cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Que se vaya Mubarak y que Suleimán le acompañe

Que se vaya Mubarak y que Suleimán le acompañe

10feb 2011

LUIS MATÍAS LÓPEZ

La salida a la crisis egipcia exige que Mubarak se vaya cuanto antes al exilio, acompañado de sus íntimos, desde su hijo Gamal, heredero frustrado, hasta su mano derecha, Suleimán, que no se corta un pelo a la hora de decir que el país no está preparado para la democracia.

El historial del vicepresidente al frente de los servicios secretos le desacredita como piloto de una transición consensuada con una oposición a la que recibió en una sala dominada por un gran retrato del “faraón”.
La dictadura agoniza. No tiene futuro el empecinamiento de Mubarak por aguantar hasta septiembre. Tras dar la falsa impresión de que perdían fuelle, las protestas volvieron el martes más fuertes que nunca, espoleadas por la insuficiencia de las ofertas de Suleimán, el balance de la represión (297 muertos, según Human Rights Watch) y los datos de la fortuna de Mubarak (entre 13.000 y 30.000 millones de euros). Mañana, día festivo musulmán, promete marcar otro hito.
La plaza Tahrir es el símbolo y corazón de la revuelta, que ya se proyecta también hacia la sede del desacreditado Parlamento. Tahrir es, además, el escaparate del nuevo Egipto, casi una utopía, a construir sobre las cenizas de la dictadura: un espacio de solidaridad, tolerancia interreligiosa, limpieza y buena organización. Un pacífico desafío capaz de mantenerse hasta lograr sus objetivos, empezando por la caída de Mubarak.

Ni el desalojo violento, con una matanza como la de Tiananmen, garantizaría la supervivencia del rais, al que incluso Obama, su gran aliado estratégico, exige que escuche la voz de su pueblo.
Ya no sirven medias tintas como las promesas de reformar la Constitución (hace falta una nueva) o revisar los resultados de las legislativas (un pucherazo descomunal). Hay que partir de cero. Será un proceso arriesgado: por las amenazas a la estabilidad, porque estará lleno de trampas y por la falta de tradición democrática en el mundo árabe.

También por el temor, que los Hermanos Musulmanes minimizan, a que se implante un régimen islámico como el de Irán, que empezó con una revuelta similar contra el sha, pero que luego exterminó a comunistas y otros opositores y que, en 2009, reprimió a sangre y fuego las protestas tras unas elecciones fraudulentas.
No será, pues, una transición fácil, pero los egipcios son capaces de hacerlo bien, y se han ganado el derecho a intentarlo.

Luis Matías López es periodista

Anuncios

10 febrero, 2011 Posted by | 1,-EGIPTO | , , , , | Deja un comentario

Suleiman, un traidor a su pueblo y al pueblo palestino según los cables de Wikileaks

postheadericon postdateiconMartes, 08 de Febrero de 2011 18:14

postauthoriconEscrito por Armak de Odelot | PDFImprimirE-mailCorregir

Artículos – Contra-Info

WikiLeaksLos cables de Wikileaks sobre Egipto e Israel que han publicado tanto la agencia Reuters como el periódico El Telegraph, nos revelan a Omar Suleiman como un servidor del gobierno de ISRAEL y de EEUU

Dicen los cables de Wikileaks  que Israel prefiere que el nuevo vicepresidente tenga éxito como sucesor de Mubarak.

Los cables de Wikileaks sobre Egipto e Israel que han publicado tanto la agencia Reuters como el periódico El Telegraph, nos revelan a Omar Suleiman como un fiel servidor del gobierno israelí,con el cual ha estado colaborando todos estos años.

Y nos lo presenta como un traidor tanto a su país por declararse enemigo de una de las facciones más importantes y representativas del mismo ( los Hermanos Musulmanes a los que persiguió)

como un traidor a la causa palestina ya que buscó como el que más, que Hamás desapareciese y estuvo hasta dispuesto a dejar que Israel les invadiera si con eso, se lograba acabar con el tráfico de mercancías que rompía el bloqueo en Gaza desde su territorio.

Ya que según sus propias palabras quería que el pueblo palestino pasara hambre, aunque eso   sí , sin que llegara a morirse. En cuanto a Hamás la quería sola y acorralada.

Lo que a continuación expongo, es el contenido de esos cables tan reveladores sobre la personalidad e intenciones de Omar Suleiman.

Omar Suleiman, recientemente nombrado vice-presidente de Egipto, siempre ha sido visto por parte de Israel como el sucesor favorito para Hosni Mubarak, el actual presidente, según un cable diplomático filtrado obtenido por Wikileaks y publicado por el diario británico, el Telegraph .

En agosto de 2008, relata el cable, David Hacham, un alto asesor del ministerio israelí de Defensa (MoD),   dijo a funcionarios de EE.UU que su país esperaba que Suleiman, apodado Soliman, tomara el relevo.

“Hacham señaló que los israelíes pensaban que Soliman podía servir como mínimo de presidente interino en el caso de que Mubarak   murieses o quedase incapacitado,” según el cable enviado por la embajada de EE.UU. desde Tel Aviv.

“Dejamos a la Embajada de El Cairo el análisis de los escenarios posibles para una sucesión en Egipto, pero no hay duda de que Israel se siente más cómodo con la perspectiva de que Omar Soliman suceda a Mubarak,” citó la nota de los cables de EE.UU según el diario.

En el cable se dice que Hacham tuvo palabras de elogio para Suleiman, señalando que había “una” línea caliente “establecida entre el Ministerio de Defensa y la Inteligencia General egipcia que se usaba diariamente”.

Suleiman era el jefe de inteligencia de Egipto desde 1993 y había frecuentado Israel como mediador en su conflicto con los palestinos.

Fue nombrado vice-presidente de Egipto el mes pasado, tras la presión de los manifestantes en el país para pedir el fin inmediato a los 30 años de la presidencia de Mubarak.

Hillary Clinton, la secretaria de Estado de EE.UU., dió su apoyo a Solimán el sábado como el mejor candidato para liderar una “transición” del gobierno de Mubarak si continúa aferrándose al poder.

