cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

#Egipto: El Cairo, fuertes enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen militar

Egipto: El Cairo, fuertes enfrentamientos

AFP

Enviado el 23/07/2011

Según el Ministerio de Salud de 55 personas resultaron heridas, seis de los cuales tuvo que ser trasladado al hospital y los demás tratados en el sitio.

Violentos enfrentamientos entre manifestantes que exigían reformas y partidarios del régimen militar estalló en El Cairo, sábado, matando a más de medio centenar de heridos, poco después de que el ejército había tratado de calmar las críticas en su contra por la renovación de su promesa de la democracia.

Un millar de manifestantes trataron de ir al Ministerio de Defensa y la sede del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (AFSC), gritando “¡Abajo los militares”, antes de ser bloqueados por la policía militar, que disparó en el aire tratando de dispersar.

Violentos enfrentamientos con lanzamiento de piedras y cócteles Molotov siguió en la tarde entre manifestantes y civiles de apoyo a los militares, sin que los militares intervenir, dijo un periodista de AFP. Según el Ministerio de Salud de 55 personas resultaron heridas, seis de los cuales tuvo que ser trasladado al hospital y los demás tratados en el sitio.

Los manifestantes a favor de la reforma quedaron atrapados entre los soldados y la policía antidisturbios en un lado y los partidarios de los militares vestidos de civil por el otro. Una persona que tomó el micrófono de una mezquita cercana a instar al ejército para “proteger a los manifestantes”.

“Los matones que nos rodea, la policía antidisturbios está con ellos y el ejército no hace nada”, protestó uno de los manifestantes, Loai Omran, de 40 años. Un oficial militar, sin embargo, siempre en la televisión estatal que “las fuerzas armadas han respondido con moderación” contra los manifestantes que “atacaron arrojando piedras y botellas”.

Horas antes, el mariscal Hussein Tantawi, el jefe de la AFSC, ha vuelto a se comprometió a crear los “pilares de un defensor de la libertad democrática y los derechos de sus ciudadanos”. Él prometió en un discurso televisado, “elecciones parlamentarias libres y justas, una nueva constitución y elegir a un presidente elegido por el pueblo.”

A pesar de sus reiteradas declaraciones en favor de la democracia y el apoyo popular que recibió durante el levantamiento en enero y febrero, el ejército es cada vez más criticado. El ministro de Defensa de Mubarak durante veinte años, el señor Tantawi fue desafiado personalmente por militantes que ocupan la plaza de Tahrir en El Cairo por dos semanas y aparecen en otras ciudades. Ellos acusan a las autoridades militares anunciaron la lentitud de la reforma, las prácticas represivas continuaron heredados del régimen anterior o la presencia de los partidarios de Mubarak en el gobierno y la alta dirección.

Jueves, una reforma del gobierno de transición dirigido por Essam Sharaf no se ha calmado la situación, algunos de los cuales son ministros en el nuevo gabinete ya había cumplido con Mubarak. En contraste con el tono suave del mariscal Tantawi, el AFSC ha emitido un comunicado el sábado la participación del “movimiento del 06 de abril”, una organización de jóvenes acusados ​​de “dividir al pueblo y el ejército.” El grupo negó las acusaciones.

“Movimiento del 6 de abril,” muy activa a través de las redes sociales en Internet ha jugado un papel importante en el estallido de la revuelta contra el Sr. Mubarak el 25 de enero.

Los incidentes tuvieron lugar en la noche del viernes al sábado en El Cairo, donde los manifestantes habían intentado acercarse al Ministerio de Defensa, así como Alejandría y Suez.

Anuncios

23 julio, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO | , | Deja un comentario

ESPECIAL Yemen 3 JUNIO 2011

Impacto de proyectiles contra el palacio presidencial en Yemen

Diversas fuentes afirman que el presidente Saleh ha sobrevivido a las explosiones, aunque se encuentra levemente herido.- El Ejército abre fuego contra los manifestantes

AGENCIAS – Saná – 03/06/2011

El presidente Ali Abdalá Saleh está vivo y dará un discurso esta tarde en la televisión estatal, según han asegurado fuentes gubernamentales de Yemen a diversos medios de comunicación. La situación del Saleh es todavía confusa, después de una cadena de 10 explosiones que han afectado hoy a la capital de Yemen, Saná, algunas de las cuales habrían afectado al palacio presidencial. Fuerzas opositoras afirmaron esta mañana que Saleh había muerto después del ataque, aunque la cadena Al Yazira y Reuters aseguraban más tarde que solo está “ligeramente” herido.

Una fuente gubernamental indicó a Efe que Saleh sufrió heridas leves en la parte trasera de la cabeza causadas por las esquirlas de un proyectil que impactó en el palacio presidencial, y que fue tratado allí mismo.

Lo que sí parece claro es que las explosiones han herido al primer ministro Alí Mohamed al Muyawar; al presidente de la Cámara baja del Parlamento, Abdelaziz Abdelgani; al viceprimer ministro para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rashad al Alemi, y al secretario de Prensa de Saleh, Abdo Boryi. Estos heridos fueron trasladados a un hospital donde se suele atender a altos mandos del Ejército y personalidades políticas.

El jeque Sadeq al Ahmar, líder de la poderosa confederación tribal Hashid, ha negado haber tenido algo que ver con el ataque contra el palacio presidencial, según ha informado su oficina. Desde el Gobierno, según Al Arabiya, se ha responsabilizado a la confederación Hashid, que desde hace una semana mantiene combates con las fuerzas leales a Salé, de estar detrás del ataque.

Mientras tanto, el Ejército yemení ha acabado con la vida de al menos 50 miembros de la oposición esta semana después de abrir fuego contra los manifestantes, según han informado fuentes de los grupos contrarios al presidente Saleh. Los manifestantes, que desde hace semanas han pedido de forma pacífica la salida del presidente, se han visto apoyados por hombres armados de la tribu de Sadeq Al Ahmar y están en medio del fuego cruzado entre ambas facciones. La lucha por hacerse con el poder entre unos y otros les ha perjudicado. Los combates en la capital Saná se han recrudecido y se extienden ya a varios puntos del sur de la ciudad. El domicilio de Al Ahmar ha vuelto a ser bombardeado por el Ejército yemení.

