cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

ESPECIAL Yemen 3 JUNIO 2011

Impacto de proyectiles contra el palacio presidencial en Yemen

Diversas fuentes afirman que el presidente Saleh ha sobrevivido a las explosiones, aunque se encuentra levemente herido.- El Ejército abre fuego contra los manifestantes

AGENCIAS – Saná – 03/06/2011

El presidente Ali Abdalá Saleh está vivo y dará un discurso esta tarde en la televisión estatal, según han asegurado fuentes gubernamentales de Yemen a diversos medios de comunicación. La situación del Saleh es todavía confusa, después de una cadena de 10 explosiones que han afectado hoy a la capital de Yemen, Saná, algunas de las cuales habrían afectado al palacio presidencial. Fuerzas opositoras afirmaron esta mañana que Saleh había muerto después del ataque, aunque la cadena Al Yazira y Reuters aseguraban más tarde que solo está “ligeramente” herido.

Una fuente gubernamental indicó a Efe que Saleh sufrió heridas leves en la parte trasera de la cabeza causadas por las esquirlas de un proyectil que impactó en el palacio presidencial, y que fue tratado allí mismo.

Lo que sí parece claro es que las explosiones han herido al primer ministro Alí Mohamed al Muyawar; al presidente de la Cámara baja del Parlamento, Abdelaziz Abdelgani; al viceprimer ministro para Asuntos de Defensa y de Seguridad, Rashad al Alemi, y al secretario de Prensa de Saleh, Abdo Boryi. Estos heridos fueron trasladados a un hospital donde se suele atender a altos mandos del Ejército y personalidades políticas.

El jeque Sadeq al Ahmar, líder de la poderosa confederación tribal Hashid, ha negado haber tenido algo que ver con el ataque contra el palacio presidencial, según ha informado su oficina. Desde el Gobierno, según Al Arabiya, se ha responsabilizado a la confederación Hashid, que desde hace una semana mantiene combates con las fuerzas leales a Salé, de estar detrás del ataque.

Mientras tanto, el Ejército yemení ha acabado con la vida de al menos 50 miembros de la oposición esta semana después de abrir fuego contra los manifestantes, según han informado fuentes de los grupos contrarios al presidente Saleh. Los manifestantes, que desde hace semanas han pedido de forma pacífica la salida del presidente, se han visto apoyados por hombres armados de la tribu de Sadeq Al Ahmar y están en medio del fuego cruzado entre ambas facciones. La lucha por hacerse con el poder entre unos y otros les ha perjudicado. Los combates en la capital Saná se han recrudecido y se extienden ya a varios puntos del sur de la ciudad. El domicilio de Al Ahmar ha vuelto a ser bombardeado por el Ejército yemení.

La ciudad ha sido escenario en los últimos días de violentos enfrentamientos, en los que hasta hoy habían muerto al menos 135 personas, entre las milicias de Al Ahmar y las fuerzas leales al presidente de Yemen. Según el Yemen Post, cientos de seguidores de Al Ahmar estaban intentando entrar en la capital para apoyar al líder tribal, pero las fuerzas leales al presidente se lo estaban impidiendo.

“Hemos recuperado las oficinas públicas en el distrito Al Hasaba, incluido los ministerios de Comercio e Industria y de Administración Local, el comité permanente del partido gobernante y otros”, señaló ayer al diario un responsable del Ministerio del Interior. La violencia llevó a cerrar el aeropuerto de la capital, después de que los combates se extendiesen a las inmediaciones de estas instalaciones.

Mediación del CCG

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) anunció ayer que retomará su mediación entre las partes en conflicto en Yemen para intentar lograr una “solución pacífica”, después de que suspendiese sus esfuerzos en mayo por la falta de avances. Según un comunicado del organismo, el secretario general del CCG, Abdulattif al Zayani, ha confirmado la “continuación” de los trabajos para “ayudar a los hermanos yemeníes a lograr una solución pacífica que ponga fin a los enfrentamientos y la masacre del pueblo”.

El CCG interrumpió su labor el pasado 22 de mayo, después de que los diplomáticos de los países miembros no lograsen que el presidente de Yemen firmase el acuerdo planteado y que contemplaba un plan para que el mandatario abandonase el poder.

La oposición asegura

que el presidente de Yemen

ha muerto en un ataque contra su palacio

¿Está muerto el presidente de Yemen? / Rubén Regalado / hace 6 minutos.

avatar del redactor

La agencia Reutes informa de que el presidente de Yemen, Ali Abdulá Saleh, ha resultado herido de gravedad en un ataque a su palacio presidencial. Las informaciones son confusas porque mientras la oposición afirma que ha muerto, la televisión Al Arabiya lo desmiente, también el alcalde de la capital, Sanaá, que ha anunciado que en breve dará un rueda de prensa.