Mubarak ha dicho que sólo tiene la intención de dejar el cargo en septiembre al final de su mandato actual.  Pero el martes anunció que Suleiman creó un comité que llevaría a cabo reformas constitucionales y legislativas que permitan un cambio de poder.

Las cuestiones planteadas

Al informe de  Telegraph siguió uno anterior por la agencia de noticias Reuters el lunes, que también recibió filtracciones de los cables diplomáticos Wikileaks.

Reuters informó de que Suleiman ya había criticado duramente a la oposición de Egipto, sobre todo a la Hermandad Musulmana en sus comunicaciones con funcionarios de EE.UU..

Significativamente, Suleiman se reunió con líderes de la oposición, incluidos los Hermanos Musulmanes, el domingo en un intento por poner fin a una crisis política provocada por los cientos de miles de personas que salen a las calles en oposición al gobierno de Mubarak.

Los cables filtrados plantearon la pregunta de sobre si Suleiman podría ser visto como un mediador honesto en las negociaciones sobre los próximos pasos que debe dar Egipto.

En los cables obtenidos por Reuters, se informa que Suleiman dijo a los funcionarios de EE.UU. que la Hermandad Musulmana fue la que dió lugar a grupos armados, como “la Jihad Islámica Egipcia y la Gama’a Islamiya [Grupo Islámico]”.

También   dice tener “una línea especialmente dura con Teherán”, y en la fecha del 2 de enero de 2008, Suleiman es citado diciendo que Irán sigue siendo “una amenaza significativa para Egipto”.

“Técnicamente ilegal”

El cable obtenido por Reuters continuó diciendo: “El principal peligro, según Soliman, es que la [Hermandad Musulmana] explote ser un grupo religioso para influir y movilizar al pueblo.”

Continúa diciendo: “Soliman califica el reciente éxito de la MB en las elecciones parlamentarias como” desafortunada “, y opina que aunque el grupo fué declarado técnicamente ilegal, las leyes egipcias no eran suficientes para mantener al MB apartados.”

Las elecciones a las que se refiere fueron las de noviembre y diciembre de 2005, en la que la Hermandad Musulmana hizo progresos considerables.

La  inclusión de la Hermandad en las conversaciones de la oposición con Suleiman se consideran importantes ya que aunque el grupo esté formalmente prohibido en Egipto, sus actividades son toleradas.

El documento obtenido por el  Telegraph también reveló que Suleiman exploró la idea de permitir que las tropas israelíes entraran en la zona fronteriza egipcia de Filadelfia, en un intento de detener el contrabando de armas a los combatientes palestinos en Gaza.

Mubarak siempre ha tratado de hacer ceer que su gobierno en Egipto era como un contrapeso a la “amenaza islamista”.

“En sus momentos de mayor debilidad, tanto Tantawi, el ministro de Defensa, como Soliman   afirmaron que las Fuerzas de Defensa de Israel serían” bienvenidas ” si volviesen a invadir Filadelfia, si lo hacían con la intención de poner freno al contrabando,” según se decía en el cable.

La nota más tarde reveló que Suleiman quería ver a Gaza “pasando hambre, pero sin que se murieran” y que Hamas, el grupo palestino que gobierna el enclave asediado, debía ser “aislado”.

 

8 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL | , , , , , , , , | Deja un comentario

Los Hermanos Musulmanes podrían dejar la negociación en Egipto

 

Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el lunes que las negociaciones para resolver la crisis de Egipto están haciendo progresos, pero en El Cairo, el principal grupo islamista de la oposición advirtió de que podría abandonar el proceso si no se cumplen las demandas de los manifestantes.
 
El Gobierno y la oposición egipcia, estancados en la negociación

Los comentarios de Obama parecían contradecir a las declaraciones de líderes de la oposición egipcia, que hablaron de pocos avances en las negociaciones en torno a demandas como la salida inmediata del presidente, Hosni Mubarak.

“Obviamente, Egipto tiene que negociar un camino y están haciendo progresos”, dijo Obama a periodistas en Washington.

Los manifestantes acampados en la plaza Tahrir, en el corazón de El Cairo, han prometido quedarse hasta que se vaya Mubarak y esperan llevar su campaña de dos semanas a las calles con más manifestaciones masivas el martes y el viernes.

Muchos hombres jóvenes restaron importancia al diálogo político que se está celebrando.

EEUU ha instado a todas las partes a que den tiempo para una “transición ordenada” para alcanzar un nuevo orden político en Egipto, un aliado estratégico de Estados Unidos desde hace décadas.

Pero los manifestantes temen que cuando se vaya Mubarak, no le sustituya la democracia que quieren sino otro gobernante autoritario.

La oposición ha pedido que se reescriba la Constitución para permitir elecciones presidenciales libres y justas, un límite a las legislaturas presidenciales, la disolución del Parlamento, la liberación de detenidos políticos y que se levante la ley de emergencia.

“Estamos evaluando la situación. Vamos a considerar toda la cuestión del diálogo”, dijo a Reuters Esam el-Eriam, de los Hermanos Musulmanes. “Reconsideraremos en función de los resultados. Algunas de nuestras demandas se han aceptado, pero no ha habido respuesta a nuestras demandas principales de que Mubarak se marche”.

El posible ascenso al poder de los prohibidos Hermanos Musulmanes , ampliamente considerados como el grupo de oposición mejor organizado con diferencia, preocupa a los aliados occidentales de Egipto y a la vecina Israel, que tiene un tratado de paz con el país árabe.

“DIFERENCIAS SIGNIFICATIVAS”

El lunes, la Casa Blanca expresó su preocupación por la “retórica anti americana” del grupo, pero evitó decir que se opondría a que asumieran un papel en un futuro Gobierno.

“Tenemos diferencias significativas (con los Hermanos Musulmanes)”, dijo a los periodistas el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs.

Mubarak, de 82 años y que rechaza las peticiones de que ponga fin a sus 30 años de gobierno antes de las elecciones de septiembre, ha intentando centrarse en recuperar el orden. Su Gobierno parece estar ganando tiempo.