La ciudad ha sido escenario en los últimos días de violentos enfrentamientos, en los que hasta hoy habían muerto al menos 135 personas, entre las milicias de Al Ahmar y las fuerzas leales al presidente de Yemen. Según el Yemen Post, cientos de seguidores de Al Ahmar estaban intentando entrar en la capital para apoyar al líder tribal, pero las fuerzas leales al presidente se lo estaban impidiendo.

“Hemos recuperado las oficinas públicas en el distrito Al Hasaba, incluido los ministerios de Comercio e Industria y de Administración Local, el comité permanente del partido gobernante y otros”, señaló ayer al diario un responsable del Ministerio del Interior. La violencia llevó a cerrar el aeropuerto de la capital, después de que los combates se extendiesen a las inmediaciones de estas instalaciones.

Mediación del CCG

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) anunció ayer que retomará su mediación entre las partes en conflicto en Yemen para intentar lograr una “solución pacífica”, después de que suspendiese sus esfuerzos en mayo por la falta de avances. Según un comunicado del organismo, el secretario general del CCG, Abdulattif al Zayani, ha confirmado la “continuación” de los trabajos para “ayudar a los hermanos yemeníes a lograr una solución pacífica que ponga fin a los enfrentamientos y la masacre del pueblo”.

El CCG interrumpió su labor el pasado 22 de mayo, después de que los diplomáticos de los países miembros no lograsen que el presidente de Yemen firmase el acuerdo planteado y que contemplaba un plan para que el mandatario abandonase el poder.

La oposición asegura

que el presidente de Yemen

ha muerto en un ataque contra su palacio

¿Está muerto el presidente de Yemen? / Rubén Regalado / hace 6 minutos.

avatar del redactor

La agencia Reutes informa de que el presidente de Yemen, Ali Abdulá Saleh, ha resultado herido de gravedad en un ataque a su palacio presidencial. Las informaciones son confusas porque mientras la oposición afirma que ha muerto, la televisión Al Arabiya lo desmiente, también el alcalde de la capital, Sanaá, que ha anunciado que en breve dará un rueda de prensa.

    • Heridos varios miembros del Gobierno
    • El Ejército bombardea la sede del líder tribal opositor
    • Disparos en Taiz, segunda ciudad del país

Ver también:

AGENCIAS 03/06/2011 14:03

El enfrentamiento en Yemen entre partidarios y opositores al presidente Alí Abdalá Saleh parece dirigirse hacia una guerra civil. El propio Saleh ha resultado herido leve cuando al menos dos obuses han impactado contra el Palacio Presidencialen la capital, Saná, según Al Arabiya. La cadena de televisión Suhail, en manos de la oposición, incluso le da por muerto, aunque no hay ninguna confirmación.

Cuatro guardias presidenciales han perecido en el bombardeo, el presidente del Parlamento está herido grave y también han sufrido heridas el primer ministro y dos miembros del gabinete.

El ataque, que aún no ha sido reivindicado, se produce después de que las tropas fieles al presidente yemení hayan bombardeado con artillería el barrio de la capital donde vive el líder tribal opositor, Sadeq Al Ahmar.

Bombardeo del líder tribal opositor

Según vecinos del barrio de Hasaba, citados por Efe, se han producido varias explosiones por el impacto de cohetes “katiusha” y misiles en la zona. Las explosiones han tenido lugar en la sede de los seguidores de Al Ahmar, jefe de la tribu Hashid, frente a su domicilio. El edificio de diez plantas, en el que están también las oficinas de las aerolíneas yemeníes, se ha incendiado.

Durante la noche se han producido duros combates entre ambos bandos, cuando miles de partidarios de Al Ahmar intentaron llegar a Saná, según el Yemen Post. Los combatientes tribales se enfrentaron a las fuerzas gubernamentales en el punto de control militar de Al Azraqein, a 15 kilómetros al norte de la capital, y finalmente renunciaron a entrar en la ciudad.

El Ejército yemení ha recuperado el control de los ministerios y oficinas gubernamentales que las fuerzas de Al Ahmar, habían tomado en los últimos días en Saná. El aeropuerto continúa cerrado. Según la oposición, 50 personas habrían muerto en total en la capital yemení durante los choques de esta semana.

Disparos en Taiz

En Taiz, la segunda ciudad del país, situada al sur, las fuerzas de seguridad han disparado al aire para evitar que varios manifestantes se congregaran en la mezquita de Al Said. La oposición había convocado a sus seguidores después del rezo del viernes para manifestarse.

En distintos barrios de Taiz han podido escucharse disparos esporádicos y la Guardia Republicana y la Policía se han desplegado por las calles, donde apenas hay viandantes, y han instalado puestos de control en los cruces principales para registrar los vehículos en búsqueda de armas.

Los combates entre partidarios y opositores a Saleh siembran el caos en Saná

Los hombres del clan tribal de Al Ahmar, que tratan de derribar al presidente yemení, toman varios edificios públicos en la capital
Mundo Islámico – 03/06/2011 8:01 – Autor: Ángeles Espinosa – Fuente: El Pais
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).

El empecinamiento de Ali Abdalá Saleh en aferrarse al poder está sumiendo Yemen en el caos. La frágil tregua alcanzada la semana pasada entre la milicia del jefe tribal Sadeq al Ahmar y las fuerzas aún leales a Saleh se rompió en la madrugada de ayer. El enfrentamiento tiene poco que ver con el movimiento popular de oposición al presidente que se manifestaba de forma pacífica en las plazas de las principales ciudades del país. Se trata de una guerra entre familias que incluso si acaba con el control de los Saleh, hará muy poco por la modernización y cohesión del país.

