cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Mantener un imperio se paga muy caro.

En estos momentos en que media humanidad se encuentra convulsionada con movimientos ciudadanos pidiendo una democracia real y no una de pega. En la que los cataclismos de la naturaleza se han multiplicado por culpa del cambio climático con el consiguiente costo económico y en vidas humanas. En este año que parece por fin va a suponer el principio del abandono de la energía nuclear, ya que compromente gravemente la supervivencia humana. Este año en que las políticas neoliberales se han quitado la careta y han mostrado con toda su crudeza lo que esperan de nosotros. Es cuando ha llegado la hora en el que la ciudadanía releve a una clase política corrupta y vendida a los intereses de la banca y las multinacionales.

EEUU se encuentra en la gran disyuntiva de o perder su hegemonía ante el empuje de China o vender cara su caída. Para no caer en errores anteriores, su diplomacia utiliza como ariete de esa huida hacia adelante que representa su actual política, al pequeño napoleón francés. Sarkozy se ha convertido, como Aznar en su día, en paladín y defensor de la causa americana. Primero con Libia, ahora con Siria y entre medias su lucha enconada para que por el medio que sea, internet se convierta en una plataforma de usuarios dóciles que se dediquen a consumir pagando cualquier producto enlatado y encorsetado por los medios audiovisuales de la información. No quieren críticos con el sistema ni oposición de ningún tipo con los medios que utilizan para conseguir sus fines.

EEUU se está hundiendo y Occidente se abraza a ellos en su caída. Hace un año, comenté, refiriéndome a España, que era hora de cambiar de caballo. Por un lado había que buscar financiación en otras fuentes que no fueran ni la UE, ni el FMI ni mucho menos el Banco Mundial. China se abre en el horizonte como el gran prestamista del mundo y tan solo te pide a cambio participar de tu crecimiento económico. No como otros que te exigen sangre, sudor y lágrimas a costa de recortes y reformas que expriman aún más a los trabajadores.

Por otro lado, comenté que el lugar escrito para la expansión económica de España estaba en nuestra historia. Latinoamérica es el sitio natural de España para comerciar y relacionarse. Mas vale ser cabeza de ratón en Iberoamérica que no  cola de león en Europa. Y esto sólo es posible en una relación de iguales con los países americanos, dejando a un lado prácticas colonialistas y reconociendo los errores del pasado.

El poderío económico de EEUU se está acercando a su fin. Sólo los conflictos que ellos mismos crean y el el saqueo sistemático de las riquezas de los países ocupados más el robo de las fortunas de los dictadores que ellos mismos derriban, les está manteniendo en pie. Aunque creo que esto no dure mucho tiempo. Su política armamentística que se lleva la mitad de su presupuesto, terminará hundiendo sus cuentas como en su día ya sucedió con la Unión Soviética. Como expreso en el título de este artículo: Mantener un imperio se paga muy caro y el rencor acumulado que originan en media humanidad algún día, más pronto de lo que se piensan algunos, les pasará factura.

El dólar está en entredicho como patrón moneda, tanto como por los países emergentes, los países árabes, Lationamérica y la Unión Africana. Si esto sucede y todas las previsiones señalan que sucederá, EEUU tiene los días contados.

Es por esto, que el gobierno del Pentágono y de la CIA,  auténtico poder en la sombra de EEUU, ya que le presidente  es un títere y cuasi figura decorativa en sus manos, están jugando la carta de la inestabilidad a todos los niveles. Les interesa tanto el cambio climático con las catrástrofes naturales que ello conlleva, como la inestabilidad social en el mundo así como todo tipo de desórdenes, conflictos bélicos y la existencia de grupos terroristas. Van buscando por todos los medios a su alcance, que cunda en la ciudadanía una sensación de pánico y gran inseguridad para la creación de una superdictadura que gobierne el mundo con apariencia de una falsa democracia manipulada por los medios.

La crisis económica ya ha situado a la derecha del arco político a una gran parte de la masa electoral, lo que os estoy contando hará el resto.

No confundir la masa electoral que levanta gobiernos, con el grueso de la ciudadamía que en su gran mayoría no vota o se abstiene porque creen que este tipo de democracia no les representa.

ARMAK de ODELOT

12 junio, 2011 Posted by | #DEMOCRACIAREALYA, #INDIGNADOS, #QUELAPAGUENELLOS, #SPANISHREVOLUTION, #TOMALACALLE 15M, #tomalaplaza, ARTÍCULOS de OPINIÓN, DENUNCIA, EDITORIAL, LEER ENTRE LINEAS | , | 1 comentario

La Primavera Árabe llega a Europa: ¡que llegue a todo el mundo!

La Primavera Árabe llega a Europa: ¡que llegue a todo el mundo!

Sobre las movilizaciones en pro de la democracia (15-M) en España
Geopolítica – 28/05/2011 8:39 – Autor: Equipo de Coordinacion Mundial – Mundo sin guerras – Fuente: Webislam

Mundo sin Guerras y sin Violencia quiere expresar su cálido apoyo al pueblo español que se ha movilizado y organizado en búsqueda de un futuro mejor.

Desde las primeras movilizaciones del día 15 de mayo (15-M) iniciadas con la demanda de ¡Democracia Real Ya!, en España han salido a las calles cientos de miles de personas para denunciar: el sistema bipartidista, la corrupción política y la crisis económica seguida de los rescates de los bancos por parte del gobierno con dinero público. Todo esto acompañado por recortes drásticos de los servicios públicos y el número de parados más alto de su historia. Eso sucede en un momento en que los jóvenes españoles tienen un nivel de educación más alto que nunca, pero no son capaces de encontrar trabajo y sufren un 50 de desempleo juvenil.

Campamentos, asambleas y numerosas reuniones en las plazas, más la organización de infraestructuras de apoyo a las protestas, han llevado a comparaciones con los eventos que tuvieron lugar en la Plaza de Tahrir en El Cairo hace solamente unas semanas, donde se hacía un llamamiento para el cese del gobierno de Hosni Mubarak. Sin embargo, en este caso no se quiere derrocar a un dictador sino que se lucha contra un sistema.

A través de Internet y de sus redes sociales, también aquí haciéndose eco de la Primavera Árabe, la movilización fue derivando en protestas y campamentos en casi 700 ciudades y pueblos de España, así como en comunidades españolas de residentes en ciudades de todo el mundo.

Miembros de Mundo sin Guerras en España han estado participando en los campamentos y han contribuido a las asambleas y comisiones que se han creado para elaborar propuestas comunes.

En este sentido, las propuestas de Mundo sin Guerras están muy en sintonía con las demandas del movimiento 15-M, como son.

