cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Los ataques actuales hacia los coptos son un intento de los generales militares en el poder de dividir a las filas de las clases populares egipcias y ponerlas en contra entre ellas.

Testimonio en El Cairo
Coptos asesinados por los militares
Hossam el-Hamalawy
En Lucha
Al menos 23 manifestantes fueron asesinados en El Cairo la noche del domingo 9 de octubre, cuando el ejército y la policía perpetraron una masacre ante el edificio de la televisión estatal.
Cristianos coptos realizaban una marcha pacífica que salía del distrito trabajador de Shubra hacia Maspero, en el centro de El Cairo, para denunciar los ataques sectarios contra iglesias.
Los medios internacionales han informado de que hubo “enfrentamientos”, pero la verdad es que las autoridades tomaron medidas extremas utilizando munición real, mientras que los vehículos blindados del ejército pasaron por encima de los y las manifestantes a sangre fría.
El ejército también asaltó las oficinas de dos estaciones de televisión, cortando la conexión en directo, para intentar detener la emisión de los vídeos de los ataques.

La televisión estatal egipcia ha estado incitando a una lucha sectaria, alegando que los cristianos estaban armados y que habían atacado al ejército. También hizo un llamamiento al “público” de tomar las calles para “proteger” al ejército. Matones, armados con palos y cuchillos, atacaron a los manifestantes respondiendo a los llamamientos sectarios.

Pero los manifestantes no eran exclusivamente cristianos, como los medios intentaron hacer creer. Muchos musulmanes se sumaron a los enfrentamientos y lucharon contra el ejército y la policía.

En un momento, un clérigo musulmán llevaba una cruz sobre el puente 6 de octubre, liderando a los manifestantes coptos que marchaban hacia Maspero. Los manifestantes cantaban repetidamente: “Musulmanes, cristianos… ¡una sola mano!”. Y denunciaban al ministro de defensa de Mubarak que ahora controla el país, Field Marshal Tantawi.

En el momento en que escribo esto, el ejército ha impuesto el toque de queda desde las 2h de la madrugada a las 7h en el centro de El Cairo. Pero se esperan más manifestaciones.

Los cristianos coptos están discriminados en Egipto, pero son compañeros de los musulmanes en la lucha contra el régimen. Dos semanas antes de la revolución, El Cairo y Alejandría estaban llenas de manifestantes coptos, denunciando ataques sectarios y gritando por la unidad contra Mubarak.

Más tarde, muchos cristianos desafiaron a la iglesia y formaron parte del levantamiento de enero junto con sus hermanos y hermanas musulmanes.

Los ataques actuales hacia los coptos son un intento de los generales militares en el poder de dividir a las filas de las clases populares egipcias y ponerlas en contra entre ellas.

Pero la presencia de manifestantes musulmanes junto a los coptos debe ser un signo de esperanza.

Durante el mes pasado, más de medio millón de profesores y profesoras egipcias, trabajadores y trabajadoras de la sanidad y del transporte público hicieron huelga, a pesar de la ley contra las huelgas que condena a los y las huelguistas a los militares tribunales. Estas luchas desde abajo son el arma más fuerte para hacer frente al sectarismo.

Hossam el-Hamalawy es miembro de los Socialistas Revolucionarios, la organización hermana de En lucha en Egipto (www.e-socialists.net), periodista y bloguero de3arabawy.

El siguiente artículo también es interesante y actual sobre el mismo tema (inglés): Egyptian Revolutionary Socialists’ statement on the massacre of Copts at Maspero

http://enlucha.org/site/?q=node/16482

VERSIÓ EN CATALÀ: http://www.enlluita.org/site/?q=node/4105

Anuncios

15 octubre, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO | , , , | Deja un comentario

Despidos masivos en Barein

Despidos masivos en Barein

Junto a los asesinatos y arrestos en gran parte de Xiies, ahora se han inventado otro camino para apartar a la gente que les molesta.

BATELCO, la compañía oficial de telecomunicaciones ha comenzado a despedir gente hace 2 días a unas 100 personas, ayer unas 85, y más gente hoy. Van despidiendo a gente sección por sección.