“Están luchando por las calles con artillería. Desde la plaza de Tahrir hacia el norte de Saná, está impracticable”, relata por teléfono un residente que, como muchos de los que viven en esa parte de la capital, pasó de nuevo la noche en blanco.

Según un recuento de la agencia France Presse, 39 personas resultaron muertas en los combates, la mayoría soldados fieles a Saleh o milicianos del jeque Sadeq. Observadores occidentales estiman que 200.000 personas han abandonado la ciudad. “Se trata de una nueva guerra que no tiene que ver con la oposición, sino con una lucha de intereses entre la familia Al Ahmar y la familia de Saleh”, explican fuentes diplomáticas europeas.

Después de cuatro meses de contestación popular, que Saleh ha reprimido a sangre y fuego, el conflicto dio un inesperado giro la semana pasada cuando las fuerzas leales al presidente y las del jeque Sadeq se enfrentaron a cañonazos en el barrio de Al Hasaba. Sadeq es el jefe de la confederación tribal Al Hashed, la mayor del país y que desde marzo se puso de lado del movimiento de protesta inspirado por las revueltas de Túnez y Egipto. Los Al Ahmar, una poderosa familia política y de empresarios, vieron una buena ocasión para minar el poder económico de sus rivales, el hijo y los sobrinos de Saleh.

“Pensábamos que las fuerzas del presidente iban a recuperar las posiciones que perdieron la semana pasada, pero [las milicias de] Al Ahmar son más fuertes y han tomado varios ministerios e incluso la sede del partido de Saleh”, declara un diplomático. La web del Ministerio de Defensa confirma que los insurrectos han capturado el edificio del Congreso General del Pueblo y otro edificio cercano a la presidencia. “Están ganando los tribales”, resume la misma fuente. Tal es el temor del politólogo Abdulá al Faqih. “Esta guerra va a reforzar el poder de las fuerzas tradicionales”, señala en un correo electrónico. “La situación es peor de lo que parece desde el exterior”, explica. Al Faqih, que vive en el norte de la ciudad cuenta que en su zona solo hay electricidad dos horas al día. Ayer la mayoría de las tiendas estaban cerradas y se formaron colas ante las gasolineras, donde el precio del combustible se ha triplicado.

“La situación se vuelve caótica por momentos”, apunta por su parte Javier Hergueta, el embajador español en Yemen. “Nuestra mayor preocupación es la protección de la colonia española y la defensa de la embajada”, añade. Hergueta ha organizado la salida de la mayoría de los españoles y acogido a los tres o cuatro que quedan en su residencia.

A la vista de las circunstancias, Italia ha anunciado el cierre temporal de su embajada y la repatriación de sus ciudadanos. Holanda también se plantea una medida similar. También Kuwait y Qatar han retirado a sus diplomáticos. Ambos países forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo que durante los dos últimos meses ha intentado sin éxito una mediación. Saleh ha agotado la paciencia de sus vecinos árabes después de que en tres ocasiones aceptara retirarse a cambio de la inmunidad para echarse atrás en el último momento.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reiteró ayer que Saleh había recibido “una muy buena oferta” y que la crisis no iba a resolverse si no dejaba el poder. Pero fuentes diplomáticas occidentales en Yemen consideran que “la opción política se ha cerrado”.

Además de los combates en la capital, esta semana se han abierto otros dos focos de conflicto.

Por un lado, el Ejército y fuerzas locales tratan de recuperar la localidad costera de Zinjibar, donde se han hecho fuertes centenares de militantes islamistas y de Al Qaeda.

Por otro, la ciudad de Taiz, 200 kilómetros al sur de Saná, sigue conmocionada después de que las tropas dispararan contra los manifestantes y dejaran medio centenar de muertos.

Noticias relacionadas

3 junio, 2011 Posted by | YEMEN, YEMEN | , , , , , , , , | 1 comentario

Barhein, el duelo continua.

GOLFO PÉRSICO | En la plaza de Lulu

La Policía carga de madrugada

contra los manifestantes de Bahrein

Los manifestantes de Bahrein ondean banderas en Manama. | ApLos manifestantes de Bahrein ondean banderas en Manama. | Ap 

Dpa | Manama | Estambul

Actualizado jueves 17/02/2011 03:16 horas
  • Dos manifestantes han muerto y varios han resultado heridos esta madrugada a manos de la Policía durante la represión de las protestas contra el Gobierno de Bahrein, informaron fuentes médicas.

El hospital Salamynia ha declarado el estado de desastre y trata a docenas de manifestantes heridos de bala y afectados por los gases lacrimógenos.

Según el canal árabe de televisión Al Yazira, el centro de Manama fue ocupado por policías que atacaron a los miles de manifestantes, muchos de los cuáles estaban concentrados en la plaza de Lulu.

Las protestas duran ya cinco días en el país. Algunos manifestantes piden reformas importantes y otros exigen la caída del Gobierno.

Origen de las protestas

El martes miles de personas acudieron a la marcha fúnebre durante la que se trasladaron los restos de Fadel al Matrok, de 31 años, al cementerio.

Al Matrok murió el martes durante el ataque de las fuerzas de seguridad a los asistentes al funeral de otro joven que fue víctima de los enfrentamientos en el marco de las protestas del lunes.

Algunos de los manifestantes corearon consignas como “abajo con el régimen” durante el fueneral, según algunos testigos.

Sin embargo, la mayor parte de los que participaron en las protestas que surgieron a principios de esta semana insistieron en que demandan reformas y no un cambio de régimen.

La marcha fúnebre tuvo lugar un día después de que el rey de Bahrein, Sheikh Hamad bin Isa al Khalifa, creara un comité especial para investigar la causa de los tres días de protestas, que se saldaron con la muerte de dos personas. El rey lamentó que hubiese víctimas.

Sheikh Hamad es partidario tanto de ofrecer diálogo como de continuar utilizando a la Policía para poner freno a las protestas.