Para tratar de conseguir que el tráfico empiece a movilizarse alrededor de la plaza Tahrir, el Ejército intentó el lunes a primera hora despejar la zona ocupada por los manifestantes. Estos salieron de sus tiendas y rodearon a los soldados que trataban de acorralarlos en un área reducida.

El papel que tome en las próximas semanas el poderoso Ejército egipcio se considera crucial para el futuro del país.

“El Ejército se está inquietando y también los manifestantes. El Ejército quiere reducirnos en un pequeño círculo en medio de la plaza para que el tráfico empiece a moverse de nuevo”, dijo a Reuters por teléfono Mohamed Shalaby, un activista de 27 años.

Las protestas, a las que algunos activistas llaman “la Revolución del Nilo”, podría haber costado unas 300 vidas hasta ahora, según naciones Unidas.

La presencia de los Hermanos Musulmanes en las negociaciones del fin de semana, después de que las fuerzas de seguridad de Mubarak reprimieran al grupo durante años, fue un paso significativo que hubiera parecido impensable antes de las protestas.

El Gobierno emitió el domingo un comunicado tras una primera ronda de negociaciones, señalando que había un acuerdo sobre redactar una hoja de ruta para las conversaciones, que reflejó pocas concesiones a muchas de las demandas de la oposición.

El comunicado indicaba que las reformas se aplicarían con Mubarak manteniéndose en el poder hasta septiembre. También ponía condiciones al levantamiento de la ley de emergencia, que según la oposición se ha utilizado para sofocar la disidencia y debería terminar de inmediato.

El nuevo gabinete de Mubarak prometió el lunes mantener los subsidios y atraer inversiones extranjeras en su primera reunión desde que comenzaron las protestas contra la pobreza, los altos precios y pidiendo el fin del gobierno de Mubarak.

8 febrero, 2011 Posted by | egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , , , , | Deja un comentario

Suleiman demonizó a los islamistas egipcios: WikiLeaks

Reuters

Por Mark Hosenball

El vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman, ha buscado desde hace mucho tiempo demonizar a los Hermanos Musulmanes de la oposición en sus contactos con responsables estadounidenses, según cables diplomáticos filtrados, lo que pone en duda su capacidad de actuar como mediador efectivo en la crisis.

Mensajes de la embajada estadounidense filtrados por WikiLeaks, que Reuters pudo revisar de forma independiente, indican también que el ex jefe de inteligencia de Egipto acusó a los Hermanos Musulmanes de armar y organizar a extremistas y advirtió en 2008 de que si Irán respaldaba al grupo islamista, Teherán se convertiría en “nuestro enemigo”.

Suleiman se reunió el domingo con grupos de oposición, incluidos los Hermanos Musulmanes – oficialmente proscritos – para ver modos de terminar con la peor crisis política de Egipto en décadas.

Washington ha contemplado opciones para acelerar la salida del presidente Hosni Mubarak. Entre ellas está darle el poder a un Gobierno de transición encabezado por Suleiman y apoyado por los militares.

El Gobierno de Mubarak ha justificado su autoritarismo con la amenaza islámica. Pero a Washington y a Israel les preocupa además lo que sucederá con el tratado de paz de 1979 entre Egipto y el Estado judío si los Hermanos Musulmanes ganan influencia política.

Un portavoz del Departamento de Estado estadounidense no quiso referirse al tema.

“AMENAZA” IRANI

En un cable con fecha 15 de febrero de 2006, el entonces embajador Francis Ricciardone informó de que Suleiman había “declarado que los HM (Hermanos Musulmanes) habían generado 11 organizaciones extremistas diferentes”, una de ellas la Yihad Islámica Egipcia.

Suleiman, entonces jefe de espionaje de Mubarak, estaba hablando con el director del FBI, Robert Mueller, quien se hallaba de visita en El Cairo.

El cable agregaba que los Hermanos Musulmanes eran una mezcla de organización social, religiosa y partido político. En opinión de Suleiman, el principal peligro sería el uso de la religión para influenciar y movilizar a la opinión pública.

En otro cable con fecha 25 de octubre de 2007, Ricciardone dijo que Suleiman frecuentemente se refiere a los iraníes como “demonios”.

El cable sugiere que los responsables oficiales estadounidenses han sido consistentemente escépticos a las advertencias del Gobierno egipcio contra los Hermanos Musulmanes.

En un cable del 29 de noviembre de 2005 dirigido a Mueller, Ricciardone dice que las autoridades egipcias “tienen una larga historia de amenazarnos con el ‘coco’ de los HM”.

Además, otro documento con fecha del 29 de enero de 2006, señala que Ricciardone le dice a Mueller: “No aceptamos la premisa de que las únicas opciones de Egipto son un régimen autoritario (…) o uno islamista; ni que (…) más democracia en Egipto lleve necesariamente a un Gobierno bajo los HM”.

7 febrero, 2011 Posted by | EDITORIAL, egipto, INTERNACIONAL, PORTADA, revueltas islam, WIKILEAKS | , , , | Deja un comentario

Mubarak vuelve a ceder y Suleiman acuerda reformar la Constitución

Una fuente oficial ha anunciado en El Cairo que se ha formado un comité que elaborará durante febrero las reformas constitucionales a emprender en Egipto. Además, han decidido poner fin a la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981, informó la televisión estatal.

Según la televisión estatal, se acordó la reforma de los artículos 76 y 77 que estipulan los requisitos para ser candidato presidencial, y el número de mandatos que el presidente puede permanecer en el poder.

06/02/2011 | 10:58

  • Mubarak vuelve a ceder y Suleiman acuerda reformar la Constitución

Omar Suleiman.

