cibernoticias EXPRESS

La cara oculta de las noticias

Libia está poniendo en apuros al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Libia está poniendo en apuros al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente estadounidense, a su llegada al aeropuerto internacional de Santiago (Chile). | EfeEl presidente estadounidense, a su llegada al aeropuerto internacional de Santiago (Chile). | Efe
Dpa | Washington
Actualizado lunes 21/03/2011 
  • Libia está poniendo en apuros al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. 
 Sobre todo con los conseradores que le reprochan la poca claridad que existe en la acción militar.

 ¿Se trata de proteger a los civiles o de derrocar a Gadafi? Y piden explicaciones.

Aunque Obama está de gira por América del Sur, en casa la tormenta arrecia.

 Cada vez suena con más fuerza la pregunta al “comandante en jefe”:

¿Y cómo va a acabar? ¿Cuál es la estrategia?

 Los grandes diarios del país se abocan a la especulación al igual que los comentaristas de los canales de televisión. La oposición republicana no tiene duda alguna: quiere una respuesta clara de Obama.

Pero lo único que hasta ahora se le ha escuchado a EEUU es que “la operación podría terminar con Gadafi en el poder”, según explicó el jefe del Estado Mayor norteamericano.

Obama, por su parte, ha explicado que “la política de EEUU es que Gadafi necesita dejar el poder, sin embargo, la resolución de Naciones Unidas no lo incluye”.

¿Entonces? EEUU también ha querido aclarar que su participación no se va a alargar demasiado, que quiere ceder la coordinación del mando en cuanto sea posible y que no quiere volver a tener un Irak o Afganistán de nuevo. 


“La OTAN desempeñará un papel” en la nueva fase militar en Libia -que comenzará “en unos días, no semanas”- según ha dicho el propio Barack Obama este lunes.

“La OTAN se implicará en una función de coordinación por la extraordinaria capacidad de esta alianza”, ha dicho desde Chile, donde está de gira.

Por eso, quizá, el presidente estadounidense no deja de subrayar que su papel en esta acción militar en Libia está estricamente delimitado: “No emplearemos la violencia para ir más allá de nuestro objetivo definido, la protección de civiles”.

No quieren otro Irak ni Afganistán

¿Y ambas posiciones son conciliables? Cada vez son más los expertos que dudan al respecto. Consideran que Estados Unidos, con Irak y Afganistán, podrían agobiarse con otra misión, que finalmente podría convertirse en más larga de los esperado y demandar así más recursos de Estados Unidos.

Se especula con que Obama y sus aliados confían en debilitar a Gadafi con los ataques aéreos de tal manera quese llegue a producir una revuelta en sus propias filas.

Ello y el reforzamiento de los insurgentes podría dibujar un futuro para Libia sin el dictador, según fuentes próximas a Washington.

Pero son sobre todo los analistas militares los que consideran que ese escenario es demasiado optimista. Temen que Gadafi no pueda ser apartado del poder sólo con los ataques aéreos. Además, hasta la fecha tampoco hay un concepto sobre qué va a suceder después de Gadafi.

‘The New York Times’ duda de que Estados Unidos y los aliados vayan a invertir lo suficiente como para ganar la batalla. Micah Zenko, del Institut Council on Foreign Relations, apunta que hasta la fecha no se ha hecho esa inversión.

Sólo la zona de exclusión de vuelo no es suficiente para deshacerse de Gadafi. “Se necesitaría entrar en Trípoli”, ha asegurado.

No quieren despliegue en tierra

Pero el despliegue de tropas de tierra es algo que Obama ni se plantea. Ya le cuesta suficiente convencer a la población de su país sobre la misión en Afganistán.

Y después de lo ocurrido en Irak, bajo ninguna circunstancia quiere dar la impresión “que éste es un nuevo intento de Estados Unidos de utilizar la violencia militar para conseguir un cambio en el mundo árabe”, explicó el senador demócrata Jack Reed.

Entonces, ¿cuál es el objetivo?

El jefe del Estado Mayor estadounidense Mike Mullen por si acaso ya va preparando el terreno.

A la pregunta de si se puede considerar exitosa una acción militar aun cuando no se consiga el derrocamiento de Gadafi, el almirante dijo: “Seguro, es una posible salida”.

Los republicanos están encantados con los problemas de Obama.

Afirman que las posibilidades de éxito del operativo “Amanecer de la Odisea” hubiesen sido mayores si Obama no hubiese tardado semanas con las negociaciones. Ahora quieren respuestas claras del presidente.

“El Gobierno tiene la responsabilidad de definir ante el pueblo estadounidense, el Congreso y nuestras tropas qué es la misión en Libia y explicar mejor el papel de Estados Unidos en la consecución del objetivo”, ha explicado el portavoz de los republicanos en el Congreso, Joe Boehner.

Anuncios

22 marzo, 2011 - Posted by | libia

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: