cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Y seguimos con la desinformación… sobre el 15M

Y seguimos con la desinformación… sobre el 15M

Los buscavidas - El criticón
Y seguimos con la desinformación…

Yo no quiero ser menos y también quiero hablar del 15M.
Y es que en 40 días conviviendo con esta revolución española, ha sido mucha la des-información y mucha la indignación.

Y digo indignación porque, independientemente de mi postura frente al movimiento, creo que estos 40 días han sido una prueba palpable del modo en que el gobierno y los medios nos manipulan; de como controlan la información que debemos o no debemos conocer.
Es por eso que, mi crítica de este mes, va dirigida:

A los medios des-informativos…
Calificación:
Nota muy baja

Porque la acampada espontánea y no violenta que comenzó después de la manifestación convocada por Democracia Real Ya el pasado 15 de Mayo, ha dado lugar a todo un movimiento que, no sólo se ha extendido por el resto de comunidades españolas, también ha traspasado fronteras al resto del mundo y hoy son muchos los países que se suman a las manifestaciones y protestas.

Sólo este hecho ya merece la atención de los medios y debería haber cubierto, al menos, la mitad de las horas de programación que ocupó, en su momento, la selección española de fútbol cuando ganó el mundial.

Algunos titulares de Intereconomía sobre el 15M... Algunos titulares de Intereconomía sobre el 15M…

La mayor parte de los canales televisivos españoles, han ofrecido información sobre la #acampadaSol con cuentagotas. Cabe destacar algunos especiales de A3 o la Sexta que han profundizado un poco más en el tema; para mi gusto, aun ellos han sido discretos.

Por otro lado tenemos al canal Intereconomía. Ellos si le han dedicado tiempo al movimiento 15M; pero no a informarse de lo que realmente estaba sucediendo para transmitirlo a sus televidentes.

La visión de estos profesionales de la comunicación ha sido de lo más partidista: desde el minuto 1 han descalificado a los “niñatos anti-sistema” congregados en la Puerta del Sol calificándolos de “porreros”, “perro-flautas”, “violentos” y otras lindezas, argumentando que estaban de botellón y llegando incluso a vincular el movimiento con ETA y otras organizaciones terroristas.

Informativamente hablando, la noticia ha estado y está presente en internet, no en los telediarios.

Es en Twitter principalmente donde se ha podido estar al tanto de lo que sucedía en tiempo real. Canales como YouTube nos han ofrecido las imágenes que no se han visto en la TV y profesionales comoPeriodismo Humano, se han involucrado y nos han contado todo lo acontecido en estos 40 días.

¿Y los que aun son ajenos a la Red? Pues menos mal que los indignados de toda España están realizando una marcha popular indignada con destino Madrid, donde informarán a los vecinos de los pueblos situados en la ruta. ¡Nunca antes había sido tan importante el boca a boca!

A políticos y administraciones públicas…

Calificación:
Nota muy baja

Si tenemos que valorar a estos servidores públicos, desde luego la gestión del 15M no ha sido una de sus mejores actuaciones.

Antes de las elecciones, cada cual arrimó el ascua a su sardina intentando sacar partido y aprovecharse de los acampados en su propio beneficio: los de la derecha, argumentando que era una maniobra de la izquierda para boicotear las elecciones y los de la izquierda, reconociendo el derecho de los ciudadanos a protestar.

Aun así, se ordenaron los desalojos de varias acampadas. Y con cada desalojo, más y más gente salía a la calle a apoyar a los indignados; no es de extrañar, pues emplear la fuerza ante manifestantes pacíficos sólo sirve para indignar aun más a los contribuyentes y provocar el apoyo masivo. Ante eso, su postura ha sido “ignóralos, ya se cansarán…”.

