cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Los coptos egipcios acusan al Ejército de masacrarles mientras tolera a los salafistas

Los coptos egipcios acusan al Ejército de masacrarles mientras tolera a los salafistas

MARTES, 11 OCTUBRE 2011

Imagen tomada en la catedral de Abasiya (El Cairo) del funeral de una de las víctimas. / Mohamed Omar (Efe)

Distintos representantes de la comunidad copta han mostrado, tras los sangrientos sucesos del domingo en El Cairo, el mismo sentimiento de frustración ante los mandos militares que dirigen el actual proceso de transición.

No solo en este caso sino en muchos otros donde han surgido problemas con los grupos salafistas, el Ejército ha tomado una actitud beligerante a favor de los islamistas radicales.

Los representantes coptos, que también participaron en la revolución egipcia, han denunciado esta parcialidad en numerosas ocasiones, advirtiendo que tal actitud no solamente contradecía el espíritu del 25 de Enero sino que pone a Egipto al borde del enfrentamiento civil.

Al día siguiente de los graves enfrentamientos en los que murieron una treintena de personas y más de 300 resultaron heridas, Amer Musa, ex secretario general de la Liga Árabe y uno de los candidatos a la Presidencia mejor situados en las próximas elecciones, ha hecho suya esta advertencia:

“No se puede repetir lo ocurrido; no se trata de Maspero sino de todo Egipto”, dijo haciendo referencia a la zona donde se registraron los disturbios.

Fuentes informativas especializadas en las comunidades cristianas de Oriente Medio y Egipto, como la agencia internacional Aina, explicaban citando testigos presenciales que las fuerzas militares estaban ya dispuestas para intervenir cuando la manifestación copta se aproximó a las instalaciones de la televisión estatal.

De acuerdo con estos testimonios, sin previo aviso, los militares comenzaron a disparar y varios vehículos blindados avanzaron hacia una multitud, en esos momentos más de 100.000 personas, literalmente arrollando a numerosos manifestantes.

La marcha había sido organizada no solo en El Cairo sino en otras ciudades en protesta por la destrucción e incendio de una iglesia en la localidad de Elmarinad, cerca de Asuan.

Además de la iglesia fueron destruidos un almacén de material eléctrico, un supermercado y cuatro viviendas pertenecientes a familias coptas. De acuerdo con las denuncias de los coptos, la policía no hizo nada para impedirlo.

Pancarta en la plaza de Tahrir con la imagen de Bin Laden, primero por la derecha. / Free Copts

Incidentes como el de Elmarinad se han repetido en otros lugares, incluso después del derrocamiento de Hosni Mubarak, lo que ha provocado el desengaño de aquellos sectores de la Iglesia copta que participaron activamente en las protestas que acabaron con el anterior régimen.

Ihab Aziz, uno de los organizadores de la marcha del domingo, decía a la agencia Aina que ahora queda claro que los coptos son ciudadanos de segunda categoría. En la misma línea, se han expresado el conocido activista Michael Munir y Bothaina Kamel, primera mujer candidata a la Presidencia de Egipto.

Varios partidos egipcios, incluidos islamistas moderados como el Wassat, han condenado lo ocurrido y exigen a la junta militar que abra una investigación.

A estas críticas se han unido, por ejemplo, el propio Movimiento 25 de Enero, que aglutina a los jóvenes que iniciaron la revolución, el partido naserista Karama, el partido Egipto Libre de Amer Hamzawi y el Partido Social Demócrata, quien, además, ha acusado a la TV estatal de parcialidad en los enfrentamientos y ha exigido una depuración dentro de las fuerzas armadas ante las fundadas sospechas de que algunas unidades simpatizan con los fundamentalistas.

Tampoco es la primera vez que aflora el desacuerdo de las fuerzas implicadas en la transición política y los sectores salafistas que, tras brillar por su ausencia durante las jornadas revolucionarias, ahora intentan hacerse dueños de la calle e imponer su ley, como está ocurriendo con los proyectos de reforma o construcción de nuevas iglesias.

El más significativo de estos encuentros ocurrió el pasado 29 de julio, día en que todas las fuerzas políticas se dieron cita de nuevo en la plaza de Tahrir para reavivar el espíritu de la revolución y exigir a los militares que aceleraran las reformas.

Siguiendo aquel espíritu, la práctica totalidad de los partidos y coaliciones presentes aprobaron un programa para la jornada, que fue bautizado como el “Viernes de la Unidad Popular”.

Sin embargo, los grupos salafistas, apoyados por algunos sectores de los Hermanos Musulmanes, se negaron a suscribir el acuerdo, comenzando a lanzar consignas contra las fuerzas laicas y liberales.

Según informa por su parte la página web Free Copts, una de las consignas más escuchadas fue “Obama, Obama… todos somos Osama”, en referencia al ya desaparecido líder de Al Qaeda, cuya efigie se podía ver en una pancarta situada en lugar prominente.

Según estos testimonios, el acto conmemorativo dejó de estar controlado por las fuerzas convocantes, que terminaron por retirarse de la emblemática plaza y cuna de la revolución.

http://www.cuartopoder.es/terramedia/los-coptos-egipcios-acusan-al-ejercito-de-masacrarles-mientras-tolera-a-los-salafistas/2093

12 octubre, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO | , , , | Deja un comentario

Un avión del Ejército libio bombardea un depósito de armas en Edjibiya, ciudad bajo control rebelde

Un avión del Ejército libio bombardea un depósito de armas en Edjibiya, ciudad bajo control rebelde

Un avión de las fuerzas aéreas libias fieles a Muamar el Gadafi bombardeó hoy un depósito de armas cerca del cuartel de Hania, en la región de Edjibiya, a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi, la segunda ciudad del país bajo control de los rebeldes, según informó un corresponsal de la cadena catarí Al Yazira.

