cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Los precios de la vivienda tienen que bajar más para reactivar el mercado de la construcción

El gran ajuste pendiente

Los precios de la vivienda tienen que bajar más para reactivar el mercado de la construcción

11/07/2011

Casi tres años después del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, alentada por los Gobiernos del PP y tolerada durante la primera legislatura de Rodríguez Zapatero, el mercado de la vivienda sigue siendo el gran problema de la economía española. La venta de casas, pisos e inmuebles está paralizada, la construcción es responsable de la pérdida de más de un millón de empleos y su aportación al crecimiento sigue siendo negativa.

El tenebroso panorama de la construcción ha recibido recientemente confirmación estadística: en 2010 quedaban casi 700.000 viviendas nuevas por vender mientras que las instituciones financieras, como consecuencia del colapso del mercado, acumulan más de 65.000 millones de euros en inmuebles o suelo que el mercado es incapaz de absorber.

Desde que empezaron a percibirse los primeros síntomas del crash inmobiliario en España se advirtió que la única solución al empacho de vivienda (en 10 años se iniciaron más de 5,5 millones de pisos en una explosión de irracionalidad que suponía que el mercado lo absorbería todo y los precios nunca bajarían) era un ajuste rápido y profundo de los precios.

El entonces vicepresidente Solbes explicó, con fundamentadas razones, que cuanto más deprisa bajaran los precios antes se disolvería la crisis y antes el sector de la construcción podría recuperar un ritmo de funcionamiento capaz de crear empleo.

Este criterio exige, además, un cierto compromiso político para no favorecer la creación de una nueva burbuja, por lo cual se adoptó la decisión de eliminar las desgravaciones fiscales a la compra de vivienda.

Pero el ajuste no se ha producido de forma rápida ni profunda. De hecho, en los últimos dos años se ha apoyado sencillamente en dejar de construir, de forma que el ritmo de absorción de las viviendas terminadas es tan lento que el mercado puede tardar un lustro en recuperarse.

Los precios apenas han caído un 16% (como media) cuando, dado el enorme stock sin colocar, parece necesario hundir los precios en torno al 40%. Esto es más fácil de decir que de hacer.

Los particulares se niegan a depreciar el valor de sus activos inmobiliarios y los bancos entienden que una caída rápida del valor deterioraría un poco más sus balances, incluso aunque en sus cuentas aparezca provisionada una parte de los inmuebles embargados.

No hay incentivos para bajar los precios. Y menos cuando se observa que el aspecto más delicado de la relación entre el mercado financiero y el inmobiliario está en el riesgo de aquellas sociedades inmobiliarias que están siendo sostenidas por bancos y cajas simplemente para que su desplome no imponga nuevas e insostenibles cargas de pisos embargados a las instituciones financieras.

Los promotores y constructores pidenfórmulas imaginativas para acabar con este colapso de ladrillo que asfixia las opciones de crecimiento económico. Pero la solución más eficaz es bajar los precios. Y de esas soluciones imaginativas debería descartarse cualquier subvención directa o indirecta.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/gran/ajuste/pendiente/elpepiopi/20110711elpepiopi_1/Tes

11 julio, 2011 Posted by | ECONOMIA, HIPOTECAS | , | Deja un comentario

EE UU vive una segunda contracción del mercado inmobiliario

El precio de la vivienda cae un 3,9% entre el tercer y el cuarto trimestre a tres años del inicio de la crisis

SANDRO POZZI | Nueva York 22/02/2011

  • El mercado inmobiliario en Estados Unidos se comportó a lo largo del año pasado como un verdadero yoyó, con subidas y bajadas muy pronunciadas en todos sus indicadores.

Movimientos que reflejan la inestabilidad y la incertidumbre que sigue dominando en una industria clave para la economía. Y eso que ya pasaron cuatro años desde el estallido de la burbuja.

  • El precio de la vivienda en los 20 mayores núcleos urbanos del país cayó un 2,4% en diciembre, comparado con el mismo mes de 2009.

Es el sexto descenso consecutivo en el índice que publica cada mes Standard & Poors y la consultora Case Shiller.

Y lo que es más significativo es que si se toma como referencia noviembre, los precios cayeron en 19 áreas metropolitanas.

Hay otro dato del informe que indica la dificultad que tiene el mercado inmobiliario para hacer pie, en lo que muchos analistas ven ya como “una segunda contracción” en el intenso proceso de corrección que vive esta industria a más de tres años de su entrada en la crisis.

El precio de la vivienda cayó un 3,9% entre el tercer y el cuarto trimestre de 2010, y un 4,1% si se compara con los últimos tres meses de 2009.

La situación es alarmante en Detroit, Las vegas y Cleveland, donde los precios a finales de 2010 estaban por debajo de los de enero de 2000.

David Blitzer admite desde S&P que el informe “es muy débil” y apunta que los indicadores vuelven a estar muy cerca de la situación que se vio en 2009, lo que significa que se perdió todo lo ganado durante la pasada primavera.

Las altas cifras de desempleo, que lleva dos años por encima del 9%, y la debilidad del crecimiento hacían presagiar caídas.

Pero lo que preocupa a los expertos del sector inmobiliario es la tendencia, y por eso no descartan que seguirán registrándose nuevos descensos en los precios antes del verano. “Vamos a estar ahí abajo un tiempo”, señalan el relator del informe.

Parte de esta corrección también se atribuye al vencimiento de los incentivos fiscales a la compra de una vivienda.

De hecho, observando los datos del pasado año, se constata que el punto de inflexión se produjo cuando a mediados de 2009 se acabaron las ayudas públicas.

En ese momento, el mercado empezó a caer y ahora parece haberse estabilizado en el fondo.

Quizás lo más alentador sea ver que hay mercados, como Los Ángeles, San Diego y San Francisco en California, donde se observa una tendencia a mejor.

Pero a pesar de la ligera mejora en la economía, hay aún 11 grandes ciudades en EE UU con precios a su nivel más bajo desde el pico en 2006, incluidas urbes como Seattle y Portland, que entraron más tarde en el ciclo.

El mal dato de vivienda, combinado con unos resultados peor de lo esperado por parte del gigante comercial Walmart y la inestabilidad geopolítica en Oriente Medio y el Norte de África, provocaron que Wall Street arrancara la semana con fuertes caídas, próximas al 1% en el caso del Dow Jones.

El parqué neoyorquino estuvo cerrado ayer por festivo.

24 febrero, 2011 Posted by | ECONOMIA, NOTICIAS | , , | Deja un comentario