cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

La OTAN asume el mando de las operaciones en Libia

La OTAN asume el mando de las operaciones en Libia

La Alianza Atlántica, que ya comandaba el embargo naval, acuerda en Bruselas ejecutar la zona de exclusión aérea

RICARDO MARTÍNEZ DE RITUERTO – Bruselas – 27/03/2011

  • La OTANha decididoasumir este domingo la dirección de toda la campaña militar contra el régimen libio de Muamar el Gadafi, incluidas las operaciones de ataque a tierra que puedan ser necesarias para cumplir el mandato de Naciones Unidas de proteger a la población civil de los ataques de los fuerzas de coronel.

Antes de la decisión política de adoptar nuevas atribuciones, el general canadiense Charles Bouchard, que estará al mando de la operación, declaró que la recién asumida de exclusión aérea “se ejecutará con cuidado y precisión para evitar daños a la población”.

El acuerdo remata el gradual despliegue de la operación Protector Unificado, que en un principio cubría sólo el embargo naval y en la noche del jueves fue extendida a la exclusión aérea en toda Libia, lo que supone que el Consejo Atlántico (NAC en sus siglas en inglés, el órgano ejecutivo de la Alianza) se hace responsable también de los futuros ataques a tierra.

La dirección plena ejecutiva será asumida por el general Bouchard, en el cuartel general de la OTAN en Nápoles, en el momento en que estén perfilados todos los sistemas operativos.

Si la OTAN se reserva la dirección ejecutiva de la operación queda por definir qué papel vaya jugar en el empeño libio el grupo de países formado en torno a Francia y Reino Unido, la coalición de voluntarios que hasta ahora ha estado llevando el grueso de la operación contra Gadafi.

Medios aliados dan por hecho que el directorio que debe formarseel martesen Londres “ofrecerá directrices políticas en sentido amplio”, pero que será la OTAN la que dirija en exclusiva lo que haya que hacer en lo militar. “Se escucharán sus indicaciones, pero el NAC decidirá”,

La reunión de los embajadores se ha producido mientras las fuerzas rebeldes logran sobre el terreno éxitos que hace escasos días parecían impensables.

El ministro británico de Defensa, Liam Fox, tuvo que salir al paso de informaciones de la prensa de su país según las cuales la coalición esta dispuesta a proporcionar medios a los antigadafistas.

Fox aseguró en la BBC que la coalición internacional ni está entregando ni va a entregar armas a los alzados.

“Según avanzan por la costa los rebeldes van controlando puntos de exportación de petróleo y si siguen avanzando hasta Ras Lanouf quiere decir que pronto estarán en condiciones de controlar las exportaciones petroleras libias”, comentó en otro momento el ministro.

“Eso creará una dinámica y un equilibrio muy diferentes en Libia”.

Pendientes del directorio

Está por ver qué efectos puede tener sobre el régimen el golpe estratégico de perder el acceso al petróleo, pero podría acelerar las gestiones diplomáticas que la conferencia de Londres quiere catalizar. Nicolas Sarkozy mantiene que “la solución no puede ser sólo militar; será una solución política y diplomática“.

El presidente francés quiere presentar en Londres junto al primer ministro británico, David Cameron, un plan para salir de la crisis. Italia también tiene sus propias ideas sobre el futuro de Libia, paquete que intenta pactar con Alemania.

Las reservas de Roma y Berlín ante la operación de acoso y derribo de Gadafi son el polo opuesto al activismo militar de París y Londres.

Roma, como el conjunto de la comunidad internacional, considera innegociable el abandono del poder por Gadafi y plantea un alto el fuego visado por Naciones Unidas, la apertura de un corredor de asistencia humanitaria y consultas con las principales tribus libias con vistas a que todas las partes afectadas elaboren un nueva constitución para el país.

El ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, comentó en el Brussels Forum que cada primavera organiza en Bruselas el German Marshal Fund, que Libia y su crisis no son el centro de gravedad de la región.

A su juicio, no hay que apartar los ojos de Bahréin, Siria y Argelia. “Esos son los verdaderos problemas a los que nos tendremos que enfrentar”, pronosticó.

