cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Las diez empresas que mas evaden impuestos en EEUU

Las diez empresas que mas evaden impuestos en EEUU

Cuando las empresas no pagan su parte de impuestos, que es el resto de nosotros que hacen la diferencia. Los estadounidenses están siendo lechón perforado por los muchachos grandes.Foto: AP
Domingo, 10 de abril 2011 – Ad Lib por Catalina Poe

Pregunte una pregunta a Catalina

EASTON, Maryland – 11 de abril de 2011 – Cuando usted lee que GE no paga impuestos federales corporativos en 2010 al obtener un reembolso de $ 3.2 mil millones, tu sangre empieza a hervir?

Si has escuchado las quejas empresariales, que probablemente pensó empresas como GE paga un 35% en impuestos federales. No es así.

Durante demasiado tiempo el público estadounidense ha sido engatusado por este grupo de “barones ladrones”.

Recuerde, que era dinero de nuestros impuestos el que salvó la piel de muchas de estas multinacionales con rescates colosales, y cómo dar las gracias?

Al no pagar sus impuestos. Nada, cero, nada de nada. Y es legal, gracias al Congreso.

Es una vergüenza que nuestras corporaciones gigantes creen empleos estadounidenses al extranjero, dejando a nuestros trabajadores en el seguro de desempleo. Estas mismas empresas  no pagan  justa parte.

¿Quieres saber quiénes son estas empresas?

No busque más, el muro de la vergüenza en la que se encuentra entre los diez primeros del Impuesto sobre Sociedades Dodgers, muchos de los que trajo a este país al borde de una crisis económica.

An employee walks past a Boeing 767 under assembly. (Photo: Associated Press)Un empleado pasa junto a un Boeing 767 en proceso de ensamblaje. (Foto: AP)

Muro de la Vergüenza

El Top Ten indignante en orden alfabético

  1. Bank of America recibió $ 336 mil millones en rescates en el 2009, pero en 2010, a ras de $ 4.4 billones en ganancias, que no pagaba impuestos.Incluso la revista Forbes le preguntó, ¿cómo es eso posible? Probablemente gracias a sus 115 paraísos fiscales.

2. Boeing acaba de recibir $ 35 mil millones de nuestro gobierno para construir 179 cisternas en el aire, pero a pesar de casi $ 10 mil millones en ganancias desde 2008 hasta 2010, también no pagaba impuestos, de nuevo gracias a los paraísos fiscales extranjeros.

3. Citicorp tomó $ 476 mil millones del rescate y luego hizo monstruosas ganancias en el 2010, sin embargo, no pagaban impuestos, gracias a 427 filiales en paraísos fiscales como las Islas Caimán y Hong Kong.

4. Exxon / Mobil, recibió enormes subsidios del petróleo por parte del gobierno y ganó $ 45 mil millones en 2009, pero no pagaba impuestos, de nuevo gracias a esconder las ganancias en lugares como las Bahamas y Singapur.

5. GE – ver columna de la semana pasada para las estadísticas y los hechos en esquivar impuestos de esta corporación.

6. Google utiliza una técnica que se mueve la mayor parte de sus ingresos a través de Irlanda y los Países Bajos a las Bermudas, por lo que su tasa de impuestos del 2,3 por ciento.

7. Mega Pharma Merck ganó $ 9 mil millones en ganancias y no pagó impuestos en 2010, mientras que Pfizer (la más grande fabricante de medicamentos) le deben $ 10 mil millones en impuestos, pero encontró los resquicios necesarios para no pagar impuestos, gracias a sus filiales en el exterior en lugares como Luxemburgo y la Isla de Jersey.

8. News Corporation, los medios de comunicación Rupert Murdoch monolito que posee Fox News evita el pago de impuestos estadounidenses a través de sus 152 filiales en paraísos fiscales de las Islas Vírgenes Británicas a Hong Kong.

9. Verizon, a pesar de hacer $ 24,2 mil millones en ingresos antes de impuestos de EE.UU., no pagaban impuestos y, de hecho reclamó un reembolso federal de $ 1.3 millones de dólares en los últimos dos años, una vez más todo gracias a las filiales en el exterior.

10. Wells Fargo, el cuarto banco más grande en los EE.UU., que se llevó $ 107 mil millones en rescates, canceló todas sus pérdidas mediante la adquisición de Wachovia, por lo tanto no pagan impuestos. Sin embargo, su CEO ganó $ 5,6 millones en efectivo por su salario y $ 13 millones en acciones.

No te gustaría estar en donde vive actualmente, sino declarar sus ingresos en las Bermudas o las Islas Gran Caimán? Entonces usted podría ir a visitar a su dinero y escribir apagado como un viaje de negocios.

La GAO (Government Accountability Office) encontró que 18.857 empresas de EE.UU. mantener un apartado de correos en un edificio de cinco plantas en las Islas Caimán.