BAPCO, la compañía petrolífera, ha hecho un listado de gente que va a ser despedida, que son unas 1000 personas. Despidiendo a una media de unas 100 personas al día más o menos.

ALBA, la compañía de aluminio, ya ha despedido a más de 200 personas.

No existe ninguna investigación, reunión, revisión de salario o nada parecido. Simplemente un día vas al trabajo, intentas fichar con tu tarjeta para poder acceder al recinto y simplemente no funciona, no te permiten entrar. El personal de seguridad suele aparecer y te dicen muy educadamente que por favor “te vayas a tomar por culo fuera de ahí”.

Cada persona que conozco, cada una de las que ha trabajado o sigue trabajando en alguno de estos lugares, ha comenzado a buscar trabajo fuera de Barein.

Poca gente sabe lo que está ocurriendo con los profesores de escuela… ellos también están siendo despedidos, algunos de la Universidad de Barein… otros de colegios.

Muchos de los empleados que están despidiendo tienen más de 20 años de experiencia, como el CEO de la compania petrolífera. No es que puedan despedir a alguien y reemplazarlo por cualquier otro. Algunos de estos trabajos no necesitan formación. Sin embargo, el reemplazar los profesores de escuela a mitad semestre por personas no especializadas o poco familiarizadas con algunas asignaturas, no es precisamente ideal.

Esto, que parece ser claramente una ola de venganzas, hará que la economía se venga abajo, más todavía. Ya que muchas de estas personas con valor en su puesto y experiencia, directamente están abandonando el país. Debido a que estan siendo reemplazadas por otras personas menos cualificadas.

Los Xiitas nunca más serán mayoría en este país… ¡problema resuelto!

 

13 abril, 2011 Posted by | Bahrein | , , | Deja un comentario

Protestas en El Cairo contra la nueva ley que criminaliza las manifestaciones y las huelgas

EGIPTO

Protestas en El Cairo contra la nueva ley que criminaliza las manifestaciones y las huelgas

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) –

Miles de personas se han concentrado este sábado en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo para protestar contra la ley aprobada el pasado miércoles por el Gobierno que fija penas de hasta un año de prisión y duras sanciones económicas para quienes participen en actos de protesta y en huelgas.

La protesta también ha servido para demandar un proceso judicial exhaustivo contra los cargos políticos y empresarios ligados al régimen del ex presidente Hosni Mubarak por considerar que los juicios abiertos hasta ahora son mera “imaginación”, según informa el diario egipcio ‘Al Masry al Youm’.

Los manifestantes recordaron que durante la presidencia de Mubarak los presuntos delincuentes eran imputados y encarcelados rápidamente y demandaron que esa misma política le sea aplicada a él y a su familia.

Por otra parte, unos 2.000 manifestantes se han concentrado ante la sede de la radiotelevisión estatal para reivindicar mayor libertad de prensa y la destitución de todos los directores de los medios estatales afines al régimen de Mubarak.

Los manifestantes corearon una versión del ya famoso “el pueblo quiere la caída del régimen” modificada como “el pueblo quiere libertad de prensa”.

Uno de los activistas participante en la protesta, Wael Abbas, ha afirmado que ésta ha tenido menos seguimiento precisamente debido a la nueva ley sobre manifestaciones. “Ha asustado a la gente y temen ser condenados a penas de cárcel si salen hoy. Ni siquiera Mubarak podría haber aprobado una ley así”, dijo.

26 marzo, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO | | Deja un comentario

La aviación libia bombardea algunos barrios de Trípoli para reprimir las protestas

Las protestas se enconan y el régimen responde anunciando una “operación antiterrorista”

.- El Ejército emplea artillería pesada contra los manifestantes horas después de que el ministro de Justicia haya anunciado su dimisión por el “uso excesivo de la fuerza”

EL PAÍS / AGENCIAS | Madrid / Trípoli 21/02/2011

Las peores amenazas pronunciadas por el régimen libio contra los manifestantes se cumplen.

