen talibán cerca de casa.

Pero, para nuestra sorpresa, la gran novedad es que cuando se analiza quiénes son los protagonistas de las sublevaciones de Túnez y Egipto está claro que estamos frente a una nueva generación, la generación postislamista.
Nuestros interlocutores de la plaza Tahrir no se reclaman del islam como sus padres en los ochenta, son pragmáticos y quieren cosas concretas, acabar con la corrupción, disfrutar de la libertad y del progreso.

No son seculares en el sentido europeo del término, pero trabajan en un espacio secularizado por el desarrollo del individualismo y de los medios de comunicación social.

La historia está por escribir, pero desde la caída del Muro de Berlín en 1989, la democracia había progresado un poco bastante en todas partes menos en el mundo árabe.

Y, de repente, ante la sorpresa de las cancillerías europeas, la juventud musulmana expulsa a pedradas a sus dictadores corrompidos y brutales sin que los islamistas hayan jugado ningún papel clave.

Como dice el profesor O. Roy, titular de nuestra Cátedra de Relaciones Trasmediterráneas, a los islamistas no se les ha visto ni se les espera en Egipto ni en Túnez.

Más bien están en Pakistán y en los barrios pobres de Europa.

La ocasión es buena para reconocer que la diplomacia europea había puesto en sordina la defensa de los derechos humanos que decimos practicar y defender, en nombre del “realismo”, los intereses económicos, la estabilidad estratégica y un cierto relativismo político-cultural.
Nuestros amigos de la plaza Tahrir nos dicen que hay que llamar dictador a un dictador, con tanta más fuerza cuanto más claramente lo sea.

Por eso me deja tan desconcertado que el mismo día que Mubarak se va, sin que los europeos se lo hayamos pedido, José Bono, presidente de nuestro Parlamento, tenga a bien ir a Guinea a saludar a uno de los dictadores más corruptos y crueles de África para asegurarle que “hay más cosas que nos unen que las que nos separan”.
¿De verdad?

Sería una tremenda tristeza…

Lo que nos une a Obiang, aparte de un ya irrelevante pasado colonial, es sólo la esperanza de compartir su pastel petrolero.

Y si eso es más importante que el foso político que nos separa de ese deleznable régimen político, es que realmente no hemos aprendido nada.

Josep Borrell Fontelles es presidente del Instituto Europeo de Florencia

Ilustración de Javier Olivares

15 febrero, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, 1.-ISLAM, revueltas islam | , , , , | Deja un comentario

Hoy como ayer: El fascismo camina impunemente y el antifascismo se procesa judicialmente

postheadericon postdateiconLunes, 07 de Febrero de 2011 23:41 |

postauthoriconEscrito por C. Antifascista | PDFImprimirE-mail |

Artículos – Contra-Info

AntifascismoDurante la década de los sesenta, la España franquista fue refugio de pistoleros y voceros del neofascismo internacional.

Criminales perseguidos por diversos motivos, incluyendo asesinatos y actos de terrorismo en sus respectivos países, fueron acogidos con los brazos abiertos por la dictadura y los apadrinó como hijos predilectos, contando con la total y absoluta simpatía de la oligarquía del régimen y las altas instancias del Ejército.

De esa forma, el Estado español se configuraba como uno de los principales puntos de lanzamiento en la Europa occidental desde los cuales pistoleros argentinos, terroristas italianos etc., perpetraban sus ataques con total impunidad a cambio de la realización de otras operaciones terroristas contra objetivos marcados por el propio Estado español contra militantes de organizaciones progresistas contrarias a la dictadura, como los sucesos ocurridos en Montejurra o en Madrid, con el asesinato de varios abogados laboralistas.

