cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

PASALO UN PERIODISTA DEMANDA A OBAMA POR SU LEY DE ARRESTO INDEFINIDO SIN JUICIO

PULITZER CONTRA NOBEL: UN PERIODISTA DEMANDA A OBAMA POR SU LEY DE ARRESTOS SIN JUICIO

Pulitzer contra Nobel: un periodista demanda a Obama por su ley de arrestos sin juicio

Publicado: 17 ene 2012 | 15:43 MSK
Última actualización: 17 ene 2012 | 17:22 MSK

El famoso periodista estadounidense Chris Hedges, que trabajó entre otros medios para The New York Times y que cuenta en su haber con el premio de Pulitzer, ha demandado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por su decisión de firmar la ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA según sus siglas en inglés), que considera un “impacto catastrófico contra las libertades civiles”.

Obama firmó el documento el pasado 31 de diciembre y el texto deberá entrar en vigor en marzo. La controvertida ley habilita a los militares estadounidenses para detener por un plazo indefinido a ciudadanos norteamericanos y enviarlos a prisiones, incluso fuera del país, como la de Guantánamo en Cuba.

A finales del año 2011 Obama defendió esta ley esgrimiendo que su administración “no autorizará la detención militar indefinida sin proceso judicial de ciudadanos estadounidenses”.

Sin embargo, otra ley de Expatriación de Enemigos que ahora se encuentra en proceso de revisión en el Congreso, caso de ser aprobada, dará al gobierno la potestad de privar de su ciudadanía a cualquier persona acusada de involucrarse en “hostilidades” o de apoyarlas.

“Usted solo debe estar acusado de apoyar hostilidades, que podrían ser definidas de cualquier modo que convenga al gobierno”, explica otro periodista, Stephen Foster Jr. “Luego el gobierno puede quitarle su ciudadanía y aplicar la sección sobre detención indefinida de NDAA sin derecho a juicio”.

Por su parte, Hedges, autor de la demanda, califica la controvertida ley de “impacto catastrófico contra las libertades civiles”.

“Pasé muchos años en los países donde los militares tenían el derecho de arrestar y detener a sus ciudadanos sin presentarles acusación”, escribe Hedges en su blog. “He estado en algunas prisiones de ese tipo. Tengo amigos y colegas que han ‘desaparecido’ en gulags militares. Conozco las consecuencias de la concesión de amplios e ilimitados poderes policiales a las fuerzas armadas de cualquiera nación. Y, aunque mi lucha sea quijotesca, debe ser librada si queremos tener cualquiera esperanza de salvar nuestro país del fascismo corporativo”.

Como corresponsal internacional, Hedges hizo entrevistas a numerosos representantes de las organizaciones que EE. UU. considera terroristas. El periodista afirma que esta ley podría ser aplicada perfectamente contra él, como contra cada uno de los ciudadanos estadounidenses.

La letra del documento, que, según el periodista, viola la quinta enmienda de la Constitución del país (“…ni se le privará de la vida, la libertad o la propiedad sin el debido proceso legal…”), lo lleva a formular una conclusión desagradable para las autoridades del país:

“Sospecho que [la ley] pasó, ya que las corporaciones, contemplando las protestas en las calles y sabiendo que las cosas van empeorar, temiendo que el movimiento ‘Ocupa’ se amplíe, no creen que la policía los proteja. Quieren tener la posibilidad de llamar al Ejército. Y ahora la tienen”.

Articulo completo en:http://actualidad.rt.com/actualidad/ee_uu/issue_34922.html

17 enero, 2012 Posted by | EEUU | , , , , , , , , | Deja un comentario

El 11-S fue utilizado como coartada para imponer el orden mundial ‘neocon’

El 11-S fue utilizado como coartada para imponer el orden mundial ‘neocon’

12 sep 2011 por Carlos Bayo

Carlos Enrique Bayo es redactor-jefe de Mundo en Público, ha sido corresponsal en Moscú (1987-1992) y en Washington (1992-1996), así como máximo responsable de Internacional en cinco periódicos distintos.

Ha actuado como enviado especial en los conflictos de Afganistán, Camboya, Oriente Próximo y Armenia-Azerbaiyán.

También ha cubierto eventos históricos como la caída del Muro de Berlín y la matanza de Tiananmen, entre muchos otros acontecimientos mundiales.

  • Diez años después, todo el mundo habla de las consecuencias, pero casi nadie se pregunta por las causas. Así que… empecemos hablando de las consecuencias.

Sobre todo, de la catástrofe económica que hemos heredado de la insensata respuesta neocon a la hecatombe del 11-S.

George W. Bush reconoció hace unos días al National Geographic Channel que ganó la Casa Blanca en 2000 prometiendo una política exterior “modesta”.

Un año más tarde, halcones como Cheney, Rumsfeld y Wolfowitz se apropiaban de la agenda internacional de la única superpotencia, convirtiéndola en una contienda bélica permanente e interminable: la guerra contra el terror que, por definición, se prolongará hasta el fin de los tiempos.

Pero, lo más relevante es que “ninguno de ellos se fijó en la economía, igual que ninguno de los teóricos neocon, como Kagan, Krauthammer, Kristol o Lewis, se ocupó tampoco de los problemas económicos”, explica Peter Beinart, investigador de la New American Foundation, quien en su día fue adalid de la invasión de Irak.

“Los neocon se hicieron con el timón de la política exterior de EEUU después del 11-S”, admite Beinart, “pero sólo pudieron manejarlo porque el 11-S le había metido el turbo al motor de la nave.

Y ese motor era la disposición de los estadounidenses a derramar su sangre y gastar su fortuna en el otro extremo del mundo. Hoy, ese motor chisporrotea y la mayor parte de los norteamericanos ya no creen que eso por lo que luchamos en Afganistán merezca sacrificar las vidas de sus jóvenes, ni que seamos capaces de pagarlo”.

Ningún ideólogo de la Administración Bush se centró en los problemas económicos que estaba generando su doctrina neoliberal y que acabarían llevando al planeta a la catástrofe financiera.

“El neoconservadurismo post11-S daba por sentado que siempre habría dinero para una política exterior cuasi imperial”, continúa Beinart, “y que, si fuera necesario, siempre se podría recortar el gasto público para asegurarse de que al Pentágono no le alcanzaran los tijeretazos”.

A los neocon nunca se les ocurrió que EEUU no podría permitirse sendas guerras en Afganistán e Irak.

Esas contiendas, según la estimación “más conservadora” de la Universidad de Brown, no sólo causaron la muerte de 137.000 civiles y convirtieron a 7,8 millones de personas en refugiados, sino que también supusieron un coste económico total (incluyendo los intereses de la deuda contraída para sufragarlas y la atención médica de los veteranos heridos en ellas) de unos 4 billones de dólares.

Es decir, “equivalente a los déficits públicos acumulados [por EEUU] durante los seis años que van de 2005 a 2010″, constata The Economist.

Cuando toda la derecha de Occidente considera deber patriótico eliminar cualquier déficit público incluso al precio de acabar con el Estado del bienestar, es sangrante constatar que sus padrinos neocon despilfarraron en dos guerras sangrientas una fortuna equivalente a tres años del PIB de España.

Con resultados bien poco rentables.

En Irak, Al Qaeda cometió hace poco 42 atentados en un solo día, mientras que el Gobierno de Al Maliki en Bagdad es más cercano al de Teherán que al de Washington.

En Afganistán, los talibanes están cada día más fuertes, este agosto fue el mes con más bajas norteamericanas desde la invasión de 2001, y el número de civiles muertos en acciones armadas insurgentes o bombardeos aliados no hace más que batir récords.

Paul Kennedy, catedrático de Historia y de Seguridad Internacional de la Universidad de Yale, sostiene que el efecto más importante del 11-Sfue “distraer” a EEUU de sus dos verdaderas prioridades: la geopolítica global y la prosperidad económica. Washington descuidó Latinoamérica, que hoy se ha desarrollado al margen de la influencia estadounidense, igual que se desentendió de otras áreas del mundo vitales, como China, Rusia… incluso Europa, salvo para presionarlas -hasta rozar el conflicto diplomático-, con el fin de que apoyasen sus aventuras militares.

Al mismo tiempo, “la combinación de carísimas guerras lejanas y las inexcusables rebajas de impuestos que favorecían a los ricos tuvieron efectos nefastos sobre el déficit federal de EEUU, la creciente dependencia estadounidense de fondos extranjeros y el futuro del dólar a largo plazo”, subraya Kennedy.

“El tejido social [de EEUU] se está haciendo jirones, las clases marginadas crecen y el sistema de educación pública se desmorona. Y, para mayor desastre, aparece un Tea Party proponiendo políticas que agravarían esa doble distracción de EEUU.

Ese puede ser el auténtico legado del 11-S, mucho después de que las tropas estadounidenses se hayan retirado de las
alturas del Hindu Kush”.

Los neocon del Tea Party

Es debatible si el surgimiento del Tea Party forma también parte de la herencia de ese pensamiento único que tomó el 11-S como coartada para imponer un nuevo orden militarista, imperial y despiadado, pero no cabe duda de que muchos de los principios que animan al nuevo movimiento ultra norteamericano son calcados de las drásticas decisiones adoptadas por la Administración Bush tras la caída de las Torres Gemelas.

El gobernador de Texas, hoy favorito en el Tea Party, Rick Perry, está siendo asesorado en su campaña por Donald Rumsfeld y Doug Feith, destacados neocon que diseñaron gran parte de laestrategia bushaniana.

Un ejemplo del paralelismo entre el Tea Party y la ideología neocon está en la política de inmigración.

Sólo ocho días después del 11-S, Bush firmó la Patriot Act, por la que los extranjeros pudieron ser detenidos indefinidamente y sin derecho a un juicio justo.

Las normativas y prácticas represivas posteriores, organizadas en torno a un departamento de seguridad (Department of Homeland Security), que agrupó un año más tarde a las 22 agencias federales de seguridad e inteligencia, continuaron castigando a los inmigrantes con deportaciones por meras infracciones, violaciones de sus derechos civiles y una constante persecución policial que vulnera el principio constitucional de igualdad ante la ley.

Bush firmó directivas para otorgar a las autoridades locales poderes ejecutivos contra extranjeros sospechosos de terrorismo que son muy similares a las medidas antiinmigrantes que el Tea Party impone en los estados fronterizos y las ciudades donde gobierna.