* Reducción del presupuesto militar
* Cierre de las bases de EEUU en España
* Retiro de las tropas españolas de Afganistán y no participación en la OTAN, ni en la agresión a Libia.
* Uso estricto de la no-violencia como estrategia para el cambio social

En nuestro documento fundacional decimos:

“La discriminación, la pobreza, el racismo y otras formas de violencia, con su consiguiente desesperanza y frustración personal y social, son el origen de una violencia de mayor alcance que tiene su expresión máxima en las armas de destrucción masiva.

Es por ello que también se hacen necesarios el diálogo, la cooperación y la coordinación de acciones no violentas de gran impacto entre todas aquellas personas e instituciones interesadas en un mundo mejor para todos los seres humanos. Todo lo que pasa en cualquier parte del mundo afecta a todo el mundo. En este contexto social, se hace imposible actuar aisladamente. Hoy para crear conciencia es necesario llevar nuestras acciones lo más lejos que podamos dentro de nuestras posibilidades, actuando seguramente en el ámbito local, pero con la mirada puesta en el progreso de toda la sociedad.”

Así que felicitamos a las mujeres y hombres de España que, habiendo sido víctimas de tanta violencia económica, ahora toman la calle para decidir la dirección en la cual quieren ir. Por otra parte, deseamos que este movimiento se difunda más allá de España y de las comunidades españolas, y que llegue a todos los países y todas las comunidades del mundo. Seguramente nuestros miembros apoyarán estos procesos dondequiera que puedan. Únicamente así los cambios cosméticos—aquellos que los políticos y gobiernos militares intentarán imponer a la gente para que desistan—podrán hacerse reales; cambios fundamentales que llevarán a la humanidad hacía la Nación Humana Universal: una tierra de igualdad de oportunidades, una tierra sin ejércitos de ocupación y armas nucleares, una tierra sin pasaportes y una tierra en donde se rechaza la violencia en todas sus formas como instrumento para resolver conflictos.

Un movimiento en esta dirección es la única salida de la crisis global y personal que afecta a cada uno de los 7 mil millones de habitantes del planeta, y que es exactamente lo que el pueblo Española está trabajando para lograr.

Este planeta en donde vivimos tiene todo que necesitamos para satisfacer las necesidades de esta diversa y maravillosa población humana. No hay por qué vivir en la pobreza y la miseria, como los seres humanos hemos creado este sistema que no funciona y podemos crear uno mejor que sí funcione – ¡no permitan que nadie los convenza de lo contrario!

Equipo de Coordinacion Mundial – Mundo sin guerras – (a traves de Rafael de la Rubia)

31 mayo, 2011 Posted by | #DEMOCRACIAREALYA | , , , | Deja un comentario

Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá

Vientos de cambio en el mundo árabe y más allá
Immanuel Wallerstein
La Jornada
Hace 51 años, el 3 de febrero de 1960, el entonces primer ministro de Gran Bretaña, Harold Macmillan, un conservador, pronunció un discurso frente al Parlamento sudafricano, gobernado por el partido que había levantado el apartheid como base de su gobierno.
Fue entonces que pronunció lo que ha venido a llamarse el discurso de los vientos de cambio.
Vale la pena recordar sus palabras. Vientos de cambio soplan por todo el continente, y nos guste o no, el crecimiento de una conciencia nacional es un hecho político. Debemos aceptarla como un hecho político, y nuestras políticas nacionales deben tomarla en cuenta.

El primer ministro de Sudáfrica, Hendrik Verwoerd, no apreció esas palabras y rechazó sus premisas y su consejo. El año 1960 vino a ser conocido como el año de África, porque 16 colonias se transformaron en estados independientes.

De hecho, el discurso de Macmillan reconocía la cuestión de que en esos estados de la mitad sur del continente había grupos significativos de colonos blancos (y con mucha frecuencia grandes recursos minerales), que se oponían a la idea misma de que hubiera un sufragio universal puesto que los africanos negros constituirían la abrumadora mayoría de votantes.

Macmillan no era ni de lejos un radical. Explicó sus razonamientos en términos de ganarse a la población de Asia y África para el bando occidental en la guerra fría.

Su discurso fue significativo en tanto fue un signo de que los dirigentes de Gran Bretaña (y por consiguiente los de Estados Unidos) consideraban que la causa de la dominación blanca en las elecciones era un asunto perdido que podría arrastrar a todo Occidente.

Los vientos siguieron soplando, y en un país tras otro ganó la mayoría africana, hasta que en 1994 Sudáfrica misma sucumbió al sufragio universal y eligió a Nelson Mandela como presidente. En el proceso, sin embargo, los intereses económicos de Gran Bretaña y Estados Unidos se conservaron más o menos.

Hay dos lecciones que pueden extraerse de esto.

Una es que los vientos de cambio son muy fuertes y probablemente es imposible resistirlos.

La segunda es que una vez que los vientos barren los símbolos de la tiranía, no hay certeza de lo que habrá de seguir.

Una vez que caen los símbolos, todo mundo los denuncia en retrospectiva.

Pero todo el mundo busca también que se preserven sus propios intereses en las nuevas estructuras que emerjan.

La segunda revuelta árabe que comenzó en Túnez y Egipto ahora abarca a más y más países, y no hay duda de que más símbolos de la tiranía caerán o concederán modificaciones importantes a sus estructuras estatales internas.

¿Pero quién retendrá el poder? En Túnez y Egipto ya vemos una situación en que los nuevos primeros ministros eran figuras clave en el régimen previo.

Y el ejército en ambos países parece decirle a los manifestantes que dejen de protestar. En ambos países, hay exiliados que han regresado a casa a asumir puestos, y buscan continuar y expandir lazos con los mismos países de Europa occidental y Norteamérica que apoyaban a los regímenes previos. Es cierto que las fuerzas populares contratacaron, y por lo menos pudieron forzar la renuncia del primer ministro.

En plena Revolución Francesa, Danton aconsejaba: audacia, más audacia, la audacia siempre. Un buen consejo tal vez, pero Danton fue guillotinado no mucho tiempo después. Y quienes lo guillotinaron fueron a su vez guillotinados.

Después de gobernar Napoleón, vino la restauración, y luego 1848, y luego la Comuna de París. Para 1989, en el bicentenario, virtualmente todo mundo estaba en favor de la Revolución Francesa, pero uno podría preguntarse con toda razón si la trinidad de la Revolución Francesa –libertad, igualdad, fraternidad– se ha cumplido en los hechos.

Hay algunas cuestiones que son diferentes ahora. Los vientos de cambio son ahora en verdad mundiales. Por el momento su epicentro es el mundo árabe, y los vientos siguen soplando con ferocidad ahí.