Puig ordenó el desalojo de la Plaza de CataluñaPuig ordenó el desalojo de la Plaza de Cataluña

Pero las miles de personas que inundan las calles desde el 15M han seguido trabajando; la acampada en Sol se ha desmantelado pero el movimiento ha demostrado que sigue vivo en los barrios, en los pueblos, y en el corazón de todos los que se han sentido representados. La prueba está en los miles de personas que acudieron a la manifestación del 19J.

40 días después de protestas, asambleas, gritos silenciosos y sobre todo trabajo, mucho trabajo de personas anónimas que luchan por todos nosotros con flores en lugar de armas, con ideas en lugar de descalificaciones y con ganas en lugar de tedio. 40 días después de luchar contra el sistema, el congreso decide que va a tomar en cuenta las protestas de los indignados… ¿Será verdad o sólo es una cortina de humo para ganar tiempo?

Lo que es cierto, es que se han tomado muchas decisiones desacertadas. Es indudable que a los políticos no les interesa que el pueblo participe activamente en las tareas de gobierno; prefieren que sigamos adormecidos en su nube de mentiras y no nos hagamos muchas preguntas, no sea que algún día empecemos a pensar por nuestra cuenta y se les acabe el chollo.

A los acampados del 15M…
Calificación:
Nota bastante alta

El mayor de los aplausos a estos “niñatos anti-sistema” con el mayor de mis reconocimientos. Vuelvo a insistir, independientemente de tu propio acuerdo o desacuerdo con sus protestas, hay que reconocerles su mérito.

Nos han sacado a la calle a protestar, nos han echo partícipes de sus peticiones y han escuchado las nuestras, nos han puesto en marcha y a algunos, entre los que me incluyo, nos han devuelto la esperanza y nos han hecho creer que la utopía es posible.

Manifestaciones multitudinarias y pacíficas del 15MManifestaciones multitudinarias y pacíficas del 15M

Han sido un ejemplo de verdadera democracia donde cuenta la palabra de todo el que ha querido opinar y han dado en las narices a todos los que han desacreditado su intención demostrando, cada día, que están volcados en su proyecto y en buscar las herramientas adecuadas para que TODOS podamos participar.

Aun más importante que todo eso, han demostrado al mundo que hay que luchar por nuestros derechos más básicos y además, que se puede luchar sin violencia…

Os lo dice alguien que había perdido la esperanza y que se ha emocionado viendo la unidad y el buen hacer que había en todas y cada una de las plazas tomadas por los acampados; además de sentir orgullo del ejemplo que los indignados españoles han dado al mundo entero.

El criticón

FUENTE ELCRITICON

Anuncios

6 julio, 2011 Posted by | #15M | , | Deja un comentario

El sucio papel de los medios de comunicación Occidentales

El sucio papel de los medios de comunicación Occidentales

Posted on 1 marzo, 2011 pornoticiasdeabajo

1

Título original: Am Empire of Lies

¿Por qué nuestros medios de comunicación nos engañan?


por Jonathan Cook / 28 de febrero 2011

La semana pasada, el principal periódico liberal británico, The Guardian, publicó la confesión tardía de un exiliado iraquí, Rafeed al-Janabi, con el nombre en clave «Curveball» para la CIA.

Hace ocho años, Janabi jugó un papel muy importante en la sombra -tal vez involuntario- durante la invasión de Iraq por Estados Unidos. Su testimonio daba crédito a las afirmaciones del gobierno de Bush acerca de que el presidente iraquí, Saddam Hussein, había desarrollado un avanzado programa de producción de armas de destrucción masiva.

Contaba Cuverball con pelos y señales las características de los camiones móviles con armas biológicas, que luego presentaría en sociedad Colin Powell, el Secretario de Estado de Estados Unidos, a la ONU a principios de 2003.

La actuación convincente de Powell para dar la información sobre las armas de destrucción masiva fue utilizada para justificar el ataque de Estados Unidos a Irak unas semanas más tarde.