BAHREIN | Exigen reformas económicas y políticas

Los manifestantes aseguran que no abandonarán el centro de Manama

Manifestantes en la Plaza Lulu en Manama (Bahrein). | EfeManifestantes en la Plaza Lulu en Manama (Bahrein). | Efe 

Efe | El Cairo

Actualizado miércoles 16/02/2011 13:08 horas

    El millar de manifestantes que han pernoctado en la plaza Lulu de Manama, la capital de Bahréin, tras tomar el centro de la ciudad paraexigir reformas económicas y políticas han asegurado que no abandonaran el lugar hasta que sus exigencias sean satisfechas.

    El presidente de la Asociación de la Juventud Bahreiní para los Derechos Humanos, Mohamed al Maskati, aseguró a Efe por teléfono que los organizadores no tienen pensado llevar a cabo ninguna marcha de protestas hoy, pero insistieron en que continuarán su protesta.

    Según Al Maskati, la plaza ha sido rebautizada por los participantes con el nombre de la plaza Tahrir de Manama, en referencia a la plaza Tahrir de El Cairo donde miles de manifestantes se concentraron durante más de dos semanas hasta la renuncia del presidente Hosni Mubarak, el pasado día 11.

    La policía observa a los participantes sin actuar, según aseguró a Efe el activista, que se encuentra en el lugar de la concentración.

    Se espera que a lo largo del día confluya más gente en la plaza, especialmente tras la conclusión de la jornada laboral.

    Asimismo, Al Maskati comentó que el discurso ofrecido ayer por el rey de Bahrein Hamad bin Isa al Jalifa, en el poder desde 1999, que lamentó la muerte de dos manifestantes, y que informó de que había comenzado una investigación, no ha sido bien recibido.

    “Los participantes me dijeron: no nos importa si ha empezado una investigación, lo que nos importa es que el rey no ha hecho ninguna mención a nuestras demandas“, dijo Al Maskati.

    Las protestas de ayer comenzaron frente al Hospital General de la localidad de Al Dih, donde se produjeron choques con las fuerzas de seguridad que emplearon gases lacrimógenos y dispararon balas de goma para dispersar a los manifestantes, que protestaban por la muerte la víspera del joven Ali Abdelhadi Mushaima.

    Esta revuelta popular comenzó hace dos días y cuenta con unaparticipación sin precedentes en este país, un archipiélago con una superficie de tan solo 727 kilómetros cuadrados en el que viven poco más de un millón de personas, la mitad de ellos extranjeros.

    ORIENTE PRÓXIMO | Detenidos los responsables de los fallecimientos

    El ministro de Interior de Bahrein pide perdón por la muerte de dos manifestantes

    Entierro de uno de los manifestantes fallecidos en Bahrein. | EfeEntierro de uno de los manifestantes fallecidos en Bahrein. | Efe 

    Afp | Manama

    Actualizado miércoles 16/02/2011 09:00 horas
    • El ministro de Interior de Bahrein ha pedido perdón por la muerte de dos manifestantes durante las protestas de ayer y ha anunciado la detención de los presuntos responsables (miembros de los cuerpos de seguridad) de los fallecimientos.

    En un discurso televisado, cheikh Rached ben Abdallah Al Khalifa, ha mostrado su “profundo pesar” por la muerte de dos manifestantes en las protestas antigubernamentales celebradas el lunes y el martes.

    Asimismo, ha asegurado que los responsables de las muertes han sido ya detenidos y que se han puesto en marcha una investigación para determinar cómo se produjeron los hechos.

    Mientras, la ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que el fallecimiento de los dos manifestantes se debió al uso de munición real por parte de las fuerzas de seguridad, por lo que ha instado a las autoridades del país árabe a investigar estos crímenes y a impedir la represión violenta de las protestas iniciadas del lunes en demanda de una mayor apertura democrática.

    Una preocupación compartida por Estados Unidos. El portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, ha afirmado en un comunicado que su país está “muy preocupado” por la violencia empleada en las protestas y ha exigido al Gobierno de Bahrein que ponga en marcha una investigación “lo más rápido posible”.

    Las protestas populares se han extendido por varios países árabes como Yemen, Irak y Bahrein tras el triunfo de las revoluciones en Egipto y Túnez que han acabado con los regímenes del egipcio Hosni Mubarak y del tunecino Zine el Abidine ben Ali.

    PROTESTAS | Carga policial

    Al menos dos muertos y decenas de heridos en las protestas de Bahrein

    Un manifestante resiste en Manama a pesar de los gases lacrimógenos. | EfeUn manifestante resiste en Manama a pesar de los gases lacrimógenos. | Efe 

    Afp | Efe | Dubai

    Actualizado martes 15/02/2011 12:45 horas
    • Al menos dos personas murieron en la dispersión de los manifestantse en la capital de Manama llevada a cabo por las Fuerzas de Seguridad, según ha manifestado un miembro opositor.

    Además, una veintena de personas resultaron heridas en el transcurso de las manifestaciones en Bahrein que, como las iniciadas en Túnez, piden al Gobierno mejorse condiciones de vida.

    Durante la dispersión de los congregados, las Fuerzas de Seguridad podrían haber usado gases lacrimógenos y balas de goma, dijo el activista Muhamad al Maskati, presidente de la Asociación de la Juventud de Bahrein para los Derechos Humanos.

    Mohamed al Maskati, aseguró a Efe por teléfono que la víctima, identificada como Fadl Matruk, murió en el hospital como consecuencia del disparo de una bala de goma.

    Según al Maskati, la policía cargó contra los manifestantes cuando intentaban salir del complejo del hospital donde protestaban por la muerte, ayer, de Ali Abdelhadi Mushaima, de 21 años.

    Ese joven falleció también como consecuencia del impacto de una pelota de goma lanzada por las fuerzas antidisturbios en una de las manifestaciones que estallaron en el país.