El Gobierno ha decidido responder al aumento de las protestas llevando su furia represora todavía más lejos.

Al tiempo que se anunciaba en la televisión una operación contra “los terroristas”, el Ejército ha iniciado un duro ataque en algunos barrios de Trípoli, ciudad en la que hoy se habían extendido las protestas contra Muamar el Gadafi, el dictador que dirige el país desde hace 42 años.

En las calles de la capital hay cadáveres tirados y se escuchan disparos de artillería pesada, según ha podido constatar Efe.

Varios testigos han relatado la participación en los ataques de la aviación, que ha abierto fuego real contra la multitud.

    Amenazas del régimen libio 

    Ampliar

    Saif el-Islam se dirige a los libios por televisión- AP

    Imágenes de televisión de Trípoli 

    Ampliar

    Partidarios del régimen de Gadafi se manifestan hoy en Trípoli- REUTERS

    • “Lo que estamos presenciando hoy es inimaginable.

    Aviones y helicópteros militares están bombardeando un barrio tras otro”, ha asegurado Adel Mohamed Saleh, un hombre que se declara activista anti-Gadafi.

    Según Saleh, contactado telefónicamente por Reuters, los bombardeos se suceden “cada 20 minutos” y están produciendo “muchísimos muertos” (al menos han fallecido ya 250 personas, según la cadena catarí Al Yazira).

    Soula al Balaazi, otro activista opositor contactado por Reuters, ha asegurado que la aviación ha bombardeado “algunas posiciones en Trípoli”.

    Según testigos del grupo Feb17voices, un colectivo que está haciendo llamadas a ciudadanos libios y colgando los audios en la Red para dar testimonio de lo que está pasando, el caos afecta también a algunos hospitales, donde los hombres del régimen han atacado a los médicos.

    Aunque la impermeabilidad informativa del régimen libio impide confirmar de manera independiente esas informaciones, el Comité libio para la Verdad y la Justicia, una ONG con base en Suiza, ha asegurado que tenía informes provenientes de Libia en el mismo sentido e Italia ha puesto sus bases aéreas en alerta máxima.

    La comunidad internacional, con Naciones Unidas al frente, ha pedido el cese de la violencia en el mismo día en que varias empresas y países (EE UU, entre otros) han anunciado la evacuación del personal no esencial.

    Dentro de la confusión que enmarca todo lo que está pasando en Libia, uno de los regímenes más herméticos del mundo árabe, dos cazas del Ejército libio han aterrizado esta tarde en la capital de Malta (a unos 350 kilómetros de Trípoli).

    El diarioTimes of Malta asegura que el aterrizaje de los dos Mirage monoplaza se ha producido después de que tomaran tierra, también en La Valletta, dos helicópteros civiles con siete personas a bordo que habían salido de Libia “sin autorización oficial” y aseguraban ser franceses (aunque sólo uno llevaba pasaporte).

    El Gobierno maltés ha señalado que los pilotos de los dos cazas son coroneles que han pedido asilo político. Han relatado que decidieron exiliarse tras recibir la orden de bombardear a los manifestantes.

    El Ministerio de Exteriores libio ha dicho que desconocía por qué dos aviones de sus Fuerzas Armadas estaban en La Valletta y ha aprovechado para desmentir los rumores que sitúan a Gadafi fuera de Libia.

    Horas antes, el ministro británico de Exteriores, William Hague, aseguraba tener informaciones de que el dictador libio podría abandonar el país rumbo a Venezuela.

    Dimisión del ministro de Justicia

    Mientras, la crisis social que vive Libia cala por momentos en el aparato político del cerrado régimen.

    El ministro de Justicia, Mustafá Abul Jalil, ha anunciado esta tarde su dimisión por su desacuerdo con la represión de los manifestantes.

    Aunque no se ha confirmado de manera oficial, el diario Quryna -que pertenece a un grupo mediático propiedad de Saif el Islam, uno de los hijos del dictador- ha sacado en su edición digital la noticia.