Anuncios

27 marzo, 2011 Posted by | libia | , , , , | 1 comentario

El G7 aprueba una intervención coordinada del yen tras la petición de Japón

El G7 aprueba una intervención coordinada del yen tras la petición de Japón

elEconomista.es

18/03/2011 – 1:22                   ÚLTIMA HORA

Reloj

Esta noticia acaba de llegar a la redacción y la estamos ampliando.

Actualiza en unos minutos la página para ver los cambios.

El dólar se disparaba por encima de los 81 yenes después de que los ministros de economía y finanzas del Grupo de los 7 haya acordado tras una conferencia telefónica conjunta intervenir de forma coordinada y conjunta la divisa nipona.
 
Esta decisión estuvo propiciada después que el yen registrase el pasado jueves niveles históricos en su cambio con la moneda estadounidense.

El comunicado emitido por el G-7 expresa una total confianza en la economía japonesa y su sistema financiero.

Sin embargo, el documento reconoce que las excesiva volatilidad en el mercado de divisas y los movimientos desordenados dentro del sector pueden dañar la economía y la estabilidad global.

El ministro de economía, Yoshihiko Noda, confirmó esta decisión y añadió que el Banco de Japón intervendra a las 9:00 de la mañana hora local.

Mayor estabilidad en el mercado

“Dado el comportamiento del yen tras los trágicos acontecimientos en Japón, EEUU, Reino Unido, Canadá y el Banco Central Europeo junto con Japón hemos decidido intervenir de forma coordinada el mercado de divisas“, dijo Noda durante una rueda de prensa.

Mientras el Banco de Japón intervino a las 9am de la mañana hora local, el resto de bancos centrales lo harán cuando habran sus respectivos mercados.

El G-7 expresó de forma contundente que esta intervención contribuirá a una mayor estabilidad de las divisas. Así, “el Banco de Japón intentará lograr una mayor relajación monetaria para garantizar la estabilidad de sus mercados financieros y ofrecer amplia liquidez al mercado”, afirmó el comunicado.

¿Por qué se fortalece el yen? Otro enemigo para Japón

Pedro Calvo

9:30 – 17/03/2011

Yen.jpg

El Nikkei minimiza las caídas

El destino puede ser macabramente caprichoso. El yen japonés ha llegado a tocar máximos y se ha situado situarse en 76,25 unidades por yen, superando así el máximo previo de 79,75 que marcó el 19 de abril de 1995.

Es decir, desde el súbito impacto alcista provocado en la moneda japonesa por el terremoto de Kobe en enero de ese mismo año. Dieciséis años después, otro seísmo, el del pasado viernes, ha devuelto al yen a esos niveles.

No acaban ahí las dudas. ¿Cómo es posible que se aprecie una divisa cuyo país está sometido a la destrucción del temblor y el posterior tsunami y a la elevada incertidumbre generada por la alarma nuclear? Tres motivos principales lo explican.

El primero, la repatriación de divisas por parte de las empresas y los bancos japoneses, una tendencia que traza otro nexo temporal con el seísmo de Kobe. Entonces, este motivo provocó que el yen se apreciara un 20 por ciento en los tres meses posteriores al terremoto, sufrido el 17 de enero. ¿Se repetirá la historia? Hay quien opina que sí.

“Tras el shock inicial, el dólar-yen podría caer hasta las 65 unidades a pesar de la intervención de las autoridades”, vaticina Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank. Por el momento, el Banco de Japón (BoJ) ha inyectado 28,5 billones de yenes -unos 260.000 millones de euros-.

Esa repatriación responde a una estrategia meramente defensiva. Ante la interrupción de la actividad industrial y crediticia, las empresas y las entidades financieras buscan reforzar sus posiciones recuperando el dinero procedente de las inversiones que tienen en el exterior.

El segundo motivo consiste en la entrada de dinero de otros países asiáticos que buscan resguardo en la moneda japonesa, la de mayor influencia en la región. “Cuando los inversores asiáticos se enfrentan a situaciones de incertidumbre, compran yenes como protección”, apunta Juan Ramón Caridad, director en España de Swiss & Global.

Riesgos locales… y mundiales

Para Juan Ignacio Crespo, director europeo de Thomson Reuters, hay un tercer motivo que merece ser destacado. A su juicio, la apreciación del yen “sobre todo se debe a que se deshacen posiciones de carry trade, porque ha habido una reducción general de riesgo en las carteras”.