Sin duda, la geopolítica de la región no volverá a ser la misma nunca. Los lugares clave en los cuales fijar la vista son Arabia Saudita y Palestina.

Si la monarquía saudita es sometida a serios desafíos –y es probable que eso ocurra– ningún régimen del mundo árabe se sentirá seguro.

Y si los vientos de cambio conducen a que las dos principales fuerzas políticas en Palestina se den la mano, tal vez aun Israel tenga la necesidad de adaptar sus nuevas realidades, le guste o no, para tomar en cuenta la conciencia nacional palestina –parafraseando a Harold Macmillan.

Sobra decir que Estados Unidos y Europa occidental están haciendo todo lo que está a su alcance para canalizar, limitar o dirigir los vientos de cambio.

Pero su poderío no era el que solían tener.

Y los vientos de cambio soplan en sus mismos territorios. Ése es el modo de los vientos. Su dirección e impulso no son constantes y por tanto no son predecibles. Esta vez los vientos son muy fuertes. Puede ya no ser fácil canalizarlos, limitarlos o dirigirlos.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

17 abril, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, geopolitica, INTERNACIONAL, INTERNACIONAL | , , | Deja un comentario

La revuelta árabe remodela el orden mundial .

La revuelta árabe remodela el orden mundial .

Escrito por: loisdmuras el 13 Mar 2011 – URL Permanente

La revuelta árabe remodela el orden mundial

Asia Times Online
 

 

India, Brasil y Sudáfrica han fastidiado los planes de EE.UU., que hasta el martes parecían moverse inexorablemente hacia la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia.
 
Presumiblemente EE.UU. todavía puede imponer dicha zona, pero entonces el presidente Obama tendrá que beber del cáliz envenenado y resucitar la controvertida doctrina de su predecesor del “unilateralismo” y de la “coalición de los dispuestos” posterior a la Guerra Fría.
 
Si lo hace, a Obama no le quedará ningún sitio donde ocultarse y habrá fracasado en todo lo que ha hecho en su presidencia para neutralizar la imagen de “matón” de EE.UU.

 

Nueva Delhi auspició el martes una reunión a nivel de ministros de exteriores con Brasil y Sudáfrica, que debía haber sido una ocasión inocua para alguna cooperación retórica “Sur-Sur”.

Al contrario, el evento llegó al terreno de un orden mundial atribulado y de un tambaleante sistema internacional contemporáneo.

La reunión adoptó una clara posición negativa ante la creciente intención occidental de imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia.

Todo indica que EE.UU. y sus aliados, que ayudan política, militar y financieramente a los rebeldes libios, esperaban conseguir un “pedido del pueblo libio” en un día o dos en el peor de los casos como una tapadera parra para solicitar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas un mandato para imponer sanciones bajo los auspicios de la OTAN.

Los rebeldes libios son un grupo dividido: elementos nacionalistas se oponen acérrimamente a una intervención extranjera y los islamistas por su parte se oponen a cualquier intervención occidental.

“Unilateralismo”, la única opción sobre la mesa

Los ministros de defensa de la OTAN celebaron una reunión en Bruselas el martes para estudiar una posible intervención de la alianza en Libia.

La asistencia a la reunión del secretario de defensa de EE.UU., Robert Gates, indica la importancia otorgada a la preparación de la eventual intervención de la alianza en Libia. Gates no participó en una reunión informal anterior de los ministros de defensa de la OTAN sobre Libia que se celebró cerca de Budapest hace una quincena.

La diplomacia de EE.UU. y Gran Bretaña actuó por una pista paralela llamando a una posición unificada de los rebeldes libios para buscar una intervención internacional en su país y específicamente en la forma de una zona de exclusión aérea.

La Liga Árabe y la Unión Africana también mantienen una posición ambigua con respecto a ese tipo de zona.(1)

El cálculo de Obama es que si se pudiera conseguir un “pedido del pueblo” libio, él y Occidente serían absueltos en términos históricos de la culpa de invadir a un país soberano miembro de las Naciones Unidas –por lo menos, desde un punto de vista moral y político– y también impulsaría a la Liga Árabe y a la Unión Africana hacia esa iniciativa.

Como también es un conocido intelectual calculador, Obama es un político singular y se puede confiar en que tenga un agudo sentido de la historia. Su predecesor George W. Bush habría actuado con “audacia” en circunstancias semejantes, una expresión que se asocia irónicamente a Obama.

La cita de Obama con la historia ciertamente lo fastidia en su toma de decisiones sobre Libia. Robert Fisk, el conocido cronista de asuntos de Medio Oriente para el periódico Independent de Londres, escribió el lunes un sensacional despacho en el que dice que el gobierno de Obama ha pedido la ayuda del rey Abdullah de Arabia Saudí para transportar en secreto armas estadounidenses a los rebeldes libios en Bengasi, que serían pagadas por Riad a fin de que la Casa Blanca no tenga que rendir cuentas al Congreso de EE.UU. y para que no haya un rastro que lleve a Washington.

La depravación moral de la iniciativa –contratar los servicios de un autócrata para ampliar las fronteras de la democracia– subraya el deseo obsesivo de Obama de camuflar cualquier intervención unilateral en Libia “negándola” a cualquier precio.

Y ahora viene el golpe duro de la reunión de Delhi.

Los tres ministros de exteriores que pertenecen al foro conocido por el simpático acrónimo IBSA (India-Brasil-Sudáfrica) frustraron los mejores planes de Obama al emitir un comunicado conjunto el martes en el cual “subrayaron que una zona de exclusión en el espacio aéreo libio o cualquier medida coercitiva fuera de las previstas en la Resolución 1970, sólo se pueden contemplar legítimamente en pleno cumplimiento con la Carta de la ONU y dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.

El ministro de eEteriores brasileño, Antonio de Aguiar Patriota, dijo a los medios en Delhi que la declaración del bloque IBSA constituye una “idea importante” de lo que piensa el mundo no occidental.

Dijo: “El recurso a una zona de exclusión aérea es expeditivo cuando es adoptado por un país, pero debilita el sistema de seguridad colectiva y provoca consecuencias indirectas perjudiciales para el objetivo que tratamos de lograr”. Patriota agregó:

“Es muy problemático intervenir militarmente en una situación de agitación interior. Cualquiera decisión de adoptar una intervención militar tiene que considerarse en el marco de la ONU y en estrecha coordinación con la Unión Africana y la Liga Árabe. Es muy importante mantenerse en contacto con ellos e identificarse con su percepción de la situación.”