    Aseguran que sus periodistas se han puesto en contacto telefónico con el ministro de Justicia y que este les ha explicado su renuncia “para protestar por el uso excesivo de la fuerza”, según recogen varias agencias de información.

    Las amenazas vertidas precisamente por Saif el Islam contra la población en un mensaje televisado, en el que advertía del riesgo de una guerra civil si continuaban las protestas, no han aplacado la ira de los manifestantes que reclaman reformas democráticas en el país árabe.

    La revuelta se ha enconado este lunes en Bengasi, la segunda ciudad del país, y se ha extendido a Trípoli, bastión hasta ahora de los partidarios de Gadafi.

    Varias agencias informan de que algunos edificios gubernamentales de la capital libia han sido pasto de las llamas esta mañana y que las sedes de la televisión y la radio públicas han sido saqueadas y quemadas por una turbamulta enfurecida esta pasada madrugada.

    “La Casa del Pueblo (Parlamento) está en llamas; los bomberos tratan de apagar el fuego”, ha explicado un testigo citado por Reuters. Al Yazira informa de que la sede central del Gobierno libio y el edificio que alberga el Ministerio de Justicia en Trípoli también han sido incendiados.

    Mientras, las fuerzas del orden se retiraban prácticamente de las calles de la capital, según relata Reuters, que asegura que una comisaría de un barrio del este de la ciudad ha sido asaltada y calcinada.

    En Bengasi, las principales arterias de la ciudad están bajo control de los manifestantes según el relato de testigos locales citados por Reuters. Cuentan con el apoyo de algunos militares, según esas mismas fuentes.

    Un diplomático libio ha asegurado a Al Yazira que algunos “oficiales” han retirado su apoyo a Gadafi y se han puesto de parte del pueblo.

    Según la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), que agrupa a 164 organizaciones y tiene su base en París, esta situación se ha extendido a otras localidades menores.

    Testimonios procedentes de los disidentes de Bengasi aseguran que los manifestantes también han tomado tanques y grandes cantidades de armas y municiones del Ejército según reconoció a su modo el hijo de Gadafi en el discurso.

    “Los criminales circulan incluso a bordo de blindados”, dijo.

    Mientras la revuelta en las calles cobra vigor, las críticas contra la represión ejercida por el régimen van en aumento. Mohamed Bayou, que hasta hace un mes ejercía de portavoz del Gobierno, ha dicho que el empleo de la violencia para frenar la revuelta es una decisión equivocada.

    En un comunicado que pone de relieve las primeras divergencias dentro de la élite gobernante en Libia (previo a la dimisión del ministro de Justicia), Bayou ha reclamado a Saif al-Islam Gaddafi que abra un diálogo con la oposición. “Espero que cambie su discurso y reconozca la existencia de una oposición interna.

    Que abra un diálogo con ellos para lograr cambios en el sistema libio”, ha explicado este ex responsable.

    Centenares de muertos

    Al discurso del hijo de Gadafi le siguieron anoche tiros y muestras de descontento en Trípoli. La cadena BBC cita testigos en Trípoli que relatan duros enfrentamientos esta madrugada entre manifestantes antiubernamentales y simpatizantes del dictador.

    Las organizaciones de derechos humanos Human Rights Watch y Amnistía Internacional están actuando de portavoz de lo que ocurre en el país, bajo un régimen dictatorial desde hace 42 años. HRW maneja la única cifra con cierta vitola de oficialidad: 233 muertos y un millar de heridos.

    Pero la cifra podría ser más alta. Fuentes de un hospital de Bengasi han asegurado a Reuters que, sólo en ese centro sanitario, son más de 300 los fallecidos y la FIDH ha dicho que la cifra de muertos se sitúa entre los 300 y los 400.

    Una revuelta contra Gadafi parecía imposible hace unos días. Más aún que esta alcanzara Trípoli, el feudo absoluto del general.