Se argumenta que los seguidores del Tea Party son radicalmente opuestos a ese Gran Hermano en el que Cheney, Bolton, Perle y otros asesores de Bush convirtieron el Gobierno de EEUU, espiando las comunicaciones de todos los norteamericanos y extendiendo por el mundo las cárceles secretas de la CIA y las entregas de sospechosos a regímenes aliados especializados en torturar detenidos.

Pero las convicciones extremistas del Tea Party sí tienen mucho que ver con ese credo intolerante de que el supuesto buen fin que se persigue justifica cualquier medio por brutal y cruel que sea, como el manual de torturas que elaboraron para la CIA los letrados de la Casa Blanca John Yoo y Jay Bybee, hoy magistrado federal de apelación.

La poderosa máquina propagandística puesta en marcha tras el 11-S llegó a convencer a los estadounidenses de que para defenderse del terrorismo tenían que condonar violaciones de derechos humanos y hasta renunciar a garantías constitucionales como la primera y cuarta enmiendas -que defienden la libertad de expresión y reunión y protegen contra registros y detenciones arbitrarias-, frente a las que el equipo de abogados de Bush redactó argumentaciones jurídicas que justificaban poderes presidenciales por encima de ellas.

Gran parte de la opinión pública norteamericana está ahora imbuida de la creencia de que el penal ilegal de Guantánamo, las detenciones arbitrarias y sin derecho a defensa, el encarcelamiento indefinido sin proceso legal, juicio ni sentencia, e incluso la aplicación de tormentos como el waterboarding (llevar al reo al borde de la muerte por asfixia en agua) han sido necesarios y lo seguirán siendo para defender la democracia.

Ni siquiera se plantean que eso no es democracia, pues celebraron alegremente que se hubiera asesinado a Bin Laden, tras arrancarle su rastro a Jalid Sheij Mohamed, en un interrogatorio durante el cual se le sometió al waterboarding 183 veces en su primer mes de cautiverio.

El fracaso de la guerra de Irak

Cheney acaba de publicar unas memorias (In My Time) en las que reivindica sin ambages toda la panoplia de abusos e iniquidades de la guerra contra el terror, pese a que es ya evidente el fracaso de la guerra de Irak, que los neocon pretendían que fuera el catalizador de una ola de cambios democráticos en todo Oriente Próximo.

“Un nuevo régimen en Irak servirá de ejemplo de democracia espectacular y estimulante para las otras naciones de la región”, proclamó Bush en el American Enterprise Institute justo antes de desencadenar la guerra.

La realidad es que los pueblos de la zona “en vez de sentirse estimulados, sintieron repugnancia por la violencia, el caos, la quiebra de los servicios públicos” que generó la invasión de Irak, explica Paul R. Pillar, veterano especialista de la CIA y hoy profesor de Estudios de Seguridad en la Universidad de Georgetown.

“El defecto fatal del sueño neocon fue el convencimiento absurdo de que algo impuesto desde fuera por EEUU podía motivar a los árabes para que se movilizasen en defensa de la soberanía popular (…).

El cambio político no puede ser impuesto por una potencia exterior, ni mucho menos a cañonazos”.

Lo que ocurrió fue que “en Irak el tiro les salió por la culata, y hoy los gobernantes que impusieron en Bagdad están más bien resistiéndose a la propagación de la democracia, en vez de inspirándola”, asegura Pillar.

“Es difícil comprender cómo los neocon lograron convencer a tanta gente, hace una década, de su insensato experimento, aunque sin duda el efecto estupefaciente del trauma nacional generado por el 11-S explica gran parte de ese fenómeno horrendamente erróneo”.

Las verdaderas causas

En cuanto a las causas del 11-S, se han tratado de ocultar tras la cortina de humo de que Al Qaeda sólo tiene una motivación religiosa integrista, argumento esgrimido por el informe oficial de 2004 de la Comisión Nacional creada por el Congreso, cuyos dos máximos responsables, Thomas Kean y Lee Hamilton, admitieron después:

“Era un tema sensible y los comisionados que adujeron que Al Qaeda se guiaba sólo por ideología religiosa, y no por oponerse a la política de EEUU, rehusaron mencionar el conflicto palestino-israelí.

Creían que, si se exponía el apoyo de EEUU a Israel como la raíz causal del ataque de Al Qaeda, entonces se indicaría que EEUU debía revisar esa política”.

Por tanto, jamás se establecieron las verdaderas causas de que la red terrorista atacara tan ferozmente a EEUU, ni lo que motivó a tantos suicidas a inmolarse en los aviones empleados como armas.

Pero los motivos estaban bien claros, como exponen Anthony Summers y Robbyn Swan en El undécimo día:

“Todas las pruebas indican que Palestina fue el factor que unió a los conspiradores en todos los niveles (…).

Era sin duda el principal resentimiento político que movía a los jóvenes árabes” que prepararon los atentados.

Es decir, los autores de la matanza creían que con ella los estadounidenses se fijarían en “las atrocidades que EEUU comete en su apoyo a Israel”.

Ni Israel ni los palestinos son jamás mencionados en las informaciones sobre el 11-S.

Y la respuesta neocon al mayor ataque terrorista de todos los tiempos sólo agravó esa heridaen el mundo árabe e islámico, además de mutilar los valores democráticos con los que Occidente siempre se sintió superior al resto del planeta.

fuente PUBLICO 

13 septiembre, 2011 Posted by | #11S | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Obama anunciará el miércoles retirada de Afganistán

Obama anunciará el miércoles retirada de Afganistán

En la actualidad se encuentran desplegados cerca de 100 mil soldados estadounidenses, más del doble que en 2009, cuando el demócrata llegó a la Casa Blanca

ATAQUES Cinco civiles y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad afganas murieron el sábado n el asalto de un comando formado por cuatro talibanes contra la comisaría del distrito número uno de Kabul, informó el Ministerio afgano de Interior (Foto: EFE )

Washington | Lunes 20 de junio de 2011EFE | El Universal17:57
El presidente de Estados Unidos, BarackObamaanunciará el próximo miércoles los detalles de la retirada estadounidense deAfganistán, informó hoy un alto funcionario de la Casa Blanca.

El anuncio se produce después de que el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicara hoy en su rueda de prensa diaria que “el presidente está aún en el proceso de finalizar su decisión sobre el alcance y el ritmo de la retirada que comenzará en julio de 2011”.

En la actualidad se encuentran desplegados en Afganistán cerca de 100 mil soldados estadounidenses, más del doble que en 2009, cuando Obama llegó a la Casa Blanca.

El presidente ha mantenido una serie de reuniones con los integrantes de su equipo de seguridad nacional para preparar el comienzo de la retirada, que según los planes de la OTAN acordados en la cumbre de Lisboa en noviembre pasado, deberá concluir para 2014.

Obama indicó que el primer contingente que abandone el país estará formado por un número “significativo” de soldados pero otros representantes del Gobierno, entre ellos el secretario de Defensa saliente, Robert Gates, pidió que el número sea reducido.

La retirada comenzará dos meses después de la muerte del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, en una operación de comandos estadounidenses en Pakistán.

La desaparición de Bin Laden ha dado nuevos argumentos a quienes abogan por una salida rápida de Afganistán, una guerra que el próximo octubre cumplirá su décimo aniversario.

Pero en una visita a Bruselas hace 15 días Gates y el secretario general de la OTAN, el danés Anders Fogh Rasmussen, aseguraron que la marcha de Afganistán “no será una carrera hacia la salida”.

El costo de la guerra para el contribuyente estadounidense se eleva a los cerca de 10 mil millones de dólares mensuales.

21 junio, 2011 Posted by | afganistan | , , | Deja un comentario

Giro de Obama sobre mundo árabe lo aleja de Israel

Giro de Obama sobre mundo árabe lo aleja de Israel

Encuentro con Netanyahu en la Casa Blanca tiene visos de enfrentamiento y posible “entierro” al de por sí moribundo proceso de paz
Internacional – 21/05/2011 7:59 – Autor: Redacción – Fuente: El Nuevo Siglo
Actual presidente de EE.UU, Barak Obama.
Actual presidente de EE.UU, Barak Obama.

El viraje de 360 grados que el presidente Barack Obama dio a su política hacia el mundo árabe, al alinderarse con las revueltas populares prodemocráticos y dar un espaldarazo al anhelo palestino de tener un Estado cimentado en las fronteras establecidas en 1967, hacen presagiar que el estancado proceso de paz israelo-palestino se hunda.

El timonazo en su política exterior ante la honda división existente entre Estados Unidos y el mundo árabe (evidenciada por el desplome de su imagen en esos países), sumido en una hoguera de revueltas sociales (Siria, Yemen, Bahrein, entre otros) y una prolongada guerra (Libia) va más allá de un plan de ayuda económico para instaurar la democracia en países con longevos regímenes ya que tocó y fijó una nueva posición en el tema sensible del conflicto entre israelíes y palestinos, y precisamente tan sólo horas de recibir en la Casa Blanca al premier Benjamín Netanyahu.

Los visos no sólo de un enfrentamiento sino también de un enfriamiento en la relación con uno de sus principales aliados en Oriente Medio comenzaron a vislumbrarse ayer mismo, con el no rotundo de Netanyahu al planteamiento de Obama.

Así, se puede pensar que en el tensionante encuentro de hoy, en el Salón Oval, se intentará una negociación, que de seguro no llegará a un feliz acuerdo por la desconfianza, los incumplimientos, el espiral de violencia, la imparable colonización, la actual situación política en los territorios ocupados (acuerdo de Fatah y Hamas) y la intransigencia de las partes involucradas en este conflicto tan antiguo y complicado.

“Las fronteras de Israel y Palestina deber estar basadas en las fronteras de 1967 con intercambios de mutuo acuerdo, de manera que se establezcan fronteras seguras y reconocidas por los dos Estados”, dijo Obama en un publicitado y esperado discurso sobre Medio Oriente en el Departamento de Estado.
“La retirada total y gradual de las fuerzas militares israelíes deben ser coordinadas bajo la idea de una responsabilidad de la seguridad palestina en un Estado soberano y no militarizado”, añadió.

“Habrá que ponerse de acuerdo sobre la duración de este periodo de transición y la eficacia de los acuerdos de seguridad deberá ser demostrada”, dijo el presidente norteamericano quien admitió que hasta ahora los intentos de su administración de relanzar las negociaciones de paz en Medio Oriente habían fracasado.

Y si bien reconoce este hecho, su nueva posición podría llevar al fracaso total de su labor mediadora ante la negativa israelí sobre las fronteras y el público rechazo a los palestinos por el acuerdo político y de reconciliación entre el presidente palestino Mahmud Abbas y el movimiento islamista Hamas, que de plano niega el derecho de Israel a existir.

