cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

El presidente del Constitucional rechaza la renuncia de tres magistrados

El presidente del Constitucional rechaza la renuncia de tres magistrados

Forman parte del turno que elige el Congreso, con el mandato caducado desde noviembre

Es la primera vez en la historia del tribunal que se produce el abandono de parte

 Madrid 13 JUN 2011 – 20:32 CET99

El presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, ha rechazado las renuncias de los magistrados Eugeni Gay, Elisa Pérez Vera y Javier Delgado, que habían dejado sus puestos en el alto tribunal para forzar su renovación, pendiente desde noviembre.

Se trata de la primera vez en la historia del Constitucional que se produce el abandono de alguno de sus miembros.

El vicepresidente dice en su carta de renuncia a Sala que la no renovación le ha hecho tener “la sensación de formar parte de un tribunal secuestrado”. Los dos primeros jueces son del bloque progresista y el otro era el líder de los conservadores.

Los tres forman parte del turno del Congreso, que lleva sin renovar desde el pasado noviembre, por la falta de acuerdo entre los partidos políticos. En total, son cuatro las plazas que habría que haber sustituido: además de estos tres magistrados, la cuarta correspondería a Roberto García Calvo, que falleció en 2008.

Delgado, que ha tenido graves problemas de salud, había dicho reiteradamente que quería marcharse. Pero ahora se trata de una renuncia en bloque para forzar la renovación del Constitucional por parte del Congreso de los Diputados.

Así lo anunciaron los tres magistrados en el pleno del pasado 7 de junio, donde adujeron que el motivo era haber expirado con creces su mandato.

Según el decreto de Pascual Sala, el presidente del Constitucional es el único con la potestad para aceptar la renuncia de los magistrados que lo integran y de decretar “el cese o la vacante en el cargo”. De hecho, los magistrados no pueden abandonar su cargo si el presidente no acepta su renuncia, ya que incurrirían en la comisión de un delito.

Sala argumenta que el “funcionamiento del Tribunal en Pleno exige la presencia de dos tercios de sus magistrados” y que dado el volumen de procesos constitucionales pendientes y de la “insustituible función institucional” de los miembros del alto tribunal no acepta las renuncias de Gay, Pérez Vera y Delgado “a fin de garantizar la continuidad y estabilidad de este órgano”.

Sala se compromete a instar al Congreso de los Diputados a cumplir “los plazos de renovación constitucional y legalmente establecidos”.

Sin embargo, es muy poco probable que los partidos lleguen a un acuerdo para renovar las cuatro plazas que se deberían haber sustituido a nueve meses del fin de la legislatura, sobre todo porque el PP se vería favorecido, si gana las elecciones generales, en la elección de los jueces que corresponde a la Cámara baja.

El reparto ideológico

El reparto ideológico no habría variado con la renuncia de los magistrados, pues pasaría de ser siete progresistas frente a cuatro conservadores a quedarse en cinco contra tres magistrados.

En estos cinco está incluido Manuel Aragón, un progresista que en ocasiones, como en la sentencia de Bildu, se ha alineado con las tesis del sector conservador.

Sala ya forzó al final de su mandato en el Consejo General del Poder Judicial, el 28 de enero de 1996, la finalización del órgano al aceptar la renuncia que le presentaron seis vocales, que también tenían el mandato caducado desde hacía meses, en un mismo acto.

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha relacionado estas renuncias con la “deriva del Gobierno” de José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha pedido “responsabilidad” al PP para alcanzar un acuerdo para la renovación del Tribunal Constitucional. Y ha reclamado que “de una vez por todas” sea capaz de entender que “tiene que cooperar y colaborar” para que se produzca la renovación, informa Efe.

El diputado de Izquierda Unida en el Congreso Gaspar Llamazares ha urgido una vez más a PSOE y PP a desbloquear la negociación para la renovación del Tribunal Constitucional porque, según ha subrayado, tras la dimisión de su vicepresidente y de otros dos magistrados, el alto tribunal está aún más “tocado” de lo que ya estaba. “PSOE y PP tienen que hacer algo, porque esto no puede seguir así”, ha reclamado Llamazares.

El Constitucional vivió su última polémica a cuenta de la decisión de que Bildu pudiera presentarse a las elecciones municipales del pasado 22 de mayo.