En el este del país ya ondea la bandera tricolor

EN EL ESTE DEL PAÍS YA ONDEA LA BANDERA TRICOLOR

28 Febrero 11 – Argel – Efe

Edjibiya es una ciudad costera entre Bengasi y Sirte, la ciudad natal de Gadafi todavía en poder de las fuerzas leales a éste, aunque se encuentra más cerca de la segunda urbe libia que de la localidad donde nació el líder libio, adonde el domingo fueron enviadas más tropas y milicias para su defensa.

La capital de la región de Edjibiya dista algo más de mil kilómetros de Trípoli hacia el este y marca el límite hasta el momento de la zona oriental que controlan los rebeldes levantados en armas contra el régimen.

Estos últimos han afirmado que la zona comprendida entre Edjibiya y la frontera con Egipto se encuentra totalmente en su poder. En esa zona fue donde se estrelló el 23 de febrero un avión militar libio Sukhoi 22 de las fuerzas fieles a Gadafi después de que su piloto y copiloto se lanzasen en paracaídas tras rechazar ejecutar las órdenes de bombardear Bengasi.

En la región de Edjibiya se encuentra un cuartel de la aviación militar libia, cuyos oficiales y soldados anunciaron hace unos días que se sumaban a los rebeldes.

Por otra parte, la cadena emiratí Al Arabiya anunció hoy que Gadafi ha decidido apartar del poder a Abdalá Senusi, que comandaba hasta ahora sus fuerzas leales y era el número dos de los servicios secretos exteriores libios. El coronel Senusi es cuñado de Gadafi, está casado con su hermana Safia, y fue condenado en rebeldía a perpetuidad por su implicación en el derribo de un avión de Pan Am sobre la localidad escocesa de Lockerbie.

28 febrero, 2011 Posted by | libia | , , , , | Deja un comentario

Egipto.- El Ejército se compromete a redactar una nueva Constitución en diez días y a convocar referéndum en dos meses

SEGÚN DOS CIBERACTIVISTAS QUE SE REUNIERON AYER CON EL CONSEJO SUPREMO

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) –

El Consejo Supremo del Ejército se ha comprometido a redactar una nueva Constitución en un plazo de diez días y a convocar un referéndum dentro de dos meses, según informaron este lunes dos de los principales ciberactivistas de las movilizaciones de Egipto, Wael Ghonim y Amr Salama.

Ghonim, ejecutivo de Google, y Salama, autor del blog del mismo nombre, se reunieron ayer domingo con el Consejo Supremo para hablar sobre las reformas políticas del país, según informaron este lunes las cadenas de televisión Al Yazira y Al Arabiya.

“Nos hemos reunido con el Ejército para conocer sus puntos de vista y transmitirle los nuestros”, declararon ambos a través de una página de Internet implicada en las movilizaciones.

El Consejo Supremo, aseguraron, se ha comprometido a redactar la nueva Constitución en un plazo de diez días y a convocar un referéndum dentro de dos meses, en atención a las demandas de los manifestantes que han conseguido forzar la dimisión del presidente Hosni Mubarak.

Los militares suspendieron ayer domingo la Constitución y el Parlamento y han anunciado que el Consejo Supremo llevará las riendas del poder “durante un periodo temporal de seis meses o hasta que concluyan las elecciones para las Cámaras Alta y Baja del Parlamento y a la Presidencia”.

Hosni Mubarak dimitió de la Presidencia (que desempeñaba desde 1981) el pasado viernes, después de 18 días de movilizaciones en su contra en El Cairo y en el resto del país, y ese mismo día transmitió el poder al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas

14 febrero, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, 1.-ISLAM | , , , , , , , | Deja un comentario

Egipto. El ejército dealoja plaza Tahrir. Pero no se ven cambios

El ejército egipcio mantiene el estado de emergencia y no libera a los presos políticos

El Consejo Supremo Militar incumple dos de las principales demandas de los manifestantes.

Los soldados inician el desalojo de la plaza Tahrir en El Cairo y amenazan con detenciones

¿Quién gobierna ahora Egipto? La respuesta es clara y firme: el ejército. Las Fuerzas Armadas se han comprometido a no transmitir el poder a la sociedad civil ni a los partidos políticos para asegurar la transición democrática hasta dentro de seis meses cuando se celebren elecciones y se conforme el nuevo Parlamento en la nueva era post Mubarak.

El ejército puso ayer de manifiesto que ha tomado el control y que asume la transición democrática en Egipto hasta que se celebren elecciones presidenciales dentro de seis meses.

El nuevo hombre fuerte del país, el mariscal Mohamed Tantaui -ministro de Defensa y jefe del Consejo Supremo Militar– ha ordenado con el apoyo del primer ministro Ahmed Shafiq disolver el Parlamento, suspender la Constitución y garantizar la convocatoria de elecciones a finales de agosto de este año con el objetivo de hacer un guiño comprometido con la instauración democrática y también para calmar a los millones de egipcios que consiguieron derrocar al ex presidente Hosni Mubarak tras 18 días de revuelta social.

El objetivo, según los militares, es asegurar que la vida continúe y que no se instale el caos antes de que los ciudadanos egipcios elijan quien les representa y quién tomará las medidas para atajar la corrupción instalada desde hace 30 años, mejorar las condiciones de trabajo y dar un presente mejor para los jóvenes y las personas más desprotegidas.

Sin embargo, dos de las principales exigencias que los manifestantes reclamaron en los días de la revuelta no han sido tomadas en cuenta, de momento, por la cúpula militar y por el mariscal Tantaui que ahora ha tomado las riendas del país: la abolición del estado de emergencia que entró en vigor bajo orden de Mubarak en 1981 y el compromiso de liberar a los disidentes políticos detenidos por la policía y el ejército durante la revuelta.