Obama habló claro ya que aseguró que los palestinos no lograrán la independencia si no reconocen el Estado de Israel y les advirtió sobre cualquier intento de asilar simbólicamente a ese país en la ONU en septiembre cuando tienen previsto solicitar, con base en el espaldarazo que han recibido de muchos países, su derecho a ser reconocidos como Estado.

Y, aunque la diplomacia impera, muy seguramente hoy un desconcertado y hasta molesto Netanyahu pedirá a Obama que le clarifique su cambio de posición. Ayer, sin embargo fue prudente y a través de un comunicado oficial se limitó a expresar que guarda la esperanza de que su homólogo “reafirme los compromisos” norteamericanos de que Israel “no tendría que retirarse a las línea indefendibles de junio 1967”.

En el mismo excluyó que “centros mayores de la población israelí en Judea-Samaria (Cisjordania) se encuentren del otro lado de la frontera” entre Israel y un futuro Estado palestino, indicó el comunicado en referencia a las principales colonias judías en Cisjordania.

Netanyahu se refería a una carta del presidente norteamericano George W. Bush enviada en 2004 al entonces primer ministro Ariel Sharon, excluyendo un puro y simple retorno israelí a las líneas de armisticio anteriores a la Guerra de los Seis Días de junio de 1967.

En este difícil contexto, con posiciones no sólo diametralmente opuestas sino difícilmente convergentes en torno al tema de las fronteras entre israelíes y palestinos, se encuentran hoy Obama y Netanyahu. No se presagia ni “nuevo amanecer” como fue el lema del inicio de gobierno del hoy presidente-candidato sino un negro nubarrón sobre los esfuerzos de reactivar las negociaciones y llegar a un punto de encuentro en el conflicto de Medio Oriente. Es una nueva hoja de ruta que las partes implicadas no parecen estar dispuestas a seguir.

Fuertes críticas a longevos regímenes

Durante su muy esperado discurso, seis meses después del estallido de una ola de protestas en el mundo árabe, el presidente Obama prometió también un cambio en la política de Estados Unidos hacia la región.

Ubicando a su gobierno de parte de los manifestantes árabes, prometió una ayuda económica a los países comprometidos con la democracia, sobre el modelo de asistencia a la reconstrucción de Europa del Este tras la caída de la Cortina de Hierro.

Obama también atacó al líder libio Muamar Gadafi y al presidente sirio, Bashar Al Asad, ambos autores de represiones sangrientas contra opositores a sus gobiernos.

“El presidente Asad tiene que elegir entre liderar la transición o irse. El gobierno de Siria debe dejar de disparar a los manifestantes y permitir las protestas pacíficas”, dijo Obama.

El presidente estadounidense tampoco escatimó en críticas para sus aliados.
A Barhéin, un país estratégico para Washington, le ha reclamado un “verdadero diálogo” entre el gobierno y la oposición.

También exhortó al presidente yemení Alí Abdalá Saleh a cumplir con sus compromisos relativos a la transición del poder.

Al comentar sobre la muerte de Osama bin Laden en manos de un comando estadounidense a principios de mayo, Obama dijo que las revueltas árabes aparecieron ante sus ojos dándole la espalda al extremismo.

Bin Laden es “un asesino en masa”, y desde antes de su muerte, su red “perdía su lucha (…) porque la inmensa mayoría de las personas vieron que la masacre de inocentes no respondía a su búsqueda de un mundo mejor”, dijo.

Finalmente vinculó el largo conflicto israelo-palestino y las revueltas que agitan el mundo árabe, asegurando que “cuando la gente de Medio Oriente y África del Norte se liberan de las cargas del pasado, los esfuerzos por conquistar una paz duradera (…) son más urgentes que nunca”.

Reaparece Gadafi

Mientras la Otan informaba que había degradado significativamente la capacidad militar del líder libio Muamar Gadafi, la televisión de ese país mostró imágenes del coronel entrevistándose con su emisario Mohamed Ahmed Al-Sharif, quien estaba el martes en misión en Moscú.

Vestido de negro y con lentes de sol, el coronel Gadafi, que parecía en buena salud, discutía con Ahmed Al-Sharif en una oficina frente a una pantalla de televisión que difundía programas de la primera cadena de Estado libio, con una franja verde en la que estaba inscrita la fecha del “jueves 19 mayo de 2011″.

De otra parte, el portavoz del gobierno libio, Musa Ibrahim, desmintió informaciones sobre la partida a Túnez de la esposa y la hija del coronel Muamar Gadafi y una defección del ministro libio del Petróleo Shokri Ghanem.

“La esposa del coronel Gadafi, Safia, está bien, con buena salud, y se encuentra en Trípoli en compañía de su hija Aisha”, declaró Ibrahim, quien también aseguró que rel ministro no desertó y se encuentra una gira por varios países europeos.

31 mayo, 2011 Posted by | 1.-ISRAEL | , , , , | Deja un comentario

Dar ánimos no es suficiente para salir del agujero

 Dar ánimos no es suficiente para salir del agujero

Lucerito Thu May 12 2011 19:00:28 GMT+0200 (Hora de verano romance)

obama.jpg

La economía de los Estados Unidos aunque muestra algunos síntomas de mejora como el aumento de la contratación laboral y la mejora de la confianza, aún se encuentra ante múltiples desafíos, entre los que destacan el elevado endeudamiento público y un exiguo crecimiento económico, que no termina de confirmar incrementos sostenidos de la producción nacional.

Teniendo presente que estos desafíos son temas muy candentes para la sociedad estadounidense, su presidente, Barack Obama, ante la relativa proximidad de las elecciones generales de 2012, se ha apresurado a animar a las empresas para que decidan aumentar la contratación y la inversión.

En mi opinión, muy a pesar de que dentro de un año la grave situación socioeconómica empeore o al menos no mejore, estos ‘ánimos no son suficientes’, máxime cuando se trata de un presidente, al que se elige democráticamente y se paga con cargo a los ‘dineros públicos’, para hacer algo más que animar.

El principal problema de la economía norteamericana es el elevado endeudamiento público y los altos costes de gestión de su burocracia (problemas razonablemente parecidos a los de la economía española), y que aún se debe trabajar muy duro para digerir la aguda crisis financiera y de valor económico en la que nos encontramos inmersos tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, que como si se tratase de un ‘tsunami’ ha arrastrado a todos los sectores y agentes de la economía.

Quiero creer que este nerviosismo es propio del benévolo deseo por parte de un presidente que espera que la situación económica mejore por el bien de los ciudadanos a los que representa, y que no esté asociado a las prisas por el acercamiento de las elecciones. Porque de ser así podemos pensar que no se ha hecho lo suficiente, o tal vez, que un período de cuatro años es un horizonte inadecuado para la gestión de los asuntos públicos.

Vía | Reuters
En El Blog Salmón | Obama abre el melón de las subvenciones públicas a la energía
Imagen | bethcanphoto

13 mayo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, ECONOMIA | , , | Deja un comentario

Los hijos de Bin Laden no descartan denunciar a Obama

Muerte de Bin Laden

Los hijos de Bin Laden no descartan denunciar a Obama

El cuarto hijo del líder de Al Qaeda asegura que la decisión de lanzar el cuerpo al mar fue una humillación

EP / LONDRES Omar bin Laden, el cuarto hijo del líder de Al Qaeda, Usama bin Laden, ha criticado el asesinato de su padre, por considerarlo “criminal”, y ha asegurado que la decisión de lanzar su cuerpo al mar ha supuesto una humillación para su familia.

En un comunicado publicado por el portal del ideólogo islamista Abu Walid al Masri y recogido por la página especializada en seguimiento de grupos yihadistas SITE, Omar bin Laden ha dicho que se reserva el derecho de adoptar acciones legales en Estados Unidos y a nivel internacional para “determinar el verdadero destino” de su “desaparecido padre”.

Por el momento no ha habido una confirmación independiente sobre la autenticidad del escrito del hijo de Bin Laden aunque varios especialistas en propaganda yihadista han afirmado que el texto parece auténtico.

“Consideramos al presidente americano Obama legalmente responsable de clarificar el destino de nuestro padre. Es inaceptable, desde el punto de vista humano y religioso, disponer de una persona con tanta importancia y estatus entre su pueblo tirando su cuerpo al mar de esa manera, lo que degrada y humilla a su familia y a sus seguidores y desafía las disposiciones religiosas y los sentimientos de cientos de millones de musulmanes”, ha asegurado el hijo del fallecido líder de Al Qaeda.

Omar bin Laden ha afirmado que el Gobierno estadounidense no ha aportado ninguna prueba que respalde el relato que ha ofrecido sobre la operación militar que acabó con la vida del líder de Al Qaeda el pasado 2 de mayo en Abbottabad, en Pakistán. Además, ha remarcado que los militares que participaron en el operativo “se apresuraron para deshacerse del cuerpo” del líder de la red terrorista.

10 mayo, 2011 Posted by | AL QAEDA | , , , , | Deja un comentario

«Lo que está claro es que Bin Laden no ha muerto ahora»

«Lo que está claro es que Bin Laden no ha muerto ahora»

El asesinato del líder de Al Qaida es considerado por algunos como una información «absurda», «nada coherente» y, en definitiva, un «montaje del Gobierno de Estados Unidos»

ISRAEL VIANA / MADRID
Día 05/05/2011 – 13.52h
«Lo que está claro es que Bin Laden no ha muerto ahora. Ya estaba muerto hace años», asegura Diana Castillo, vicepresidenta de la «Asociación por la Verdad sobre el 11 de septiembre» en España. Uno de los muchos grupos que han alcanzado cierta popularidad con sus teorías conspiratorias sobre los atentados del World Trade Center de Nueva York y que hoy vuelven a encontrar una oportunidad para calificar la anunciada muerte de Osama Bin Laden de información «absurda», «engañosa», «rarísima», «nada coherente», «ridícula», «extraña» y, en definitiva, de «montaje por parte del Gobierno de Estados Unidos».

Coinciden en quela muerte de Bin Laden es una farsa del Gobierno estadounidense

Considerados simples paranoicos por algunos y seguidos por otros a través de la difusión de internet (existen ya grupos «por la verdad sobre el 11 de septiembre» de arquitectos e ingenieroslíderes políticosreligiosospilotos,médicosbomberosabogadosmilitares ocientíficos), coinciden y denuncian ahora que la muerte de Bin Laden no es más que una farsa promovida por el propio la Casa Blanca para dar un giro a los bajos índices de popularidad que estaba alcanzado el presidente Obama.