Ver más imágenes»

El vicepresidente Omar Suleiman se ha reunido con varios grupos de la oposición, entre los que están los Hermanos Musulmanes, y han llegado a varios acuerdos:
> limitar los mandatos presidenciales a 2 periodos y
> reformar los requisitos para presentarse a las elecciones, ya que hasta ahora eran tan complejos que hacía prácticamente imposible para el resto de los grupos políticos tener candidatos.
Las decisiones tomadas, anunciadas por la TV estatal, incluye, por último, la eliminación de la Ley de Emergencia (estado de sitio), vigente en el país desde 1981.
Mubarak, que ya anunció la dimisión de la cúpula de su partido en bloque, pretende hoy normalizar la vida de El Cairo.
Uno de los elementos clave es desalojar la plaza de la Liberación (Tahrir), ocupada desde hace casi 2 semanas por los manifestantes que quieren que caiga Mubarak.
En Tahrir, los soldados abrieron las puertas del edificio administrativo del Gobierno, el Muhamma.
El Gobierno ha comenzado a retirar los vehículos quemados, en un alarde de limpieza que aparente normalidad, y ha abierto al tráfico el puente Kasr el Nil, un lugar estratégico para el acceso a la plaza.
El Ejército procura estrechar el teórico “cerco de protección” en torno a la plaza de la Liberación para limitar al máximo los vínculos entre el corazón de la protesta y el resto del país.
El jefe del Estado Mayor, tal como ya lo hizo en la víspera el ministro de Defensa, acudió para pedir a los manifestantes que se retiraran y delegaran su fuerza en representantes políticos; como era de esperar, la multitud no le creyó y se quedó.
Pequeños grupos de fieles a Mubarak pululan aún con banderas y protegen su propia barricada, al norte de la plaza.
Los manifestantes, lejos de amedrentarse, siguen empeñados en la protesta. El flujo de personas que se acercan a la plaza con la intención de acampar en ellas no desciende, como tampoco lo hace el número de manifestantes, por lo que la situación en el puente Kasr el Nil es bastante caótica.
Los Hermanos Musulmanes, los últimos en incorporarse a las conversaciones, aseguraron a la agencia Reuters que su intención es dictaminar hasta qué punto el Gobierno está “dispuesto a aceptar las demandas del pueblo”.
Para calmar las reticencias que demuestran tanto Occidente como los sectores laicos de la oposición, el grupo insiste en que no tiene la intención de convertir Egipto en un Estado islámico.
Más allá de estas consideraciones, la llegada a las negociaciones de los Hermanos, oficialmente proscriptos en Egipto, puede suponer un avance importante en la resolución del conflicto.
Dejando a un lado al Ejército, no parece que haya ninguna otra organización con la influencia suficiente como para negociar cara a cara con los cientos de miles de egipcios que continúan tomando las calles.
En tanto, un torrente de empleados se dirigió hacia el distrito financiero de El Cairo, donde los clientes hacían fila para acceder a sus cuentas bancarias, en el 1er. día de reapertura de los bancos tras una semana de inactividad debido a las fuertes protestas.
Unos 342 sucurales bancarias, 152 en El Cairo, abrieron en todo el país.
Los bancos se enfrentan al caos en las mesas de transacciones, mientras que los inversores extranjeros y empresarios rehúyen la libra egipcia, después de las manifestaciones callejeras que paralizaron buena parte de la economía y consumieron importantes fuentes de divisas.
Vehículos militares vigilaban las intersecciones, donde los soldados colocaron sacos de arena, mientras los ómnibus dejaban a los empleados frente a los grandes bancos estatales.
A las puertas de los bancos, decenas de clientes esperaron la apertura al público de las sucursales.
“Necesitamos algo de orden. La gente está ansiosa por recibir sus sueldos y sacar dinero. Han sido casi dos semanas y la vida está paralizada”, dijo Metwali Sha’ban, un voluntario que hacía una lista de clientes para organizar el servicio.
Con la crisis política aún sin resolverse, los bancos podrían afrontar retiradas masivas de dinero por parte de ciudadanos temerosos de que el acceso a sus depósitos sea restringido de nuevo.
A los bancos también les preocupa las transacciones interbancarias en el mercado local de divisas, una fuente de financiación para estas entidades.
Hosni Mubarak necesita que los egipcios vuelvan a trabajar y que los negocios vuelvan a funcionar.
Los manifestantes que acampan en la plaza Tahrir de El Cairo prometieron continuar con su batalla para derrocar a Mubarak, pero el presidente de 82 años insiste en que permanecerá en el cargo hasta las elecciones de septiembre.
“Nosotros queremos que la gente regrese a trabajar y reciba su sueldo, y que la vida regrese a la normalidad”, dijo el comandante del Ejército egipcio Hasan al-Roweny, que recorrió la plaza Tahrir para intentar convencer a los manifestantes de que se marchen de la céntrica y habitualmente concurrida intersección.
USA, aliado de Egipto y donante de ayuda, hizo hincapié en la necesidad de un cambio gradual y de negociaciones entre el Gobierno y grupos de oposición sobre un traspaso ordenado del poder.
La secretaria de Estado de USA, Hillary Clinton, respaldó el sábado las negociaciones entre Omar Suleiman, escogido por Mubarak como vicepresidente, y los grupos de oposición, diciendo que el diálogo entre Gobierno y opositores necesita tiempo.
Suleiman debe reunirse con los grupos de oposición el domingo en unas negociaciones a las que asistirán por primera vez los Hermanos Musulmanes, el grupo opositor más organizado de Egipto.
“Hemos decidido participar en una ronda de diálogo para determinar la seriedad de los funcionarios frente a las demandas del pueblo y su voluntad de responder a ellas”, dijo un portavoz del grupo prohibido a Reuters.
La dimisión de la cúpula del hegemónico Partido Nacional Democrático (PND), con Gamal Mubarak al frente, confirma que el cambio es imparable. Más allá de los tanques que dominan la ciudad, de los manifestantes que mantienen el bastión de la plaza de la Liberación (destinados a un lugar de privilegio en la épica árabe y en la historia mundial del progreso), de una inevitable tensión colectiva, El Cairo muestra deseos de trabajar y volver a sus embotellamientos y a su caos cotidiano.
En cierta forma, eso favorece al régimen. Es decir, al Ejército, que gana tiempo mientras organiza algún tipo de salida para Mubarak.

7 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, egipto, INTERNACIONAL, NOTICIAS | , , , | Deja un comentario

¿Quién es Omar Suleiman?