    Las protestas de hoy tuvieron lugar a pesar del intento ayer del ministro de Interior de Bahréin, Rashid bin Abdalá al Jalifa, de calmar la situación mostrando sus condolencias a la familia de Mushaima y ordenando una investigación sobre su muerte.

    “Ahora hay miles de personas entre jóvenes, mujeres, hombres y ancianos” manifestándose frente al Hospital General de Al Dih, dijo el activista, que no pudo precisar el número de heridos.

    Ayer, además de la muerte de Mushaima, al menos veinte personas resultaron heridas en varias manifestaciones celebradas en al menos dieciséis localidades del reino, incluido Manama, según el director de la ONG.

    Al Maskati explicó que los manifestantes piden el fin de las violaciones de los derechos humanos en el país, la reforma de la Constitución y un nuevo Gobierno y primer ministro, ya que el actual, príncipe Jalifa bin Salman al Jalifa, “lleva cuarenta años en el poder”.

    Las protestas populares se han extendido por varios países árabes como Yemen, Irak y Bahrein tras el triunfo de las revoluciones en Egipto y Túnez que han acabado con los regímenes del egipcio Hosni Mubarak y del tunecino Zine el Abidine ben Ali.

    17 febrero, 2011 Posted by | Bahrein | , , , , | 1 comentario

    El centro de El Cairo se convierte de nuevo en un campo de batalla

    El ministro de Sanidad confirma trece fallecidos y 1.200 heridos.

    – El Gobierno envía grupos de matones para tomar por la fuerza el centro de la protesta.

    – El primer ministro ordena una investigación sobre las muertes y sostiene que no habrá más violencia

    ENRIC GONZÁLEZ / NURIA TESÓN | El Cairo 03/02/2011

    Zona de separación

    Zona de separación- CLAUDIO ÁLVAREZ

    Imágenes de la protesta en directo en Al Yazira.

    El centro de El Cairo se ha convertido de nuevo en el escenario de una batalla campal donde la violencia y los actos bandálicos no han cesado, a pesar de que los militares optaron hace unas horas por abrir fuego al aire.

    De esta manera se intentaba dispersar a los grupos de partidarios de Mubarak que siguen enfrentados a los manifestantes que piden la dimisión del rais y el fin de su régimen, en la plaza de la Liberación.

    El objetivo sigue siendo el de separar a los matones y partidarios de Mubarak, que esta mañana han violado el cordón militar y han intentado tomar la plaza e incluso han disparado sobre algunos manifestantes.

    Pero hasta el momento no ha habido éxito.

    Las facciones libran un enfrentamiento encarnizado por el control de la simbólica plaza, centro neurálgico desde el pasado martes de las masivas protestas contra el régimen de Mubarak.

     

     

      Luis Prados

    Zona de separación- CLAUDIO ÁLVAREZ

      Luis Prados

      ENTREVISTA DIGITAL – 03-02-2011

      Cambios en el mundo árabe – Redactor jefe de Internacional de EL PAÍS.

      Ignacio Cembrero

      Ignacio Cembrero

      ENTREVISTA DIGITAL – 04-02-2011- 12:00h.

      Cambios en el mundo árabe – Periodista de EL PAÍS.

      Enviar pregunta

    La noticia en otros webs

    El Ejecutivo egipcio se distancia de los enfrentamientos en la capital.

    Aún así, EE UU ha denunciado que existe una campaña orquestada por parte del Gobierno egipcio para silenciar a los periodistas.

    Partidarios de Mubarak, detenidosAyer, los reporteros internacionales sufrieron el acoso de los partidarios de Mubarak, con permanentes agresiones cuando trataban de moverse por la plaza. Hoy, los defensores del presidente Mubarak han ido más allá: han rodeado hoteles como el Ramsés Hilton, donde se encuentran alojados muchos periodistas, y finalmente han comenzado a entrar en busca de los corresponsales.

    Lo que ya ha confirmado Al Yazira es que un reportero griego que cubría las protestas desde la plaza de la Liberación ha sido apuñalado. Hasta el momento no se conoce el alcance de las heridas del reportero.

    Sí se sabe que entre los fallecidos podría figurar un extranjero que, según Al Arabiya, fue golpeado por los defensores de Mubarak hasta la muerte.

    Amnistía Internacional ha denunciado la detención de uno de sus representantes y otros defensores de los derechos humanos después de que la policía militar asumiese el control del centro Hisham Mubarak.

    El colaborador de la ONG ha sido detenido en El Cairo junto a un representante de Human Rights Watch y otros activistas, y trasladado a un lugar desconocido de la capital egipcia.

    “Exigimos la inmediata liberación de nuestros colegas y quienes los acompañan para que puedan seguir observando la situación de los derechos humanos en Egipto en este momento crucial sin exponerse a hostigamiento o detención”, ha pedido Salil Shetty, secretario general de AI.

    Los actos violentos se desataron cuando el presidente anunció que no dimitiría, a pesar de la multitudinaria manifestación que tenía como objetivo su marcha.

    Acopio de piedrasHoy, en otro intento de calmar los ánimos, el nuevo vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, ha anunciado que tampoco se presentará a las próximas elecciones el hijo de Mubarak, Gamal, algo que los egipcios sospechaban desde hace tiempo que ocurriría, una vez abandonara su padre el poder.

    Suleiman también ha prometido que castigará a todos los implicados en los que han participado en los actos violentos.

    Pero no son los únicos movimientos que ha comenzado a hacer el Gobierno de Mubarak. La Fiscalía general egipcia ha emitido una orden que prohíbe salir del país a varios ex dirigentes del régimen de Hosni Mubarak, entre ellos el ex ministro del Interior Habib el Adli.

    La orden también afecta al ex dirigente del Partido Nacional Democrático (PND) Ahmed Ezz. El Ministerio público ha decidido también congelar sus cuentas bancarias hasta que el país recupere la estabilidad y la seguridad, según ha informado la agencia oficial egipcia Mena.