El hecho de que todavía esté en vigor el estado de emergencia significa que las fuerzas del orden público, tanto policía como ejército, todavía pueden si lo consideran realizar detenciones arbitrarias en base a sospechas y retener a los detenidos el tiempo que consideren necesario privándoles de libertad.

Miles de jóvenes y opositores que se manifestaron en la plaza de Tahrir en El Cairo reclamaron, además de esta abolición, que se produjeran tras la retirada de Mubarak la liberación de los centenares de opositores y disidentes políticos que se habían manifestado en las calles después del régimen.

Se produce el desalojo de la Plaza Tahrir

El Ejército de Egipto pidió a primera hora de esta mañana a las decenas de manifestantes que aún se encuentran en la plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de la revuelta social en los últimos veinte días que ha llegado a reunir más de un millón de personas y que ha provocado la caída del ex presidente Hosni Mubarak, que abandonen el lugar y amenazó con detener a quienes no cumplan la orden, informó hoy la televisión pública egipcia.

Todavía quedan decenas de manifestantes de la oposición en ese punto del centro de El Cairo, informa EFE.

Según la televisión, representantes del Ejército se han presentado en la plaza Tahrir para pedir que el lugar sea desalojado, dándoles de plazo a los manifestantes una hora para hacerlo, so pena de ser arrestados quienes queden allí.

Aunque los dirigentes de la oposición se han mostrado satisfechos por las decisiones adoptadas en las últimas horas por la junta militar que heredó el poder de Mubarak, aún existen demandas que para los manifestantes de la plaza Tahrir no han sido satisfechas.

Entre ellas se encuentra el compromiso del Ejército con la puesta en libertad de los militantes de la oposición detenidos en los últimos días y la anulación de la Ley de Emergencia, que está vigente desde 1981.

El Consejo Supremo Militar incumple dos de las principales demandas de los manifestantes. Los soldados amenazan con detenciones si no se desaloja la plaza Tahrir.

El ejército sigue sin tomar una decisión sobre estas liberaciones y ayer domingo no lo incluyó en el comunicado que emitió sobre sus compromisos con la transición democrática.

Disolución de las Cámaras del país a la espera de elecciones

Las Fuerzas Armadas egipcias disolvieron las dos cámaras del Parlamento, derogaron la Constitución y anunciaron la celebración de elecciones en seis meses. Mientras, gran parte de los manifestantes desalojaron la plaza de Tahrir, en la que acampaban desde hace dos semanas.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, a quien el ex presidente Hosni Mubarak dejó el poder tras dimitir el viernes, señaló que se constituirá un nuevo consejo para reformar la Constitución, aunque no ofreció detalles sobre quién lo nombrará. La Carta Magna vigente hasta ahora databa de 1971 y fue reformada en cuatro ocasiones, la última en 2007.

Las Fuerzas Armadas señalaron que continuarán supervisando el gobierno en el país hasta las elecciones.

Intervención del primer ministro

En su primera rueda de prensa tras la dimisión de Mubarak, el primer ministro egipcio, Ahmed Shafik, apuntó que el mantenimiento de la seguridad es la tarea más importante a realizar en el país y señaló que no tiene prisa en ocupar los puestos ministeriales vacantes, ha informado la agencia de noticias DPA.

“No queremos dar a esta cuestión más importancia de la que merece, y no nombraremos a más ministros a menos que no haya una confianza plena en su nominación”, dijo Shafik. Su gobierno quiere restablecer la normalidad en todos los aspectos de la vida cotidiana, “desde en una taza de té hasta en el tratamiento médico”, señaló.

Sólo después de lograrlo, el gobierno, que se reunirá hoy por primera vez tras la marcha de Mubarak, se dedicará a otros objetivos de medio y largo plazo.

Además, Shafik señaló que otra prioridad será bajar los precios de los alimentos, ya que millones de egipcios dependen de subsidios del gobierno para sobrevivir. Las Fuerzas Armadas dejaron en funciones al gobierno nombrado el mes pasado, con la excepción del ministro de Información, Anas al Fiki, que está bajo arresto domiciliario.

Los comentarios de Shafik llegaron mientras unas 2.000 personas  continuaban manifestándose en la plaza Tahrir de El Cairo pidiendo la  destitución del gabinete por acusaciones de corrupción y falta de  responsabilidad.

Sin embargo, la mayor parte de los manifestantes desalojaron la plaza de Tahrir, donde tan sólo quedaban dos tiendas de campañas por desmantelar y hoy se restableción el tráfico rodado. Según relataron testigos, cuando policías y soldados desarmados trataban de echar a la gente de la plaza para facilitar el tránsito de los vehículos, se produjeron disputas verbales y empujones.

“Todavía no se han cumplido todas las exigencias, pero sí la más importante”, explicó a dpa uno de los manifestantes, Mussab Sharur.  “Ahora el pueblo conoce el juego. Puede movilizarse en cualquier momento”, agregó. La oposición quiere reunirse de nuevo en la plaza para festejar el próximo viernes.

Las imágenes Mubarak comenzaron a retirarse además oficialmente de
las oficinas del gobierno y de las calles de El Cairo. Grandes imágenes del ex presidente fueron retiradas también de la Academia Militar en el barrio del gobierno caitora, Heliópolis.

Por otro lado, cientos de policías protestaron en El Cairo, en demanda de mejores salarios y para desmentir al mismo tiempo las acusaciones de que ese colectivo tortura a la población. La manifestación tuvo lugar frente al edificio del Ministerio de Interior, cerca de la plaza de Tahrir.

Protestas de los empleados de banca

También se manifestaron hoy los trabajadores de los bancos estatales, que protestaron contra la supuesta corrupción y abusos de los directivos de las instituciones. El Banco Central Egipto ordenó a los bancos de todo el país permanecer cerrados mientras continúe la huelga de los empleados.