«Hace tres días publicaba la CBS que el índice de popularidad de Obama entre los americanos había bajado hasta el 44%, el más bajo de todo su mandato, y ahora, tras la noticia de la muerte de Bin Laden, su índice de aprobación ha subido hasta el 80%», explica a ABC Mitoa Edjang, piloto de transporte de una gran compañía aérea en activo y responsable del «Proyecto Escaner» contra el exceso de seguridad en los aeropuertos tras la «psicosis» del 11 S. «Es muy curioso –añade– que haya salido la noticia ahora, después de matar al hijo de Gadafi, que no es Gadafi, y a tres de sus nietos, dejando un montón de heridos inocentes, mientras la gente se pregunta el porqué de esta intervención, el porqué de la cuarta guerra en la que están metidos, con unos índices de aceptación tan bajos».

Bin Laden, ¿muerto desde 2001?

«Lo más absurdo de todo es que supuestamente tiran el cuerpo al mar y piensan que nos lo vamos a creer. ¡Ni siquiera hay foto!», exclama Castillo, que parece tener una explicación, compartida por otros, para que Obama haya decidió no mostrar imágenes del cadáver de Bin Laden, aunque sí el de otros muertos en la casa de Abbottabad: «Lo más probable es que Bin Laden esté muerto desde diciembre de 2001. En junio de ese año tuvo una operación de riñón en un hospital de Dubai, según un artículo publicado por el diario “The Guardian” (que dice también que fue visitado por agentes de la CIA). Tenía que estar conectado a una máquina de diálisis, para lo que necesita electricidad y no pudo haber sobrevivido diez años en las montañas».

«La noticia era el golpe para entronar a Obama en la próximas elecciones»

En esta misma línea, los defensores de las teorías de la conspiración son escépticos con toda la información oficial que se ha ido publicando en los medios de comunicación en los últimos días, desde la operación militarmisma, hasta que Obama se estuviera planteando en algún momento publicar alguna imagen del cadáver de Bin Laden, de las fotografía que puedan salir a partir de ahora y hasta de los futuros ataques terroristas en respuesta a la muerte del líder de Al Qaida: «Si mañana hay un atentado, me dará bastante pena y rabia, pero estaré seguro de que, por negligencia o participación activa, el Gobierno o los servicios secreto estadounidenses estarán metido en el ajo», asegura tranquilamente Edjang.

José Luis C. E., un trabajador de la industria química que denuncia en su web (www.mundodesconocido.com) versiones oficiales como la anunciada por Obama, no duda en declarar que el anuncio de la muerte de Bin Laden no es más que «el golpe necesario para entronar a Obama en la próximas elecciones» y que «el cadáver ya no aparecerá». «Todas la fotos que aparezcan a partir de ahora –añade–, serán falsas, sistemas de propaganda o falsificaciones para marear la perdiz. Nunca será oficiales, y el Gobierno lo único que hará será desmentir».

«Si tienen el cadáver, que lo muestren»

Mitoa Edjang, quien cree que «es una pena que no hayan cogido vivo a Bin Laden para juzgarlo», asegura que no es la primera vez que pasa algo así en la historia, nombra «atentados de falsa bandera» anteriores y operaciones como «Gladio», y anima a la casa Blanca a que enseñen imágenes del cadáver: «Si lo tienen, que lo muestren ya, ahora mismo. Si todo lo que cuenta el Gobierno americano sobre la figura de Bin Laden es real, cuanta más documentación y antes la saquen mucho mejor. Yo y más gente nos quedaremos tranquilos, aceptaremos la historia y nos iremos a casa».

«¡Pero si Bin Laden está criando malvas hace muchos años!»

Miguel Celades, director de los congresos de «Ciencia y Espíritu», en el que suele haber conferencias de temas como guerras provocadas, atentados de falsa bandera o el «falso» cambio climático cuenta a ABC que cuando se enteró de la noticia «se río mucho». «¡Pero si está criando malvas hace muchos años!», exclama y recuerda, inmediatamente después, una entrevista en la que la ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, un mes antes de ser asesinada (en el atentado del 27 de diciembre de 2007) anunció en una entrevista de televisión que Bin Laden había sido abatido por un agente secreto.

Y va muchos más lejos, en unas declaraciones que a los ojos de muchos resultarán increíbles: «Ya hace muchos años que estamos viendo que el Bin Laden que aparece en los vídeo es otra persona». «La versión oficial ya ni la miro. Pero estoy seguro de que no va a parecer el cadáver y de que si llegamos a ver imágenes, serán montajes», concluye Celades muy seguro de sí mismo.

En fin, ¿teorías «conspiranoicas», como las han llamado algunos, o conjeturas creíbles? Es usted libre de pensar lo que quiera.

6 mayo, 2011 Posted by | AL QAEDA | , , , , | Deja un comentario

Barack Obama: “Nunca más se verá a Bin Laden sobre la superficie de la Tierra”

Barack Obama: “Nunca más se verá a Bin Laden sobre la superficie de la Tierra”

El presidente ha asegurado en una entrevista de televisión que no se difundirán imágenes del cadáver del líder de Al Qaeda

EFE   04-05-2011

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha decidido no publicar las imágenes del cadáver del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, porque el cuerpo del terrorista “no es un trofeo”. En una entrevista concedida al programa de la cadena CBS “Sixty Minutes” y cuya transcripción ha leído este miércoles en su rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, Obama indica que Bin Laden “no es un trofeo”. “Nosotros no somos así. No tratamos estas cosas como un trofeo“, declara el presidente estadounidense, que justificó su decisión al considerar que la publicación de las imágenes podrían poner en peligro la seguridad de las tropas estadounidenses en el exterior”.

Barack Obama, entre los miembros de su equipo de Seguridad Nacional

Barack Obama sigue el ataque contra Bin Laden desde la ‘Situation Room’, junto a su equipo de Seguridad Nacional- (CASA BLANCA)

  • Según indica el presidente, habló con su equipo de seguridad nacional, especialmente con sus secretarios de Defensa, Robert Gates, y de Estado, Hillary Clinton, y “todos estuvieron de acuerdo“. Acerca de la posibilidad de que surjan dudas sobre la autenticidad de la muerte, Obama asegura: “Hemos estado supervisando las reacciones mundiales y no hay dudas de que esté muerto. Desde luego, quienes no tienen ninguna duda son los miembros de Al Qaeda”.

Publicar las imágenes, agrega, “no supondría ninguna diferencia”. El hecho, subraya, “es que nunca más se verá a Osama Bin Laden caminar sobre la superficie de la Tierra”. La cadena planea emitir el vídeo de esa declaración este miércoles, aunque la entrevista completa se difundirá el domingo, según ha indicado en la página de internet del programa. Con estas declaraciones, Obama concluye un debate interno en la Casa Blanca sobre la conveniencia o no de divulgar las fotografías, que el portavoz presidencial, Jay Carney, ha reconocido que son “truculentas”.

Según han descrito medios estadounidenses, que citan fuentes del Congreso, en las imágenes de que dispone la Casa Blanca se aprecia una gran herida sobre el ojo izquierdo del líder de Al Qaeda, donde se puede ver sangre y líquido encefálico. El terrorista más buscado del mundo murió el pasado lunes al recibir varios disparos en la cabeza y el pecho en una operación de comandos de élite estadounidense en una residencia de Abbottabad, una localidad de montaña a unos cincuenta kilómetros de Islamabad.

Factores a favor y en contra

Uno de los factores que sopesaba la Casa Blanca a la hora de decidir sobre la publicación de las imágenes era el posible efecto “incendiario” de la divulgación. Aunque sectores de la población, como familiares de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001, habían pedido la publicación, para poder pasar página o constatar la muerte del terrorista, la Casa Blanca se ha inclinado ante los argumentos de quienes preferían mantener las imágenes clasificadas. Los servicios de inteligencia no quieren que se den a conocer documentos gráficos que puedan poner en peligro el éxito de futuras operaciones.

El presidente del Comité de las Fuerzas Armadas en la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, había apuntado, por su parte, que divulgar las imágenes podría aumentar el peligro para las tropas en Afganistán o en otros lugares del exterior. Según fuentes del Pentágono, la Casa Blanca cuenta con tres series de documentos gráficos: fotografías del cuerpo, vídeos de la ceremonia en que se echó el cadáver al mar desde el portaviones Carl Vinson e imágenes del interior de la residencia en Abbottabad.

RESPUESTA de CIBERNOTICAS EXPRESS.-

Sr.OBAMA eso ya los sabíamos desde el 2001

¿Confías en la palabra del presidente de EEUU?

La negativa a publicar las fotografías del cadáver de Bin Laden y los continuos cambios de versión hacen que solo nos quede confiar en el discurso de Obama para creernos la muerte del líder de Al Qaeda.

Pese a la presión de sus asesores para que divulgue las fotografías del cadáver de Bin Laden como prueba para apoyar la versión del Gobierno, el presidente estadounidense, Barack Obama, rechazó hacerlo diciendo que las fotografías podríanincitar a la violencia y ser usadas como propaganda.

“Creo que dada la naturaleza gráfica de estas fotografías, crearía un riesgo para la seguridad nacional“, declaró Obama al programa ’60 Minutes’ de la cadena CBS.

“No hay duda de que matamos a Osama bin Laden. Por tanto, no creemos que una fotografía haga la diferencia. Habrá algunaspersonas que lo nieguen. El hecho es que no verán a Bin Laden caminando en esta Tierra de nuevo”, dijo el mandatario.

Efectivamente, esta negativa a mostrar la instantánea de la muerte de Bin Laden aumenta las teorías conspiranóicas, ya que la palabra del presidente de EEUU es la única prueba con la que tenemos que conformarnos. Y, la verdad, es que no suele ser muy de fiar.

Así, podemos recordar a Obama anunciando el cierre deGuantánamo; a Bush hablando de las armas de destrucción masiva que tenía Irak; a Bill Clinton negando haber tenido un affaire con Mónica Lewinsky; a Nixon y su Watergate, a Kennedy y sus múltiples amantes y la famosa frase de Bush padre “leed mis labios, no más impuestos”, que a la postre le costaría la reelección.

Licencia para matar, pero no para publicar

Hasta la fecha, unas fotografías adquiridas por Reuters y tomadas una hora después del asalto que muestran a tres hombres muertos -entre los que no se incluía Bin Laden- tendidos en charcos de sangre suponen el único testimonio gráfico del ataque.