El vicepresidente, Eugeni Gay, y la magistrada Elisa Pérez votaron a favor de dejar a Bildu concurrir a las elecciones, junto al presidente del Constitucional, Pascual Sala, y los magistrados Pablo Pérez Tremps, Luis Ortega y Adela Asúa, todos ellos del sector progresista.

Javier Delgado presentó su voto particular discrepante junto a los de los también conservadores Ramón Rodríguez Arribas, Francisco Hernando Santiago y Francisco Pérez de los Cobos, a los que se unió el progresista Manuel Aragón.

Los magistrados del Tribunal, elegidos por mandato constitucional entre juristas de reconocida competencia, son independientes e inamovibles.

La duración de su cargo es de nueve años -sin posibilidad de reelección inmediata, salvo si se ha servido en el cargo por un plazo no superior a tres años-, sin que la ley haya previsto límite de edad para su desempeño.

Con el fin de asegurar la continuidad en las actuaciones del tribunal, este se renueva por terceras partes cada tres años (art. 159.3 CE).

Las dos salas del tribunal están formadas por seis magistrados. La primera es presidida por el presidente del tribunal, en tanto que el vicepresidente preside la sala segunda. Cada una de las salas se divide, además, en dos secciones formadas por tres magistrados.

Las secciones desempeñan su cometido básicamente en las primeras fases de los procedimientos sustanciados ante el tribunal, decidiendo sobre la admisibilidad de los recursos. Los acuerdos del pleno, las salas y las secciones exigen la presencia de los dos tercios de los magistrados que los forman.

Anuncios

13 junio, 2011 Posted by | NACIONAL, NOTICIAS | , , , , | Deja un comentario

ESPECIAL Yemen 3 JUNIO 2011

Impacto de proyectiles contra el palacio presidencial en Yemen

Diversas fuentes afirman que el presidente Saleh ha sobrevivido a las explosiones, aunque se encuentra levemente herido.- El Ejército abre fuego contra los manifestantes

AGENCIAS – Saná – 03/06/2011

El presidente Ali Abdalá Saleh está vivo y dará un discurso esta tarde en la televisión estatal, según han asegurado fuentes gubernamentales de Yemen a diversos medios de comunicación. La situación del Saleh es todavía confusa, después de una cadena de 10 explosiones que han afectado hoy a la capital de Yemen, Saná, algunas de las cuales habrían afectado al palacio presidencial. Fuerzas opositoras afirmaron esta mañana que Saleh había muerto después del ataque, aunque la cadena Al Yazira y Reuters aseguraban más tarde que solo está “ligeramente” herido.

Una fuente gubernamental indicó a Efe que Saleh sufrió heridas leves en la parte trasera de la cabeza causadas por las esquirlas de un proyectil que impactó en el palacio presidencial, y que fue tratado allí mismo.

Lo que sí parece claro es que las explosiones han herido al primer ministro Alí Mohamed al Muyawar; al presidente de la Cámara baja del Parlamento, Abdelaziz Abdelgani; al viceprimer ministro para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rashad al Alemi, y al secretario de Prensa de Saleh, Abdo Boryi. Estos heridos fueron trasladados a un hospital donde se suele atender a altos mandos del Ejército y personalidades políticas.

El jeque Sadeq al Ahmar, líder de la poderosa confederación tribal Hashid, ha negado haber tenido algo que ver con el ataque contra el palacio presidencial, según ha informado su oficina. Desde el Gobierno, según Al Arabiya, se ha responsabilizado a la confederación Hashid, que desde hace una semana mantiene combates con las fuerzas leales a Salé, de estar detrás del ataque.

Mientras tanto, el Ejército yemení ha acabado con la vida de al menos 50 miembros de la oposición esta semana después de abrir fuego contra los manifestantes, según han informado fuentes de los grupos contrarios al presidente Saleh. Los manifestantes, que desde hace semanas han pedido de forma pacífica la salida del presidente, se han visto apoyados por hombres armados de la tribu de Sadeq Al Ahmar y están en medio del fuego cruzado entre ambas facciones. La lucha por hacerse con el poder entre unos y otros les ha perjudicado. Los combates en la capital Saná se han recrudecido y se extienden ya a varios puntos del sur de la ciudad. El domicilio de Al Ahmar ha vuelto a ser bombardeado por el Ejército yemení.

La ciudad ha sido escenario en los últimos días de violentos enfrentamientos, en los que hasta hoy habían muerto al menos 135 personas, entre las milicias de Al Ahmar y las fuerzas leales al presidente de Yemen. Según el Yemen Post, cientos de seguidores de Al Ahmar estaban intentando entrar en la capital para apoyar al líder tribal, pero las fuerzas leales al presidente se lo estaban impidiendo.