La decisión fue anunciada horas después de que el primer ministro calificara de sólida situación económica en el país. Los bancos seguirán también cerrados el martes debido a la fiesta nacional Mavled al Nabi, que conmemora el nacimiento del profeta Mahoma.

La Bolsa de Egipto, por su parte, abrirá el miércoles. Los mercados han permanecido cerrados desde el 30 de enero, después de que el índice EGX 30 cayera un 17 por ciento la última semana de cotización. En sólo dos días, 12 billones de dólares fueron retirados del mercado de divisas, según las estimaciones.

Comunicado del Consejo Supremo Militar

En su quinto comunicado

anuncia la suspensión de la Carta Magna para su reforma,

ha disuelto las dos cámaras del parlamento y se ha comprometido

a transferir el poder a manos civiles en seis meses

Internacional | 14/02/2011 – 09:15h

Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas Proclamación constitucional:

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, consciente de este momento crítico en la historia de la nación; en cumplimiento de su responsabilidad histórica y constitucional para proteger el país y preservar la seguridad de su territorio, y aspirando a cumplir con su deber de administrar los asuntos del país.

El Consejo está completamente enterado de que el auténtico desafío que afronta nuestro querido país Egipto es liberar los poderes creativos de cada integrante de nuestro gran pueblo proveyendo libertad y facilitando los procesos democráticos con enmiendas constitucionales y legislativas, las cuales cumplirán las legítimas demandas expresadas por el pueblo recientemente y llevarán a horizontes aún más amplios que estén a la altura de Egipto, cuyo pueblo construyó la primera civilización de la historia humana.

EL Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas cree que la libertad humana, el mandato de la ley, el apoyo al valor de la igualdad, la pluralidad democrática, la justicia social y la erradicación de la corrupción son las bases de la legitimidad de cualquier sistema de gobierno que conduzca al país en el periodo venidero.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas cree igualmente que la dignidad de la nación es merecidamente el reflejo de la dignidad de cada uno de sus integrantes, y que los ciudadanos libres, orgullosos de su humanidad, son la piedra angular de la fortaleza de una nación; y a la luz de lo que se ha mencionado arriba y con base en ello, y también con la vista puesta en un nuevo despertar de nuestro pueblo; el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas ha decidido lo siguiente:

Primero. Se suspende la Constitución.

Segundo. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas administrará temporalmente los asuntos del país por un periodo de seis meses o hasta que se celebren elecciones presidenciales, a la Asamblea del Pueblo [cámara baja del Parlamento] y al Consejo de la Shura [cámara alta].

Tercero. El presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas será su representante interna y externamente.

Cuarto. Se disuelven la Asamblea del Pueblo y el Consejo de la Shura.

Quinto. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas expedirá leyes durante este periodo de transición.

Sexto. Se formará un comité para enmendar varios artículos de la Constitución, y se celebrará un referéndum popular.

Séptimo. El Gobierno del Dr. Ahmed Mohamed Shafiq continuará su labor hasta que se forme un nuevo Gobierno.

Octavo. Se celebrarán elecciones a la Asamblea del Pueblo, al Consejo de la Shura y a la Presidencia.

Noveno. El Estado está comprometido con la implementación de los tratados internacionales y alianzas de las que forma parte.

Dios es la fuente de éxito y respaldo,

Mariscal de campo Husein Tantaui. Comandante General de las Fuerzas Armadas. Presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.”

El Ejército egipcio pide el desalojo de la plaza Tahrir y amenaza con realizar detenciones

La plaza Tahrir tras las revueltas

El tráfico vuelve a circular en la plaza Tahrir, tras 18 días de revueltas sociales. (REUTERS)

Ampliar

  • Ha dado una hora de plazo a los manifestantes antes de proceder a las detenciones.
  • Todavía existen demandas no satisfechas como la anulación de la Ley de Emergencia y la puesta en libertad de los militantes de la oposición detenidos.
  • EFE. 14.02.2011 – 10.47h

El Ejército de Egipto ha pedido este lunes a los manifestantes que aún se encuentran en la plaza Tahrir que abandonen el lugar y amenazó con detener a quienes no cumplan la orden, aunque finalmente no realizaron ninguna detención y únicamente se produjeron algunas discusiones entre manifestantes, policías y militares sobre la conveniencia de desalojar el lugar.

Todavía quedan decenas de manifestantes de la oposición en ese punto del centro de El Cairo, epicentro de las protestas públicas que condujeron el pasado viernes a la renuncia del presidente Hosni Mubarak, quien se mantuvo en el poder por casi 30 años.

Pese a la renuncia de Mubarak, todavía quedan manifestantes en la plaza TahrirSegún la televisión, representantes del Ejército se han presentado en la plaza Tahrir para pedir que el lugar sea desalojado, dándoles de plazo a los manifestantes una hora para hacerlo, so pena de ser arrestados quienes queden allí. No obstante, una vez cumplido el plazo, no se han visto señales de ningún tipo de acción militar o policial.

El grupo más grande se encuentra frente a un complejo de ministerios, pero se trata de centenares de funcionarios que participaban este lunes en una concentración en una explanada de la plaza Tahrir para exigir subidas salariales.

En la plaza Tahrir ya no existen las tiendas de campaña de los manifestantes y el tráfico por la zona, una de las más congestionadas de esta capital, era el normal de un día laborable.

Los tanques del Ejército, que desde fines de enero estaban cruzados en los accesos a la plaza, están situados ahora al lado de las calzadas para no interferir el tráfico.

Satisfechos, pero no del todo

Aunque los dirigentes de la oposición se han mostrado satisfechos por las decisiones adoptadas en las últimas horas por la junta militar que heredó el poder de Mubarak, aún existen demandas que para los manifestantes de la plaza Tahrir no han sido satisfechas.

Entre ellas se encuentra el compromiso del Ejército con la puesta en libertad de los militantes de la oposición detenidos en los últimos días y la anulación de la Ley de Emergencia, que está vigente desde 1981.