De hecho, el 80 por ciento de las mayores empresas de EE.UU. utilizan los paraísos fiscales. No es de extrañar el 57 por ciento de estas empresas no pagan impuestos federales por lo menos un año a partir de 1998 a 2005.

Cómo las corporaciones salirse con la suya

Entonces, ¿dónde están nuestros funcionarios electos y políticos fuertes boca sobre este tema?Muy tranquilo, ¿no?

Excepto por Presidencial Wannabe Newt Gingrich, quien en una reciente entrevista excusado Arch Coal, el segundo mayor proveedor de carbón en los EE.UU., que no pagaba impuestos en el 2009 en su $ 42 millones de beneficio.

Parece que poca cosa en comparación con lo que las corporaciones están haciendo otros, pero preste atención a la lógica de Gingrich.

Defendió las lagunas del impuesto de sociedades, diciendo: “Ellos son un incentivo, no un vacío legal. Debemos celebrar que, como una buena cosa. “

Gingrich llegó a decir que estas empresas “emplean a miles de personas … [que] están contribuyendo mucho a Estados Unidos.” (http://www.youtube.com)

En otras palabras, los trabajadores pagan los impuestos, pero no de las corporaciones. Se parece mucho a Leona Helmsley, quien dijo la famosa frase: “Sólo la gente insignificante paga impuestos”.

Lo que Gingrich no dice es que Arch Coal hecho una contribución directa $ 100.000 a su comité político, la solución estadounidense para ganar el futuro.

Tampoco revelan que Arch Coal es conocido por haber cortado la parte superior de las montañas a cavar en busca de carbón, lo que lleva a la EPA para revocar el permiso para cortar la parte superior de algunas de las montañas vírgenes de Virginia Occidental.

No es de extrañar políticos corporaciones judiciales. Como Garganta Profunda tan sabiamente le dijo al reportero Bob Woodward, “siempre seguir el dinero”.

¿Qué pasaría si las empresas pagan hasta?

A menudo se escucha a alguien extasiarse en bajar la tasa del impuesto de sociedades al 25%, como si de repente se dan a las corporaciones una brújula moral.

Así que se atreven a soñar en grande y se supone que las empresas de repente siente una oleada de responsabilidad social, la decisión de pagar sus impuestos como el resto de nosotros.

No hay lagunas más por ellos. No hay más paraísos fiscales en alta mar. No más trucos contables.¿El resultado? Miles de millones de dólares en ingresos fiscales.

Pero la realidad es que en lugar de centrarse en las lagunas fiscales, los republicanos están dispuestos a tomar un bisturí para el IRS, el corte de 600 millones de su presupuesto. ¿El resultado? El IRS podría cobrar $ 4000 millones menos en ingresos.

Con ese tipo de pensamientos confusos, no es de extrañar que muchos de nosotros tienen pocas esperanzas de que no habrá ninguna reforma fiscal significativa realizada por este Congreso.

Se va a tomar la ira de los contribuyentes para encender un fuego en virtud de estos chicos.

Los estadounidenses deben hacer lo que hicieron las familias de militares para mantener a los republicanos de cerrar el gobierno y retrasar su pago. Se inundaron las oficinas de sus representantes con las historias de lo que un gobierno cerró harían con sus vidas sin los cheques de pago.

Las voces de los contribuyentes sólo puede ser escuchado si se cría.

El Muro de la Vergüenza debería ser colgado en todas las oficinas del Congreso. El Congreso debería ser tan furiosa como estamos en estas corporaciones.

Hablar es barato y seguir sin hacer nada es un precio Latina ya no puede pagar.

Para contactar con Catalina Poe, ver arriba. Su trabajo aparece en Ad Lib en las Comunidades en el Washington Times y en el Foro Democrático .

http://communities.washingtontimes.com/neighborhood/ad-lib/2011/apr/10/tax-evaders-wall-shame/

Anuncios

27 noviembre, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EEUU, fraude fiscal, paraisos | , , | Deja un comentario

La banca, el fraude fiscal y el New York Times

La banca, el fraude fiscal y el New York Times

Vicenç Navarro

El New York Times ha ido publicando una serie de artículos sobre Emilio Botín, presentado por tal rotativo como el banquero más influyente de España, y Presidente del Banco de Santander, que tienen inversiones financieras de gran peso en Brasil, en Gran Bretaña y en Estados Unidos, además de en España.

En EEUU el Banco de Santander es propietario de Sovereign Bank.

Lo que le interesa al rotativo estadounidense no es, sin embargo, el comportamiento bancario del Santander, sino el de su Presidente y el de su familia, así como su enorme influencia política y mediática en España.

Un indicador de esto último es que ninguno de los cinco rotativos más importantes del país ha citado o hecho comentarios sobre esta serie de artículos en el diario más influyente de EEUU y uno de los más influyentes del mundo.

Es de suponer que si se escribieran artículos semejantes, por ejemplo, sobre el Presidente Zapatero, tales reportajes serían noticia. No así en el caso Emilio Botín.