Explicó que medidas como una zona de exclusión aérea podrían empeorar una mala situación mala al incentivar sentimientos antiestadounidenses y antioccidentales “que no han aparecido hasta ahora”.

De igual importancia fue el hecho de que el trío de ministros de exteriores también redactó una declaración conjunta sobre la situación general en Medio Oriente. Bautizada como “Declaración del bloque IBSA”, reiteró la esperanza de los tres países de que los cambios que estremecen al Medio Oriente y al Norte de África deben “seguir un camino pacífico” y expresó su confianza en una “salida positiva en armonía con las aspiraciones de la gente”.

Una parte altamente significativa de la declaración fue su reconocimiento desde el principio de que el problema palestino se encuentra en el centro mismo de la gran alienación de Medio Oriente y que los “recientes sucesos en la región pueden ofrecer una posibilidad para una paz exhaustiva…

Este proceso debería incluir la solución del conflicto israelí-palestino… que llevará a una solución de dos Estados, con la creación de un Estado palestino soberano, independiente, unido y viable, que coexista pacíficamente junto a Israel, con fronteras seguras, previas a 1967, y con Jerusalén Este como su capital.”

El ‘P-5’ pierde brillo

Israel se enfurecerá ante la declaración.

Aparte de eso, ¿les importa a Obama y a la OTAN si tres países de tres continentes alejados defienden una posición común sobre una zona de exclusión aérea?

¿Quiénes son esos países después de todo?

Pero, sí importa.

Dicho simplemente, sucede que los tres países también sirven actualmente como miembros no permanentes en el Consejo de Seguridad de la ONU y sucede que su posición tiene una gran visibilidad en el orden de importancia mundial con respecto a Libia.

Las indicaciones en Delhi son que por lo menos otro miembro no permanente del Consejo de Seguridad es un “compañero de ruta”, el Líbano. Es decir “la voz árabe” en el Consejo de Seguridad.

En breve, lo que escuchamos es una voz colectiva afro-asiática, árabe y latinoamericana y no se puede ignorar fácilmente. Todavía más importante es que la posición del IBSA coloca apor lo menos a dos potencias con derecho a veto permanente dentro del Consejo de Seguridad frente a un difícil dilema.

Rusia afirma que su política exterior se opone al “unilateralismo” de EE.UU. y que se ajusta estrictamente a los cánones del derecho internacional y de la carta de la ONU.

 

China insiste en que representa a los países en desarrollo.

Ahora, la posición del IBSA prácticamente imposibilita que se llegue a algún acuerdo “faustiano” con EE.UU. y las potencias occidentales con respecto a Libia dentro del grupo aislado de las potencias con derecho a veto del Consejo de Seguridad, conocido comúnmente como P-5.

Por ello, la declaración conjunta del IBSA, de modo muy parecido a la iniciativa turca-brasileña sobre el problema nuclear de Irán, se burla virtualmente de la hipocresía moral del P-5 y de su modo de actuar secreto.

Irónicamente, Delhi adoptó el comunicado del IBSA incluso mientras el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, volaba hacia Moscú para amplias discusiones sobre la futura trayectoria del reajuste entre su país y Rusia.

Cualquier trueque estadounidense-ruso con respecto a Libia dentro del ámbito del reajuste aparecería ahora como un acto de oportunismo político falto de principios.

El predicamento chino no será menos difícil si recurre a la realpolitik. China será anfitriona de la cumbre del BRIC (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) en Pekín en abril. Tres de los BRIC provienen del IBSA. ¿Puede el BRIC permitirse un debilitamiento del comunicado conjunto del IBSA sobre Libia? ¿Puede China oponerse a la posición de tres destacados “países en desarrollo”?

En general, sin embargo, China podría dar un suspiro de alivio.

La posición del IBSA podría disminuir la presión estadounidense sobre China y evitar que el tema de la zona de exclusión aérea en Libia se transforme en un tema bilateral chino-estadounidense. China cooperó en la resolución de la semana pasada del Consejo de Seguridad sobre Libia.

Fue poco usual que China votara por una resolución con sabor a “intervención” en los asuntos internos de un país soberano.

Los comentaristas occidentales se mostraron eufóricos ante el cambio en la conducta china en la gran mesa de la política mundial y animaron a la dirigencia de Pekín a que finalmente se mostrara como una potencia mundial responsable dispuesta a trabajar con Occidente como “participante” en el sistema internacional, como hace Rusia.

Es evidente que se está intentado persuadir a China para que dé otro paso adelante y se deshaga de su otra línea roja con respecto a una zona de exclusión aérea.

No hay ninguna señal de que China esté a punto de cruzar su línea roja sucumbiendo a los halagos.

Pero, ahora bien, si China lo hiciera, quedaría expuesta a plena luz del día a la mirada de los países en desarrollo.

Y a Pekín le resultará muy difícil encubrir semejante “pragmatismo” bajo el barniz de los principios.

De alguna forma, por lo tanto, ha disminuido la presión sobre China en el tema de la zona de exclusión aérea.

India recupera su identidad

Surge un pensamiento interesante:

¿Está forzando India a actuar a China?

Delhi ha tomado ciertamente nota de que la crisis libia dio a China una gran oportunidad para trabajar con EE.UU. en un espíritu cooperativo que tendría muchos efectos positivos para la relación general china-estadounidense.

El tema de la zona de exclusión aérea habría sido un terreno en el cual China y EE.UU. podrían haber creado una alquimia enteramente nueva en su relación. Pekín sabe que la presidencia de Obama depende críticamente de cómo resuelva la crisis de Medio Oriente.

En todo caso, la acción de Delhi no se pude descartar como únicamente “centrada en China”.

En términos geopolíticos, constituye una bofetada extremadamente visible en la cara de EE.UU.

Y habrá que pagar un precio por la ira de Obama.

Que Delhi esté dispuesta a pagar un precio semejante, -cuando hay tanto en juego en su intento de conseguir un sitio permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU– hace que la acción del IBSA sea altamente significativa.

Por cierto ha pasado mucho tiempo antes de que Delhi haya decidido actuar y para que la consideren un frente importante de la política exterior estadounidense.

También es más que una coincidencia que la declaración apoye con vehemencia la causa palestina.

India ha tomado el riesgo calculado de incurrir en el descontento de Israel y del lobby israelí en EE.UU.

Además hay otras señales de que Delhi ha emprendido una revisión importante de sus políticas en Medio Oriente y el bloque IBSA es sólo un modelo de la reconsideración de esas políticas –y posiblemente ni siquiera la más trascendental para la geopolítica de la región.