14 febrero, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO, 1.-ISLAM | , , , | Deja un comentario

El Gobierno argelino sitia la capital

  • Teme que las revoluciones tunecina y egipcia se contagien a su país.
  • Alrededor de 30.000 policías mantienen e las calles en orden.

12/02/2011 – laSexta|Noticias

El Gobierno argelino sitia la capital

  • Teme que las revoluciones tunecina y egipcia se contagien a su país.
  • Alrededor de 30.000 policías mantienen e las calles en orden.

Abdelaziz Buteflika no quiere seguir los pasos de Mubarak y Ben Ali, así que ha decidido sacar a la calle a decenas de miles policías para que controlen las protestas convocadas en Argel.

Cerca de 30.000 policías y centenares de furgones y tanquetas se han desplegado en la capital argelina para tratar de controlar y minimizar los riesgos que la manifestación convocada por la Coordinadora Nacional para el Cambio y la Democracia (CNCD), en demanda de cambios en el régimen argelino, y que ha sidodesautorizada por el Gobierno, según informó el diario local ‘El Watan’.

El diario, próximo a la oposición, asegura que la capital se encuentra en “estado de sitio” y describe la situación como “unverdadero despliegue de terror”.

La manifestación arrancará a partir de las 11:00 de la mañana en el centro de la capital, concretamente desde la plaza del Primero de Mayo , y tiene previsto un recorrido de dos kilómetros de distancia, que les llevará hasta la plaza de los Mártires.

Así, Argel ha amanecido tomada por miles de miembros de loscuerpos de seguridad del Estado, que controlan todos loslugares estratégicos del centro de la capital y la zona por la transcurrirá la protesta.

Además, los edificios oficiales del centro de la ciudad han sido blindados por camiones con lanzadoras de agua a presión, tanquetas y agentes con kalachnikovs en la mano, mientras centenares de coches de policía y varios helicópteros patrullan sin cesar por las desiertas calles de la ciudad.

Algunos medios de comunicación del país aseguran que la policía tiene prohibida la utilización de fuego real durante la protesta, aunque han recibido instrucciones precisas para evitar cualquier disturbio que pudiera producirse.

Además del dispositivo policial, se han reforzado los efectivos de la Gendarmería Nacional, encargados de controlar las principales vías de acceso a la capital donde, según otros medios, los controles impiden ya el acceso a determinadas personas y vehículos a la ciudad.

Estas protestas han cobrado especial relevancia tras la caída del presidente egipcio, Hosni Mubarak, por lo que el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, en el poder desde 1999, ha preferido curarse en salud e intentar mantener la situación bajo control.

12 febrero, 2011 Posted by | ARGELIA | , , , , | Deja un comentario

Militares con el corazón partido

REPORTAJE: Ola de cambio en el mundo árabe – El papel del ejército

Militares con el corazón partido

Las Fuerzas Armadas se dividen entre la lealtad al pueblo y al aliado norteamericano y la obediencia al régimen

ANDREA RIZZI – Madrid – 04/02/2011

Si las Fuerzas Armadas tomaran claramente partido, la tremenda pugna en Egipto entre aspiración a la libertad del pueblo y desesperada resistencia del régimen se resolvería probablemente en cuestión de horas.

Sin embargo, los militares han asumido una actitud peligrosamente ambigua y poco decidida.

Una pasividad que, según algunos analistas, refleja dificultades en alcanzar una posición común sobre qué hacer, sobre qué intereses priorizar.

    Egipto

    Egipto A FONDO        Capital:  El Cairo.

    Gobierno: República.          Población:  81,713,52 (est. 2008)

Los analistas observan una gran brecha entre mandos y tropa

El estamento castrense mantiene fuertes intereses económicos

Las Fuerzas Armadas tienen que decidir entre defender el statu quo de un régimen del que han sido un pilar fundamental, dirigido por hombres formados en sus filas y que les ha ofrecido importantes privilegios, incluida la posibilidad de desarrollar lucrativas empresas en varios sectores; o apoyar las demandas del pueblo y satisfacer las presiones internacionales, y en especial la del aliado estadounidense, dando el último empujón al régimen.

“Los militares han protagonizado un repentino cambio de rumbo.

En un primer momento parecieron apoyar la revuelta, reconociendo la legitimidad de la protesta; pero sucesivamente, después del discurso de Mubarak, cambiaron su actitud, pidiendo a la gente que volviera a sus casas, impidiendo que más personas se congregaran en el centro de la protesta y permitiendo de alguna manera que los seguidores de Mubarak llevaran a cabo actos de violencia”, observa en conversación telefónica Ashraf Hegazy, director ejecutivo de la Dubai Initiative del Belfer Center de la Universidad de Harvard.

El cambio de actitud refleja la peligrosa indecisión de los militares, que primero dieron alas a la protesta, y luego permitieron el paso a la represión.

Los puntos de potencial fricción son múltiples.

Por un lado, destaca la brecha entre una cúpula castrense muy integrada en el régimen y una tropa -acompañada por los oficiales de bajo rango- que sustancialmente comparte el rechazo popular a la dictadura.

“Las Fuerzas Armadas son una institución muy oscura, pero es muy razonable asumir que hay una distancia clara entre mando y tropa, entre la que por cierto hay gran cantidad de reclutas”, dice Micheal Hanna, analista de la Century Foundation, también en conversación telefónica. Algunos analistas creen que los altos oficiales dudan de que las tropas cumplan cierto tipo de órdenes.

“El problema es que desconocemos el objetivo último de la cúpula. Ellos mismos parecen irse adaptando a la situación.

Ellos están de alguna manera alineados con el régimen, pero no totalmente. Podrían tener un futuro protagonista en la transición. Tienen que tomar una decisión”, considera Hanna.

Varios factores juegan en la disyuntiva.

Además del vínculo político -casi todos los altos mandos del régimen proceden de los rangos militares, especialmente de la aviación-, la cúpula de las Fuerzas Armadas tiene también claros intereses económicos cuya supervivencia depende en gran medida del statu quo.

Las instituciones militares cuentan con numerosas y rentables empresas activas en sectores civiles, desde la construcción de infraestructuras hasta la producción de aparatos electrodomésticos y la comercialización de alimentos.

El éxito de estas empresas está naturalmente vinculado con la benevolencia de la dictadura.

Por otra parte, tras los titubeos de las Fuerzas Armadas se perfila también el conflicto entre la lealtad al régimen y el interés en satisfacer las presiones de Estados Unidos, que contribuye al presupuesto militar egipcio con 1.300 millones de dólares (950 millones de euros) anuales.

Los altos mandos militares egipcios mantienen estrechas relaciones con los estadounidenses, de los que reciben formación además de dinero.

“Las autoridades estadounidenses se han expresado de manera bastante clara, la sustancia es que según ellos Mubarak tiene que dejarlo, y la nueva posición de los militares no parece alinearse”, comenta Hegazy. ”

Tiene que haber sido muy duro tomar una decisión que disguste al pueblo y a los aliados.

Desafortunadamente desconocemos qué pasó exactamente como para justificar ese cambio repentino”.

Un tercer frente de posibles fricciones es el diferente grado de implicación en el régimen de las diversas armas.

La Fuerza Aérea es la que parece más implicada. De ella proceden Hosni Mubarak, su recién nombrado primer ministro, Ahmed Shafik, y el jefe del Estado Mayor, Sami Enan.

4 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto | , , , , | Deja un comentario

El fin de MUBARAK

egipto
Rate This

Un portavoz militar anunció anoche que el Ejército considera “legítimas” las reivindicaciones populares y que no reprimirá la revuelta.

Muy significativamente, la declaración fue ayer emitida por la televisión oficial de Egipto en vísperas de las manifestaciones masivas previstas para hoy en El Cairo y Alejandría en las que se espera que más de un millón de personas exijan en la calle la dimisión del presidente Hosni Mubarak .

El fin del faraón podría estar muy próximo. Con Internet inhabilitado desde hace cinco días, Facebook Twitter , las herramientas que sirvieron para convocar las primeras protestas, y el anuncio del ministro de información de que en las próximas horas cortarán las redes móviles, ha dejado paso a medios menos sofisticados.

Durante todo el día de ayer, los jóvenes recorrieron con megáfonos la plaza de la Libertad, el simbólico epicentro de la revolución, llamando a la gente a acudir hoy a la gran protesta cuando se cumple la primera semana de revuelta.

“Abajo Mubarak, todos contra Mubarak”, gritaba una muchacha a través del altavoz.

“Pueblo egipcio, únete a nosotros, no dejes que te callen”, se desgañitaba.

    Nacimiento: 04-05-1928   Lugar:  Kufr el-Musailaha
    Nacimiento:  1942
    Lugar:
    Egipto

    EGIPTOA FONDO

    CAPITAL: EL CAIRO. GOBIERNO: REPÚBLICA.

    Población: 81,713,52 (est. 2008)Los convocantes de la protesta seguían con su revolución sin ocuparse demasiado de lo que ocurría en los despachos, donde la clase política egipcia intentaba ponerse de acuerdo sobre cómo encarrilar una transición que depende de que elfaraón Hosni Mubarak abandone su trono .

“Son los jóvenes los que siguen liderando este movimiento”, explicaban algunos de los representantes del movimiento opositor Ghad, dirigido por Ayman Nour.

“Estamos unificándonos en un frente común”, decía un dirigente del grupo disidente Wafd.

“No es el momento de estar pendientes de quién liderará el cambio de Gobierno”, afirmaba Mohamed Waget, líder de los socialistas revolucionarios.

“Aún permanecen divididos y es necesario que primero se pongan de acuerdo entre ellos.

Nosotros lo único que queremos es ver al mayor número de gente en las calles”. Para lograrlo, señalaba que la línea telefónica fija y los móviles, que siguen dando problemas, han sido los transmisores principales.

Ante ello, Google anunciaba esta madrugada (hora española) que ha desarrollado una herramienta para que los ciudadanos puedan tuitear pese a la interrupción de las comunicaciones móviles e Internet.

La compañía, explica, ha puesto a disposición de los usuarios tres teléfonos internacionales en los que pueden dejar un mensaje de voz y el servicio instantáneamente tuitea el mensaje con el tema #egypt.

Los tres números para llamar son +16504194196 o +390662207294 y +9731699855.

El día comenzaba ayer con una convocatoria de huelga de transportes que dejaba sin acceso a la capital a quienes se acercan desde las poblaciones del valle del Nilo.

Tampoco daba mucha confianza a los manifestantes que permanecían al anochecer en los jardines de la plaza el regreso de la policía a las calles.

“Muchos de nosotros hemos decidido pasar aquí la noche, en previsión de que mañana intenten impedírnoslo”, aseguraba Mahmud que, con su padre y sus dos hermanos acarreaba mantas, comida y agua.

Tanto los políticos como la sociedad civil esperan repetir hoy el éxito de participación que las protestas han tenido desde que hace una semana estalló una revuelta que quiere llevarse por delante 30 años de dictadura.

“La marcha del millón”, explica Waget, “es nuestro objetivo”. “Queremos la derrota del sistema”, abundaba Jaled Abo Aeda, líder sindical independiente.

“Y para eso vamos a conseguir que todos estén en la calle”.

El descontento de la población, que empieza a sufrir los efectos del desabastecimiento, puede incidir en el resultado de la convocatoria.

No hay dinero en los cajeros automáticos y, previsiblemente, millones de funcionarios y jubilados no van a poder cobrar sus salarios y pensiones.