LA SOMBRA DE HOSNI MUBARAK

El general Omar Suleiman, nuevo vicepresidente de Egipto tras la dimisión del Gobierno

Polvorín en el Norte de África

El general Omar Suleiman, vicepresidente de Egipto

  • Otro militar, Ahmad Shafiq, nuevo primer ministro y el encargado de formar un nuevo Ejecutivo
República/Agencias | Madrid

El general Omar Suleiman, director del Servicio General de Inteligencia de Egipto y considerado como el jefe de espionaje más importante del mundo árabe, fue nombrado este sábado nuevo vicepresidente del país, según informa los medios oficiales egipcios, tras la dimisión del Gobierno en pleno.

Además, el general Ahmed Shafiq, hasta ahora ministro de Aviación Civil, recibió este sábado la misión de formar un nuevo gobierno en Egipto al ser nombrado primer ministro de Egipto, informó la televisión pública. Shafiq reemplaza en el cargo a Ahmed Nazif, que presentó su renuncia a petición del presidente Hosni Mubara.

Mientras, más de 50.000 personas se encuentran  concentrados en la plaza de Tahrir, en el centro de El Cairo, según informa la cadena Al Yazira, al mismo tiempo que las autoridades han ampliado el toque de queda en los tres focos de las protestas contra el presidente egipcio Hosni Mubarak: la capital, Alejandría y Suez.

A las movilizaciones de El Cairo se suma otra de más de 2.000 personas en las calles de Alejandría.  La manifestación se produce pocas horas después de que Mubarak declarara su intención de mantenerse en el poder a pesar de las peores protestas registradas en Egipto desde el comienzo de su Gobierno hace tres décadas, que causaron en el último recuento al menos 53 víctimas mortales durante la jornada del viernes en El Cairo, Suez y Alejandría.

Un portavoz del Ejército egipcio ha advertido de que responderá “firmemente” a las violaciones del toque de queda impuesto desde las 16.00 horas  y realizó un nuevo llamamiento a respetar la norma.

Esta es la primera vez que el presidente Hosni Mubarak ha nombrado un vicepresidente en sus casi treinta años en el poder, como parte de la nueva configuración de su Gobierno que prometió el viernes para intentar contener las multitudinarias protestas que exigen su dimisión.

Analistas de Al Yazira apuntan que, con esta decisión, Suleiman se convierte en el candidato más probable para suceder a Mubarak al frente del país, por delante del hijo del presidente, Gamal.

Suleiman, nacido en Qana (sur de Egipto) hace 74 años, es considerado como uno de los principales confidentes de Mubarak y un aliado esencial de los servicios de Inteligencia occidentales tras los atentados terroristas de septiembre de 2001.

Durante los últimos años, además de su tarea al frente de la Inteligencia egipcia, también se ha desenvuelto como representante del país en las negociaciones de mediación para el conflicto de Oriente Próximo.

Desafiando el toque de queda

Mientras, miles de egipcios continúan en el centro de El Cairo, especialmente en la plaza Tahrir, tomada por el Ejército después de los violentos disturbios del viernes, que forzaron al presidente, Hosni Mubarak, a decretar el toque de queda. Esta protesta da a entender que parte de la población no está satisfecha con las promesas formuladas por Mubarak en su discurso de anoche, en el que hizo efectivo el cese de todo su Gobierno y prometió estudiar las peticiones de los manifestantes.

A primera hora de la mañana el ambiente era tranquilo y el Ejército estaba desplegado en puntos claves de la ciudad, mientras que no se veía rastro de la Policía. Las tanquetas de las Fuerzas Armadas se encontraban apostadas en la plaza Tahrir, en los alrededores del Museo Egipcio y mantenían cortada la avenida paralela al Nilo, a la altura de la sede del gobernante Partido Nacional Democrático, donde continuaba el incendio desatado en la noche del viernes.

También mantenían una fuerte vigilancia sobre el edificio de la televisión pública egipcia, que grupos de manifestantes intentaron asaltar este viernes, sin lograr su propósito.

En la plaza Tahrir (Liberación, en árabe), epicentro de las protestas de los últimos días, centenares de personas, en su mayoría hombres jóvenes, continuaban apostados tras una noche en vela y dialogaban con los soldados.

En la noche del viernes, después de que Mubarak ordenara al Ejército que apoyara a la Policía para garantizar la seguridad, los militares fueron aclamados por los miles de egipcios que continuaban en la calle a pesar del toque de queda.

“La intifada continuará”

Por su parte, el líder opositor Mohamed ElBaradei, advirtió a las autoridades egipcias de que “la intifada” organizada por la población “continuará” hasta que se pongan en marcha las reformas necesarias.

“Quien sea el nuevo presidente no deberá interponerse en el camino de las reformas”, indicó ElBaradei en una entrevista a la cadena panárabe Al Yazira. “Los egipcios deben elegir a su líder. Sea quien sea el presidente, le corresponden decidir a los egipcios”, agregó.

El ex director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y premio Nobel de la Paz apostó por una “solución conciliatoria” que pase por la redacción de “una nueva constitución por la que los egipcios tendrán el derecho de elegir a sus representantes”. “Mi objetivo es el cambio. Dije que Mubarak debe marcharse. No creo que se vaya, pero las protestas continuarán si no lo hace”, aseguró.

Mensaje de Mubarak

Mubarak hizo el anuncio en un mensaje por televisión que pronunció a las 00.15 hora local (22.15 GMT de este viernes), en su primera intervención desde las protestas contra su régimen que estallaron el pasado martes y se intensificaron el viernes.

En su discurso, el gobernante, de 82 años, dijo que era consciente de las demandas de reformas políticas, sociales y económicas que han llevado a los ciudadanos a salir a la calle, pero insistió en la necesidad de mantener la seguridad bajo control. “Hay una línea muy estrecha entre la libertad y el caos”, afirmó el presidente egipcio.

A pesar de que las protestas se han centrado en las últimas horas en pedir la renuncia de Mubarak, en el poder desde 1981, el gobernante egipcio no expresó ninguna intención de renunciar al poder.

“Soy consciente de las aspiraciones en favor de más democracia, el combate del desempleo, la lucha contra la pobreza y el combate de la corrupción”, afirmó Mubarak. “Pero los objetivos que se buscan -añadió- no pueden ser logrados por la violencia, sino por el diálogo nacional y esfuerzos que unan a las partes”.