Incluso cuando el IBSA adoptó su posición sobre Libia y la situación en Medio Oriente favoreciendo resueltamente el nacionalismo árabe, el Consejero Nacional de Seguridad de India, Shiv Shankar Menon, un responsable político clave de gran reputación como diplomático consumado, quien trabaja directamente con el primer ministro Manmohan Singh, estuvo involucrado en una conversación fascinante y significativa en otro sitio en Medio Oriente: con el presidente iraní Mahmud Ahmadineyad.

Lejos de la vista de las cámaras de televisión, Menon entregó una carta de Manmohan a Ahmadineyad. Según la declaración emitida por la oficina de Ahmadineyad el dirigente iraní dijo a Menon:

“Irán e India son países independientes y jugarán papeles significativos en el desarrollo del futuro de los eventos internacionales…

Las relaciones entre Irán e India son históricas y sustentables.

 Irán e India, debido a que se benefician de puntos de vista humanitarios hacia las relaciones internacionales, deberían tratar de desarrollar el futuro sistema mundial de manera que dominen la justicia y la amistad.

El mundo gobernante está llegando a su fin y está al borde del colapso.

En las condiciones actuales, es muy importante cómo se desarrolle el futuro orden mundial y hay que tener cuidado de que aquellos que han impuesto el orden mundial opresor contra la humanidad no logren imponerlo de nuevo en un nuevo marco…

Irán e India tendrán roles significativos en los futuros eventos en el mundo. Las culturas y orígenes de nuestras dos naciones son lo que el mundo necesita actualmente.”

Según las informaciones, Menon dijo a Ahmadineyad:

“Nueva Delhi está a favor del establecimiento de relaciones de gran amplitud con Irán, incluyendo vínculos estratégicos… muchas de las predicciones que usted [Ahmadineyad] hizo sobre los eventos políticos y económicos en el mundo se han vuelto realidad hoy en día y el orden mundial está pasando por alteraciones básicas, que han necesitado relaciones en permanente aumento entre Irán e India…

Las relaciones entre la República Islámica de Irán y la República de India van más allá de las actuales relaciones políticas, y tienen sus raíces en sus culturas y civilizaciones y las dos naciones tienen grandes potenciales de mejoras en las relaciones bilaterales, regionales e internacionales.”

No hay nada que agregar. En suma, este tipo de intercambio político a alto nivel entre Irán e India era impensable hasta hace muy poco y destaca en qué medida ha cambiado Medio Oriente, el papel que juega Irán y las percepciones de Delhi y del modo de pensar indio al respecto.

Lo más importante es que la llegada de Menon a Teherán en la actual coyuntura tumultuosa en una importante misión política y diplomática que abre nuevos caminos para revitalizar el entendimiento estratégico entre India e Irán, y también subraya el creciente reconocimiento en la región de que la era de la dominación occidental en Medio Oriente está pasando inexorablemente a la historia y que el orden mundial no volverá a ser el mismo.

El embajador M. K. Bhadrakumar fue diplomático de carrera del Servicio Exterior de la India. Ejerció sus funciones en la extinta Unión Soviética, Corea del Sur, Sri Lanza, Alemania, Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía

(Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MC10Ak03.html

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.(1) .

La Liga Arabe reunida el sábado en El Cairo, declaró que el régimen libio había “perdido su legitimidad” .
Pidió por lo tanto que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas autorice la creación de una zona de exclusión aérea ,sobre Libia para impedir la muerte de civiles.

Pero sin intervención militar .”Rechazo absoluto a todo tipo de intervención extranjera en Libia”.
La Liga Árabe decidió además “cooperar” con el Consejo Nacional de Transición (CNT) fundado por la oposición en Bengasi.

La Union Africana .

El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana (UA) rechazó “cualquier intervención militar extranjera” en Libia y pidió al Gobierno y a los rebeldes el cese inmediato de las hostilidades y el inicio del diálogo para solucionar el conflicto que afecta al país.
La Unión Africana anunció el viernes, tras la reunión en Addis Abeba realizada el jueves, la creación de un comité que contribuye al cese de la violencia en Libia.

El Consejo se reafirma en su compromiso de respetar la unidad e integridad territorial de Libia y rechaza cualquier tipo de intervención militar extranjera.

Los presidentes de Sudáfrica, Uganda, Mauritania, Congo y Mali conformarán un comité que viajará a Libia en las próximas fechas para ayudar a cerrar la crisis en Libia, según ha informado la Unión Africana (UA). “El comité se creó (…) para colaborar con todas las partes en Libia, facilitar un diálogo incluyente entre ellos, y comprometer a los socios de la UA (…) para la solución rápida de la crisis en Libia..


15 marzo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL, INTERNACIONAL, PORTADA, revueltas islam | , | Deja un comentario

Acoso a Libia: ¿Sentando un precedente contra Irán?

Acoso a Libia: ¿Sentando un precedente contra Irán?

Escrito por: Cordura el 04 Mar 2011 – URL Permanente

Decíamos hace unos días que Irán puede ser uno de los objetivos de la parte conspirativa de las “revoluciones árabes”. Se trata de una ya vieja obsesión del Imperio y del influyente sionismo (en particular, del estado que encarna esta corriente). ¿Están encontrando en Libia una coartada contra Irán?

Al pueblo libio.

Lo que acontece estos últimos días confirma esas sospechas.

Antes de abordarlo, remarquemos que no nos mueve ninguna filia hacia Gadafi.

Y eso que es evidente que su maldad se exagera hasta lo grotesco. Ahora es a todas horas “el dictador” el mismo que hasta hace unas semanas era “el coronel” o “el líder libio”.

Se silencian los aspectos positivos de su régimen.

Se da por buena sistemáticamente la información que viene del bando opositor. En tiempo récord, escasas semanas, han logrado emponzoñar su imagen para siempre.

Todo vale con tal de derrocar al gobernante caído en desgracia (es un viejo guión, ya usado en su día contra Sadam y aún en vigor contra la república islámica iraní).

Sin embargo, nada de eso justifica ni su errática conducta pasada, ni los rasgos tiránicos ya exhibidos, ni la violenta represión que estaría aplicando actualmente.

Aunque de esta última seguimos sin saber mucho. Los medios masivos –suele ocurrir en estos casos– se comportan básicamente como medios de propaganda. Nos saturan con información sobre (contra) Libia mientras apenas mencionan Bahréin –aliado vital de Estados Unidos–, donde la mayoritaria oposición chiíta ya cuestiona la monarquía en vigor.

Con su incansable cantinela, mezclando sutilmente información y opinión, deciden por nosotros quién es el “malo” y quiénes los “buenos” (que incluirían, claro, a quienes apoyan a los opositores).