    • Heridos varios miembros del Gobierno
    • El Ejército bombardea la sede del líder tribal opositor
    • Disparos en Taiz, segunda ciudad del país

Ver también:

AGENCIAS 03/06/2011 14:03

El enfrentamiento en Yemen entre partidarios y opositores al presidente Alí Abdalá Saleh parece dirigirse hacia una guerra civil. El propio Saleh ha resultado herido leve cuando al menos dos obuses han impactado contra el Palacio Presidencialen la capital, Saná, según Al Arabiya. La cadena de televisión Suhail, en manos de la oposición, incluso le da por muerto, aunque no hay ninguna confirmación.

Cuatro guardias presidenciales han perecido en el bombardeo, el presidente del Parlamento está herido grave y también han sufrido heridas el primer ministro y dos miembros del gabinete.

El ataque, que aún no ha sido reivindicado, se produce después de que las tropas fieles al presidente yemení hayan bombardeado con artillería el barrio de la capital donde vive el líder tribal opositor, Sadeq Al Ahmar.

Bombardeo del líder tribal opositor

Según vecinos del barrio de Hasaba, citados por Efe, se han producido varias explosiones por el impacto de cohetes “katiusha” y misiles en la zona. Las explosiones han tenido lugar en la sede de los seguidores de Al Ahmar, jefe de la tribu Hashid, frente a su domicilio. El edificio de diez plantas, en el que están también las oficinas de las aerolíneas yemeníes, se ha incendiado.

Durante la noche se han producido duros combates entre ambos bandos, cuando miles de partidarios de Al Ahmar intentaron llegar a Saná, según el Yemen Post. Los combatientes tribales se enfrentaron a las fuerzas gubernamentales en el punto de control militar de Al Azraqein, a 15 kilómetros al norte de la capital, y finalmente renunciaron a entrar en la ciudad.

El Ejército yemení ha recuperado el control de los ministerios y oficinas gubernamentales que las fuerzas de Al Ahmar, habían tomado en los últimos días en Saná. El aeropuerto continúa cerrado. Según la oposición, 50 personas habrían muerto en total en la capital yemení durante los choques de esta semana.

Disparos en Taiz

En Taiz, la segunda ciudad del país, situada al sur, las fuerzas de seguridad han disparado al aire para evitar que varios manifestantes se congregaran en la mezquita de Al Said. La oposición había convocado a sus seguidores después del rezo del viernes para manifestarse.

En distintos barrios de Taiz han podido escucharse disparos esporádicos y la Guardia Republicana y la Policía se han desplegado por las calles, donde apenas hay viandantes, y han instalado puestos de control en los cruces principales para registrar los vehículos en búsqueda de armas.

Los combates entre partidarios y opositores a Saleh siembran el caos en Saná

Los hombres del clan tribal de Al Ahmar, que tratan de derribar al presidente yemení, toman varios edificios públicos en la capital
Mundo Islámico – 03/06/2011 8:01 – Autor: Ángeles Espinosa – Fuente: El Pais
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).
Un miliciano es evacuado en el norte de Saná. (Foto: Ammar Awad/Reuters).

El empecinamiento de Ali Abdalá Saleh en aferrarse al poder está sumiendo Yemen en el caos. La frágil tregua alcanzada la semana pasada entre la milicia del jefe tribal Sadeq al Ahmar y las fuerzas aún leales a Saleh se rompió en la madrugada de ayer. El enfrentamiento tiene poco que ver con el movimiento popular de oposición al presidente que se manifestaba de forma pacífica en las plazas de las principales ciudades del país. Se trata de una guerra entre familias que incluso si acaba con el control de los Saleh, hará muy poco por la modernización y cohesión del país.

“Están luchando por las calles con artillería. Desde la plaza de Tahrir hacia el norte de Saná, está impracticable”, relata por teléfono un residente que, como muchos de los que viven en esa parte de la capital, pasó de nuevo la noche en blanco.

Según un recuento de la agencia France Presse, 39 personas resultaron muertas en los combates, la mayoría soldados fieles a Saleh o milicianos del jeque Sadeq. Observadores occidentales estiman que 200.000 personas han abandonado la ciudad. “Se trata de una nueva guerra que no tiene que ver con la oposición, sino con una lucha de intereses entre la familia Al Ahmar y la familia de Saleh”, explican fuentes diplomáticas europeas.