    Sube el número de muertos

    Oficialmente se han confirmado trece fallecidos y unos de 1.200 heridos, según cifras del Ministerio de Sanidad, que recoge la BBC y The Guardian . El Ejército ha creado una zona de seguridad de unos 80 metros para evitar que haya más víctimas, aunque no ha intervenido.

    El primer ministro egipcio, Ahmed Shafiq, ha pedido “perdón” por la violencia, ha insistido en que el Gobierno no tiene nada que ver con los choques violentos y asegura que se debieron a un “claro error” en la seguridad, que está siendo investigado. Ha asegurado, además, que no habrá más episodios de violencia.

    Los Hermanos Musulmanes, el principal grupo opositor al presidente, ha hecho un llamamiento para lograr un gobierno de unidad nacional que reemplace a Mubarak.

    El grupo, de corte islamista, goza de una influencia creciente que preocupa a los aliados occidentales de Egipto. Tanto este grupo como El Baradei, símbolo de la oposición egipcia y ex director del Organismo Internacional para la Energía Atómica, ha dicho, por su parte, que se niega a acudir a la llamada del Gobierno para buscar una solución conjunta mientras Mubarak siga en el poder.

    EE UU, la UE y la ONU piden el fin del conflicto

    DetenciónLa diplomacia internacional, fundamentalmente algunos países de la Unión Europea, sigue presionando para que Mubarak corte la violencia y ofrezca una solución al conflicto. Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, ha pedido a ambas partes que se sienten para solucionar el conflicto.

    El choque entre partidarios del presidente y la población que quiere su marcha ha pasado de los palos y las piedras de ayer a las armas de fuego esta madrugada en la plaza la Liberación, de El Cairo. Los seguidores del presidente han disparado y lanzado cócteles molotov contra un grupo de opositores.

    Operación encubierta para reventar la protesta

    El origen de los movimientos de esta madrugada se encuentra en la explosión de violencia de la tarde de ayer. El presidente egipcio decidió que solo un baño de sangre podía salvar su régimen y lanzó a miles de sus matones, camuflados como manifestantes, sobre este centro simbólico de la revuelta. Fue una jornada tan violenta como grotesca. La represión se disfrazó de enfrentamiento civil, mientras los militares asistían a la venganza de Mubarak tan impasibles como en días anteriores.

    El discurso de Mubarak el martes por la noche fue la señal de que el régimen y su jefe aún se sentían fuertes.

    No importó que centenares de miles de personas acabaran de pedir en las calles de El Cairo y otras ciudades la dimisión del presidente y una transición a la democracia. Mubarak anunció que no se presentaría a la reelección en septiembre (un gran sacrificio por parte de un hombre de casi 83 años con cáncer), prometió que moriría en Egipto y dirigió un hábil mensaje a sus ciudadanos en el que apeló a las emociones, al pasado y a la patria.

    Buscó que vibrara el nacionalismo egipcio, el más antiguo del mundo.

    Y reiteró que solo él separaba a Egipto del caos. No avisó, sin embargo, de que precisamente él pensaba desatar el caos solo unas horas después.

    La batalla campal continúa en El CairoVarias manifestaciones de apoyo a Mubarak se formaron en distintas zonas. La marcha más numerosa confluyó en la plaza de la Liberación, donde seguían concentrados miles de opositores al régimen.

    En un primer momento, ambas multitudes se aproximaron con relativa tranquilidad. Los opositores trataron de bloquear el paso a los recién llegados con una cadena humana.

    Los fieles a Mubarak expresaron su intención de “tomar la plaza para demostrar quién es la auténtica mayoría”. “No queremos revolución, sino paz; estos días hemos respetado a la oposición, ahora exigimos respeto nosotros porque el momento es crítico”, declaró Ahmad Osman, un farmacéutico de 36 años que parecía, en efecto, un farmacéutico. Otros jalearon sus palabras.

    El regreso de la policía

    Entre el polvo, el ruido, los golpes, los gritos y la sangre, algo se hizo evidente: la policía no se había esfumado, se había limitado a preparar ese momento.

    Unos hombres fornidos que se presentaron como farmacéuticos, con unas frases en inglés recién aprendidas, increparon a este corresponsal porque, decían, la prensa extranjera había mentido en los últimos días.

    Cuando se les pidió que mostraran algún documento que les acreditara como “farmacéuticos”, respondieron con golpes. La persecución a periodistas extranjeros es una constante.

    DetenidoDecenas de ellos sufrieron ayer heridas y robos de cámaras y ordenadores.

    La violencia no amainó en las horas siguientes y proseguía por la noche. Los opositores al régimen crearon un cordón humano para proteger a mujeres y niños e intentaron taponar las entradas a la plaza.

    “Luchamos por nuestra vida, luchamos por nuestra vida”, gritaban. La gente del régimen lanzaba abundantes cócteles molotov y se escuchaban disparos de arma automática. Había gente ensangrentada por todas partes. Varios opositores lloraban sentados en el suelo. “No puede ser, hemos perdido otra vez, hemos perdido otra vez”, decía uno de ellos.

    Bien entrada la noche, seguían lanzándose cócteles molotov en la plaza y cercanías. Varios de ellos cayeron junto al Museo Egipcio, un área dominada por los partidarios del régimen.

    Un camión de la policía lanzó agua a presión para evitar un incendio en el edificio, cargado de tesoros arqueológicos. Fuera de la plaza de Tahrir las calles estaban relativamente tranquilas. No se conocen incidentes tan violentos como los de El Cairo en Alejandría y en el resto de las ciudades egipcias.

    3 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, INTERNACIONAL, NOTICIAS, revueltas islam | , , , , | Deja un comentario

    La permanencia de Mubarak puede provocar la guerra

    ESTALLA LA VIOLENCIA EN EGIPTO

    Posted by Directorio de Noticias on febrero 3, 2011 · Dejar un comentario (Editar)

    disturbios
    Rate This

    La permanencia de Hosni Mubarak en el poder desata la violencia en El Cairo41

    “Mubarak quiere que nos matemos entre nosotros”

    Los seguidores del presidente egipcio provocan una batalla campal con los manifestantes en El Cairo que se salda con tres muertos y cientos de heridos.