Tampoco ayuda el hecho de que comprar pan, la base de la alimentación del pueblo egipcio, empiece a resultar una complicada aventura.

A primera hora de la mañana de ayer, un anciano cargado con un enorme cesto de hogazas era abducido por una multitud que se llevaba las tortas de pan de veinte en veinte, sin escuchar las súplicas del vendedor para hacer un reparto más equitativo de la mercancía.

“Ya queda cada vez menos. Si no lo conseguimos este martes [por hoy] lo haremos el viernes.

Saldremos todos los días hasta que acabemos con el régimen de Hosni Mubarak”, concluye el socialista radical Waget.

El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman , afirmó ayer que Mubarak le ha pedido iniciar un diálogo con todos los partidos políticos sobre las demandas de los manifestantes que piden reformas constitucionales y legislativas.

Protestas “legítimas”

Desde el estallido del movimiento popular contra la dictadura, las esperanzas de los egipcios se depositaron en el Ejército.

Los militares son queridos por la gente y claramente cortejados por la incipiente plataforma política de oposición.

También constituyen, sin embargo, la columna vertebral del régimen: el presidente Mubarak es un hombre del Ejército, como lo fueron los dos anteriores presidentes, Nasser y Sadat, y como lo son el nuevo vicepresidente, Omar Suleimán, y el nuevo primer ministro, Ahmed Shafik.

Esa ambivalencia explica la extraña pasividad y la difícil neutralidad mantenida hasta ahora por la institución.

El Ejército egipcio es a la vez poderoso e impotente. En una situación de suspenso, como la que vive el país desde el colapso policial del viernes, los militares son percibidos como la fuerza capaz de decantar los acontecimientos a favor del régimen o a favor de la democratización.

Pero, por más que la población respete a los militares, resulta evidente que el fracaso de Mubarak es también su fracaso.

Cuesta imaginar un gesto de la cúpula militar contra Mubarak, el héroe de la guerra de 1973, si éste no decide por fin dejar el poder: el riesgo de división en el propio Ejército sería alto y una crisis interna entre los militares tendría efectos devastadores.

La señal emitida anoche fue la más clara hasta ahora. No incluía crítica alguna hacia Mubarak ni sugería la necesidad de que dimitiera.

Sin embargo, daba un espaldarazo a la protesta contra el presidente: “Vuestras fuerzas armadas, muy conscientes de la legitimidad de vuestras demandas, están dispuestas a asumir su responsabilidad respecto a la seguridad de la nación y sus ciudadanos y afirman que la libertad de expresión pacífica está garantizada para todos”. A continuación, se instaba a la población a evitar la violencia y los saqueos.

Si algún egipcio temía aún que participar en las marchas de hoy entrañara el riesgo de choques violentísimos como los registrados el viernes entre la policía y los manifestantes, pudo quedarse tranquilo. La declaración militar se interpretó como una invitación a salir a la calle para exigir el fin de Mubarak.

A nivel muy distinto, el comunicado coincidía en su espíritu con unas palabras pronunciadas por la mañana por el comandante de una unidad de blindados estacionada en el centro de El Cairo. El comandante comentó, a título personal, que los mandos militares eran “muy conscientes” de lo que ocurría.

“Como la mayoría de mis compañeros, he estudiado en una academia militar estadounidense y hablo inglés, veo televisión y leo prensa del extranjero, sé lo que el mundo espera de Egipto y de nosotros y tengo mis propias opiniones”, dijo.

Puede suponerse que ese comandante y el conjunto de los mandos, incluyendo la veterana cúpula, conocían sus limitaciones.

El profesor Ibrahim Awad, de la Universidad Americana de El Cairo, subrayó esas limitaciones: “Egipto es un país demasiado complejo como para que el Ejército desee hacerse con el poder”.

“Una de las razones del fracaso de Mubarak y su régimen es precisamente que se ha gobernado con un simplismo militar y eso ya no es viable”, dijo Awad.

La liberalización de la economía egipcia y su engranaje con la economía global ha creado riqueza, pero el corsé político y social de la dictadura ha hecho que esa riqueza quedara en manos de muy pocos y agravara las desigualdades y la corrupción.

La democratización, según Awad, solo sería posible “mediante un gran pacto civil al margen del Ejército”.

Desde que estalló el movimiento revolucionario, hace una semana, el Ejército ha jugado con dos barajas.

Se ha atenido a las reglas de un régimen que es el suyo, sus jefes han obedecido respetuosamente a Mubarak, ha ordenado toques de queda, ha protegido desde que desapareció la policía las sedes gubernamentales.

Y a la vez ha hecho guiños a la revuelta, se ha coordinado con los manifestantes (ayer los soldados trabajaban codo con codo con los organizadores de la protesta en la plaza de la Libertad), no ha hecho esfuerzo alguno por imponer el toque de queda y ha gozado con la devoción que demuestra la gente.

Ese equilibrismo no podía durar indefinidamente. Era muy difícil mantenerlo ante la jornada crucial de hoy.

Al garantizar los derechos de los manifestantes y calificar de “legítimas” sus reivindicaciones, es decir, la exigencia de la dimisión de Mubarak, el Ejército se puso en cierta forma del lado de los manifestantes.