    Sin embargo, se extiende la impresión de que los jóvenes han comenzado a perder el miedo al régimen y han salido a la calle. La llamada plaza Verde se ha convertido en el centro de las manifestaciones. Un millar de personas se ha reunido allí y han sido disueltas a base de gases lacrimógenos.

    El levantamiento continúa sobre todo en el este del país, y Gadafi sigue reprimiéndolas con fuego de mortero y ametralladoras.

    Las primeras imágenes que salen del país, vídeos caseros grabados por los propios manifestantes, muestran grupos armados persiguiendo a la gente y hombres cayendo por las balas.

    Ayer el descontento estalló en Musratha, (340.000 habitantes), la tercera ciudad después de Trípoli y de Bengasi. También se contagió a una importante tribu, Werfella, en un país en el que Gadafi gobierna desde hace cuatro décadas gracias a sutiles alianzas tribales.

    En las ciudades orientales Al Bayda, Darna y Ajdabiya, parte de las fuerzas de seguridad se han pasado al lado de los manifestantes.

    Los familiares de las víctimas mortales del miércoles y del jueves, pensaron que ellos también podían confraternizar con las fuerzas de seguridad.

    Su excesiva confianza propició la peor matanza que se ha producido en Bengasi, narra un vecino de la ciudad que pide no difundir su identidad.

    Tras el entierro colectivo, los familiares de los muertos acudieron, el viernes al caer la noche, a la sede central de la policía. “¡Nosotros y las fuerzas del orden somos el mismo pueblo!”, gritaban.

    Un oficial de las fuerzas de seguridad salió del edificio, recuerda el vecino, y les dijo que sí, que “eran el mismo pueblo”. Invitó a entrar a los que estaban en primera fila y cerró las puertas. “Mataron a 23 hombres”, asegura. “Los difuntos tienen heridas de bala en la cabeza y en el pecho”.

    Como sucedió en El Cairo, en la plaza Tahrir, en Bengasi hay un lugar de protesta permanente.

    Es la plaza situada ante los juzgados, al norte de la ciudad.

    Allí llegaron a concentrarse hasta 30.000 personas, según el vecino de citado, pese al temor de ser acribillados a balazos. Por la noche siempre permanece un retén.

    21 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, libia | , , | Deja un comentario

    Partidarios del régimen atacan a los manifestantes en Yemen

    Cerca de 3.000 manifestantes salen a las calles

    para pedir que Saleh

    abandone la presidencia del país

    EFE Saná 14/02/2011 19:50 

    Alrededor de tres mil manifestantes yemeníes que se oponen al régimen de Ali Abdalá Saleh se enfrentaron con cientos de seguidores del partido gobernante delante de la Universidad de Saná, sin que se haya informado de heridos graves.

    Los enfrentamientos se produjeron cuando los manifestantes de la oposición yemení empezaron una marcha hacia la plaza Tahrir de Saná, y en su camino fueron atacados por partidarios del régimen de Saleh.

    Los simpatizantes del partido gobernante utilizaron piedras y armas blancas, y obligaron a los manifestantes opositores a entrar en el campus de la universidad, donde los guardias cerraron las puertas.

    Después de este incidente, los policías se desplazaron al lugar y disolvieron a los manifestantes opositores al régimen.

    Cuatro heridos

    En la ciudad de Taez, en el sur del país, cuatro personas resultaron heridas en otros enfrentamientos que ocurrieron entre manifestantes pro y contra el régimen, según fuentes de los servicios de seguridad.

    Hoy es el cuarto día consecutivo de protestas contra el régimen de Saleh, que se producen en Yemen al calor de las revueltas populares que terminaron en las últimas semanas con los regímenes de Túnez y Egipto.

    La presión de los grupos de la oposición forzó el pasado 2 de febrero a Saleh a anular las reformas constitucionales que buscaba para poder seguir en el poder.

    Saleh, presidente de Yemen desde la unificación entre el norte y el sur, en 1990, ha sido reelegido en 1999 y 2006. La Constitución actual, aprobada en 1991, no permite al presidente buscar una nueva reelección en los comicios del 2013.

    15 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, YEMEN | , , | Deja un comentario