Ocho años después, Curveball revela a The Guardian que se inventó la historia de las armas de destrucción masiva de Saddam ya en el año 2000, poco después de su llegada a Alemania en busca de asilo.

Dice que mintió a la inteligencia alemana con la esperanza de que su testimonio ayudase a derrocar a Saddam, aunque parece más probable que quisiera asegurarse de que su petición de asilo fuera tenida en cuenta.

Para un lector atento – y subrayo lo de atento- surgen varios hechos inquietantes a raíz de estas informaciones.

Uno de ellos es que las autoridades alemanas habían demostrado con rapidez que el relato de las armas de destrucción masiva de Iraq era falso. Tanto la inteligencia alemana como la británica viajaron a Dubai para entrevistarse con Bassil Latif, ex jefe en la Comisión de la Industria Militar de Iraq.

El Dr. Latif afirmó que las informaciones dadas por Curveball no eran ciertas.

Las autoridades alemanas perdieron enseguida interés por Janabi y no le volvieron a entrevistar hasta finales de 2002, cuando se hacía más apremiante para los Estados Unidos encontrar una excusa para atacar Iraq.

Otra interesante revelación es que, a pesar de la imperiosa necesidad de confirmar todos los hechos relatados por Curveball – teniendo en cuenta que estaba en juego un ataque preventivo contra un Estado soberano-, los estadounidenses nunca se molestaron en entrevistar ellos mismos a Curveball.

Una tercera revelación fue que el jefe de la CIA de las operaciones en Europa, Tyler Grumheller, no consideró las advertencias de la inteligencia alemana, que consideraba muy dudoso el testimonio de Curveball. El jefe de la CIA, George Tenet, ignoró sin más el consejo.

Admitiendo el testimonio de Curveball, así como otros hechos de la historia, podemos sacar varias conclusiones obvias, conclusiones que quedan confirmadas por los acontecimientos posteriores.

A falta de motivos reconocidos en el Derecho Internacional, y del respaldo de sus principales aliados, el Gobierno de Bush necesita desesperadamente la historia de Janabi sobre las armas de destrucción masiva, una historia desacreditada, para justificar los planes militares para Iraq.

La Casa Blanca no se entrevistó con Curveball porque sabía que el programa de armas de destrucción masiva de Saddam era algo inventado. Su historia se desmorona bajo cualquier mirada, y es mejor dejar a Washington con la opción de la «negación plausible».

Sin embargo, el cuento inventado por Janabi fue de vital importancia: no sólo ayudó a presentar a Saddam como un peligro para el mundo ante la opinión pública norteamericana, sino que también ayudó a que los vacilantes aliados se decidiesen; y trajo a un primer plano a Colin powell, un ex general considerado como la voz de la razón en la administración.

En otras palabras, la Casa Blanca de Bush utilizó a Cuverball para dar vida a su historia mitológica acerca de la amenaza de Saddam para la paz mundial.

Entonces, ¿ cómo es que The Guardian, un bastión del periodismo liberal, presenta en exclusiva el episodio más controvertido de los últimos años de la política exterior estadounidense?

Éste es el titular: ¿ Cómo es que Estados Unidos fue engañado por un fantasioso iraquí que buscaba derrocar a Saddam?

¿No malinterpreta el titular la información dada en la noticia? No, el titular encapsula perfectamente su mensaje.

En el texto, se nos dice sobre la presentación de Powell ante la ONU que «se reveló que los partidarios de la línea dura de la Administración Bush se lo habían tragado», dice Curveball. En otro punto se nos dice que Janabi «llevó a cabo uno de los mayores trucos en la historia de la inteligencia moderna». Y que «sus críticos, que son muchos y poderosos, dicen que el coste de este engaño es difícil de estimar».

En otras palabras, The Guardian asume este punto de vista, a pesar de todas las pruebas presentadas por su propia investigación, la de que Curveball engañó al Gobierno de Bush en la fabricación de un error de consecuencias desastrosas.