Archivado en ISLAM · Etiquetado con ,

1 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , , | 1 comentario

El Ejército lucha contra el pillaje mientras se mantiene la exigencia de que Mubarak abandone el poder

El Ejército lucha contra el pillaje mientras se mantiene la exigencia de que Mubarak abandone el poder

Posted by Directorio de Noticias on enero 30, 2011 · Dejar un comentario (Editar)

1295990871170

i
Rate This

QuantcastOmar Suleimán, jefe de los servicios de inteligencia, se ha hecho cargo de la vicepresidencia, y el general Ahmed Shafiq ha recibido la orden de formar gobierno

Los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad han dejado hasta el momento más de 100 fallecidos, según las cifras que maneja la agencia británica Reuters

El Ejército lucha contra el pillaje mientras se mantiene la exigencia de que Mubarak abandone el poder

Varias mujeres desafían el toque de queda y se manifestan en contra del presidente egipcio Hosni Mubarak. / Reuters

Centenares de presos se fugan de una prisión egipcia

 

 

Centenares de presos de la cárcel egipcia de Al Fayum se han escapado después de matar al director del penal, informa el canal qatarí de televisión Al Yazira. El centro de reclusión está situado a 95 kilómetros al sur de El Cairo.
Los medios de comunicación egipcios también han informado de la fuga de presos en otros centros de reclusión, aunque se trata de casos no tan numerosas como el de Al Fayum.
Algunos de los reclusos que se han escapado han sido arrestados de nuevo en las últimas horas cuando participaban en actos de pillaje, según imágenes de la televisión pública difundidas esta noche.

Los soldados egipcios han comenzado a desplegarse por las calles de El Cairo y de otras ciudades para hacer frente a las acciones de pillaje que están empañando la revuelta popular que estalló el martes pasado.

Un sublevación que ha dejado ya más de cien muertos según la agencia Reuters, aunque no hay cifras oficiales.

La televisión pública egipcia ha dicho que los efectivos del Ejército se cuentan por miles y ha asegurado que coordinan sus acciones con voluntarios que han formado comités de barrio para reemplazar a la policía, que prácticamente ha desaparecido de las calles.

Todo ello se produce mientras Egipto sigue a la espera de nuevos acontecimientos políticos y se mantiene la exigencia popular para que el presidente, Hosni Mubarak, de 82 años, en el poder desde hace tres décadas, presente su renuncia y dé paso a nuevos líderes.

Anoche, cuando comenzó a regir el toque de queda en El Cairo, Alejandría y Suez, los tres principales focos de las protestas, la Policía se replegó a sus cuarteles y la vigilancia de lugares estratégicos quedó en manos de las Fuerzas Armadas.

Ese despliegue militar fue ordenado por Mubarak, quien ayer, en el frente político, nombró a dos generales para ocupar la vicepresidencia de la República, vacante desde 1981, y la jefatura del Gobierno.

Omar Suleimán, jefe de los servicios de inteligencia, se hizo cargo de la vicepresidencia, y el también general Ahmed Shafiq recibió la orden de formar gobierno, tras la renuncia, a petición de Mubarak, del gabinete anterior presidido por el civil Ahmed Nazif.

Estos nombramientos no han satisfecho a los dirigentes de la oposición ni a los egipcios que desde el martes están pidiendo cambios más profundos, pero la preocupación de las últimas horas se ha trasladado al orden público por las escenas de caos en El Cairo y Alejandría, entre otros lugares.

El pueblo colabora contra el pillaje



Tiendas, bancos, oficinas públicas, sedes del gobernante Partido Nacional Democrático (PND) han sido, entre otros, los edificios que han sido asaltados por grupos descontrolados amparados por las protestas políticas que se están desarrollando.

Ante la ausencia de Policía, en las calles de El Cairo era evidente la presencia de grupos de vecinos, armados con palos de madera y barras de acero que están cuidando los bienes públicos y privados para evitar que sufran actos de pillaje.

El Ejército pidió la participación de la población para combatir estos actos, y la televisión pública mostró esta noche grupos de personas detenidas por voluntarios en El Cairo y Alejandría y que han sido entregados a manos del Ejército.

Las imágenes mostraban objetos decomisados como zapatillas deportivas y dinero en metálico, y también armas blancas y palos que portaban los presuntos ladrones cuando fueron sorprendidos por los comandos civiles de vigilancia.

Las acciones de pillaje se extendieron en las últimas horas a importantes hospitales de esta capital, que ya han quedado bajo custodia castrense, y también al Museo Egipcio, el centro mundial más importante de restos faraónicos.

El Ejército vigila puntos estratégicos de la ciudad, pero también se veían tanquetas militares cruzando los puentes sobre el río Nilo para dirigirse a otros barrios lejanos del centro de la capital.

No se tienen noticias de que los militares hayan intervenido para dispersar a la gente que esta noche seguía en la calle exigiendo la renuncia de Mubarak, a pesar de que el Ejército pidió a la población que respete el toque de queda, vigente desde las 16.00 hora local (14.00 GMT) y que terminará a las 8.00.

Más de cien fallecidos



Los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad han dejado hasta el momento más de 100 fallecidos, según las cifras que maneja la agencia británica Reuters a raíz de las informaciones de fuentes médicas, centros sanitarios y testigos presenciales.

Pese a ello, no hay cifras oficiales, y los datos podrían variar debido a la confusión reinante en las calles.

Durante la jornada de protestas del viernes, se informó de cerca de 70 fallecimientos en las ciudades de El Cairo, Suez y Alexandría.

El sábado, al menos 17 personas murieron en distintos ataques contra dos comisarías en la gobernación de Beni Suef, al sur de El Cairo, según han informado testigos presenciales y confirmado fuentes médicas.

Doce de los fallecidos estaban intentando tomar la comisaría de Biba, mientras que los otros cinco arremetían contra la comisaría de ciudad Naser.

Además, otras ocho personas fallecieron en diversos enfrentamientos cuando los presos de la cárcel de Abu Zabaal, en El Cairo, intentaban escapar del centro penitenciario.

Por último, fuentes médicas aseguran que cerca de 2.000 personas han sido heridas dentro del territorio nacional, pero debido al aumento de las protestas por todo el país, se espera que tanto las cifras de fallecidos como las de heridos sigan aumentando.

Archivado en EDITORIAL, NOTICIAS, OPINION · Etiquetado con , , , ,

30 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , , , | Deja un comentario