Hay que tener en cuenta que los bajos tipos de interés vigentes en Japón durante la última década -periodo en el que han permanecido próximos al 0 por ciento- han estimulado que los grandes fondos y bancos de inversión hayan usado la divisa nipona como plataforma sobre la que edificar sus posiciones en activos con riesgo.

Esta estrategia, conocida como carry trade, incluye entre sus consecuencias un debilitamiento de la divisa financiadora -en este caso, el yen-. Eso, en caso de que los inversores sean optimistas y sientan apetito por el riesgo. Si, por el motivo que sea, retorna el pesimismo o la incertidumbre, rebobinan; esto es, deshacen sus inversiones en activos con riesgo y la divisa financiadora vuelve a apreciarse. Justo lo que está ocurriendo en las cuatro últimas jornadas.

Éste es, de hecho, uno de los riesgos que la situación actual puede provocar para la economía mundial. En los últimos años, Japón ha sido un manantial de dinero para el resto del mundo, una tendencia que se ve alterada por la incertidumbre actual. Los mercados, por tanto, se enfrentan a un periodo en el que la liquidez puede ser inferior, sobre todo en lo que respecta a los activos con riesgo, como los mercados emergentes o las materias primas.

Al mismo tiempo, la apreciación del yen, que actúa como un termómetro para medir cómo ha cambiado el panorama económico y financiero japonés tras el terremoto del viernes, genera dificultades locales. Hasta que se corrija, algo que esperan los analistas a medio plazo y que ya ocurrió en 1995 tras la estampida alcista inicial, será una pesada carga adicional para la exportadora economía nipona.

“Ahora, nos encontramos con un riesgo real de cambio de comportamiento microeconómico en Japón: la mayoría de inversores podrían aumentar su sesgo local (la tendencia a invertir y comprar dentro de su propio país). Si esto sucede, circularía menos dinero en el sistema global y el pastel de capital flotante sería menor”, resume Steen Jakobsen.

El G-7 se reunirá antes de la apertura del mercado nipón para decidir si interviene

Reuters / Bloomberg
17/03/2011 – 13:54
japon-coche-terremoto.jpg
Tokio tras el seismo. Imagen: Reuters 

Los ministros de Finanzas del G-7 se reunirán este viernes antes de la apertura del mercado en Japón, a través de una teleconferencia, para debatir sobre el impacto económico de la catástrofe japonesa y sus consecuencias en los mercados después de que el yen haya alcanzado máximos desde la II Guerra Mundial frente al dólar.

Podrían optar por una intervención coordinada para evitar que se paralice la tercera economía mundial.

El yen sigue disparado pero Japón no habla de intervención por el momento.

 

La divisa se ha disparado a un máximo récord contra el dólar por la especulación de que Japón repatriará  millones de dólares en fondos en el extranjero para costear la enorme reconstrucción, que se espera sea mucho más cara de la que ocasionó el terremoto de Kobe en 1995.

Los ministros de Finanzas y banqueros centrales del G-7 sostendrán una conferencia telefónica sobre las 23 horas (en España), es decir, las 7.00 hora local del viernes en Tokio, según ha informado el ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda, a los periodistas.

Será antes de la apertura del mercado en Japón.

Según Noda, los mercados financieros se preparaban para una potencial intervención cambiaria tras el avance del yen.

Las charlas se enfocarán en las repercusiones de la crisis, incluyendo su impacto en el crecimiento económico, en la producción energética y en la cadena de abastecimiento, además de su efecto en los mercados volátiles.

La ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde, anunció ayer miércoles que “hay que estar a disposición de nuestros amigos japoneses sobre asuntos monetarios”.

18 marzo, 2011 Posted by | ECONOMIA, G-7, NOTICIAS | , | Deja un comentario

La ‘guerra humanitaria’de los examigos

ERNESTO EKAIZER

La ‘guerra humanitaria’de los examigos

EEUU no desea una intervención militar

ERNESTO EKAIZER 13/03/2011 08:00

Es el mundo al revés. La Francia de Chirac fue la bestia negra de Bush en 2003, cuando EEUU intentó legalizar en la ONU la guerra contra Irak.

Y ahora la Francia de Sarkozy se anticipa a la cumbre europea y reconoce al Consejo Nacional Libio, cuyos líderes son dos ministros desertores de Gadafi. El petit Napoléon, que diría Victor Hugo, consigue espacio en los medios de comunicación con su idea de preparar “ataques aéreos selectivos” en Libia, susurrada desde el Elíseo.

El hecho es que el sempiterno candidato a una intervención militar, EEUU, no está por la labor, porque los generales y almirantes no lo ven.

Sarkozy cree haber encontrado un filón para frenar su descrédito político

La razón es estratégica. El secretario de Defensa norteamericano, Robert Gates lo explicó claramente: “Cualquier futuro secretario de Estado que aconseje al presidente de Estados Unidos enviar tropas a Asia o Áfricatiene que hacerse ver de la cabeza”. Es la posición del almirante Michael Mullen, jefe de la Junta de Jefes del Estado Mayor.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, demostró que no necesita hacérselo mirar, el pasado jueves. “Quiero recordar”, explicó en el Congreso, “que hemos tenido una zona de exclusión aérea en Irak y que ello no impidió a Sadam impulsar matanzas contra el pueblo. Y su Gobierno continuó. Y tuvimos una zona de exclusión en Serbia y, después, bombardeos durante 78 días. Milosevic siguió. Tampoco en Kosovo, hasta que no enviamos tropas”.

Con todo, tanto a EEUU como a la UE, y especialmente Sarkozy, que cree haber encontrado un filón para frenar su descrédito político, ya les va bien que se vuelva a hablar de “guerra humanitaria”.

Bush, Blair y Aznar impulsaron la guerra de Irak y luego, con el pretexto de la renuncia de Gadafi a las armas de destrucción masiva, presentada como el gran éxito de aquella, los tres secoordinaron para rehabilitar al dictador y le convirtieron en “nuestro hijo de puta”, según aquella famosa expresión del presidente Franklin D. Roosevelt respecto al dictador nicaragüense Anastasio Somoza, que, más tarde actualizaría el general Vernon Walters, subdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), tras el golpe del general Augusto Pinochet en Chile.

Países que están reprimiendo a su población jugarán un papel estelar

He aquí que la “guerra humanitaria” está otra vez sobre la mesa. Los que mantienen su rechazo a la Corte Penal Internacional, como EEUU, país que hace apenas un mes vetó en el Consejo de Seguridad la condena de la política de Israel en los territorios palestinos ocupados, han dado su voto para investigar a Gadafi por crímenes contra la humanidad, siempre, claro, que se garantice la inmunidad de soldados y funcionarios norteamericanos, caso de que finalmente sean enviados a Libia. ¡Y se prevé que en esta guerra, países como Arabia Saudí, que están reprimiendo sin contemplaciones a estas mismas horas las protestas de su población, deberían interpretar el papel estelar!

13 marzo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, DENUNCIA, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , | Deja un comentario

Libia coloca a China en el centro de la atención mundial

08-03-2011
Libia coloca a China en el centro de la atención mundial
Asia Times Online
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens
Launcelot Gobbo dijo a su anciano padre en un momento conmovedor de la obra El mercader de Venecia de Shakespeare: «La verdad saldrá a la luz, el crimen no se puede ocultar durante mucho tiempo». Pero la tragedia de la vida es que a menudo, para cuando «la verdad salga a la luz», Gobbo habrá llegado a estar medio ciego y ya no podrá ver a su hijo.Para los cientos de miles de iraquíes que perecieron desde 2003, no es consuelo alguno que la «verdad haya salido a la luz»: que la guerra fue ilegítima, creada por la codicia y la arrogancia imperial. Por eso, es importante que la intervención en Libia propuesta por EE.UU. no se convierta en otra estadía más de asesinatos en otro país desconocido.

Un informe en el Sunday Times de Londres de que una unidad de fuerzas especiales británicos fue capturada en el este de Libia subraya que la «verdad» vuelve a escasear una vez más. Cualquiera que siga los eventos en Libia sabrá que el control de Muamar el Gaddafi sobre las provincias orientales de su país, en especial Bengasi, es débil en el mejor de los casos. Libia es un complejo mosaico tribal y los servicios de inteligencia occidentales aprovecharon el talón de Aquiles de Gaddafi.

