cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Bank of Ireland plantea quitas a los tenedores de su deuda subordinada

Desplome de sus acciones

Bank of Ireland plantea quitas a los tenedores de su deuda subordinada

Irlanda vuelve a la carga. Bank of Ireland quiere que los tenedores de bonos de deuda subordinada compartan parte de las perdidas.D.M.P. – Madrid – 31/05/2011

El Bank fo Ireland (BOI), en el que el Estado irlandés participa con un 36%, ha indicado, a través de un comunicado, que su intención es forzar a los inversores a aceptar que compartan pérdidas.

Les ha plantado un acuerdo que permita que sólo se les devuelva entre un 20% en deuda valorada como tier1 y un 10% del valor de la deuda calificada como tier2. Esta medida podría afectar al paquete de deuda subordinada del banco, estimada en unos 2.600 millones de euros.

 El banco añadió que contempla, además, la posibilidad de ofrecer a los tenedores la compra de acciones de la entidad a cambio de de deuda.

La propuesta del segundo mayor banco de Irlanda ha sido rápidamente contestada por los inversores. Las acciones de BOI caen hoy un 27,3% en el selectivo irlandés. El Gobierno gaélico lleva varios meses planteando la posibilidad de exigir quitas a los tenederos de deuda de sus bancos.

Lo que ha sido interpretado como una medida de presión para conseguir mejores condiciones en la renegociación de su rescate financiero. El BCE se ha negado en repetidas ocasiones a que se negocian quitas con los inversores privados para que cubran así parte de la financiación de los rescates de los Estados miembros.

“Este ejercicio de gestión de deuda reflejará el objetivo del ministro (irlandés) de Finanzas (Michael Noonan) de asegurar que los tenedores de deuda subordinada contribuyan significativamente para recaudar 4.200 millones de euros”, explicó el banco en la nota. La pruebas de solvencia efectuadas el pasado marzo por el Banco Central de Irlanda (ICB) establecieron que Bank of Ireland debe captar 4.200 millones euros de capital extra.

 

La pruebas de resistencia irlandesas determinaron que otras dos entidades nacionales, el Irish Life and Permanent (IL&P) y el ESB Building Society, también necesitan una inyección de capital de 4.000 y 1.500 millones de euros, respectivamente.

IL&P anunció hoy que espera recaudar unos 679 millones de euros a través de la compra de 840 millones de euros de deuda subordinada, por la que pagará un 20% de su valor original.

Por su parte, el ESB ofrecerá a sus tenedores de deuda subordinada la devolución del 10% del valor de su deuda, valorada en unos 200 millones de euros.

31 mayo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, DEUDA, ECONOMIA | , , | Deja un comentario

Asfixiar a Irlanda para asustar a España

Asfixiar a Irlanda para asustar a España

  • Nuño Rodrigo – Madrid – 09/05/2011

“El único propósito del rescate irlandés fue asustar a España con una demostración vívida de que los rescates de la UE no son para los débiles de corazón”. Es especialmente ilustrativo, estos días de déja-vu de la crisis de mayo de 2010, este relato del diario Irish Timessobre el rescate a Irlanda, donde relata las prioridades que guiaron el apoyo al Tigre Celta, y aliviar las finanzas del país no estaba precisamente entre ellas.

“¿Era necesario forzar el colapso de Irlanda para asustar a España? La respuesta está en una falla fundamental en el diseño del euro: la ausencia de medios para lidiar con grandes insolvencias bancarias”, añade el diario dublinés.

Un eventual rescate de la banca española sería demasiado costoso financiera y políticamente, y solo se consideraría como última medida para evitar la ruptura del euro. Por lo que Europa prefirió sacrificar Irlanda y, de paso, salvar el 100% de las posiciones en deuda irlandesa de los inversores.

Escrito desde el punto de vista irlandés, el artículo comenta la existencia de sospechas de que en la banca española pueda haber pérdidas ocultas, como las que obligaron al rescate irlandés. Y, aunque no las haya, ningún sistema financiero puede sobrevivir si se le cierran las puertas del mercado.

El sector bancario irlandés, con garantía estatal y préstamos de emergencia del BCE, duró un par de años. Estaba quebrado, pero las negociaciones se encaminaron a proteger a quien tenía dinero depositado en deuda de estas entidades.

Según el artículo, en septiembre, cuando el país estaba al borde de la quiebra arrastrado por los avales a la deuda bancaria, el FMI propuso una quita de 30.000 millones de euros en los bonos bancarios.