Hoy, esa misma situación no parece haber cambiado mucho. En ese sentido, el Estado español parece seguir siendo el mismo estercolero que hace 40 años, al cual viene a parar toda la basura proveniente del resto de Europa a impartir su verborrea racista, jaleada por los hijos de los mismos asesinos del pasado y atraídos por el ‘’paraíso del fascismo’’ que parece representar el Estado español.
El 29 de Septiembre, organizada por el partido xenófobo y ultraderechista Democracia Nacional y la Librería Europa, estaba prevista una conferencia titulada ‘’Historia y represión’’, impartida por el ex-presidente nacional del Partido Nacional-Demócrata de Alemania (NPD) durante cinco años, Günter Deckert.
Este siniestro personaje, además de contar con una dilatada trayectoria en la fascismo alemán, destaca por ser uno de los principales autores que realizan una labor de negación del genocidio llevado a cabo por el gobierno nacional-socialista de Adolf Hitler, lo cual en su país natal le ha valido para resultar culpable de delitos tales como sedición, incitación al odio racial y difamación a las victimas del holocausto, habiendo sido sentenciado e ingresado en prisión en varias ocasiones por dichos cargos, incluyendo un periodo de cinco años que comprende desde 1995 a 2000.
Mientras que en otros territorios del Estado este tipo de conferencias son previamente grabadas para una posterior investigación policial, en Madrid no hubo ningún tipo de vigilancia previa por parte de la Delegación de Gobierno ante este tipo de eventos en los cuales se realiza apología del racismo y del genocidio nazi.
Deckert es también conocido por haber traducido del inglés al alemán el informe Leuchter, en el cual se trata de negar la utilización de cámaras de gas como medio de exterminio utilizado por el gobierno nazi y reducir el número de víctimas del nazismo.
Este escrito fue originariamente encargado por el también alemán Ernst Zündel, condenado también en varias ocasiones por incitación al odio racial y por aprobar, negar y minimizar el genocidio nacional-socialista.
Ante esta infame situación y decididos a no ser meros testigos de la impunidad con la que acuden al Estado español estos individuos, un grupo de militantes antifascistas acudieron al hotel donde se celebraría la conferencia, con la determinación de hacer lo que estuviera en su mano por impedir la realización de la misma.
Fueron once los militantes antifascistas detenidos en consecuencia de esta acción, los cuales serán juzgados el próximo viernes 18 de Febrero a las 9:30 de la mañana en el Juzgado de lo Penal de la calle Julián Camarillo, número 11.
Este episodio represivo es uno de los tantos que cuentan a Soledad Mestre, anterior delegada del gobierno en Madrid, como principal ejecutora, que con especial saña acometió en innumerables ocasiones contra el movimiento antifascista organizado.
En los tres años durante los cuales Mestre desarrolló  su labor, fueron 381 los años de cárcel pedidos en diferentes procesos judiciales para diversos militantes del movimiento antifascista, así como cientos de miles de euros impuestos a través de otro tipo de sanciones y multas.
Finalmente, debido a su pésima labor se vio obligada a dimitir, lo cual ilustra con total claridad lo injusto de las detenciones ocurridas durante esos tres años.
¡¡ABSOLUCIÓN ANTIFASCISTAS REPRIMID@S POR SOLEDAD MESTRE Y EL PSOE!!

SER ANTIFASCISTA NO ES UN DELITO

No pasarán

8 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, POLITICA | , , , | Deja un comentario

La doble diplomacia de Occidente

La UE y EEUU, que defienden los derechos humanos,

respaldan dictaduras en el mundo árabe por interés económico

GUILLAUME FOURMONT MADRID 06/02/2011 00:00

Varios líderes árabes, entre ellos los de Siria, Arabia Saudí y Túnez, posan para una foto de familia en la cumbre de la Liga Árabe de Doha, en 2009.

Varios líderes árabes, entre ellos los de Siria, Arabia Saudí y Túnez, posan para una foto de familia en la cumbre de la Liga Árabe de Doha, en 2009.

Michèle Alliot-Marie, la ministra de Asuntos Exteriores de Francia, es la encarnación de la diplomacia occidental en el mundo árabe: mientras la Constitución de su país como todas las de los países de la Unión Europea y de Estados Unidos consagra la democracia y los derechos humanos como valores universales, ella viaja en el jet privado de un amigo de Zin el Abidin Ben Alí y ofrece material antidisturbios a las fuerzas del dictador huido de Túnez.

Una actitud que recuerda a la de Franklin D. Roosevelt, quien, mientras los Aliados acosaban a Adolf Hitler en Berlín, se reunía con el rey Abdelaziz ibn Saud, otro dictador y cuyos hijos dirigen ahora con mano de hierro el primer productor mundial de petróleo, Arabia Saudí.

La defensa de la democracia y de los derechos humanos siempre ha tenido un límite: los intereses económicos y de seguridad de las grandes potencias occidentales. “Lo que ha ocurrido en Túnez ha dejado con el culo al aire a los países europeos”, sentencia Bernabé López García, catedrático de Historia del Islam Contemporáneo en la Universidad Autónoma de Madrid.

Porque el Túnez de Ben Alí se beneficiaba bajo la protección de Francia, la antigua potencia colonial de un acuerdo de asociación con la Unión Europea; es decir, el derecho a una ayuda de unos 90 millones de euros al año. En cambio, los grandes grupos europeos como Orange podían hacer comercio en total libertad en el país.