Las fotos, tomadas por un responsable de seguridad paquistaní que entró en el complejo después del ataque, mostraban a dos hombres que usaban vestimentas tradicionales paquistaníes y uno con una camiseta, sangrando por los oídos, nariz y boca.

Tan solo dos medios estadounidenses se han atrevido a publicar estas fotografias (Slate y el Huffington Post), y lo han hecho con una advertencia a la crudeza de las imágenes, lo mismo que argumentan el resto de medios para no hacerlo. Tampoco los principales medios franceses ni los ingleses las han mostrado, al menos al completo, ya que algunos com el Daily Mail han optado por blurearlas.

Quienes sí las han ofrecido a sus lectores hemos sido todos los medios españoles, los italianos, com Il Corriere, y los alemanes, como el Bild, que ha tapado levemente la cara de los muertos.

Más sombras que luces

EEUU ha vuelto hoy a cambiar su versión de los hechos y ahora asegura que, cuando mataron a Bin Laden, este teníaun AK-47 y una pistola Makarov al alcance de la mano.

Las autoridades estadounidenses trataron de reducir el escepticismo sobre la versión de Washington de la muerte de Osama bin Laden, insistiendo en que el líder de Al Qaeda murió en un enfrentamiento a tiros en el complejo en Pakistán donde se ocultaba.

Pero una información publicada por el New York Times, asegura que, durante el desarrollo del operativo que acabó con el líder de Al Qaeda, solo uno de los terroristas disparó contra los marines estadounidenses. Y además lo hizo desde la casa de invitados, adyacente a la principal en la que se encontraba Bin Laden.

Citando a responsables estadounidenses, también la NBC informó de que cuatro de las cinco personas que perecieron en la operación, incluyendo a Bin Laden, no estaban armados y nunca dispararon.

De hecho, el NYT apunta a que el equipo de 20 seals despachó de manera rápida a los hombres que protegían a Bin Laden, ya que la mayoría de los terroristas se encontraban preparando sus armas cuando los militares irrumpieron en la vivienda.

La Casa Blanca ha aludido a la “confusión de la guerra” como la razón para la información errónea inicial respecto a si Bin Laden estaba armado cuando los comandos estadounidenses ingresaron a su complejo en la ciudad paquistaní de Abotabad en la madrugada del lunes.

En defensa propia

El fiscal general Eric Holder, rechazando las acusaciones de que el asesinato de Bin Laden fue ilegal, dijo que los comandos que irrumpieron en su escondite actuaron en defensa propia.

“Entraron de noche. Estaba oscuro. Había gente moviéndose a su alrededor. Recibieron disparos, creo que de más de una persona”, dijo Smith. “Había armas en el área. Era una situación que avanzaba rápidamente, en la que se sintieron amenazados, y respondieron de acuerdo a esto”, agregó.

Defendiendo la muerte de un Bin Laden desarmado, Holder señaló que él era un objetivo militar legítimo y que no intentó rendirse ante las fuerzas estadounidenses que entraron en su fortificado complejo cerca de Islamabad y lo dispararon en la cabeza.

Además, han informado de que, durante la operación, se incautaron de 100 disquetes y dvd, 10 discos duros y cinco ordenadores, cuya información ya se está investigando.

Respuestas inquietantes

ÀNGELS BARCELÓ   04-05-2011

En 24 horas, Estados Unidos ha comenzado a despejar algunas de las dudas que planteaba la muerte de Osama Bin Laden. Algunas de ellas las poníamos sobre la mesa aquí, en ‘Hora 25’, y las respuestas son todavía más inquietantes de lo que nos parecía entonces.

Primero por algunas contradicciones entra la primera y la última versión. De ‘tiroteo’ se ha pasado a un Bin Laden desarmado y que no usó a ninguna mujer como escudo humano. Se resistió y por eso fue abatido, ‘resistencia sin armas’ entendemos. También el director de la CIA aclara que tenían autorización para matar al líder de Al Qaeda si no se rendía, y como no levantó los brazos, lo mataron. Y paralelamente cuenta también la Casa Blanca que al paradero de Bin Laden llegaron a través de la tortura.

Obama decía el lunes que se había hecho justicia, es un curioso concepto de la justicia todo lo que les hemos contado hasta ahora. La comunidad internacional aplaude inánimemente la operación, sin fisuras, sin preguntas. Y lo hacen incluso aquellos que criticaban a Bush por que cambió el concepto de libertad. La guerra contra el terrorismo lo justificaba, y la actuación de la administración Obama sigue esta estela.

¿La lucha contra el terrorismo es una guerra? ¿Justifica que se vulneren todos los acuerdos y convenciones existentes? ¿Justifica la invasión de países como Afganistán o Irak? Bush cambió las reglas de juego y Obama ha jugado con ellas.


5 mayo, 2011 Posted by | AL QAEDA | , , , | Deja un comentario

Obama versus Bin Laden. Nobel de la Paz bendice atentado terrorista

Obameces (VI): Nobel de la Paz bendice atentado terrorista

Escrito por: Cordura el 04 May 2011 – URL Permanente

«El mundo es más seguro y es un lugar mejor como consecuencia de la muerte de Osama bin Laden. En un día como hoy, esto nos recuerda que como nación no hay nada que no podamos hacer cuando nos marcamos un objetivo.»
(Barack H. Obama )
«Hijo de hombre, adviértele al rey de Tiro que así dice el Señor omnipotente: “En la intimidad de tu arrogancia dijiste: Yo soy un dios. Me encuentro en alta mar sentado en un trono de dioses. ¡Pero tú no eres un dios, aunque te creas que lo eres! ¡Tú eres un simple mortal!”»
(Ezequiel 28: 2)


Cuentan que Obama asesinó a Osama…

O su gente, lo mismo da. Él es su “comandante en jefe”.

¿Lo han hecho? No nos consta. Sí sabemos que el presidente de Estados Unidos y Nobel de la Paz ha bendecido un atentado terrorista que, aseguran, él mismo ordenó (y en el que, eso sí parece constatado, ha habido varios muertos). También sabemos que enseguida le corearon líderes-siervos como Zapatero, Sarkozy… e incluso la Unión Europea en su conjunto.

En alegre apología del terrorismo. Su Comisión, ante una molesta pregunta, ha declarado que la acción «no va contra los valores y principios» europeos. Esta afirmación axiológica sorprenderá a más de uno, pero hoy por hoy es la pura verdad. En el siglo en curso, Europa, con la pasividad de la gran mayoría de sus habitantes, no ha hecho sino profundizar su estado éticamente cadavérico.

Hace tiempo que dejó de defender, como ente paneuropeo (y frente a quien haga falta), valores como la presunción de inocencia, los derechos humanos de cualesquiera ciudadanos y pueblos, y la propia libertad (sobre esto último, ver). Es un muerto espiritual, un zombi sumiso al Imperio, valioso en cualquier caso para sus fines hegemónicos.

Obama sin Laden puede ser aún más peligroso que Obama con Laden.
Y en todo caso, muchísimo más que Osama bin Laden.

La noticia que tantos celebran

¿Se puede matar a un muerto? Hablamos ahora de un muerto físico, de Osama. Más o menos desde el 11-S, sucesivos indicios señalan que su defunción se habría producido mucho antes del atentado terrorista bendecido por Obama. Se incluyen testimonios de no pocos personajes con toda la pinta de estar en el ajo (ver 1 y 2). O de expertos en la materia, como el analista de la CNN Peter Bergen, un hombre del Sistema. Y aun del propio FBI.

Hablamos de alguien que ya en 2001 no podía albergar una larga esperanza de vida (no más de dos años). De alguien que necesitaba diálisis regular y que, según la prensa convencional, se hallaba en julio de ese año en un hospital estadounidense de Dubai. Difícilmente habrá podido corretear de acá para allá hasta llegar a esa residencia de Abotabad (Pakistán) tras hacer escala en las cuevas de Tora Bora. Sobre todo, si se admite que le perseguían esbirros dotados de las más avanzados cachivaches tecnológicos. Todo lo cual, por supuesto, también arroja espesas sombras sobre la versión oficial del 11-S.

Tampoco aconseja pensar que hasta hace tres días Osama siguiera vivo el testimonio de Benazir Buto, a la sazón primera ministra de Pakistán. En una entrevista concedida al periodista inglés David Frost el 2 de noviembre de 2007 en Al Yazira, Benazir habló de pasada y con la mayor naturalidad del asesinato de Osama (ver minuto 2′ 23”).

Según Wikipedia, la BBC censuraría esas palabras pero luego se vería obligada a restaurarlas porque en Internet es difícil poner puertas al campo. Menos de dos meses después, la propia Benazir era asesinada, lo que resulta significativo, aunque ya unas semanas antes de las citadas declaraciones habían intentado matarla (además el estudioso David R. Griffin –crítico del mito oficial sobre el 11-S y Bin Laden– ofrece consideraciones que relativizarían esas palabras de Buto).

Así pues, hasta la reciente comparecencia de Obama anunciando solemnemente la muerte de su cuasitocayo, era razonable sospechar que éste llevaba años muerto, pero no podíamos tener una seguridad completa. Ésta llegó con el anuncio por responsables estadounidenses de que, a las pocas horas de asesinar a Osama, su supuesto cadáver había sido arrojado al mar. Tan grotesca afirmación sobre la eliminación del cuerpo del delito disipa cualquier duda.

De paso hemos sabido que se asegura haber seguido las prescripciones islámicas con su cuerpo, aunque la realidad parece ser justo la contraria. También hemos conocido distintas versiones sobre el asesinato y detalles relacionados (seguramente emitidas todas ellas por las mismas fuentes imperiales; los desmentidos de sus propias falsedades buscarían aportar algo de verosimilitud al asunto, pensando siempre en el público más dócil, que suele ser el mayoritario). La penúltima señala que Bin Laden no iba armado.

La última, que su hija de 12 años –según terceros– ha declarado que su padre fue asesinado tras rendirse. Uno se pregunta cómo es posible que el Imperio permita que una mocosa les saque los colores… La respuesta obvia es que les importa un rábano que esa niña desmienta detalles de su versión, siempre y cuando la “hija de Bin Laden” declare haber presenciado la muerte de su padre.