Hizo un llamamiento especial a los jóvenes “para trabajar por el interés de la gente”. “Incendiando los bienes no se puede satisfacer las aspiraciones de la gente”, añadió.

Alejandría en manos de los ciudadanos

El control de la ciudad egipcia de Alejandría ha pasado a manos de la población civil después de que más de medio millón de manifestantes expulsaran a las fuerzas de seguridad del presidente Hosni Mubarak y asaltaran posteriormente la sede de Gobierno, según informa la cadena panárabe Al Yazira.

“La ciudad está en manos de los manifestantes”, informó un corresponsal de la emisora, quien explicó que los participantes de las protestas han conseguido echar “a botellazos” a la Policía egipcia antes de tomar por la fuerza la Gobernación de la ciudad. “No hay presencia policial en la sede de Gobierno. Todos se han marchado”, indicó.

Las protestas, según la enviada de Al Yazira, se han concentrado en torno a la mezquita en la que se produjeron violentos enfrentamientos con la Policía el pasado junio después de la muerte de un joven tras ser golpeado por agentes. Alejandría es considerada como un bastión de los Hermanos Musulmanes, principal grupo opositor del país y que no está reconocido legalmente.

Toque de queda en todo el país

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, en su capacidad de comandante del Ejército, ha ampliado el toque de queda a todas las ciudades del país, según ha informado la televisión estatal.

Inicialmente, la televisión estatal había informado de un toque de queda en El Cairo, Alejandría y Suez entre las las 18:00 horas y las 7:00 horas (una hora más en España).

“Tras lo atestiguado en algunas provincias en términos de disturbios, anarquía, saqueo, destrucción, ataques e incendios de propiedades públicas y privadas, incluidos ataques contra bancos y hoteles, el presidente Hosni Mubarak ha decretado el toque de queda como comandante militar”, ha señalado la televisión.

Para que esto sea posible, ha ordenado al Ejército que respalde a la Policía, que hasta ahora había sido la única encargada de contener a los manifestantes.

Aunque el toque de queda ya estaba en vigor en las tres principales ciudades del país, miles de ciudadanos no lo están respetando y continúan protestando en las calles. En El Cairo, han prendido fuego a la sede del partido de Mubarak y también habrían irrumpido en el Ministerio de Exteriores, y en Suez los manifestantes se han encaramado en lo alto de los tanques militares.-

egipto

Par VerdePublié dans : Komunismo AnarkistaPartager 
Retour à l’accueil

El Ejército egipcio sigue respaldando a Hosni Mubarak, y el personaje clave es Omar Suleiman, vicepresidente luego de años como jefe de Inteligencia, y quien surge como el candidato oficialista a liderar una transición si no pudiera llegar Mubarak. La revista digital El Puerco Espin tradujo una nota de New Yorker.

04/02/2011 |

  • ¿Quién es Omar Suleiman?Omar Suleiman, en una foto con Yasser Arafat, fallecido líder de la OLP.
por JANE MAYER
NEW YORK (New Yorker). Uno de los “nuevos nombres” mencionados como posible alternativa al presidente Hosni Mubarak de Egipto, Omar Suleiman, no es, en verdad, tan nuevo para quien haya seguido la política norteamericana de entregas de sospechosos de terrorismo.
Después de disolver su gabinete, Mubarak nombró vicepresidente a Suleiman y, de acuerdo con muchos comentaristas, está en posición de ser un eventual sucesor y una alternativa a Gamal Mubarak, hijo y pretendido heredero de Mubarak hasta la crisis actual.
Suleiman es una incógnita muy bien conocida en Washington. Delicado, sofisticado y de inglés fluido, ha servido por años como el principal conducto entre los Estados Unidos y Mubarak.
Aunque tiene una reputación de lealt y eficiente, también carga con algún equipaje polémico desde el punto de vista de quienes buscan una nueva página en derechos humanos.
Como describo en mi libro“The Dark Side” (El Lado Oscuro), desde 1993 Suleiman ha conducido el temido servicio de inteligencia egipcio.
En tal cargo, fue el hombre apuntado por la CIA en Egipto para las entregas –el programa encubierto en el que la CIA secuestraba sospechosos de terrorismo en el mundo y los enviaba a Egipto y otros lugares para ser interrogados, a menudo en condiciones brutales.
Como fue expuesto en gran detalle por Stephen Grey en su libro “Ghost Plane” (Avión Fantasma), desde comienzo de los 90s, Suleiman ha negociado directamente con los más altos funcionarios de la Agencia.
Cada entrega fue autorizada en los más altos niveles de los servicios de inteligencia egipcio y norteamericano. Edward S. Walker, Jr., un ex embajador norteamericano en Egipto, describió a Suleiman como “muy brillante, muy realista”, y añadió que sabía que había una contracara para“alguna de las cosas negativas en que los egipcios se metían, la tortura y demás. Pero, por cierto, no era remilgado”.

Técnicamente, la ley norteamericana requiere que la CIA busque “reaseguros” de que los sospechosos entregados a Egipto no sufrirán torturas. Pero bajo el reino de Suleiman en el servicio de inteligencia, tales seguridades eran consideradas cercanas a cero. Como testificó más tarde ante el Congreso Michael Scheuer, un ex funcionario de la CIA que ayudó a establecer la práctica de las entregas, aún si tales “seguridades” hubieran estado escritas en tinta indeleble, “no valían un balde de saliva tibia”.
Actualización
Más documentación del rol de Suleiman en el programa de entregas aparece en el libro de Ron Suskind, “The One Percent Doctrine” (La Doctrina del Uno Por Ciento). Katherine Hawkins, una abogada de derechos humanas de buen ojo que hizo investigación legal para mi libro, señala que, de acuerdo con Suskind, Suleiman fue la conexión de la CIA para la entrega de un sospechoso de Al Qaeda conocido como Ibn Sheikh al-Libi.
El caso de Libi es particularmente polémico, en gran parte porque jugó un rol en construir el argumento para la invasión norteamericana de Irak.
A  fines de noviembre de 2001, las autoridades paquistaníes capturaron a Libi y lo entregaron a funcionarios norteamericanos en la Base Aérea Bagram, en Afganistán, para interrogatorio. Allí fue interrogado por dos agentes del FBI de Nueva York que habían trabajado en casos de terrorismo durante años. Ellos estaban convencidos de que hacían grandes progresos –obteniendo de Libi información valiosa y sobre la que se podía actuar. Pero en Washington había estallado una batalla entre el FBI y la CIA sobre quién debería encargarse del interrogatorio.
Suskind escribe:
“El debate llegó a(l director del FBI, Robert) Mueller y (al director de la CIA, George) Tenet, y Tenet –apelando directamente a Bush y Cheney— revaleció. Al-Libi fue maniatado y vendado para un viaje a El Cairo, donde sería entregado a Omar Suleiman, el jefe de inteligencia de Egipto y amigo de Tenet”.