Según esta información, la Casa Blanca fue la verdadera víctima de las mentiras de Curveball, no el pueblo iraquí -más de un millón de muertos como resultado de la invasión, de acuerdo con las mejores cifras disponibles, y cuatro millones que se han visto obligados al exilio.

No hay nada excepcional en este ejemplo. Lo elegí porque está relacionado con unos sucesos que van a continuar y con un significado muy importante.

Desgraciadamente, ya es algo tristemente familiar en este tipo de informaciones, incluso en las publicaciones liberales de Occidente. Contrariamente a su objetivo declarado, el periodismo convencional disminuye de manera invariable el impacto de los nuevos acontecimientos si estos amenazan a las poderosas elites.

Y vamos a examinar el por qué en unos momentos. Pero en primer lugar, ¿qué o quién es el imperio de hoy en día? . Ciertamente, en su forma más simbólica, se puede identificar como tal al Gobierno de los Estados Unidos y su ejército, que es la única superpotencia del mundo.

Tradicionalmente, los imperios se han definido en términos estrictos como una nación fuerte que expande con éxito su esfera de influencia y poder a otros territorios.

El objetivo de los imperios es hacer de otros territorios dependientes, y explotar sus recursos en el caso de países pocos desarrollados, o en los países más desarrollados abrir nuevos mercados para sus excedentes.

Si lo consideramos en este último sentido, habría que considerar al imperio estadounidense como una fuerza para el bien mundial, que propaga la libertad y los beneficios de una cultura basada en el consumo.

El Imperio puede lograr sus objetivos de distintas maneras: a través de la fuerza, mediante conquista, cuando se trata de países que se resisten a que sus recursos sean expoliados, o de una manera más sutil a través de la interferencia política y económica, mediante la persuasión y el control, en el caso de querer crear nuevos mercados. Sin embargo, el objetivo es crear unos territorios dependientes de sus intereses y que su destino esté unido al del imperio.

En este mundo globalizado, la cuestión de quién está en el centro del imperio está mucho menos clara de lo que estuvo en otro tiempo.

El Gobierno de Estados Unidos es hoy menos el corazón del imperio que quien facilita su existencia.

Los que han sido hasta hace poco los brazos del imperio, especialmente las industrias financiera y militar, se han convertido en una elite imperial transnacional, cuyos intereses no están vinculados a las fronteras y cuyo poder pueden evadir en gran medida los controles legales y morales.

El liderazgo de Israel, hay que tener en cuenta, además de considerar a sus partidarios de la elite de todo el mundo – incluyendo los grupos de presión sionistas, los fabricantes de armas y los ejércitos occidentales, e incluso las tiranías en ruinas de los países árabes de Oriente Medio- es un elemento integrado en la elite transnacional.

El éxito de las elites imperiales depende en gran medida de la creencia compartida en Occidente de que los necesitamos para asegurar nuestra subsistencia y seguridad, y que al mismo tiempo son nuestros amos, Algunas de estas ilusiones necesarias son perpetuadas por las elites transnacionales del siguiente modo:

  • Que la función de los Gobiernos electos es limitar el poder de las Corporaciones
  • Que en particular, y la fuerza laboral mundial, en general, que las Corporaciones son las principales creadoras de riqueza y nosotros sus beneficiarios.
  • Que las empresas y la ideología que las sustenta, el capitalismo mundial, son la única esperanza para la libertad.
  • Que el consumo no solamente es una expresión de nuestra libertad, sino que también es una importante fuente de felicidad.
  • Que el crecimiento económico puede mantenerse de forma indefinida y sin un coste a largo plazo para la viabilidad del planeta, y
  • Que existen grupos terroristas que quieren destruir nuestro benevolente sistema de creación de riqueza y de superación personal.