“Hemos recuperado las oficinas públicas en el distrito Al Hasaba, incluido los ministerios de Comercio e Industria y de Administración Local, el comité permanente del partido gobernante y otros”, señaló ayer al diario un responsable del Ministerio del Interior. La violencia llevó a cerrar el aeropuerto de la capital, después de que los combates se extendiesen a las inmediaciones de estas instalaciones.

Mediación del CCG

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) anunció ayer que retomará su mediación entre las partes en conflicto en Yemen para intentar lograr una “solución pacífica”, después de que suspendiese sus esfuerzos en mayo por la falta de avances. Según un comunicado del organismo, el secretario general del CCG, Abdulattif al Zayani, ha confirmado la “continuación” de los trabajos para “ayudar a los hermanos yemeníes a lograr una solución pacífica que ponga fin a los enfrentamientos y la masacre del pueblo”.

El CCG interrumpió su labor el pasado 22 de mayo, después de que los diplomáticos de los países miembros no lograsen que el presidente de Yemen firmase el acuerdo planteado y que contemplaba un plan para que el mandatario abandonase el poder.

La oposición asegura

que el presidente de Yemen

ha muerto en un ataque contra su palacio

¿Está muerto el presidente de Yemen? / Rubén Regalado / hace 6 minutos.

avatar del redactor

La agencia Reutes informa de que el presidente de Yemen, Ali Abdulá Saleh, ha resultado herido de gravedad en un ataque a su palacio presidencial. Las informaciones son confusas porque mientras la oposición afirma que ha muerto, la televisión Al Arabiya lo desmiente, también el alcalde de la capital, Sanaá, que ha anunciado que en breve dará un rueda de prensa.

    • Heridos varios miembros del Gobierno
    • El Ejército bombardea la sede del líder tribal opositor
    • Disparos en Taiz, segunda ciudad del país

Ver también:

AGENCIAS 03/06/2011 14:03

El enfrentamiento en Yemen entre partidarios y opositores al presidente Alí Abdalá Saleh parece dirigirse hacia una guerra civil. El propio Saleh ha resultado herido leve cuando al menos dos obuses han impactado contra el Palacio Presidencialen la capital, Saná, según Al Arabiya. La cadena de televisión Suhail, en manos de la oposición, incluso le da por muerto, aunque no hay ninguna confirmación.

Cuatro guardias presidenciales han perecido en el bombardeo, el presidente del Parlamento está herido grave y también han sufrido heridas el primer ministro y dos miembros del gabinete.

El ataque, que aún no ha sido reivindicado, se produce después de que las tropas fieles al presidente yemení hayan bombardeado con artillería el barrio de la capital donde vive el líder tribal opositor, Sadeq Al Ahmar.

Bombardeo del líder tribal opositor

Según vecinos del barrio de Hasaba, citados por Efe, se han producido varias explosiones por el impacto de cohetes “katiusha” y misiles en la zona. Las explosiones han tenido lugar en la sede de los seguidores de Al Ahmar, jefe de la tribu Hashid, frente a su domicilio. El edificio de diez plantas, en el que están también las oficinas de las aerolíneas yemeníes, se ha incendiado.

Durante la noche se han producido duros combates entre ambos bandos, cuando miles de partidarios de Al Ahmar intentaron llegar a Saná, según el Yemen Post. Los combatientes tribales se enfrentaron a las fuerzas gubernamentales en el punto de control militar de Al Azraqein, a 15 kilómetros al norte de la capital, y finalmente renunciaron a entrar en la ciudad.

El Ejército yemení ha recuperado el control de los ministerios y oficinas gubernamentales que las fuerzas de Al Ahmar, habían tomado en los últimos días en Saná. El aeropuerto continúa cerrado. Según la oposición, 50 personas habrían muerto en total en la capital yemení durante los choques de esta semana.

Disparos en Taiz

En Taiz, la segunda ciudad del país, situada al sur, las fuerzas de seguridad han disparado al aire para evitar que varios manifestantes se congregaran en la mezquita de Al Said. La oposición había convocado a sus seguidores después del rezo del viernes para manifestarse.

En distintos barrios de Taiz han podido escucharse disparos esporádicos y la Guardia Republicana y la Policía se han desplegado por las calles, donde apenas hay viandantes, y han instalado puestos de control en los cruces principales para registrar los vehículos en búsqueda de armas.