Lo que ocurrió a Libi en Egipto, mientras estaba en poder del servicio de inteligencia egipcio, está documentado en detalle en el informe bipartidista dado a conocer en 2006 por el Comité Selecto del Senado sobre Inteligencia.
De acuerdo con el informe, Libi dijo más tarde a la CIA que las autoridades egipcias se sintieron insatisfechas con su nivel de cooperación, así que lo encerraron en una pequeña jaula durante 80 horas.
Luego lo sacaron, lo tumbaron y lo golpearon durante quince minutos. Los funcionarios egipcios presionaban a Libi, que conocía a Ben Laden. Personalmente, para que confirmara la afirmación de la administración Bush de que había lazos entre Al Qaeda y Saddam Hussein. En particular, los egipcios querían que Libi confirmara que los iraquíes estaban en proceso de entregar a Al Qaeda armas químicas y biológicas.
En esta línea de investigación, los egipcios parecían estar actuando de acuerdo con los deseos de los Estados Unidos, que querían documentar su caso para ir a la guerra contra Irak. Bajo presión, Libi eventualmente accedió. Detalles de su confesión acabaron en el discurso clave que el entonces secretario de Estado Colin Powell dio en Naciones Unidas en febrero de 2003 para justificar la guerra.
Varios años más tarde, sin embargo, después de que la invasión norteamericana en Irak no encontrara tales armas de destrucción masiva o lazos entre Ben Laden y Saddam Hussein, Libi se retractó.
Cuando, más tarde, el FBI le preguntó por qué había mentido, él echó la culpa a la brutalidad del servicio de inteligencia egipcio. Como reportaron primero Michael Isikoff y David Corn en su libro“Hubris”, Libi explicó: “Me estaban matando”” “tenía que decirles algo”.

El hombre nombrado por el presidente Hosni Mubarak, como su primer vicepresidente, el antigüo jefe de inteligencia egipcio, Omar Suleiman, colaboró con el programa de la CIA que, so pretexto de interrogar a sospechosos de terrorismo, secuestraba a personas en cualquier parte del mundo para someterlas a torturas.

Su papel en la controvertida “guerra contra el terror” ilustra los lazos que unen a los Estados Unidos y el régimen egipcio.Con Mubarak en peligro, Suleiman fue ungido vicepresidente de la semana pasada y ahora está intermediando con la oposición con “miras a solucionar la crisis”.

Sus relaciones con el imperio se arraigan a su conformación político ideológica. Suleiman recibió capacitación en la década de 1980 en la Escuela Especial de Guerra John F. Kennedy y el Centro de Fort Bragg en Carolina del Norte.

Suleiman es un sofisticado agente de occidente en la región, que ha llevado a cabo negociaciones sensibles en el conflicto entre Israel y los palestinos, así como conversaciones entre las rivales facciones palestinas, por lo que ha obtenido los elogios en Washington.

Como jefe de espías, Suleiman participó activamente del controvertido programa de la CIA en el que los sospechosos de terrorismo fueron capturados por los estadounidenses y trasladados a Egipto, sin procedimiento judicial, y sometidos a interrogatorios en los que se incluían técnicas de torturas.

Por otra parte, una coalición de grupos opositores advirtió este martes al Gobierno egipcio que sólo habrá conversaciones con el Ejército de cara a una transición una vez el presidente del país, Hosni Mubarak, renuncie a su cargo, como le pidieron los dos millones de manifestantes que se acharon ayer a la calle.

“Nuestra primera demanda es que Mubarak se marche. Sólo después de eso podrá empezar un diálogo con los militares sobre los detalles de una transición pacífica del poder”, explicó Mohamed al Beltagi, ex diputado miembro de los Hermanos Musulmanes.

Según Beltagi, la oposición está operando bajo el autodenominado Comité Nacional para el Seguimiento de las Demandas del Pueblo, que incluye a los Hermanos Musulmanes, a la Asociación Nacional para el Cambio que lidera Mohamed ElBaradei, partidos políticos y a importantes personalidades, incluidos coptos.

En un comunicado posterior en nombre del líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Bedie, el grupo opositor ha dejado claro que no reconoce la legalidad de ninguna de las decisiones gubernamentales adoptadas desde el 25 de enero, cuando comenzaron las protestas.

Asimismo, han reclamado que el juez que dirige el Tribunal Constitucional asuma el cargo de presidente de transición y que se forme un gobierno interino que organice elecciones parlamentarias. A continuación, se celebrarían elecciones presidenciales tras las enmiendas constitucionales aprobadas por la asamblea.

Según Essam al Erian, uno de los dirigentes de los Hermanos Musulmanes, esto descartaría dialogar con Omar Suleiman, el nuevo vicepresidente. “Incluso después (de que se marche Mubarak), rechazamos tratar con Omar Suleiman”, aseveró.

Tras el día de protestas de ayer, el presidente Mubarak se dirigió al país en un discurso televisado en el que anunció que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales.

En un discurso con múltiples referencias a su trayectoria personal como soldado que había luchado por la libertad del país, Mubarak intentó presentarse como un hombre que “nunca ha buscado ocupar un cargo de tanta responsabilidad y poder”, a la vez que argumentaba que era el único con la “legitimidad” para liderar el proceso de transición.