Washington dona 1.500 millones de dólares al año al Egipto de Hosni Mubarak

Marruecos, Argelia, Libia, Egipto, Jordania y Siria también firmaron acuerdos con la UE. Todas son dictaduras. En el caso de EEUU, su mejor aliado en Oriente Próximo después de Israel es el Egipto de Hosni Mubarak, que recibe de Washington unos 1.500 millones de dólares al año, 1.000 millones de los cuales son para las fuerzas armadas egipcias.

Desde 1991, Arabia Saudí compró por más de 30.000 millones en armamento estadounidense. Las revueltas en Túnez y en Egipto han puesto en aprieto a la diplomacia occidental.

Autor de El mundo árabe explicado a Europa (editorial Icaria), Bichara Khader explica: “Desde la constitución de los Estados árabes poscoloniales, los países occidentales utilizaron esos regímenes, primero contra la Unión Soviética, luego contra posibles levantamientos religiosos, como pasó en Irán en 1979”.

Esos régimenes debían ser sólidos frente a los enemigos del primer mundo: la inmigración y el islamismo. “La relación de Occidente con el Magreb parte de un status quo. Los países del Norte de África deben respetar un pliego: abrir sus mercados, no molestar su política exterior en la zona e impedir el auge del islamismo”, añade Hasni Abidi, director del Centro de Estudios e Investigación sobre el Mundo Árabe y el Mediterráneo de Ginebra.

Era precisamente todo lo que prometía Ben Alí a los europeos en Túnez; hasta el embajador de Francia en el país norteafricano no creía en la fuerza de las revueltas ni en la caída del tirano.

Una realpolitik’ errónea

Reunido el viernes para hablar de la economía de los países árabes, el Consejo Europeo habló de la situación en Egipto. Pero nada. No presionó a Mubarak y llamó al respeto de manifestaciones pacíficas.

En total contradicción con los tratados europeos, que basan la acción de la UE en el escenario internacional en “la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos”. ¿Mala fe? “Hay una incoherencia entre el discurso de Europa, en sus textos, y la práctica. Pero no se trata de mala fe, sino de una mala concepción de realpolitik“, responde Khader.

Mientras la Casa Blanca respaldó al pueblo tunecino, el dircurso estadounidense sobre la situación en Egipto fue menos contudente. Porque “el petróleo árabe, la seguridad de Israel, el Canal de Suez y el terrorismo internacional son factores importantes para la política estadounidense hacia su gran aliado en la zona”, responde el investigador argelino Aomar Baghzouz. Una visión que comparte Khader: “Egipto permite a EEUU proteger las relaciones con Israel y dejar que éste ocupe Líbano o Gaza sin que nadie haga nada”. “Washington sólo ha conseguido neutralizar Egipto”, concluye.

Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, el islam se ha convertido en el supuesto enemigo de las sociedades occidentales.

La Revolución Islámica en Irán en 1979 y la victoria anulada con el apoyo de Occidente de los islamistas en Argelia en 1992 habían dejado un mal recuerdo en las cancillerias occidentales.

“Es mejor respaldar a un dictador que animar procesos democráticos que supuestamente permitirían a los radicales alcanzar el poder. EEUU y los europeos dicen que promueven los valores democráticos en el mundo árabe, pero no quieren de las consecuencias de la democracia que amenazarían sus intereses económicos y geopolíticos”, explica Bagzouz.

El español Bermabé López García considera que el islamismo radical es un fantasma

Un error, según Bernabé López García, porque “el islamismo radical es un fantasma; el yihadismo existe, pero es muy marginal”.

Las agrupaciones islamistas de Túnez el partido Ennahda y Egipto los Hermanos Musulmanes “han tenido un perfil bajo en las revueltas y nunca sacaron los pies del plato”, continúa el catedrático.

“Es difícil saber si los Hermanos Musulmanes serán la principal fuerza política en Egipto porque, aunque sea una formación preparada, el fin de la era Mubarakno significa el fin del autoritarismo”, añade Hasni Abidi.

Mientras el diario argelino Le Quotidien d’Oran insiste en que “el Magreb no debe esperar nada de Europa”, los expertos consideran que la crisis actual en el mundo árabe es la oportunidad para la UE y EEUU de dar un giro diplomático.

Para Bichara Khader, hay que “acompañar la revolución tunecina para fortalecer la democracia, tratar de igual a igual con los países árabes”.

El novelista egipcio Alaa El Aswany escribió con cierta ironía el pasado fin de semana esta frase: “Francia nos dio el ejemplo con escritores como Camus y Sartre, comprometidos por la libertad”.

Y Egipto grita a Mubarak: “¡Váyase!”.

7 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , , , , | Deja un comentario