A estas horas, a los tres días del atentado, siguen mareando la perdiz con la posibilidad de mostrar o no alguna imagen del cadáver. Hablaron del ADN… pero ésa es obviamente una “prueba” circular –ellos mismos custodian la referencia genética previa–, o sea, nula. Se nos informó (ver fotografía superior) de que Obama y su entorno más íntimo presenciaron en directo desde la Casa Blanca la operación que acabó con la vida de Osama. ¿Por qué no enseñan ese vídeo?
Por qué han matado a un muerto

El demonio barbudo ya no era útil. Se les había quedado obsoleto. La credibilidad de los vídeos y comunicados que se le atribuían siempre fue escasa y en los últimos años tendía a cero. Además, ya eran demasiados años –casi una década– sin pillarle, cosa poco vendible entre la parroquia.

Al margen de ello, la coyuntura política de Obama necesitaba un golpe de efecto. La noticia del asesinato llegó muy pocos días después de que Barack se viese al parecer obligado a mostrar su partida de nacimiento, ante las dudas de algunos sectores del partido opositor. Al conocerse el supuesto fin de Osama, los republicanos dedicaron, junto a los demócratas, una hasta entonces inédita ovación al presidente.

La popularidad del dictador del mundo entre sus compatriotas se ha disparado hasta un 56% tras conocerse el asesinato. El dato, aparte de dejar en evidencia el nivel ético y/o intelectual de un altísimo porcentaje de estadounidenses, apunta al móvil de la astracanada, pero no lo agota.

Pues la clave principal es otra, más siniestra. El Imperio se siente poderoso y tiene prisa por consumar sus planes de hegemonía global. El Magreb y Oriente Próximo arden con las revueltas árabes que, pese a ciertas interpretaciones miopes, favorecen grandemente dichos planes (en particular, los de quitar de en medio a Siria y, sobre todo, a Irán).

Pero para acelerar sus pasos, metido como está en tres guerras de agresión simultáneas, necesita nuevos superatentados que legitimen nuevas intervenciones bélicas. La eliminación del agente Osama –fuera o no ya cadáver, pues para estos fines es lo mismo– provee la excusa perfecta para que sus seguidores perpetren una venganza a la altura del magnicidio sufrido. Se trataría, una vez más, de reeditar el 11-S. Además, ahora que dicen que tienen los ordenadores de Osama, podrán montar nuevas películas de su “Guerra contra el Terror”…

Los aliados más fieles del Imperio ya se han puesto a la tarea: la policía británica detuvo ayer a «cinco sospechosos de terrorismo cerca de planta nuclear». En España, el inicuo Rubalcaba avisó del riesgo de represalias «yihadistas».

Que nadie se crea que los del Partido Republicano son tan bobos como para creerse que a Osama le han matado ahora o, en todo caso, que no se le podía haber matado antes. Si participan de la farsa junto con los demócratas, a sabiendas de que puede proporcionar réditos electorales al actual presidente, es porque hay algo mucho más relevante a la vista: el Poder mundial, del cual, unos y otros, con el conjunto del establishment, se cuentan entre los principales beneficiarios. Sí, matar a un muerto puede dar mucho juego.
La barbarie ya esta aquí

Han dicho que lo han tirado al mar pero, total, qué más da… si –añaden– le habían disparado a la cabeza, lo que implica dejarlo más bien irreconocible. Además, caray, ellos pueden permitirse hacer lo que quieran. Lo ha dicho Leon Panetta, actual jefe de la CIA y próximo ministro de Defensa: ellos no tienen que demostrar nada al mundo, que por algo son los Estados Unidos de América.

Pueden hacer lo que les dé la gana. Pueden –y no es ni la primera ni la segunda vez– entrar en un país sin permiso para matar a un acusado y a sus acompañantes, qué más da el derecho internacional, el derecho a un juicio justo, el habeas corpus, el principio de presunción de inocencia.

Pueden inventarse excusas para la guerra (que si las Torres Gemelas, que si las armas de destrucción masiva, que si el programa nuclear de Irán…), pues ya el mundo se encargará de creérselas. Y cuando deje de hacerlo, se olvidará de pedirles cuentas por ellas. Pueden –la humanidad se lo consiente– inventarse que han hecho lo que no han hecho y sostenerlo con datos inverosímiles, que para eso tienen legiones de periodistas que los corean.

Sí, ellos pueden: “Yes, we can”, lo dijo Obama. Y seguirán en Afganistán, si les da la gana, a pesar de que –nos cuentan– ya capturaron a Osama… en Pakistán. Y continuarán legitimando la tortura, más ahora que Panetta ha subrayado que fue útil para llegar a culminar el crimen. No en vano hace ya meses que Obama restauró las comisiones militares en cuyo marco se venía practicando.

La barbarie, completamente instalada entre nosotros, y no nos hemos enterado.

Estos días resulta llamativo comprobar cómo en muchos medios, medios sistémicos, plumas diversas parecen pese a todo cuestionarse lo ocurrido. La irónica incredulidad, las preguntas sin responder, las dudas de todo tipo… pueblan muchos artículos de autores poco o nada subversivos (cinco ejemplos: 1, 2, 3, 4 y 5). Por momentos hasta parece que los corifeos habituales sufrirán por fin un ataque de decencia…

No. Podrán –el tema vende– acentuar las contradicciones de la versión oficial. Podrán usar cierta sorna a la hora de contarla. Incluso, algunos, llegarán a cuestionar la ética de la acción criminal (¿quizá sobre todo por estética?). Pero no irán más allá. Sería, en ellos, violar el Tabú de los Tabúes, un absurdo disparate, un contradiós. ¿Acaso lo de Osama no lo han hecho los buenos?

Los buenos son los que escriben el guión, pero también los que lo ejecutan. Vemos la realidad con sus ojos. Y sus ojos son los medios masivos, los que publicitan la película, los que nos hipnotizan.

Los buenos a veces hacen cosas malas, eso es todo. No hay que darle más vueltas. Aunque nos vendan películas inverosímiles.

[Además, si nos ponemos muy tontos, ¿no mandarán a la CIA contra nosotros? Si son capaces de matar a un muerto, un muerto célebre, ¿les preocupará mucho matar a vivos anónimos? (La pregunta no es ésa, en realidad, sino cuánto tiempo tardarán en hacerlo).]

Así que ésta es la premisa fundamental, el tabú inviolable: lo han hecho los “buenos”, por eso está bien aunque se cuestione (casi) todo lo demás. Ockham venía a decir que Dios no es bueno porque haga el bien, sino que el bien es bien porque es lo que hace Dios. Y resulta que éstos se creen dioses. Léase la cita que abre este artículo: «…como nación no hay nada que no podamos hacer…» Nada nueva, por cierto, pues ya el predecesor –y alma gemela– de quien pronunció esa frase decía cosas no menos bárbaras y endiosadas: «Esta nación es pacífica, pero feroz cuando nos enfurecen.»

Sabiendo todo esto, hace falta estar muy ciegos para comprender que Obama sin Laden puede ser aún más peligroso que Obama con Laden. Y en todo caso, muchísimo más que Osama bin Laden.

http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/2011/5/4/obameces-vi-nobel-la-paz-bendice-atentado-terrorista

5 mayo, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL | , | 1 comentario

Obama tiene opciones limitadas para actuar en Siria

Obama tiene opciones limitadas para actuar en Siria

Por Ken Maguire (AFP) – hace 3 horas

WASHINGTON — Estados Unidos ha criticado con dureza la sangrienta represión contra los opositores al régimen sirio, pero las opciones son limitadas para el presidente estadounidense, Barack Obama, atrapado entre el deseo de defender las libertades y la necesidad mantener la estabilidad en la región, según los analistas.

Después de haber apoyado las revoluciones en Túnez y Egipto y participado en las operaciones de la coalición internacional en Libia, Washington aún no ha instado al presidente sirio, Bashar Al Asad a dimitir, pese al anuncio de la muerte de 80 personas el viernes a manos de las fuerzas de seguridad sirias, que abrieron fuego contra los manifestantes.

El “desmesurado uso de la violencia para acallar las protestas debe terminar ya”, dijo el viernes el presidente estadounidense.

“En lugar de escuchar a su propio pueblo, el presidente Asad acusa al extranjero, con la intención de obtener la ayuda iraní para reprimir a los sirios con las mismas tácticas brutales utilizadas por sus aliados iraníes”, añadió.

Pero el papel clave que Siria ocupa en la región, particularmente en el conflicto israelo-palestino, complica la ecuación.

“Es como arena movediza para Estados Unidos, no es fácil encontrar una manera de avanzar de forma constructiva”, dijo a AFP Joshua Landis del Centro de Estudios sobre Medio Oriente.

Además, los miembros de la oposición no son claramente identificables, añadió. Se trata de “una serie de jóvenes activistas que manifiestan” sin la certeza de que algún día podrán gobernar el país, dijo.

Obama ha enfurecido a muchos analistas por su cautela en torno a este asunto.

“Desde el punto de vista moral, la postura de Estados Unidos es una vergüenza”, dijo el Washington Post en un editorial el viernes. “Permanecer pasivo mientras cientos de personas que quieren más libertades son sacrificadas por su gobierno ridiculiza el compromiso de Estados Unidos por los derechos humanos”, según el periódico.

El profesor de la Universidad de Maryland Bilal Saab consideró que “lo mínimo que Obama podría hacer desde un punto de vista moral” es exigir la partida de Bashar Al Asad.

Pero admitiendo que se trata de un tema complejo, Saab afirma que el madatario debe “debatir con sus aliados en la región”. En particular, observó que Israel, Arabia Saudí y Turquía tienen un fuerte interés en mantener el status quo.

Saab consideró que Washington debería comenzar por llamar a su embajador en Siria, Robert Ford, nombrado a fines de 2010 con el objetivo de reanudar el diálogo. Luego, considerar la posibilidad de que el Consejo de Seguridad imponga sanciones a Siria.

Un alto funcionario del departamento de Estado dijo el sábado a AFP bajo condición de anonimato que el gobierno de Obama busca “los medios para imponer más exigencias al gobierno sirio”.

“Pero en el futuro inmediato no estamos dispuestos a dar más detalles sobre lo que ésto podría significar”, dijo la fuente.

Obama enfrenta un “dilema terrible”, señaló Thomas Lippman, del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR por su sigla en inglés) en Washington.

“¿Elegir entre actuar ahora y apoyar a los opositores sirios, empujando a Asad un poco más hacia los brazos de los iraníes, o no hacer nada con el riesgo de ser acusado de indulgencia?”, se preguntó el analista.

Lippman observó además que Estados Unidos no tiene una postura uniforme respecto a las revueltas en el mundo árabe y esas diferencias conllevan el riesgo de transmitir un mensaje confuso.

“Da la impresión de que hay dualidad de criterios”, dijo, citando como ejemplo la intervención armada en Libia. “Hace sentir que no existe una de visión de conjunto, política y éticamente, y es una posición difícil de defender”, consideró el analista.