Una discusión importante de tales artículos es el ocultamiento por parte de Emilio Botín y de su familia de unas cuentas secretas establecidas desde la Guerra Civil en la banca suiza HSBC.

Por lo visto, en las cuentas de tal banco había 2.000 millones de euros que nunca se habían declarado a las autoridades tributarias del Estado español.

Pero, un empleado de tal banco suizo, despechado por el maltrato recibido por tal banco, decidió publicar los nombres de las personas que depositaban su dinero en dicha banca suiza, sin nunca declararlo en sus propios países.

Entre ellos había nada menos que 569 españoles, incluyendo a Emilio Botín y su familia, con grandes nombres de la vida política y empresarial (entre ellos, por cierto, el padre del President de la Generalitat, el Sr. Artur Mas).

Según el New York Times, esta práctica es muy común entre las grandes familias, las grandes empresas y la gran banca. El fraude fiscal en estos sectores es enorme.

Según la propia Agencia Tributaria española, el 74% del fraude fiscal se centra en estos grupos, con un total de 44.000 millones de euros que el Estado español (incluido el central y los autonómicos) no ingresa.

Esta cantidad, por cierto, casi alcanza la cifra del déficit de gasto público social de España respecto la media de la UE-15 (66.000 millones de euros), es decir, el gasto que España debería gastarse en su Estado del Bienestar (sanidad, educación, escuelas de infancia, servicios a personas con dependencia, y otros) por el nivel de desarrollo económico que tiene y que no se gasta porque el Estado no recoge tales fondos.

Y una de las causas de que no se recojan es precisamente el fraude fiscal realizado por estos colectivos citados en el New York Times. El resultado de su influencia es que el Estado no se atreve a recogerlos.

En realidad, la gran mayoría de investigaciones de fraude fiscal de la Agencia Tributaria se centra en los autónomos y profesionales liberales, cuyo fraude fiscal representa –según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español- sólo el 8% del fraude fiscal total.

Es también conocida la intervención de autoridades públicas para proteger al Sr. Emilio Botín de las pesquisas de la propia Agencia Tributaria. El caso más conocido es la gestión realizada por la ex Vicepresidenta del Gobierno español, la Sra. De la Vega, para interrumpir una de tales investigaciones.

Pero el Sr. Botín no es el único.

Como señala el New York Times, hace dos años, César Alierta, presidente de Telefónica, que estaba siendo investigado, dejó de estarlo.

Como escribe el New York Times con cierta ironía, “el Tribunal desistió de continuar estudiando el caso porque, según el juez, ya había pasado demasiado tiempo entre el momento de los hechos y su presentación al tribunal”.

Una medida que juega a favor de los fraudulentos es la ineficacia del Estado así como su temor a realizar la investigación.

Fue nada menos que el Presidente del Gobierno español, el Sr. José Mª Aznar, que en un momento de franqueza admitió que “los ricos no pagan impuestos en España”.

Tal tolerancia por parte del Estado con el fraude fiscal de los súper ricos se justifica con el argumento de que, aún cuando no pagan impuestos, las consecuencias de ello son limitadas porque son pocos.

El Presidente de la Generalitat de Catalunya, el Sr. Artur Mas, ha indicado que la subida de impuestos de los ricos y súper ricos tiene más un valor testimonial que práctico, pues su número es escaso.

La solidez de tal argumento, sin embargo, es nula.

En realidad, alcanza niveles de frivolidad. Ignora la enorme concentración de las rentas y de la propiedad existente en España (y en Catalunya), uno de los países donde las desigualdades sociales son mayores y el impacto redistributivo del Estado es menor. Los 44.000 millones de euros al año que no se recaudan de los súper ricos por parte del Estado hubieran evitado los enormes recortes de gasto público social que el Estado español está hoy realizando.

Pero otra observación que hace el New York Times sobre el fraude fiscal y la banca es el silencio que existe en los medios de información sobre tal fraude fiscal.

Tal rotativo cita a Salvador Arancibia, un periodista de temas financieros en Madrid, que trabajó para el Banco Santander, que señala como causas de este silencio el hecho de que el Banco Santander gasta mucho dinero en anuncios comerciales, siendo la banca uno de los sectores más importantes en la financiación de los medios, no sólo comprando espacio de anuncios comerciales, sino también proveyendo créditos –aclara el Sr. Salvador Arancibia- “….medidas de enorme importancia en un momento como el actual, donde los medios están en una situación financiera muy delicada”.

De ahí que tenga que agradecer al diario que se atreva a publicarlo, porque hoy, artículos como los que publica el New York Times y el mío propio, no tienen fácil publicación en nuestro país. Es lo que llaman “libertad de prensa”.

Vicenç Navarro, Catedrático de Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Fuente: http://sistemadigital.es/News/ItemDetail.aspx?id=3410

23 octubre, 2011 Posted by | DENUNCIA, ECONOMIA, fraude fiscal | , , | Deja un comentario