El secretario del Tesoro de EE UU, Tim Geithner -ex de Goldman Sachs, y conocido por haber respaldado desde la Fed de Nueva York el 100% del valor de los contratos de CDS vendidos irresponsablemente por AIG– se negó. El BCE, también. Y los negociadores irlandeses.

Al final se llegó a un acuerdo que salvaguarda los intereses de los bancos a costa del contribuyente.

Quizá ello ayude a explicar la tormenta griega. Por mucho que las noticias de la salida de Grecia salgan de rotativas alemanas, el Gobierno griego no verá con tan malos ojos la insistencia de los rumores sobre su salida del euro. Al fin y al cabo, peor no le pueden ir las cosas,
 
y a quien más asusta el ruido es a quien más sufriría con una quita significativa de deuda griega, es decir, a quien tiene esta deuda en cartera.
 
Wolfgang Munchau, en FT (artículo en alemán), calcula que solo el BCE tendría que recapitalizarse en 100.000 millones de euros con una quita del 50%. JP Morgan, citado por FT Alphaville, reduce esa cifra a 35.000 millones.

A eso cabría añadir la quita sobre los préstamos ya realizados a Grecia por parte del mecanismo europeo de estabilidad. El efecto principal, en todo caso, lo sufrirían los balances de los bancos europeos, por su cartera de deuda griega tanto pública como privada… Porque el siguiente problema sería la potencial quiebra del sistema financiero griego.

Y los principales afectados, los Landesbanken alemanes, a quienes el Estado ya ha respaldado con un aumento de la deuda histórico. Según los datos del BIS, la banca europea tiene 450.000 millones en activos griegos.

En definitiva, la partida de póker está abierta de nuevo, y va a ser más intensa a medida que se acerque el día 16. Los países rescatados tienen más bazas de las que cabría pensar e Irlanda, de hecho, ha aprovechado para pedir una mejora de sus condiciones. Pero, por otra parte, todos los negociadores saben que la reestructuración de la deuda griega es cuestión de tiempo. Sobre la mesa estará si se inician las negociaciones ahora o se cubren vencimientos para que dicha reestructuración llegue en 2013.

En cualquier caso, aunque se llegue a un acuerdo sobre Grecia (y/o Irlanda), España ya quedó bastante asustada con el rescate irlandés. Ahora bien, visto lo visto, los acreedores alemanes y franceses también querrán evitar a toda costa que el riesgo pase de Portugal a España.

Así, primero hay que llegar a un acuerdo a varias bandas en una UE cada vez más desunida. Segundo, hay que enviar al mercado un mensaje de estabilidad que resulte mínimamente creíble. Y, tercero, evitar de este modo un efecto dominó. España ha hecho gran parte de su tarea, pero para los mercados, a veces eso no es suficiente.

10 mayo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, BANCA, CRISIS, DEUDA, ECONOMIA | , , , , , , | Deja un comentario

Después de Grecia, Irlanda… Siguen los estragos de la crisis del euro

Después de Grecia, Irlanda…
Siguen los estragos de la crisis del euro
por Jean-Claude Paye*

Están cayendo las fichas del dominó. La crisis financiera irlandesa reproduce el esquema de la que ya tuvo lugar en Grecia y abre el camino a las que vendrán, en Portugal y en otros países. Para pagar sus guerras en Afganistán e Irak, Estados Unidos ha decidido monetizar su deuda pública, o sea encajarle sus propias facturas al resto del mundo. Esa afluencia de liquidez permite a las élites capitalistas devorar presas cada vez más opulentas. Habiendo saqueado ya el Tercer Mundo, ahora pueden emprenderla con el euro. Sin embargo, observa Jean-Claude Paye, lejos de impedir que lo hagan, el Banco Central Europeo las favorece a expensas de los pueblos europeos, a quienes imponen políticas de austeridad.


 


14 DE ENERO DE 2011

Desde
Bruselas (Bélgica)

Herramientas

 Imprimir
 Enviar

Todas las versiones de este artículo:

 français
 Português
 English

Países
 Unión Europea

Temas
 Globalización económica

JPEG - 21.8 KB
Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, y Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal estadounidense: los intereses de las élites capitalistas coinciden, ahora en detrimento de los pueblos europeos.