24 abril, 2011 Posted by | siria | , , , | Deja un comentario

Obama ha desaparecido

PAUL KRUGMAN Laboratorio de ideas

Obama ha desaparecido

PAUL KRUGMAN 17/04/2011

Qué han hecho con el presidente Barack Obama? ¿Qué ha pasado con la figura inspiradora que sus seguidores pensaban que habían elegido? ¿Quién es este tipo tímido y anodino que no parece representar nada en particular?

¿Quién es este tipo tímido y anodino que no parece representar nada en particular?

Soy consciente de que, con una Cámara controlada por republicanos hostiles, no hay mucho que Obama pueda hacer en lo que se refiere a políticas concretas. Se podría decir que todo lo que le queda es la tribuna de oradores. Pero ni siquiera la está usando (o, mejor dicho, la está usando para reforzar los argumentos de sus enemigos).

Sus comentarios después del pacto presupuestario de la semana pasada son un ejemplo que viene al caso.

Puede que ese terrible pacto, en el que los republicanos terminaron obteniendo más de lo que inicialmente pretendían, fuese lo mejor que podía conseguir, aunque da la impresión de que la idea del presidente sobre el modo de negociar consiste en empezar por regatear consigo mismo, haciendo concesiones preventivas, y luego emprender una segunda ronda de negociaciones con el Partido Republicano, la cual acaba en más concesiones.

Y tengan en cuenta que esta solo ha sido la primera de varias oportunidades que tendrán los republicanos de usar el presupuesto como rehén y amenazar con paralizar el Gobierno; al ceder tanto en la primera ronda, Obama ha sentado las bases para concesiones todavía mayores a lo largo de los próximos meses.

Pero démosle al presidente el beneficio de la duda y supongamos que esos 38.000 millones de dólares en recortes del gasto -y un recorte mucho mayor respecto a sus propias propuestas presupuestarias- era el mejor trato posible.

Aun así ¿era necesario que Obama celebrase su derrota? ¿Tenía que elogiar al Congreso por aprobar “el mayor recorte del gasto anual de nuestra historia”, como si unos recortes presupuestarios cortos de miras en un momento de paro elevado -recortes que ralentizarán el crecimiento y harán que suba el desempleo- fuesen realmente una buena idea?

Entre otras cosas, el último pacto presupuestario elimina con creces cualquier efecto económico positivo del gran premio que Obama supuestamente ganó con el acuerdo de diciembre: una ampliación temporal de sus bajadas de impuestos de 2009 para los trabajadores estadounidenses.

Y el precio de ese acuerdo, recordémoslo, fue una ampliación de dos años de las bajadas de impuestos de Bush, con un coste inmediato de 363.000 millones de dólares y un coste posible que es mucho mayor (porque ahora parece cada vez más probable que esas irresponsables rebajas fiscales se hagan permanentes).

En términos más generales, Obama está fracasando lastimosamente en lo que se refiere a plantear algún tipo de desafío a la filosofía que ahora impera en los debates de Washington; una filosofía que afirma que los pobres tienen que aceptar grandes recortes en Medicaid

[seguro médico para personas con pocos ingresos] y los cupones de alimentos; que la clase media tiene que aceptar grandes recortes en Medicare [seguro médico para personas mayores de 65 años] que en realidad suponen el desmantelamiento de todo el programa, y que las corporaciones y los ricos tienen que aceptar grandes bajadas en los impuestos que tienen que pagar. ¡Sacrificio compartido!

No estoy exagerando. La propuesta presupuestaria de la Cámara que se dio a conocer la semana pasada -y que fue calificada de “audaz” y “seria” por toda la Gente Muy Seria de Washington- incluye recortes salvajes en Medicaid y otros programas que ayudan a los más necesitados, lo que entre otras cosas privaría a 34 millones de estadounidenses de seguro médico.

Incluye un plan para privatizar y dejar sin fondos a Medicare que haría que muchos, si no la mayoría, de los mayores no pudiesen permitirse la asistencia sanitaria. Y también incluye un plan para reducir drásticamente los impuestos que pagan las grandes empresas y bajar el tipo aplicado a las rentas más altas hasta su nivel más bajo desde 1931.

El Tax Policy Center (Centro de Política Tributaria), un organismo no afiliado a ningún partido, calcula la pérdida de ingresos debida a estas bajadas de impuestos en 2,9 billones de dólares a lo largo de la próxima década.

Los republicanos de la Cámara de Representantes afirman que los recortes de impuestos pueden “tener un efecto neutro sobre los ingresos” si se “ensancha la base impositiva” (es decir, si se eliminan las lagunas fiscales y se termina con las exenciones).

Pero habría que eliminar muchas lagunas para tapar un agujero de tres billones de dólares; por ejemplo, aunque se suprimiera por completo una de las mayores exenciones, la deducción por crédito hipotecario, ni siquiera nos acercaríamos.

Y, por supuesto, los dirigentes del Partido Republicano no han pedido nada así de drástico. No les he visto nombrar ninguna exención importante a la que pondrían fin.

Se podría haber esperado que el equipo del presidente no solo rechazase esta propuesta, sino que la viese como un enorme blanco político.

Pero aunque la propuesta del Partido Republicano se ha ganado los ataques de varios demócratas (entre ellos una dura condena del senador Max Baucus, un centrista que a menudo ha trabajado con republicanos), la respuesta de la Casa Blanca ha sido una declaración del secretario de prensa expresando una leve desaprobación.

¿Qué está pasando aquí? A pesar de la feroz oposición a la que se ha enfrentado desde el día en que asumió el cargo, está claro que Obama sigue aferrándose a su visión de sí mismo como una figura capaz de superar las diferencias partidistas de Estados Unidos.

Y sus estrategas políticos parecen creer que puede conseguir la reelección adoptando una postura conciliadora y razonable, mostrándose siempre dispuesto a transigir.

Pero si me piden mi opinión, yo diría que el país quiere -y lo que es más importante, el país necesita- un presidente que crea en algo y que esté dispuesto a adoptar una posición. Y no es eso lo que estamos viendo.

Paul Krugman es profesor de Economía de la Universidad de Princeton y premio Nobel de Economía 2008. © 2011 New York Times News Service. Traducción de News Clips.

17 abril, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, POLÍTICOS | | Deja un comentario

Los golpes bajos de la derecha a Obama

26/03/2011 – laSexta|Noticias

Los golpes bajos de la derecha a Obama

  • La derecha mediática española también ha atacado duramente a Obama

Los republicanos han alzado la voz contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al considerar que la intervención del país en Libia es inadecuada.

  • Los republicanos estadounidenses no dudaron en apoyar a George W. Bush en la Guerra de Iraq, pero ahora que Gadafi ha decidido bombardear a su pueblo desde el aire parecen menos belicistas.

Estados Unidos participa en la operación de Libia, contrariamente a lo que ocurrió en Iraq, con el beneplácito de la ONU y tras unos actos claros de agresión a los más débiles por parte de Gadafi. Pero eso no le favorece a la hora de hacer amistades.

Mientras algunos republicanos creen que había “otras maneraspara afectar a Gadafi”, otros, como Romney, van más allá y dijo que Obama es incapaz de construir una política exterior debido a que es “indeciso y tímido”.

Algo que, realmente, no ha demostrado en Libia, donde desde el principio envió a la flota en previsión de la autorización de la ONU. Sarah Palin tampoco se ha dado cuenta de este extremo y ha acusado a Obama de titubear y de no saber decidir.

En España la derecha mediática también ha golpeado a Obama, a quién acusa de camuflar el interés por el petróleo por el deseo de defender los derechos humanos a cualquier precio.

Pero lo cierto es que las diferencias entre Libia y otros países con conflictos similares existen, tal y como ya explicó laSexta|Noticias.

Por eso las acusaciones de la derecha estadounidense a Barack Obama son meras palabras con el objetivo de confrontar sin contenido con el adversario político.

26 marzo, 2011 Posted by | libia | , | Deja un comentario

Libia es un país, Obama es un ladrón

Libia es un país, Obama es un ladrón

MARTES, 01 DE MARZO DE 2011 03:45 MANUEL F. TRILLO
E-mailImprimirPDF
(Un artículo del profesor Manuel F. Trillo).
– En los planes de la clase dominante mundial, y ahí la globalización que no es un invento moderno, sino que ya en 1864-1866 se vio que había que combatir “globalmente”, se ha planteado una prioridad, un objetivo: Libia.
Hay otros, por supuesto, pero ahora toca Libia.
¿Por cierto, tiene el Estado Libio armas nucleares?
¿No creen ustedes que si las tuviera no ocurrirían estas sublevaciones “civiles” de cuatro o cuatrocientos mil gatos –o ratones como decía Al Gadafi- exactamente en la parte oriental de Libia, donde existe la mayor concentración de pozos de petróleo y gas y refinerías de todo Libia?
Sublevaciones de “tuiter y fesibú” y de chicle con chocolate.

No nos engañemos, ni engañemos a otros, los derechos humanos que tanto defiende USA están en Guantámano, los derechos humanos que defiende la UE están en Irak, Afganistán, en el Estado Judío de Israel, en Marruecos, y en Arabia Saudita (etc).

No nos engañemos, los vejestorios inservibles después de 30 años de ejercer de tontos útiles en Túnez y en Egipto, han sido la excusa perfecta para iniciar una operación de pizarra.

Nadie se hubiera tragado una acción directa contra el Estado libio y contra su pueblo, así que “iniciamos en Túnez, donde está ese payaso de Ben Alí, y lo echamos porque ya no sirve para nada, pondremos a Ganuchi o a otro, siempre serán nuestros vasallos y el pueblo creerá que han cambiado el régimen y que son triunfadores.

Luego vamos a por ese otro vejestorio corrupto que es Hosni Mubarak, y colocaremos a alguien de los nuestros, por ejemplo al necio de Suleiman, y para que se lo crean de verdad los Hermanos Musulmanes y otros pendejos izquierdistas permitimos que se modifique la Constitución, pero la ley electoral los dejará siempre en minoría.

Viva la democracia.

Ya lo hicimos en España hace treinta años, y salió bien.

La democracia es nuestra moneda de cambio.

No necesitamos dictadores ni criminales que manchen las paredes con los torturados ni que dejen gente en las cunetas, hacen feo en el escaparate.

Y ya están tan entusiasmados todos los rebeldes con la democracia, que incluso son capaces de dar la vida por ella, y en Túnez cientos murieron, y en Egipto cuatrocientos, todos son unos héroes.