La guerra es la única opción

El secretario de defensa británico Liam Fox escribió recientemente un artículo en el Sunday Telegraph de Londres en el que argumenta que el impacto del levantamiento en Medio Oriente será trascendental y resonará durante muchos años, suscitando así la pregunta de cómo las fuerzas británicas reaccionarían ante situaciones de crisis. Fox prometió que fortalecería las fuerzas especiales de Gran Bretaña como respuesta a la revuelta árabe. He aquí algunos pasajes de su artículo:

«Los acontecimientos de los últimos días pueden producir un choque estratégico y cambiarán la manera cómo vemos el mundo. La velocidad de los eventos en el norte de África ha mostrado con qué rapidez pueden cambiar las circunstancias y con qué rapidez el Reino Unido puede ser involucrado.

Una isla como Gran Bretaña, con tantos intereses en tantas partes del mundo […] se ve inevitablemente afectada por la estabilidad global […].

Si fuera necesario, podríamos poner en marcha una fuerza de 30.000, incluidos recursos marítimos y aéreos, para una intervención especial. Aunque no puedo entrar en detalles, nuestras Fuerzas Especiales, respetadas internacionalmente y probadas en la batalla recibirán capacidades significativamente realzadas».

Evidentemente, la «opción de la intervención» impulsa a la implacable fuerza anglo-estadounidense. Un poco más atrás, es seguida por Francia para no perder los «dividendos de la paz» que vienen después de la intervención: el petróleo libio. La analogía con la guerra de Iraq es impresionante, con la excepción de que las cosas avanzan muy rápido.

Los senadores John McCain y Joseph Lieberman de EE.UU. bosquejaron enérgicamente el anteproyecto para el presidente Barack Obama inmediatamente después de volver a Washington después de sus consultas en Tel Aviv. Instaron a Obama a que emprendiera una acción más dura contra Gaddafi. Lieberman exigió: «El hecho es que ahora es el momento para actuar, no para hacer declaraciones».

McCain aclaró pasos específicos: «Los pilotos libios no podrán volar si hay una zona de exclusión aérea y podríamos utilizar recursos aéreos para asegurar que así sea. Hay que reconocer a algún gobierno provisional que la parte oriental de Libia trate de establecer, ayudarles con ayuda material, asegurar que cada uno de los mercenarios sepa que […] se verá frente a un tribunal de crímenes de guerra. Hay que ponerse duro».

En esto, Obama se puso «duro». El principal corresponsal militar de Politics Daily, David Wood, informó desde Fort Bragg, Carolina del Norte, hace cuatro días:

«Con órdenes de la Casa Blanca de prepararse para “todas las opciones”, planificadores militares en todos los servicios armados se apuran, desde el XVIII Cuerpo Aerotransportado y la 82ª División Aerotransportada, con su base aquí, al Comando Central de EE.UU. y el Comando de Operaciones Especiales de EE.UU. en Tampa, Florida, hasta la célula de operaciones futuras de la 26ª Unidad Expedicionaria de los Marines, embarcada en el USS Kearsarge, un ambicioso transporte anfibio de ataque dirigido hacia Libia desde el Mar Rojo […]. Ninguno de los planificadores estadounidenses involucrados está dispuesto a hablar oficialmente.

«En privado, sin embargo, los planificadores, estrategas y analistas describen una gama de misiones potenciales desde la imposición de zonas de “no vuelo” y de “no movimiento” […] al lanzamiento de operaciones humanitarias y de ayuda limitadas y de corta duración. Y como los planificadores de operaciones deben considerar situaciones en el peor de los casos, algunos también consideran una intervención armada en mayor escala».

Agence France-Presse informó desde Atenas el viernes que el USS Kearsarge y otro barco de guerra, el USS Ponce, ya habían anclado en la base naval de EE.UU. en la isla griega de Creta y que el grupo anfibio preparado incluye a 800 marines y a una flota de helicópteros. El portaaviones estadounidense USS Enterprise (con cazabombarderos que podrían imponer una zona de no-vuelo) también está disponible para la crisis en Libia.