Una frase que se atribuye a Marx nos enseñó que si la historia no se repite, por lo menos tiene tendencia a tartamudear. Ese diagnóstico ilustra a la perfección el nuevo ataque contra el euro. Ante la crisis irlandesa, los mercados financieros han puesto en escena un guión similar al de la ofensiva contra Grecia [1]. Se trata del desplazamiento de una causa externa: la política monetaria expansionista de la FED (Federal Reserve). De la misma manera, la ofensiva de los mercados tendrá también el apoyo de Alemania.

Al igual que durante los meses de abril y mayo de 2010, el anuncio de una futura inyección masiva de liquidez por parte de la Reserva Federal estadounidense no ha hecho bajar el valor del dólar sino que ha reactivado el asalto especulativo contra la eurozona. Alemania también ha dado origen, en parte, al acelerado incremento de las tasas de interés de las obligaciones irlandesas, así como de las portuguesas y las españolas.

Las recientes declaraciones, pese a todo puramente formales, de Angela Merkel sobre la necesidad de obligar a los acreedores privados a tomar parte, en caso de reestructuración de la deuda de ciertos países de la eurozona, ha acentuado la desconfianza de los mercados hacia los países más débiles.

El objetivo de la FED: una creación ininterrumpida de burbujas financieras

La frase de John Connally, secretario del Tesoro de la administración Nixon en 1971, de que «El dólar es nuestra moneda, pero es problema de ustedes», cobra hoy más actualidad que nunca. Hasta ahora la monetización de la deuda estadounidense le crea menos problemas a Estados Unidos que a sus satélites. El arbusto de la degradación financiera de Grecia ya había bastado para disimular el bosque deficitario estadounidense.

De la misma manera, durante este fin de año la deuda irlandesa eclipsó el anuncio de un nuevo programa de compra masiva de bonos del Tesoro por parte de la Reserva Federal estadounidense. Esta maniobra de «quantitative easing» consiste en hacer bajar las tasas de interés sobre las obligaciones del Estado y debe permitir, a razón de 75 000 millones de dólares, una inyección de 600 000 millones a la economía estadounidense.

La FED ya había introducido una suma de 1 700 millardos [1 millardo = 1 000 millones] de dólares en el circuito económico estadounidense. Este nuevo programa de inyección de liquidez nos demuestra que esa política ha fracasado, puesto que ahora hay que recurrir a una nueva serie de compras. Pero lo más importante es que nos indica que el «quantitative easing» ha dejado de ser una política de carácter excepcional. Ahora parece destinada a mantenerse y se convierte en un procedimiento normal [2].

Contrariamente a lo que declara el Departamento del Tesoro, el objetivo de la creación de moneda a la que recurre Estados Unidos no es permitir que los bancos concedan créditos a los particulares y a las empresas. Dada la coyuntura económica, esa demanda es actualmente reducida y las instituciones financieras disponen de importantes reservas.

Ya hay abundancia de liquidez. Agregar más no resolverá el problema actual, que en realidad reside en la desconfianza de los bancos ante la falta de solvencia de los posibles candidatos a recibir nuevos préstamos, o sea en cuanto a la rentabilidad de sus inversiones.

¿De qué puede servir entonces esta inyección permanente de liquidez en un mercado ya saturado? Para responder a esa pregunta basta con observar los efectos de esa política: formación de burbujas especulativas y alza desmesurada del valor de los activos, afluencia de capitales hacia los países de fuerte crecimiento, como China o la India, y ataques especulativos, sobre todo contra la eurozona.

La política estadounidense de monetización de su deuda pública resulta actualmente poco inflacionista porque gran parte de los capitales está saliendo de Estados Unidos para ir a situarse en los mercados emergentes, razón por la cual no está alimentando la demanda interna en Estados Unidos.
Tampoco provoca una fuerte caída del dólar porque las compras adicionales de activos –oro, materias primas y petróleo– que esa medida está provocando se están efectuando con dólares estadounidenses, lo cual sostiene la cotización de esa moneda. Los especuladores estadounidenses hacen sus compras con su propia moneda, mientras que los «inversionistas» extranjeros, incitados a seguir el movimiento de alza inducido por esa política, están cambiando sus monedas nacionales por dólares para comprar «activos».

El objetivo del BCE: transferir a los bancos los ingresos de los trabajadores

En lo tocante a la Unión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) anunció la continuación de su política de compra de obligaciones soberanas. También ha decidido prolongar su dispositivo de refinanciamiento de los bancos, ilimitado y con una tasa fija, por un nuevo periodo de al menos 4 meses.