Los combates entre partidarios y opositores a Saleh siembran el caos en Saná

Los hombres del clan tribal de Al Ahmar, que tratan de derribar al presidente yemení, toman varios edificios públicos en la capital
Mundo Islámico – 03/06/2011 8:01 – Autor: Ángeles Espinosa – Fuente: El Pais
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).

El empecinamiento de Ali Abdalá Saleh en aferrarse al poder está sumiendo Yemen en el caos. La frágil tregua alcanzada la semana pasada entre la milicia del jefe tribal Sadeq al Ahmar y las fuerzas aún leales a Saleh se rompió en la madrugada de ayer. El enfrentamiento tiene poco que ver con el movimiento popular de oposición al presidente que se manifestaba de forma pacífica en las plazas de las principales ciudades del país. Se trata de una guerra entre familias que incluso si acaba con el control de los Saleh, hará muy poco por la modernización y cohesión del país.

“Están luchando por las calles con artillería. Desde la plaza de Tahrir hacia el norte de Saná, está impracticable”, relata por teléfono un residente que, como muchos de los que viven en esa parte de la capital, pasó de nuevo la noche en blanco.

Según un recuento de la agencia France Presse, 39 personas resultaron muertas en los combates, la mayoría soldados fieles a Saleh o milicianos del jeque Sadeq. Observadores occidentales estiman que 200.000 personas han abandonado la ciudad. “Se trata de una nueva guerra que no tiene que ver con la oposición, sino con una lucha de intereses entre la familia Al Ahmar y la familia de Saleh”, explican fuentes diplomáticas europeas.

Después de cuatro meses de contestación popular, que Saleh ha reprimido a sangre y fuego, el conflicto dio un inesperado giro la semana pasada cuando las fuerzas leales al presidente y las del jeque Sadeq se enfrentaron a cañonazos en el barrio de Al Hasaba. Sadeq es el jefe de la confederación tribal Al Hashed, la mayor del país y que desde marzo se puso de lado del movimiento de protesta inspirado por las revueltas de Túnez y Egipto. Los Al Ahmar, una poderosa familia política y de empresarios, vieron una buena ocasión para minar el poder económico de sus rivales, el hijo y los sobrinos de Saleh.

“Pensábamos que las fuerzas del presidente iban a recuperar las posiciones que perdieron la semana pasada, pero [las milicias de] Al Ahmar son más fuertes y han tomado varios ministerios e incluso la sede del partido de Saleh”, declara un diplomático. La web del Ministerio de Defensa confirma que los insurrectos han capturado el edificio del Congreso General del Pueblo y otro edificio cercano a la presidencia. “Están ganando los tribales”, resume la misma fuente. Tal es el temor del politólogo Abdulá al Faqih. “Esta guerra va a reforzar el poder de las fuerzas tradicionales”, señala en un correo electrónico. “La situación es peor de lo que parece desde el exterior”, explica. Al Faqih, que vive en el norte de la ciudad cuenta que en su zona solo hay electricidad dos horas al día. Ayer la mayoría de las tiendas estaban cerradas y se formaron colas ante las gasolineras, donde el precio del combustible se ha triplicado.

“La situación se vuelve caótica por momentos”, apunta por su parte Javier Hergueta, el embajador español en Yemen. “Nuestra mayor preocupación es la protección de la colonia española y la defensa de la embajada”, añade. Hergueta ha organizado la salida de la mayoría de los españoles y acogido a los tres o cuatro que quedan en su residencia.

A la vista de las circunstancias, Italia ha anunciado el cierre temporal de su embajada y la repatriación de sus ciudadanos. Holanda también se plantea una medida similar. También Kuwait y Qatar han retirado a sus diplomáticos. Ambos países forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo que durante los dos últimos meses ha intentado sin éxito una mediación. Saleh ha agotado la paciencia de sus vecinos árabes después de que en tres ocasiones aceptara retirarse a cambio de la inmunidad para echarse atrás en el último momento.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reiteró ayer que Saleh había recibido “una muy buena oferta” y que la crisis no iba a resolverse si no dejaba el poder. Pero fuentes diplomáticas occidentales en Yemen consideran que “la opción política se ha cerrado”.

Además de los combates en la capital, esta semana se han abierto otros dos focos de conflicto.