Estos supuestos, todo pura invención que se desmonta tras el mínimo examen, son la base ideológica sobre la que están construidas nuestras sociedades Occidentales, y también de donde deriva nuestro sentido de identidad. Este sistema ideológico nos parece que describe el orden natural de las cosas.

La tarea de santificar estos supuestos – y asegurarse de que no se contradicen- corresponde a los medios de comunicación de los que son dueños las Corporaciones y su publicidad hace que esta industria sea rentable.

Es decir, los medios de comunicación no pueden cumplir la función de perro guardián del poder, porque de hecho son el poder mismo.

Es el poder de la elite globalizada que controla y limita los horizontes ideológicos e imaginativos de los lectores de los medios de comunicación y de los espectadores y oyentes.

Lo hacen para asegurar sus intereses imperiales, que son los mismos que los de las Corporaciones, de modo que no sean amenazados.

La historia de Curveball ilustra a la perfección el papel de los medios

Esta confesión llega demasiado tarde -ocho años es mucho tiempo- para que tenga impacto sobre los hechos que se denuncian.

Otro tanto ocurre muy a menudo con otras importantes historias que desafían los intereses de la elite, hechos de vital importancia que se necesitarán conocer para que la opinión pública Occidental sacase conclusiones en el momento, cuando aquella información se necesita.

En este caso, Bush, Cheney y Rumsfel ya han dejado su cargo, al igual que sus asesores neoconservadores.

La historia de de Curveball es ahora un cadáver al que realizan la autopsia los historiadores.

Este último punto es literalmente cierto. Las revelaciones de The Guardian han tenido un nulo interés para los medios de Estados Unidos, con los perros guardianes controlando el corazón del Imperio.

Una búsqueda en la base de datos Lexis Nexis sobre los medios de comunicación que recogieron esta información, muestra que sólo lo hicieron New York Times, en una breve noticia en la página 7, así como otra breve en Washington Times.

El resto de grandes periódicos, incluyendo Washington Post, no hicieron mención del asunto en absoluto.

Fuera del Reino Unido, apareció en periódicos de la India y en el Khaleej Times.

Pero incluso The Guardian, a menudo considerado como valiente en su enfrentamiento contra los poderosos, presenta la información del tal forma que priva a la confesión de Curveball de su verdadero valor. Los hechos fueron enmascarados en su importancia real.

Se presentan de tal modo que sólo los lectores más avispados se dan cuenta de que Estados Unidos no fue engañado por Curveball, sino que la Casa Blanca explotó la historia fantasiosa de un exiliado desesperado de un régimen brutal, dependiendo de cómo se mire, para sus propios intereses ilegales e inmorales.

¿Por qué The Guardian oculta la cuestión principal de su exclusiva? La razón es que todos nuestros medios de comunicación, incluso los liberales, toman como punto de partida la idea de que la cultura política de Occidente es intrínsecamente benevolente y que es moralmente superior al resto de culturas existentes o imaginables, los sistemas alternativos.

En la presentación de la información y en los comentarios, esto se demuestra con mayor claridad, la idea de que nuestros líderes siempre actúan de buena fe, mientras que los líderes que se oponen al imperio o sus intereses están impulsados por el mal.

De esta manera, los enemigos oficiales, como Sadam Husein o Slobodan Milosevi, pueden ser señalados como el arquetipo del dictador enloquecido, mientras que regímenes tiránicos, como Arabia Saudita, se describen como moderados, abriendo el camino para que aquellos países se conviertan en los objetivos de la estrategia imperial.

Los países señalados con el dedo por el Imperio tienen una difícil elección: aceptar las condiciones impuestas o desafiar al Imperio y sufrir sus consecuencias.

Cuando las elites empresariales pisotean a otros pueblos y Estados para conseguir sus propios intereses egoístas, como ocurrió con la invasión de Iraq para controlar sus recursos naturales, nuestros medios de comunicación dominantes no pueden permitir que los hechos aparezcan tal cual son.