¿Definición de un momento histórico?

En breve, el intento de Washington de mostrar que sus planes para Libia vienen influidos por los eventos no tiene sentido. Evidentemente, EE.UU. está definiendo un momento histórico: si los intereses económicos vitales del mundo occidental son amenazados, sólo EE.UU. puede rescatarlos, incluso si el teatro se encuentra en la vecindad inmediata de Europa.

A diferencia del caso de la guerra de Iraq, Europa respalda sólidamente a EE.UU. No hay voces disonantes, como la de Jacques Chirac de Francia o la de Gerhard Schroeder de Alemania, que no tomen en serio la inminente intervención estadounidense. Intereses económicos y empresariales vitales de Europa están en juego en Libia.

Pero las velas de Obama también son impulsadas desde otros dos lugares. Primero, la actitud «cooperativa» de Rusia. Rusia no se opone a los planes de EE.UU., lo que le facilita las cosas a Obama en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y le evita el estigma del «unilateralismo». Los diplomáticos rusos se esforzaron por lograr que la resolución unánime sobre Libia fuera aprobada en Nueva York, lo que fue una contribución importante para la diplomacia estadounidense.

Evidentemente, el «reajuste» de Obama con Moscú está teniendo efecto. Obama ha consentido exitosamente a los caprichos rusos de ser tratados como una «potencia igual». Ahora, incluso podría haber más trueques entre EE.UU. y Rusia en los próximos meses después de la crisis de Medio Oriente. Los iraníes ya expresan su inquietud de que Moscú esté nuevamente jugando a los escondites sobre el inicio de la planta de energía nuclear de Bushehr.

En todo caso, sea o no por coincidencia, el vicepresidente de EE.UU., Joseph Biden, visitará Moscú esta semana y Washington ha ofrecido la defensa de misiles y la participación de Rusia en la Organización Mundial de Comercio como dos áreas prioritarias en las políticas estadounidenses en 2011.

En todo caso, todo este negocio de democracia y «despertar árabe» nunca excitó verdaderamente a Rusia. En la visión «desideologizada» del mundo de Rusia, con un acento total en sus propios intereses, no existe un requerimiento de promover la democracia en el exterior. De hecho, la democracia se puede propagar como una enfermedad contagiosa y, después de todo, el Gran Medio Oriente y el «mundo musulmán» también incluyen el Cáucaso y las estepas centroasiáticas.

También para China, probablemente, exista un desasosiego respecto al virus de la democracia. Pero es una preocupación periférica y probablemente una molestia. Pero China es siempre un país singular y su conducta en Nueva York fue muy poco normal al votar por la resolución de EE.UU. para imponer sanciones contra Libia y enviar a ese país ante la Corte Penal Internacional.

La no intervención ha sido un principio crucial para China. Respecto a Myanmar, Zimbabue o Corea del Norte, la posición de China ha sido consecuente. ¿Fue el espectro de Gaddafi pisoteando el más sagrado de los principios chinos: la estabilidad? China tiene muchos intereses en la estabilidad de Medio Oriente y sucede que sus intereses económicos coinciden con los intereses orientales.

Pero esto no basta para explicar la nueva posición china sobre la soberanía nacional. Un motivo podría ser que la propia China se vio a la defensiva durante gran parte del año pasado al ser puesta en la picota (con razón o sin ella) como un poder «autoritario», y que 2010 resultó ser un año catastrófico para China en política exterior. Libia presenta una oportunidad para que China sea «protagonista», junto a los países occidentales.

La manera cómo China evacuó a sus ciudadanos de Libia también es relevante. Una fragata china fue innecesariamente incluida en la misión y cuatro aviones de transporte militares chinos despegaron de Xinjiang y aparecieron en los cielos mediterráneos en una acción sin precedentes. Además, al no solo evacuar a sus propios ciudadanos, sino al ayudar a rescatar a cientos de europeos, bangladesíes y vietnamitas, China probablemente demostró su disposición a soportar la carga de una potencia mundial.

Sin embargo, sigue existiendo la gran pregunta: ¿es un caso aislado o ha llegado el momento definidor de China como colaborador de EE.UU. en asegurar el «patrimonio común global»? Lo sabremos cuando EE.UU. presione al Consejo de Seguridad de la ONU para que se establezca una zona aérea restringida sobre Libia.