Aquí también se hace patente un cambio de actitud: ya no se presenta esa política como un hecho excepcional sino con carácter permanente [3].
La modificación de la política del BCE reside en su compromiso en cuanto a la duración. «En tiempos normales, el BCE compra títulos a corto plazo: 3 semanas, un mes, más raramente 3 meses. Pero, desde la crisis, el BCE se puso a comprar títulos a un año de plazo, algo nunca visto.» [4]

Ese cambio invierte el papel del BCE, que de ser el prestamista a quien se recurre como último recurso pasa a convertirse en un prestamista de primera línea. El Banco Central Europeo funciona así como una institución crediticia.
El BCE ha adquirido hasta ahora bonos sobre la deuda pública por un monto de 67 000 millones de euros [5], esencialmente en títulos de Estados que vienen afrontando dificultades, como Grecia e Irlanda. Estamos por lo tanto muy lejos aún de la compra de 600 000 millones de dólares que hizo la FED.

La política del Banco Central Europeo es diferente, no sólo en el plano cuantitativo sino también en el aspecto cualitativo, ya que esta institución ha decidido esterilizar su inyección de liquidez, disminuyendo en la misma medida los préstamos que efectúa a los bancos privados.

El objetivo del Banco Central Europeo es tratar de retrasar lo más posible una reestructuración de la deuda griega, de la irlandesa y de la portuguesa… porque los grandes bancos europeos están seriamente enfrascados en su propio financiamiento. Se trata, ante todo, de salvar las instituciones financieras y de tratar de que la factura la paguen los trabajadores y los ahorristas.

Para lograrlo, la Unión Europea y los Estados miembros han entregado a los mercados financieros la llave del financiamiento de los déficits. Los Estados tienen que obtener préstamos a través de las instituciones financieras privadas, que a su vez obtienen fondos a bajo precio del Banco Central Europeo.

Aunque la media de los déficits de los Estados miembros de la Unión Europea es del 7%, o sea muy inferior al 11% que déficit de Estados Unidos [6], la Unión Europea ha emprendido una brutal reducción de los gastos públicos.
La Comisión Europea quiere imponer a los países un largo tratamiento basado en la austeridad para volver a una deuda pública inferior al 60% del PIB y ha abierto procedimientos por déficit excesivo contra los Estados miembros. A mediados de 2010 prácticamente todos los Estados de la eurozona estaban sometidos a ese tipo de procedimientos.

La Comisión les ha pedido incluso que se comprometan a volver a situarse por debajo del límite del 3% antes de 2014, sin importar cuál sea la evolución de la situación económica. Los medios previstos para alcanzar esos objetivos no consisten en la imposición de un gravamen a los altos ingresos o las transacciones financieras sino más bien en una disminución del salario directo e indirecto, o sea en aplicar políticas salariales restrictivas y reducir o eliminar sistemas públicos de retiro y de salud.

Complementación entre las políticas de la FED y del BCE

La política monetaria fuertemente expansionista de Estados Unidos consiste en comprar en el mercado secundario obligaciones soberanas a mediano y largo plazo, de 2 a 10 años, para que las nuevas emisiones que debe hacer la FED encuentren quien las adquiera a una tasa de interés relativamente poco elevada, o sea soportable para las finanzas públicas estadounidenses.

Esa política no sólo es la que conviene a los intereses del capital estadounidense sino que corresponde además a los intereses del capitalismo multinacional. Es el principal instrumento de una práctica de tasas de interés muy bajas, por debajo del nivel real de la inflación. Se trata de permitir, no sólo a Estados Unidos sino también a Europa y Japón, que puedan enfrentar su montaña de deudas aplicando tasas mínimas.

Todo aumento del rendimiento de las obligaciones llevaría a esos Estados a la bancarrota. Además, a mediano plazo, esa práctica laxista tendrá un efecto inflacionista que reducirá el valor de esas deudas públicas y disminuirá, en términos reales, la carga que representan.

Dado el lugar tan especial que ocupa el dólar en la economía mundial, la Reserva Federal estadounidense es el único banco central que puede darse el lujo de adoptar ese tipo de política, y sobre todo que puede aplicarla a tan gran escala. Cualquier otra moneda nacional se vería inmediatamente bajo el fuego de los mercados y fuertemente devaluada. La FED es el único banco central que puede darse el lujo de fabricar dinero y lograr que los agentes económicos extranjeros lo acepten.