Si leemos los comentarios sobre el ataque de Estados Unidos a Iraq, por ejemplo, y una vez que no se encontraron armas de destrucción masiva, el Gobierno de Bush se mantuvo en el esfuerzo equivocado de “acabar con los terroristas, restaurar la ley y el orden, y extender la Democracia”.

Para los medios de comunicación Occidentales, nuestros líderes cometen errores, son ingenuos o incluso estúpidos, pero nunca son malos o hacen el mal. Nuestros medios de comunicación no recogen la idea de que Bush o Blair sean juzgados en el Tribunal de La Haya como criminales de guerra.

Esto, por supuesto, no significa que los medios Occidentales sean el Pravda, órgano de propaganda del antiguo imperio soviético.

Hay diferencias. El desacuerdo es posible, pero debe permanecer dentro de los límites relativamente estrechos de un razonable debate, un espectro de pensamiento posible que acepte sin reservas la presunción de que somos mejores, moralmente mejores que los otros.

Del mismo modo, a los periodistas rara vez les dicen -al menos directamente- de qué tienen que escribir.

Ya los medios de comunicación han desarrollado procesos de selección y cuidado de forma conveniente la jerarquía entre el personal de su redacción – son los denominados filtros por medios de comunicación críticos, de Herman y Noam Chomsky- para asegurarse de que realmente los disidentes o los periodistas independientes no llegan a puestos influyentes.

No hay, en otras palabras, una línea compartida.

Allí compiten las elites y las Corporaciones, y su voz se recoge en el estrecho margen de los comentario y las opiniones.

En lugar de estar dictados por los funcionarios del partido, como ocurrió en el marco del sistema soviético, los periodistas luchan por el acceso, el acceso a las antecámaras del poder. Esto es para ellos un enorme privilegio, pero tiene un enorme coste para su independencia.

Sin embargo, el rango de lo que se permite está ampliándose – la oposición a las elites y a la televisión y prensa convencional.

La razón se encuentra en la aparición de nuevos medios que van erosionando el monopolio disfrutado durante mucho tiempo por los medios corporativos, que controlaban la difusión de la información.Wikileaks es su resultado más evidente e impresionante, de esta tendencia.

Las consecuencias ya son tangibles en todo el Oriente Medio, que ha sufrido de forma desproporcionada la opresión del Imperio.

La lucha del pueblo árabe para sacudirse a sus tiranos ha servido también para poner al descubierto algunas de las ilusiones que los medios de comunicación nos seguían vendiendo: que el Imperio quiere la Democracia y la Libertad en todo el mundo.

Y sin embargo, permanen mundos e impasibles cuando los esbirros del Imperio dan rienda suelta a la fabricación de armas en contra de sus pueblos, que exigen también libertades al estilo Occidental.

Es importante hacerse una pregunta: ¿cómo responden nuestros medios de comunicación ante estos hechos, no sólo ante la hipocresía de nuestros políticos, sino también ante la suya propia? Pues tratando de cooptar a los nuevos medios de comunicación, incluyendo a Wikileaks, pero sin éxito.

También están empezando a permitir un más amplio debate, aunque todavía muy limitado, que no era posible antes.

La versión oficial de la glasnot es particularmente evidente en la cobertura de problemas que nos son cercanos, aquí, en Palestina: ¿qué campaña de deslegitimación de Israel se lleva a cabo en los medios para permitir que haya algo de luz donde antes reinaba la oscuridad?

Se presenta una oportunidad y hay que aprovecharla. Debemos exigir de los medios corporativos más honestidad, debemos avergonzarlos para que informen mejor, no sólo que nos remitan a los comunicados oficiales, sino que deben buscar mejores fuentes de información.

Se ha abierto una puerta. Y hay que abrirla antes de que las elites del Imperio intenten cerrarla.