El hecho de que EE.UU. y sus socios están discutiendo la opción de la zona de «no-vuelo» fuera de la ONU si fuera necesario hace parecer que Obama no está lo bastante seguro de hasta dónde está dispuesta China a ceder en sus límites.

Se está conformando un precedente de inmenso significado para la seguridad internacional, y China tiene muchos motivos para la introspección. Como Launcelot Gobbo planteó a su padre ciego: «¿Me parezco a un garrote, a una viga, a un bastón o a un poste? ¿Me reconocéis, padre?».

…………

El embajador M. K. Bhadrakumar fue diplomático de carrera del Servicio Exterior de la India. Ejerció sus funciones en la extinta Unión Soviética, Corea del Sur, Sri Lanza, Alemania, Afganistán, Pakistán, Uzbekistán, Kuwait y Turquía

(Copyright 2011 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente:http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MC08Ak02.html

rEV

9 marzo, 2011 Posted by | libia | , , , | Deja un comentario

La UE no descarta una intervención militar en Libia

La UE no descarta una intervención militar en Libia

“Estamos planteando un plan de acción que prevé todos los escenarios”, han explicado fuentes diplomáticas europeas

24.02.11 – 18:10 –

EUROPA PRESS | BRUSELAS
La UE no descarta una intervención militar en Libia

Según las informaciones de que dispone la UE, por el momento no existe una “crisis humanitaria”./ Ap
La Unión Europea ha admitido que la intervención militar es uno de los escenarios “posibles” sobre los que trabaja para Libia si el líder del país, Muamar Gadafi, no pone freno a la brutal represión de las protestas civiles y si la situación humanitaria se deteriora.
“Es una de las posibilidades en las que trabajamos.
Sería complejo y difícil ponerlo en práctica (…).
Pero estamos planteando un plan de acción que prevé todos los escenarios”, han explicado fuentes diplomáticas europeas.
Cualquier intervención militar, han matizado, requiere la autorización de la comunidad internacional.
La Alta Representante de Política Exterior y vicepresidenta de la Comisión Europea, Catherine Ashton, convocó el miércoles a los embajadores de los Veintisiete para abordar la situación y reclamaron a Gadafi el fin inmediato de la violencia contra su pueblo y el respeto de las autoridades por las aspiraciones legítimas de los libios.
Sin embargo, fuentes europeas admiten que el diálogo con el líder libio “básicamente no existe” y califican de “poco racional” al equipo que lo rodea. Tampoco existe una representación diplomática de la UE, lo que “limita” su posibilidad de acción, y la comunicación con las legaciones de los Estados miembros que sí están sobre el terreno es complicada.
En este contexto la situación es “imprevisible” y la UE trabaja en un plan de acción cuya respuesta se “adaptará” a las circunstancias y que contempla todas las posibilidades de emergencia, incluido “el peor de los escenarios”.
Las fuentes han advertido, no obstante, de que, según las informaciones de que dispone la UE, por el momento no existe una “crisis humanitaria”.
Mientras, la presidencia de turno de la UE que ejerce Hungría este semestre ha activado el mecanismo europeo de protección civil (MIC) para facilitar y coordinar los esfuerzos para la evacuación de los ciudadanos europeos “tan pronto como sea posible”, si bien admiten que no disponen de cifras exactas sobre el número de europeos que permanecen en el país.
La Comisión Europea calcula que entre 5.000 y 6.000 europeos siguen en el país, mil de ellos en Benghazi, la segunda ciudad situada en el este y que se encontraría ya en manos de los manifestantes antigubernamentales.
Los Estados miembros están en contacto para establecer de qué capacidades civiles y militares se dispone, por mar y aire, para la evacuación de los ciudadanos de la Unión Europea que aún están en Libia, aunque las fuentes insisten en que la repatriación de sus nacionales es competencia de los gobiernos y que la UE ofrece apoyo y coordinación.
También hay contactos para coordinar los esfuerzos y compartir información con terceros países como Estados Unidos, Rusia o Canadá.

24 febrero, 2011 Posted by | libia | , , | Deja un comentario