cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

“España está muy barata para los inversores extranjeros”

Quemada (One to One): “España está muy barata para los inversores extranjeros”

Quemada (One to One): "España está muy barata para los inversores extranjeros"

Enrique Quemada, CEO de One to One Capital Partners

@María Igartua  –   05/05/2011 06:00h

España está barata. O, dicho de otra manera, la crisis financiera, la falta de competitividad y la congelación del crédito ha llevado a múltiples empresas a ponerse en venta, lo que se traduce en verdaderas gangas para los compradores extranjeros. Así se desprende del último informe realizado por One to One Capital Partners sobre el sector de las fusiones y adquisiciones en 2010.

La economía mundial está creciendo de nuevo al 5% y muchos países han arreglado sus sistemas bancarios. A esto hay que sumar la limpia que han hecho las compañías para reducir costes con lo que vuelven a tener liquidez.

“España es un sitio al que ir porque está muy barata”, ha asegurado Enrique Quemada, consejero delegado de One to One. “Puedes encontrar empresas con Ebitdas que han sufrido y a través de España entras en el resto de Europa”.

A esto hay que sumar que “tienes al empresario que ha visto que su vecino ha quebrado y ahora con que le quiten simplemente los avales que tiene la regala porque si no acaba perdiendo su casa, la casa de su madre y todo su patrimonio”.

Desde la firma apuntan a que el perfil del comprador será nuevo. Se trata deinversores procedentes de países emergentes que buscan en España una vía de entrada a Europa y las propuestas de compra serán más creativas.

De hecho, se espera un fuerte incremento de operaciones en las que los propios vendedores son también quienes las financian permitiendo el pago a plazos la medida en que el aumento de las exigencias de core capital a las entidades está restringiendo el crédito de manera progresiva.

Así mismo, otra fórmula que la firma espera que se instrumente con mayor frecuencia en los próximos meses será el ‘earn out’, es decir, condicionar una parte del pago al cumplimiento de objetivos.

En cualquier caso, lo que va de 2011 el mercado de operaciones corporativas en España ha sido poco activo pese al repunte de la actividad a nivel mundial. Entre enero y abril el número de adquisiciones ha caído un 8% en general, mientras que en el caso de las pequeñas empresas el retroceso ha alcanzado el 14%.

“Empezamos mal el 2010, mejoró con las medidas de Zapatero de mitad de año, devolvió la confianza y de repente en el año 2011, bofetón. En un entorno en el que el resto del mundo el M&A ha crecido un 28% en este cuatrimestre” afirma Quemada.

Eso es debido al miedo que crece entorno a los países periféricos, “porque el M&A lo mueve la confianza y el crédito y los bancos han cerrado la liquidez”, explica el directivo. En este sentido, Quemada defiende que “sólo se da financiación a las empresas grandes”.

Así, el informe indica que el apalancamiento medio de las transacciones de grandes empresas es de 3,2 veces Ebitda frente al 1,4 veces en el caso de las pequeñas, es decir, las compañías que facturan entre 2 y 10 millones de euros con entre 10 y 50 empleados.

6 mayo, 2011 Posted by | ECONOMIA, EDITORIAL, NOTICIAS | , , , | Deja un comentario

El 90% de la «hucha de las pensiones» está en deuda española

Cuanto más caros se colocan los bonos del Tesoro, más rentabilidad obtiene el Fondo de Reserva de la Seguridad Social

JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO / MADRID
Día 10/01/2011
El Fondo de Reserva de la Seguridad Social o «hucha de las pensiones», que a finales de octubre contaba con 62.677 millones de euros, ha incrementado considerablemente sus inversiones en deuda pública española en el último año, pasando del 55% del total al 88% actual. Esto quiere decir que casi nueve de cada diez euros de la «hucha de las pensiones» está en letras, bonos y obligaciones del Tesoro.
El Fondo de Reserva se nutre de las dotaciones aprobadas por el Consejo de Ministros (con cargo a los excedentes presupuestarios de las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social), de los excedentes derivados de la gestión de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social y de la propia rentabilidad que va generando el Fondo (9.272 millones de euros desde su constitución en 2000».
Sólo zona euro
De los 62.677 millones que tenía el Fondo de Reserva a finales de octubre, 54.886 millones (87,57%) están invertidos en deuda española. El resto, 7.791 millones (valor nominal), está exclusivamente en manos de tres países de la zona euro: Francia (2.986 millones, según su precio de adquisición), Países Bajos (2.614 millones) y Alemania (1.981 millones).
En cuanto a los plazos de estas inversiones, el 33,81% del total (21.190 millones de euros) están colocados a tres años; el 26% (16.321 millones), a diez años; el 24% (15.177 millones), a cinco años; y el 16% (9.989 millones), a corto plazo o menos de un año. Como se observa, el 50% de la cartera está invertida a cinco y diez años.
El cambio de estrategia sobre las inversiones del Fondo se puso en marcha en 2009, año en el que se llevaron a cabo tres importantes operaciones de venta de deuda de países europeos para su reinversión en deuda nacional que, unidas a otros movimientos de la caja del Fondo con el mismo destino, hicieron que de los 58.017,3 millones en deuda pública en 2009 —el Fondo alcanzó los 60.022 millones en 2009—, un 76,7% correspondiera a España, hasta 20,3 puntos porcentuales más que un año antes.
Concretamente, la primera operación supuso la venta de 5.194,6 millones en valor nominal de deuda francesa y alemana, de los que 1.629,6 millones se destinaron a la caja del Fondo y 3.565 millones a la compra de deuda pública. En una segunda operación, se vendieron 1.045,7 millones de deuda pública francesa y holandesa para adquirir deuda pública española y que se completaron con la compra de otros 5.600 millones con el saldo en caja. Por último, el Fondo de Reserva adquirió 1.640 millones en deuda española con la venta de deuda francesa y holandesa y otros 4.515 millones a partir del saldo en caja y flujos procedentes de amortizaciones y cupones.
«Nacionalismo» inversor
Esta nueva estrategia ha provocado las críticas de algunos expertos, que califican el hecho como «auténtico nacionalismo» del Gobierno de Rodríguez Zapatero, ya que entienden que la Seguridad Social ha salido en ayuda del Tesoro público en un momento en que la deuda española aparece ya entre las diez con mayor riesgo a nivel mundial, según refleja el informe trimestral de riesgo soberano elaborado por la consultora CMA.
También consideran que las inversiones del Fondo están poco diversificadas, máxime cuando España sufre frecuentes castigos en su prima de riesgo, que el pasado viernes volvió a alcanzar los 26 puntos básicos.
Hay que recordar que el Tesoro emitió el año pasado 62.100 millones, casi 15.000 millones menos de lo previsto inicialmente. Las emisiones netas previstas para 2011 son de 47.200 millones, según Economía. Además, la inversión del Fondo de Reserva en deuda pública española no puede superar, según la legislación, el 11% de la deuda pública en circulación. A finales de octubre, el porcentaje era del 10,3%, según el Tesoro.
Otros expertos cuestionan que la «hucha de las pensiones» siga aumentando sus inversiones en deuda española cuando ésta perdió hace unos meses la calificación de «triple A (AAA)» y una de las directrices de la Seguridad Social es la de invertir en títulos de «calidad crediticia elevada». En cualquier caso, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha reiterado en varias ocasiones que el Fondo de Reserva seguirá invirtiendo en deuda española.
Se da la paradoja de que cuanto más caros se coloquen las letras, bonos y obligaciones del Tesoro, más rentabilidad obtiene el Fondo con esas inversiones. Octavio Granado dijo en su comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo que «la directora del Tesoro debe tener una “muralla china” en medio de su cabeza porque toda su actuación política se realiza para conseguir emitir la deuda más barata y, el día del semestre que dedican a la gestión del Fondo, su obligación es conseguir que saque más rentabilidad a la deuda».
El secretario de Estado de Seguridad Social también sugirió a esa comisión la conveniencia de que el Fondo de Reserva tenga un consejo privado de asesores, «algo complicado —reconoció— porque los buenos asesores, si están en el sector privado, tienen intereses privados».
En 2010, 65.000 millones
Este Fondo podría alcanzar al cierre de 2010 los 65.000 millones, cantidad que se tenía que haber registrado ya en 2009, según los Presupuestos del Estado. Sin embargo, el Consejo de Ministros no hizo aportación alguna en 2009, a pesar de que la Seguridad Social tuvo un superávit de 8.500 millones. Ello se debió, según Granado, a que «la capacidad de convertir el excedente en provisiones es limitado dadas las necesidades de liquidez que tiene la Seguridad Social en un momento en el que los aplazamientos de cuotas de las empresas siguen aumentando». Esos aplazamientos sumaban unos 8.000 millones de euros en el tercer trimestre del año pasado.

 

13 enero, 2011 Posted by | ECONOMIA, NOTICIAS | , , , | Deja un comentario