Mucho énfasis en los posibles crímenes de guerra, pero poca información directa.

Esto último lo ha reconocido el mismísimo Tribunal Penal Internacional, instrumento aquí de los planes imperiales.

Sobre los bombardeos aéreos de Gadafi, ayer mismo llegaba la “confirmación” de una parte demasiado interesada, el gobierno estadounidense.

Pero su portavoz se veía obligado a reconocer que no puede decir «si fueron usados contra los rebeldes» (resulta significativo que hable de “rebeldes” y no “civiles”, pero ni lo primero puede afirmarlo).

Sea como fuere, el juego va estando claro en sus distintas vertientes, que a grandes rasgos vienen a ser también etapas sucesivas del plan:

1. Se apoyan y promueven las revueltas contra el régimen.

2. Se usan los altavoces mediáticos para magnificar la maldad del dictador y anunciar las posibles medidas que se tomarán contra él.

3. Mientras arrecia la campaña propagandística –que ya se prolonga hasta el final–, los buques de guerra imperiales se plantan ante las costas libias en misión “humanitaria” (léase intimidatoria… y lo que venga).

4. Se recurre al Tribunal Penal Internacional (al que, por cierto, Estados Unidos niega jurisdicción sobre sus propios crímenes) con vistas a dictar una orden de arresto contra Gadafi. Se trata sobre todo de intimidarle. Pero es, insistamos en ello, muy llamativo que se abra un juicio al gobierno libio a la vez que el Tribunal, según El Mundo, “reconoce la falta de información de lo que pasa dentro de Libia”. Confirmando que todo esto no es más que una farsa “legitimadora”: el coronel y los suyos ya han sido condenados de antemano.

5. Si aun así no cae la manzana madura, se decreta una zona de exclusión aérea en ayuda de los rebeldes y demás civiles, lo que ya constituye una agresión bélica externa en toda regla.

Esto aún no se ha acordado, a pesar de ser evidente que los países dominantes están por la labor. Lo que pasa es que se vienen topando con cierta resistencia de los gobiernos ruso y chino, entre otros.

Todo lo cual no impide que ya soldados occidentales (al menos, de Reino Unido y Países Bajos) hayan entrado en Libia, acción que huele a primicias de una invasión inminente (¿nadie lo condena?).

Ni que el Nobel de la Paz Obama, arrogándose una autoridad moral que ni remotamente posee, eleve cada vez más el tono de sus amenazas.

Las grandes potencias capitalistas llevan años conspirando contra Irán.

Con la excusa ficticia de su programa nuclear bélico, han impuesto duras sanciones a ese país.

Sin embargo, quizá por lo poco creíble que pese a todo resulta el casus belli invocado, han avanzado poco en sus pretensiones de derribar el régimen de los ayatolás.

¿Será que al fin han encontrado la estrategia adecuada?

Se trataría, contagio mediante, de extrapolar las revueltas en el Magreb y Oriente Medio al territorio iraní.

Sin duda los señores del Imperio esperan que la atracción del ejemplo libio –una vez consumado– resulte irresistible a ojos del pueblo persa.

El resto sería (también) cosa suya: la demonización mediática (en realidad, ya lograda desde hace años), el acoso naval (casi otro tanto), la farsa de juicio internacional, y la invasión en “apoyo del pueblo”.

En este esquema el casus belli sería el mismo que el imputado a Gadafi: la violenta represión de su propio pueblo.

Pero con la ventaja de que con Irán podría invocarse el caso libio como precedente.

Libia tiene seis millones de habitantes, Irán setenta más.

Libia produce mucho petróleo, Irán más del doble.

Libia posee considerables reservas de crudo, Irán más del triple.

Y entretanto, aún está reciente la última (?) matanza de civiles por la OTAN en Afganistán.

Una masacre de nueve niños, hipócritamente lamentada por el emperador.

Los mismos que matan niños afganos, ¿van a pacificar Libia?

8 marzo, 2011 Posted by | libia | , , | Deja un comentario

Lluis Basset La agenda de la libertad

La agenda de la libertad

Hay pavor en la Internacional Autoritaria.

No son buenos tiempos para los autócratas.

Tampoco para sus amigos y aliados occidentales.

La oleada revolucionaria promete un tiempo nuevo, que exigirá una forma de gobernar y de comportarse distinta, probablemente fuera del alcance de la mayoría de los dictadores y reyezuelos que roban y oprimen a sus ciudadanos.

Los jóvenes de la plaza Tahrir, los que de verdad han doblado el espinazo a una dictadura crucial en la geopolítica de Oriente Medio, han trazado una línea que organiza el mundo político del futuro: ya no valen las derechas y las izquierdas del siglo XX.
Las ansias de libertad y prosperidad de esta nueva generación global y tecnológica dejan a un lado, y bajo un mismo estigma, a Fidel Castro y al coronel Gaddafi, a los reyezuelos de la Península Arábiga y al último dictador europeo, Aleksander Lukashenko; y, naturalmente, a los más eficaces y autoritarios de todos, quizás no lo más corruptos personalmente, como son los mandarines chinos.

Ahora hay que decidirse, para que todos sepamos quien queda de un lado y del otro de la línea y cómo debe tratarse desde la parte de acá a los de la parte de allá.

Lo primero, pues, es saber si queremos estar al lado de los tunecinos y los egipcios, si les apoyamos en la construcción de la democracia y la prosperidad o preferimos seguir enredando.Washington ya ha dicho que sí, rotundamente, mientras que Bruselas no se sabe muy bien si ha dicho algo y qué ha dicho.

Si atendemos a la gesticulación italiana con la inmigración estamos diciendo que no y que nos gustaba más el mundo anterior, con las poblaciones bajo el control de los dictadores.

Si nos fijamos en Francia, basta con ver la cara que le está quedando a su ministra de Exteriores, Michèle Alliot-Marie, para ver que nos gustaban más los tiranos, con quienes tan buenas relaciones mantienen ciertas élites europeas, francesas sobre todo.

Esa nueva división del mundo entre autoritarios y liberales es tan sencilla de enunciar como difícil de definir y organizar.

Después de un mes de vacilaciones, peleas domésticas y lluvia de críticas, la Casa Blanca y el departamento de Estado han empezado a ponerse a la tarea.

Hay talentos del pesimismo que no cesan en su imprecación contra Barack Obama.

Lo último que podía admitir el pensamiento más conservador es que Mubarak cayera o que vencieran los héroes de Tahrir y que no fuera por el impulso directo de una orden salida de Washington.

El ensanchamiento de la libertad en el mundo se concibe como una reducción del poder y la fuerza de Estados Unidos.