    La Policía está ausente y el Ejército no interviene

    ÓSCAR ABOU-KASSEM ENVIADO ESPECIAL A EL CAIRO 03/02/2011 01:00

    Manifestantes contra Mubarak y seguidores del presidente protagonizan una auténtica batalla campal ayer en la plaza Tahrir en El Cairo.MARCO LONGARI / afp

    MANIFESTANTES CONTRA MUBARAK Y SEGUIDORES DEL PRESIDENTE PROTAGONIZAN UNA AUTÉNTICA BATALLA CAMPAL AYER EN LA PLAZA TAHRIR EN EL CAIRO.MARCO LONGARI / AFP

    Con la mayor cobardía y crueldad, el régimen de Hosni Mubarak intentó aplastar ayer la protesta de los manifestantes egipcios enviando a sus matones a la plaza Tahrir de El Cairo. El asalto de los fieles de Mubarak contra las personas que estaban pacíficamente exigiendo la salida del presidente dejó un saldo de al menos tres muertos y más de 600 heridos, según el Ministerio de Sanidad egipcio. Sin embargo, un médico citado por Reuters elevó la cifra de heridos a 1.500.

    El Ejército fue cómplice del ataque por omisión. Con total permisividad permitió que miles de individuos armados con cuchillos, barras de hierro, piedras y cócteles molotov llegaran a lo largo de toda la mañana a los accesos de la plaza Tahrir. Faltando a su palabra dada la semana pasada, los militares no hicieron nada por mantener la seguridad del pueblo egipcio.

    “Esto se ha convertido en una salvajada”, dice un manifestante

    La violencia empezó tras una discusión frente al Museo Egipcio que ni el Ejército ni la Policía, desaparecida ayer, intentaron frenar. Los dos grupos se juntaron y de las palabras pasaron directamente a las piedras. El primer asalto de los vándalos partidarios de Mubarak hizo retroceder unos cien metros a los manifestantes que estaban protegiendo la entrada a la plaza Tahrir a la altura del museo. Poco después los defensores de la plaza recuperaron el terreno perdido armados con los primeros objetos que encontraron a puñetazo limpio.

    Los dos bandos quedaron separados por los carros blindados del Ejército. Los militares se hicieron a un lado y dejaron sus tanques. “No tenemos ninguna orden”, decían los soldados al ser preguntados por este periódico. En el interior de la plaza se iba estableciendo un circuito en el cual la gente se armaba con piedras picadas de los adoquines de las aceras. Iban dando relevo en una sangrienta frecuencia a los que volvían heridos de las barricadas. Las piedras volaban de un lado a otro frente al Museo Egipcio.

    “Esto se ha convertido en una salvajada. Hemos caído en su provocación”, decía Mohammed Radwan mientras volvía de las barricadas al interior de la plaza. Los heridos, de todas las edades y condición social, tenían que recorrer unos 300 metros hasta llegar a un improvisado hospital de campaña donde recibían unos vendajes de emergencia.

    “No tenemos ninguna orden”, se justifican los soldados en la plazaLa batalla por Mubarak

    El acoso de los partidarios de Mubarak fue aumentando también en las inmediaciones de la plaza. Los periodistas internacionales se convirtieron en una presa muy preciada para los macarras que controlaban las salidas de la plaza. Las agresiones, las intimidaciones, los robos de cámaras y teléfonos y las amenazas de muerte se multiplicaron contra una prensa a la que acusaban de ser agresores de Egipto. Además de reconocer ser seguidores de Mubarak, se llamaban a sí mismos “gente pro estabilidad nacional”.

    Durante toda la tarde y noche, los asaltantes mantuvieron su cerco sobre los manifestantes que fueron reduciendo en número su presencia en la plaza.

    Entre los medios utilizados para atacar e intimidar, los seguidores de Mubarak emplearon una surrealista carga con una decena de caballos y un par de camellos. Tras arrollar a varias personas, los agresores fueron reducidos. Al menos un par de ellos fueron linchados hasta la muerte tras ser derribados de los animales.

    El resto salvó la vida gracias a los esfuerzos de los manifestantes que, haciendo gala de una resistencia civil pacífica digna de Gandhi, protegieron a los agresores y los entregaron al Ejército.“¡Pacíficamente, pacíficamente!”, gritaba la gente en el proceso de entrega.

    CONSIGNAS Y PINTADAS

    Tras proteger del asalto de otros a uno de los atacantes y guiarlo hasta los militares, Osama, un cairota de 36 años, se derrumbó y empezó a llorar. “Mubarak quiere que nos matemos entre nosotros. El régimen ha triunfado: ha conseguido que el pueblo egipcio no sepa nada de democracia. Los que nos atacan prefieren que el Gobierno les regale un trozo de pan a tener justicia en nuestro país”, decía Osama agotado mientras buscaba aire.

    Desde por la mañana se podía ver en las inmediaciones de la plaza Tahrir a grupos de seguidores del presidente. Todos eran hombres de entre 20 y 40 años que se paseaban en cuasi formación militar al trote cochinero. “Queremos a nuestro presidente Hosni Mubarak”, era una de las consignas más elaboradas que emitían.

    Cada brigada llevaba varios retratos del presidente. Uno de estos grupos, liderado por un altanero periodista de la televisión estatal, intentaba borrar de un puente situado frente al Museo Egipcio una pintada contra Mubarak. “Nuestro presidente ha prometido reformas y la gente debe volver a casa”, decía Mahmud Zidel, de 27 años que decía trabajar en la televisión estatal y lucía un pin del partido de Mubarak en la solapa de la americana. “El único error del Gobierno ha sido cerrar internet. ¿Por qué la oposición no acepta negociar?”, preguntaba Zidel.