Después de cuatro meses de contestación popular, que Saleh ha reprimido a sangre y fuego, el conflicto dio un inesperado giro la semana pasada cuando las fuerzas leales al presidente y las del jeque Sadeq se enfrentaron a cañonazos en el barrio de Al Hasaba. Sadeq es el jefe de la confederación tribal Al Hashed, la mayor del país y que desde marzo se puso de lado del movimiento de protesta inspirado por las revueltas de Túnez y Egipto. Los Al Ahmar, una poderosa familia política y de empresarios, vieron una buena ocasión para minar el poder económico de sus rivales, el hijo y los sobrinos de Saleh.

“Pensábamos que las fuerzas del presidente iban a recuperar las posiciones que perdieron la semana pasada, pero [las milicias de] Al Ahmar son más fuertes y han tomado varios ministerios e incluso la sede del partido de Saleh”, declara un diplomático. La web del Ministerio de Defensa confirma que los insurrectos han capturado el edificio del Congreso General del Pueblo y otro edificio cercano a la presidencia. “Están ganando los tribales”, resume la misma fuente. Tal es el temor del politólogo Abdulá al Faqih. “Esta guerra va a reforzar el poder de las fuerzas tradicionales”, señala en un correo electrónico. “La situación es peor de lo que parece desde el exterior”, explica. Al Faqih, que vive en el norte de la ciudad cuenta que en su zona solo hay electricidad dos horas al día. Ayer la mayoría de las tiendas estaban cerradas y se formaron colas ante las gasolineras, donde el precio del combustible se ha triplicado.

“La situación se vuelve caótica por momentos”, apunta por su parte Javier Hergueta, el embajador español en Yemen. “Nuestra mayor preocupación es la protección de la colonia española y la defensa de la embajada”, añade. Hergueta ha organizado la salida de la mayoría de los españoles y acogido a los tres o cuatro que quedan en su residencia.

A la vista de las circunstancias, Italia ha anunciado el cierre temporal de su embajada y la repatriación de sus ciudadanos. Holanda también se plantea una medida similar. También Kuwait y Qatar han retirado a sus diplomáticos. Ambos países forman parte del Consejo de Cooperación del Golfo que durante los dos últimos meses ha intentado sin éxito una mediación. Saleh ha agotado la paciencia de sus vecinos árabes después de que en tres ocasiones aceptara retirarse a cambio de la inmunidad para echarse atrás en el último momento.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, reiteró ayer que Saleh había recibido “una muy buena oferta” y que la crisis no iba a resolverse si no dejaba el poder. Pero fuentes diplomáticas occidentales en Yemen consideran que “la opción política se ha cerrado”.

Además de los combates en la capital, esta semana se han abierto otros dos focos de conflicto.

Por un lado, el Ejército y fuerzas locales tratan de recuperar la localidad costera de Zinjibar, donde se han hecho fuertes centenares de militantes islamistas y de Al Qaeda.

Por otro, la ciudad de Taiz, 200 kilómetros al sur de Saná, sigue conmocionada después de que las tropas dispararan contra los manifestantes y dejaran medio centenar de muertos.

Noticias relacionadas

Anuncios

3 junio, 2011 Posted by | YEMEN, YEMEN | , , , , , , , , | 1 comentario

ESPECIAL YEMEN 2 JUNIO 2011

YEMEN | Miles de ciudadanos huyen de la violencia

Los combates callejeros llegan al norte de Saná y siembran el caos en Taez

Manifestantes anti gubernamentales se manifiestan en Saná. | ReutersManifestantes anti gubernamentales se manifiestan en Saná. | Reuters

Afp | Saná

Miles de combatientes tribales intentan tomar la capital yemení de Saná este jueves, donde los enfrentamientos entre los partidarios de Ali Abdulá Saleh y sus detractores han llegado a un punto crítico.

Entretanto, se han vuelto a convocar manifestaciones en contra del régimen de Saleh para el viernes, tanto en la capital como en Taez, la principal urbe del sur oeste, donde fue dispersada una protesta permanente el pasado lunes por las fuerzas del orden. Esta acciónse cobró unos 50 muertos.

Según los dirigentes tribales, miles de combatientes llegados de la alta meseta se sumaron al jefe de las tribus Hached, Sadel Ahmar, que se enfrenta a las tropas gubernamentales en el distrito gubernamental de Al Hasaba.

En el camino, las tribus se han enfrentado a las fuerzas pro Saleh en un centro militar en Al Azraqein, a unos 15 kilómetros al norte de Saná, según estos dirigentes.

La aviación ha sobrevolado a baja altitud para intimidar a los combatientes armados, según testimonios.