  • Éste es el texto de una charla titulada “Medios de comunicación como una herramienta del Imperio”, dada en el Centro Ecuménico de la Teología de la Liberación, en su Octava Conferencia Internacional celebrada en Belén, el viernes 25 de febrero de 2011.

Jonathan Cook es escritor y periodista que vive en Nararet, Israel. Sus últimos libros son Israel y el choque de civilizaciones; Iraq, Irán y el Plan para rehacer Oriente Medio ( Pluto Press) y La desaparición de Palestina: Israel experimenta la desesperación en humanos (Zed Books). Visite el sitio web de Jonathan:http://www.jkcook.net/


http://dissidentvoice.org/2011/02/an-empire-of-lies/

1 marzo, 2011 Posted by | COMUNICACIÓN, MEDIOS | | Deja un comentario

ISLANDIA: LA REVOLUCIÓN SILENCIADA

Posted by Directorio de Noticias on enero 25, 2011 · Dejar un comentario (Editar)

islandia_mapa_calosc
Rate This
Islandia: La revolución silenciada
Esta ha sido una revolución contra el poder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisis actual. He aquí por qué no se han dado a conocer apenas estos hechos durante dos años.
Kaos. Internacional | nosinmibici.com | 24-1-2011 a las 15:41 | 856 lecturas | 2 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/islandia-revolucion-silenciada

Recientemente nos han sorprendido los acontecimientos de Túnez que han desembocado en la huida del tirano Ben Alí, tan demócrata para occidente hasta anteayer y alumno ejemplar del FMI.

Sin embargo, otra “revolución” que tiene lugar desde hace dos años ha sido convenientemente silenciada por los medios de comunicación al servicio de las plutocracias europeas.

Ha ocurrido en la mismísima Europa (en el sentido geopolítico), en un país con la democracia probablemente más antigua del mundo, cuyos orígenes se remontan al año 930, y que ocupó el primer lugar en el informe de la ONU del Índice de Desarrollo Humano de 2007/2008.

¿Adivináis de qué país se trata?

Estoy seguro de que la mayoría no tiene ni idea, como no la tenía yo hasta que me he enterado por casualidad (a pesar de haber estado allí en el 2009 y el 2010).

Se trata de Islandia, donde se hizo dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución.

Y todo ello de forma pacífica: a golpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos.

Esta ha sido una revolución contra el poder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisisactual.

He aquí por qué no se han dado a conocer apenas estos hechos durante dos años o se ha informado frivolamente  y de refilón: ¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo?

Y de paso confirmamos, una vez más por si todavía no estaba claro, al servicio de quién están los medios de comunicación y cómo nos restringen el derecho a la información en la plutocracia globalizada de Planeta S.A.