7 febrero, 2011 Posted by | ARTÍCULOS de OPINIÓN, EDITORIAL, INTERNACIONAL | , , , | Deja un comentario

EE. UU. negocia con oficiales del Gobierno egipcio para la salida inmediata de Mubarak

La Administración Obama pretende que el vicepresidente Suleiman asuma el poder para liderar una transición con un amplio número de opositores, incluidos los islamistas

EFE / NUEVA YORK
Día 04/02/2011 – 04.33h

La Administración estadounidense y dirigentes egipcios barajan la posibilidad de forzar la dimisión del presidente, Hosni Mubarak, para establecer en Egipto un Gobierno de transición encabezado por el vicepresidente, Omar Suleiman, con el apoyo del Ejército, según han revelado diplomáticos árabes y funcionarios de Estados Unidos citados por el diario ‘The New York Times’.

Pese a que Mubarak ha comunicado su intención de seguir al frente del Gobierno hasta las elecciones de septiembre, Estados Unidos pretende que Suleiman y su ministro de Defensa, Mohamed Tantawi, comiencen de inmediato un proceso de reforma constitucional. Para ello contarían con el apoyo del jefe del Estado Mayor, Sami Enan.

Según los informantes del ‘NYT’, los negociadores tratarían que en el futuro Ejecutivo de transición estuviera presente un amplio abanico de grupos de la oposición, como los Hermanos Musulmanes, y el objetivo final sería convocar elecciones para septiembre.

Miembros de las autoridades de Estados Unidos matizan que se trata de una opción entre las varias que se meditan para convencer a Mubarak de que debe abandonar el poder. Otros funcionarios recuerdan igualmente que Suleiman y el Ejército no han manifestado por el momento que vayan a dar la espalda al veterano presidente.

Traspaso inconstitucional

Desde las autoridades egipcias, un alto cargo ha recordado que la Constitución prohíbe al vicepresidente asumir el poder. El presidente del Parlamento sería en todo caso quien sucedería al mandatario si éste abandona. “Esa es mi respuesta técnica. Mi respuesta política es que (los estadounidenses) deberían preocuparse de sus propios asuntos”.

En la entrevista del jueves para la cadena estadounidense ABC, Mubarak reconoció estar “harto” de gobernar, pero estimó que su dimisión sumiría al país en el caos.

Otro dignatario del Gobierno de Obama ha expresado los temores del entorno de Mubarak respecto a las demandas de los manifestantes, puesto que vaticinan que estos podrían no estar satisfechos con la marcha del dirigente y optarían por hacer más reivindicaciones.

El vicepresidente norteamericano, Joe Biden, ha hablado por teléfono en las últimas horas con Suleiman para pedirle que arranquen de inmediato unas “negociaciones creíbles e inclusivas”. Dicho contacto se ha celebrado poco después de que Mubarak negara reunirse por segunda vez con el enviado personal de Obama, el ex embajador en El Cairo Frank G. Wisner. Al parecer, Mubarak está molesto con la petición de su par estadounidense de que las reformas comiencen ahora.

Por su parte el secretario de Defensa, Robert M. Gates, ha llamado hasta en tres ocasiones desde el fin de semana a Tantawi. El Pentágono admite que en estas conversaciones Gates no se ha limitado a pedir contención al Ejército.

EL MUNDO

Detractores del régimen reunidos por décima noche consecutiva en El Cairo. | EfeDetractores del régimen reunidos por décima noche consecutiva en El Cairo. | Efe 

  • El plan contempla crear un gobierno de transición liderado por Suleiman
  • Grupos opositores, incluidos los Hermanos Musulmanes, formarían parte de él
  • La situación se mantendría así hasta septiembre, cuando habría elecciones
  • Esta opción está supeditada a conseguir el apoyo del ejército

Afp | Efe | Washington

Actualizado viernes 04/02/2011

Los Estados Unidos negocian con funcionarios egipcios varias opciones para que el presidente del país, Hosni Mubarak, abandone el poder de forma inmediata y lo traspase a un gobierno de transición que estaría dirigido por el actual vicepresidente, Omar Suleiman.

A pesar de que Mubarak ha confesado en una entrevista en la ABC que no dejará su cargo porque si dimitiera “sólo habría caos”, responsables de la Casa Blanca y del Ejecutivo de El Cairo reflexionan sobre un escenario en el que Suleiman, apoyado por el ejército, se comprometería a iniciar un proceso de reforma constitucional, según informa ‘The New York Times’, citando fuentes de la Administración Obama y de la diplomacia árabe.

De acuerdo con la publicación, este plan estaría supeditado a conseguir el apoyo de los militares egipcios. De ser así, la idea sería formar ungobierno de transición en el que participarían los grupos de la oposición, incluidos los ilegalizados Hermanos Musulmanes, hasta el mes de septiembre, cuando se celebrarían elecciones libres y justas.

Funcionarios de alto rango del gobierno estadounidense han explicado que la propuesta es una de las opciones que están discutiendo con funcionarios egipcios de alto nivel cercanos a Mubarak, aunque no directamente con el presidente, en un esfuerzo por convencerlo para que renuncie.

Los oficiales de El Cairo han advertido de que el resultado depende de varios factores, entre ellos la evolución de las manifestaciones en las calles de la capital y otras ciudades del país. Algunas de las fuentes consultadas por el diario insistieron en que no existen pruebas de que ni Suleiman ni las Fuerzas Armadas estén dispuestos a abandonar a Mubarak.

Tras una noche de calma a pesar de la “tensa atmósfera”, según lo ha descrito un corresponsal de la emisora Al Yazira, las protestas podrían intensificarse este viernes, en un día bautizado por los opositores al régimen de Mubarak como “el día de la partida”, ya que está previsto que los detractores del mandatario se manifiesten ante el palacio presidencial para exigir su marcha.

Se prevé que los enfrentamientos violentos vuelvan a las calles de la capital, después de varias jornadas en las que se han vivido auténticasballatas campales, con lanzamientos de piedras, cócteles molotov y todo tipo de objetos, entre los defensores de Mubarak y los opositores que se encuentran concentrados en la Plaza Tahrir.

4 febrero, 2011 Posted by | 1.-ISLAM, egipto, revueltas islam | , , , , , , , | Deja un comentario