Curiosa forma de contemplar a un país que tiene sus orígenes en una revolución asentada sobre la idea de la libertad del ciudadano.

De modo que EE UU ha hecho lo único que no les gusta estos apóstoles de la estabilidad: acompañar al movimiento y empezar a cambiar de posición en su actitud ante las dictaduras en el mundo.

Una nueva agenda de la libertad está ahora en el taller de las ideas para responder al desafío y poner al día a la política exterior de Washington. A diferencia de la anterior, la de George Bush, que también quería extender la democracia por el planeta, la de Obama no será militar, sino pacífica.

No hay que cambiar regímenes a punta de pistola, sino exigirles que respondan pacíficamente a quienes se manifiestan pacíficamente; demandarles el reconocimiento de las libertades de expresión y de reunión; apoyar moralmente a los ciudadanos que se movilizan; y estimular a los regímenes para que respondan a las exigencias de cambio.

Estas son unas primeras ideas esbozadas por el presidente, en su rueda de prensa del martes, en la que se declaró “en el lado correcto de la historia” y recordó que “la democracia es un lío, porque no tienes que negociar con una persona sino con un amplio abanico de puntos de vista”.

Hillary Clinton, la secretaria de Estado, el mismo día, amplió estas ideas con una notable intervención acerca del mundo digital. Es la tecnología la que amplia el espacio público compartido del siglo XXI.

Los estados democráticos deben comprometerse para que el ágora global sea abierta y los ciudadanos cuenten con libertad de conectar.

En el trato con las dictaduras, habrá que situar también en primer plan esta exigencia, que no afecta a un sector industrial, el de Internet y las telecoms, sino al futuro de la libertad en el mundo.

La reacción de Washington ante Wikileaks no es el mejor modelo para esta nueva agenda, pero sí lo es el esfuerzo por atrapar la ola revolucionaria.

Como la revolución misma, el giro no ha hecho más que empezar y la nueva agenda, menos realista, más idealista, es apenas un esbozo que veremos crecer en los próximos meses.

(La idea de que existe una internacional autoritaria no es mía, sino de una periodista ucrania, la editora internacional de Reuters, Christya Freeland y de un intelectual bielorruso, Vitali Silitski. Saben por experiencia propia de lo que hablan).

17 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, ARTÍCULOS de OPINIÓN, INTERNACIONAL, revueltas islam | , , , | Deja un comentario

Del G-20 al G-Cero

Estados Unidos carece de recursos para continuar asegurando

un marco necesario de seguridad en el que prosperen el libre mercado, el libre comercio y la movilidad del capital

Economía – 15/02/2011 8:01 – Autor: Redaccion – Fuente: BBC Mundo
Etiquetas: economiausag-0bremmerchinaglobalizacion
Nadie lidera ese "mundo del G-Cero".
Nadie lidera ese “mundo del G-Cero”.

Ya tuvimos el G-5, G-7, G-8, G-8 más 1 y G-20. Pero ahora, según dos líderes de las ciencias políticas y la economía internacionales, vivimos un nuevo orden mundial que denominan “el mundo del G-Cero”.

Como le dijo a BBC Mundo uno de esos dos expertos, Ian Bremmer, experto en Ciencias Políticas y presidente de la firma consultora Grupo Eurasia, a raíz de la crisis financiera, Estados Unidos ya no es el líder de la economía global, y ninguna otra nación, o grupo de naciones, tiene el peso político y económico para sustituirlo.

Y en lugar de un foro para el compromiso, el G-20 se avizora como campo de batalla entre las naciones que lo componen.

Esa tesis la expusieron Bremmer y Nouriel Roubini, profesor de Economía en la Universidad de Nueva York, en EE.UU., y presidente de la consultora RGE Monitor,en un artículo publicado por la revista especializada Foreign Affairs.

Pero ya la habían adelantado en el Foro Ecónomico Mundial de Davos de este año, en el que la tesis generó una amplio debate.

¿Era de incertidumbre?

Lo que sostienen Bremmer y Roubini es que el Grupo de los 20 países industrializados y emergentes “está en camino a la obsolescencia y el mundo está en un punto n el que ni un solo país ni un bloque de países serán capaces de conducir un programa internacional”.

En opinión de los expertos, “el grupo ampliado de las principales economías ha pasado de un posible concierto de las naciones a una cacofonía de voces” que ha minado la cooperación económica internacional y avizora conflictos económicos y la posibilidad de una nueva crisis global.

Según ellos, Estados Unidos carece de recursos para continuar asegurando un marco necesario de seguridad en el que prosperen el libre mercado, el libre comercio y la movilidad del capital mientras que Europa está totalmente ocupada en sus problemas financieros y Japón está atado a complejos problemas políticos y económicos nacionales, con lo cual “un G-3 de los Estados Unidos, Europa y Japón no es una alternativa viable”.

China, entretanto, no tiene interés en aceptar las cargas que vienen con el liderazgo internacional, y el resto de los países emergentes se ha visto enfrentado con los desarrollados “en temas de vital importancia, como la coordinación macroeconómica internacional, la reforma de regulación financiera, la política comercial y el cambio climático”.

¿Llamado de guerra?

¿El resultado?: la prolongación de una era de incertidumbre que se traducirá en conflictos, proteccionismo y guerras comerciales.

Precisamente muchas de las voces críticas de la tesis de Bremmer y Roubini dicen que la idea del “mundo del G-Cero” es un “llamado a la guerra económica”, como la definió Laurence Parisot, la presidenta de la principal organización patronal francesa (la MEDEF, por sus siglas en francés).

En declaraciones a BBC Mundo, Ian Bremmer se defendió expresando: “Yo no creo que un mundo del G-Cero sea bueno, pero yo no soy un político sino un científico de la política, y es importante que entendamos el mundo circundante como es y no como quisiéramos que fuera”.

Bremmer añadió: “Es bueno que hayamos creado el G-20, el cual refleja aspiraciones, pero que no es un foro efectivo y puede que nunca lo sea. La única manera de que del G-20 sea efectivo es que establezca expectativas a un nivel razonable y que no nos engañemos, que no hablemos de una cooperación global que no está ocurriendo. Tenemos problemas con el clima, con el comercio, con la moneda, y no se están solucionando”.

¿Hay solución?

Con respecto a las soluciones, otra de las críticas a la tesis de Bremmer y Roubini es que “censura pero no propone remedio”, como manifestó Il Sakong, el jefe del comité organizador de la cumbre del G-20 en Corea del Sur.