Por un lado, el Ejército y fuerzas locales tratan de recuperar la localidad costera de Zinjibar, donde se han hecho fuertes centenares de militantes islamistas y de Al Qaeda.

Por otro, la ciudad de Taiz, 200 kilómetros al sur de Saná, sigue conmocionada después de que las tropas dispararan contra los manifestantes y dejaran medio centenar de muertos.

Noticias relacionadas

3 junio, 2011 Posted by | YEMEN, YEMEN | , , , , , , , , | 1 comentario

Llega a Egipto el hijo del ex Presidente revolucionario Gamal Abdel Nasser

Quien declaró la República Socialista de Egipto

EEUU mete otra cuña por si falla ElBaradei



01:51h. del Jueves, 3 de febrero
LibreRed

El hijo del ex presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, Khaled Nasser, ha llegado a Egipto, coincidiendo con el octavo día de protestas que vive el país contra el actual presidente, Hosni Mubarak, quien la noche de este martes ha anunciado en un mensaje por televisión que no se presentará a las elecciones presidenciales de septiembre.

 

El hijo de Nasser fue recibido por una multitud de manifestantes, que le dieron la bienvenida con cánticos, vitores y aplausos.

Khaled Nasser ha asegurado a su llegada, que las protestas que sacuden el país marcan un nuevo comienzo para la nación árabe.

Su padre, el ex presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, derrocó en 1952 en un golpe de Estado al rey Faruq I y proclamó una república socialista dirigida por el “Consejo de la Revolución”.

¿Qué supuso Nasser para Egipto?

En el año 1952, Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto de los británicos, miseria de la población, desprestigio de la figura del rey Faruq.

Toda la crisis desembocó en el levantamiento del año 1952. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares, pronto entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen. El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio de 1952.

Desde su llegada a la Presidencia, Nasser defendió la unidad y la dignificación del país a través de un proyecto socialista.

Nasser llevó a cabo una serie de medidas soberanas, como por ejemplo, la nacionalización del Canal de Suez, importante paso de mercancías en la región.

Nasser murió repentinamente de un ataque al corazón en septiembre de 1970. Le sucedió Anwar el-Sadat, quien encabezaría un cambio de rumbo abrupto en la política externa de Egipto y quien más tarde sería sucedido por Hosni Mubarak.

Mohamed el Baradei, el candidato de EEUU y la UE

En medio de la incertidumbre sobre el futuro del país, Occidente trata de “vender” a la opinión pública internacional que Mohamed el Baradei es el hombre que lidera a los sectores opositores al Gobierno de Hosni Mubarak.

Sin embargo, los egipcios critican el hecho de que el Baradei haya estado durante mucho tiempo fuera del país y que haya decidido volver hace prácticamente 4 días, cuando la revuelta popular ya había estallado hacía una semana y era liderada por sectores islamistas.

Por ello, algunos sectores críticos consideran que el Baradei trata de instrumentalizar las revueltas para sacar un rendimiento político.

Tanto Estados Unidos (EEUU) como la Unión Europea (UE) ya han reconocido que el Baradei podría ser una figura clave para la llamada “transición a un régimen democrático”.

A ojos de EEUU y la UE, el Baradei cuenta con un perfil “óptimo”, se trata de un político árabe formado con valores occidentales, que cursó un doctorado de Derecho Internacional en la Universidad de Nueva York, donde impartió clases durante 6 años (1981-1987).

Desde 1984 fue funcionario de alto nivel de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en la que ha ocupado diferentes cargos. Fue representante del director general en la sede neoyorquina de la ONU, asesor jurídico y, desde 1993, director adjunto para las Relaciones Externas.

El 1 de diciembre de 1997 sustituyó al sueco Hans Blix como director general del OIEA y reelegido para un segundo mandato en septiembre de 2001.

En abril de 2007 se posicionó contra el programa energético nuclear iraní.

 

3 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, ARTÍCULOS de OPINIÓN, INTERNACIONAL, NOTICIAS, revueltas islam | , , , , , | Deja un comentario

La dimisión de De la Iglesia provoca una revolución en la Red

Compañeros del cineasta muestran su apoyo al director y se disponen a seguir su ejemplo

PÚBLICO.ES Madrid 25/01/2011 13:32 Actualizado: 25/01/2011 15:04

Los usuario de Twitter apoyan a Álex de la Iglesia tras anunciar su dimisión por la ley Sinde. 

Los usuario de Twitter apoyan a Álex de la Iglesia tras anunciar su dimisión por la ley Sinde.