    Una mujer se acercó y empezaron a discutir. Nagat, de unos 50 años y acompañada por dos de sus tres hijos adolescentes, les calló la boca: “Mubarak ha sido nuestro padre durante mucho tiempo pero las cosas tienen que cambiar ya. Yo tengo un cáncer y el tratamiento me cuesta cada mes 1.500 libras egipcias (unos 185 euros). Sólo gano 1.000 libras (123 euros) al mes y mi marido está en el paro”. Tras exponer sus argumentos el grupo de fieles al presidente se marchó con la música a otra parte.

    La única medida aperturista que se vio ayer fue elfin del cierre a internet. Otra noticia que desconcertó inicialmente a los manifestantes que pensaron que se trataba de un paso atrás del régimen. Dentro, y ajenos al cerco que les estaban preparando, familias enteras y grupos de amigos intentaban mantener viva la revuelta popular. Ellos mismos seguían autogestionando la seguridad de la plaza con sus controles de acceso y sus cacheos.

    Otros permanecían sentados en la rotonda de la plaza entre las tiendas de campaña leyendo periódicos como Shorouk. Todos llevaban en portada a Mubarak durante su discurso de la noche anterior. Ismail y Tarek, dos veinteañeros dedicados a la música funky, decidieron escapar a su casa en las inmediaciones en cuanto vieron que la táctica de los agresores era rodear todas las salidas de la plaza. Antes de irse intentaron convencer a la turba para que no apaleara allí mismo a otro reventador capturado.

    INTERVENCIÓN DE CLINTON

    “Pido al Ejército que intervenga para proteger la vida de los egipcios”, solicitó Mohamed el Baradei, una de las principales figuras del movimiento opositor que consideró que “lo que sucede es una tragedia en la historia de Egipto por parte de un régimen que ha perdido su legitimidad”.

    Desde el exterior, llovían ayer condenas de la violencia, encabezado por la secretaria de Estado de EEUU. En una conversación con el recién nombrado vicepresidente Omar Suleiman, Hillary Clinton exigió que los responsables del baño de sangre sean juzgados. El régimen respondió ayer a las críticas internacionales. El Ministerio de Exteriores dijo en un comunicado que otros países “se ocupen de sus propios asuntos”.

    La represión deja un país divido, una revuelta popular gravemente herida y una comunidad internacional retratada.

    El presidente de Yemen no ampliará su mandato 13

    Los pro Mubarak descargan su ira contra los periodistas extranjeros

    Varios enviados especiales de medios españoles y de otros países son agredidos e increpados cuando cubrían los enfrentamientos en el centro de El Cairo

    PÚBLICO.ES / EFE 02/02/2011 20:53 Actualizado: 02/02/2011 21:16

    ANUNCIOS GOOGLE

    Los seguidores del presidente egipcio Hosni Mubarak, que han desatado una batalla campalen el centro de El Cairo, tenían también un objetivo claro: los periodistas de los medios de comunicación extranjeros a los que acusan de ser los culpables del éxito de las revueltas.

    Varios enviados especiales de medios españoles han sido agredidos mientras intentaban cubrir los enfrentamientos de la plaza Tahrir entre los partidarios de Mubarak y los manifestantes que hasta hoy habían mantenido una actitud pacífica durante los nueve días de protestas contra el régimen egipcio.

    Entre los periodistas atacados, los enviados especiales de TV3 y la emisora catalana RAC1 han sido agredidos mientras retransmitían en directo la crónica de los disturbios. El enviado especial de Público, Óscar Abou-Kassem también ha sufrido la ira de los seguidores de Mubarak, que le han amenazado y golpeado cuando se encontraba en la plaza Tahrir.

    El corresponsal de la televisión pública catalana, Joan Roura, ha recibido los empujones de un grupo de jóvenes que intentaban robarle el teléfono móvil mientras hacía la crónica en directo para el canal de información 24 horas 3/24. Según han informado fuentes de TV3, el periodista ha salido ileso del incidente, sólo ha recibido algún empujón, y después ha conseguido recuperar el móvil para reanudar la crónica que estaba enviando.

    UN PERIODISTA BELGA, DETENIDO

    Por otro lado, Sal Emergui, el enviado especial de la radio catalana RAC1 y colaborador de La Sexta y El Mundo, también ha sido agredido mientras conectaba por teléfono con el programa de tarde de la emisora. La cadena ha explicado que tres o cuatro jóvenes se han acercado a Emergui para cogerle el móvil y que, tras un forcejeo en el que ha recibido un par de puñetazos en el estómago, el periodista ha conseguido librarse del grupo y volver ileso al hotel.

    Según explica La Vanguardia en su edición digital, su enviada especial al país árabe, Gemma Saura, también ha sido asaltada por un grupo de seguidores de Hosni Mubarak que la han insultado y le han robado el bolso y el móvil, aunque ha podido recuperarlos gracias a la rápida intervención de la policía.

    Además, la CNN informa de que su periodista Anderson Cooper “fue golpeado diez veces en la cabeza cuando una turba de partidarios de Mubarak les rodeó a él y su equipo cuando intentaban cubrir la manifestación”.

    Por otro lado, el reportero belga Maurice Sarfatti del diario Le Soir además de ser agredido,también ha sido detenido acusado de espionaje y permanece retenido en dependencias militares no identificadas.

    El ministro de Exteriores en funciones de Bélgica, Steven Vanackere, y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) ya han exigido su “liberación inmediata”.

    Archivado en CIBERNOTICIASISLAMNOTICIASOPINION · Etiquetado con ,

    Batalla campal en El Cairo

    PÚBLICO.ES / AGENCIAS 02/02/2011 16:30 Actualizado: 02/02/2011 23:57

    3 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, INTERNACIONAL, NOTICIAS, PORTADA, revueltas islam | , , , , , , , | Deja un comentario