“La solución comienza con la comprensión de en qué situación nos encontramos -le respondió Bremmer en BBC Mundo-. Mi primera sugerencia es establecer objetivos de alcance modesto centrados en metas que sean posibles. Y luego sostener conversaciones honestas”.

Los europeos, por ejemplo, “son honestos acerca de la actual situación en la que se encuentran y en que reequilibrar la balanza requerirá pagar un alto precio y se sabe quiénes tendrán que pagar las facturas”.

Igual que en la Unión Europea, “a nivel global se requiere un ejercicio de calibración, en el que el mundo desarrollado no podrá seguir consumiendo como lo ha hecho; el dólar estadounidense no continuará siendo la moneda global, la moneda de reserva como lo ha sido. Pero hemos carecido de honestidad”.

¿Y el futuro?

Sobre su visión del futuro, Bremmer estimó que “el G-Cero no es sostenible y en la medida en que veamos conflictos globales que no se solucionan aumentará la necesidad de liderazgo”.

Y dijo que “lo más probable es que se generen asociaciones regionales más fuertes, lo que se está viendo en los estados del Golfo Pérsico, en Eurasia con una Rusia más importante y en una América del Sur con un Brasil como ente nuclear más coherente”.

Incluso podría verse en cuestión de una década un G-2 efectivo entre Estados Unidos y China, en caso de que China desarrolle su economía de una manera exitosa y Estados Unidos reduzca el proteccionismo.

Si eso no ocurre, quizás los países desarrollados cooperen de una manera más cercana para defender el viejo orden liberal”.

Aunque la clave, añadió “estará en lo que pase en Asia con respecto a la integración económica, a la integración en materia de seguridad, y con China e India probablemente cada vez más en competencia”.

En resumen, “en los próximos años el G-Cero se volverá más problemático, pero al final como mecanismo no podrá mantenerse. Lo único cierto ahora es que vivimos un nuevo orden donde no hay liderazgo y es la primera vez que experimentamos algo así en muchísimo tiempo”, concluyó Bremmer.

15 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , | Deja un comentario

LO QUE ESTÁ PASANDO EN EL NORTE DE AFRICA NO ES CASUALIDAD

Posted by Directorio de Noticias on enero 29, 2011 · Dejar un comentario (Editar)

2007_05_01_Cuba_bloqueo
Rate This
El retraso en la Invasion a Irak forma parte de la culminación de una estrategia, Los acontecimientos en el Norte de Africa están unidos y manejados por el Gran Titiritero
Orlando Sabini | Para Kaos en la Red | 29-1-2011
www.kaosenlared.net/noticia/esta-pasando-norte-africa-no-casualidad

Compartir: 

EL INEVITABLE DESTINO DE IRAN Y LOS MALINCHES ISLÁMICOSVuelvo sobre la programada necesidad de la intervención por parte de USA en Irán. Hace algún tiempo atrás escribí en este medio que la cuestión era la posición del mundo árabe. 

Los “potentes” del mundo desaconsejaron una intervención de parte de USA en el futuro inmediato. La invasión armada a Irán solo se postergó. Había que repensar la estrategia porque el mundo árabe no ofrecía el apoyo necesario.

Así comenzó la puesta en práctica de una nueva estrategia para no postergar demasiado, en el tiempo, la invasión a un país “rebelde” a la política imperialista y centro neurálgico de la oposición a la estructura social occidental dirigida y dominada por USA.

La cuestión árabe para USA es de crucial importancia. A la Unión Árabe propuesta por Nasser, la movida de USA fue incitar a Israel a una guerra que terminaría con la “compra” de Anwar El Sadat. Egipto pro-soviético expulsa, de la noche a la mañana, mas de 200 asesores de la Unión Soviética.

Arabia Saudita pacta, asegurándose la no agresión de Israel ypara ello, además de la palabra del gobierno del norte, recibe 8 aviones Awacs para controlar su espacio aéreo y asegurarse con certeza.

Surge la libertaria posición de Libya y es controlada con los bombardeos de las tiendas de Ghedaffi en pleno desierto, donde muere una de sus hijas.

Este primer paso era lograr países árabes “socios” o al menos neutrales. La globalización haría el resto.

Hoy es imprescindible una porción de países neutrales, de aquellos de poco peso en el mundo Islámico.

Los de mayor peso deben ser “voces” contra Irán para que la invasión tenga el éxito asegurado y un costo leve frente a la opinión mundial y americana que no está con el ánimo de aceptar una nueva crisis.

Si observamos los últimos movimientos políticos en esta zona, podemos encontrar una razón que aparenta “casual” pero que categóricamente no lo es:

El referéndum del Sud Sudan y la aceptación de una nación independientre por parte de un 98% de la población, pareciera ser un acto de absoluta democracia. No lo es.

El Sud Sudan es la zona rica en recursos, es una cuña política en la zona del cuerno de África y el debilitamiento del gobierno de Karthoumintransigente a las órdenes del gobierno del norte,

No alcanza el apoyo de Arabia Saudita, Jordania y los Emiratos a las ideas yankees. La situación en Líbano,Siria e incluso Irak es netamente de apoyo a Irán. No está muy definida la posición de Turquía.

La posición de los países Islámicos del Norte de África es netamente contraria al expansionismo americano y su modelo social. Egipto es un moderado pero no está en condiciones de dar apoyo al Tío Sam.

Por lo tanto hay que aplicar una política y una estrategia para socavar esta estructura “anti norteamericana” en el avance hacia Teherán.

Ya se han publicado en la página de Assange documentos secretos de la manipulación de los acontecimientos en Egipto.

Pero también “sufren manifestaciones libertarias” Marruecos, Túnez, se prevé Argelia en un corto plazo, al sumarse Egipto, solamente quedaría Libya en un muy difícil equilibrio.

Todos sabemos que Ghedaffi lo que publicó en su Libro Verde quedó tapado por el capitalismo del cual se transformó en un fiel representante con discursos maquillados de una coherencia que solo los “potentes” saben manejar.

El punto es una “renovación” a la vista de estos pueblos para poder introducir dentro de los nuevos gobiernos “apoyo” a cambio de “apoyo” en la cruzada contra los infieles de Irán.

Muchos al leer esto se sentirán escépticos a mis palabras. Es cuestión de seguir los acontecimientos…..pero el resultado es uno solo: liquidar un intransigente enemigo.

Así fue Afghanistan donde nada cambió, Irak, donde nada cambió. Solo la voz del “representante del pueblo” cambió para gritar

“VIVA USA, EL DEFENSOR DE UNA NUEVA SOCIEDAD, DEL NUEVO ORDEN, MAS JUSTO PARA LOS PATRONES DEL MUNDO”.

30 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , , , , | Deja un comentario