La monetización de la deuda estadounidense permite, al proporcionar municiones a los mercados financieros, emprender ventajosamente operaciones de especulación contra la eurozona. Esto coincide con los objetivos de la Unión Europea, ya que permite movilizar los mercados y presionar a los pueblos europeos para obligarlos a aceptar una drástica disminución de su nivel de vida.

El efecto de las políticas presupuestarias que los Estados miembros han puesto en marcha no será otro que impedir el redespegue económico, fragilizando aún más las finanzas públicas y reclamando nuevas transferencias de los ingresos de los trabajadores a los bancos y las empresas. La crisis del euro continuará prolongándose. Y la voluntad ya expresada por la agencia estadounidense Moody’s de reducir nuevamente la nota de las obligaciones del Estado español, debido a sus «elevadas necesidades de refinanciamiento para 2011» [7], confirma este diagnóstico.

 Jean-Claude Paye
Sociólogo. Últimas obras publicadas: Global War on Liberty, Telos Press, 2007; El Final Del Estado De Derecho: La Lucha Antiterrorista: Del Estado De Excepción A La Dictadura, Argitaletxea Hiru, 2008.
Los artículos de esta autora o autor
Enviar un mensaje

 

[1] «La Unión Europea y los «hedge funds»: ¿regulación o abandono del territorio europeo?», por Jean-Claude Paye, Red Voltaire, 12 de noviembre de 2010.

[2] «La FED va injecter 600 milliards de dollars dans l’économie américaine », por Audrey Fournier, Le Monde, 4 de noviembre de 2010.

[3] «La Banque centrale européenne prolonge ses mesures exceptionnelles de soutien», por Mathilde Farine, Le Temps, 3 de diciembre de 2010.

[4] «La BCE poursuit son programme de rachat d’obligations publiques», por Audrey Fournier, Le Monde, 2 de diciembre de 2010.

[5] «Les Etats-Unis à l’origine des tensions au sein de la zone euro», por Sebastien Dubas, Le Temps, 3 de diciembre de 2010.

[6] Ver: Manifeste des économistes atterrés. Crise et dette en Europe: 10 fausses évidences, 22 mesures en débat pour sortir de l’impasse, 14 de septiembre de 2010.

[7] «Moody’s envisage une nouvelle dégradation de la note de l’Espagne», Le Monde con AFP, 15 de diciembre de 2010.

 

Unión Europea Cómo contribuye Europa a la ocupación de Palestina EU ya no es el actor más importante en América Latina Impone EU su “cooperación” antidrogas en Centroamérica La Unión Europea y los «hedge funds»: ¿regulación o abandono del (…) La Asamblea General de la ONU rechaza a la Unión Europea «Una profunda modificación del sistema europeo… sin consultar (…) Crisis del euro, crisis de la Unión Europea ¿Será viable reanimar el euro? El eslabón más débil de la Unión Europea La Unión Europea censura la voz del Hamas + + +
Globalización económica Cómo el Congreso de Estados Unidos se ha vendido a Wall (…) La FED fracasa en la “ayuda” a Europa Crisis global, el peligro de repetir Hungría desafía al FMI ¿Crisis? ¿Qué crisis? ¡Los beneficios crecen como la (…) Historia del «Nuevo Orden Mundial» Grecia: «La última etapar de la crisis» Rusia propone seis divisas multipolares Bachar el-Assad y Hugo Chávez contra el capitalismo España entra en recesión debido a la crisis + + +

 

 

 

26 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, BANCA, CRIMENES EEUU, CRISIS, ECONOMIA, EDITORIAL, ESPECULACIÓN, INTERNACIONAL, NOTICIAS ALTERNATIVAS, PENSIONES, RECORTES SOCIALES, RED VOLTAIRE | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

En Irlanda con la crisis los precios de las viviendas al menos han caído significativamente, no como en España

En Irlanda con la crisis los precios de las viviendas al menos han caído significativamente, no como en España

Tanto Irlanda como España han padecido (algunos) similares burbujas inmobiliarias en las que el precio de la vivienda parecía que nunca iba a dejar de crecer. Sin embargo, tras la explosión de la burbuja, los precios se han ido ajustando, eso sí, en el caso de España muy lentamente al contrario de lo que ha sucedido en Irlanda. Es por ello que el precio de la vivienda en España está sobrevalorado un 47% y en Irlanda un 17%. Es cierto que las características de cada país son diferentes pero también es cierto que en España, el ajuste de precios ha sido muy discreto en comparación con la sobrevaloración del mercado inmobiliario, cosa que en Irlanda no ha sucedido.