Nuevos enfrentamientos

Por tercera noche consecutiva, han tenido lugar enfrentamientos armados entre los hombres de Ahmar y las fuerzas del presidente Saleh en el barrio de Al Hasaba, en el norte de Saná.

Saleh mandó a la batalla a sus fuerzas especiales, bien entrenadas y formadas en la lucha antiterrorista, según afirman testimonios.

“Hemos oído ambulancias evacuando a los heridos toda la noche y he visto una columna de humo elevándose sobre la sede del Congreso General Popular (el partido en el poder)” ha declarado un habitante que no se atrevía a salir a la calle.

Según fuentes hospitalarias, 16 personas, entre ellas una niña de siete años, han muerto antes del alba. Además, afirman que ya llevan un balance de 63 muertos en los diez días de combates en Saná. La mayoría de los fallecidos son combatientes, eso sí, de ambos bandos.

Los cadáveres cubren las calles de Al Hasaba, pero las ambulancias no pueden llegar por la violencia de los disparos”, ha afirmado un médico.

La violencia crece en Saná, donde el éxodo de los habitantes se ha acentuado por la falta de agua. La electricidad está siendo racionada y los productos básicos comienzan a escasear.

“Si los combates de alargan, es el fin de Yemen“, ha afirmadoMohsen Sinan, un septuagenario que estaba con los 30 miembros de su familia – 20 de ellos niños – preparados para partir.

En Taez, a 270 kilómetros al sur de la capital, se ha presentadooposición armada por primera vez, sin que se sepa quiénes son, contra las fuerzas gubernamentales, según afirman testimonios.

Cerrado el aeropuerto de Saná por los violentos enfrentamientos

Los combates entre los seguidores de un líder local y el presidente de Yemen en la capital deja atrapados a los pasajeros

02.06.11 –  –

AGENCIAS | SANÁ
Pulse para ver el video

Disturbios en la ciudad yemení de Taiz. / Foto: Ap | Vídeo: Atlas
Los vuelos en el aeropuerto de Saná fueron suspendidos este jueves debido a los enfrentamientos entre las milicias del dirigente tribal Sadeq al Ahmar y las fuerzas leales al presidente de Yemen, Alí Abdulá Saleh, según informaron algunos pasajeros.
Este jueves se han registrado combates entre ambos bandos cerca del aeropuerto, lo cual ha afectado a cientos de viajeros. El aeropuerto ya fue cerrado durante algunas horas la semana pasada por los mismos motivos.
Mientras, la represión prosigue. Policías y soldados yemeníes dispararon al aire para dispersar a cientos de manifestantes opositores al presidente del país, Ali Abdalá Saleh, en la ciudad meridional de Taiz, sin que se sepa si se han producido víctimas.
Los militares dispararon al aire desde varios vehículos para dispersar a los manifestantes congregados en la calle principal de la localidad. Tras los disparos, algunos soldados persiguieron y detuvieron a manifestantes que habían intentado huir por las calles adyacentes.
El conflicto se expande
Al menos siete soldados yemeníes y seis combatientes de grupos tribales fieles al jeque opositor Sadeq Abdalá al Ahmar murieron anoche en enfrentamientos en Saná, han informado fuentes médicas. Los choques se registraron en el barrio de Al Hasba, donde se encuentra el complejo residencial de Al Ahmar. Habitantes de este barrio han dicho que se escucharon fuertes explosiones anoche y esta mañana en la zona, aunque no pudieron precisar su procedencia.
Otros choques se registraron anoche entre decenas de fieles a Al Ahmar, que provenían de la provincia de Amran, 60 kilómetros al noroeste de Saná, y miembros de la Guardia Republicana cuando los seguidores del jeque opositor intentaron entrar en la capital a través del puesto de control de Al Azraquen. No se sabe hasta el momento si se han registrado víctimas en estos tiroteos.
Hombres armados fieles a las fuerzas opositoras también atacaron varios puestos de control, sedes de las fuerzas de seguridad yemeníes y el palacio presidencial. Taiz, antigua capital del país y principal centro industrial de Yemen, se ha sumado en las últimas semanas a las ciudades que están siendo escenario de manifestaciones de protesta contra el régimen de Saleh.

The scene from my roof at about 22:20 hrs local. Buildings burn in Hasaba, Sana’a as heavy fighting continues. (The building on fire is Yemen’s national airline, Yemenia, HQ)

The scene from my roof at about 22:20 hrs local. Buildings burn in Hasaba, Sana’a as heavy fighting continues.

(The building on fire is Yemen’s national airline, Yemenia, HQ)

2 junio, 2011 Posted by | YEMEN | , , | Deja un comentario