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

  • A finales de 2008, los efectos de la crisis en la economía islandesa son devastadores. En octubre se nacionaliza Landsbanki, principal banco del país.
  • El gobierno británico congela todos los activos de su subsidiaria IceSave, con 300.000 clientes británicos y 910 millones de euros invertidos por administraciones locales y entidades públicas del Reino Unido.
  • A Landsbanki  le seguirán los otros dos bancos principales, el Kaupthing  el Glitnir. Sus principales clientes están en ese país y en Holanda, clientes a los que sus estados tienen que reembolsar sus ahorros con 3.700 millones de euros de dinero público.
  • Por entonces, el conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivale a varias veces su PIB. Por otro lado, la moneda se desploma y la bolsa suspende su actividad tras un hundimiento del 76%. El país está en bancarrota.
  • El gobierno solicita oficialmente ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprueba un préstamo de 2.100 millones de dólares, completado por otros 2.500 millones de algunos países nórdicos.
  • Las protestas ciudadanas frente al parlamento en Reykjavik  van en aumento. El 23 de enero de 2009 se convocan elecciones anticipadas y tres días después, las caceroladas ya son multitudinarias y provocan la dimisión del Primer Ministro, el conservador Geir  H. Haarden, y de todo su gobierno en bloque. Es el primer gobierno (y único que yo sepa) que cae víctima de la crisis mundial.
  • El 25 de abril se celebran elecciones generales de las que sale un gobierno de coalición formado por la Alianza Social-demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde, encabezado por la nueva Primera Ministra Jóhanna  Sigurðardóttir.
  • A lo largo del 2009 continúa la pésima situación económica del país y el año cierra con una caída del PIB del 7%.
  • Mediante una ley ampliamente  discutida en el parlamento se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés.
  • La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, Ólafur  Ragnar  Grímsson, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.
  • En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. La revolución islandesa consigue una nueva victoria de forma pacífica.
  • El FMI congela las ayudas económicas a Islandia a la espera de que se resuelva la devolución de su deuda.
  • A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis.
  • Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol  dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente del Kaupthing, Sigurdur  Einarsson.
  • En este contexto de crisis, se elige una asamblea constituyente el pasado mes de noviembre para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa.
  • Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.
  • La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país.
  • Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.
  • Y para terminar, otra medida “revolucionaria” del parlamento islandés: la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic  Modern  Media Initiative), un proyecto de ley que pretende crear un marco jurídico destinado a la protección de la libertad de información y de expresión.
  • Se pretende hacer del país un refugio seguro para el periodismo de investigación y la libertad de información donde se protegan  fuentes, periodistas y proveedores de Internet que alojen información periodística; el infierno para EEUU  y el paraíso para Wikileaks.
  • Pues esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las decisiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura  de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión.

    ¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos?

    ¿Se ha comentado en las repugnantes tertulias radiofónicas de politicastros de medio pelo y mercenarios de la desinformación? ¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no.

    Debe ser que a los Estados Unidos de Europa no les parece suficientemente importante que un pueblo coja las riendas de su soberanía y plante cara al rodillo neoliberal.

    O quizás teman que se les caiga la cara de vergüenza al quedar una vez más en evidencia que han convertido la democracia en un sistema plutocrático  donde nada ha cambiado con la crisis, excepto el inicio de un proceso de socialización  de las pérdidas con recortes sociales y precarización  de las condiciones laborales.

    Es muy probable también que piensen que todavía quede vida inteligente entre sus unidades de consumo, que tanto gustan en llamar ciudadanos, y teman un efecto contagio.

    Aunque lo más seguro es que esta calculada minusvaloración informativa, cuando no silencio clamoroso, se deba a todas estas causas juntas.

    Algunos dirán que Islandia es una pequeña isla de tan sólo 300.000 habitantes, con un entramado político, económico y administrativo mucho menos complejo que el de un gran país europeo, en el que es más fácil organizarse y llevar a cabo este tipo de cambios.

    Sin embargo es un país que, aunque tienen gran independencia energética gracias a sus centrales geotérmicas, cuenta con muy pocos recursos naturales y tiene una economía vulnerable cuyas exportaciones dependen en un 40% de la pesca.

    También los hay que dirán que han vivido por encima de sus posibilidades endeudándose y especulando en el casino financiero como el que más, y es cierto.

    Igual que lo han hecho el resto de los países guiados por un sistema financiero liberalizado hasta el infinito por los mismos gobiernos irresponsables y suicidas que ahora se echan las manos a la cabeza .

    Yo simplemente pienso que el pueblo islandés es un pueblo culto, solidario, optimista y valiente, que ha sabido rectificar echándole dos cojones, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

    El país ya iniciado negociaciones para entrar en la Unión Europea. Espero, por su bien y tal y como están poniéndose las cosas en el continente con la plaga de farsantes que nos gobiernan, que el pueblo islandés complete su revolución rechazando la adhesión.

    Y ojalá ocurriera lo contrario, que fuera Europa la que entrase en Islandia, porque esa sí sería la verdadera Europade los pueblos.

    25 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, DENUNCIA, ECONOMIA, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , , , , , , , | 4 comentarios