Mientras que el precio de a vivienda en España ha caído durante los últimos tres años un 16% aproximadamente (las expectativas de este año eran bajadas cercanas al 8% y se han quedado en una realidad próxima al 5%) en Irlanda los precios han caído de media un 35%. Ni si quiera Castilla -La Mancha, la Comunidad donde más han bajado los precios debido a la crisis (23%) se aproxima significativamente a las caídas irlandesas donde, en según que regiones, los precios han llegado a caer un 60%.

El caso de los alquileres es similar. En España en los dos últimos años el precio ha caído un 14%. Y en Irlanda, por poner un ejemplo representativo de lo que sucede, el precio de la casa en la que vivo es de 950 euros al mes, hace dos años era de 1400 euros años al mes (tengo delante el “Rent Book” de mi casero). La caída ha sido de un 32% aproximadamente, a pesar de que mi piso se encuentra en el distrito financiero de la ciudad y a un paso del centro. Hace año y medio pasé un mes en Irlanda y estuve buscando casa pero me volví a España. Un año después la caída de los precios era tremenda, se apreciaba a simple vista y con un poquito de memoria se podía apreciar el tremendo cambio. La percepción en España no es igual porque no ha sucedido lo mismo. Es más, el mercado ya se ha estabilizado

21 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, POR ANTONOMASIA | , , , , , | Deja un comentario

No reconocer la deuda pública en manos de la banca y demás especuladores

Este mecanismo de la deuda es un robo de dimensiones colosales que conduce al empobrecimiento general de los pueblos y a la pérdida de derechos laborales y sociales conquistados a lo largo de décadas.
Felipe Alegría | Para Kaos en la Red | 17-1-2011 a las 22:05 |
www.kaosenlared.net/noticia/no-reconocer-deuda-publica-manos-banca-demas-especuladores

NO RECONOCER LA DEUDA PUBLICA EN MANOS DE LA BANCA Y DEMÁS ESPECULADORES

La deuda se ha convertido en la bandera de la guerra social desatada por el capital financiero y sus gobiernos contra la clase trabajadora en toda la zona euro. Todo debe ser sacrificado a la deuda.

El ejemplo de Irlanda

El último y más escandaloso ejemplo es Irlanda. El Estado irlandés primero alentó una enorme burbuja inmobiliaria, parecida a la española, con fabulosos beneficios para los bancos nacionales y grandes constructoras.

El beneficiario indirecto era la gran banca europea (alemana, británica y francesa) que financiaba a los bancos irlandeses. Después, cuando la burbuja estalló, el gobierno se hizo cargo de esa montaña de deuda incobrable de los bancos irlandeses

y la convirtió en deuda pública, que arrojó sobre las espaldas de la clase trabajadora, a la que condenó a pagarla mediante un plan de ajuste draconiano.

Irlanda se transformó así en el alumno aventajado de la UE.

Pero, como no podía ser de otra forma, el drástico plan de ajuste provocó una fuerte recesión, que pulverizó el precio de los activos inmobiliarios de los bancos empujándolos a la quiebra, al tiempo que los ingresos públicos caían drásticamente.

El déficit y la deuda pública se dispararon.

La gran banca europea (la misma que había sido salvada de la quiebra con fondos públicos masivos) lanzó sucesivos ataques especulativos para subir los intereses de la deuda a niveles insoportables.

Mientras tanto, tomaban dinero prestado del Banco Central Europeo a un 1% de interés para comprar deuda irlandesa al 8%.

Resultado: el Estado irlandés ya no podía hacerse cargo de la deuda y entonces vino el “rescate europeo”. Un rescate que asegura a los bancos alemanes, británicos y franceses que recuperarán sus créditos y se embolsarán una montaña de intereses usurarios.

Para conseguirlo han impuesto un nuevo plan de ajuste, todavía más brutal: despidos masivos de empleados públicos, recorte del salario mínimo, más reducción de las pensiones, jubilación a los 68, otra subida del IVA, nuevos impuestos para las rentas más bajas y grandes recortes sociales.

Luego vendrá el siguiente acto del drama, cuando Irlanda, con su gente empobrecida y su economía hundida, tenga que declarar la suspensión de pagos…

Robo masivo y empobrecimiento de los pueblos

 

18 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, BANCA, CRISIS, DEUDA, ECONOMIA, EDITORIAL, ESPECULACIÓN, PENSIONES, RECORTES SOCIALES, SECTOR INMOBILIARIO | , , , , , , , , | Deja un comentario