El anuncio de la dimisión de Álex de la Iglesia como presidente de la Academia de Cine ha generado un revuelo de comentarios en las redes sociales e Internet, donde algunos miembros destacados no han dudado en apoyar a De la Iglesia en su decisión y piensan incluso en seguir su ejemplo.

El actor y director Santiago Segura escribía en su Twitterpocos minutos después de darse a conocer la noticia: Si Álex dimite de la presidencia de la academia, yo como miembro también dimito. Hasta ahí podíamos llegar…”

El también cineasta Nacho Vigalondo suscribía la posición de director de la Academia en su Twitter sobre la ley que le ha llevado a tomar la decisión de dejarlo: “El mayor ataque contra la Ley Sinde: demostrar que no hace falta”. Y adjuntaba a su texto dos enlaces de páginas web donde los usuarios pueden descargar películas previo pago.

El director de la película que opta como favorita para los próximos premios Goya, Balada triste de trompeta, y que se prestó como mediador entre autores e internautas cuando la ley Sinde fracasó estrepitosamente en el Congreso, dimitirá “por coherencia” con una norma finalmente aprobada ayer y a la que calificó de “desastre”.

Sinde, “dimisión”

La iniciativa Actuable, que promueve en su web una petición para la dimisión de la ministra de Cultura, cuenta ya con más de 3.200 firmas. “Como parte del pueblo que se ha manifestado mayoritariamente contrario a la Ley Sinde, pedimos la dimisión de la ministra por no defender los intereses de nosotros, los ciudadanos”, reza la petición.

“Yo también apoyo a Álex para ser el nuevo ministro de Cultura”

Mientras tanto, y al igual que sucediera en la tarde de ayer tras conocerse el acuerdo entre PP, PSOE y CiU para pactar una enmienda que permitiera salvar la polémica ley, Twitter se ha convertido en un hervidero de reacciones y comentarios. La mayoría aplauden la decisión “coherente” de De la Iglesia y otro tanto pide la dimisión de González Sinde. Algunos se animan y piden incluso la eliminación del mismo ministerio de Cultura.

Las propuestas ante las quejas se suceden. Un usuario de twitter escribe:  “Y si todo el mundo compartiera los enlaces para descargar en #twitter ?? La #leysinde lo cerraría??”. Un número importante sugiere sustituir a la titular de Cultura en su puesto por Álex de la Iglesia. “Yo también apoyo a Álex de la Iglesia para ser el nuevo ministro de Cultura”, dice uno de los miles de twits que se suceden a ritmo vertiginoso en la red.

Jordi Évole, ‘El follonero’, también promueve un movimiento de apoyo a De la Iglesia: “La Gala de los Goya puede pasar del “No a la guerra” al “Sí a @alexdelaiglesia”. Pegatinas YA!”, escribe.

TWITER de ALEX de la IGLESIA

De la Iglesia

On Wednesday 26th January 2011, @alexdelaiglesia said:

Al parecer no todo el mundo ha entendido las razones por las que dimito.
Creía que estaban claras en mi carta y mis declaraciones en twitter.
Las expongo aquí.

Comencé un diálogo con las partes afectadas. Busqué puntos en común y los encontré. Busqué propuestas y se me ofrecieron, y los hice llegar al gobierno y a la oposición, como era mi deber. El resultado de esos acercamientos me hizo cambiar de opinión acerca de la ley, y la redacción final del texto no me resultó satisfactoria, y así lo expresé. Sin embargo, considero que yo no puedo imponer mi forma de ver las cosas al resto de los compañeros de la profesión, y pido disculpas por ello. Hay gente en la academia y en el sector cinematográfico que está de acuerdo conmigo, y otros, obviamente, no. Como presidente debería mantenerme al margen de valoraciones personales sobre temas tan graves como éste, y no he sabido, o no he podido hacerlo a la hora de responder con sinceridad a las preguntas que se me hacen, por lo que creo que lo más honesto es dimitir.

A partir de ahora hablaré como director de cine, y será mejor para todos.

Sin embargo no quiero abandonar el trabajo comenzado, y dar la impresión de dejar el puesto sin hacerme responsable de ello.
Por eso no quería hacerlo antes de la gala del aniversario donde he puesto un gran esfuerzo y dedicación.
Mañana me reúno con la junta directiva de la academia para valorar la situación.

 

25 enero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, internet, NOTICIAS, Sin categoría | , , , , , | Deja un comentario