Hay que ponerles un monolito.

Pero nuestro objetivo no es la democracia, la libertad, el respeto a los derechos humanos, porque si eso fuera así entonces tendríamos que comparecer ante el TPI, no, nuestro objetivo es que unas tribus, unos beduinos, 6 millones de habitantes en África –que por cierto tienen el más alto índice de desarrollo humano de toda África- no pueden disponer de una riqueza tan inconmensurable como el petróleo y el gas natural.

No podemos consentir que el Estado libio sea el único que pague al contado, que tenga una deuda ridícula de 6.000 millones de dólares y unas reservas efectivas de 100.000 millones.

Es un pastel muy grande, Libia es un pastel, y nos lo tenemos que repartir.

Acuérdense los europeos cuando se repartieron África a finales del siglo XIX, allá por 1885, qué bien salió el reparto.

Luego tuvimos otro y luego otro. Pero ahora queda este pastelito de Libia, y aquí, amigos demócratas, podemos sacar tajada”.

Alguno de mis amigos comunistas –o no, pero sinceros- hablan de las libertades públicas en Libia, y entonces tengo que empezar por mi propia casa: por ESPAÑA.

Las libertades públicas aquí no se respetan ni escritas en la Constitución borbónica de 1978.

Aquí se encarcela al que discrepa. S

e encarcela a quien protesta.

Se encarcela a quien lucha por su gente.

¿Nombres?. Nombres hay.

Y si no lo sabe usted, tengo que decir que no merece ser lector de estas líneas.

Averígüelo y no me avergüence. (Una pista amable: Cañamero y cien más……Otegi y muchos más….).

ESPAÑA, un Estado donde se inventan delitos ad hominem, donde se encarcela a gusto del chef de guardia, donde se encarcela a quienes disienten del Estado que ha montado toda esa caterva de sujetos que viven del crimen y de la represión (¡qué bien le ha ido a Rubalcaba y al mayor Oreja toda la represión!).

Y viendo la casa propia uno no puede ir por el mundo dando lecciones de nada, y menos con este Borbón que se autogolpea como una monja de las llagas para decir que es imprescindible.

(Hace pocos días salió la noticia: en un paisito árabe la oposición que protestaba querían un rey como Juancarlos, no tengan ustedes preocupación alguna, se lo regalamos, se lo mandamos con gastos pagados y en un paquete bien envuelto, eso sí, no se admite devolución).

Que nadie hable del respeto de los derechos humanos cuando ESPAÑA está denunciada por la ONU por torturar a sus ciudadanos.

No es cuestión de Derechos, es el petróleo, la pasta, la masa, la manteca, el dólar…

Este es el tema: Libia es un pastel que hay que repartir, y para ello se prepara en tres fases la invasión de Libia: 1.- Túnez, 2.- Egipto. 3.- Libia

Y todos tan contentos.

(Nota Bene: A mí Gadafi o Garfunkel me importan muy poco)

Pero el latrocinio y el crimen han de pasar por un Tribunal de los Pueblos, y deben ser juzgados los criminales como Obama, Merkel, Sarkozy, todos los dirigentes de la Unión Europea, así como Bankimoon (no me da la gana escribirlo de otro modo), y los dirigentes de la ONU que han decidido destruir el Estado libio.

En el mismo tribunal todos. ¿Es posible? No. Pues ajo y agua.

¡A ver cuando somos ciudadanos!

15 marzo, 2011 Posted by | libia | , , | Deja un comentario

Obama pide incrementar el presupuesto para acciones contra Cuba

Obama pide incrementar el presupuesto para acciones contra Cuba

  • Viernes, Marzo 11, 2011, 0:00

Barack ObamaEl presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó para el año 2012 un aumento de los fondos destinados a las operaciones de su gobierno contra Cuba.

Al respecto, la agencia Prensa Latina reveló que documentos oficiales indican que el proyecto de presupuesto federal para el 2012 incrementa en más de cuatro millones de dólares el dinero asignado para tal fin.

La cifra representa un acrecimiento del 34% en los fondos destinados a fortalecer la labor de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), y la Oficina de Asuntos Cubanos que dirige la política hacia la isla desde el Departamento del Estado en Washington, señala el sitio en Internet Cuba Money Project.

En total, para las operaciones de ambas oficinas en 2012 serían asignados 11 millones 742 mil dólares, monto superior al asignado para 2010, que fue de ocho millones 735 mil dólares.

La nota detalla un incremento de cuatro millones 88 mil dólares solicitados para el 2012, los cuales, según la documentación hecha pública por Cuba Money Project, las arcas de la SINA recibirían un millón 82 mil dólares, y la Oficina de Asuntos Cubanos en Washington, tres millones seis mil dólares.

Prensa Latina

11 marzo, 2011 Posted by | CRIMENES EEUU, EEUU | , | Deja un comentario

Estados Unidos: “Armar a los rebeldes libios es una opción pero sería ilegal”

Estados Unidos: “Armar a los rebeldes libios es una opción pero sería ilegal”

Europa Press | 7/03/2011 – 22:45

obama_mirando_cielo.jpg

El presidente de EEUU, Barack Obama.Foto: Archivo

La Casa Blanca ha afirmado que armar a los rebeldes libios es una de las opciones que baraja EEUU, pero el Departamento de Estado dijo después que el embargo sobre armas para Libia aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU lo impediría.

Tanto el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, como su homólogo en el Departamento de Estado, Philip Crowley, fueron preguntados hoy en sus respectivas ruedas de prensa diarias sobre la información que publicó el diario británico The Independent y según la cual EEUU habría pedido a Arabia Saudí que preste ayuda militar a los rebeldes libios y evitar así involucrarse directamente en el conflicto.

“El tema de armar, suministrar armas, es una de las opciones del amplio rango que está siendo considerado”, ha afirmado Carney, quien, no obstante, ha recalcado que “sería prematuro enviar unas cuantas armas a un apartado de correos en el este de Libia”.

Ninguna opción eliminada

“La opción de proveer asistencia militar está sobre la mesa porque ninguna opción ha sido eliminada” de la misma, ha agregado, aunque también recordó que la aplicación del embargo total de armas para Libia aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU es debatido actualmente.

Las declaraciones de Carney han llevado poco después a confusión cuando su colega en el Departamento de Estado ha asegurado que la resolución de la ONU significa que “es una violación para cualquier país proveer armas a cualquiera en Libia”.

“Sería ilegal para EEUU hacerlo”, ha agregado Crowley. Preguntado si entonces esa opción queda descartada, el portavoz ha afirmado, “bueno, no es una opción legal”.

“Yo entiendo que la ONU ha impuesto un embargo de armas a Libia. No es al Gobierno de Libia. Es a Libia”, ha subrayado.

Ahora mismo, EEUU se centra en la situación humanitaria, pero seguirá consultando todas las opciones posibles con sus socios de la comunidad internacional, ha destacado.

Mensaje ambiguo

“Pero ahora mismo, basado en la resolución actual del Consejo de Seguridad, eso no incluiría armar a ningún grupo rebelde en Libia”, ha reiterado el portavoz.

Preguntado por el mensaje ambiguo que transmite el Gobierno de EEUU, Crowley ha señalado que una resolución puede ser enmendada, según la situación en Libia y de las consultas.

“Fui preguntado si armaríamos a los rebeldes ahora. Y la respuesta es que, actualmente, basándonos en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, eso no está permitido“, ha insistido.

Obama advierte a lo seguidores de Gadafi de que responderán por sus actos

Efe | 7/03/2011 – 18:06

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha advertido hoy a los seguidores del líder libio Muamar el Gadafi de que responderán por sus actos y el uso de la violencia contra los rebeldes, y ha reconocido que la opción militar está aún bajo estudio.

“Quiero decir a los que están con él, de que depende de ellos tomar la decisión sobre cómo quieren operar de aquí en adelante”, ha señalado Obama al reunirse con la primera ministra de Australia, Julia Gillard, al tiempo que ha asegurado que la opción militar está todavía siendo considerada por los aliados de la OTAN.

El presidente de EEUU ha afirmado que ambos mandatarios comparten la “muy firme convicción” de que la violencia que está siendo perpetrada por el Gobierno del coronel “es inaceptable”.

Obama ha recalcado que en este mismo momento la OTAN está efectuando consultas en Bruselas en torno a un amplio rango de posibles medidas, lo queincluye “potenciales opciones militares” para responder a la violencia en Libia.

Ayuda humanitaria

El mandatario estadounidense ha explicado además que ha autorizado una ayuda humanitaria adicional de 15 millones de dólares que será entregada a organizaciones presentes en Libia.

La ayuda estadounidense y los esfuerzos humanitarios serán coordinados con la ONU con el fin de proporcionar a los afectados lo que necesitan y asegurar que se pueda responder a cualquier emergencia adicional que pueda surgir.

Obama ha reiterado además que tanto EEUU como el Gobierno de Australia defienden decididamente la democracia y los derechos humanos y por eso apoyan a los libios en un momento de “injustificable violencia” y eliminación constante de los ideales democráticos en Libia.

La amenaza de la OTAN

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha reclamado este lunes a Libia una transición hacia la democracia y ha advertido al régimen de Muamar al Gadafi de que habrá una reacción internacional si continúa usando la violencia.

“Si Gadafi y sus fuerzas militares siguen atacando sistemáticamente a la población, no puedo imaginar que la comunidad internacional se quede mirando”, ha dicho Rasmussen sobre una posible intervención en el país nortea

 

Rusia descarta la intervención militar: la crisis la deben resolver “los propios libios”

Europa Press | Afp | 7/03/2011 –

medvedev_mano.jpg

El presidente ruso, Dmitry Medvedev.Foto: Archivo.

Rusia está en contra de cualquier intervención militar extranjera en Libia, según ha señalado este lunes el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, citado por la agencia RIA Novosti.

“No vemos una intervención extranjera, mucho menos militar, como un medio para resolver la crisis en Libia”, ha afirmado el ministro, para quien “los libios deben resolver sus problemas ellos mismos”.

Por su parte, la administración del presidente estadounidense Barack Obama examina “todas las opciones”, incluso militares, en la crisis libia y ha reiterado su llamamiento a la salida del coronel Gadafi.

El influyente senador republicano John McCain, así como el senador demócrata John Kerry, se han pronunciado a favor de la instauración de una zona de exclusión aérea en Libia para reducir el margen de maniobra del régimen de Gadafi.

 

7 marzo, 2011 Posted by | libia | , | Deja un comentario